Descargar 49.44 Kb.


Página11/12
Fecha de conversión02.03.2019
Tamaño49.44 Kb.

Descargar 49.44 Kb.

Winston churchill


1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12
Curiosidad Después de la guerra, Churchill visitó Stalingrado, aun en ruinas, e hizo una observación a los rusos: es increíble a lo que llegaron los alemanes. El intérprete ruso preguntó si lo decía por el grado de destrucción, a lo que Churchill respondió: “Me refiero a hasta donde llegaron en el mapa.”
Los rusos le pusieron a Churchill el sobrenombre de “el bulldog británico”. Esto en parte se debía a la voluntad de Churchill de enfrentarse al peligro visitando los frentes de batalla, mientras que sus dos aliados, Roosevelt y Stalin, no eran dados a estas visitas. Esto significaba que Churchill se acercaba más a las fuerzas alemanas y corría el riesgo de ser asesinado. De hecho, Churchill estuvo a punto de morir, no a manos de sus enemigos, sino por problemas de salud. En diciembre de 1941 sufrió un ligero ataque cardíaco y en diciembre de 1943 cayó enfermo de pulmonía.

Algunas de las decisiones de Churchill fueron controvertidas. En la hambruna que se desató en Bengala, India, que ocasionó la muerte de 2,5 millones de bengalíes, Churchill fue por lo menos indiferente, si no cómplice como muchos le acusaron. Las tropas japonesas estaban amenazando a la India después de su ocupación de Birmania. Algunos opinaron que la política del gobierno británico de no ayudar a resolver, o al menos aliviar, el efecto de la hambruna, era el equivalente de una política de arrasar y quemar el territorio que se temía perder, para que los japoneses no se beneficiaran de su invasión a esta región. Churchill también respaldó el bombardeo de Dresde poco antes de finalizar la guerra, a pesar que la ciudad no tenía ningún valor estratégico militar y las víctimas principalmente fueron civiles. Churchill además tuvo relación con la Operación Antropoide destinada a desestabilizar al régimen nazi en Checoeslovaquia.


Churchill formó parte de los acuerdos de la partición de Europa y Asia al final de la guerra. Estas discusiones comenzaron ya en 1943. Las propuestas fueron aceptadas en un tratado firmado en la Conferencia de Potsdam por Harry S. Truman, Churchill y Stalin.

Un caso particular fue el trazado de las fronteras de Polonia con la Unión Soviética y Alemania, lo que se consideró como un acto de traición al gobierno polaco en el exilio. Churchill era de la opinión que la única forma de aliviar las tensiones era trasladar la población para acomodarlos a las fronteras establecidas. Como indicó en su exposición ante la Cámara de los Comunes en 1944 “El traslado de la población hacia las nuevas fronteras es el único método que tiene resultados satisfactorios y duraderos. No habrá mezcla de poblaciones que causarían problemas eternamente. Un traslado limpio debe llevarse a cabo. No me alarman estas transferencias que son posibles bajo las condiciones modernas”. El traslado que se llevó a cabo, sin embargo, causó grandes penalidades y muerte entre la población transferida. Churchill se oponía a la caída de Polonia bajo la esfera de la Unión Soviética, pero como escribió amargamente en varios libros, le fue imposible impedirlo.

El jueves, 15 de octubre de 1953, el primer ministro británico, Winston Churchill (1874-1965), recibía con satisfacción y ligera ironía el premio Nobel: “Confió en que habrá habido imparcialidad en el juicio de la Academia sueca”. El sábado anterior, el estadista en calidad de presidente del Partido Conservador, ante los cuatro mil delegados del congreso anual, les había confesado emocionadamente “si deseo seguir en mi puesto, a mi edad, no es por amor al poder y a los cargos: estoy ampliamente saciado de ambas cosas”.

Churchill era considerado tras la Segunda Guerra Mundial un gigante político, la importancia de Churchill durante la guerra es indiscutible. Churchill fue pionero al defender la idea de la unión de Europa, para así evitar futuros conflictos entre Francia y Alemania. Sin embargo, consideraba que el Reino Unido no debía ser parte de esa Europa unida, sino que su futuro estaba ligado al de los Estados Unidos. Fue el único que discrepó de la política de apaciguamiento de Neville Chamberlain ante Hitler y denunció la inutilidad de la Conferencia de Munich de 1938. Desde su nombramiento como primer ministro ejerció el liderazgo admirablemente, viajando a todos los frentes, elevando la moral de la tropa y proponiendo planes a los comandantes. Forjó una sólida alianza con Estados Unidos –y amistad personal con el presidente Franklin D. Roosevelt, intuyendo que tras la incuestionable victoria aliada el enemigo sería el comunismo – y así fue.




1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12

Similar:

Winston churchill iconKeynes vs Churchill Escribe en Septiembre de 1925
Contexto postguerra, precios altos y descendiendo para restablecer estabilidad patrón oro
Winston churchill iconChurchill y el telón de acero
Moscú. (…) Los comunistas, que eran pocos en todos estos países del este de Europa, han obtenido unos poderes que no responden en...