• Protocolo de Investigación Seminario de Tesis I Licenciatura en Antropología Alumno: Edwin Michel Hernández Piña

  • Descargar 85.2 Kb.


    Página1/10
    Fecha de conversión22.10.2018
    Tamaño85.2 Kb.

    Descargar 85.2 Kb.

    Universidad Autónoma de San Luis Potosí Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades


      1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


    Universidad Autónoma de San Luis Potosí

    Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades

    Colonialidad del poder y Desarrollismo en México:



    Neoliberalismo, Riesgo de Flacking y defensa del territorio-región por parte de las comunidades de la huasteca sur,

    San Luis Potosí”.

    Protocolo de Investigación

    Seminario de Tesis I

    Licenciatura en Antropología

    Alumno: Edwin Michel Hernández Piña

    San Luis Potosí, Noviembre 2016

    1. ANTECEDENTES

    Hacia finales del siglo XX, en varios grupos de investigadores y pensadores latinoamericanos, principalmente de las Ciencias Sociales, se iniciaron una serie de discusiones en torno al impacto de las herencias coloniales en diferentes ámbitos, como la política, la cultura y el conocimiento en América Latina. Uno de los grupos más prolíficos al respecto, es el conocido como “Programa de investigación modernidad/colonialidad Latinoamericano”, cuyo enfoque analítico parte de la idea de que no hay modernidad sin colonialidad, siendo esta última, constitutiva de la primera. Esta conceptualización ubica los orígenes de la modernidad en el descubrimiento de América y en el desarrollo del sistema mundial capitalista, como un fenómeno que ha implicado la dominación de poblaciones entera así como la subalternización de su conocimiento y cultura, estableciendo un patrón de conocimiento universal “Eurocentrado”. Algunas de las contribuciones conceptuales fundamentales al respecto, son el sistema mundo moderno-colonial propuesto por Imanuel Wallerstein, la Colonialidad del poder de Aníbal Quijano y la Colinialidad del saber de Edgardo Lander.

    La perspectiva de la modernidad/colonialidad, parte de la idea de que el auge del neoliberalismo mundial debe ser entendido más allá de sus implicaciones económicas, como un discurso hegemónico de la sociedad liberal moderna entorno a la historia, la naturaleza, el progreso, el conocimiento y la denominada “buena vida”. Lo que ha implicado un cuestionamiento directo hacia las propias ciencias sociales como generadoras de un patrón de conocimiento íntimamente ligado al poder, que ha permitido la universalización y naturalización de la sociedad capitalista liberal. (Lander, 2000)

    De ahí que el M/C constituya una propuesta epistémica alternativa para abordar las cuestiones inherentes a la Modernidad, la globalización y el desarrollo en el contexto de la hegemonía capitalista. (Escobar 2003).

    Una de las formas en las que se ha implantado este discurso hegemónico en los países latinoamericanos es a través del llamado “Desarrollo”. En su libro La Invención del Tercer Mundo. Construcción y deconstrucción del desarrollo (2007), el antropólogo colombiano Arturo Escobar narra su surgimiento como parte de una “invención” de los Estados Unidos y Europa después de la segunda guerra mundial y cuya implantación en América Latina, Asia y África, implicó una clasificación geocultural global, ya que reactivó las antiguas taxonomías sociales, reclasificando y reajustando las diferencias coloniales, a través de una serie de prácticas representacionales que catalogan a la población mundial y a los territorios planetarios, según la dicotomía desarrollados/subdesarrollados. Lo cual permite hablar de una “globalización hegemónica del desarrollo” al imponer en los imaginarios sociales globales dichas distinciones y clasificaciones. (Quintero, 2015).

    De ahí que dentro de la antropología, haya surgido una corriente interesada en analizar al desarrollo, como un régimen de discurso y representación, a la cual se le ha dado por denominar “Antropología del desarrollo o modernidad ” Enfoque que se ha interesado por dar cuenta tanto de las formas de injerencia de agentes externos en diseño y control de la cotidianidad de poblaciones enteras (Breton,2016) así como del fracaso y las funestas consecuencias de la implementación de este modelo en América Latina, donde la violencia, la pobreza, el deterioro social y ambiental crecientes, son el producto de cincuenta años de recetas de crecimiento económico, “ajustes estructurales”, macroproyectos sin evaluación de impacto, endeudamiento perpetuo, y marginamiento de la mayoría de la población, de los procesos de pensamiento y decisión sobre la práctica social (Escobar, 2007).

    Hacia principios de la década de los noventa, esta situación histórica de exclusión y pobreza se vio agravada, ya que América Latina se convirtió en la cuna y el laboratorio de experiencias del neoliberalismo. Lo que implicó el desmantelamiento de los estados proteccionistas o benefactores, la adopción de políticas de libre comercio y la privatización de empresas paraestatales (Harvey, Boron y Lechini,2006). En este contexto, Michel Hardt y Antonio Negri (2000) sugieren se da la transición del imperialismo al Imperio a través de la lucha por el dominio hegemonico del poder y los recursos en el mundo entre los actores políticos dominantes de la mano de las instituciones del capital global, las empresas trasnacionales y elites nacionales (Ribeiro; (Daza M, Hoetmer R, Vargas V. 2012)

    Como reacción a estas políticas se ha dado el resurgimiento de movimientos sociales de base territorial en todo América latina, destacando los casos con participación de población indígena y rural como el levantamiento en Ecuador (1990), la marcha por la dignidad y el territorio en Bolivia (1990), el Ejército Zapatista de Liberación Nacional en México (1994), las protestas contra la privatización del agua en Cochabamba, Bolivia (2000) etc. (Seoane, Taddei y Algranati, 2006; Daza M, Hoetmer R, Vargas V, 2012). Se trata de movimientos donde el discurso de la etnicidad según Radovich y Balazote (2006) es parte de un “conjunto de estrategias elaboradas para lograr la movilización política o para lograr la realización de reivindicaciones sociales”

    En México desde la óptica del EZLN, la globalización neoliberal es vista como expresión de una nueva guerra de conquista de los territorios, la cual es denominada como “Cuarta guerra mundial”. Algunas investigaciones han abordado este planteamiento recurriendo al marco teórico de la ecología política y antropología del desarrollo, para dar cuenta de los casos de resistencia en comunidades y poblaciones latinoamericanas que se organizan para la defensa de la naturaleza y su territorio ante los proyectos extractivistas del modelo capitalista mundial en su faceta neoliberal. Algunas de las aportaciones más significativas al respecto son los trabajos de Zibechi (2015) y Seoane J., Taddei E., y Algranati C. (2006) , de Coronil (2000) Boron A., Lechini G. (2006) y Baronnet, Mora, Stahler-Sholk (2011) sobre la lucha de los Zapatistas en Chiapas, Arturo Escobar en relación con el movimiento en defensa de los Bosques en Colombia, Cajigas-Rotundo ( 2000) acerca de las organizaciones bosquesinas en defensa de la Amazonia, entre otros.

    2.- PROBLEMA

    La adopción del modelo neoliberal en nuestro país a finales de los años ochenta, ha reconfigurado las formas de colonización de la naturaleza a través de actividades de neo-extractivistas las cuales han implicado la sobreexplotación de la naturaleza y las personas, ocasionando agravios ecológicos, económicos y culturales, en territorios con gran diversidad cultural y biológica, habitados históricamente por comunidades indígenas.

    El desarrollo de estos proyectos ha llegado acompañado de una serie de reformas que legalizan el despojo y la sobreexplotacion de los recursos, entre ellos los hidrocarburos. En 2014, la promulgación de la llamada “Reforma Energética”, legalizó el otorgamiento por parte de Petróleos Mexicanos (PEMEX), de concesiones a empresas para la explotación de hidrocarburos, incluyendo el procedimiento conocido como Fractura Hidráulica o Fracking.

    El Fracking es una “técnica para extraer del subsuelo petróleo y gas natural de yacimientos llamados “no convencionales”, conformados por formaciones rocosas poco permeables denominadas lutitas bituminosas, estos suelen ubicarse a profundidades de entre mil y cinco mil metros por debajo de la superficie terrestre. Para su extracción se requiere la perforación de pozos horizontales a través de los cuales se fractura la roca con la inyección a elevada presión de una mezcla de agua, arena y sustancias químicas que forza la salida de los hidrocarburos de los poros. Por ello dicha técnica conlleva la ocupación de vastas zonas de territorio y contaminación de amplios volúmenes de agua. (Alianza contra el Fracking, 2015)

    No obstante que los proyectos de extracción por fractura hidráulica están prohibidos en la mayoría de los países de Europa, debido a sus probadas consecuencias negativas en la disponibilidad del agua para el consumo humano, la contaminación de mantos freáticos, impactos a la salud y la emisión de gases de efecto invernadero, desde el 2003 esta técnica ha sido auspiciada por PEMEX a través de concesiones a las empresas petroleras norteamericanas Halliburton, Schlumberger o Baker Hughes. Según información obtenida por Alianza contra el Fracking (2015) al menos hasta el 2013, han sido fracturados 3000 pozos mediante esta técnica, en estados como Coahuila, Puebla, Tamaulipas, Tabasco y Veracruz.

    Con la reforma energética, el riesgo del Fracking se centra principalmente en los municipios de Veracruz, Puebla, Tabasco y San Luis Potosí. En este último estado, dada su posición geográfica, que lo mantiene inmerso en procesos de flujos económicos de capital global, según Francisco Cravioto integrante de Alianza Contra el Fracking y de FUNDAR, serian 18 municipios de la huasteca sur los que se podrían ver afectados por el uso de esta técnica en territorios habitados por comunidades, tének, náhuatl y mestizos. (Sinembargo, 2016). Aunado a esta amenaza se encuentran la construcción de un gasoducto en el municipio de Axtla de Terrazas y el proyecto de trasvase de agua conocido como “Monterrey VI”

    Esto ha propiciado que las comunidades que se verían afectadas, manifiesten su oposición a través de diversas acciones de denuncia y difusión de la problemática. El pasado 22 y 23 de julio de 2016, en el municipio de Xilitla, tuvo lugar “El Segundo Encuentro Internacional Contra el Fracking y para la defensa del agua”, convocado por la Coordinadora de Organizaciones Campesinas de la Huasteca Potosina, y la Alianza Mexicana Contra el Fracking. En dicho evento al cual asistieron autoridades de más de 84 núcleos agrarios de poblaciones náhuatl, tének y no indígenas provenientes de nueve municipios de la huasteca potosina, así como integrantes de organizaciones y colectivos de estados al norte, golfo y centro de México, se reiteró el rechazo a la implementación de estos proyectos en sus territorios, lo cual ha sido respaldado con actas de asamblea de al menos 110 comunidades y ejidos localizados en los municipios de Ébano, Ciudad Valles, Tanlajás, Tancanhuitz, Huehuetlán, Coxcatlán, Matlapa, Axtla de Terrazas, Aquismón, Tamazunchale y Xilitla (Alianza Mexicana Contra el Fracking, 2016).

    El avance de estos proyectos altamente agresivos en gran parte de la geografía nacional, contando con la complicidad no solo de las instituciones gubernamentales, sino también de instituciones académicas y científicas, pone de manifiesto la hegemonía del modelo neoliberal como única opción de desarrollo, entorno a la transformación de la naturaleza en recursos naturales susceptibles de explotación, implicando despojo y violencia sobre comunidades rurales o indígenas. Lo importante aquí son los procesos de resistencia de las comunidades entorno a defensa de la naturaleza y el territorio, que llevan implícitos la afirmación de prácticas y representaciones culturales-ecológicas distintas al modelo occidental-extractivo.




      1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

    Similar:

    Universidad Autónoma de San Luis Potosí Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades iconUniversidad Autónoma de San Luís Potosí Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades
    Desterritorialización en el Corredor Biológico Mesoamericano por la Geopolítica del conocimiento
    Universidad Autónoma de San Luis Potosí Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades iconUniversidad Autónoma de San Luis Potosí Programa Multidisciplinario de Posgrado de Ciencias Ambientales Desarrollo Sustentable problemática y gestión ambiental josé Antonio Avalos Lozano Salinas de Hidalgo, San Luis Potosí, S
    Tabla Distribución de la población por condición de actividad económica según sexo, 2010
    Universidad Autónoma de San Luis Potosí Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades iconCaracterísación del estado de san luis potosí
    El Estado de San Luis Potosí, cuenta con las áreas naturales protegidas descritas en el Cuadro 12
    Universidad Autónoma de San Luis Potosí Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades iconReglamento interior de la secretaría general de gobierno del estado de san luis potosí
    Reglamento publicado en la Segunda Sección del Periódico Oficial del Estado de San Luis Potosí, el viernes 23 de enero de 1998
    Universidad Autónoma de San Luis Potosí Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades iconCódigo de ética y de conducta de la auditoría superior del estado de san luis potosí
    Código publicado en la Edición Extraordinaria del Periódico Oficial del Estado de San Luis Potosí, el jueves 8 de agosto de 2013
    Universidad Autónoma de San Luis Potosí Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades iconV jornadas de Sociología de la unlp y I encuentro Latinoamericano de Metodología de las Ciencias Sociales
    Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata
    Universidad Autónoma de San Luis Potosí Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades iconUniversidad de el salvador facultad de ciencias y humanidades
    Los ingresos familiares y su relación con los rendimientos académicos de los estudiantes de los profesorado de la facultad de ciencias...
    Universidad Autónoma de San Luis Potosí Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades iconUniversidad nacional de misiones facultad de humanidades y ciencias sociales
    Nacionalidad: Argentina por naturalización. Carta de Ciudadanía n°
    Universidad Autónoma de San Luis Potosí Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades iconUniversidad de Buenos Aires Facultad de Ciencias Sociales Doctorado en Ciencias Sociales Docente: Pablo de Marinis
    Uba, Argentina; Dr en Sociología, Universität Hamburg, Alemania; profesor regular adjunto de la materia “Teoría Sociológica” de la...
    Universidad Autónoma de San Luis Potosí Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades iconUniversidad nacional de san juan facultad de ciencias sociales
    Ciencias Sociales se hace necesario tener en cuenta que la historia no obra por saltos bruscos. Las netas divisiones en períodos...

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    Universidad Autónoma de San Luis Potosí Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades

    Descargar 85.2 Kb.