• Introducción: la industria felicitaria
  • El género humano tiene como meta común la felicidad”

  • Descargar 250.81 Kb.


    Página1/47
    Fecha de conversión24.02.2019
    Tamaño250.81 Kb.

    Descargar 250.81 Kb.

    Vivamos bien Jorge Riechmann Una vida mejor. Una vida con memoria de elefante y sed de camello y ojo de lince, brújula de cormorán, solidaridad de hormiga, precisión de abeja


      1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   47

    INTRODUCCIÓN al libro ¿Cómo vivir? Acerca de la vida buena, Los Libros de la Catarata, Madrid 2011, p. 7-66; corregida y aumentada posteriormente.
    Vivamos bien

    Jorge Riechmann


    Una vida mejor. Una vida con memoria de elefante y sed de camello y ojo de lince, brújula de cormorán, solidaridad de hormiga, precisión de abeja, una vida con fidelidad de cisne y sonrisa de chimpancé y delicadeza de libélula y piel de leopardo, conversación de bosque, majestad de cordillera y siempre el cuento de nunca acabar…

    Guadalupe Grande (fragmento de Hotel para erizos)


    Introducción: la industria felicitaria
    Durante la última década la búsqueda de la felicidad ha generado libros de venta masiva (muchas veces dentro del género “autoayuda”), iniciativas de “desarrollo personal”, cursos académicos, cursillos y seminarios de toda clase, y una miríada de itinerarios de autoempleo... Se ha desarrollado una vigorosa industria (en parte académica) de iniciativas y estudios felicitarios. Existe un Journal of Happiness Studies y también una World Database of Happiness (con sede, ésta última, en la Universidad Erasmo de Rotterdam de Holanda). Un ex empresario reconvertido a “gurú” del crecimiento personal trata de fundar un “movimiento social Wikihappiness”. Y la cosa culmina --de momento-- cuando una gran multinacional funda el INSTITUTO COCA-COLA DE LA FELICIDAD, que se dedica a organizar congresos internacionales sobre el asunto (el primero de ellos en Madrid, 19 y 20 de octubre de 2010, bajo la dirección de Eduard Punset).
    Con buen criterio, José I. González Faus critica el imperativo de la felicidad emparentado con el nihilismo light que prevalece en el Occidente contemporáneo, y nos recuerda el elocuente subtítulo de una obra de éxito de Pascal Bruckner: “El deber de ser feliz”. Sin una “felicidad” asociada a los comportamientos consumistas no funcionaría nuestro sistema económico (González Faus 2010: 16). La felicidad –o al menos la felicidad fingida-- se vuelve prácticamente obligatoria en una sociedad donde el marketing se convierte en el medio omnipresente que tiende a corromper toda la cultura. Y parece sensato desconfiar de quienes nos hablan de felicidad mientras que en realidad se refieren a la venta de mercancías…
    Uno se siente tentado a desechar airado la cuestión, quizás para dedicarse solo a la fotografía de aves, la poesía mallarmeana, la vida monástica benedictina o la cata de vino blanco… Pero no conviene ceder a ese impulso. La cuestión de la vida buena estuvo, está y estará con nosotros: como ningún programa genético ni dispositivo de instintos responde por nosotros a la pregunta “cómo vivir”, y como las respuestas previstas en el repertorio cultural a nuestro alcance no nos convencen del todo, en realidad no podemos dejar de planteárnosla.

    El género humano tiene como meta común la felicidad”


    “En todas las épocas, y en cada una a su manera, el género humano tiene como meta común la felicidad; desatinaríamos si, como Rousseau, ensalzáramos tiempos que ya no son y nunca fueron”, escribe Johann Gottfried Herder en su Diario de mi viaje del año 1769 (lo cita Safranski en 2009: 25). La felicidad ha sido considerada la meta común del género humano no sólo dentro de nuestra cultura occidental (podríamos acumular los ejemplos):

    “Los diversos filósofos musulmanes [como Al-Farabi, Avicena y Averroes], en su extensión y ocasional revisión de nociones clásicas [griegas], vincularon la ética al conocimiento teórico, que había de adquirirse por medios racionales. Dado que los seres humanos son racionales, las virtudes y cualidades que éstos abrazan y practican se concebían como fomento del fin último de los individuos y de la comunidad. Este fin era el logro de la felicidad.” (Nanji 1995: 176)


    También desde el marxismo contemporáneo (más o menos aristotelizante) de Terry Eagleton: “No podemos preguntarnos razonablemente por qué debemos intentar ser felices. No se trata de un medio para otro fin, como generalmente lo son el dinero o el poder. Se asemeja, más bien, al deseo de que nos respeten. Ansiar algo así parece simplemente formar parte de nuestra naturaleza” (Eagleton 2008: 173).
    Las voces discordantes son escasas, aunque a algunas de ellas hay que reconocerles gran peso... Arthur Rimbaud, a un amigo suyo que le decía que era feliz, le reprochó: “¡Cómo has podido caer tan bajo!” Y en la misma vena antiburguesa Friedrich Nietzsche sostenía que “el ser humano no aspira a la felicidad: sólo el inglés hace eso” (aforismo 12 de las “Sentencias y flechas” de Crepúsculo de los ídolos, Nietzsche 1979: 31). ¿Quizá se está refiriendo Nietzsche a una happiness como mero sentimiento subjetivo? Más abajo volveremos sobre la cuestión.


    Catálogo: wp-content -> uploads -> 2011
    2011 -> Los pueblos originarios de Chile y sus ancestros
    2011 -> Crecimiento económico y sector externo en Cuba Jorge Mario Sánchez Egozcue
    2011 -> Gestión Internacional Convocatoria de ponencias para la Edición Especial Entre las lógicas individuales y colectivas, hacia los fundamentos de la sociedad emprendedora extension de plazo para presentacion de propuestas : 29 de febrero de 2016 Editores
    2011 -> Asignatura: fundamentos de economia
    2011 -> No vamos a predecir la próxima crisis
    2011 -> El Salvador: Resumen de la Maquila y Libre Comercio
    2011 -> Afganistán (i/æfˈɡænɪstæn /; afġānistān Association), oficialmente la República Islámica de Afganistán, es un país sin litoral y montañoso en el centro-sur de Asia
    2011 -> Departamento de comunicacióN
      1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   47

    Similar:

    Vivamos bien Jorge Riechmann Una vida mejor. Una vida con memoria de elefante y sed de camello y ojo de lince, brújula de cormorán, solidaridad de hormiga, precisión de abeja iconJorge Riechmann
    IntroduccióN al libro ¿Cómo vivir? Acerca de la vida buena, Los Libros de la Catarata, Madrid 2011, p. 7-66
    Vivamos bien Jorge Riechmann Una vida mejor. Una vida con memoria de elefante y sed de camello y ojo de lince, brújula de cormorán, solidaridad de hormiga, precisión de abeja icon02 Interrogantes sobre la vida
    Para pensar con objetividad y realismo en formular cauces para una buena evangelización, o para una nueva evangelización, tenemos...
    Vivamos bien Jorge Riechmann Una vida mejor. Una vida con memoria de elefante y sed de camello y ojo de lince, brújula de cormorán, solidaridad de hormiga, precisión de abeja iconLa doctrina del tiempo en la literatura de jorge luis borges
    Puestos en proceso, en la corriente de la vida pensable; a través de la ficción. La filosofía es una ficción, sólo hay interpretaciones...
    Vivamos bien Jorge Riechmann Una vida mejor. Una vida con memoria de elefante y sed de camello y ojo de lince, brújula de cormorán, solidaridad de hormiga, precisión de abeja iconNos vamos a casar! Y ahora qué debemos hacer?
    Los felicito! Esta es una etapa muy importante en la vida de todos los seres humanos. Buscamos estar siempre con alguien y qué mejor...
    Vivamos bien Jorge Riechmann Una vida mejor. Una vida con memoria de elefante y sed de camello y ojo de lince, brújula de cormorán, solidaridad de hormiga, precisión de abeja iconHacia una mejor calidad de vida de los cacaocultores
    Plataforma nacional para una producción sostenible del cacao en republica dominicana 2015 – 2025
    Vivamos bien Jorge Riechmann Una vida mejor. Una vida con memoria de elefante y sed de camello y ojo de lince, brújula de cormorán, solidaridad de hormiga, precisión de abeja iconAumento salarial para una vida digna
    Camina rd, Movimiento político por una vida digna, respalda a todos los trabajadores y trabajadoras que hoy exigen una mayor participación...
    Vivamos bien Jorge Riechmann Una vida mejor. Una vida con memoria de elefante y sed de camello y ojo de lince, brújula de cormorán, solidaridad de hormiga, precisión de abeja iconDiagnostico y análisis situacional
    La economía de nuestros tiempos está siempre marcada por el lucro y la sed de poder que tienden a convertirse en absolutos, en ideales...
    Vivamos bien Jorge Riechmann Una vida mejor. Una vida con memoria de elefante y sed de camello y ojo de lince, brújula de cormorán, solidaridad de hormiga, precisión de abeja iconIsebit (Instituto Superior de Estudios Bíblicos y Teológicos), Habana
    Porque se trata de la vida concreta. La teología, por supuesto, trata el aspecto de la fe. Este aspecto es una característica de...
    Vivamos bien Jorge Riechmann Una vida mejor. Una vida con memoria de elefante y sed de camello y ojo de lince, brújula de cormorán, solidaridad de hormiga, precisión de abeja iconLa vida de los otros
    Wiesler se da cuenta de su pobre existencia y un mundo totalmente nuevo se abre ante él, una nueva forma de vida a la que le cuesta...
    Vivamos bien Jorge Riechmann Una vida mejor. Una vida con memoria de elefante y sed de camello y ojo de lince, brújula de cormorán, solidaridad de hormiga, precisión de abeja iconAnalisis de las operaciones y
    En este tercer trimestre 2013, nuestras primas netas han presentado un aumento del 13. 0% con respecto al mismo período del año anterior,...

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    Vivamos bien Jorge Riechmann Una vida mejor. Una vida con memoria de elefante y sed de camello y ojo de lince, brújula de cormorán, solidaridad de hormiga, precisión de abeja

    Descargar 250.81 Kb.