Descargar 71.54 Kb.


Página7/8
Fecha de conversión05.05.2018
Tamaño71.54 Kb.

Descargar 71.54 Kb.

¿una nueva ética para la nueva economíA


1   2   3   4   5   6   7   8
6. La nueva economía
¿En qué consiste la nueva economía? Creo que puede resumirse en el siguiente concepto: sería el inicio de una suerte de nuevo estadio en el proceso de desarrollo del capitalismo, surgido de las ruinas de las economías de estado y caracterizado por una renovada confianza en el mercado y por la incorporación de las nuevas tecnologías de la comunicación. En efecto, hasta los años ochenta todavía existía la idea de que los mercados debían estar regulados por una intervención fuerte del estado y limitados por un proteccionismo también constante. Dos factores contribuyeron a terminar con este consenso: el primero fue el fracaso del marxismo y la decadencia, especialmente en Estados Unidos, de las políticas dirigistas y keynesianas. A partir de allí se emprendieron en todo el mundo políticas de desestatización y desregulación de los mercados que transformaron la economía. El segundo fue el factor tecnológico. El surgimiento de las nuevas tecnologías de la comunicación, con posibilidades impensables para realizar transacciones especialmente de tipo financiero en segundos de una punta a la otra del mundo, abrieron la posibilidad antes inexistente de crear mercados que "saltearan" todas las fronteras. Últimamente, la tecnología de conexión en red a través de internet y también de extranet e intranet, terminan de completar el panorama de la llamada "nueva economía".

Esta apertura y desregulación de los mercados potenciada por las nuevas tecnologías tuvo obvias implicancias en un proceso paralelo de reestructuración de los modos de organizar la producción y también el consumo de bienes y servicios. En efecto, presenciamos desde hace tiempo un proceso de transformación en la forma de organizar la producción. Cuando los mercados estaban fuertemente regulados y el intervencionismo del estado era fuerte, la producción tendía a organizarse a través de empresas más o menos estables que producían bienes y servicios con características de calidad y de precio más o menos permanentes que eran las demandadas por mercados más o menos fijos. Al irse quebrando los límites de los mercados, éstos reaccionan con una flexibilidad y dinamismo cada vez más rápidos por lo que algo demandado a un cierto tipo de calidad y precio hoy quizás no sea demandado mañana. De este modo, muchos mercados cautivos comienzan a desaparecer y otros a tener una demanda cada vez más veloz y cambiante. Así, las empresas que habían mantenido un esquema de organización del trabajo y de la producción bastante estable y rígido, se ven también en la necesidad de "flexibilizarse” reorganizando los recursos productivos con el fin de bajar al máximo los costos y lograr también un máximo de eficiencia. El cambio clave se da, evidentemente, en la forma de organizar el trabajo. El trabajo cambia primero y principalmente en su estabilidad: así como el mercado puede de un día para otro no demandar lo que la empresa produce, ésta última tiende a prevenir esta situación flexibilizando la relación con sus empleados ya sea a través del despido o de formas de empleo parcial o temporal o bien de terciarización. Además, la estructura y organización de las empresas cambia de un esquema vertical y jerárquico a un esquema horizontal y en red en el que cada sector de la empresa y hasta cada empleado se vuelve una unidad de negocio con sus propios objetivos, modos de organizarse y hasta horarios propios. Este cambio es potenciado por los instrumentos tecnológicos de la red que rompen las jerarquías tradicionales, comunicando a todos los empleados entre sí de modo directo, introduciendo el teletrabajo por el cual es posible trabajar desde el lugar que uno quiera, inclusive la casa, y electronifican una parte del proceso de selección de personal en algunos mercados laborales.

La otra gran transformación que trae la nueva economía está en el consumo. En tanto el consumo de la "vieja"economía tendía a organizarse de manera bastante uniforme, con reacción más o menos lenta y relativamente poco exigente, la ruptura de los límites a los mercados y su potenciación tecnológica a través de la red tienden hoy a aumentar su velocidad, su variabilidad y la intensidad de sus exigencias. El “e-commerce” parece presentar para el futuro la posibilidad de comprar cualquier cosa de cualquier lugar en cualquier momento. Por otra parte, muchos mercados actualmente bastante estables y uniformes en sus precios y calidad podrían ser conmovidos por una mayor flexibilización potenciada por la comunicación electrónica. Muchos precios serán establecidos en tiempo real a través de cada vez más transacciones electrónicas. También se espera que aumente el grado de “personalización” del consumo por el que alguien puede elegir cambiar o agregar características particulares a un determinado producto. Por lo demás, se anuncia ya la idea del consumidor como “base de datos” que implica brindar al vendedor la mayor cantidad de información sobre uno mismo y nos presente así las propuestas más variadas y adaptadas a nuestras características para la satisfacción de nuestros deseos.

Vistas estas características generales de la nueva economía en relación a los nuevos modos de producción y de consumo nos preguntamos ¿romperá la nueva economía con el círculo de erotismo consumista y agresividad productivista que se planteó siempre como la causa de los problemas éticos del capitalismo?



1   2   3   4   5   6   7   8

Similar:

¿una nueva ética para la nueva economíA iconLa ciudad de la nueva economía
Qué es concretamente la nueva economía? Para empezar, la nueva economía es la nuestra, es en la que estamos ya. No es el futuro,...
¿una nueva ética para la nueva economíA iconLos textos de Aristóteles Ética a Nicómaco II, 4-6 y X, 6-8 / Política I, 1-3 la ética
Las ideas más representativas de la ética aristotélica se hallan en la Ética a Nicómaco. Se trata de una ética «eudemonista», es...
¿una nueva ética para la nueva economíA iconLa «nueva economía»: una coyuntura favorable al poder hegemónico en el marco de la mundialización del capital
El texto aporta una interpretación crítica de la denominada «nueva economía», la cual se ha presentado (tanto hoy como en el pasado)...
¿una nueva ética para la nueva economíA iconAntetítulo
En la inauguración de la tribuna “smart city, foro de la nueva ciudad” organizado por nueva economía fórum
¿una nueva ética para la nueva economíA iconChina: trabaja en índice para medir "nueva economía"
El Buró Nacional de Estadísticas (bne) de China está trabajando en un índice que medirá la floreciente "nueva economía" del país,...
¿una nueva ética para la nueva economíA iconLeopoldo lugones
Después de haber trabajado con estos alumnos se pudo observar que son grupos que comienza una nueva etapa en el ciclo orientado donde...
¿una nueva ética para la nueva economíA iconTelemarketing y globalización en la economía mexicana jordy Micheli Telemarketing: un proceso dinámico dentro de la nueva economía
La nueva economía contiene figuras laborales que están siendo lentamente comprendidas, a pesar de la rapidez con la cual el paradigma...
¿una nueva ética para la nueva economíA iconPaper La nueva normalidad: una economía desigual, dominada por la pobreza, la exclusión social y la marginalidad El enigma del “crecimiento futuro”: entre todos lo mataron y él solito, se murió
Paper La nueva normalidad: una economía desigual, dominada por la pobreza, la exclusión social y la marginalidad
¿una nueva ética para la nueva economíA iconHacia una nueva visión de la economíA
La economía ecológica frente a la economía ambiental y la economía de los recursos naturales
¿una nueva ética para la nueva economíA iconEconomía y Finanzas Populares y Solidarias para el Buen Vivir’
Se presenta una nueva edición de esta publicación, que cuenta con el auspicio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo...

Página principal
Contactos

    Página principal



¿una nueva ética para la nueva economíA

Descargar 71.54 Kb.