• Head of Delegation Peter Kent Minister of State of Foreign Affairs (Americas) Representatives
  • Jefe de Delegación
  • Jefe de Delegación
  • Head of Delegation
  • Representative
  • Irlanda Adrian McDaid Alternate Observer to the OAS Israel
  • Suiza Jean-Pierre Villard
  • Comité Jurídico Interamericano (CJI)
  • Organización Panamericana de la Salud (OPS)
  • Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR)

  • Descargar 2.16 Mb.


    Página3/13
    Fecha de conversión11.05.2018
    Tamaño2.16 Mb.

    Descargar 2.16 Mb.

    Trigésimo noveno período ordinario de sesiones san pedro sula, honduras


    1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13
    Señor Presidente, it is for these reasons that Canada is committed to the OAS as a key forum to address the Hemisphere’s collective challenges and to meet its shared goals of prosperity, democracy, and security.
    Thank you.
    [Aplausos.]
    El PRESIDENTE: Muchísimas gracias, Viceministra, por sus palabras. El Embajador Michael Louis, Representante de Santa Lucía, tiene la palabra.
    El JEFE DE LA DELEGACIÓN DE SANTA LUCÍA: Thank you, Mr. President.
    Mr. President of the General Assembly, ministers of foreign affairs, permanent and alternate representatives to the Organization of American States, ladies and gentlemen:
    I wish to extend my government’s condolences to the Government and people of Honduras on the loss of life as a result of the recent earthquake, as well as to the governments of France and Brazil and the other governments on the tragic loss of lives owing to the Air France tragedy.
    I also take this opportunity to convey my minister’s regrets for not being able to join this august body gathered here today. He sends his best wishes for a successful General Assembly session.
    Mr. President, let me echo the sentiments of other member states in expressing my profound appreciation to the Government and people of Honduras for the warm hospitality extended to me and my delegation. That hospitality has been evident all around.
    Let me also compliment you, Mr. President, on your stewardship of this meeting. Clearly, this General Assembly session has already become historic.
    We are gathered here today, once again, as a hemispheric family to speak to this year’s theme, “Toward a Culture of Nonviolence,” a very wise and pertinent selection by the host government that is indeed to be commended.
    This hemispheric family confronts the issue of nonviolence on a daily basis on the personal, community, and, of course, global levels. It is an issue that challenges us to embrace creative approaches as we venture into new domains in which violence respects nothing––not life, not property, not liberty. Indeed, so often nowadays, violence appears to have become senseless, nothing more than inflicting pain on those whose ideas and whose views are opposed. Even our democracy, Mr. President, is undermined when, instead of enjoying the freedom to choose where we live, where we work, or where we recreate, we live in fear of where we go, what we say, and how we stand up for our laws and our principles, lest we offend some and then face violence on ourselves, our families, or our friends, and sometimes even our societies.
    In its 2002 World Report on Violence and Health, the World Health Organization (WHO) stated that “violence is the result of the complex interplay of individual, relationship, social, cultural, and environmental factors.”
    It stands to reason, sir, that the strategy to address this matter effectively must take a holistic approach that will effect transformation and a change in attitudes in our communities on all levels as we strive to stimulate and promote an environment of understanding, tolerance, peace, and social cohesion.
    Saint Lucia, a small island state not unlike some of the member states gathered here today, with limited resources, finds itself challenged to effectively address the rising incidence of violence and related crimes in our community—interpersonal violence, violence against women, drug-related violence, and violence among and perpetrated by our youth, to name a few.
    In addition, in this environment of globalization, none of us is immune to the vicissitudes of life; in particular, the debilitating and violent effects of the global economic crisis that continue to impact our societies in every negative way imaginable.
    Mr. President, as governments and societies worldwide grapple with the issue of violence, we do so amidst the terrifying aftermath of an unprecedented economic crisis, knowing that against such a backdrop, whatever decisions, policies, and measures that are adopted will place additional burdens on already stretched economies and institutional infrastructure and may likely jeopardize the sustainability of developmental achievements or even plans that we had for the development of our country.
    It is also a source of great sadness when we witness an increase in violent and sometimes heinous acts committed against family members, oftentimes within the home, by those responsible for protecting and providing for their well-being and who, for one reason or another, perhaps distraught by the frustrations and mounting pressures of life, are unable to see the light at the other end of the tunnel and choose the easy way out of their emotional dilemma.
    Mr. President, the Government of Saint Lucia remains steadfast in its commitment to continue to create an enabling environment for all its citizens; in particular, those most affected by the economic crisis—the poor and the marginalized. In such an environment, their basic needs are met and their civil and social rights are defended and protected so that they are encouraged to participate in the daily act of living, to contribute to society in a meaningful way, and to desist from engaging in violent acts. This, Mr. President, is no small task. It requires the full commitment and participation of all sectors of our community in order to preserve and sustain our hard-won social and economic progress.
    In attempting to meet this challenge, the Government of Saint Lucia continues to enhance its social support for the more vulnerable and marginalized in our society. In so doing, it has drawn on the experience and best practices of other member states.
    May I here speak of the Chilean Puente Program, which we have transformed in Saint Lucia into what we call Koudmen Sen Lisi (Coup de Main Saint Lucie). It is an intervention that seeks to address the issues of household resources, capabilities, and relationships; social identity; and access to networks of support. The program has been well received by the targeted groups and has the potential for expansion.
    I believe that the Government and people of Chile would be gratified to know that an initiative that originated in their great nation has taken root on another side of the Atlantic Ocean and is giving hope and practical solutions to some of the challenges we face in Saint Lucia. I call this a most positive consequence of OAS cooperation.
    Mr. President, I know that our people and our history will judge us today not only by the resolutions and the declarations that we make on this important theme of nonviolence, but by the concrete actions that we take in helping to address the problems of violence.
    In this regard, I want to commend the Pan American Development Foundation (PADF) for its innovative approach in enlisting private sector involvement in the economic and social renewal of communities. It is a way to reduce the stress factors and lessen violence.
    Time does not permit me to draw attention to our own national efforts in reducing such stress factors in our society, so I will just mention two examples.
    The first is a total commitment to youth at risk. The Government has embarked on a program to provide playing fields for sporting activities in our communities in order to channel youthful energy in healthy directions. Much remains to be done to enhance these facilities, especially to provide lighting so as to keep our young people from the clutches of those who peddle their trade after dark. Perhaps the PADF and others may wish to share experiences with us in this regard.
    Likewise, we want to expand higher education opportunities, which we hope will relieve the bottleneck of frustration. When young people, bright and able, find their dreams blocked and their expectations dashed, we offer cooperation and collaboration in both these areas with all who are interested in addressing these problems.
    As I conclude, Mr. President, and as you bring this Assembly session to a close, let us remember the strength of this hemispheric organization. It is a hemisphere that includes giants like Brazil, Mexico, Argentina, Chile, the United States, and Canada, as well as a rich diversity of smaller states, each bringing its unique attributes and skills. Let us approach the issue of violence and other problems with determination, cooperation, and the will to succeed. With this gathering of nations, nothing, I believe, can come in the way of our success.
    Long live the OAS! I thank you.
    [Aplausos.]
    El PRESIDENTE: Muchas gracias. Me permito respetuosamente recordar a los restantes oradores sobre el tiempo estipulado para sus intervenciones.
    Tiene la palabra Su Excelencia Peter David, Ministro de Relaciones Exteriores de Grenada.
    El JEFE DE LA DELEGACIÓN DE GRENADA: Thank you, Mr. President.

    On behalf of the Government and people of Grenada, I would like to thank the President of Honduras, José Manuel Zelaya Rosales, and his administration for their warm welcome to San Pedro Sula and for the gracious efficiency they have shown in organizing this thirty-ninth regular session of the General Assembly.


    Let me also thank all members of the General Secretariat, including the Assistant Secretary General, seated at the head table, for the work done in both this meeting and at the Fifth Summit of the Americas in Trinidad.
    Allow me to express my deepest condolences on the tragic events of May 28, which resulted in the loss of life and the destruction of millions of dollars worth of infrastructure in Honduras. The warm welcome that you and your people have extended in the face of these challenges certainly speaks to the strengths of your leadership and the spirit of the people of Honduras.
    I wish to express deepest condolences and solidarity to the Government and people of Brazil and France on the loss of more than two hundred lives on the Air France flight two days ago.
    Mr. President, not only am I taking the floor for the second time at this General Assembly session, but it is also the first General Assembly session in which the Government of Grenada, headed by Prime Minister the Honorable Tillman Thomas, has participated. I therefore wish to reaffirm the Government of Grenada’s commitment to the principles and values of this organization and our recognition of its role as a vital instrument for facilitating hemispheric partnership and cooperation among member states. Indeed, the engagement of the Organization of American States with Grenada has been an effective instrument in building human resource capacity and institutional strengthening and in promoting good governance. This is particularly significant, as evidenced by the fact that the OAS has served as an observer at the last several elections held in Grenada. Without question, the Organization has played an important role in promoting transparency in the electoral process and in promoting the consolidation of good governance and institutional strengthening in my country, and, indeed, the Hemisphere. I refer also to the assistance given by the OAS in developing legislation with respect to electoral reform in Grenada.
    This General Assembly session, Mr. President, is happening at a very critical time in world history. Our global interconnectedness is being highlighted by the current global financial crisis, a crisis not of our making, but a crisis that does not spare us its devastating economic impact. All countries, large and small, developing and developed, are forced to grapple with the fallout of this crisis and its immediate effects on the socioeconomic viability and political stability of our societies. There is a clear danger that this crisis has the potential to trigger socioeconomic and political erosion that can threaten the gains made by all of our countries, and, in so doing, lay the foundation for social phenomena that can put at risk the stability of all our societies.
    The positive dialogue at the Fifth Summit of the Americas underscores the value of organizations, such as the OAS, in which all countries can engage in dialogue on our common concerns and challenges and forge an even deeper hemispheric pact for consolidating cooperation and partnership on key challenges. Member states affirmed that issues like climate change, the global financial crisis, democratic governance, energy, and human prosperity speak to the foundations of a shared agenda for the Americas.

    The impact of the global financial crisis on smaller economies has been even more pronounced. A protracted crisis would create severe economic and social hardship in our economies and could derail them from the path of sustainable development that we have been working so hard to achieve.


    Notwithstanding individual efforts, the crisis requires a concerted and coordinated global response based on mutual respect and shared values. Unilateral action alone will likely be ineffective. There is a need for greater economic cooperation among the countries of the Americas.
    As it wrestles with the fallout of this crisis, the Government of Grenada has taken decisive action and has sought to implement a package of measures that addresses rising unemployment and implements safety nets that mitigate the effects of the crisis on the most vulnerable members of our society.
    We have also been actively engaged in finding regional responses to economic problems. Each of our governments, therefore, has a critical role to play in what is now an interdependent, global financial and economic system. There must be greater involvement by emerging and smaller countries in the Western Hemisphere in the discussion related to the overhaul of the global regulatory structures, markets, and systems.
    The OAS has a critical role to play in facilitating dialogue within the inter-American system and a partnership with the international financial institutions (IFIs) in order to build the capacity of member states. Such a role would mitigate the effects of the financial crisis and ensure that the dialogue on this issue recognizes the varying levels of development and consequent impact on the countries of the Hemisphere.
    The interconnectedness of the global economy and the impact on the common threats that we now face have all been clearly demonstrated. The recently concluded Fifth Summit of the Americas––ably hosted, I should say, by Trinidad and Tobago––underscored the importance of seeking consensus on these issues of common concern as we seek to develop mandates for joint action to ensure the development of our hemisphere and of our citizens. The issues of human prosperity, climate change, public security, energy, and democratic governance are at the core of the development agenda of all our nations and speak to the aspirations of our people.
    Nevertheless, this is not merely a case of pursuing democratic mandates within our countries. We must seek to craft a regional consensus and a coordinated, comprehensive, and effective response to the crisis with the backing of the international community.
    The dialogue at the Fifth Summit highlighted a range of issues of common concern to all of us. Climate change, in particular, is of great concern to member states, and the Government of Grenada has sought to actively participate in the dialogue on this issue. In Trinidad and Tobago, Prime Minister Thomas developed a paper on climate change that was well received by those in attendance.
    The vulnerability of small island states was brought home with devastating impact in Grenada in the aftermath of Hurricane Ivan, which damaged 90 percent of our homes. The impact of climate change is therefore a clear and present danger for all member states and requires concerted action and cooperation.
    As Minister of Tourism, I am acutely aware of the economic impact of the effects of climate change. The long-term viability of our tourism product, from which we derive a significant portion of our earnings, is clearly linked to the preservation of our environmental sustainability and must be the focus of concerted action as a matter of priority.
    The vulnerability of small island states is exacerbated in the face of current regional trends that indicate a rise in transnational crime. This phenomenon is seen in even small islands, such as Grenada, where the intimate ties that bind our society are increasingly pressured by the tension of incremental tides of violence. Given our political history, the rejection of violence as a means of settling disputes is an especially important aspiration of our people. We support the actions taken regarding eradicating small arms in the region and the engagement with the United States on the issue of small arms and deportees.
    My government commends the Government of Honduras for presenting this theme and pledges our partnership as we seek to promote a culture of tolerance and nonviolence that not only embraces human rights and respect for the diversity of our peoples, but acknowledges that these values must be promoted through education, dialogue, and cooperation.
    The Government of Grenada reaffirms its commitment to promoting a culture of peace and nonviolence within the framework of the rule of law, and we further commit to take the necessary steps to strengthen our institutional framework.
    Mr. President, all the countries of the Americas have called for an end to the exclusion of Cuba from the Summit process and the inter-American system. Indeed, the Fifth Summit underscored that there is a clear consensus that the reintegration of Cuba into the inter-American system is an essential step toward the building of a more cohesive, integrated Americas.
    The Government of Grenada therefore commends member states on the occasion of the lifting of the suspension of Cuba’s participation in the Organization of American States and the inherent consolidation of the inter-American family. Cuba has played an integral role in the Hemisphere’s development agenda, and the Government of Grenada has maintained very positive bilateral relations with member states.
    The action taken today at the General Assembly is a positive signal of the relevance, dynamism, and flexibility of our organization. Member states have affirmed their commitment to forging a partnership of the Americas that includes all members of the inter-American family. The gesture today sends a strong signal that the OAS is ready to confront the challenges of a new era. At the cornerstone of these efforts is a commitment to continue to confront our common hemispheric challenges in the spirit of mutual respect and cooperation, to the benefit of all our people.
    We must commit ourselves to harness the political will to fulfill the promise of our many commitments and mandates. The Government of Grenada stands ready to continue to partner with fellow member states as we forge this path to ensure the peace, security, and prosperity of the peoples of the Americas.

    I thank you, Mr. President.


    [Aplausos.]
    El PRESIDENTE: Muchas gracias. Tiene la palabra el Embajador de las Bahamas, Cornelius Smith.
    El REPRESENTANTE DE LAS BAHAMAS: Thank you, Mr. President.
    Distinguished ministers, colleague ambassadors, ladies and gentlemen:
    Permit me, first of all, on behalf of the Delegation of The Bahamas, to thank our hosts, the Government and people of Honduras, for the excellent arrangements that they have put in place to accommodate us.
    We are very pleased that this thirty-ninth regular session of the General Assembly is dedicated to this phenomenon of violence in our hemisphere.
    Mr. President, like most small vulnerable countries, The Bahamas continues to grapple with the global rise in crime and violence on various fronts. The precarious credit situation has negatively affected the flow of capital and investment into The Bahamas. The weak global economy has already impacted our tourism sector. Meanwhile, we continue to be challenged by the fallout from uncontrolled economic migration.
    Although The Bahamas is neither a producer nor a supplier of narcotic drugs or weapons, its strategic location, coupled with the increasing demand for illicit drugs and the proliferation of small arms and light weapons, has led to an unprecedented level of violent crime.
    In particular, Mr. President, we are concerned by the general increase of crime in which young people are the principal victims, as well as the perpetrators. Recently published studies examined the incidence of murder in The Bahamas and found that 73 percent of murder victims were 35 years old or younger. This is a disproportionately high figure, due to the fact that according to the 2000 census, 63 percent of the Bahamian population was under the age of 35. In addition, studies showed that the most common characteristics of a homicide suspect were being male, single, unemployed, between the ages of 16 and 25, and a prior criminal record that involved violence.
    As a response to the increase in youth violence, the Government of The Bahamas has created new national anticrime strategies. It has renewed its efforts to combat threats to national security through the investment of a significant percentage of its national budget to those agencies responsible for crime prevention and criminal justice, including the equipping of local law enforcement agencies with the necessary tools and resources to protect citizens and the creation of a multiagency national crime task force to strategize on national crime development.
    Meanwhile, the Government of The Bahamas, recognizing that violence should not only be seen as a criminal justice concern but also as a complicated mental health, economic, social, and cultural condition, and that there are multiple causes of the high incidence of youth violence, has committed itself to a comprehensive, multisectoral, strategic response. This response goes well beyond law enforcement to the core issues of social development. It requires the reformulation of social policies to deal with public awareness, educational deficiencies, skills training, unemployment, and poverty. Some of these policies include:


    • the implementation of programs designed to tackle social problems, such as addiction and domestic violence;




    • the development of school curricula with healthy lifestyle initiatives and mentoring programs;




    • the provision of funding to aspiring entrepreneurs to acquire tools and supplies;




    • the expansion of vocational training in the Government’s school system to improve the correlation between available training and specialization needed in the national economy; and




    • the provision of life-affirming, enriching experiences for youth by promoting cultural awareness, community services, and environmental stewardship.

    The overarching, long-term goal is to strengthen the delivery of services and other interventions that will contribute to the development and empowerment of the youth of The Bahamas by providing them with improved access to opportunities for lifelong learning, further training, community involvement, enhanced employability and skills, and access to the labor market.


    Meanwhile, The Bahamas continues to take major steps towards contributing to international security efforts, including its fulfillment of obligations under international instruments. It ratified the UN Convention on Transnational Organized Crime and its Protocols on September 26, 2008, and the UN Convention on the Prohibition of the Development, Production, Stockpiling, and Use of Chemical Weapons and on Their Destruction, known as the Chemical Weapons Convention, on April 21, 2009.
    We are aware, President, of the major challenges that crime and violence pose to our societies and their impact on our social and economic development. Clearly, we must make greater progress in our efforts to reduce the level of crime, particularly violent crime, in our societies.
    Although the Government of The Bahamas is making its best efforts to bring crime and violence under control, it recognizes that alliances must be formed to deal with issues such as deportation, the illicit firearms and drug trade, and the invasive nature of increasing cyber-crime. These partnerships are essential as they help provide fora in which we can share and benefit from each others’ successes and failures, provide a conduit for sharing information and intelligence, and create a formidable web of countries that discourages the harboring and strengthening of criminal elements.
    This strategy was demonstrated recently in the decisions coming out of the Thirteenth Special Meeting of the Conference of Heads of Government of the Caribbean Community (CARICOM), held from April 4 to 5, 2008, in Port of Spain, Trinidad and Tobago. The thrust of the meeting was to “fully ventilate the crime and security issues facing the region and to agree on a strategy and plan of action to stem the rising tide of violent criminality.”
    Likewise, the First Meeting of Ministers Responsible for Public Security in the Americas, held in Mexico in October 2008, promoted the comprehensive treatment of issues related to public safety and established priorities and evolving modes of cooperation to meet the challenges of security and criminal issues.
    Understandably, President, there is urgency in trying to bring crime and violence under control. This is what our people in the Hemisphere demand, and this is what they deserve. Traditionally, our governments believed that crime and violence could be addressed by focusing on security-related solutions, unaware of or ignoring the value of social intervention in at-risk communities and without addressing conditions conducive to criminal activities. The Bahamas thinks that more attention is needed on the latter if crime and violence-related solutions are to succeed.
    The Bahamas is committed to improving the quality of life of its people. As such, we are pleased to commend recent initiatives by the Organization of American States that place great emphasis on stemming the invidious tide of violence in our hemisphere. We hope, Mr. President, that the present momentum will be maintained, and we look forward to continued participation, using our collective strength to make this hemisphere a truly safe and secure place for our citizens and our guests.
    Thank you.
    [Aplausos.]
    El PRESIDENTE: Gracias.
    El PRESIDENTE: Tiene ahora el uso de la palabra el Embajador de Costa Rica, Enrique Castillo Barrantes.
    El REPRESENTANTE DE COSTA RICA: Gracias, señor Presidente.
    Costa Rica desea expresar calurosamente su agradecimiento al pueblo de Honduras por la hospitalidad tan generosa que nos brinda en estos días y, al mismo tiempo, expresar sus condolencias por las víctimas y por los daños causados por el terremoto de esta semana. También expresa Costa Rica su pesar a los países afectados por el accidente de aviación, especialmente al Brasil y a Francia, haciendo llegar también sus condolencias a los familiares de las víctimas.
    A este encuentro hemos sido convocados para reflexionar sobre cómo superar el agudo desafío de la violencia y promover, al contrario, una cultura de no violencia como condición indispensable para la consolidación democrática y el desarrollo que tanto anhelamos. No somos ajenos a ese reto.
    Hace ya más de veinte años, al firmar los Acuerdos de Paz de Esquipulas, cinco países de Centroamérica cambiamos una historia de guerra, opresión y pesimismo por la promesa de un futuro de paz, libertad y esperanza. Y digo promesa, porque a pesar de haber alcanzado la paz y concretado avances significativos, seguimos llegando tarde a muchas otras citas.
    Entre las múltiples causas de nuestra lentitud se encuentran los estragos ocasionados por la violencia, que arremete sin tregua a nuestras sociedades y mengua con grilletes sus pasos. Ya no se trata de la violencia política, que en el pasado enlutó a miles de familias centroamericanas, sino de una violencia que responde a otro tipo de lógica perversa, más impersonal, más circunstancial.
    En el caso centroamericano, en un válido intento por cuantificar los efectos económicos de la violencia en la región, se publicó recientemente un informe cuyos resultados no podrían ser más alarmantes. El costo económico de los hechos violentos en el Istmo ascendió a 6,506 millones de dólares en el 2006, lo que equivale a un 7,7% del producto interno bruto centroamericano. Esta cifra engloba los costos directos e indirectos en que incurren los países y sociedades de Centroamérica en atender los efectos de la violencia.
    Sin embargo, la violencia no es una enfermedad que solo afecta a una subregión de América Latina. Hoy por hoy, América Latina es la región más violenta del mundo en la que ocurre un 42% de los homicidios con armas de fuego, a pesar de que contamos apenas con poco más del 8% de su población total.
    Asimismo, a esa cultura de violencia que nos carcome, se suma otra que, si bien actualmente no cobra vidas por las armas, las cobra indirectamente al atentar contra el desarrollo humano de nuestras sociedades. Me refiero al desproporcionado gasto militar que tenemos en América Latina.
    Seguimos siendo un espacio que desatiende algunas de las necesidades sociales más apremiantes. En América Latina el gasto público social representa apenas un 15,1% del producto interno bruto de la región. En términos relativos, el gasto militar en América Latina representa una tercera parte de lo asignado a la educación, la mitad de lo destinado a la salud y supera ampliamente lo invertido en vivienda.
    Visto de otra manera, destinamos al gasto militar prácticamente la mitad de lo que recibimos en inversión extranjera directa y más de la mitad de los recursos que ingresan por concepto de remesas, y lo hacemos a sabiendas de que en el 2008 cerramos con más de 182 millones de pobres en América Latina, incluyendo 71 millones en condición de extrema pobreza.
    Señor Presidente, para Costa Rica las armas son los disparadores de la violencia y mientras las partes involucradas tengan acceso a los medios materiales para ejercerla, cada vez será mas difícil detener la espiral del terror que nos envuelve. La experiencia de los países de Europa Occidental y del Japón en esta materia confirma nuestra tesis de que existe una conexión entre la legislación restrictiva en cuanto a la tenencia y circulación de las armas y bajísimas tasas de homicidio doloso.
    Por eso, y para crear regulaciones internacionales que controlen el flujo de armas que llegan a nuestros países, Costa Rica impulsa en el seno de las Naciones Unidas un Tratado sobre la Transferencia de Armas que prohibirá su venta a Estados, grupos o individuos cuando exista razón suficiente que serán empleadas para violar los derechos humanos o el derecho internacional. Aunque el Tratado sobre la Transferencia de Armas no impedirá –y eso lo sabemos– que grupos armados, el crimen organizado, pandillas e individuos adquieran y hagan un uso ilegitimo de las armas, sí limitará su acceso.
    El PRESIDENTE: Embajador, le quiero pedir, por favor, su atención a la disertación que se está llevando a cabo. Las personas que están en diferentes bilaterales o reuniones, tengan a bien tomar asiento o realizarlas en otro lugar. Muchísimas gracias. Proceda, Embajador.
    El REPRESENTANTE DE COSTA RICA: Gracias, señor Presidente.
    Decía que aunque el Tratado sobre la Transferencia de Armas no impedirá que grupos armados, el crimen organizado, pandillas o individuos adquieran y hagan un uso ilegítimo de las armas, sí limitará su acceso y pondrá un cerco a sus operaciones. Y eso a nosotros, más que a nadie, nos conviene porque la violencia que nos preocupa no se encuentra fuera de nuestras fronteras sino dentro de ellas. Hagamos uso del poder creativo y transformador de la no violencia, esa a la que Gandhi consideró la mayor fuerza de la cual dispone la humanidad y reduzcamos, gradualmente, el gasto militar en aras del desarrollo humano.
    Para hacer más atractiva esta decisión, Costa Rica considera que las naciones desarrolladas y la comunidad financiera internacional tienen el deber moral de estimular con recursos económicos o condonación de deuda a aquellos países en desarrollo, pobres o de renta media, que desvíen la menor cantidad posible de recursos a la compra de armamentos y dediquen la mayoría a la formación de capital humano, capaz de competir en la era del conocimiento.
    Costa Rica pretende que los criterios del financiamiento para el desarrollo tomen en cuenta no solo la necesidad de las naciones sino también sus méritos. Premiemos y privilegiemos, así como bien lo ha dicho el Presidente de la República, doctor Oscar Arias Sánchez, a los países que se atreven a fundar su seguridad sobre la fortaleza de las instituciones y no sobre el poderío de sus armas. Premiemos y privilegiemos así a aquellos que han escogido la paz como una forma de vida.
    Señor Presidente, a la no violencia no se llega ni por la guerra ni por las armas, ni por el olvido ni por la indiferencia; se llega a la paz colocando al individuo en el centro de nuestras políticas, convirtiéndolo en el eje de nuestro desarrollo; a la paz se llega intercambiando ideas y no armas, conservando bosques y no prejuicios; a la paz se llega con progreso en democracia; a la paz se llega con más paz.
    Muchas gracias.
    [Aplausos.]
    El PRESIDENTE: Gracias, Embajador. Tiene la palabra nuestra querida amiga, Su Excelencia Patricia Rodas, Canciller de Honduras.
    La JEFA DE LA DELEGACIÓN DE HONDURAS: Muchísimas gracias.
    Gracias, en primera instancia, a todos nuestros países hermanos que han manifestado sus condolencias al nuestro por la reciente tragedia sufrida por el movimiento telúrico que ha conmovido no solo a nuestro país, sino que también nos ha sacado del sueño y de la ilusión de que estábamos libres de ese tipo de tragedias y de respuestas de la naturaleza.
    Hasta ahora hemos sufrido huracanes, inundaciones e, incluso, deslizamientos gigantescos de tierra, pero ahora sabemos también que estamos expuestos a otro tipo de fenómenos, por lo cual el tema de la no violencia se viene a sumar a esta intención de poder unir los esfuerzos de la comunidad para en cualquier circunstancia y en torno a cualquier situación poder enfrentar no solamente los eventos de prevención, que ya es un acto de paz, sino también para, juntos y en solidaridad, poder hacer frente a la desgracia que es quizás el más alto acto de paz.
    Agradecemos en esta ocasión que estemos juntos con todos los países de nuestras Américas enfrentando este momento que nos somete a la sorpresa de que podemos ser víctimas de otro tipo de eventos trágicos que jamás habíamos vislumbrado.
    Gracias por estar aquí en San Pedro Sula, que ha dado el corazón por esta Asamblea General, que ha enterrado el miedo y que, además, ha recibido a cada una de las delegaciones de América con la fraternal esperanza de que sea este el centro de la no violencia en nuestro Continente y de la no violencia entendida como el acto cotidiano de prevenir la controversia, como el acto cotidiano de rechazar el uso de la fuerza y la opresión para lograr verdaderos cambios en nuestras sociedades, para lograr transformar cualquier circunstancia adversa que oprima al ser humano, a la comunidad, a las naciones y al Continente.
    La no violencia que nuestro Presidente ha planteado al Consejo Permanente de la OEA va mucho más allá de aquella que conocemos, que constituye actos de agresión directa, el acto terrible y criminal del uso de la fuerza contra el más débil, ocurra éste en el ambiente doméstico de nuestros hogares u ocurra entre naciones.
    Es la violencia en las comunidades, es la violencia de la pobreza, la violencia de la desigualdad, de la ausencia de oportunidades, de la ausencia de caminos de comunicación entre seres humanos a través del prejuicio y la exclusión; la violencia que se practica contra aquel que nos parece diferente, que tiene usos y costumbres diferentes o que no se ajusta al status quo, la violencia del silencio obligado, del miedo a hablar o de la no posibilidad de expresarse.
    Es la violencia de los grupos de poder económico, la violencia de quienes monopolizan los derechos políticos y excluyen a cientos de miles, la violencia de quienes transgreden los senderos del derecho y convierten al llamado derecho en un derecho propio y no en un derecho colectivo, que es al que llamamos justicia; la violencia de la impunidad, la violencia de la destrucción de los recursos fundamentales para la sobrevivencia de estas y de las nuevas generaciones.
    Es la violencia del uso desmedido de la palabra mal empleada, la violencia de las grandes desigualdades en la oportunidad, quizás la opresión más profunda que padece la humanidad, porque involucra no solo desigualdad social al interior de nuestros países y sociedades, sino también profundas asimetrías consagradas y aceptadas casi como naturales, sin percatarnos de que son un acto profundo de violencia.
    Contra todo tipo de violencia –económica, social, política, cultural, comunicacional y ambiental– es que Honduras, junto a nuestros pueblos de las Américas, en este trigésimo noveno período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos, quiere hoy proclamar la necesidad de hacer nacer un mundo donde podamos construir la cultura de la no violencia, la cultura de la prevención, del diálogo, del entendimiento entre seres humanos, entre comunidades y entre naciones, para poder sustituir la barbarie de la opresión por la civilización absoluta de los seres humanos.
    Hemos planteado la no violencia como un acto militante, activo, potente, cotidiano, que requiere la posibilidad y la capacidad de aunar toda la fuerza posible para vencer nuestros propios temores, nuestros propios orgullos, nuestras propias arrogancias, nuestras propias limitaciones, para poder convertirnos en especie superior y poder aprender de aquellos seres que han logrado grandes hazañas por la humanidad.
    No solamente han logrado ellos defender a una mujer del acto violento de la fuerza bruta de quien la golpea; a los niños, que son oprimidos sin mayor defensa que la indiferencia; que han liberado a hombres y mujeres de la esclavitud, hombres y mujeres que han liberado a naciones del colonialismo, con actos de la no violencia, exponiendo su vida y demostrando, tal como mencionaba el compañero de Costa Rica el principio gandhiano, que la mayor fuerza que posee la humanidad es justamente su capacidad de vencer la adversidad, no con actos pacíficos, inmóviles, vegetativos, sino con actos no violentos, activos y militantes, hasta incluso con el acto de dar la vida propia para no agredir al otro.
    En el mismo momento en que seamos capaces de sacrificar la propia vida antes de agredir al otro, hemos comenzado a sembrar un mundo de la no opresión, que es el sinónimo de la no violencia.
    Estoy refiriendo esto al espacio que a Honduras corresponde para defender este tema central del trigésimo noveno período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA, porque no nos hemos referido únicamente a los actos de agresión directa, que son la guerra, el armamentismo, la producción de drogas y de estupefacientes, el tráfico a que condena este terrible flagelo de la humanidad y que a tierras como la nuestra ha convertido en zonas de paso, sembrando el crimen organizado, que funciona a través de terribles y complejos circuitos financieros internacionales, respaldados también por complejísimos circuitos políticos internacionales de un sistema que ha convertido el consumo y el bien material en su signo vital.
    Por el contrario, la no violencia es justamente la lucha desde el individuo, desde la sociedad y desde las naciones, para poder combatir juntos, prevenir el crimen de la degradación y construir una civilización de nuevos entendimientos de diálogo, de acercamiento físico, síquico y moral para poder entender que la especie no se divide en categorías sino que es una sola, acumulando errores de exclusión que al final se convierten en crímenes de lesa humanidad.
    La violencia es entendida no solamente como violencia directa sino como violencia estructural. Es por eso que ante ello hemos expuesto la no violencia a través del entendimiento y la no violencia estructural a través de la reparación del error del atraso, de la explotación, de la expoliación, de la exclusión para crear un nuevo orden no solamente sistémico al interior de nuestras sociedades sino un nuevo orden internacional, donde la justicia sea capaz de prevenir el error de la agresión, de la intervención y de la injerencia.
    Es el reconocimiento a que la libre autodeterminación de los pueblos y la igualdad jurídica de los Estados no solamente son enunciados del derecho internacional sino un reconocimiento genuino a que pertenecemos a una especie que se protege a través de la fuerza de la razón y no a través de la razón que muchas razones le ponen a la fuerza y a la agresión.
    Queremos específicamente agregar a todo lo que ya se ha dicho en el entorno de esta Asamblea, que el principio activo de la no violencia debe ser adoptado por los Estados del Continente y debe convertirse en norma, pero en norma única, no en norma doble. No queremos dobles normas, no queremos dobles morales, ni dobles discursos; queremos uno solo. Y que la no violencia no apele únicamente al fin de la guerra o a la agresión armada sino fundamentalmente a cualquier tipo de agresión y a cualquier forma de opresión entre pueblos y entre seres humanos.
    Para ello debemos señalar precisamente que una de las formas de violencia práctica que queremos nosotros combatir con la no violencia activa es la comunicacional, la que se practique en escuelas, en colegios, en la calle, pero fundamentalmente a través de los mecanismos de pedagogía social más potentes, que son los medios de comunicación masiva, la que a la postre y en virtud de una defensa extraña de libertad de expresión, ha dejado libres a los delincuentes y ha aprisionado a las sociedades, que le ha otorgado la libertad de expresión a los monopolios de comunicación y ha enmudecido a los pueblos.
    Se consagra el derecho de la libre expresión cuando los que dominan la escena mediática pueden hablar, condenar y mentir, mientras se condena a los pueblos al prejuicio del silencio y al miedo a expresarse, de exprimir su propia conciencia para entregarla a otros y poder fundar, entonces, un mundo, una sociedad y un conglomerado capaces de expresar sus diferencias con la seguridad del respeto que recibirá del otro semejante.
    Apelamos, entonces, para que eso sea contemplado dentro de este mecanismo fundamental que hemos propuesto como principio activo de convivencia que es la no violencia. Apelamos también a revisar cada uno de los principios que rigen nuestras relaciones humanas, sociales, políticas y económicas no solo con nuestro medio ambiente sino también con el Continente y con nuestras relaciones internacionales; revisar cada uno de los instrumentos jurídicos, la funcionalidad de nuestras organizaciones y revisar los instrumentos que son aceptados como norma para otros, pero no obligación propia.
    Quiero pasar a una segunda situación de violencia que queremos combatir con la no violencia, además de la comunicacional. Es aquella violencia que se genera por los dobles discursos, las dobles normas y las dobles morales.
    Existen instrumentos jurídicos internacionales que se usan para incriminar a sociedades, a pueblos y a gobiernos, utilizando el discurso que pretende combatir. Por ejemplo, nuestra Organización de los Estados Americanos tiene instrumentos jurídicos sobre derechos humanos que no han sido suscritos o ratificados por todos sus miembros. Estos instrumentos que debían de servir para defender a pueblos y naciones, en muchas ocasiones sirven para incriminar a quienes pretenden construir nuevas formas de organización.
    Tenemos también que revisar el ajuste de nuestros instrumentos y de nuestras propuestas. Estamos apelando a la revisión general bajo el principio de la no violencia –por ejemplo, de la Carta de la OEA, del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) y de la Carta Democrática Interamericana– para que puedan ser representativos todos de los verdaderos desafíos que cada una de nuestras sociedades nos plantea a fin de que se ajusten a las nuevas realidades y a los nuevos procesos de cambios políticos, económicos y sociales y para que también sean útiles instrumentos que realmente puedan utilizar nuestras sociedades frente a la crisis global del sistema.
    Se trata, entonces, de obtener cambios profundos y estructurales bajo los principios de la no violencia. No podemos abonar nosotros más de todo lo que nuestro Presidente y todos ustedes han expresado ante esta Asamblea. Apenas si podemos complementarlo.
    Y quisiéramos dejar claro que deben ser denunciadas entonces dos situaciones que tienden a no relacionarse con los procesos de violencia. No defendamos libertades que sirvan a minorías para condenar a grandes mayorías. Ese es un principio fundamental de no violencia: que los derechos, las garantías y las libertades sean verdaderos instrumentos para las mayorías. Entonces podremos así comenzar a defender y a hablar de democracia. La democracia no es consenso, es decir, el silencio de aquellos que disienten no es democracia.
    La democracia es el acato estricto a la mayoría y el respeto a los que quedan en minoría; democracia es la libertad de alimentarse y de tener una vida digna y, por lo tanto, la violencia contra ese principio exige comenzar a emplear el principio activo de la no violencia, resistiéndonos a un sistema que nos oprime. La Carta Democrática Interamericana, que contiene grandes principios de convivencia, también se debe ajustar al nuevo orden construido en nuestros países y en nuestro continente, para que no trate de darnos recetas de cómo son las democracias a los ojos y a la medida de quien elabora los documentos.
    El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca debe ser realmente revisado, porque ya no apelamos a defendernos como hemisferio de ataques de otros hemisferios, sino que estamos tratando de construir un mundo de mutua solidaridad, donde las armas y la violencia nos parecen simple y sencillamente inaceptables. Abogamos porque se respete en la Carta de la OEA nuestro derecho definitivo a la libertad y a la autodeterminación. Son estos cinco puntos que creíamos complementar.
    Pedimos que este documento que presenta Honduras, que es escueto, que resume fundamentalmente el principio de la no violencia desde lo estructural, sea adoptado por el trigésimo noveno período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA, para que en la próxima Asamblea pueda ser recogido ya como plataforma filosófica y organizado como norma y principio de la Organización, para lograr que surja de este proceso la actualización de nuestros objetivos y propósitos, conforme a las circunstancias de cambio que vive nuestro continente y de cuyas posibilidades que nos ofrece hoy hemos sido testigos directos.
    Gracias a todas las delegaciones que se han reunido acá y gracias al Consejo Permanente por haber aceptado la propuesta de nuestro Presidente de que la Carta de San Pedro Sula “Hacia una Cultura de la No Violencia” fuese la línea transversal de los temas que en esta jornada tendremos que resolver.
    La no violencia, entonces, demanda que los medios que usemos sean tan puros como la finalidad que se persigue, y la finalidad que todos perseguimos es que nuestra convivencia sea útil a nuestros pueblos, a nuestras sociedades y a todas las generaciones que están por venir.

    Muchas gracias, Presidente.


    [Aplausos.]
    El PRESIDENTE: Muchas gracias. Tiene la palabra Su Excelencia la Canciller Maxine McClean, Jefa de la Delegación de Barbados.
    La JEFA DE LA DELEGACIÓN DE BARBADOS: Thank you, Mr. President.
    In my first intervention in the previous session, I spoke of the importance of the theme of this thirty-ninth regular session of the General Assembly, “Toward a Culture of Nonviolence.” In examining this theme, we must, of necessity, focus on the impact of violence and in turn explore approaches to mitigate this impact and identify strategies to prevent violence.
    As we are aware, Mr. President, violence has multiple negative impacts on all segments of society and, indeed, on our national, regional, and hemispheric security. Since 2002, we have come to a deeper understanding of the multidimensional aspects of security. For us, crime and violence are also development issues. Specifically, drugs, gun crime, and youth violence pose major threats to the general welfare of our citizens, deter investment, and have a negative impact on the quality of life in all its facets.
    In addition, the absence of peace leads to the disproportionate allocation of scarce financial resources for expenditure on security, thus increasing the economic burden borne by governments that already face financial constraints.
    Our countries are all challenged by the scourge of illicit drugs, illegal guns, and youth violence. It is the view of the Government of my country that informed policies at the national, subregional, and hemispheric levels can make a significant difference in addressing these scourges.
    Mr. President, as we tackle crime, we must move beyond traditional approaches. The Government of Barbados recognizes that the use of the criminal justice system to convict and imprison offenders is only one part of the answer. We must guard against a disproportionate reliance on traditional crime prevention measures, acknowledging that they do not adequately address many of the problems we now face. We must recognize that the key to a sustainable program rests in the construction and implementation of effective crime prevention strategies. This requires a new approach to partnerships between the police and other stakeholders in the government service, the private sector, and civil society.
    In Barbados, we have sought to implement several useful initiatives to mitigate incidents of violence and promote peaceful interaction among members of society. Our youth is one segment of the population that is heavily impacted by acts of violence, and we have designed many of these programs to reach this segment of society.
    We have initiated strategies…
    El PRESIDENTE: Perdón. Nuevamente hacemos un llamado al orden. Les rogaría, por favor, que tomen asiento o procedan a realizar sus reuniones fuera del salón. Muchas gracias.

    Continúe, por favor, señora.


    La JEFA DE LA DELEGACIÓN DE BARBADOS: We have initiated strategies to protect our youth and to offer them alternatives to violent activities. One such example is the youth mainstreaming program in Barbados, which focuses on the development of the life skills of its participants. This program explores with participants conflict resolution strategies and the inculcation of civic values.
    In addition, the Government has implemented a Youth Development Programme that includes a workshop entitled “Violence in Schools from a Youth Perspective.” This workshop was developed out of a need to provide students with opportunities to examine the causes of violence and its impact on them. These young people are taught how to express their emotions and aspirations in a socially acceptable form and are shown alternatives to destructive behaviors and attitudes. Through the Barbados Youth Service, emphasis is placed also on conflict resolution, civics, and leadership.
    Mr. President, we have also focused attention on young adults. Through the Youth Entrepreneurship Scheme, they are offered opportunities to develop skills needed to be peaceful and productive members of our society. This scheme is multifaceted in focus and encourages business development among our young youth. One object of the Scheme is to make persons economically self-sufficient and, therefore, less likely to engage in antisocial and illegal behavior. There is also a module on personal development that explores conflict resolution strategies. It is anticipated that there will be a transfer of these skills and values to the families and social groups of participants.
    We have heard from previous speakers that problems and solutions are numerous, and in looking at them, we hopefully are able to eliminate violence. It is therefore important that we pay some attention to formalizing these solutions across our many countries.
    With the collaboration of the Organization of American States, we must work to eliminate violence from our hemisphere. Member states need to increase the efficiency of their criminal justice systems. The work being conducted by the OAS to enhance the way information is shared, track the performance of justice, monitor reform, and increase accountability to the public must be commended.
    Mr. President, I will save my other examples for another occasion. Therefore, allow me to once again thank the Government and people of Honduras for the hospitality that has been extended to us, especially in the aftermath of a major earthquake that shook this region only last week.
    The Government and people of Barbados are very sympathetic to the loss of lives and millions of dollars in infrastructural damage that this natural disaster has caused and wishes to extend sincere condolences to our Honduran brothers and sisters in your time of grief. This tragedy serves as yet another unpleasant reminder that we must continue to work together to mitigate the effects of climate change.
    Mr. President, Barbados fully supports the notion of cultivating a culture of nonviolence and stands ready to work together with the members of the OAS on conflict resolution in order to promote peace in the Hemisphere.
    I thank you.
    [Aplausos.]
    El PRESIDENTE: Muchas gracias. Le agradezco por haberse ajustado al tiempo dado para su intervención. Me dicen que la Viceministra del Canadá, Su Excelencia Alexandra Bugailiskis quiere hacer una pequeña precisión. Tiene la palabra.
    La REPRESENTANTE DEL CANADÁ: Muchísimas gracias.
    First, I would like to thank the Foreign Minister of Honduras for her very extensive and very eloquent presentation and to thank the Honduran Government for selecting the theme of “Toward a Culture of Nonviolence.” It is an important theme, as we have realized while listening to so many speakers address this very subject this evening.
    I would, however, like to receive a clarification. It may be my poor Spanish, but I thought I heard the Foreign Minister of Honduras say that the Charter had been adopted by the Permanent Council. My understanding is that the declaration that we will be adopting in the fourth plenary is the paper that has been seen and agreed upon by the Permanent Council. I would say that a lot of work and thought has been put into the Charter, but as far as the Delegation of Canada understands, as Chair of the Permanent Council, we have not yet had any consultations on it. There is no number that I can see, nor have we been able to have it translated. So I would like to encourage the Foreign Minister to bring it formally to the Permanent Council where it can be given the attention that I think it well deserves. When these steps are taken, we can hope to realize her dream of having it adopted.
    El PRESIDENTE: Muy bien. Tiene la palabra Su Excelencia Patricia Rodas, de Honduras.
    La JEFA DE LA DELEGACIÓN DE HONDURAS: Gracias.
    Vamos a ser en esto muy precisos, porque nosotros queríamos abonar únicamente los temas que normalmente no se contemplan como violencia. Siempre que nos dicen violencia pensamos en la agresión directa: en las guerras, en las armas, lo cual constituye violencia. Nosotros queremos anteponer un principio de no violencia ante todas las relaciones humanas, entre hombres, mujeres y naciones, pudiendo empezar con nuestro continente.
    Efectivamente, la Carta “Hacia una Cultura de la No Violencia” de esta Asamblea es un trabajo que se ha hecho en el seno de los mecanismos de la Organización de los Estados Americanos y es la declaración de esta Asamblea. La Carta “Hacia una Cultura de No Violencia” la presenta Honduras para que se recoja como una propuesta, como una carta de intención, a fin de que en los trabajos ordinarios del Consejo Permanente de la OEA pueda estudiarse a profundidad y pueda convertirse en un protocolo que, al igual que la Carta Democrática Interamericana por ejemplo, elabore principios de convivencia dentro de los Estados Miembros de la Organización, dirima controversias, prevenga el error de la agresión y que sea también como obligatoriedad, como un compromiso en nuestras normas jurídicas, sociales, económicas, culturales y ambientales al interior de nuestros países.
    Esperamos nosotros que esta Carta que entrega Honduras a la Asamblea sea recogida por el Consejo Permanente y por las instancias correspondientes, para convertirla en una relación de principios filosóficos en nuestra convivencia frente al nuevo orden internacional que debemos construir en justicia para todos nuestros pueblos.
    Esta Carta o Declaración de San Pedro Sula “Hacia una Cultura de la No Violencia” es un instrumento de buena voluntad del pueblo y Gobierno de Honduras en agradecimiento por haber aceptado la Organización de los Estados Americanos poder celebrar esta Asamblea General en una ciudad, en nuestro país, que les ha acogido justamente en paz y con la mejor esperanza de una nueva forma de convivencia, de no agresión, de lucha contra la opresión, contra la exclusión y contra cualquier conducta que pueda violentar la paz tanto en las relaciones individuales como en las relaciones sociales e internacionales.
    Gracias.
    El PRESIDENTE: Muchas gracias. Hechas estas clarificaciones, la Presidencia propone tomar nota de la propuesta hecha por la Delegación de Honduras para ser considerada posteriormente en el Consejo Permanente. No sé si la Representante del Canadá mantiene la petición del uso de la palabra.
    La REPRESENTANTE DEL CANADÁ: Solamente para agradecer su elocuente respuesta, señora Secretaria de Estado de Honduras. Thank you very, very much, and congratulations on the excellent work. Let me assure you that it will be given the consideration that it deserves.
    Thank you.
    El PRESIDENTE: No habiendo más solicitudes para hacer el uso de la palabra, propongo que esta sesión plenaria tome nota de las exposiciones de los Jefes de Delegación, las que quedarán registradas en el acta respectiva de la sesión.
    Concluido el diálogo de esta Asamblea sobre el tema central, declaro clausurada la tercera sesión plenaria, pasando inmediatamente a la cuarta sesión plenaria.
    [Se levanta la sesión a las 8:28 p.m.]




    ACTA DE LA CUARTA SESIÓN PLENARIA7/



    Fecha: 3 de junio de 2009

    Hora: 8:32 p.m.

    Lugar: Centro Social Hondureño Árabe
    Presidenta: Señora Patricia Rodas Baca

    Secretaria de Estado de Honduras



    Presentes: Carlos Játiva (Ecuador)

    Hugo Roger Martínez (El Salvador)

    W. Lewis Amselem (Estados Unidos)

    Peter C. David (Grenada)

    Jorge Skinner-Klée Arenales (Guatemala)

    Bayney R. Karran (Guyana)

    Alrich Nicolas (Haití)

    Patricia Licona Cubero (Honduras)

    Kenneth Baugh (Jamaica)

    Salvador Beltrán del Río Madrid (México)

    Denis Ronaldo Moncada Colindres (Nicaragua)

    Aristides Royo (Panamá)

    Manuel María Cáceres (Paraguay)

    Néstor Popolizio Bardales (Perú)

    José Manuel Trullols (República Dominicana)

    Izben C. Williams (Saint Kitts y Nevis)

    Clenie Greer-Lacascade (Santa Lucía)

    Omari Williams (San Vicente y las Granadinas)

    Michiel G. Raafenberg (Suriname)

    Glenda Morean-Phillip (Trinidad y Tobago)

    Gonzalo Fernández (Uruguay)

    Nicolás Maduro Moros (Venezuela)

    Deborah-Mae Lovell (Antigua y Barbuda)

    Jorge E. Taiana (Argentina)

    Brent Symonette (Bahamas)

    Maxine O. McClean (Barbados)

    Nestor Mendez (Belize)

    David Choquehuanca Céspedes (Bolivia)

    Ruy de Lima Casaes e Silva (Brasil)

    Graeme Clark (Canadá)

    Mariano Fernández (Chile)

    Jaime Bermúdez Merizalde (Colombia)

    Enrique Castillo Barrantes (Costa Rica)

    Judith-Anne Rolle (Dominica)

    José Miguel Insulza (Secretario General de la OEA)

    Albert R. Ramdin (Secretario General Adjunto)


    1. La Cuestión de las islas Malvinas
    La PRESIDENTA: Señoras y señores Cancilleres y Jefes de Delegación, declaro abierta la cuarta sesión plenaria del trigésimo noveno período ordinario de sesiones de la Asamblea General, convocada para considerar los asuntos que aparecen en el orden del día, documento AG/OD-2/09.
    El primer asunto a considerar es el que se refiere a la cuestión de las islas Malvinas. Como es del conocimiento de las Delegaciones, la Asamblea General examina anualmente este tema en cumplimiento de la resolución de la Asamblea General AG/RES. 669 (XIII-O/83), aprobada en 1983, que dispuso continuar analizándolo en sucesivos períodos ordinarios de sesiones hasta que se alcance una solución definitiva en relación con esta materia.
    En este sentido, me es grato ofrecer la palabra al señor Embajador Jorge Enrique Taiana, Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Argentina, para que pueda referirse al tema así como al proyecto de declaración, documento AG/doc.4903/09.
    El JEFE DE LA DELEGACIÓN DE LA ARGENTINA: Muchas gracias, señora Presidenta.
    Señora Presidenta, señoras y señores Jefes de Delegación, señor Secretario General Adjunto:
    Me presento ante este prestigioso foro para reiterar, en nombre del pueblo y del Gobierno de mi país, el legítimo reclamo de los derechos de soberanía de la República Argentina sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos insulares circundantes.
    El 3 de enero de 1833, fuerzas británicas ocuparon las islas Malvinas, desalojando por la fuerza a sus habitantes y a las autoridades argentinas legítimamente establecidas en esas tierras. La República Argentina protestó este acto de fuerza en forma inmediata y de modo consistente. Jamás consentimos semejante usurpación en nuestro territorio.
    Esta ocupación ilegítima ha dado nacimiento a un caso especial y particular de descolonización, conocido como la cuestión de las islas Malvinas. En sus sucesivas resoluciones y declaraciones, la propia Organización de los Estados Americanos ha calificado la cuestión de las islas Malvinas como un tema de interés hemisférico permanente.
    En consonancia con las diversas resoluciones de las Naciones Unidas sobre la cuestión, la OEA ha reafirmado la necesidad de que los Gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte reanuden cuanto antes las negociaciones sobre la disputa de soberanía.
    El Reino Unido, indiferente al llamado generalizado de la comunidad internacional, se rehúsa de modo sistemático, persistente e injustificado a reanudar las negociaciones con la República Argentina en materia de soberanía para poner fin a esta anacrónica disputa.
    La negativa británica a restablecer las negociaciones con la Argentina contrasta abiertamente con la reiterada voluntad negociadora de mi país, propia de una democracia, y colisiona de lleno con el mandato impartido de modo inequívoco por la comunidad internacional, instando a ambos países a arribar, por la vía de la negociación, a una solución pacífica y definitiva a esta prolongada controversia.
    Dicho mandato se halla plasmado no solo en las reiteradas resoluciones de las Naciones Unidas y de la propia Organización de los Estados Americanos sino también en numerosos pronunciamientos de la comunidad internacional y en foros regionales y biregionales.
    Los encuentros de los Jefes de Estado de los Estados Parte del MERCOSUR y Estados Asociados; el Consejo de Ministros de la Asociación Latinoamericana de Integración; los encuentros de los Jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de Río, de la UNASUR, de la Cumbre Iberoamericana, de la Cumbre de Países Sudamericanos y Países Árabes y de la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur constituyen ejemplos de las múltiples instancias en que la comunidad internacional se ha manifestado sobre este tema.
    Según lo dispuesto por esta Organización, la cuestión de las islas Malvinas se encuentra bajo examen de la Organización hasta su solución definitiva, pero no se logrará una solución hasta que el Reino Unido acepte reiniciar las negociaciones con la Argentina en materia de soberanía.
    Señora Presidenta, la República Argentina tiene un firme compromiso con el avance del proceso de descolonización y con la eliminación rápida e incondicional del colonialismo en todas sus formas y manifestaciones. La cuestión de las islas Malvinas no escapa a la necesidad de dar cumplimiento a este mandato. La cuestión de las islas Malvinas tiene características especiales y particulares que la diferencian de otros casos de descolonización.
    El acto de fuerza perpetrado por el Reino Unido en 1833 de usurpación de las islas fue acompañado de la expulsión, por parte del Reino Unido, de la población originaria y de la prohibición de su retorno, siendo dicha población reemplazada por ocupantes de origen británico.
    La ilegítima ocupación de las islas por parte del Reino Unido vulneró la integridad territorial de la República Argentina. Es por tal motivo que semejante acto de ilegalidad manifiesta impide la aplicación del principio de autodeterminación a la cuestión de las islas Malvinas.
    Hacerlo comportaría la convalidación de un acto de usurpación que ha violado la integridad territorial de mi país e iría en desmedro de un principio que la Asamblea General de las Naciones Unidas consagra como derecho inalienable en el párrafo operativo sexto de la resolución 1514. Ahí se dice: Todo intento encaminado a quebrantar total o parcialmente la unidad nacional y la integridad territorial de un país es incompatible con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas.
    La recuperación del ejercicio pleno de la soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes constituye un anhelo del pueblo argentino, plasmado en nuestra Constitución nacional como un objetivo permanente e irrenunciable. Ahí se dice:

    “La recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía, respetando el modo de vida de sus habitantes y conforme a los principios del derecho internacional, constituyen un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino”.


    Señora Presidenta, invito a que los Estados que integran esta honorable Organización sigan exhortando al Reino Unido a dar cabal cumplimiento, de una vez por todas, a las declaraciones de esta Asamblea General, accediendo así a la búsqueda de una solución a una disputa que afecta muy seriamente a nuestro hemisferio.
    La República Argentina seguirá bregando, guiada por su férrea vocación a favor de la paz y la justicia, por el fiel cumplimiento del mandato de la comunidad internacional, exponiendo en cada oportunidad la actitud británica de desacato manifiesto y de obstaculización al logro de una solución a la disputa de soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes; y reiterando así su permanente disposición a reanudar las negociaciones bilaterales con vistas a su solución justa, pacífica y definitiva.
    Muchas gracias, señora Presidenta.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajador Taiana. Al respecto tiene la palabra el Embajador Ruy Casaes, de la República Federativa del Brasil.
    El REPRESENTANTE DEL BRASIL: Muito obrigado, Senhora Presidente. A Delegação do Brasil tem a honra de submeter à consideração deste plenário o projeto de Declaração sobre a Questão das Ilhas Malvinas, que circulou como documento AG/doc.4903/09, que acabou de ser distribuído.
    Trata-se de declaração que em sua parte introdutória recorda documentos aprovados em assembléias anteriores, como a resolução AG/RES. 928 (XVIII-O/88), de 1988, que solicita aos Governos da Argentina e do Reino Unido da Grã-Bretanha e Irlanda do Norte que retomem as negociações com vistas a encontrar uma solução para o assunto.
    Caberia também mencionar a resolução AG/RES. 1049 (XX-O/90), de 1990, pela qual a Assembléia Geral da Organização dos Estados Americanos expressou sua satisfação pelo restabelecimento das relações diplomáticas entre os dois países.
    O Brasil mantém historicamente uma posição de reconhecimento inequívoco da completa soberania da Argentina sobre as Ilhas Malvinas. Em todos os foros multilaterais pertinentes em que o tema é considerado, o Governo brasileiro presta apoio firme e explícito ao pleito da Argentina.
    A adoção desta declaração por esta Assembléia Geral representará mais um estímulo aos Governos da Argentina e do Reino Unido para que iniciem, o quanto antes, as negociações sobre a disputa de soberania com o objetivo de encontrar uma solução pacífica para esta já prolongada controvérsia.
    O Brasil espera que os países aqui representados somem-se a este apoio a uma reivindicação justa e legítima da Argentina, cujo reconhecimento contribuirá também para o fortalecimento das relações entre a Argentina e o Reino Unido, no interesse do nosso hemisfério e das relações entre a Europa e a nossa região.
    Muito obrigado, Senhora Presidente.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajador. Tiene la palabra el señor Manuel María Cáceres, Embajador de la República del Paraguay.
    El REPRESENTANTE DEL PARAGUAY: Gracias, Presidenta.
    En la intervención del Ministro de Relaciones Exteriores de mi país en el día de ayer, nos hemos referido expresamente a la situación de la cuestión de las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur. En este momento intervengo en calidad de Presidente Pro témpore en ejercicio del MERCOSUR.
    Tengo el honor de intervenir en nombre de los Estados Parte y Asociados del MERCOSUR, con el objeto de recordar que los Presidentes de los Estados Parte y de los Estados Asociados del MERCOSUR, reunidos en la ciudad de Costa de Sauipe, Bahía, el día 15 de diciembre de 2008, en ocasión de la Trigésima Sexta Reunión del Consejo del Mercado Común, afirmaron lo siguiente:
    Reafirmamos los términos de la Declaración de los Presidentes de Estados Parte del MERCOSUR, la República de Bolivia y la República de Chile, firmada el 25 de junio de 1996 en Potrero Funes, República Argentina, denominada Declaración de Malvinas, y reiteramos su respaldo a los legítimos derechos de la República Argentina en las disputas de soberanía relativa a la cuestión de las islas Malvinas.
    Asimismo, destacaron que la adopción de medidas unilaterales no resulta compatible con lo resuelto por las Naciones Unidas y recordaron el interés regional en que la prolongada disputa de soberanía entre la República Argentina y el Reino Unido de Gran Bretaña, Irlanda del Norte, sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur así como sobre los espacios marítimos circundantes alcance, cuanto antes, una solución, de conformidad con la resoluciones de las Naciones Unidas y las declaraciones de la Organización de los Estados Americanos, del MERCOSUR y de otros foros regionales y multilaterales.

    Reiteraron, además, que la pretensión de considerar las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur como países y territorios a los cuales pueden aplicarse el apartado cuarto del Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea, que se denominará en el futuro Tratado sobre el Funcionamiento de la Unión Europea y las Decisiones de Asociación de Ultramar de la Unión Europea, resulta incompatible con la existencia de una disputa de soberanía sobre tales archipiélagos.


    Muchas gracias, Presidenta.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajador Cáceres. Damos la palabra al Canciller de El Salvador, Hugo Roger Martínez.
    El JEFE DE LA DELEGACIÓN DE EL SALVADOR: Muchas gracias, Presidenta.
    Quisiéramos, como país anfitrión de la Cumbre Iberoamericana que fuimos, compartir con ustedes, para que sea tomado en consideración, el comunicado especial sobre la soberanía en La cuestión de las islas Malvinas.
    Los Jefes y Jefas de Estado y de Gobierno de los países Iberoamericanos, reunidos en San Salvador, El Salvador, en ocasión de la décimo octava Cumbre Iberoamericana, reafirmamos la necesidad de que los Gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte reanuden, a la brevedad posible, las negociaciones tendientes a encontrar una pronta solución a la disputa de soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, en el marco de las resoluciones de las Naciones Unidas, de la Organización de los Estados Americanos y de las disposiciones y objetivos de la Carta de las Naciones Unidas, incluyendo el principio de integridad territorial.
    Muchas gracias.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Canciller. Damos la palabra a Su Excelencia Mariano Fernández, Canciller de la República de Chile.
    El JEFE DE LA DELEGACIÓN DE CHILE: Muchas gracias, señora Presidenta.
    A nombre del Gobierno de Chile, reiteramos una vez más nuestro irrestricto apoyo al proyecto de declaración que sobre esta importante materia ha sido presentado a esta Asamblea General. Respaldamos, como siempre, los legítimos derechos de soberanía de la República Argentina sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.
    Asimismo, ratificamos la necesidad de que los Gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte reanuden cuanto antes las negociaciones, a fin de encontrar a la mayor brevedad posible una solución pacífica y definitiva a esta prolongada disputa de soberanía, de conformidad con las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas y de la propia Organización de los Estados Americanos.
    Muchas gracias, Presidenta.
    La PRESIDENTA: Gracias, Canciller. Tiene la palabra el Embajador Aristides Royo de la República de Panamá para hablar del tema de las islas Malvinas.
    El REPRESENTANTE DE PANAMÁ: Muchas gracias, Presidenta.
    El hecho de que Panamá apoye a la República Argentina, como lo ha hecho desde hace muchos años y como lo seguirá haciendo, no es más que un mínimo gesto de reciprocidad por lo que el pueblo y los Gobiernos argentinos siempre hicieron con mi país en la lucha de reivindicación de nuestra plena soberanía en la antigua Zona del Canal, en medio de nuestro territorio.
    Los panameños no olvidamos aquella visita que hizo Omar Torrijos a la Argentina cuando se organizó una manifestación multitudinaria, en la cual el lema era Torrijos-Perón: un solo corazón.

    Así que nosotros seguiremos apoyando la causa argentina. Le deseamos mucha suerte a la Argentina para que ese plan y esa propuesta que han presentado del límite exterior de la plataforma continental ante la oficina respectiva de las Naciones Unidas sean plenamente aceptados.


    Muchas gracias.
    La PRESIDENTA: Gracias, Embajador. Aquí está toda América con un solo corazón al lado de Argentina. El Embajador de Nicaragua, Denis Moncada, tiene la palabra.
    El REPRESENTANTE DE NICARAGUA: Muchas gracias señora Presidenta.
    El Gobierno de Nicaragua desea manifestar la importancia que reviste la eliminación de cualquier expresión colonialista que aún impere no solo en América Latina sino en cualquier parte del mundo. El mantenimiento de un status quo de esta naturaleza contraviene los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y viola las normas del derecho internacional.
    Esta situación nos viene a recordar la presencia armada extra- continental del Reino Unido en la región, en la que el mecanismo de defensa continental TIAR no pudo funcionar para hacer frente a las amenazas provenientes del exterior, predominando los intereses geopolíticos y geoestratégicos de los aliados de la OTAN. En este episodio quedó demostrada la incompatibilidad del llamado Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) con los intereses de América Latina.
    Al igual que la comunidad internacional, Nicaragua mantiene el interés en que ambos Gobiernos hagan uso del mecanismo de solución pacífica de controversias internacionales para encontrar una solución.
    Nicaragua expresa, una vez más, su apoyo al Gobierno de la República Argentina y a los legítimos derechos que le asisten, tal como ya lo ha hecho en el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, donde se han aprobado numerosas resoluciones sobre este tema.
    Apoyamos el proyecto de declaración presentado sobre la cuestión de las islas Malvinas.
    Muchas gracias, señora Presidenta.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajador. Tiene la palabra el señor Viceministro del Perú, Néstor Popolizio.
    El JEFE DE LA DELEGACIÓN DEL PERÚ: Gracias, señora Presidenta.
    La Delegación del Perú ha escuchado con suma atención la exposición del Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la República Argentina, en la que expresa con claridad los fundamentos jurídicos que asisten a su país con relación a las islas Malvinas.
    En ese sentido, la Delegación del Perú formula sus votos para que se reanuden las negociaciones entre la República Argentina y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte a la mayor brevedad posible, con el fin de hallar una solución pacífica y duradera de la controversia, de acuerdo con las resoluciones de las Naciones Unidas y de la Organización de los Estados Americanos.
    Sobre el particular, deseo reiterar el invariable apoyo del Gobierno del Perú a los legítimos derechos de soberanía que le asisten a la hermana República Argentina sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. El Gobierno del Perú ofrece una vez más su respaldo al proyecto de declaración puesto a la atenta consideración de esta Asamblea General.
    Muchas gracias.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Viceministro. Tiene la palabra el Subsecretario Salvador Beltrán, de México.
    El REPRESENTANTE DE MÉXICO: Muchas gracias, Presidenta.
    México, en este máximo foro americano, desea subrayar y reiterar la importancia de la solución pacífica de controversias como principio de derecho internacional, como guía fundamental de nuestra vinculación e interacción cotidiana y como elemento esencial para el mantenimiento de la paz y para la convivencia entre todas las naciones.
    México también reconoce el importante trabajo que han realizado diferentes instancias internacionales como las Naciones Unidas, el Grupo de Río y la Cumbre Iberoamericana, para contribuir a la solución de este diferendo. Estos organismos y mecanismos han expresado consistentemente su solidaridad con la República Argentina en cuanto a la reivindicación histórica de sus derechos sobre la soberanía de las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.
    La Delegación de México renueva su respaldo y otorga su más amplio apoyo al proyecto de declaración presentado por la Delegación Argentina, a fin de que este máximo foro de las Américas se pronuncie, una vez más, en favor de la legítima demanda del pueblo y Gobierno argentinos.
    Muchas gracias.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Subsecretario. Concedemos ahora la palabra al Canciller de la República de Colombia, Jaime Bermúdez.

    El JEFE DE LA DELEGACIÓN DE COLOMBIA: Gracias, Presidenta.


    Colombia cree en una OEA fuerte. Estamos convencidos de que una contribución a estas horas del día son la fortaleza y la brevedad en las intervenciones, pero que no por eso son menos claras y contundentes.
    Colombia apoya el proyecto de declaración presentado sobre la cuestión de las islas Malvinas, en el cual se reafirma la necesidad de que los Gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte reanuden las negociaciones. Colombia quiere expresar, tal como lo ha hecho en ocasiones anteriores, su respaldo a la reivindicación de la República Argentina.
    Gracias, Presidenta.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Canciller Bermúdez. Damos la palabra al Canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro.
    El JEFE DE LA DELEGACIÓN DE VENEZUELA: El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela ratifica la posición histórica de respaldo al pueblo y Gobierno argentinos en la justa y legítima reivindicación de soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur. Hace a su vez un llamado a fin de que la resolución sobre el tema de la cuestión de las islas Malvinas sea considerado de manera especial por los Estados que formamos parte de la OEA. Tenemos una deuda histórica con este tema desde el año 1982 en que el Reino Unido vino a agredir a toda nuestra América.

    Creemos en la solución pacífica y negociada de estas controversias. Sabemos que Argentina, la gran Argentina, tiene justa reivindicación. América debe ir toda con y por Argentina al rescate definitivo y a la superación de este anacronismo de los viejos colonialismos, de los viejos imperios que, más temprano que tarde, deben desaparecer. Ya estamos en el siglo XXI y debemos, ojalá más temprano que tarde, en alguna de estas Asambleas estar celebrando la resolución pacífica y justa de esta legítima aspiración del pueblo argentino.


    Muchas gracias.
    La PRESIDENTA: Gracias, Canciller. Tiene ahora la palabra el señor Embajador de Costa Rica, Enrique Castillo Barrantes.
    El REPRESENTANTE DE COSTA RICA: Gracias, señora Presidenta.
    El Gobierno de Costa Rica desea expresar brevemente y en forma enfática su renovado sentimiento de solidaridad con el pueblo y Gobierno argentinos y su apoyo al proyecto de declaración sobre la cuestión de las islas Malvinas, a fin de que las negociaciones sobre este tema concluyan prontamente y de modo satisfactorio.
    Gracias.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajador. Corresponde el uso de la palabra al Canciller de Bolivia, David Choquehuanca.
    El JEFE DE LA DELEGACIÓN DE BOLIVIA: Muchas gracias, señora Presidenta.
    Bolivia reitera su pleno apoyo a las declaraciones y resoluciones que este organismo ha venido aprobando. Consideramos al multilateralismo como un escenario apropiado para buscar soluciones a los temas pendientes del siglo pasado.
    Es así como en esta oportunidad reiteramos nuevamente nuestro apoyo al proyecto de declaración sobre la cuestión de las islas Malvinas presentado a esta Asamblea General, en la esperanza de que ambos países lleven adelante negociaciones que permitan dar soluciones definitivas, en el marco del pleno reconocimiento de los derechos legítimos de la hermana República Argentina, sobre los territorios de las islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajador. Tiene la palabra la Representante del Ecuador.
    La REPRESENTANTE DEL ECUADOR: Gracias, señora Presidenta.
    Para mí es un honor hablar en nombre de mi país. Por supuesto, el Ecuador no puede sino sumarse también, con su apoyo incondicional, solidario y fraterno, a la República Argentina en su justa reivindicación de soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur, así como de sus espacios marítimos circundantes.
    De ahí que hacemos nuevamente nuestro llamado al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte para que reanude, cuanto antes, las negociaciones sobre la disputa, de conformidad con las sucesivas declaraciones que se han adoptado en el seno de esta Organización y también de las Naciones Unidas, a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva a esta ya secular controversia.
    En suma, la Delegación del Ecuador desea expresar su pleno respaldo al proyecto de declaración presentado por el Brasil.
    Muchas gracias, señora Presidenta.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Embajadora Lourdes Puma. Tiene la palabra mi compatriota, la Vicecanciller de Honduras, Patricia Licona.
    La REPRESENTANTE DE HONDURAS: Gracias, Presidenta.
    Honduras reitera su solidaridad con Argentina y apoya el proyecto de declaración presentado sobre las islas Malvinas. Expresamos nuestro respaldo a la justa reivindicación de los legítimos derechos de la República Argentina sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes ante un acto claro de colonialismo, un claro ejemplo también de la necesidad de revisión de instrumentos interamericanos como el TIAR.

    Gracias.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajadora y Vicecanciller. Tiene la palabra el Embajador Jorge Skinner-Klée, de la República de Guatemala.


    El REPRESENTANTE DE GUATEMALA: Muchas gracias, señora Presidenta.
    Al recordar la política colonialista del siglo XIX, que da origen al despojo que sufriera la hermana República Argentina de su soberanía, cercenada en las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur, la República de Guatemala manifiesta su solidaridad con los legítimos derechos que ejerce la República Argentina sobre estos espacios territoriales insulares y se suma, con toda vehemencia, al proyecto de declaración presentado por la distinguida Delegación del Brasil.
    Muchas gracias.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias. Le corresponde la palabra al Canciller Gonzalo Fernández, de la República del Uruguay.
    El JEFE DE LA DELEGACIÓN DEL URUGUAY: Gracias, Presidenta.
    He solicitado la palabra a nombre del pueblo y Gobierno uruguayos, para reiterar nuestra tradicional e indeclinable postura de apoyo a la hermana República Argentina en su reivindicación sobre los territorios a que hace referencia el proyecto de declaración, a consideración de esta honorable Asamblea.
    La Asamblea General ya ha adoptado en el pasado textos de igual tenor sobre este tema, no obstante lo cual, el Uruguay pide que se apoye esta nueva declaración con todo énfasis y con la certeza de que evitemos que se trate de una aprobación que puede parecer una suerte del ritual procesal, con el cual se cumple anualmente pero que luego carece de efectividad.
    La cuestión de las islas Malvinas es la supervivencia en nuestro continente de una anacrónica cuestión colonial. No hay aquí una cuestión del derecho a la autodeterminación de una población sometida o subyugada. Lo que hay aquí es la ocupación de una parte del territorio de la República Argentina por parte de una población trasplantada con tal propósito, desde allende el Océano Atlántico y, por ende, una flagrante violación de la soberanía argentina.
    La cuestión de las Islas Malvinas, señora Presidenta, es entonces la cuestión del respeto a la integridad territorial de un Estado, la hermana República Argentina, que posee títulos irrefutables heredados por España sobre dichas islas y derechos imprescriptibles sobre los territorios respectivos.
    El Uruguay, por tanto, es enfático en su apoyo a los legítimos derechos de la República Argentina y aboga para que esta prolongada disputa alcance una pronta solución, de conformidad con las resoluciones de las Naciones Unidas y con las declaraciones de la OEA y que, a través de la pronta reanudación de las negociaciones, se resuelva pacífica y justicieramente una controversia tan dilatada y tan prolongada en el tiempo.
    Por ende, con su venia señora Presidenta, me permito proponer que se adopte este proyecto de declaración por aclamación.
    Gracias.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Entonces, no habiendo ya más solicitudes para hacer uso de la palabra sobre el tema que nos ocupa y nos preocupa respecto a las islas Malvinas, propongo proceder a declarar como aprobado este proyecto de declaración.8/ Aprobado.

    2. Informe sobre el problema marítimo de Bolivia


    La PRESIDENTA: El siguiente punto en el orden del día es el referente al informe sobre el problema marítimo de Bolivia.
    Como es del conocimiento de todas las delegaciones, la resolución AG/RES. 989 (XIX), aprobada en 1989, dispuso que la consideración de este tema quedase abierta para cualquiera de los períodos ordinarios de sesiones de la Asamblea General, si así lo requiriese una de las partes involucradas.
    Sobre el particular, el Gobierno de la República de Bolivia solicitó el pasado 30 de marzo de 2009, ante la Subcomisión de Temario y Procedimientos de la Comisión Preparatoria, la inclusión de este asunto en el temario de esta Asamblea General.
    Por otro lado, la Representación de Chile ante la OEA ha dejado constancia de su declaración sobre este tema, la que consta en el documento AG/doc.4893/09.
    En consideración de lo anterior y para la presentación de este tema, me permito ofrecer la palabra a Su Excelencia David Choquehuanca Céspedes, Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Bolivia.
    El JEFE DE LA DELEGACIÓN DE BOLIVIA: Muchas gracias.
    Señora Presidenta y señoras y señores Jefes de Delegación, a treinta años de la aprobación de la resolución AG/RES. 426 (IX-O/79) de 1979, que estableció como interés permanente del Hemisferio encontrar una solución para que mi país obtenga un acceso soberano y útil al océano Pacífico, Bolivia desea expresar su reconocimiento y agradecimiento a los Estados reunidos en la Organización de los Estados Americanos por la permanente solidaridad manifiesta en 11 resoluciones de la Asamblea General de apoyo a la justa demanda de reivindicación marítima.
    Cada año Bolivia presenta a la Asamblea General de esta Organización un informe sobre su injusto enclaustramiento marítimo, con el propósito de hacer conocer a la comunidad de países que conforman este organismo hemisférico regional, el estado de situación de este tema de esencial importancia para mi país.
    Señora Presidenta y señoras y señores Jefes de Delegación, en pocas palabras debo señalar que entre Bolivia y Chile hemos avanzado substancialmente en la etapa de construcción de la confianza mutua y que ahora nos toca emprender la etapa de las definiciones. Han transcurrido ya tres años desde que Bolivia y Chile iniciaran un sincero esfuerzo para construir un clima de confianza mutua, en el que fue decisiva la voluntad de los liderazgos políticos de nuestros Presidentes.

    Hemos logrado este nuevo clima de relacionamiento gracias a que ambos países contamos con gobiernos democráticos claramente identificados con los intereses de sus pueblos y es por ello que hemos sido testigos de que la expresión popular, lejos de exacerbar diferencias, se ha manifestado reiteradamente por encontrar puntos de convergencia que permitan la solución de los problemas.


    Es de recordar, distinguidos Representantes, que ambos países mantenemos nuestras relaciones diplomáticas suspendidas desde 1964, con un breve lapso de restablecimiento entre los años 1975 y 1978. En consecuencia, ustedes valorarán el esfuerzo que hace mi país para avanzar en nuestra agenda bilateral y, en especial, en el tema marítimo.
    El proceso de construcción de la confianza mutua ha propiciado encuentros de los Presidentes Evo Morales Ayma y Michelle Bachelet, hechos sin precedentes que permitieron mantener una fluida relación al más alto nivel. Se han realizado importantes acciones junto a Chile y a otros países hermanos tales como la suscripción, en diciembre de 2007, de la Declaración de La Paz entre los Presidentes de Bolivia, Chile y Brasil, donde se refleja la decisión de los tres países de concluir las obras del corredor interoceánico este-oeste, que permitirá una mejora en la conexión entre el Atlántico y el Pacífico, respetando los compromisos bilaterales existentes sobre el régimen de libre tránsito.
    Igualmente, se han realizado múltiples encuentros entre Cancilleres así como entre Ministros de Estado, destacando entre ellos las visitas recíprocas que realizaron los Ministros de Defensa de ambos países. Se han llevado a cabo reuniones de las Comisiones de Relaciones Internacionales, de los Senados y se han reunido en al menos cinco oportunidades los altos mandos de las Fuerzas Armadas de ambos países.
    Por su parte, las Cancillerías han mantenido permanente comunicación y han continuado generando actividades conjuntas encausadas a aspectos de la agenda bilateral de los trece puntos.
    En cuanto al tema de las aguas manantiales del Silala, el pasado 18 de mayo se realizó la sexta reunión del Grupo de Trabajo Bolivia-Chile sobre el tema de las aguas del Silala, en la que se avanzó significativamente sobre un acuerdo inicial que permitiría la realización de estudios conjuntos y consideraría, asimismo, la compensación por parte de Chile a Bolivia por dichas aguas, quedando aún pendiente por abordar aspectos económicos y otros de carácter histórico que se refieren a este tema.
    En este proceso de discusión de la agenda de los trece puntos también existen falencias y retrasos injustificables. Por ejemplo, en lo relativo al libre tránsito, hasta la fecha se han realizado nueve reuniones durante los últimos tres años, se han abordado temas relativos a la modernización portuaria y aplicación del régimen de libre tránsito en los puertos de Arica y Antofagasta, tarifas portuarias en Arica y Antofagasta, tratamiento de las cargas peligrosas y la habilitación del Puerto de Iquique al régimen de libre tránsito para Bolivia, compromiso derivado del Tratado de 1904.
    Sin embargo, hasta ahora no se ha concretado la habilitación del Puerto de Iquique, que debería realizarse en el marco del cumplimiento de una obligación que contrajo Chile en virtud de lo estipulado en el Tratado de 1904 como parte esencial del régimen de libre tránsito y que indudablemente no contó con la eficiencia en la gestión para su implementación.
    Señora Presidenta y señoras y señores Jefes de Delegación, más allá de las luces y sombras que tiene todo proceso de diálogo y negociación, Bolivia considera que la etapa de construcción de la confianza mutua ha sido desarrollada satisfactoriamente y que ahora nos estamos acercando a la hora de la verdad, en la que las buenas intenciones y la disposición política tienen que traducirse en hechos reales y concretos para resolver este tema que ya tiene 130 años de duración en nuestro hemisferio.

    En el ámbito del mecanismo de consultas políticas Bolivia-Chile, los Viceministros de Relaciones Exteriores responsables del tratamiento del tema marítimo señalaron las importantes coincidencias en el análisis de sus diferentes aspectos y se avanzó en la identificación de puntos de interés común y en el intercambio de ideas sobre diferentes alternativas.


    Bolivia considera que existió movimiento en torno al tratamiento del tema marítimo como parte del proceso de construcción de confianzas en que los países están empeñados, y que ahora es fundamental que ese movimiento se traduzca en soluciones reales al tema del enclaustramiento marítimo de Bolivia.
    La Presidenta Bachelet y el Presidente Morales nos han señalado el camino para que nuestras diplomacias trabajen en la consecución de poner fin a las controversias persistentes. Es fundamental que nuestras Cancillerías y demás Ministerios y reparticiones implicadas en el tema acompañemos con eficiencia y celeridad esta voluntad de nuestros Presidentes. En esta etapa de definiciones entre Bolivia y Chile es esencial el acompañamiento de la OEA.
    Si bien hoy el tema marítimo de Bolivia es un tema que debe ser resuelto a nivel bilateral con Chile, es fundamental el apoyo, el seguimiento y el acompañamiento de esta Organización para arribar a un buen puerto. Por ello, quiero reiterar el llamado para que la Secretaría General de la OEA realice un acompañamiento dinámico y activo, a fin de hacer realidad el mandato de las sucesivas resoluciones que ha emitido esta Asamblea desde 1979. La solución del tema marítimo de Bolivia es de interés para todo el Hemisferio, ya que contribuirá al equilibrio y a la integración de las regiones.
    Señora Presidenta y señoras y señores Jefes de Delegación, una excepcional y afortunada sesión plenaria de esta Organización hemisférica manifestó ese espíritu en 1979 y ahora la historia ha llegado a un punto en el que las confluencias de muchas circunstancias nos colocan nuevamente ante la oportunidad de encontrar el camino sincero de solución al enclaustramiento marítimo de Bolivia, rescatando los conceptos básicos no solo del equilibrio continental sino también de la integración hemisférica y de la profundización de nuestras democracias.
    Ese espíritu, puesto de manifiesto desde hace tres décadas en la OEA y conservado incólume hasta ahora, constituye, sin duda, el indicador de que tenemos que leer el futuro en un sentido magnánimo, en un sentido de integración y en un sentido de equilibrio continental, y no solamente en la referencia de la sola construcción de una confianza que, alargada en el tiempo, podría ser reemplazada por sentimientos de frustración en nuestros pueblos.
    Debemos tener una voluntad real para buscar una fórmula de solución definitiva a este tema, sin descartar ningún escenario. No podemos seguir buscando únicamente el mayor desarrollo de la confianza mutua, puesto que esta ya existe, es un mantenimiento, es una tarea permanente.

    Debemos incorporar a las soluciones realistas el aporte de todos los actores involucrados, con un espíritu amplio y constructivo. En este marco, es fundamental evitar que la solución al tema marítimo de Bolivia se obstruya por cálculos electorales o políticos en cualquiera de nuestros dos países.


    Es esencial comprender la dimensión histórica que tiene la solución de este problema para nuestros pueblos, sorteando con responsabilidad los obstáculos que pueden surgir en la coyuntura política. Asimismo, estamos decididos a que ningún factor externo, ningún diferendo o accionar político de terceros, pueda obstaculizar la consecución de una solución concreta y real al tema marítimo de Bolivia.
    Señora Presidenta y señoras y señores Jefes de Delegación, no podemos enfrentar el siglo XXI y mirar al futuro sin una solución definitiva al problema de la reivindicación marítima de Bolivia. Desde esta Asamblea, el Gobierno del Estado plurinacional de Bolivia espera del hermano Gobierno de Chile soluciones reales y concretas en esta etapa de definiciones que la hemos denominado La hora de la verdad.
    Muchas gracias.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Ministro Choquehuanca. Tiene la palabra el Embajador Mariano Fernández, Ministro de Relaciones Exteriores de Chile.
    El JEFE DE LA DELEGACIÓN DE CHILE: Muchas gracias, señora Presidenta.
    Quisiera reiterar ante esta audiencia el aprecio y respeto que el Gobierno de Chile siente por el pueblo y Gobierno bolivianos. Seguimos muy de cerca los esfuerzos para promover activamente la inclusión social y para ampliar el proceso de participación ciudadana en Bolivia. Es por ello que declaro ante esta Asamblea que Chile respalda con convicción el valor de la institucionalidad democrática de Bolivia como marco de diálogo y conducción política.
    Chile y Bolivia están llevando adelante un proceso de diálogo amplio y sin exclusiones que sus Gobiernos valoran y desarrollan en torno a una agenda bilateral amplia y sin exclusiones de 13 puntos.

    Puede sonar irónico pero lo digo aquí muy en serio: tenemos excelentes relaciones no diplomáticas entre Chile y Bolivia. Pero quiero que se recuerde una vez más que Chile no reconoce que los temas relativos a esta agenda bilateral sean de competencia de la Organización de los Estados Americanos, y en esta oportunidad expreso con igual claridad, como en otros años, este principio fundamental.


    Hemos manifestado en distintas ocasiones que la relación con Bolivia constituye una prioridad de nuestra política exterior, como se refleja en los diversos encuentros sostenidos últimamente entre la Presidenta Michelle Bachelet y el Presidente Evo Morales.
    En efecto, en el año 2008 hubo siete encuentros presidenciales, dando muestra del nivel de importancia de nuestro diálogo y de la gran confianza mutua que se ha creado entre ambos gobiernos y entre ambos mandatarios. Eso explica que la relación bilateral ha venido mostrando una gran capacidad de convergencia que permite avanzar gradualmente, con respeto mutuo y sin pausa, en todos los temas de interés para ambos países.
    Inspirados en ellos, los mecanismos de cooperación política, económica y de integración física presentan resultados concretos. En tal sentido, estamos realizando acciones destinadas a ampliar la aplicación del régimen de libre tránsito al puerto de Iquique, en virtud del Tratado de Paz, Amistad y Comercio de 1904, sumándose él a los beneficios de que goza Bolivia en los puertos de Arica y Antofagasta.

    Debemos destacar, del mismo modo, los significativos y evidentes avances entre Chile y Bolivia en temas como el relativo al río Silala, ya mencionado por mi distinguido colega, David Choquehuanca, donde hemos finalizado la redacción de un proyecto de acuerdo inicial, que podría ser suscrito próximamente como un hito importante en nuestra agenda bilateral.


    Asimismo, estamos trabajando para rehabilitar la sección chilena del ferrocarril que une a Arica con La Paz. Queremos que la vía esté operando en la forma más óptima y rápida posible.
    Menciono también la esmerada labor realizada por ambos gobiernos en el Grupo de Trabajo sobre asuntos bilaterales y en el mecanismo de consultas políticas bilaterales, instrumentos que han permitido sistematizar ampliamente y sin exclusiones la agenda de los trece puntos. A fines del presente mes se realizarán en Bolivia las próximas reuniones de dicho mecanismo, en las que, estoy cierto, seguiremos avanzando para profundizar nuestros vínculos.
    Por otra parte, creo importante destacar que, dentro del Acuerdo de Complementación Económica No. 22, el Gobierno de Chile otorga a Bolivia preferencia arancelaria sin reciprocidad para un 100% de los bienes producidos en Bolivia, con la excepción de tres productos.
    En este plano, destaco el paulatino incremento del intercambio comercial entre ambas naciones, cuyo monto en el 2008 superó los 500 millones. Durante ese año las exportaciones de Bolivia a nuestro país experimentaron un alza de un 37%, pero todavía con un déficit muy notorio que esperamos ir superando poco a poco. A fin de contribuir a este esfuerzo, nos hemos comprometido a cooperar con Bolivia en el ámbito de la promoción de sus exportaciones no solo hacia Chile sino también hacia terceros mercados.
    En otras áreas, el Gobierno de Chile ha acordado con Bolivia una amplia gama de programas de cooperación bilateral, ya mencionados también por mi colega Choquehuanca, en los sectores de defensa, infraestructura, educación, aduanas, turismo, cultura, gobierno local, lucha contra los tráficos ilícitos y de género, promoviendo así su eficiente implementación.
    Chile y Bolivia han definido un programa de integración física que articula una serie de inversiones y proyectos, cuyos mecanismos idóneos de facilitación fronteriza sería muy largo de enumerar en esta oportunidad.
    Todas estas obras forman parte integrante del proyecto del corredor interoceánico, un compromiso de la mayor relevancia en el plano de la integración física suramericana contenido en la Declaración de la Paz, suscrita entre Bolivia, Chile y Brasil en diciembre de 2007.
    En este sentido, no puedo dejar de mencionar la pronta inauguración del mencionado corredor a fines del presente año, el cual, junto con conectar a los tres países, promoverá el desarrollo económico y la integración de sus habitantes. Este corredor oceánico, en el cual convergen otros países de la región, debe jugar un papel estratégico en el proceso de inserción de América Latina en el mundo actual y, además, tiene que facilitar de manera efectiva la integración y el diálogo en nuestra región con el Asia Pacífico.
    Las palabras mencionadas reseñan con carácter inequívoco el sentido de diálogo que queremos mantener con Bolivia, con confianza mutua, fortaleciendo los mecanismos de cooperación, actuando concertadamente en temas de interés común y dotando este diálogo de una proyección clave hacia temas del futuro. Así seguiremos trabajando por convergencia y promoviendo los debidos consensos que nuestros propósitos requieren.
    No tengo ninguna duda que, marchando como estamos marchando, encontraremos próximamente metas que sean muy satisfactorias para Bolivia y también para nuestro país.
    El Gobierno de Chile está convencido de que el diálogo bilateral sin condicionamiento reafirma la vía constructiva que conducen actualmente la Presidenta Michelle Bachelet y el Presidente Evo Morales.
    Señora Presidenta, me he referido resumidamente a una agenda amplia y constructiva que llevamos adelante con Bolivia en un ámbito estrictamente bilateral. Confiamos en nuestra capacidad para mantener un diálogo constructivo, sincero y amplio y para enfrentar los desafíos del presente y las demandas de prosperidad y amistad que nuestros pueblos anhelan.
    Para finalizar esta presentación sobre nuestra relación, reiteramos que la presente Asamblea no posee mandato alguno para tratar materias que conciernen a Chile y Bolivia, esperando que así lo comprendan los demás países aquí presentes.
    Muchas gracias.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Canciller. Ha pedido la palabra, para hablar al respecto, el Ministro de Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela.
    El JEFE DE LA DELEGACIÓN DE VENEZUELA: Sí, nosotros queremos saludar los esfuerzos que hacen hoy la Presidenta Michelle Bachelet y el Presidente Evo Morales. Ratificamos una posición muy sentida de Venezuela. Como ustedes bien saben, en el sentimiento histórico de nuestro país, Bolivia está en un lugar muy especial.
    Al territorio de los altos de Sur América, donde se fundó Bolivia, llegaron todos los libertadores, todos los ejércitos y particularmente el Libertador Simón Bolívar y el Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre, quienes estuvieron en el acto fundacional de la República de Bolivia. En nuestras escuelas, desde niños, siempre se nos inculcó un sentimiento especial de solidaridad con Bolivia.
    En el caso específico del tema que nos ocupa en este punto, el Estado venezolano ha tenido una posición histórica de solidaridad y respaldo a Bolivia, que nosotros queremos ratificar.
    En el marco de los esfuerzos resaltados por los Cancilleres Choquehuanca y Fernández, sabemos que la Presidenta Michelle Bachelet y el Presidente Evo Morales han abierto una etapa nueva de diálogo sobre todos estos temas, que aspiramos se sigan tratando de manera fructífera, pudiendo así, más temprano que tarde, conseguir de manera progresiva, mediante el esfuerzo hecho por estos dos países hermanos, respuestas satisfactorias para la reivindicaciones que aquí se exigen.
    Hemos querido expresar este sentimiento que es una posición histórica de la República Bolivariana de Venezuela.
    Muchas gracias.

    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Canciller.


    No tenemos anotadas ya más solicitudes de uso de la palabra. Por lo tanto, la Presidencia de la Asamblea General les propone tomar nota de todas estas manifestaciones e intervenciones, las que, como es de rigor, deben quedar registradas en el acta de esta sesión.

    3. Por una cultura de la no violencia hacia la mujer


    La PRESIDENTA: Antes de ofrecer el uso de la palabra, debo informarles que la Presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres, Laura Albornoz Pollman, había solicitado poder dirigirse a esta sesión plenaria, pero que, por razones de fuerza mayor, no le ha sido posible hacerlo.
    En su defecto y para la consideración del siguiente punto del orden del día: Por una cultura de la no violencia hacia la mujer, la Presidencia de esta Asamblea General se complace en darle la bienvenida a la Ministra del Instituto Nacional de la Mujer y Delegada Principal de Honduras ante la Comisión Interamericana de Mujeres, Doris García, quien disertará sobre la violencia contra la mujer y sobre una cultura para prevenirla así como para promover y proteger los derechos humanos de las mujeres. Ministra, tiene la palabra.

    La MINISTRA DEL INSTITUTO NACIONAL DE LA MUJER Y DELEGADA PRINCIPAL DE HONDURAS ANTE LA COMISION INTERAMERICANA DE MUJERES: Muchas gracias, señora Presidenta.


    Es para mí un honor, señora Presidenta y señoras y señores Jefes de Delegación, representar a la Ministra Laura Albornoz Pollman esta noche, dando a conocer el mensaje que ella ha preparado como Presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres ante esta Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos, no sin antes expresar mi saludo a usted como Presidenta de la Asamblea General, al señor Secretario General de la OEA, don José Miguel Insulza, a las señoras y señores Cancilleres de los países de las Américas, a las señoras y señores Embajadoras y Embajadores y a las demás autoridades aquí presentes.
    Permítanme iniciar mis palabras solidarizándome con el generoso pueblo de Honduras ante la tragedia del terremoto que le afectara recientemente.
    Agradezco de manera especial a la señora Canciller del país anfitrión por haber acogido la solicitud de la CIM para incorporar el tema del género en el debate sobre la violencia en el seno de esta Asamblea General.
    Durante las llamadas décadas infames, en las Américas se escuchó con fuerza el grito de las mujeres exigiendo “democracia en la casa y en el país”, inspirado en la búsqueda del reconocimiento de sus derechos, pero también especialmente motivado por la convicción de que lo que se vive en el ámbito privado sin duda se ve también reflejado en el ámbito público.
    Hoy, con la misma fuerza decimos que no será posible vivir en sociedades libres de violencia si no empezamos por erradicarla de los hogares y del espacio doméstico. Liberadas de la violencia, las familias y demás núcleos basados en vínculos afectivos se convierten en espacio de respeto de los derechos humanos y en verdaderas escuelas de convivencia pacífica.
    La violencia contra las mujeres constituye un problema de derechos humanos, de salud pública y una barrera para el desarrollo económico y el progreso de las naciones. Cada diez minutos una mujer muere en forma violenta en el mundo, lo que suma cerca de cincuenta y tres mil mujeres al año, según los datos del Fondo de las Naciones Unidas para las Mujeres.
    En América Latina y el Caribe la violencia afecta a entre un tercio y la mitad de las mujeres. En los Estados Unidos anualmente de tres a cuatro millones de mujeres sufren las agresiones de sus parejas o maridos; en el mundo, una de cada tres mujeres ha sido golpeada o ha sufrido relaciones sexuales impuestas u otras formas de violencia. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, la violencia es la principal causa de muerte para mujeres entre 15 y 44 años, superando a las muertes por cáncer, por accidentes de transito y por la malaria.
    Todo esto es no solo éticamente inaceptable sino que, además, acarrea enormes costos económicos para los países, en algunos casos superando los varios miles de millones de dólares anuales para los servicios de atención de salud y la pérdida de productividad.
    Un reciente estudio realizado en Francia muestra, en cambio, que recursos bien invertidos en programas de prevención eficaces pueden lograr un ahorro sustancial en término de costos económicos. Cada euro invertido puede generar 87 euros de economía.
    Según datos de la Organización Mundial de la Salud, algunos países gastan más del 4% del producto interno bruto en tratar las lesiones relacionadas con la violencia, agregando que a los daños físicos se suma la baja de autoestima, la depresión, el estrés post-traumático, infecciones de transmisión sexual, problemas de salud reproductiva, ausentismo laboral, pérdida de empleos y productividad y, en su manifestación más extrema, la pérdida de vidas por femicidio o feminicidio.
    No necesito explayarme, dice la doctora Albornoz, ante este auditorio sobre el triste lugar que ocupa nuestro continente en materia de violencia criminal. Solo me permito llamar la atención de la trágica correlación que existe entre esta y aquella que se ejerce contra la mujer.
    Arrasar la dignidad y los derechos de niñas y mujeres significa iniciar una espiral irreversible que trasciende al género y a las edades y que socava los esfuerzos nacionales hacia una sociedad pacífica, igualitaria, inclusiva y democrática. La violencia contra las mujeres no es solo una forma más de violencia, constituye a menudo el origen de muchas otras conductas violentas.

    Frente a esta situación, nuestro continente cuenta con un instrumento especial para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres: la Convención de Belém do Pará, vigente desde 1995 y ratificada a la fecha por 32 de los 34 Estados Miembros de la OEA.


    Esta Convención se refiere a derechos humanos que tienen debidamente en cuenta no solamente el desafío de prevenir, reprimir y sancionar la violencia contra la mujer sino de garantizarle a su vez la plena contribución al desarrollo, además de instar a los países que aún no la ratifican, a hacerlo a la brevedad.
    Necesitamos que los presupuestos nacionales contemplen los recursos para su implementación y, por otra parte, que se asignen a la Comisión Interamericana de Mujeres los fondos indispensables para su seguimiento. La tarea de construir los espacios que propone la Convención de Belém do Pará, además de una fuerte voluntad política, que sabemos que existe, requiere compromisos financieros que, siendo realistas, estén a la altura de la amenaza que enfrentamos. Necesitamos, además, permear nuestras políticas públicas de un enfoque de la justa participación en los beneficios sociales, económicos, políticos y culturales que este representa.
    Si hacemos todo lo anterior, estaremos cumpliendo con nuestro deber ético y construyendo sociedades más sustentables, justas y pacíficas, con un verdadero desarrollo humano para todas y todos.
    Muchas gracias.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Ministra, por traernos a la conciencia el origen de todas las conductas violentas de la humanidad, las que se originan en el lugar donde nacemos, crecemos y donde convivimos cuando adquirimos los primeros rastros de conciencia propia: la violencia domestica. Ojalá fuera este un tema de estado siempre en nuestras discusiones.
    Tiene la palabra con respecto a este tema vital para la construcción de una nueva cultura de no violencia, el señor José Antonio Zabalgoitia, Director General de Organismos y Mecanismos Regionales Americanos de México.
    El REPRESENTANTE DE MÉXICO: Muchas gracias, Presidenta.
    Comenzamos esta cuarta sesión plenaria con seis horas de retraso. Entonces, si no hubiera inconveniente, yo quisiera solamente leer algunas selecciones del posicionamiento de México respecto al tema y hacer entrega del texto completo a la Secretaría para que se incluya en actas.
    La violencia contra las mujeres es una atrocidad que no escapa a la realidad en nuestra región, amparada en la impunidad, la desigualdad y la apatía. Es fundamental tomar conciencia de que el progreso de nuestros pueblos no es viable mientras persistan estas prácticas. Afortunadamente, podemos dar cuenta de avances significativos en nuestra región.
    México, por su parte, ha firmado todos los tratados e instrumentos internacionales en la materia, con el firme compromiso de que estos se traduzcan en cambios en la legislación interna, en las políticas públicas y en los programas nacionales, para permitir la reducción de las desigualdades entre mujeres y hombres y, en consecuencia, de los índices de violencia y discriminación.
    Hay varias acciones que están en el texto, descritas detalladamente, que ha tomado el Gobierno del Presidente Calderón. Pero resulta fundamental señalar que el Presidente de la República y su Gobierno consideran que la eliminación de la violencia contra la mujer es condición indispensable para su desarrollo individual y social y para su plena e igualitaria participación en la sociedad.
    Queremos destacar también la labor realizada por la Ministra Laura Albornoz Pollman, Presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres, cuyo mensaje acabamos de escuchar. Al propio tiempo, expresamos nuestro enorme beneplácito por la designación de la Embajadora Carmen Moreno Toscano como nueva Secretaria Ejecutiva de esa Comisión.

    Finalmente, señora Presidenta, México está decidido a continuar trabajando en el sistema interamericano con objeto de garantizar que el papel de la mujer en nuestras sociedades se desarrolle con dignidad, con igualdad de oportunidades, con pleno respeto a los derechos humanos de la mujer y, sobre todo, libre de toda forma de violencia.


    Gracias.
    [Aplausos.]

    La PRESIDENTA: Muchas gracias. Tiene ahora la palabra Adriana Mejía, Subsecretaria de Relaciones Exteriores de la República de Colombia.


    La REPRESENTANTE DE COLOMBIA: Muchas gracias, señora Presidenta.

    El Gobierno colombiano comparte la preocupación de los países miembros de la OEA respecto de la situación de violencia que enfrentan nuestras mujeres y reconoce, como lo expresó el Secretario General de las Naciones Unidas durante el lanzamiento de la campaña mundial para eliminar la violencia contra la mujer, que este flagelo tiene graves consecuencias en términos sociales y económicos para las familias, las comunidades e, incluso, para naciones enteras.


    Es importante destacar la labor de la Comisión Interamericana de Mujeres a partir de la creación del Mecanismo de Seguimiento a la Implementación de la Convención de Belém do Pará (MESECVI), que busca prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer.
    El Gobierno de Colombia reconoce también la importancia de asumir con responsabilidad la problemática de la violencia contra las mujeres. Por ello, la articulación de la política de defensa y seguridad democrática con la política social y con acciones afirmativas constituyó un eje central en la prevención y erradicación de todas formas de violencia contra las mujeres en Colombia.
    Es importante destacar que el monitoreo que se lleva a cabo en el contexto de la política de seguridad democrática, a través del Observatorio de Asuntos de Género en Colombia, evidencia una disminución de las violaciones a los derechos humanos de las mujeres en el marco de la violencia generada por los grupos armados ilegales en los últimos años.
    Para erradicar la violencia basada en género, en Colombia se desarrollan varias acciones orientadas a la prevención, detección, sensibilización, formación, información y sanción, a través de las instituciones del Estado. No me voy a referir a ellas por el corto tiempo, pero sí quisiera destacar especialmente que se está desarrollando un proyecto de acceso a la justicia, que tiene como objetivo promover un intercambio de experiencias entre España, Colombia, Ecuador, Bolivia y Perú, para fortalecer las instancias de las ramas ejecutiva y judicial, que son responsables de la promoción y garantía de los derechos de las mujeres.
    Este proyecto está siendo ejecutado por la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer en Colombia y por la Fiscalía General de la Nación, y cuenta con el apoyo de la Agencia Española para la Cooperación Internacional para el Desarrollo, lo cual queremos reconocer y agradecer.
    Muchas gracias, señora Presidenta.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Subsecretaria. Tiene la palabra la señora Márcia Maro da Silva, Consejera de la República Federativa del Brasil.
    La REPRESENTANTE DEL BRASIL: Muito obrigada, Senhora Presidenta. O Governo brasileiro tem no fim da violência contra a mulher e na promoção da igualdade de gênero algumas de suas maiores bandeiras na área social. O Brasil conta com uma estrutura governamental de nível de ministério dedicado especificamente ao tema de gênero, situação que infelizmente poucos países da região compartilham.
    A Lei Maria da Penha – e que leva o nome Maria da Penha em razão de um movimento que foi iniciado por uma senhora que sofreu violência doméstica – foi promulgada em 2006, e é conhecida internacionalmente pela maneira avançada por meio da qual trata do fenômeno social complexo como é o da violência sofrida pela mulher dentro e fora do ambiente doméstico.
    Os efeitos da lei já podem ser sentidos no Brasil por diversos prismas. Por um lado, que é a tipificação da violência contra a mulher como crime e a prescrição de penas alternativas, como pagamento de cestas básicas, prestação de serviços, comuns antes da lei para os agressores, inegavelmente desestimula a prática. Não apenas isso, mas o advento da Lei Maria da Penha precipitou o processo de conscientização no Poder Judiciário e entre os administradores de justiça, polícia especialmente, para o tema de gênero.
    Por outro lado, as mulheres brasileiras sentem-se amparadas e, por conseguinte, buscam seu direito de serem protegidas contra a violência de maneira ostensiva. O aumento do número de denúncias de violência contra mulheres em alguns estados brasileiros, especialmente no primeiro ano após a sanção da Lei Maria da Penha, atesta essa mudança.
    Outra evidência são os registros de chamadas para a Central Telefônica de Atendimento à Mulher, que funciona em todo o país 24 horas por dia. Desde novembro de 2005, a Central orienta mulheres em situação de violência, encaminhando-as para os serviços e redes de atendimento mais próximos, onde recebem denúncias sobre cárceres privados, tráfico de mulheres, dentre outras. A Central já recebeu mais de 270.000 chamadas telefônicas – repito, 270.000 chamadas – com denúncias.
    O Brasil está atento, ademais, às raízes culturais que subjazem à violência contra a mulher e trabalha para desconstruir estereótipos de gênero, que na prática dificultam a igualdade e a eqüidade de gênero.
    Ação concreta nesse sentido que merece menção é a campanha “Homens unidos pelo fim da violência contra a mulher”, iniciativa inspirada na campanha “Unidos pelo fim da violência contra a mulher” lançada pelo Secretário-Geral da Organização das Nações Unidas, Ban Ki-Moon, em 2008. Isso conferiu grande visibilidade ao tema do engajamento dos homens em uma cultura de respeito às mulheres, tema que no Brasil é alvo da atenção de organizações como o Instituto Papai que, desde 1997, dedica-se a atividades que promovem reflexão sobre o papel do homem nas responsabilidades do cuidado com as crianças e no planejamento familiar.
    Por fim, devemos ter presente que uma cultura de respeito e não-violência contra a mulher depende, em grande medida, do incremento da autonomia da mulher em todos os aspectos da vida social, inclusive a participação política.

    No Brasil presencia-se atualmente intenso debate acerca das medidas mais adequadas para aumentar a presença de mulheres em cargos eletivos. Já há cotas estabelecidas para os partidos políticos no que se refere à apresentação de candidatos, mas o atual formato não tem atingido os resultados esperados. No âmbito do trabalho, o Governo brasileiro tem igualmente buscado fomentar ambientes de igualdade e eqüidade de gênero por meio de iniciativas como o Selo Pro-Eqüidade de Gênero, em parceria com a Organização Internacional do Trabalho (OIT).


    Essas são algumas das mais importantes ações que o Brasil vem implementando com o objetivo de fomentar a igualdade e a eqüidade de gênero. Acreditamos que mulheres que se sintam em verdadeira igualdade de oportunidade em relação aos homens de sua sociedade poderão transmitir a seus filhos, meninos e meninas, valores condizentes com uma cultura de respeito e não-violência contra a mulher. Esse deve ser o nosso objetivo e esse é o objetivo do Brasil.
    Muito obrigada, Senhora Presidente.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Consejera Maro da Silva. Tiene la palabra el Embajador de Nicaragua, Denis Moncada.
    El REPRESENTANTE DE NICARAGUA: Muchas gracias.
    Señora Presidenta, para el Gobierno de Nicaragua la cultura de la no violencia hacia la mujer reviste especial importancia en nuestra sociedad. Es por ello que el Gobierno de Conciliación y Unidad Nacional ha priorizado el tema de la protección de la mujer y ha promovido, a través de la Ley de Igualdad de Género, el disfrute de sus derechos civiles y políticos, estableciéndose la participación de la mujer en un 50% de las instituciones públicas del Estado.
    Los gobiernos del Hemisferio estamos llamados no solo a tutelar estos derechos sino a legislar en función de hacerlos efectivos, poniéndolos en práctica.
    Muchas gracias, señora Presidenta.

    [Aplausos.]


    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajador. Tiene la palabra el Embajador de Chile, Juan Pablo Lira.
    El REPRESENTANTE DE CHILE: Señora Presidenta, es un honor hacer uso de la palabra para referirme al informe de la Comisión Interamericana de Mujeres.
    Señoras y señores Jefes de Delegación, quisiéramos agradecer el mensaje que se ha leído en ausencia de la Presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres, Ministra Laura Albornoz, quien no pudo estar con nosotros por haber sufrido un accidente.
    La violencia contra las mujeres es un problema que nos preocupa cultural y políticamente, teniendo la responsabilidad de actuar a nivel nacional y también en el ámbito multilateral. La Convención de Belém do Pará y el Mecanismo de Seguimiento a la Implementación de la Convención de Belém do Pará (MESECVI) representan avances jurídicos y de comportamiento social que han contribuido a la definición de políticas públicas que es necesario implementar cotidianamente.
    En este contexto, creemos que es clave darle un enfoque de derechos al tratamiento de la violencia contra la mujer. Esta visión es parte de un reposicionamiento político de la CIM para profundizar la integración de la perspectiva de género en la agenda interamericana, esfuerzo que apoyamos y que reconocemos requiere de compromisos financieros reales de parte de los Estados.

    Es por ello que nos parece central promover una cooperación política, técnica, financiera y legislativa que instale la transversalización de la perspectiva de género al interior de nuestras sociedades y en el sistema interamericano. Creemos que se han generado avances pero todavía queda mucho por hacer.


    La Quinta Cumbre de las Américas de Trinidad y Tobago dio cuenta de la relevancia y los desafíos en la región, incorporando las principales preocupaciones referidas a la igualdad y equidad de género. Lo importante es ahora trabajar en el ámbito nacional y multilateral para atender los requerimientos políticos, sociales, económicos y, sobre todo, culturales que exige una democracia inclusiva.
    Muchas gracias, señora Presidenta.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajador. Tiene la palabra el Embajador de Costa Rica, Enrique Castillo.

    El REPRESENTANTE DE COSTA RICA: Gracias, señora Presidenta.


    La Delegación de Costa Rica saluda la presentación del documento de la CIM y coincide en que la no violencia contra la mujer debe ser un eje importantísimo en la construcción de una cultura general de la no violencia. La esencia de ese eje deben ser las acciones de prevención, tendientes a establecer un balance equitativo y de género en nuestras sociedades, que suprima todo tipo de desigualdad, de discriminación y de maltrato contra las mujeres.

    El Gobierno de Costa Rica alienta y seguirá alentando y respaldando los trabajos de la CIM y se muestra dispuesto a continuar permanentemente revisando y actualizando la legislación nacional para mantenerla al día en la evolución de esta lucha contra la discriminación y la violencia en perjuicio de las mujeres.


    Muchas gracias.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Gracias, Embajador. Tiene la palabra la Embajadora de Antigua y Barbuda, Deborah-Mae Lovell.
    La JEFA DE LA DELEGACIÓN DE ANTIGUA Y BARBUDA: Thank you, Madam President.
    In considering the topic “Fostering a Culture of Nonviolence against Women,” the Delegation of Antigua and Barbuda would like to make three simple points that speak to the issue of empowering women. By empowering, we mean providing the tools that would enable women to fully engage in the modalities of society––be they political, economic, or social––that would minimize their exposure to violence.
    Let us look at the political factor. It is imperative that all states foster an environment where women are provided with an opportunity to run for elected office. To this end, we are seeking to have greater equity or gender balance in the political arena. We believe that with more women in the political arena, greater attention would be given to issues that affect women, such as violence against women. Of course, we include here domestic violence, which we have highlighted throughout this General Assembly session. We therefore urge all parties around this table to ratify the Convention of Belém do Pará.
    One area that merits attention as well, Madam President, is equal pay for equal work for women. This delegation believes that more women in the political arena would result in greater sensitivity to the issues that affect women.
    Let us now look at the economic factor. We believe that more opportunities should be given to women to promote greater economic self-sufficiency. When a woman is empowered economically, the need that sometimes arises to engage in, participate in, or accept abusive or violent relationships is minimized. In other words, if a woman is provided with the means to provide for herself economically, the likelihood of her making better choices is greatly increased.
    Let us look at the social factor. I would like to concentrate on the issue of health; in particular, the changing face of HIV/AIDS. When the Honorable Dr. Jacqui Quinn-Leandro, the then Minister of Labor and Gender Affairs of Antigua and Barbuda, presided over the Inter-American Commission of Women (CIM), she included this question on the agenda of the CIM. I ask colleagues to think about the impact on the families of this hemisphere of the trend of feminization of AIDS. We therefore feel that greater awareness of this scourge, through the dissemination of information, should be encouraged.
    Thank you very much, Madam President.

    [Aplausos.]


    La PRESIDENTA: Muchas gracias.
    Muchas gracias por este tema que debe llamar realmente a la profunda reflexión de todos los individuos de nuestras sociedades. Al igual que lo ha dicho nuestra Ministra Doris García, creemos nosotros que toda la fuerza que se emplea contra hombres y mujeres en el mundo proviene siempre de la violencia que se silencia, la violencia que da vergüenza y que promueve un sistema de impunidad y que se manifiesta a través de todo tipo de tortura, de todo tipo de dolor, de crimen, de discriminación y de exclusión, que va quedando silencioso e incorporado a las costumbres cotidianas en lo político, lo económico, lo social y lo cultural.
    No habiendo más solicitudes para hacer uso de la palabra, la Presidencia propone tomar debida nota de la presentación de la Ministra de la Mujer, de Honduras, Doris García, sobre el tema de una cultura de la no violencia hacia la mujer y de todo lo apuntado en las intervenciones. Estas deben quedar registradas en actas pero también deben ser útiles para tomar acción.
    Agradecemos a la Ministra Doris García y a la Comisión Interamericana de Mujeres por la presentación de este relevante y trascendental tema sobre el cual la humanidad ya finalmente tomará conciencia.

    4. El efecto del cambio climático en la sociedad, la economía y el medio ambiente de los países del Hemisferio


    La PRESIDENTA: Corresponde ahora considerar el tema del efecto del cambio climático en la sociedad, la economía y el medio ambiente de los países del Continente, incluido en el temario de la Asamblea General por iniciativa de la Delegación de Antigua y Barbuda a fin de continuar con el diálogo entre los Estados Miembros en torno a las acciones necesarias para reducir el efecto devastador del cambio climático en los países del Hemisferio, en particular en los pequeños Estados vulnerables.
    Para su presentación me es grato ofrecer la palabra a la Embajadora Deborah-Mae Lovell, Representante Permanente de Antigua y Barbuda ante la Organización de los Estados Americanos.
    La JEFA DE LA DELEGACIÓN DE ANTIGUA Y BARBUDA: Thank you, Madam President.
    The Delegation of Antigua and Barbuda is pleased to take the floor on behalf of the member states of the Caribbean Community (CARICOM) to highlight one of the greatest threats confronting the countries of this hemisphere—climate change.
    When, over a decade ago, we embarked on this journey of raising awareness of the threats posed by climate change, we were among a small number of countries bold enough to voice our concerns. Today, thankfully, countries have joined us from across the Hemisphere in speaking of the threat being posed by climate change and in seeking innovative ways to combat this threat.
    Madam President, let me be clear: our ultimate survival as countries depends on urgent action to address this threat. While it is true that the threat is common to all countries of the Hemisphere, both big and small, it is the small among us who are at risk and who are universally recognized as being among the most vulnerable to the adverse effects of climate change.
    CARICOM was in the forefront of the negotiations that ultimately led to the United Nations Framework Convention on Climate Change (UNFCCC). We were convinced then, as we are now, that the Convention’s primary objective of reducing the dangerous levels of carbon dioxide and other greenhouse gases (GHGs) in the earth’s atmosphere must be realized in order to protect the global environment and to avoid serious disruptions to life on this planet.
    For small developing states, the Third Assessment Report (TAR) of the Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC), which was produced in 2001 and which shows unequivocally that global warming is taking place and is accelerating, heightened our concern about the impact of climate change.
    Our concerns have been further heightened by the IPCC Fourth Assessment Report (AR4) by Working Group I, released in 2007, which states that “the current atmospheric concentration of carbon dioxide and methane, two important heat-trapping gases, exceeds by far the natural range over the last 650,000 years.” The Working Group’s assessment also notes that it is very likely that “emissions of heat-trapping gases from human activities have been the cause of most of the observed increase in globally averaged temperatures since the mid-20th century.”

    The warnings from the IPCC are of particular relevance to our major industry, tourism. Tourism is the primary source of foreign exchange for many of the countries in our subregion, and science is now telling us that, more than any other industry, tourism would face severe disruption from both climate change and sea level rise.


    Madam President, it has been projected that air temperature in the Caribbean subregion will rise between 1and 4 degrees Celsius by the year 2100. With increasing temperatures, we are likely to see increases in the frequency and intensity of hurricanes and, more alarming, a rise in the rate of coral bleaching.
    Sadly, while the year 2100 may seem far away to some, in the Caribbean, we are already beginning to experience the impact of climate change. This impact is not limited, however, to the Caribbean, because in parts of Central America and in the states of Florida and Texas in the United States, the increase in global climatic patterns has already begun to impact coral reefs, which are showing signs of bleaching. According to scientists, this bleaching can be attributed to environmental stresses that include increased sea surface temperature (SST). The rapid bleaching of our coral reefs is of particular concern because, if not addressed, it could ultimately lead to the destruction of this precious resource.
    Throughout the Caribbean, the miles of coral reef act as protective barriers and create the tranquil waters that have become one of the hallmarks of our tourism industry. In addition, these reefs are home to many species of fish and other marine life, all of which contribute the delicate ecological balance of our coastline.
    Madam President, the long-term prognosis for the Caribbean region is quite grim, and inaction is no longer a viable option. This hemisphere must begin to work collectively to reduce the level of greenhouse gases being emitted into the atmosphere. If we fail to act, we could forever alter the earth’s ecological balance, thereby placing mankind’s very existence in jeopardy.
    The way forward is therefore clear, Madam President. We must take steps to reduce our vulnerability to climate change, particularly in the small states of our subregion. We need to redouble our collective efforts aimed at reducing greenhouse gases, and we should all aim to do this within the framework of the UNFCCC and its Kyoto Protocol.
    In this context, we look forward to the successful conclusion of the negotiations currently taking place in Bonn and of a new climate change agreement, to be adopted in Copenhagen in December of this year.
    We need to accelerate the introduction and transfer of technologies that allow for the emission of cleaner air into earth’s atmosphere, move to more widespread use of renewable energy sources, and make available new and additional resources to assist less developed countries address poverty and those environmental changes that drive disasters.
    The member states of CARICOM believe that we must act collectively to foster closer collaboration in the development of adaptation mechanisms and capacity-building for adaptation, and to ensure the allocation of the requisite resources to assist all developing countries with the development of these adaptation mechanisms.
    Madam President, individually and as a group of nations, we can all take action that will significantly reduce the level of carbon dioxide emitted into the atmosphere. Collectively, we can determine our future, and we owe future generations the opportunity to explore and enjoy all that is Planet Earth.
    Thank you, Madam President.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias. Concedemos la palabra a la Embajadora La Celia Prince, Representante Permanente de San Vicente y las Granadinas.
    La REPRESENTANTE DE SAN VICENTE Y LAS GRANADINAS: Madam President, thank you.
    The Delegation of Saint Vincent and the Grenadines associates itself with the statement made by our sister Caribbean Community (CARICOM) country, Antigua and Barbuda, and ratifies the elements mentioned therein.
    As a small island developing state (SIDS), Saint Vincent and the Grenadines is also being affected by climate change in the manner eloquently described by the distinguished Ambassador of Antigua and Barbuda. It merits constant reiteration that the smallest of us, who emit the least amount of greenhouse gases (GHGs), are the ones who will be disproportionately affected by climate change. The immediate impact on our livelihood—tourism—and the eventual causal link that will precipitate natural disasters, which ravage our region, compel the conclusion that climate change is a clear and present danger to us all.

    We look to all countries represented here to be fully engaged, in good faith, in the Bonn negotiations on the new climate change agreement. Constructive engagement, which results in firm commitments to curb emissions while simultaneously developing technologies for sustainable energy alternatives, should also be a primary objective.


    The preservation of Planet Earth rests heavily, no doubt, on our responsible stewardship of all that she has to offer.
    Thank you, President.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Gracias, Embajadora. Tiene la palabra el Embajador Salvador Beltrán del Río, Subsecretario para América Latina y el Caribe, del Ministerio de Relaciones Exteriores de México.
    El REPRESENTANTE DE MÉXICO: Presidenta, en un tema tan fundamental y tan importante que nos está afectando a todos, la Delegación de México habrá de entregar a la Secretaría el texto de mi intervención y, simple y sencillamente, me voy a permitir destacar lo siguiente:
    México ha propuesto, en el marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el establecimiento de un Fondo Verde que contribuya a incrementar la escala de financiamiento disponible para proyectos en la esfera del cambio climático y que genere incentivos positivos para aquellos países que desean ampliar sus acciones y metas.
    La propuesta de Fondo Verde tiene como objetivo apoyar el logro de metas concretas de reducción de emisiones que se acuerden a nivel global. Es este también un instrumento de apoyo para las acciones de mitigación, adaptación y transferencia de tecnología.
    El Fondo se integraría mediante contribuciones de países desarrollados y países en desarrollo, con excepción de los países menos desarrollados y de los pequeños Estados insulares, que se determinaría a través de la aplicación de una formula objetiva basada en principios y criterios objetivos como el Producto Interno Bruto (PIB), las emisiones de gases de efecto invernadero y la población. Las actividades de mitigación susceptibles de apoyo financiero serían definidas por los países con base en sus necesidades de desarrollo y sus propias circunstancias. Estas actividades deberán alcanzar resultados reales, medibles, reportables y verificables.
    A diferencia de otros fondos, el que propone México tendría un esquema incluyente en su administración, en el que participaríamos todos bajo los auspicios de la Conferencia de las Partes en la Convención Marco, junto con la sociedad civil.
    El Presidente de México ha invitado a todos los países del Hemisferio a contribuir con sus propuestas a enriquecer esta iniciativa mexicana, con la convicción de que se trata de un esquema financiero del que todos nos beneficiemos y cuyo legado será el de edificar un ambiente más sano para las generaciones presentes y futuras.
    Otra importante iniciativa de nuestro país fue lanzada en diciembre de 2008 en una reunión de América Latina y del Caribe, celebrada en Polonia, en la cual fuimos el primer país en manifestar nuestro interés en ser sede de la Décima Sexta Reunión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco sobre Cambio Climático. Esta iniciativa mexicana se sustenta en la consideración de que corresponde a la región hospedar este importante encuentro. El Gobierno de México tiene la firme intención de respaldar la aplicación y ulterior desarrollo de los acuerdos que esperamos alcanzar en la conferencia que se celebrará a fines de este año en Copenhague.
    México espera que los Estados Miembros de la OEA apoyen esta aspiración de mi país, convencido de que podremos hacer una contribución sustantiva a los logros de este importante encuentro.
    En suma, las iniciativas mexicanas en materia de cambio climático buscan movilizar los recursos financieros que son medios de ejecución para hacer frente a este problema y abrir espacios de diálogo y concertación como anfitriones de la conferencia el próximo año 2010, para aplicar los acuerdos que la comunidad internacional logre para hacer frente a este problema ambiental y global.
    Muchas gracias.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias. Tiene la palabra la doctora Cecilia Chacón, Directora de Organismos Multilaterales de Bolivia.
    La REPRESENTANTE DE BOLIVIA: Muchas gracias, señora Presidenta.
    En esta oportunidad, Bolivia tiene el honor de presentar a ustedes una declaración sobre cambio climático de países miembros y observadores de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA): Bolivia, Honduras, Nicaragua, Venezuela y Ecuador.
    El cambio climático es producto de los modelos de desarrollo y de las políticas económicas adoptadas y promovidas por los países desarrollados, y constituye una deuda climática con la humanidad y con el planeta.
    La tierra tiene una capacidad limitada para la absorción de los gases de efecto invernadero, provocando impactos irreversibles en nuestros países, en particular en los países en desarrollo que ven limitado su desarrollo económico y social, al que tenemos derecho bajo los principios de equidad e igualdad.

    Los países en desarrollo debemos desviar importantes recursos para la implementación de medidas para la adaptación al cambio climático, que deberían destinarse a nuestro desarrollo y asegurar a nuestra población un nivel de vida digno.


    Los países desarrollados deben aportar y cumplir compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero de acuerdo con lo establecido en el Protocolo de Kioto, a fin de garantizar la estabilidad del sistema climático planetario así como cumplir con el pago de la deuda de adaptación.
    Es necesario crear, entre otros, un mecanismo financiero de acceso directo y administrado por los países en desarrollo para sus planes o programas nacionales. Igualmente, creemos indispensable asignar recursos adicionales por concepto de ayuda oficial al desarrollo y otros mecanismos alternativos de cooperación.
    Ratificamos nuestra voluntad de aunar esfuerzos para lograr el éxito de las negociaciones de la Conferencia Décimo Quinta de los Estados Parte de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que se celebrará en Copenhague, Dinamarca, en 2009.
    Señora Presidenta y señoras y señores Jefes de Delegación, esta es la propuesta de los países que he nombrado sobre el tema del cambio climático. Queremos agradecer a la Delegación de Antigua y Barbuda y al CARICOM la presentación y la inclusión de este tema en la agenda de esta sesión, porque consideramos que es muy importante que este asunto no se aparte de un foro tan prominente como este y que nuestros países debatan continuamente esta problemática para que podamos llegar juntos, con una posición constructiva, al éxito de las negociaciones de Copenhague.
    Quiero comentar, además, que haremos llegar oportunamente este proyecto a la Secretaría para su inclusión en las actas.
    Gracias.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias. Tiene la palabra el Representante de los Estados Unidos.
    El REPRESENTANTE DE LOS ESTADOS UNIDOS: Thank you, Madam President.
    The Delegation of the United States simply would like a clarification that this proposal is not being submitted for consideration or adoption here at the General Assembly session. Correct?
    [Pausa.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Riley. Efectivamente, tomaremos nota para que sea considerado por el Consejo Permanente lo que ha expresado en esta sesión plenaria la Delegación de Bolivia a nombre de los países que han intervenido. El tema deberá ser entonces discutido por los Representantes de todos nuestros países, de acuerdo con el criterio soberano de cada uno de ellos.
    El REPRESENTANTE DE LOS ESTADOS UNIDOS: Thank you, Madam President. The General Assembly, correct?
    La PRESIDENTA: No habiendo más solicitudes para hacer uso de la palabra, agradecemos a la Embajadora Deborah-Mae Lovell por haber traído a consideración del plenario este tema y por las intervenciones que al respecto se han producido.
    Por lo tanto, la Presidencia sugiere que, en primer lugar, esta sesión plenaria tome nota de la presentación de la Delegación de Antigua y Barbuda sobre el tema del cambio climático en la sociedad, la economía y el medio ambiente de los países del Continente.

    En segundo lugar, la Presidencia solicita al Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral que continúe dando puntual seguimiento a este tema, a nivel de las organizaciones internacionales, e informe a la Asamblea General sobre los resultados de su gestión. Y hacemos énfasis en la consideración y discusión por el Consejo Permanente de todo lo manifestado en esta sesión plenaria por la Delegación de Bolivia, a nombre de los países que se pronunciaron sobre el tema, teniendo en cuenta que se trata de un asunto que linda con la sobrevivencia de la humanidad.


    5. Cooperación hemisférica para la preparación y respuesta a las enfermedades transmisibles, incluida la influenza A (H1N1)
    El PRESIDENTE: En seguida corresponde considerar el tema de la cooperación hemisférica para la preparación y respuesta a las enfermedades transmisibles, incluyendo, por supuesto, el evento último de la influenza A (H1N1). Este importante punto ha sido incluido en el temario de la Asamblea General por iniciativa de la Delegación de México.
    Es para nosotros un honor ofrecer la palabra al señor Salvador Beltrán del Río, Subsecretario para la América Latina y el Caribe, del Ministerio de Relaciones Exteriores de México, para su presentación. Reciba usted, señor Subsecretario, nuestro reconocimiento, solidaridad y respaldo por su contribución a la causa de la salud en nuestro continente. Tiene la palabra.
    El REPRESENTANTE DE MÉXICO: Señora Presidenta, agradezco sus palabras a nombre de mi Delegación y de mi Gobierno.
    Señoras y señores Jefes de Delegación, esta Asamblea se realiza en un momento especialmente significativo en que el Hemisferio, al igual que el resto del mundo, enfrenta una emergencia sanitaria a causa del virus de la influenza A (H1N1) y de la alerta que declaró la Organización Mundial de la Salud. Tal situación coloca a todos los países del orbe en una coyuntura de gran complejidad, que entraña retos cuyas implicaciones aún no hemos terminado de conocer o prever, las cuales ciertamente abarcan un espectro que comprende tanto el ámbito de la salud pública como los aspectos de índole comercial, de cooperación, de investigación científica y de desarrollo tecnológico, en suma, todos aquellos aspectos que caracterizan el contexto global actual.
    Como uno de los primeros actores que hicieron frente a la crisis, México ha actuado con plena conciencia de la responsabilidad compartida inherente a fenómenos de esta naturaleza así como con absoluta transparencia.
    El Gobierno del Presidente Calderón mantiene una estrecha comunicación y coordinación con los organismos multilaterales y regionales de salud, a fin de compartir la experiencia y conocimientos adquiridos en los momentos más críticos en que ha debido hacerse frente a esta epidemia. Así lo hicimos recientemente en la ciudad de Managua, dentro del marco del Sistema Mesoamericano de Salud.
    Además de informar puntual y detalladamente sobre el desarrollo del virus A (H1N1) a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) así como a la comunidad internacional en su conjunto, se ha hecho entrega a la OMS de las cepas y secuencias genéticas de los virus aislados en nuestro país.

    El Gobierno de México también propuso a la Asamblea Mundial de la Salud, celebrada recientemente en Ginebra, la posibilidad de crear un fondo económico de contingencia auspiciado por los organismos financieros multilaterales mediante el otorgamiento de créditos en condiciones preferenciales, que permita apoyar a los países que lo requieran para la adquisición de tratamientos u otros insumos necesarios en ese tipo de emergencias. De hecho, México está enviando a varios países hermanos del Caribe una nutrida dosis de tratamientos con el antiviral Tamiflu.


    El desafío que para México ha significado enfrentar un fenómeno de esta naturaleza ha permitido fortalecer la estructura institucional, las capacidades individuales y los protocolos en materia de salud, diseñados para dar respuesta oportuna al interior del país y, en general, a la comunidad internacional.
    Frente a estas acciones, el apoyo y la solidaridad de una buena parte de la comunidad internacional no deben soslayarse sino, por el contrario, agradecerse. Lejos de aislarnos o pretender ignorar la problemática, el Gobierno de México está consciente de que esta experiencia contribuirá, de manera importante, al bien público global.
    Hoy, en nuestro país, las manifestaciones más agudas de este fenómeno compartido han dado paso a una etapa en la cual hemos sido capaces de identificar nuestros aspectos más vulnerables y, al mismo tiempo, instrumentar una respuesta eficaz, coordinada y decidida para superar los efectos colaterales que del mismo han derivado.
    Señoras y señores, a partir de este desafío el Gobierno de México encuentra valiosas oportunidades para estrechar la cooperación y la solidaridad en el Hemisferio. Son estas manifestaciones las que ofrecen, al mismo tiempo, a nuestro país una ruta confiable para superar obstáculos comunes en la región y mejorar la eficacia de las medidas adoptadas a nivel nacional.
    Mi Delegación quiere dejar constancia de su reconocimiento a los Estados Miembros por su apoyo a la adopción de la resolución que busca fortalecer la cooperación hemisférica frente a situaciones como las que estamos viviendo.

    Finalmente, México desea extender una invitación a todos los países a participar en la próxima Reunión de Alto Nivel sobre Lecciones Aprendidas de la Influenza A (H1N1), que estamos coordinando conjuntamente con los Gobiernos del Canadá, Estados Unidos y la Organización Mundial de la Salud (OMS).


    Dicha reunión tendrá lugar a principios de julio en el Caribe mexicano, en la ciudad de Cancún más exactamente, con el objeto de definir estrategias e intercambiar mejores prácticas para responder al desafío que representan las epidemias emergentes como la influenza a que me refiero, pues únicamente a través de la cooperación internacional podremos enfrentar los retos que se nos presentan en materia de salud pública a nivel global.
    Muchísimas gracias.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Subsecretario, por la invitación y, por supuesto, por la presentación de este tema tan oportuno y pertinente para todos nuestros pueblos que aún están en esta lucha por detener este flagelo.
    Ofrezco la palabra al Canciller de Jamaica, Kenneth Baugh.

    El JEFE DE LA DELEGACIÓN DE JAMAICA: Thank you, Madam President.


    On behalf of the countries of the Caribbean Community (CARICOM), I wish to commend the Government of Mexico for its timely initiative in introducing this topic on the agenda of this General Assembly session. I want to express our gratitude for the generosity of Mexico in not only sharing information, but also providing supplies of the antiviral drugs that are available and which they have had experience in using in the control of this epidemic. There is much to learn from their experience with respect to interventions that worked, especially mobilizing the participation of people and communities in the prevention and mitigation of the spread of the virus.
    We reiterate our support for the corresponding draft resolution entitled “Hemispheric Cooperation in Planning for and Responding to Communicable Diseases, Including Influenza A (H1N1).” All of our member states are continuing to take the necessary steps to deal with the associated challenges of the spread of Influenza A (H1N1), to mitigate the epidemic, and to prevent its spread, all with the aim of protecting the health, well-being, and fundamental rights of our citizens.
    We appreciate the assistance of the Pan American Health Organization (PAHO) and the World Health Organization (WHO) in support of our national efforts. It is important that this be supplemented by bilateral cooperation measures, in which countries have been benefiting from the experience and assistance of affected countries.
    Accordingly, we agree on the need to strengthen cooperation and hemispheric solidarity, and we therefore welcome the focus of the draft resolution and, in particular, the resolve of the countries of the Hemisphere to strengthen channels of cooperation, coordination, and information at the hemispheric level in order to improve early warning systems and control.
    In closing, we wish to recognize and commend the efforts of the Government of Mexico for the responsible, transparent, and timely manner in which it transmitted, from the very early stages, information to the international community about the outbreak of this epidemic.
    Thank you, Madam President.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Canciller.
    No habiendo más solicitudes para hacer uso de la palabra, la Presidencia sugiere que esta sesión plenaria tome nota de la presentación que ha hecho la Delegación de México, a través del Subsecretario Beltrán, del tema de la cooperación hemisférica para la preparación y respuesta a las enfermedades transmisibles, incluyendo la influenza A (H1N1); no sin antes agradecerle y felicitarlo por esta feliz iniciativa de acercamiento, de cooperación y de solidaridad entre nuestros pueblos.
    6. Cumbre de las Américas: Seguimiento a Haití
    La PRESIDENTA: Nos corresponde ahora considerar el tema sobre la Cumbre de las Américas y el seguimiento a Haití, tal como fue declarado en el comunicado del Primer Ministro Manning al culminar la Quinta Cumbre de las Américas. Este asunto ha sido incluido en el temario de la Asamblea General por iniciativa de la Delegación de Trinidad y Tobago.
    Para su presentación, cedemos la palabra a la Embajadora de Trinidad y Tobago, Glenda Morean-Phillip.
    La REPRESENTANTE DE TRINIDAD Y TOBAGO: Thank you, Madam President.
    At the Fifth Summit of the Americas, the ongoing crisis in Haiti was raised by our leaders, who agreed that Haiti should be supported. The statement of the Chairman of the Fifth Summit of the Americas on April 19, 2009, recorded this commitment and advanced that the issue of funding for development programs in our sister Caribbean state should be brought before this thirty-ninth regular session of the General Assembly of the Organization of American States.
    At the Twelfth Meeting of the Council for Foreign and Community Relations (COFCOR), Caribbean Community (CARICOM) colleagues were briefed on the proposal so that a preliminary exchange of views could be held. It was agreed that there should be consultations on the matter among Trinidad and Tobago, Haiti, and the OAS so that the initiative could be tabled at this General Assembly session. Such discussions have, in fact, been held, and I wish to provide you with additional information on the proposal.
    In examining the proposal, we appreciate that careful attention would have to be paid to all the existing funds and programs, as well as the National Growth and Poverty Reduction Strategy Paper (DSNCRP) 2008-2010 of the Government of Haiti, which outlines the procedures for coordinating, managing, implementing, monitoring, using, disbursing, and evaluating development assistance.
    Three priority strategy pillars have been established; namely, growth sectors, human development, and democratic governance. The life-span of the Strategy is only three years, to 2010, at which time it is expected that the program would be reviewed and further development indices would have to be put in place.
    Haiti, unfortunately, continues to be the poorest country in the Western Hemisphere. Absence of effective and long lasting development can be attributed to the degradation of its natural environment, a string of natural disasters, absence of effective governance structures, poor levels of investment in all sectors, and obstacles to foreign direct investment (FDI).
    At the Haiti Donors Conference of April 14, 2009, in Washington, D.C., which was convened by the Government of Haiti under the auspices of the Inter-American Development Bank (IDB), international donors pledged $324 million over the next two years, in addition to other help to address the effects of the four hurricanes that hit Haiti in 2008.
    The International Monetary Fund (IMF) and other multilateral and official creditors are committed to providing Haiti with one billion dollars in debt relief by the end of June 2009. This facility will result in an annual debt service savings of between $35 million and $40 million, which will free resources for poverty reduction and pro-growth expenditures. Such procedures are highly commendable and are to be supported.
    It must also be recalled that CARICOM provides technical assistance on various projects, along with the Caribbean Development Bank (CDB), other financial institutions, and individual governments.
    Reference must be made to the May 20, 2009, “Report of the General Secretariat on the Implementation of Resolution AG/RES. 2424 (XXXVIII-O/08) ‘Support for the Strengthening of Political Stability and for Socioeconomic Development in Haiti.’” The report provides information on the work being undertaken by various institutions and the areas of focus. Challenges were also identified, along with the role the OAS could continue to play in Haiti’s development.
    There is no doubt that the assistance from the OAS, along with its coordinating role, do ensure that some measure of implementation occurs. The thorny issue, though, is how to maintain any level of growth within the country.
    The methodology for the establishment and management of the Hemispheric Development Fund for Haiti is as follows:
    Agriculture used to be the mainstay of the economy of Haiti, but it has been in decline over the past decades. In this regard, it is recommended that Development Fund resources could, for example, be used for rural development and the revitalization of the agricultural sector, as this would enhance the Haitian productive sector, reduce rural poverty and social dislocation, and ensure food security and environmental rehabilitation. Infrastructure development is also critical.
    In giving consideration to all these proposals, it was stressed that the utilization of resources in administrative costs must be avoided.
    On the basis of these preliminary discussions on the establishment of the Fund, it is submitted that consideration could be given to the following proposals:




    • It would be a dedicated fund that would receive voluntary contributions from different sources. The allocation to programs and projects would be agreed through consultation between the donor, Haiti, and the OAS.




    • The management of the Fund can be undertaken through the OAS with an 11 percent management fee. As this is to be a hemispheric fund, there would be no role for the Caribbean Development Bank. Another possible management agency could be the Pan American Development Foundation.




    1. The Fund would not have execution capacity.

    The Hemispheric Development Fund for Haiti is not intended to operate in isolation. It should, as far as possible, be associated with existing systems and the overall development of the country so that the implementation of programs would be measurable, there would be a genuine trickle-down effect, and improvements in the key sectors would be detectable in the short, medium, and long term. Specific projects could therefore be identified to which resources could then be channeled.


    Noting the three priority pillars of the strategy, resources from the Fund could be identified for enhancement of Haiti’s agriculture, which would enable the citizens to feed themselves in a sustainable manner, with care for the environment. The Inter-American Institute for Cooperation on Agriculture (IICA) is ideally positioned to help.
    The organizations comprising the Joint Summit Working Group (JSWG) could also be engaged, as necessary, as they are already acquainted with the challenges facing Haiti and the necessary level of commitment already exists.
    In his address on April 14, 2009, at the Haiti Donors Conference, Mr. Dominique Strauss-Kahn, Managing Director of the IMF, mentioned that work was ongoing to establish a common budget support and governance matrix that could be supported by a large number of donors. Such initiatives would require study in order to establish its relationship, if any, with the proposed Hemispheric Development Fund for Haiti.
    According to the draft resolution “Support for the Strengthening of Political Stability and for Socioeconomic Development in Haiti,” which this General Assembly will adopt later, further analysis and engagement on this matter will take place subsequent to this meeting. Your initial observations, queries, and comments are therefore welcomed in the follow-up discussions, as they could present realistic solutions to Haiti’s development challenges and the way forward.
    Thank you, Madam President.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajadora. Mucho agradeceré al señor Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, referirse al tema que nos ocupa. Señor Secretario General, tiene usted la palabra.
    El SECRETARIO GENERAL: Muchas gracias.
    De acuerdo con el mandato dado en la Quinta Cumbre de las Américas sobre Haití, me corresponde presentar el informe sobre los temas de financiamiento de los programas de desarrollo que están en marcha en distintas instituciones internacionales del Hemisferio. El mandato está vinculado a un esfuerzo reciente de movilización internacional para apoyar al desarrollo en Haití.
    Se realizaron sobre esta materia varias reuniones, la más notable de ellas el 14 de abril, inmediatamente antes de nuestra Cumbre, que fue la Tercera Reunión de Desarrollo Económico y Social de Haití, en la sede del Banco Interamericano de Desarrollo, con el título de Hacia un Nuevo Paradigma de Cooperación para el Crecimiento y el Desarrollo.

    En cuanto a la OEA, nosotros hemos perseguido un compromiso con Haití y hemos dado apoyo tanto a la estabilidad política como al desarrollo socioeconómico, vinculado a mandatos de esta misma Asamblea General, el último de los cuales debería ser aprobado aquí más tarde, si es que no lo ha hecho ya la Comisión General.



    Por lo tanto, en este informe quiero presentar de manera muy sucinta las actividades del Secretariado de Estados Miembros de esta Asamblea y también los esfuerzos hechos por la región en colaboración con Haití.
    En la resolución Apoyo al Desarrollo Socioeconómico y a la Estabilidad Política en Haití, la Asamblea General debe requerir al Secretariado la preparación de un estudio sobre las modalidades para establecer el Fondo Hemisférico de Desarrollo en Haití, al cual se refería la Embajadora de Trinidad y Tobago.
    Es necesario mencionar que de las consultas con Estados y organizaciones han surgido complejidades para relanzar una nueva iniciativa financiera, lo cual ocurriría solo a pocos días después de la Conferencia de Donantes en Washington. Por lo tanto, las discusiones respecto a la movilización de recursos financieros adicionales no han sido aún concluyentes, en parte debido a la crisis global financiera que afecta la capacidad y disposición de la mayor parte de los donantes.
    Este Secretariado se reunió con agencias del sistema interamericano. Los Estados examinaron el tema durante la negociación de la resolución de esta Asamblea. Parece ser que la forma más práctica de proceder es estudiar cómo la región, sobre la base de los esfuerzos de financiamiento que ya hemos hecho, puede diseñar estrategias que produzcan el máximo impacto en el proceso de desarrollo de Haití, incluyendo la posibilidad de encontrar fuentes adicionales de financiamiento.
    También en la resolución de esta Asamblea se pide que se aprueben las instituciones financieras donantes, que se consideren distintos flujos financieros para el desarrollo de programas en Haití y que se haga más expedito el desembolso de fondos para el desarrollo económico y social de Haití, que se prometieron en la Cumbre.
    Yo quisiera dar algunas opiniones ahora respecto a la situación general de Haití. Haití goza, diría, una estabilidad política relativa y una muy mejorada situación de seguridad como resultado de la política de inclusión del Presidente Préval y del aumento sustantivo de la capacidad de la policía nacional, con apoyo de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH).
    Sin embargo, la falta de interés aparente en la reciente campaña electoral y en la baja participación en la primera ronda de elecciones parciales del 19 de abril del 2009 es una cuestión que debe preocuparnos y mantenernos en un monitoreo que asegure una segunda vuelta efectiva el 21 de junio y un funcionamiento sustentable de la más alta política. El mantener un clima pacífico y de seguridad es clave para el éxito de las elecciones del fin de año y de las elecciones presidenciales de fines del 2010.
    Si bien las condiciones socioeconómicas habían mostrado algunas señas de mejoría, esta fue prácticamente destruida por los cuatro desastres naturales que tuvieron lugar en el 2008 y ha sido interiormente afectada por los shocks externos, especialmente por la recesión global. La creación de empleo para cerca de un 40% de la población activa sigue siendo un desafío mayor y el apoyo humanitario de la comunidad internacional no ha eliminado los peligros de escasez de alimentos y de una nueva crisis alimentaria.
    Adicionalmente, el medio ambiente natural se ha deteriorado a un punto tal que es preocupante la situación de sobrevivencia en algunas áreas del país como Gonaïves. Sumado a estas dificultades, debemos añadir que la población haitiana no tiene una red de seguridad social y que su apoyo social público es poco significativo.
    Los esfuerzos de la OEA han ayudado al Gobierno de Haití, especialmente en las áreas de identificación y registro civil y en la organización y manejo de los procesos electorales. En áreas como el comercio y el turismo, que necesitan ser enfatizadas en coordinación con otras agencias del sistema interamericano –el Banco Interamericano de Desarrollo, la Organización Panamericana de la Salud, el Instituto Interamericano para la Cooperación y la Agricultura y la Pan American Development Foundation– nuestro programa interamericano está en marcha en Haití.
    El impacto de las contribuciones de estas agencias como sistema en el desarrollo de Haití es evidente. Las operaciones del Banco Interamericano de Desarrollo aumentaron a 150 millones de dólares en el año 2009; la cooperación del IICA alcanza a como 2,7 millones de dólares; la Organización Panamericana de la Salud, 20 millones; el programa de Pan American Development Foundation, dependiente de la OEA, aproximadamente 12 millones para el 2009 y 10 millones para el 2008.
    Continuando con el mandato de la Cumbre, estas instituciones concurrieron a la idea de tener una programación interamericana, facilitando mejor coordinación con las entidades que preservan, sin embargo, su identidad y autonomía. Esta preocupación colectiva refleja cuánto la región valora las sinergias entre nuestras instituciones y trata de ayudar mejor a la población haitiana.
    Es importante mencionar la fuerte y variada participación de numerosos países de América Latina en los esfuerzos de Haití. El 58% de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) está constituido por tropas de nuestra región. Sus enfoques han disminuido significativamente en muchos barrios de Puerto Príncipe y de otras ciudades de Haití, los problemas de la delincuencia, enfrentando sus raíces y no solamente sus consecuencias directas.
    En el área del desarrollo, es importante también mencionar el dinamismo de nuestra región en Haití. Por ejemplo, el trabajo de Venezuela en la reconstrucción de mercados públicos y unidades eléctricas; el trabajo de los países del ABC –Argentina, Brasil y Chile–, que han colaborado sustantivamente en distintos programas de infraestructura y de carácter social. Haití, en definitiva, es también un punto de convergencia de la buena voluntad y solidaridad hemisféricas.
    Esta sesión de la Asamblea General está aprobando una resolución que fortalece nuestro involucramiento en Haití. La Secretaría planea trabajar con las demás organizaciones regionales y con Estados Miembros que están presentes en Haití para llevar allá una misión a comienzos de septiembre y buscar las mejores áreas de cooperación exitosa, a fin de evaluar las necesidades y desarrollar formas de hacer frente a los asuntos más urgentes, en diálogo con las autoridades para obtener el apoyo a sus prioridades.
    Es importante que la Quinta Cumbre nos haya dado este mandato y que podamos aquí, entonces, aprobar esa resolución, lo cual ayudará a la OEA a prepararse para un rol más prominente en Haití.
    En distintas ocasiones se ha hablado, no es aún un tema inminente, de la aspiración del mandato de la MINUSTAH. Quisiera recordar que antes del desarrollo de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas, la OEA ya había tenido un papel importante en su acompañamiento a Haití en el camino del fortalecimiento de su democracia y ello debe seguir ocurriendo en el futuro. Por lo tanto, es vital que la OEA se prepare, se mantenga vinculada, fortalezca sus programas en Haití y trabaje más de cerca con los Estados Miembros en distintos frentes.
    Quiero enfatizar que el Gobierno de Haití ha hecho esfuerzos muy considerables para mejorar las condiciones de vida y de perspectiva para su pueblo. Es importante ayudarlo a hacer aún más, usando la fuerza de su población y las muchas ventajas comparativas del país. Combinando este liderazgo positivo interno que proveen el Presidente Préval y su Gobierno con una efectiva cooperación internacional, encontraremos el camino para que Haití se eleve de la pobreza hacia una mayor paz y prosperidad.
    Muchas gracias.
    [Aplausos.]

    La PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Secretario General, por abordar este tema que aún sorprende a nuestro continente, la primera tierra libre e independiente de América, vanguardia de nuestros pasados heroísmos.


    Cedemos la palabra al Embajador de Nicaragua, Denis Moncada.
    El REPRESENTANTE DE NICARAGUA: Muchas gracias, señora Presidenta.
    En el proyecto de resolución titulado Apoyo al Desarrollo Socioeconómico y la Estabilidad Política Sostenible en Haití, Nicaragua hizo una reserva, quedando anotada una nota al pié de página que dice lo siguiente:
    El Gobierno de Nicaragua deja constancia de su expresa reserva a la Declaración de la Quinta Cumbre de las Américas, realizada en Puerto España, Trinidad y Tobago.
    Durante la celebración del evento, Nicaragua expresó su posición en la que consideró como inaceptable e insuficiente la Declaración de la Quinta Cumbre de las Américas por no dar respuesta a una serie de temas de trascendental importancia para el Hemisferio y que aún continúan pendientes de discusión.
    De igual manera, Nicaragua no acepta la referencia a dicha Declaración que se exprese en las diversas resoluciones que sean aprobadas en la Asamblea General.
    Nicaragua reafirma que los puntos de la agenda para la Asamblea General deben elaborarse derivándolos de los debates y discusiones de los Presidentes y Primeros Ministros en Trinidad y Tobago.
    Esta Delegación desea retirar su reserva expresada en esta nota al pié de página. Solicitamos a Secretaría excluirla del texto del proyecto que hemos mencionado, dejando claro que nos estamos refiriendo única y exclusivamente al proyecto de Haití y que continuamos manteniendo las reservas al pié de pagina que hemos dejado en otros proyectos de resolución.
    Muchas gracias, señora Presidenta.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajador. La Presidencia queda así enterada e indica a la Secretaría que tome acción. Tiene la palabra el Representante del Canadá, James Lambert.
    El REPRESENTANTE DEL CANADÁ: Señora Presidenta, agradezco me conceda el uso de la palabra para hablar de este tema que es de suma importancia.
    Haiti, as you know, is a key partner for Canada for a host of reasons, including shared linguistic, cultural, and historical linkages of long duration. Like many countries in the region, strong diaspora networks are an important human bridge between our societies.
    For these reasons, and because of our humanitarian engagement and profound concern as a result of recent natural disasters, Haiti has become the second single largest recipient of Canadian assistance worldwide. Canada’s commitment over the next five years will exceed five hundred and fifty-five million dollars.
    In this regard, Canada follows discussions on development funding and development coordination closely and with particular interest. It is important that any such discussion be based on the Paris and Rome declarations, which underline that development objectives should be established by the recipient country itself. As such, we welcomed the presentation and discussion of the National Growth and Poverty Reduction Strategy Paper (DSNCRP) 2008-2010 of the Government of Haiti at the recent Haiti Donors Conference in Washington. As a starting point, any action by the Organization of American States should, in a similar manner, align itself with the priorities identified by the Republic of Haiti.
    Canada further believes that the OAS can strengthen its role in Haiti, particularly by reinforcing its efforts in the fields where the Organization has established competency and an evident mandate, such as support for electoral machinery and processes.
    I also think that it’s important to congratulate the Organization of American States for the dynamism of its Country Office in Haiti, under the direction of Ricardo Seitenfus.
    Regarding the theme of this General Assembly session, “Toward a Culture of Nonviolence,” Canada is committed to the stabilization and reconstruction of Haiti. The efforts of the Government of President René Préval to do so have been important and successful. The accompaniment––within the framework of the United Nations Stabilization Mission in Haiti (MINUSTAH), as mentioned by the Secretary General––of 11 countries of the Americas is an important hemispheric act of solidarity. Haiti’s reincorporation into the embrace of the Caribbean Community (CARICOM) is a similar act of solidarity.
    It is important that we maintain the commitment of support to Haiti made at the Summit of the Americas and continue to build upon it. Beyond looking at possible additional financial mechanisms––and we take note of the proposals that have been put forward by the Government of Trinidad and Tobago––member states and donors have to work collectively to ensure the effectiveness of development assistance; to ensure it is better targeted; and to ensure greater accountability, coordination, and coherence of our efforts.

    Muchas gracias, señora Presidenta.


    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, señor James Lambert. Cedemos la palabra al señor Canciller de Haití, Alrich Nicolas.
    El JEFE DE LA DELEGACIÓN DE HAITÍ: Merci Madame la Présidente
    Madame la Présidente, Monsieur le Secrétaire général, c’est avec plaisir que je remercie Monsieur le Secrétaire général pour son intervention sur la situation haïtienne.
    Les propos du Secrétaire général sont pour nous le témoignage de l’intérêt que l’Organisation des États Américains porte au développement de mon pays.
    Depuis de nombreuses années, l’OEA en effet est fortement impliquée dans la mise en œuvre des projets d’action concrète visant au renforcement des capacités institutionnelles d’Haïti en vue de favoriser son développement économique et social.
    Les initiatives de l’OEA en Haïti, il faut le reconnaître, commencent à avoir des retombées positives pour le pays, et c’est pourquoi nous souhaitons une meilleure coordination entre vos activités et celles entreprises par d’autres organisations internationales dans le pays.
    Madame la Présidente, Monsieur le Secrétaire général, Mesdames, Messieurs, comme vous le savez, le Gouvernement haïtien est en train de prendre des dispositions importantes pour placer le pays sur la voie de la croissance économique et du développement durable. Des résultats ont été déjà obtenus sur le plan de la stabilisation macro-économique. Parallèlement, d’autres dispositions sont prises en vue d’attirer vers notre pays des investissements directs dans le domaine de l’exportation.
    La Loi Hope II adoptée par le Congrès américain est l’expression de la volonté du Gouvernement haïtien de travailler étroitement avec des investisseurs internationaux. Le Gouvernement haïtien entend, à travers cette stratégie, réduire de manière substantielle, non seulement le chômage chronique qui sévit dans le pays, mais aussi assurer une meilleure intégration du pays au système économique international.
    Monsieur le Secrétaire général, l’idée de créer un fonds hémisphérique pour Haïti proposé le 19 avril dernier lors du Sommet des Amériques à Trinité-et-Tobago a été hautement appréciée par le peuple et le Gouvernement haïtiens. Dans la perspective de la concrétisation de ce projet, nous souhaitons qu’il soit investi dans les secteurs de production, comme l’infrastructure routière et l’énergie.
    Je profite de l’occasion pour remercier le Gouvernement de Trinité-et-Tobago, ainsi que le Conseil des ministres des affaires étrangères de la CARICOM pour avoir pris l’initiative d’encourager les États de la région de créer ce fonds. Nos remerciements vont aussi à tous les autres États de la région et de la communauté internationale en général qui n’ont cessé de manifester leur solidarité à l’endroit de la nation haïtienne.
    Je vous remercie.

    [Aplausos.]


    [Ocupa la presidencia el Jefe de la Delegación de El Salvador.]
    El PRESIDENTE: Muchas gracias. Tiene la palabra el Embajador de Chile, Juan Eduardo Irigoyen.
    El REPRESENTANTE DE CHILE: Muchas gracias, señor Presidente.
    Quisiera reiterar el compromiso de Chile con el proceso de estabilización en Haití. Nuestra presencia en la MINUSTAH, recientemente prorrogada por el Senado junto a un número importante de países de la región, es el testimonio de la prioridad del principio de solidaridad en nuestra política exterior.
    Asimismo, estamos trabajando con los haitianos en un esfuerzo conjunto de cooperación enfocado en la asistencia técnica e inversión en capital humano en áreas como la seguridad alimentaria, la salud primaria, equipamientos computacionales, la enseñanza del español y la educación preescolar.
    Aspiramos a contribuir para que los avances en materia de seguridad estén acompañados de una acción sostenida de desarrollo socioeconómico, porque estamos convencidos de que el vínculo indisoluble entre seguridad y desarrollo es esencial para entender la actual situación que atraviesa Haití.
    Creemos que los resultados de la Conferencia de Donantes que se realizó en Washington en abril pasado y el nombramiento del ex Presidente Clinton como enviado especial de las Naciones Unidas a Haití pueden facilitar la implementación de definiciones del Gobierno haitiano.
    También valoramos lo indicado por el Primer Ministro Manning en su declaración en la Cumbre de las Américas sobre el compromiso de financiar programas de desarrollo. Esperamos que el Fondo Hemisférico para el Desarrollo de Haití, al que hace referencia esta nueva resolución adoptada en esta Asamblea General por la Organización, sea una realidad.
    Pensamos que la acción de la OEA ha estado contribuyendo de manera significativa en materia de modernización del registro civil, apoyo al sistema electoral y a la policía haitiana, en el alivio de catástrofes, integración de discapacitados y lucha contra las drogas, lo que muestra que somos una Organización con capacidad de trabajar para alcanzar estabilidad social y mejorar la calidad de una democracia inclusiva por la que trabaja el Gobierno haitiano. Esa es la relevancia política de la OEA a la que estimulamos.

    Muchas gracias.


    [Aplausos.]
    El PRESIDENTE: Muchas gracias. Tiene la palabra el Ministro Consejero Lineu Pupo de Paula, Representante del Brasil.
    El REPRESENTANTE DEL BRASIL: Muito obrigado, Senhor Vice-Presidente. O Brasil mantém laços históricos e culturais com o Haiti e está empenhado em prestar toda a colaboração e assistência possíveis ao povo haitiano, sempre que solicitado pelo Governo daquele país.
    Além da liderança das tropas da Missão das Nações Unidas de Estabilização no Haiti (MINUSTAH), a presença brasileira no Haiti se estende por diversas áreas de cooperação que vão desde projetos de infra-estrutura, passando por cooperação nas áreas de modernização do Estado, agricultura, educação, entre outros assuntos.
    A indicação do brasileiro Ricardo Seitenfus para chefiar o Escritório da OEA em Port-au-Prince faz parte desse interesse do Governo brasileiro em colaborar.
    O Brasil esteve presente na recente reunião de doadores em Washington e reafirmou seu compromisso com o povo e com o Governo do Haiti em sua luta para a redução da pobreza.
    Agradecemos a apresentação da Represente Permanente de Trinidad e Tobago sobre o tema e confirmo, mais uma vez, o nosso desejo e intenção de colaborar com o esforço da OEA no processo de desenvolvimento do Haiti.
    Muito obrigado.
    [Aplausos.]
    El PRESIDENTE: Muchas gracias por su intervención tan puntual. Tiene la palabra el Representante de la Argentina.
    El REPRESENTANTE DE LA ARGENTINA: Muchas gracias, señor Presidente.
    Nuestra Delegación quiere agradecer también a la Delegación de Trinidad y Tobago por la presentación de este tema y al Secretario General de la OEA por el informe que nos ha presentado.
    Nosotros deseamos reiterar una vez más que Argentina mantiene su política de total respaldo a las gestiones de fortalecimiento institucional de Haití, donde hemos venido participando activamente desde el año 2004, tanto en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) como en la integración al Core Group y Amigos de Haití, en el marco de las Naciones Unidas y de la OEA.
    Como ya lo ha señalado en la última Conferencia de Donantes en Washington el pasado 14 y 15 de abril, nuestro país considera que el compromiso de la comunidad internacional con Haití se está reflejando en acciones concretas y debe ser fortalecido aún más mediante el esquema de la Cooperación Sur-Sur y Triangular.
    Desde 2004, Argentina ha trabajado estrechamente con el Gobierno de Haití en esquemas triangulares que han permitido sumar numerosos socios, entre los que se destacan Brasil, Canadá, España, UNICEF e IICA, para trabajar en dos temas claves: seguridad alimentaria y fortalecimiento institucional.
    En cuanto a seguridad alimentaria, Argentina desarrolló un proyecto pro-huerta que promueve la auto-producción de alimentos frescos en huertas familiares, escolares y comunitarias, beneficiando en la actualidad a treinta y seis mil personas. Esperamos que para el 2013 este proyecto, con la colaboración del Canadá, España y el IICA, pueda alcanzar a doscientos veinte mil beneficiarios.
    Estas actividades constituyen una clara muestra de lo que es capaz la Cooperación Sur-Sur y Triangular, modalidad que no debe ser olvidada a la hora de abordar el financiamiento de la cooperación internacional con Haití.
    Muchas gracias, señor Presidente.
    [Aplausos.]
    El PRESIDENTE: Muchas gracias.
    No habiendo más solicitudes para hacer uso de la palabra, la Presidencia sugiere que esta sesión plenaria tome nota de todas las intervenciones, las cuales, como es de rigor, quedarán registradas en el acta de esta sesión.

    7. Colaboración hemisférica sobre un Sistema Avanzado de Información sobre Pasajeros (APIS)


    El PRESIDENTE: Nos corresponde ahora considerar el tema Colaboración hemisférica sobre un Sistema Avanzado de Información sobre Pasajeros (APIS). Este asunto ha sido incluido en el temario de la Asamblea General por iniciativa de la Delegación de Trinidad y Tobago.
    Para su presentación, me es grato ofrecer nuevamente la palabra a la Representante de Trinidad y Tobago, Glenda Morean-Phillip.
    La REPRESENTANTE DE TRINIDAD Y TOBAGO: Thank you, Mr. President.
    The requirement to strengthen hemispheric security cooperation through the implementation of appropriate and effective border security strategies at the bilateral, subregional, regional and hemispheric levels is an imperative that is shared by all member states of the Organization of American States.
    In the face of a range of current threats to the security of our citizens—including, but not limited to, terrorism and other transnational permanent activity—the importance of adopting measures at all levels to improve international cooperation mechanisms for the exchange of information is undeniable. The information to be exchanged includes financial information in accordance with domestic law and with full respect for the obligations imposed by international law; and international human rights law, including international humanitarian law and international refugee law, especially at the hemispheric level. Such measures are necessary in order to find, deny safe haven to, and bring to justice any person who supports, facilitates, or participates in the commission of acts of terrorism or other transnational crimes.
    In an age of virtual borderlessness enabled by modern technological advances, increasing evidence of irregular migration patterns, often linked with transnational criminal activity, presents innovative challenges for our customs, immigration, and other law enforcement authorities. In that context, proactive, rather than reactive, information-sharing must be leveraged as a principal strategy for strengthening border security.
    Within the Caribbean Community (CARICOM), we have effectively and successfully mobilized one such information-sharing measure as a major component of our strategic priority of strengthening our regional border security framework. In 2007, the Advanced Passenger Information System (APIS) was established by the Joint Regional Communications Centre (JRCC) on behalf of the 10 CARICOM member states that participated in the Single Domestic Space enacted for the 2007 Cricket World Cup.
    In furtherance of the goal of enhanced border security, all participating member states were required to enact domestic legislation that made it mandatory for all carriers to submit copies of their passenger manifests to the JRCC. The legislation required carriers to comply within specified timeframes for all movements into and through the Single Domestic Space. The 10 participating states enacted APIS legislation, whilst nominating the JRCC as the competent authority for collecting advanced passenger information and prescreening passenger information.
    From February 2007 to November 2008, the CARICOM/APIS mechanism, in partnership with other agencies within the CARICOM regional framework on crime and security, successfully intercepted and detected 831 persons, including 367 involved in narcotics and 90 with links to drug traffickers, who were traveling to, from, and within the region. The potential benefits of moving towards a hemispheric APIS are therefore self-evident.
    However, in addition to the successes achieved, CARICOM member states have identified opportunities to further strengthen the effectiveness of APIS.
    First, in respect of advanced passenger processing, consideration must be given to upgrading from the current APIS to a real-time individual Advanced Passenger Processing (APP) system. APP vets the traveler at the point of airline check-in, thus facilitating early detection of a person of interest and preventing them from boarding the flight. APIS only detects a person of interest after the carrier has departed, thus allowing that person to proceed out of jurisdiction to a third state. Furthermore, the differences currently posed to the CARICOM/JRCC by late submission or nonsubmission of advanced passenger information would not apply.
    Second, although English is the language used in international civil aviation, in our multilingual hemisphere, an APIS involving all member states must have the capacity to process data from non-English-speaking countries so as to facilitate an appreciation of nuances and cultural differences and to translate into English data being submitted or shared.
    Third, with respect to legislative requirements, draft legislation and cooperation agreements with states of the Hemisphere would obviously need to be tailored to the appropriate judicial frameworks or systems, and memoranda of understanding would need to be concluded to establish cooperation and interconnectivity between the CARICOM/JRCC and APIS centers in countries of the Hemisphere.
    Fourth, wide consultations with carriers, law enforcement, international maritime and aviation authorities, and other stakeholders will be required, and educational and promotional programs would be needed to sensitize all stakeholders.
    In conclusion, it is unquestionable that APIS can play a critical role in the enhancement of the Hemisphere’s security. The breakdown of technological barriers, greater movement of people, and ease of transport have contributed to the virtual elimination of borders. The growth of the drug trade, the pernicious movement of arms and ammunition, and the increased incidents of human trafficking, in the midst of increasingly regular patterns of migration, merit a hemispheric response. Such a response must include the harmonization of legislation, access to training and information, the identification of human and financial resources to push the system through, and a general awareness of the relevance of a shared communications space.

    No one country and no one subregion has the resources, the access to information, and the general wherewithal to address the current range of multidimensional threats to the security of the citizens of the Americas. Collaboration and cooperation have therefore become indispensable in order to strengthen border security throughout the Hemisphere.


    APIS presents an ideal opportunity to advance hemispheric security cooperation. The Committee on Hemispheric Security (CSH), as well as the Inter-American Committee against Terrorism (CICTE), could examine the APIS proposal and submit recommendations to the Permanent Council. The discussions would then be transparent, would include the participation of all OAS member states, and would be in keeping with the mandates of the respective committees.
    The OAS has demonstrated its ability and skill in building up a series of security measures, including the 1998 Inter-American Convention against the Illicit Manufacturing of and Trafficking in Firearms, Ammunitions, Explosives and Other Related Materials (CIFTA). Trinidad and Tobago is therefore of the view that the OAS has the established track record to examine this proposal for the introduction of a hemispheric Advanced Passenger Information System and the appropriate institutional capacity to advance its consideration. We therefore request that this issue be referred to the Permanent Council for further action and consideration.
    Thank you, Mr. President.
    [Aplausos.]
    El PRESIDENTE: Muchas gracias, Embajadora, por traer a este plenario tan importante tema.
    Al respecto ofrezco la palabra, con la sugerencia respetuosa de que las intervenciones sean lo más concisas posible, dado lo avanzado de la hora.
    El señor Representante de Jamaica tiene la palabra.
    El REPRESENTANTE DE JAMAICA: Thank you very much, Mr. President.
    I would like to congratulate the distinguished Representative of the Republic of Trinidad and Tobago for bringing to us a very interesting, useful, and potentially profitable idea.

    The concept of being able to identify persons who have a profile that suggests that they might be of interest to the authorities, without interfering with other passengers, is excellent. None of us want to be a party to anything that will further delay our movements or have persons intrude upon our personal space more than is happening already. We don’t like it, but of course if it were necessary we would accept it.


    But this is not intruding. The mechanisms in the proposed system would allow authorities to identify persons of interest and then make the necessary interventions, which would only involve those persons, should they be proven to be not only of interest, but of possible value for prosecution.
    I think it is a great idea. The distinguished Representative did not give us any idea of the cost that would be involved, but I was also very pleased to hear that she identified the Organization of American States as a prime candidate for the implementation of that process.
    Jamaica certainly is very interested in this project, and we recommend that the concept be taken on board for further study. Hopefully, we will be able to hear something of value and to start work on it before the next General Assembly session, so I presume that we would ask the Permanent Council to be guided by the distinguished lady.
    Madam, once again, congratulations. Jamaica has every pleasure in seconding this proposal and commending it to this General Assembly.
    El PRESIDENTE: Muchas gracias, Embajador. Nos sumamos a usted en las felicitaciones a la señora Embajadora de Trinidad y Tobago.
    La Presidencia sugiere que esta sesión plenaria tome nota de todas las intervenciones, las cuales, como es de rigor, quedarán registradas en actas. Evidentemente que se tomaría en cuenta la propuesta del señor Embajador de Jamaica, recordándoles que todas las proposiciones presentadas en esta Asamblea General deberán ser remitidas por las delegaciones a la Secretaría General de la OEA para su consideración en el Consejo Permanente.
    Nos parece muy importante hacer este recordatorio porque ya en el siguiente punto pasaremos a considerar los informes nacionales de seguimiento y quisiéramos que se tome nota de la necesidad de que las delegaciones hagan llegar estas propuestas a la Secretaría General.

    8. Informes Nacionales de Seguimiento de Recomendaciones correspondiente a la Cuarta Ronda de Evaluación del Mecanismo de Evaluación Multilateral (MEM) de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD)


    El PRESIDENTE: Pasamos ahora al siguiente punto del orden del día referente al tema Informes Nacionales de Seguimiento de Recomendaciones, correspondiente a la Cuarta Ronda de Evaluación del Mecanismo de Evaluación Multilateral (MEM), de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD), cuya inclusión en el temario de la Asamblea General fue solicitado por la Delegación de Chile.
    Ofreceré, entonces, la palabra al señor Alexandre Addor-Neto, Secretario de Seguridad Multidimensional de la Secretaría de la OEA, quien hará una presentación sobre este tema en nombre de la Presidenta de CICAD.
    El SECRETARIO DE SEGURIDAD MULTIDIMENSIONAL: Muchas gracias, señor Presidente.
    La Presidenta de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD), señora María Teresa Chadwick, quien es también Presidenta del Consejo Nacional para el Control del Abuso de Drogas de Chile (CONACE), lamentablemente no ha podido estar presente aquí en San Pedro Sula. Ella le ha solicitado a nuestra Secretaria de Seguridad Multidimensional hacer llegar a esta Asamblea algunas reflexiones sobre el trabajo de la Comisión durante el período 2008-2009.
    El material que nos envió la señora Chadwick era un poco más largo, pero debido al retraso en los trabajos de esta Asamblea tan exitosa, no quiero utilizar más de dos o tres minutos sobre este punto.
    En este último año, la CICAD alcanzó una serie de logros destacables a partir de la Estrategia Antidrogas de 1996.
    En primer lugar, se presentó ante el Seguimiento de Alto Nivel del quincuagésimo segundo período de sesiones de la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas en Viena, en el mes de marzo pasado, el documento Progreso de los Estados Miembros de la CICAD-OEA respecto a los Objetivos y Metas, UNGASS, 1998-2008. Ese documento fue elaborado con el aporte del Grupo de Expertos Gubernamentales del Mecanismo de Evaluación Multilateral (MEM).

    En segundo lugar, quisiera señalar que en el recientemente celebrado cuadragésimo quinto período ordinario de sesiones de la CICAD, la Comisión debatió la necesidad de revisar la actual Estrategia Antidrogas en el Hemisferio y su Plan de Acción, a la luz de los consensos globales alcanzados en Viena, UNGASS, y de los avances de la ciencia y del conocimiento sobre el fenómeno de las drogas en este período. Esta iniciativa a desarrollarse bajo la coordinación del Brasil, tuvo una amplia acogida entre los Comisionados, y quedará reflejada en el proyecto de resolución sobre esta materia, que se presentará para su aprobación a esta Asamblea General.


    Señor Presidente, otro aspecto destacable fue la aprobación de los Informes Nacionales de Seguimiento de la Implementación de las Recomendaciones de la Cuarta Ronda de Evaluación del Mecanismo de Evaluación Multilateral (MEM), que cubrió el período 2005-2006; y el Informe de Progreso de Control de Drogas 2009 sobre la Implementación de las Recomendaciones de la mencionada Cuarta Ronda. En ese documento se constata que los países han cumplido con el 26% de las 453 recomendaciones asignadas en la Cuarta Ronda y que han mostrado avances en la implementación de la mayoría de ellas, esto es, un 54%.
    Señor Presidente, la Quinta Ronda que se iniciará próximamente, implicará nuevos diagnósticos y necesidades para un mejor funcionamiento del MEM, el que nos permite identificar las fortalezas, debilidades y evolución de las políticas y programas antidrogas en cada Estado Miembro.
    La acción del MEM, señor Presidente, ha tenido también un importante impacto de sensibilización en nuestras sociedades y junto con su principio del multilateralismo, incluyendo un continuo intercambio de experiencias y fortalecimiento de la cooperación multilateral en el tema, ha contribuido también a mejorar las políticas públicas en materia de lucha contra las drogas, las que por cierto son medidas siempre perfectibles. Ese es, a nuestro juicio, el valor intrínseco de este Mecanismo.

    Todas las delegaciones están precisamente recibiendo este documento referente a la Cuarta Ronda de Evaluación del MEM.


    Para concluir, quiero hacer una referencia que es profesional y personal también a mi jefe originario, el Canciller del Brasil, Celso Amorim, quien se fue esta mañana, habiendo aportado su contribución a este proceso exitoso de llegar a una resolución consensual sobre Cuba y cuyo cumpleaños tiene lugar en el día de hoy, 3 de junio.
    Gracias por su atención.
    [Aplausos.]
    El PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Secretario de Seguridad, por la presentación de este importante tema. Ofrezco ahora la palabra a las delegaciones que deseen referirse a este asunto, siempre con la sugerencia de la brevedad. Señor Representante de Chile, tiene la palabra.
    El REPRESENTANTE DE CHILE: Gracias, señor Presidente.
    Mi Delegación desea agradecer al Secretario de Seguridad Multidimensional la presentación del informe de la Comisión durante el período 2008-2009, a nombre de la Presidenta de la CICAD, señora María Teresa Chadwick.
    La participación en la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas en Viena en marzo pasado permitió mostrar, a nivel global, el trabajo del sistema interamericano. Se trata de un tema de responsabilidad compartida que exige estrategias integrales y equilibradas y respeto de los derechos humanos y de los estándares internacionales.
    La necesidad de revisión de la actual Estrategia Hemisférica Antidrogas y su Plan de Acción es tal vez la materia de mayor relevancia en este último año. Otro aspecto muy destacable es el avance en la implementación de la mayoría de las recomendaciones contenidas en la Cuarta Ronda de Evaluación del MEM, como muestra del compromiso político de nuestros países con un mecanismo de reconocido prestigio y eficacia, que ha contribuido a mejorar las políticas públicas en materia de lucha contra las drogas.
    Muchas gracias.
    [Aplausos.]
    El PRESIDENTE: Muchas gracias. Tiene la palabra el Representante de Bolivia.
    El REPRESENTANTE DE BOLIVIA: Muchas gracias.

    Quiero agradecer la presentación del informe por parte del Secretario de Seguridad.


    Permítame, señor Presidente, referirme al informe de Bolivia en su recomendación número 7 que dice: Desarrollar nuevas acciones encaminadas a las actividades de erradicación de los cultivos ilícitos de hoja de coca. Luego el informe continúa diciendo: Bolivia informa que durante 2007-2008 se erradicaron 6.269 y 5.484 hectáreas de cultivo ilícito de hoja de coca, respectivamente. La CICAD toma nota de las actividades realizadas por el país y da por cumplida la recomendación.
    He querido referirme a esta parte del informe, puesto que Bolivia en esta etapa ha decidido nacionalizar su lucha contra el narcotráfico. Nacionalizarla implica generar una estrategia capaz de planificar y asumir, de manera compartida, la responsabilidad en la lucha contra este flagelo. Esta parte del informe demuestra que lo estamos haciendo.
    Gracias, señor Presidente.
    [Aplausos.]
    El PRESIDENTE: Muchas gracias por su puntualización. No habiendo más intervenciones, la Presidencia sugiere que este plenario tome nota de la información presentada con relación a los Informes Nacionales de Seguimiento de Recomendaciones Correspondiente a la Cuarta Ronda de Evaluación del Mecanismo de Evaluación Multilateral (MEM).

    9. Informe anual del Consejo Permanente a la Asamblea General y adopción de resoluciones


    El PRESIDENTE: Pasamos entonces al siguiente punto del orden del día, que se refiere a la consideración del Informe anual del Consejo Permanente a la Asamblea General y adopción de resoluciones, que se nos ha transmitido para su consideración, documentos AG/doc.4992/09 y addendas.
    Deseo, en nombre de la Asamblea General, hacer público el reconocimiento a los Representantes Permanentes de los Estados Miembros de la Organización, por las valiosas contribuciones al desarrollo de la agenda hemisférica. Particular mención corresponde hacer hoy a los cuatro Embajadores que ejercieron en el último año la presidencia del Consejo Permanente, dirigiendo sus debates con habilidad, diplomacia y notable eficacia y eficiencia. Me refiero a los Embajadores Nestor Mendez, Representante Permanente de Belize, Reynaldo Cuadros Anaya, Representante Permanente de Bolivia, Osmar Vladimir Chohfi, Representante Permanente del Brasil y el actual Presidente del Consejo Permanente, el Embajador Graeme Clark, Representante Permanente del Canadá.

    Pasamos a la presentación del Informe anual del Consejo Permanente a la Asamblea General. Para su presentación invito a su actual Presidente, el Embajador Graeme Clark, a hacer uso de la palabra.


    El PRESIDENTE DEL CONSEJO PERMANENTE: Muchas gracias, señor Presidente.
    I am pleased to present to this plenary the annual report of the Permanent Council of the Organization of American States for the period June 2008 to May 2009. It has been distributed in the room, so I will only highlight some of its main points.
    The report itself is divided into four separate documents. The first document is composed of certain chapters and introductory materials and covers the legal basis and functions of the Council. For the first time, this report is constructed around hyperlinks as a contribution of the Permanent Council to reduce the amount of paper-heavy documents in circulation.
    The second document contains reports of the different committees of the Permanent Council—the General Committee, the Committee on Juridical and Political Affairs (CAJP), the Committee on Administrative and Budgetary Affairs (CAAP), the Committee on Hemispheric Security (CSH), the Committee on Inter-American Summits Management and Civil Society Participation in OAS Activities (CISC), and the Special Committee on Migration Issues (CE/AM).
    The third document contains the resolutions and declarations adopted by the Permanent Council for consideration by the General Assembly.
    The final document contains the two draft resolutions transmitted for consideration by the General Committee.
    As the President made clear, this report is not merely the report of one Chair of the Permanent Council; it is the result of the stewardship of all who served as Chair of the Permanent Council over this past year, and I am pleased to recognize them:

    • Ambassador Nestor Mendez, the Permanent Representative of Belize, who, during his tenure as Chair, focused the Council’s attention on issues related to climate change and its impact on our peoples in a successful attempt to deepen the discourse on this matter and, indeed, to “green” the Secretariat. He was ably supported as Vice Chair of the Council by Ambassador Gustavo Albin, Permanent Representative of Mexico.




    • Ambassador Jorge Reynaldo Cuadros Anaya, Permanent Representative of Bolivia, who, during his tenure as Chair, expanded the focus of the Council’s attention on the environment and environmental sustainability. He was ably supported by his Vice Chair, Ambassador Anthony Johnson, Permanent Representative of Jamaica.




    • Ambassador Osmar Chohfi, Permanent Representative of Brazil, who, during his tenure, demonstrated his exceptional organizational skills to guide us through the lead-up to the Fifth Summit of the Americas and facilitated presentations on matters related to human rights. He was accompanied by Ambassador Carlos Sosa Coello, Permanent Representative of Honduras, as Vice Chair of the Council.

    J’aimerais aussi remercier mon collègue haïtien le Représentant permanent d’Haïti et actuel Vice-président du Conseil permanent, Duly Brutus, pour ses appuis indéfectibles.


    Je prends note du fait que durant cette année, le Conseil permanent s’est réuni à plus de quarante reprises avec des ordres du jour particulièrement chargés en certaines occasions.

    Le Conseil a été honoré de la présence de divers chefs d’Etat et de gouvernement, dont ceux de la Bolivie, de la Jamaïque, du Paraguay et bien sûr du Honduras.


    Mr. President, allow me to highlight, very briefly, some of the topics to which the Council devoted considerable time during this period.


    As in previous years, the Council continued to receive reports on OAS electoral and technical observation missions. During the period covered by this report, the OAS carried out missions in Grenada, Bolivia, Ecuador, Jamaica, El Salvador, Honduras, Antigua and Barbuda, and Panama.
    The Council received regular reports on efforts underway in Haiti to work with the national authorities on capacity-building; on the Mission to Support the Peace Process in Colombia (MAPP/OAS); and on the important proceedings and outcomes of the Fifth Summit of the Americas.
    The Permanent Council, of course, has been very engaged in issues related to good governance, freedom of expression, hemispheric and public security, human rights, and terrorism.
    I should note that the Permanent Council held a debate on the issue of Cuba a week ago—and I must say it seems like another age—and created a working group to pursue the question.
    I would like, in conclusion, to thank the Secretary General of the Organization, José Miguel Insulza, and the Assistant Secretary General, Albert Ramdin, for their unswerving support as the Council took up the various issues entrusted to it.
    Mr. President, thank you very much for this opportunity to present this report, and I hereby submit the proposed declarations and resolutions that the Permanent Council approved for transmission to this august body.
    Thank you.
    [Aplausos.]
    El PRESIDENTE: Muchas gracias, Embajador, por su informe. Tiene la palabra el Representante de Nicaragua.
    El REPRESENTANTE DE NICARAGUA: Muchas gracias, señor Presidente.
    Quiero referirme muy brevemente a tres proyectos y sus correspondientes notas. Uno de ellos es el proyecto que se titula Apoyo a las Actividades de la Junta Interamericana de Defensa (JID).
    Nicaragua ha dejado una nota al pie de página que dice lo siguiente:
    El Gobierno de Nicaragua no apoya este proyecto de resolución en tanto no está de acuerdo en que la Junta Interamericana de Defensa (JID) intervenga en actividades, sean estas de naturaleza de asistencia militar y de otra índole que implicaren lesionar la soberanía, la independencia, la institucionalidad y el ordenamiento jurídico del país.

    El siguiente proyecto de resolución al que tenemos que referirnos se titula “Apoyo a la Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas para Almacenar su Memoria Institucional”. Hemos dejado una nota al pie de página que dice lo siguiente:


    El Gobierno de la República de Nicaragua declara su reserva sobre este documento por considerar que la memoria institucional puede ser llevada directamente por la Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas y no por la Junta Interamericana de Defensa, que actualmente es un órgano adscrito a la OEA.
    Y hago un breve comentario. Si ustedes observan, la OEA, que es el órgano político de debate y de discusión por excelencia, concentra, entre otras, estas dos resoluciones que tienen que ver con la Junta Interamericana de Defensa y con la Conferencia de Ministros de Defensa.
    A Nicaragua le parece que realmente no es conveniente que este organismo de la OEA esté tomando demasiado interés en estar metiendo bajo su techo a organismos que ya casi fenecieron y que tienen una triste historia en América Latina, como la Junta Interamericana de Defensa. Tampoco nos parece conveniente que se esté tratando de meter bajo el techo de la OEA a la Conferencia de Ministros de Defensa bajo el subterfugio de que sea la JID la que guarde la memoria institucional de la Conferencia de Ministros de Defensa.
    Solo una cosa quiero agregar: si la Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas no es capaz de guardar su propia memoria histórica ¿de qué será capaz? En todo caso, dejo la interrogante planteada y también dejo escritas las notas que he leído.

    Y por último, también tenemos una reserva sobre el proyecto de resolución Promoción de la Corte Penal Internacional, que dice lo siguiente:


    Nicaragua es consciente de que continúan las violaciones, tanto del derecho internacional humanitario como del derecho internacional de los derechos humanos en muchas partes del mundo. Es por ello que el Gobierno de Nicaragua ha aprobado un capítulo especial bajo el título 22 del Código Penal Nicaragüense, en donde se sancionan todos los delitos contra el orden internacional y los delitos de lesa humanidad, pero no puede apoyar el presente texto de resolución debido a que en Nicaragua no existen aún las condiciones propicias para adherirse a la Corte Penal Internacional.
    Muchas gracias, señor Presidente.
    El PRESIDENTE: Muchas gracias. Se toma nota de las acotaciones hechas por la Delegación de Nicaragua. La Presidencia desea hacer notar que debemos extender el período ordinario de sesiones de la Asamblea General un día más, ya que estamos a 4 de junio [risas.] y el período asignado era 2 y 3 de junio, para poder continuar con la aprobación de los proyectos de resolución. Así que les pido que tomen nota de la extensión de un día más para el período de sesiones.
    Nuevamente solicita la palabra el Embajador Denis Moncada, de Nicaragua.
    El REPRESENTANTE DE NICARAGUA: Muchas gracias, señor Presidente.
    Discúlpeme, pero dada la observación que usted acaba de hacer en este momento, quiero solicitarle que me aclare si lo que yo he planteado está en el día hábil o ya estará para el otro día [risas], porque si no, le rogaría –en serio–que si estoy para el tiempo del día siguiente, por favor convalide lo que expresé de acuerdo con lo que ustedes decidan ahí en la mesa. Eso nada más, gracias.
    El PRESIDENTE: Muchas gracias. Estamos a las cero horas con cuatro minutos del día 4 de junio, por lo tanto las acotaciones quedarían registradas en el día 4 de junio de este período de sesiones.
    Si no hubiera objeciones, la Presidencia sugiere tomar nota del informe que hemos escuchado y aprobar los respectivos proyectos de resolución, evidentemente tomando nota de las acotaciones hechas por la Delegación de Nicaragua. Tiene la palabra el Embajador de Nicaragua, Denis Moncada.
    El REPRESENTANTE DE NICARAGUA: Señor Presidente, de nuevo le pido disculpas, pero usted acaba de proponer la autorización por parte de la Asamblea para aumentar en un día sus sesiones. Yo considero que se debería solo preguntar si no hay objeciones y que la Asamblea apruebe la propuesta que usted acaba de hacer de ampliar un día más sus sesiones.
    Muchas gracias.
    El PRESIDENTE: Muchas gracias, es muy gentil su recordatorio. Así que les pediría que, si no hay objeciones, demos por aprobada la moción de ampliar un día más este período de sesiones de la Asamblea General así como el Informe anual del Consejo Permanente y los proyectos de resolución mencionados, tomando nota de las acotaciones hechas por la Delegación de Nicaragua. Aprobados.9/

    10. Informe de la Comisión General y adopción de resoluciones


    El PRESIDENTE: Siguiendo con los asuntos del orden del día, esta sesión plenaria considerará el informe de la Comisión General sobre sus trabajos desarrollados con relación a los temas que le fueron asignados.
    Me complace ofrecer la palabra para la presentación del informe a la señora Elizabeth Moreano, Representante Alterna del Ecuador ante la OEA y Relatora de la Comisión General. Le ruego a la señora Moreano tomar asiento en la mesa principal para la presentación del informe.
    La RELATORA DE LA COMISIÓN GENERAL: Gracias, Presidente.
    En mi capacidad de Relatora de la Comisión General, tengo el honor de presentar a los distinguidos Ministros y Jefes de Delegación, en este trigésimo noveno período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA, el informe sobre las tareas cumplidas por la Comisión General, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 25 del Reglamento de la Asamblea General.
    Instalación de la Comisión y elección del Presidente
    El plenario, en su primera sesión celebrada el martes 2 de junio de 2009, instaló la Comisión General de conformidad con el artículo 22 del Reglamento y eligió como su Presidente al Embajador Graeme C. Clark, Representante Permanente del Canadá ante la OEA. En dicha oportunidad, se invitó a la Comisión General a preparar un informe sobre sus labores para ser presentado al plenario durante su cuarta sesión.
    Orden del día
    En su primera sesión celebrada el 2 de junio de 2009, la Comisión General consideró y aprobó el proyecto de orden del día presentado por el Presidente, documento AG/CG/OD-1/09 rev. 1, el cual incluía un proyecto de declaración y siete proyectos de resolución.
    Elección de la Vicepresidenta y de la Relatora de la Comisión General
    De conformidad con lo dispuesto en el artículo 24 del Reglamento de la Asamblea General, la Comisión procedió a elegir su Vicepresidenta y su Relatora. La Delegación de Colombia propuso como Vicepresidenta a la Embajadora María Zavala, Representante Permanente del Perú, quien fue elegida por aclamación.
    Por su parte, la Delegación de México propuso como Relatora de la Comisión General a la Representante Alterna de la Misión Permanente de la República del Ecuador ante la OEA, Elizabeth Moreano, propuesta que fue secundada por la Delegación del Brasil. Su elección se efectuó, de igual manera, por aclamación.
    El trabajo efectuado por la Comisión, bajo la excelente dirección de su Presidente, permitió aprobar por consenso todos los proyectos de declaración y de resolución sometidos a la Comisión, detallados a continuación, comenzando por la declaración y continuando con las resoluciones:


    • Declaración de reconocimiento y agradecimiento al Reino de España por su contribución en materia de cooperación brindada, en su calidad de Observador Permanente, a la Organización de los Estados Americanos;




    • Observaciones y recomendaciones al Informe Anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos;




    • Derecho a la libertad de pensamiento y expresión y la importancia de los medios de comunicación;




    • Séptima Conferencia Especializada Interamericana sobre Derecho Internacional Privado (CIDIP-VII);




    • Apoyo a la recapitalización del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el contexto de la crisis económica y financiera internacional;




    • Fondo de Paz: Solución pacífica de controversias territoriales;




    • Apoyo a la gobernabilidad democrática en Guatemala; y,




    • Modernización y uso de las tecnologías electorales en el Hemisferio.

    Al clausurar las labores de la Comisión, el Presidente, Embajador Graeme C. Clark, expresó su agradecimiento a las delegaciones por su activa participación, por el interés que mostraron a lo largo de la consideración de los temas y por el apoyo brindado a la labor de la Presidencia. También agradeció el trabajo de la Secretaría General y de los funcionarios de su Delegación.


    Deseo expresar, a nombre propio y de todas las delegaciones, nuestro reconocimiento y agradecimiento al Presidente y a la Vicepresidenta de la Comisión General por su liderazgo y por la acertada conducción de las negociaciones de los proyectos de resolución que les fueron encomendados a dicha Comisión.
    A los Representantes de los Estados Miembros que participaron en las reuniones de la Comisión General, los felicitamos por sus esfuerzos y por su incansable colaboración en las tareas asignadas a la misma. También hago extensivo este agradecimiento a los funcionarios de la Secretaría General de la OEA y, en particular, al personal de su Departamento de Derecho Internacional por todo el apoyo ofrecido, que ha coadyuvado al buen término de nuestros trabajos.

    Finalmente, cúmpleme agradecer a los miembros de la Comisión General por haberme confiado la delicada tarea de llevar la relatoría de esta Comisión.


    Consecuentemente, presento este informe abreviado a la consideración de los señores Cancilleres y Jefes de Delegación en el trigésimo noveno período ordinario de sesiones de la Asamblea General. El informe escrito de la Relatoría de la Comisión General ha sido clasificado como documento AG/doc.5001/09.
    Gracias, Presidenta.
    [Aplausos.]

    [Vuelve a ocupar la presidencia la Secretaria de Estado de Honduras.]


    La PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Elizabeth Moreano, Representante Alterna del Ecuador ante la OEA y Relatora de la Comisión General.
    Deseamos expresar nuestro reconocimiento a las autoridades de la Comisión General así como a todos los que participaron en sus trabajos por el cumplimiento de su destacada labor. Tiene la palabra el Representante de los Estados Unidos.
    El REPRESENTANTE DE LOS ESTADOS UNIDOS: Thank you. I’m not sure if this would be the place, but do we have a text in English of the resolution on Cuba that we approved earlier today?
    [Pausa.]
    La PRESIDENTA: La resolución tiene su original en español, que es la versión oficial. Aún quedan problemas de interpretación que han sido planteados por las Delegaciones de los Estados Unidos y del Canadá. Ratificamos que la versión oficial, que conocemos como tal, es la que aparece en el idioma español.
    El REPRESENTANTE DE LOS ESTADOS UNIDOS: Yes, but is there a text in English?
    La PRESIDENTA: Estamos preguntando a la Secretaría General sobre el asunto.
    [Pausa.]
    La PRESIDENTA: Con respecto a la pregunta hecha por la Delegación de los Estados Unidos, efectivamente tenemos un problema en la decisión del verbo que para el idioma inglés se ha considerado, teniendo que resolverse en el transcurso del desarrollo de la agenda.
    Nosotros hemos interpuesto nuestra buena voluntad para que, debido a esta circunstancia, se asegure de que, partiendo de que la versión oficial de la resolución es en el idioma español, no tenga ninguna otra consecuencia. Por lo tanto, pedimos a la Delegación de los Estados Unidos esperar el resultado de este trabajo.
    El REPRESENTANTE DE LOS ESTADOS UNIDOS: When will that be? We’ve been waiting 12 hours. When will that be? When? Shall we take a break while you finish? When will it be? I’ve been asking for 12 hours.
    La PRESIDENTA: Nuestra respuesta es que debe de estar lista mientras se sigue desarrollando la agenda, lo más pronto posible, esperamos, antes del cierre de esta Asamblea General. Pedimos paciencia, porque también la hemos tenido quienes hemos esperado cuarenta y siete años para llegar a este momento.
    El REPRESENTANTE DE LOS ESTADOS UNIDOS: But I would like to know why this has happened. Why is there no text in English?
    La PRESIDENTE: Porque se está deliberando al respecto sobre una petición que amablemente ha hecho a esta Asamblea la Delegación de los Estados Unidos, para interpretar un verbo en la versión oficial de la resolución que es en español.
    El REPRESENTANTE DE LOS ESTADOS UNIDOS: The official version is in four languages; there is no one official version. The official version is in four languages. Where are the other languages?
    La PRESIDENTA: La Comisión dará la respectiva respuesta en el momento de estudiarse el proyecto de resolución. Insistimos en que la versión original oficial es la en español. En dicho momento daremos, entonces, la respuesta para que quede clara a la Delegación de los Estados Unidos esta situación que está bajo consulta.
    Tiene la palabra el Embajador Ospina de la Delegación de Colombia.
    El REPRESENTANTE DE COLOMBIA: Presidenta, muchas gracias.

    Solamente para agradecer a todos por la colaboración dada a la Declaración sobre el Reino de España, que es simplemente un reconocimiento a la gran labor del Reino de España con esta Organización y por su participación activa tanto por tener un embajador de tiempo permanente como por su ayuda en el campo financiero y en todas las demás actividades.


    Muchas gracias.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias. Damos ahora la palabra al Embajador de la República Bolivariana de Venezuela, Roy Chaderton.
    El REPRESENTANTE DE VENEZUELA: Gracias, señora Presidenta.
    En aras del tiempo, no vamos a leer un pie de página donde hemos hecho algunas observaciones al proyecto de resolución sobre el informe anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Pero en este sentido, sería para nosotros muy promisorio que lo que hemos dicho hasta la enésima vez sobre nuestras serias observaciones, sobre nuestras serias reservas y sobre nuestras muy serias críticas al sistema interamericano de derechos humanos, sea tomado en cuenta por alguien en algún lugar de esta Organización.

    Tenemos muy serias reservas sobre la manera como se ha desarrollado el sistema interamericano de derechos humanos. Creemos que ha habido elementos crecientes o de negligencia o de selectividad o de parcialidad o de politización de todo el sistema a lo largo de los años. Todo eso está vinculado a muchas de las más graves faltas cometidas por esta Organización.



    Si hoy hemos dado un paso adelante para refrescar la cara, ojalá que sea también para refrescar a toda la Organización de los Estados Americanos. El sistema interamericano de derechos humanos debería ser sometido a revisión. Esperemos que se tomen iniciativas tanto de parte de los Estados como de la Secretaría General en este sentido.
    Pero repito, me abstengo de leer o de hacer una larga exposición sobre la materia en vista de la circunstancia de escasez de tiempo por la que estamos atravesando, pero de lo que hemos dicho ha quedado suficiente huella y queremos que, de una vez por todas, alguien en alguna parte le preste atención a las múltiples denuncias que sobre este asunto hemos hecho nosotros.
    Muchas gracias, señora Presidenta.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajador. Por supuesto que tendrá que tomarse nota de las acotaciones y recomendaciones que ha hecho. Tiene la palabra la Embajadora de Panamá, Lorena Aparicio.
    La REPRESENTANTE DE PANAMÁ: Muchas gracias, señora Presidenta.
    La Delegación de Panamá quisiera en esta oportunidad reiterar muy brevemente su complacencia por la próxima aprobación, dentro de unos minutos, de un proyecto de declaración que trata sobre el reconocimiento y agradecimiento al Reino de España por su contribución en materia de cooperación brindada en su calidad de Observador Permanente de la Organización.
    La Delegación de Panamá estima que es de justicia hacer un reconocimiento especial a España por sus aportes y contribuciones a la OEA y por su decisiva y significativa participación en las actividades de esta Organización.
    Muchas gracias, señora Presidenta.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Aparicio. Se toma nota. Ahora pasamos la palabra al señor Representante de Costa Rica, Enrique Castillo.
    El REPRESENTANTE DE COSTA RICA: Gracias, señora Presidenta.
    En realidad que yo no tengo muy claro qué es lo que está en discusión, si es el informe de la Comisión General o si es el paquete de todas las resoluciones juntas o en qué orden. Pero quisiera anticiparme para decir que Costa Rica apoya gustosamente el proyecto de resolución sobre el Reino de España.
    La PRESIDENTA: Estamos deliberando siempre sobre el informe presentado por la Relatoría de la Comisión. Tiene la palabra el Embajador de Nicaragua, Denis Moncada.
    El REPRESENTANTE DE NICARAGUA: Muchas gracias, señora Presidenta.
    Me refiero concretamente al proyecto de resolución que se titula Quincuagésimo Aniversario de la Creación e Instalación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Cuadragésimo Aniversario de la Adopción de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica), y Trigésimo Aniversario de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
    Nicaragua ha dejado una nota al pie de página sobre este proyecto de resolución, señora Presidenta, que dice lo siguiente:
    El Gobierno de la República de Nicaragua quiere reafirmar la importancia que reviste para nuestro país la promoción y protección de los derechos humanos, cuya tutela figura en la Constitución política de nuestro país. No obstante, en el caso concreto de esta resolución, Nicaragua no la acepta por contener elementos políticos que no se corresponden con las realidades. Si hay algo que reconocerle a la Comisión Interamericana es que sigue siendo un instrumento de presión en contra de algunos Estados, con manifestaciones políticas e ideológicas en lo que se aplica un doble estándar y un doble rasero, en donde prima el prejuicio político y la parcialidad antes que el real interés por proteger los derechos humanos en el Hemisferio.
    Esa es la nota al pie de página que estamos reafirmando que quede en el documento.
    Y un segundo elemento, señora Presidenta, es que Nicaragua también expresa su apoyo a la declaración relacionada con España.
    Muchas gracias, señora Presidenta.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajador. Agradecemos sus anotaciones. Damos la palabra a la Canciller de Jamaica, Kenneth Baugh.
    La JEFE DE LA DELEGACIÓN DE JAMAICA: Thank you, Madam President.
    I assume it is okay for me to speak on the draft declaration concerning the Kingdom of Spain.
    The member states of the Caribbean Community (CARICOM) wholeheartedly welcome the adoption of the declaration expressing appreciation to Spain, in its capacity as Permanent Observer, for its support and contribution to the Organization of American States and for its participation in the activities and programs pursued through the Organization in all its member states.
    We fully appreciate the significance of the close bonds that unite Spain and the peoples of the American nations based on the ties of history, culture, friendship, and cooperation that have characterized our new relations.
    Spain’s relations with the countries of CARICOM have been growing in strength. These relations are characterized by a spirit of mutual respect and understanding and a determination to engage in mutually beneficial cooperation on many levels.
    We welcome the growing interest of Spain, even in the current economic crisis, in looking to the Caribbean as a target for investment in tourism, including through the construction of hotels. We are encouraged by the growth in trade and tourism flows that are helping to bring us closer together and to promote goodwill and understanding.
    We were extremely pleased to welcome the King and Queen of Spain to Trinidad and Tobago and Jamaica in February of this year, and we consider their visit to our shores as a fitting symbol of the importance assigned by both sides to our friendship and cooperation.
    On behalf of CARICOM, I commend the Government and people of Spain for their commitment to the Americas and look forward to their even greater contribution to the Organization’s development cooperation activities and programs.
    Thank you, Madam President.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Canciller. Tiene la palabra la Representante del Uruguay, señora del Luján Flores.
    La REPRESENTANTE DEL URUGUAY: Muchas gracias, señora Presidenta.
    Simplemente para unirme a las expresiones de reconocimiento a España por su presencia en la Organización de los Estados Americanos, y para apoyar el proyecto de declaración sobre reconocimiento por su contribución en materia de cooperación brindada en su calidad de Observador Permanente en la OEA.
    Nada más, muchas gracias.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajadora. Estamos tratando de poner aquí las cosas en orden. Pasamos la palabra al Embajador Gil, de la Argentina.
    El REPRESENTANTE DE LA ARGENTINA: Muchas gracias, señora Presidenta.
    Es simplemente para apoyar el proyecto de declaración sobre España por parte de nuestra Delegación, ya que creemos que eso es un justo reconocimiento a los tradicionales lazos de cultura, herencia y patrimonio común que tiene España con las naciones del Continente.
    Muchas gracias, señora Presidenta.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajador Gil.
    Si no hay más intervenciones y si no hay objeciones, corresponde ahora tomar nota del informe presentado por la relatoría de la Comisión General en cuanto a los proyectos de resolución considerados por la misma, debiendo registrarse las anotaciones y acotaciones hechas, las que, además, quedarán en actas.
    Procederemos entonces, si no hay objeción, a la aprobación de los proyectos de resolución considerados en este ámbito, con la reiteración de que se tome nota de las acotaciones que deberán constar en las actas. El Representante de los Estados Unidos tiene la palabra.
    El REPRESENTANTE DE LOS ESTADOS UNIDOS: Muchas gracias, Presidenta.
    Solamente para pedir una pequeña aclaración sobre lo que habíamos preguntado. Supongo que esa información la vamos a tener próximamente.
    Gracias.
    La PRESIDENTA: Embajador, esa información debe tenerse lo más pronto posible. Entonces, si no hay objeción, procedemos a aprobar los proyectos de resolución. Aprobados.10/

    11. Exposición del Presidente del Comité Jurídico Interamericano


    La PRESIDENTA: Continuando con la consideración de los asuntos incluidos en el orden del día, pasamos entonces a escuchar la exposición del Presidente del Comité Jurídico Interamericano, Jaime Aparicio, a quien me permito recordarle que tiene un máximo de seis minutos para su presentación.
    El PRESIDENTE DEL COMITÉ JURIDICO INTERAMERICANO: Gracias.
    Señora Presidenta y señores Jefes de Delegación, como tienen en sus manos el Informe del Comité Jurídico Interamericano, voy a limitarme muy brevemente a tocar algunos de los temas más relevantes y los desafíos más importantes que enfrenta el derecho interamericano, tanto en temas globales como regionales, añadiendo un tema nuevo en el que hemos estado trabajando en los últimos años, el de la democracia y Estado de Derecho en las Américas.
    Respecto a los temas globales, estamos trabajando y tratando de contribuir a los Estados Miembros en dos áreas: el derecho internacional humanitario y la Corte Penal Internacional.
    En el campo del derecho internacional humanitario, estamos trabajando en coordinación con la Cruz Roja Internacional y hemos ofrecido nuestra cooperación a los Estados Miembros en la implementación y compatibilización, tanto en los Convenios de Ginebra como en el Estatuto de Roma en las legislaciones internas de los países que son Parte de estos acuerdos.
    Estamos trabajando en temas tales como conflictos armados internos, armas de fuego, tipificación de crímenes de guerra y otros. También estamos esperando una respuesta de los gobiernos a la solicitud que les hemos hecho como Comité Jurídico Interamericano para que nos señalen sus prioridades en el tema del derecho internacional humanitario.
    Respecto a la Corte Penal Internacional, se ha remitido a los gobiernos una carta incluyendo los trabajos realizados por el Comité Jurídico y hemos ofrecido nuestra cooperación a cada uno de los Estados para facilitar, en el campo de la formación de funcionarios, la aplicación del Estatuto de Roma en los países miembros.
    Respecto a los temas regionales, hemos estado trabajando junto con el Grupo de Trabajo de la OEA en la Convención contra la Discriminación, el Racismo y la Intolerancia. Van a ver ustedes en los documentos que tienen del Comité el informe que hemos elaborado para esta Convención y para este Grupo de Trabajo. Yo he participado personalmente en la última reunión del Grupo de Trabajo, donde hemos dado nuestro apoyo y nuestro criterio a este respecto.
    Hemos incluido también en nuestra agenda el tema de Haití, que se ha discutido con mucha profundidad en esta Asamblea General, y lo hemos insertado porque creemos que es muy importante la cooperación que puede dar el Comité Jurídico Interamericano en el campo de cooperación judicial al Gobierno de Haití, fundamentalmente en las áreas de reforma judicial, acceso a la justicia y asuntos penitenciarios y procesales.
    En mi calidad de Relator del tema, me he reunido hace pocos días con el Ministro de Justicia de Haití para manifestarle la disposición del Comité Jurídico de cooperar con su país y él ha manifestado su disposición de reunirse con el Comité Jurídico en la próxima sesión ordinaria en Río de Janeiro, en agosto del 2009.
    El otro tema regional que hemos estado viendo es el de protección de los migrantes. Por un lado, el Comité ha elaborado una cartilla de derechos de los migrantes, la cual hemos puesto a disposición de los Estados Miembros. Por otro lado, el Comité Jurídico ha emitido una opinión sobre la Directiva Europea de Migración, haciendo notar que esta Directiva Europea estandariza al más bajo nivel las garantías procesales de nuestros migrantes en Europa, comprometiendo las normas internacionales de derechos humanos, como justamente está sucediendo en Italia en estos días, donde se ha empezado una política de criminalización de los migrantes.
    En el tercer campo que es el de la democracia y el Estado de Derecho, tenemos dos temas fundamentales: uno que es la Carta Democrática y el derecho interamericano y el otro que es el acceso a la información pública.
    Respecto a la Carta Democrática, hemos observado que el mayor problema que enfrenta hoy la defensa y promoción de la democracia en la región es el alcance restringido que los órganos políticos de la OEA hacen de la Carta Democrática, limitando a la democracia a la legitimidad de origen de los sistemas de gobierno, esto es, al ejercicio del derecho de voto.
    Como señala acertadamente Juan Méndez, un exmiembro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, esta limitación encierra un doble peligro: por un lado, otorga legitimidad internacional a gobiernos con tendencias autoritarias que, si bien cumplen con los requisitos democráticos, esto es solo en el plano formal; por el otro, impide que la cláusula democrática sea entendida e interpretada como el eje fundamental para garantizar el Estado de Derecho y los otros elementos esenciales de la democracia como el equilibrio de los poderes públicos, un poder judicial autónomo, respeto a los procedimientos legales para la aprobación de normas jurídicas, el respeto al debido proceso legal y a las garantías a la libertad de expresión y el respeto a la prensa independiente.
    Respecto al acceso a la información pública, la contribución del Comité Jurídico ha sido la elaboración de diez principios para el acceso a la información pública como aporte a los países que tienen la voluntad de introducir legislación interna para garantizar el acceso a la información pública. Con ese objeto, hemos trabajado con organizaciones de la sociedad civil como el Centro Carter, la Comisión Andina de Juristas, el Grupo de Acción Europea, el Consejo de Europa, la Sociedad Artículo 19, la Fundación para el Debido Proceso Legal y también con la Secretaría Jurídica y otros departamentos de la OEA.
    Estos principios que ustedes tienen en sus manos han sido elaborados por el Comité y han tenido una muy elevada recomendación en diversos foros globales y regionales. Esperemos que estos principios contribuyan a que más gobiernos adopten legislaciones al respecto, siguiendo el ejemplo de países en la región que, como México, cuentan con una de las más avanzadas legislaciones en el mundo.
    El punto más importante de estos diez principios es el de reconocer que el acceso a la información pública es uno de los derechos humanos fundamentales, como lo ha reconocido la Corte Interamericana de Derechos Humanos con la decisión Claude Reyes vs. Chile.
    Señores Representantes, el Comité Jurídico Interamericano quiere trabajar también más estrechamente con la Comisión Interamericana y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, reforzando la estrecha relación entre democracia, derechos humanos y Estado de Derecho. Con este motivo, estamos coordinando una reunión en Río de Janeiro entre el Comité Jurídico y la Comisión Interamericana, con motivo de la celebración del quincuagésimo aniversario de la Declaración Americana de los Derechos Humanos o Pacto de San José.
    Esperamos, de verdad, apoyar a la Comisión Interamericana para que siga siendo uno de los muros de contención a todo intento de resquebrajar los estándares interamericanos de defensa de todos y cada uno de los derechos humanos fundamentales de la Declaración y la Convención Americana de Derechos Humanos.
    Muchas gracias.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Jaime Aparicio, por la presentación de este informe del Comité Jurídico.
    Si no existe ninguna petición para hacer uso de la palabra, pasamos a considerar el siguiente punto.

    12. Exposición de la Presidenta de la Corte Interamericana de Derechos Humanos


    La PRESIDENTA: El siguiente punto en el orden del día se refiere a la presentación de la Exposición de la Presidenta de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que, de conformidad con el acuerdo adoptado para las presentaciones ante este plenario, tiene derecho a un límite de tiempo para su presentación. Me complace ofrecer la palabra a la señora Jueza Cecilia Medina Quiroga, Presidenta de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
    La PRESIDENTA DE LA CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS: Muchas gracias, señora Presidenta.
    A nombre de la Corte y de los Jueces que la integran, saludo a esta trigésima novena Asamblea General de la OEA, ante la cual vengo a presentar el informe anual.
    La Corte es un órgano de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, parte del engranaje constituido en el marco de la OEA, que trabaja, dentro de sus facultades jurisdiccionales, para la consecución de los fines de esta Organización y en cumplimiento de los principios establecidos en la Convención y en la propia Carta de la OEA.

    Tal como lo he dicho en otras ocasiones, los Estados dieron un gran paso al crear el sistema y al dotarlo de dos órganos autónomos para supervisar el cumplimiento de las obligaciones a que los Estados soberanamente se comprometieron al hacerse Parte de la Convención. Esta fue una decisión sabia que se ha apreciado por el mundo entero y que constituye una prueba más de la solidez del compromiso que los Estados asumieron en el campo de los derechos humanos.


    En el año que ha transcurrido desde el último informe anual que la Corte presentó a esta Asamblea, nos hemos dedicado a cumplir con lo anunciado en esa ocasión, a saber, el proceso de reforma de nuestro Reglamento para adecuarlo a los nuevos tiempos y a la nueva situación de la región en materia de derechos humanos.
    El 29 de enero de 2009 se aprobó una primera reforma reglamentaria y una exposición de motivos de la misma. La reforma entró en vigencia el 24 de marzo de este año y está ya funcionando en los nuevos casos que la Corte está conociendo.
    De esta reforma quisiera destacar aquí la metodología del proceso seguido para llegar a ella, que se ha caracterizado por la participación de los distintos actores del sistema que la Corte ha alentado.

    Hubo primero numerosas conversaciones entre representantes de la Comisión Interamericana y de la Corte. Posteriormente se seleccionó una lista de temas que serían objeto de una reforma, que fue también consultada entre los dos órganos. A continuación se envió dicha lista a los Estados y se publicó en la página Web de la Corte para que toda la sociedad civil tuviera acceso a ella y todos los interesados pudieran enviar sus comentarios y sugerencias. Finalmente, la Corte consideró estos comentarios y tomó las decisiones que le correspondían, aprobando la reforma.


    El Tribunal ha abierto ahora un segundo proceso de consulta con la misma metodología del primero. En esta segunda etapa, uno de los aspectos más importantes es la concordancia que debe existir entre Corte y Comisión, puesto que la consulta se refiere al cambio de una larga práctica de las relaciones entre ambos órganos en materia de casos individuales.
    Debo decir que hemos tenido hasta ahora muy fructíferos encuentros y que solo faltan algunos puntos para llegar a un pleno acuerdo respecto de este tema. Tenemos el firme propósito de terminar el proceso de grandes enmiendas en el curso de este año.
    Las conversaciones con la Comisión Interamericana han proseguido y, como dije, hemos tenido en ella importantes avances. Estamos ciertos de que antes del 31 de diciembre de este año, las nuevas reformas estarán formuladas, aprobadas y publicadas para empezar a aplicarse el año próximo, posiblemente a los nuevos casos. Habrá, naturalmente, una serie de normas transitorias que permitan un paso fluido entre el sistema antiguo y el nuevo.
    Toda esta metodología y este proceso han demostrado la disposición de diálogo del Tribunal, que se refleja también en la participación que varios de nosotros hemos tenido en diversos foros nacionales e internacionales.
    No puedo dejar de hacer presente dos puntos. Uno es el Fondo de Víctimas, pieza esencial para el acceso pleno a la justicia de las presuntas víctimas. La Corte ha enviado ya al Consejo Permanente una propuesta de regulación del Fondo y expresamos nuestra esperanza de que este Fondo pueda concretarse muy luego.
    El otro es un punto ya antiguo pero que no por eso puede dejarse de lado. Insisto, a nombre de la Corte, en la necesidad imperiosa de que, para que la Corte pueda seguir funcionando con todos los adelantos que ha introducido, entre los cuales uno de enorme significación es ciertamente la realización del período extraordinario de sesiones fuera de la sede de la Corte, la Organización le proporcione los recursos necesarios para que no se le tenga, como hasta ahora, en una enorme dependencia de las donaciones de los Estados, las que naturalmente agradecemos, pero que creemos no deben ser usadas para los asuntos ordinarios de las actividades de nuestro Tribunal.
    Les doy las gracias por esta oportunidad y hago votos por el mantenimiento y progreso de este sistema que prueba, día a día, los avances en este continente de una cultura de civilidad, base esencial para un continente que aspira al desarrollo humano pleno.
    Gracias, señora Presidenta.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Cecilia Medina Quiroga, Presidenta de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Ofrezco la palabra al Embajador de la República de Chile, Pedro Oyarce.
    El REPRESENTANTE DE CHILE: Muchas gracias, señora Presidenta.
    Sé que es tarde y trataré de ser muy breve, pero a mi país le parece necesario agradecer el informe de la Presidenta. Creo que podemos apreciar la contribución permanente de la principal instancia jurisdiccional en la cautela hemisférica de los derechos fundamentales.

    En este sentido desearíamos muy brevemente señalar seis puntos:




    • La necesidad de continuar promoviendo la universalización. Todos sabemos a qué nos referimos.




    • Reforzar los mecanismos para la implementación de las decisiones. En este sentido, mi país valora la nueva práctica de las audiencias especiales de su jurisdicción y cumplimiento.




    • La necesidad de asegurar una asignación adecuada de recursos del presupuesto regular de la Organización. Este, en opinión de mi país, es un tema político, no técnico –reitero, político–, y estamos en disposición de trabajar en este sentido.




    • La importancia de continuar desarrollando actividades de formación y difusión.




    • Apoyamos el proceso de reflexión que se está desarrollando en un marco de diálogo constructivo para el perfeccionamiento de los procedimientos de la Corte. El proceso de consulta es siempre útil y en nada afecta la autonomía e independencia de los órganos; por el contrario, fortalece estos dos principios fundamentales.




    • El Fondo de Asistencia Legal para las Víctimas, al que ha hecho referencia la Presidenta, constituye en nuestra modesta opinión una iniciativa que debe ponerse en práctica, porque permite un acceso efectivo para aquellas víctimas que carecen de recursos. El acceso a la justicia también requiere de igualdad de oportunidades.

    En este contexto, deseamos destacar el valor de las sesiones especiales que la Corte Interamericana de Derechos Humanos celebra fuera de la sede y que, en el caso de nuestro país, efectuó en Chile en abril último.


    Antes de concluir, deseo señalar que para el Gobierno de la Presidenta Bachelet y para el pueblo de Chile, ha sido un honor el que la profesora chilena Cecilia Medina haya presidido la Corte. Su versación, criterio jurídico y capacidad de entender los problemas que tiene un sistema multilateral de administración de justicia en materia de derechos fundamentales, serán siempre, profesora Medina, un referente en la labor futura de este Tribunal.
    Muchas gracias.
    [Aplausos.]

    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajador. Ofrecemos la palabra a la Embajadora de la República del Uruguay, María del Luján Flores.


    La REPRESENTANTE DEL URUGUAY: Muchas gracias, señora Presidenta.
    Este año se cumple el quincuagésimo aniversario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y se celebran cuarenta años de la adopción de la Convención Americana de Derechos Humanos así como treinta años de la instalación de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

    Ello nos lleva a reflexionar sobre cuál será el futuro del sistema interamericano de derechos humanos. La reflexión debe tener el objetivo primordial de fortalecer dicho sistema, identificando las medidas que le permitan jugar un papel más efectivo en la promoción y protección de los derechos humanos en la región, lo que constituye uno de los propósitos esenciales de esta Organización. Para ello es necesario destacar que la principal fuente de efectividad, legitimidad y credibilidad del sistema lo constituyen la autonomía e independencia en el funcionamiento, tanto de la Corte como de la Comisión.


    Bajo esta premisa, los Estados Miembros hemos instaurado un amplio proceso de reflexión sobre el sistema interamericano de derechos humanos, donde participan todos los actores involucrados. Dicho proceso, que ha dado sus frutos y esperamos continúe dándolos, representa un esfuerzo progresivo que tiende a dar respuestas positivas frente a las nuevas realidades en el Continente.
    Sin embargo, es necesario destacar que toda acción emprendida y a realizarse en el futuro requiere del compromiso de los Estados Miembros con los órganos del sistema y con el fiel cumplimiento de sus decisiones y recomendaciones, pues la garantía de la efectividad del sistema depende de los Estados que lo sustentan y solo ellos son sus garantes.
    El Uruguay reitera su tradicional compromiso con la plena vigencia de los derechos humanos, al tiempo que reconoce el papel esencial que han cumplido y cumplen los órganos del sistema interamericano de derechos humanos.
    Antes de finalizar, deseamos expresar nuestro reconocimiento a la labor realizada por la señora Jueza Cecilia Medina Quiroga, quien se retira a realizar otras responsabilidades y a quien le deseamos el mayor de los éxitos en sus nuevas actividades.
    Muchas gracias.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajadora del Luján Flores. Le concedemos la palabra al Embajador Enrique Castillo, de Costa Rica.
    El REPRESENTANTE DE COSTA RICA: Gracias, señora Presidenta.
    En vista de la hora seré muy breve. Costa Rica desea agradecer el informe que nos ha sido presentado hoy por la señora Presidenta de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y hace votos porque la Corte siga desarrollándose bajo la inspiración y guía de jueces tan ilustrados como quien hoy la preside y como quienes hoy la integran.

    Costa Rica, como país sede, se siente muy orgullosa de tener en su territorio a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.


    Gracias.
    [Aplausos.]

    La PRESIDENTA: Muchas gracias. Tiene la palabra el Representante del Paraguay, Embajador Manuel María Cáceres.


    El REPRESENTANTE DEL PARAGUAY: Gracias, Presidenta.
    Muy brevemente y también para agradecer el informe e instar solamente a la universalización del sistema. Nuestro sistema será siempre imperfecto hasta el día en que todos formemos parte del mismo.
    Queremos rendir un homenaje a la Presidenta, Cecilia Medina, por su último tiempo en la Corte. Se retira por voluntad propia y queremos reconocer su esfuerzo de acercarse, de abrirse al diálogo y de escuchar siempre las inquietudes de los Estados Miembros. Éxitos, Presidenta, y gracias por todo.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajador. Tiene la palabra el Representante de Nicaragua.
    El REPRESENTANTE DE NICARAGUA: Gracias, señora Presidenta.
    En aras del tiempo, la Delegación de Nicaragua hará llegar el texto de su intervención que tenemos sobre este tema. Solamente nos resta darle gracias a la señora Presidenta por la presentación de este informe y a la vez reconocer su trabajo desarrollado en el seno de la Corte Interamericana, deseándole el mayor de los éxitos en sus futuras funciones.
    Muchas gracias, señora Presidenta.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias. Tiene la palabra el doctor Luis Alvarado, de la Representación de México.
    El REPRESENTANTE DE MÉXICO: Muchas gracias, Presidenta.
    Fundamentalmente para agradecer su excelente gestión y reiterar un reconocimiento público, que ya hemos hecho en privado, a lo que consideramos una extraordinaria labor de parte de la doctora Medina como Presidenta de la Corte.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias. Esta Presidencia se suma a estos muy buenos augurios. Muy buena suerte, doctora Cecilia Medina Quiroga.

    [Aplausos.]


    Muchas gracias.

    13. Exposición de la Presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos


    La PRESIDENTA: Pasamos ahora a escuchar la Exposición de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por su Presidenta, la doctora Luz Patricia Mejía Guerrero. Quisiera igualmente recordarle que el tiempo que tiene para su presentación es seis minutos. Doctora Mejía Guerrero, bienvenida a esta sesión. Tiene usted la palabra.
    La PRESIDENTA DE LA COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS: Muchas gracias, Presidenta.
    Para mí es un especial honor estar participando en esta Asamblea histórica aquí en San Pedro Sula. Esperamos que a partir del importante evento del día de hoy se siembren las bases para un proceso de transformación y de fortalecimiento del sistema interamericano.
    Nosotros creemos que la confluencia de esta Asamblea histórica con los cincuenta años de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos nos obliga a hacer una profunda reflexión sobre nuestra historia, sobre el porvenir de nuestros pueblos y sobre los métodos, procedimientos y mecanismos que hemos construido y debemos seguir construyendo para garantizar los derechos humanos en nuestra región.
    La región vive hoy con más vigor que nunca en la historia de la Organización y del sistema interamericano de protección de los derechos Humanos, amplios procesos de participación democrática de nuestros pueblos, donde los históricamente excluidos y silenciados levantan sus voces y encumbran sus exigencias.
    Hoy más que nunca, los pueblos aquí representados se expresan de diferente manera y exigen y reclaman acciones efectivas para convertir en vía de acción la letra de las cartas, los instrumentos y las Convenciones que declaran su protección.
    En este contexto, vemos cambios significativos en el Hemisferio, que se traducen en procesos de participación popular directa, constituciones con amplias protecciones en materia de derechos humanos, procesos electorales libres, reflejando la voluntad creadora de los pueblos y el poder emancipador de los derechos humanos.
    Consustanciada con estos cambios, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos enfrenta cada día más retos, más desafíos, mayores exigencias y más demandas que nos obligan a reflexionar sobre nuestros métodos de trabajo, sobre nuestra potencialidad, nuestros logros y también sobre los obstáculos que no hemos podido superar a la fecha.
    Lamentablemente, como lo señalamos en la reciente presentación del Informe Anual ante la Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos, no han sido suficientes sesenta años de la Declaración y cincuenta desde la existencia de la Comisión para que podamos garantizar aún la justicia social en nuestra región.

    La libertad y el pleno goce y disfrute de todos los derechos humanos de nuestros pueblos siguen siendo un amplio desafío y, por el contrario, hoy en día América sigue siendo el Continente con mayores brechas de desigualdad e inequidad y de pobreza en comparación con otros continentes.



    Eso nosotros lo hemos dicho y se viene reflejando en la demanda que tienen nuestros pueblos con respecto a la Comisión en el sistema interamericano de derechos humanos y en especial en la Comisión Interamericana. Durante el año 2008 recibimos mil doscientas setenta y nueve peticiones, de las cuales el 63% se referían a violaciones del derecho a la justicia y a la protección judicial. De ese 63%, al menos 43% de esas denuncias y demandas se referían a la vigencia y a la justicia de derechos económicos, sociales y culturales que, en estos momentos, para la mayoría de nuestros pueblos siguen siendo un gran desafío.
    Esta realidad que impacta, además, en el marco de un proceso de crisis económica que afecta, por supuesto, a los más débiles de nuestra región, supone y demanda para la Comisión Interamericana establecer, de alguna manera, respuestas más vigorosas, diseños más creativos para afrontar este reto, mayor participación de los Estados, mayor participación de los pueblos, una mayor democratización de los mecanismos que utilizamos para garantizar derechos humanos y, sobre todo, mecanismos que nos permitan abordar las demandas que nos están haciendo y que permitan llegar a aquellos que todavía no solo no consiguen justicia en sus países, sino que ni siquiera saben que existe una justicia internacional que puede de algún modo colaborar para construir la posibilidad de que esos derechos sean y estén vigentes en este tiempo.
    Este año, en el cumplimiento de los cincuenta años del organismo, hemos puesto a disposición de los Estados también la novena propuesta de reforma del Reglamento. Buscamos con ello no solo abrir el debate para recoger aspiraciones de los pueblos respecto a los mecanismos diseñados para su protección, sino concretar también las observaciones, preocupaciones y planteamientos de los Estados que, en su compromiso con la defensa de los derechos humanos, aspiran a tener también métodos, procedimientos, reglas y condiciones transparentes para mejorar la defensa de los objetivos de protección de sus nacionales y el cumplimiento de sus obligaciones internacionales en materia de protección de derechos humanos.
    Creemos que las nuevas dinámicas continentales nos obligan a revisar las estructuras históricas con las que hemos respondido y sobre ellas crear, reformar y transformar aquellas que sean necesarias para dar respuesta a los viejos retos y a los nuevos desafíos.
    Estamos conscientes de que estos retos también incluyen el ejercicio de una revisión de nuestras debilidades internas, del fortalecimiento de los instrumentos que nos regulan, de programación y ejecución de los remedios necesarios para cambiar aquellas situaciones que impidan u obstaculicen el trabajo de la Comisión y de los procedimientos que realizamos a lo interno.
    Estamos convencidos de que la Comisión debe ser una herramienta efectiva para la plena vigencia y para el fortalecimiento de la democracia participativa y de la justicia social en el Continente, y también una herramienta para la democratización y la universalización del acceso a la Comisión de todos aquellos que, como señalaba anteriormente, aún no tienen justicia nacional pero desconocen la posibilidad de la justicia internacional.
    Hemos señalado en otras oportunidades nuestro gran desafío hacia la satisfacción de los derechos humanos que supone cambiar mientras que los pueblos cambian, y eso nos obliga a generar los mecanismos, los puentes y los métodos necesarios para establecer y continuar con el diálogo constructivo entre los Estados, los pueblos, la sociedad civil que participó en la Comisión y, por supuesto, entre los órganos del sistema.

    Necesitamos definitivamente colocar el énfasis en la mayor participación de nuestros pueblos; necesitamos ampliar también nuestros mecanismos de promoción y divulgación de derechos; fortalecer también los mecanismos de expresión que hagan posible que la Comisión no solo llene las demandas de los que tradicionalmente conocen el Sistema sino también de aquellos cuyas voces algunos no alcanzamos a escuchar.


    Nos corresponde ahora recoger los frutos de estos cincuenta años pero también abordar con profundidad las preocupaciones, las críticas, incluso las más duras, y también las satisfacciones de aquellos cuya vida y cuya integridad así como la de los suyos han sido protegidas por esta Comisión.
    La reforma de nuestro Reglamento es una oportunidad de participación, discusión y diálogo de todos los actores y actoras, y es un momento histórico para asumir también el nuevo rol que el sistema nos está demandando, no solo para mejorar el acceso a la justicia internacional sino también para garantizar que nuestras decisiones se tomen en el marco de procedimientos claros, ciertos y transparentes, que garanticen tanto al Estado como a los peticionarios confianza, seguridad jurídica y tutela de los derechos que estamos llamados a defender y a garantizar.
    Tenemos el convencimiento y el compromiso de ampliar estos mecanismos de diálogo y de participación, pues avanzar en el logro de estos objetivos requiere la más amplia participación de todos los actores, como hemos señalado.
    Esperamos que esta celebración de los cincuenta años de la Comisión sienten las bases necesarias para cubrir los retos inalcanzados y los desafíos venideros, así como también la construcción de un sistema fuerte, transparente, independiente, inclusivo, de amplio alcance, que construya con los pueblos y los gobiernos de América un futuro de justicia social, equidad, libertad y satisfacción plena de los derechos humanos. En estos momentos este es nuestro compromiso y para eso contamos con ustedes.
    Muchas gracias.
    [Aplausos.]

    La PRESIDENTA: Muchas gracias, doctora Luz Patricia Mejía Guerrero, Presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.


    Para hablar al respecto, damos la palabra al Representante del Brasil, doctor Lineu Pupo de Paula.
    El REPRESENTANTE DEL BRASIL: Muito obrigado, Senhora Presidente. Gostaria inicialmente de agradecer ambos os relatórios, da Corte e da Comissão Interamericana de Direitos Humanos.
    O Brasil manifesta apreço pelas atividades desenvolvidas pelos órgãos do Sistema Interamericano de Promoção e Proteção dos Direitos Humanos, em particular a Comissão e a Corte. Além disso, nós nos posicionamos favoravelmente ao fortalecimento de suas atividades mediante, inclusive esse ano de 2008-09, o aumento da contribuição financeira destinada tanto à Corte como à Comissão.

    O Estado brasileiro apóia a continuação e o aprofundamento do debate sobre o melhor funcionamento dos órgãos do sistema, principalmente aqueles que visem a igualdade de armas e a ampliação do direito de defesa. Quero ressaltar também que as sugestões dos Estados devem estar sempre direcionadas ao fortalecimento da promoção de direitos humanos, e não ao seu enfraquecimento.


    Gostaria, para encerrar, de mencionar os impactos positivos do Sistema Interamericano na realidade brasileira como, por exemplo, a política nacional de combate ao trabalho em condições análogas à escravidão e a legislação de prevenção e sanção à violência contra as mulheres, conhecida como a Lei Maria da Penha.
    Mais recentemente, no segundo semestre de 2008, a Corte Interamericana reconheceu os esforços brasileiro de melhoria de seu sistema penitenciário e de atendimento às crianças e adolescentes em conflitos com a lei. São demonstrações concretas de políticas públicas que derivaram de medidas provisórias decretadas tanto pela Corte como pela Comissão Interamericana de Direitos Humanos.
    Muito obrigado.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias. Tiene ahora la palabra el Representante de la Argentina, doctor Pablo Tettamanti.
    El REPRESENTANTE DE LA ARGENTINA: Muchas gracias.
    Señora Presidenta, varios delegados y representantes antes que yo han remarcado la importancia de los aniversarios que estamos festejando: los cincuenta de la Comisión, los cuarenta de la Convención y los treinta de la instalación de la Corte. Quisiera yo resaltar muy particularmente que este año también coincide con el trigésimo aniversario de la visita in loco que la Comisión realizara a la República Argentina en plena dictadura militar. Esta fue una visita que constituyó un verdadero hito fundamental de importancia en la lucha para la recuperación del Estado de Derecho en mi país y que generó en la República Argentina una deuda de gratitud con la Comisión.
    Fue el sistema interamericano de derechos humanos el primero en denunciar las violaciones de los derechos humanos en mi país así como también el primero en abordar, en una Convención, la desaparición forzada de personas, logro que recientemente pudo ser alcanzado en el sistema de las Naciones Unidas.
    Es por ello que la Delegación Argentina espera que podamos seguir por esta senda y que nuestros Estados sean los que contribuyan a que la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra la Desapariciones Forzadas pueda entrar en vigor.
    La Comisión Interamericana de Derechos Humanos constituye, sin duda, el principal instrumento jurídico hemisférico de tutela de los derechos fundamentales en la región y consagra a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y a la Corte como órganos de promoción y protección de derechos humanos. Por ello deseamos alentar a todos los Estados Miembros de la OEA que aún no lo hubiesen hecho a que ratifiquen dicha Convención.

    En el contexto del proceso de reflexión sobre fortalecimiento del sistema interamericano de protección de derechos humanos, la República Argentina ha venido sosteniendo con firmeza la necesidad de que se incremente adecuadamente el presupuesto, tanto de la Comisión como de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, tomando en consideración que, como es de público conocimiento, los recursos asignados a dichos órganos resultan notoriamente insuficientes para atender el sostenido aumento en el tráfico de casos y peticiones que tramitan ante el sistema, circunstancia que dificulta una adecuada gestión y respuesta internacional frente a una violación de derechos humanos.


    Por ello, sumado al compromiso asumido por muchos Estados con el financiamiento del sistema interamericano de derechos humanos a través de aportes voluntarios, deseamos alentar a todos los Estados Miembros de la OEA a incrementar el presupuesto de la Comisión y de la Corte, a fin de seguir contribuyendo a la promoción y protección de los derechos humanos en las Américas.
    Muchas gracias, señora Presidenta.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias. Tiene ahora la palabra el Embajador de Bolivia, José Pinelo.
    El REPRESENTANTE DE BOLIVIA: Gracias, Presidenta.
    Como Representante del Gobierno boliviano, quiero dar una opinión sobre el sistema.
    Ustedes saben, y queremos confirmarlo o ratificarlo, que Bolivia es usuaria y se siente satisfecha con este sistema. Reconocemos que sus sentencias y recomendaciones permiten fortalecer la propia capacidad de las justicias nacionales. Sin embargo, estamos preocupados ante el hecho de que dos países están insatisfechos. Nos enfrentamos a la relación entre política y justicia.
    Hoy hemos escuchado también el informe del doctor Jaime Aparicio. Su informe incorporó variables definitivamente políticas: Carta Democrática Interamericana, qué es democracia, si basta con que los pueblos asistan a las urnas. El doctor Aparicio es boliviano y puedo certificar que es un alma incólume. Por ello mismo recojo su desafío y a tiempo de felicitarlo voy a concluir diciendo que la decisión que sobre Cuba hoy hemos adoptado, abre en la OEA un gran debate. En este estoy seguro que el sistema va a participar.
    Gracias, Presidenta.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias. El doctor Luis Alvarado, de la República de Nicaragua, tiene la palabra.
    El REPRESENTANTE DE NICARAGUA: Gracias, señora Presidenta. Para reconocer la presentación del informe por parte de la Presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Luz Patricia Mejía Guerrero.
    El Gobierno de Nicaragua en esta ocasión quiere reafirmar su compromiso con la promoción y protección de los derechos humanos, congruente con los principios de la nación nicaragüense: la libertad, el pluralismo político, económico, social y étnico, el reconocimiento de las distintas formas de propiedad, la libre cooperación internacional sin condicionamientos políticos de ninguna naturaleza y el respeto a la libre autodeterminación de los pueblos.
    Nicaragua contempla en su Constitución el derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. En ese sentido, los nicaragüenses tenemos derecho a la información veraz y a ejercer la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas. El derecho de informar es una responsabilidad social y no puede estar sujeta a censura.
    Señora Presidenta, permítame ahora referirme a las afirmaciones expuestas en su momento en el informe emitido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre la situación de los derechos humanos en Cuba y en la República Bolivariana de Venezuela.
    El sistema interamericano de derechos humanos se resiste a cambiar su naturaleza de instrumento político en contra de aquellos gobiernos progresistas y se olvida de su verdadero papel, que es el de protección de los derechos humanos en el Hemisferio.
    La Comisión Interamericana presenta el tema sobre la situación de los derechos humanos en Cuba, acusando a este país que no está presente en la Asamblea General de la OEA y por lo tanto no puede defenderse.
    El hecho de que la Comisión Interamericana tome partido con los sectores interesados en desestabilizar al Gobierno de Venezuela es preocupante, si se toma en cuenta el alto grado de politización de algunos medios de prensa, radio y televisión que existen en ese país, quienes desarrollan, de una manera sistemática y bien estudiada, una campaña de descrédito en contra de dicho Gobierno.
    Este solo hecho debería obligar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a tener planteamientos más cuidadosos, a estar atenta sobre la veracidad de sus fuentes de información y a ser objetiva en su informe para no constituirse en agentes coadyuvantes para la desestabilización de nuestros países.
    Muchas gracias, señora Presidenta.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, doctor Alvarado. Pasamos la palabra al Embajador Pedro Oyarce de la República de Chile.
    El REPRESENTANTE DE CHILE: Muchas gracias, señora Presidenta. Trataré de ser muy breve.

    Cincuenta años de trabajo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en su momento, como lo dijimos en el Consejo, para evaluar y ella nos plantea dos conceptos: gratitud y reconocimiento. Gratitud por una labor fundamental en los procesos de recuperación democrática; eso ocurrió con el aporte de la Comisión en mi país y aportes al desarrollo progresivo del derecho internacional de los derechos humanos. Reconocimiento por una acción de cautela de todos los derechos humanos –civiles y políticos, económicos, sociales y culturales– como aquí lo ha señalado la señora Presidenta de la Comisión.


    Agradecemos el trabajo y compromiso del Secretario Ejecutivo y de los profesionales que trabajan en la Secretaría.
    Quiero referirme a cuatro puntos muy breves: 1) universalización; 2) mayores recursos regulares para atender una demanda creciente de los usuarios; 3) diálogo constructivo entre los comisionados y todos los usuarios; y, 4) voluntad de perfeccionamiento en un tema esencial para nuestras democracias. Todo mecanismo es perfectible y debemos trabajar colectivamente con respeto a la autonomía e independencia. Nos parece que ello es posible.
    Deseamos, por último, reiterar aquí la invitación que hemos formulado a la Comisión Interamericana para que visite nuestro país en septiembre próximo, con objeto de conmemorar el quincuagésimo aniversario de una institución de derechos humanos que fue creada en Chile.

    Chile continuará haciendo todos sus esfuerzos por profundizar una acción colectiva de promoción y protección, porque creemos que es nuestra responsabilidad ética y política fortalecer una dimensión esencial para nuestras democracias.


    Muchas gracias.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajador Oyarce. Cedemos la palabra a la doctora Carmen Velásquez, de la República Bolivariana de Venezuela.
    La REPRESENTANTE DE VENEZUELA: Muchas gracias, señora Presidenta.
    Queremos saludar a la doctora Luz Patricia Mejía, Presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y agradecer la profunda reflexión que ha hecho en su intervención respecto a la necesidad de transformación del sistema interamericano de derechos humanos y, en particular, la reflexión hecha sobre el tema de los métodos y mecanismos.
    El Estado venezolano, en varias oportunidades y hace unos minutos nuestro Representante Permanente, el Embajador Chaderton, se refirió a ello, ha reiterado su llamado para que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos retome su condición de organismo protector de los derechos humanos y abandone su papel de instrumento político de los sectores nacionales e internacionales que, por razones ideológicas, arremeten contra los gobiernos progresistas de la región.
    Reiteramos nuestro llamado para que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en aras de la transparencia y objetividad de sus actuaciones, establezca un balance entre sus pretensiones y sus verdaderas competencias.
    Gracias.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, doctora Velásquez.
    No habiendo más intervenciones, la Presidencia quiere sugerir de manera puntual que esta sesión plenaria tome nota de las exposiciones presentadas con referencia a este importante tema de los derechos humanos y su Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
    Ha habido una profunda reflexión en su informe, doctora, lo cual se lo agradecemos. En ese sentido tendremos que seguir trabajando porque resulta que la violación de los derechos humanos en todos sus niveles y dimensiones son un producto constatable, no imaginable, y es evidente que vivimos en un continente donde se comprueba a diario la violación de nuestros derechos humanos y la de nuestros pueblos. Debe de haber un compromiso rotundo por parte de todos nosotros para seguir luchando contra todo mecanismo de opresión.
    Nosotros la felicitamos, doctora Luz Patricia Mejía, por el nombramiento de que ha sido objeto y esperamos la mejor suerte para todos nuestros pueblos a través de sus acertadas gestiones.
    Gracias, doctora.
    [Aplausos.]
    Queda entonces acordado que esta sesión plenaria tomará nota de las intervenciones presentadas.

    14. Elección de autoridades de órganos, organismos y entidades de la Organización


    La PRESIDENTA: Vamos directo a lo que aquí el Secretario General me ha dicho, a la fiesta de la democracia. Vamos a ver si aquí la práctica de la democracia se parece un poquito menos a lo que nosotros queremos en algunas prácticas de democracia “electoral”, por las que atraviesan nuestros países.
    El siguiente punto del orden del día se refiere a la elección de los miembros de los siguientes órganos, organismos y entidades de la Organización:


    • tres miembros del Comité Jurídico Interamericano;




    • tres miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos;




    • cuatro miembros de la Corte Interamericana de Derechos Humanos;



    • tres miembros del Centro de Estudios de Justicia de las Américas;




    • un miembro de la Junta de Auditores Externos; y




    • un miembro del Tribunal Administrativo de la OEA.

    Nosotros les deseamos toda suerte a todos los candidatos y candidatas que se han presentado para esta elección, esperando que sean favorecidos los mejores o las mejores ciudadanos o ciudadanas de las Américas. Ojalá que provengan también de países, cuyos compromisos con el deber que asumen ante la OEA, hayan sido una vivencia de sus propias naciones y en el caso del tema de los derechos humanos, que sean países que luchan por su defensa, por su promoción y que, por supuesto, también hayan cumplido con el deber propio de ratificar la Convención.


    Para dar inicio a las elecciones correspondientes, quisiera solicitar al Embajador Lionel Maza, de la Delegación de Guatemala, y a la señora Márcia Maro da Silva, de la Delegación del Brasil, que asistan a la Presidencia en el escrutinio de los votos. Entendemos que no existe conflicto de interés de parte de ambos países, dado que no tienen en este ejercicio ningún candidato o candidata.
    Señora Maro da Silva y Embajador Maza, les solicito que tengan a bien aproximarse a la mesa principal.
    [Los dos Representantes pasan a la mesa.]
    Esperamos que el canal piloto esté transmitiendo directamente e informando de alguna manera sobre este ejercicio, porque cada lección que se da de ejercicios que deben emular los procesos democráticos de transparencia y amplia participación debe ser también contemplada por nuestros pueblos.
    Me permito informar que, de conformidad con las disposiciones de la resolución de la Asamblea General AG/RES. 1757 (XXX-O/00) sobre las medidas destinadas a alentar el pago oportuno de las cuotas, la Secretaría ha distribuido en la sala el documento AG/doc.5000/09, que contiene la lista de países en situación regular y de aquellos considerados en mora.
    a. Elección de tres miembros del Comité Jurídico Interamericano
    La PRESIDENTA: Procederemos a la elección de tres miembros del Comité Jurídico Interamericano. Para las tres vacantes existentes se han presentado en el plazo previsto por el Estatuto y el Reglamento del Comité Jurídico, cuatro candidatos y candidatas: Luis Moreno Guerra, del Ecuador; Ana Elizabeth Villalta Vizcarra, de El Salvador; Freddy Castillo Castellanos, de Venezuela y Miguel Pichardo Olivier, de la República Dominicana. La señora Ana Elizabeth Villalta Vizcarra, de El Salvador y Freddy Castillo Castellanos, de la República Bolivariana de Venezuela, se presentan para reelección.
    Solicito entonces a la Secretaría distribuir las cédulas de votación, recordándoles que en este ejercicio la votación es secreta; que en las cédulas deberán indicar, como máximo, tres candidatos o candidatas y que el procedimiento para la elección y cómputo se rige por el artículo 75 y por el anexo tercero del Reglamento de la Asamblea General.
    La Secretaría procede a la distribución de las cédulas de votación y de conformidad con los procedimientos previstos en el anexo tercero del Reglamento de la Asamblea General, se declararán elegidos los candidatos o candidatas que obtengan el mayor número de votos, siempre que este sea al menos el de la mayoría absoluta de los Estados Miembros, es decir, 18 votos.
    [Se distribuyen las cédulas y se realiza la votación.]
    Las cédulas de votación tendrán que ser depositadas en la urna, que para ese efecto hará circular la Secretaría.
    [Se recogen las cédulas.]
    Muchas gracias. Hemos finalizado la recepción de las cédulas y pedimos a los escrutadores que procedan a efectuar el cómputo de votos e informar sobre los resultados.
    [Pausa.]

    La PRESIDENTA: Por favor, activen el micrófono de los señores escrutadores.


    El ESCRUTADOR: Buenos días a todos. [Risas.]
    La PRESIDENTA: Muy buenos días, señor.
    El ESCRUTADOR: Bien.
    [El Representante de Guatemala lee en voz alta cada papeleta.]
    [Pausa.]
    La PRESIDENTA: Pedimos a la Asamblea General, la mayor concentración. Los señores escrutadores nos entregaron los resultados. Gracias.

    La ESCRUTADORA: Muito obrigada. É o seguinte o resultado da votação:


    Luis Moreno Guerra, 22 votos; Ana Elizabeth Villalta Vizcarra, 27 votos, Freddy Castillo Castellanos, 28 votos; Miguel Pichardo Olivier, 24 votos.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajador Lionel Maza y señora Márcia Maro da Silva.
    Han sido electos para el Comité Jurídico Interamericano la doctora Ana Elizabeth Villalta Vizcarra, de El Salvador [aplausos], el doctor Freddy Castillo Castellanos, de la República Bolivariana de Venezuela [aplausos], y el doctor Miguel Pichardo Olivier, de la República Dominicana. [Aplausos.]
    Felicidades. Que la labor sea productiva y que sea justamente para aplicar y promover justicia en los pueblos de las Américas.
    b. Elección de tres miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
    Corresponde proceder ahora a la elección de tres miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Para las tres vacantes existentes se han presentado cuatro candidatos y candidatas que son Víctor Abramovich, de la República Argentina, que se postula para reelección; Rodrigo Escobar Gil, de Colombia; José de Jesús Orozco Henríquez, de México; y Dinah Shelton, de los Estados Unidos
    Solicito a la Secretaría distribuir las cédulas de votación, recordándoles nuevamente que la votación es secreta, que en las cédulas deberán indicar como máximo tres candidatos y candidatas y que el procedimiento para la elección y cómputo se rige por el artículo 75 y por el anexo tercero del Reglamento de la Asamblea General. De conformidad con los procedimientos previstos en el anexo tercero del Reglamento de la Asamblea General, se declararán elegidos los candidatos o candidatas que obtengan el mayor número de votos, siempre que sea al menos el de la mayoría absoluta de los Estados Miembros, y que la mayoría absoluta se mide por al menos 18 votos en esta Asamblea.
    [Se distribuyen las cédulas y se realiza la votación.]
    Mientras tanto, deseo buena la suerte a los candidatos y a la candidata que se han presentado.
    Deseo agradecer también al Canal 8 que a estas horas continúa transmitiendo, en forma directa, esta Asamblea. Es la primera vez en la historia de nuestro país que nuestro pueblo, a través del Canal 8, está observando los detalles, emociones y discusiones del proceso de una Asamblea General de la OEA. Esa es una manera limpia, sana, transparente y digna de transmitir a nuestro pueblo la realidad de nuestras labores en la Asamblea.
    Por favor, pasen la urna. Que las cámaras transmitan el estado de la urna cuando está vacía, que es importante. Estamos también ahora contribuyendo a la formación de nuestros pueblos en materia de democracia electoral, no de las otras formas de la democracia.
    [Se recogen las cédulas.]
    La PRESIDENTA: Finalizada la recolección de las cédulas, les pedimos a los señores escrutadores efectuar el cómputo de votos e informar sobre los resultados.
    Muchas gracias.
    El ESCRUTADOR: Atención, por favor.
    La PRESIDENTA: Por favor, su atención.

    [El Representante de Guatemala lee en voz alta cada papeleta.]


    El ESCRUTADOR: Es todo.


    La PRESIDENTA: Escucharemos, entonces, a la señora Márcia Maro da Silva, quien nos dará los resultados.
    La ESCRUTADORA: O resultado da votação é o seguinte:
    Víctor Abramovich, 19 votos; Rodrigo Escobar Gil, 29 votos; José de Jesús Orozco Henríquez, 32 votos; Dinah Shelton, 20 votos.
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Muchas gracias. Han sido elegidos para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el doctor José de Jesús Orozco Henríquez, de México [aplausos]; el doctor Rodrigo Escobar Gil, de Colombia [aplausos]; y la doctora Dinah Shelton, de los Estados Unidos [aplausos]. A los tres nuevos miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos les expresamos nuestras sinceras felicitaciones y les auguramos una exitosa labor como miembros de la CIDH en pro del respeto irrestricto a los derechos humanos de los pueblos de las Américas.
    c. Elección de cuatro miembros de la Corte Interamericana de Derechos Humanos
    La PRESIDENTA: Corresponde proceder ahora a la elección de cuatro miembros de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
    Para las cuatro vacantes existentes en la Corte Interamericana de Derechos Humanos se han presentado cuatro candidatos: el doctor Manuel Ventura Robes, de Costa Rica; el doctor Alberto Pérez Pérez, del Uruguay; el doctor Eduardo Vío Grossi, de Chile y el doctor Diego García Sayán, del Perú.

    La PRESIDENTA: Dado que la cantidad de candidatos que se han presentado corresponde exactamente a la cantidad de vacantes propuestas para la Corte, la Presidencia sugiere que esta elección de las cuatro posiciones sea hecha por aclamación.


    [Aplausos.]
    Reciban nuestras felicitaciones y hacemos votos por el éxito de su labor.
    d. Elección de tres miembros del Centro de Estudios de Justicia de las Américas
    La PRESIDENTA: Corresponde ahora proceder a la elección de tres miembros del Centro de Estudios de Justicia de las Américas.
    Para las tres vacantes que existen, se han presentado únicamente dos candidatos en el plazo previsto por el Estatuto y Reglamento del Centro. Es por ello que propongo que los señores Carlos Maldonado Curti, de Chile, y Russel Wheeler, de los Estados Unidos, sean elegidos por aclamación para integrar el Consejo Directivo del Centro de Estudios de Justicia de las Américas.

    [Aplausos.]


    Quedan, entonces, electos por un período de tres años, a iniciarse el 1 de enero de 2010, los señores Carlos Maldonado Curti y Russel Wheeler, a quienes ofrecemos nuestros mejores augurios por una fructífera labor y treinta y seis meses a favor de cada uno de los ciudadanos y ciudadanas de las Américas, sin discriminación, sin excepción, sin prejuicio y apegados a ley y a la justicia.
    Debido a que ha quedado una vacante para la que no existen candidatos y que esta debe ser llenada a la brevedad posible, propongo que esta Asamblea delegue dicha elección al Consejo Permanente de la Organización. Para esta elección por parte del Consejo Permanente, la Presidencia propone que los Estados que deseen presentar candidatos o candidatas lo hagan antes del viernes 19 de junio de 2009 y que el Consejo Permanente proceda a su elección en su primera sesión después del lunes 20 de julio de 2009.
    Si no hay objeciones a la moción que hemos propuesto, así queda acordado.
    e. Elección de un miembro de la Junta de Auditores Externos
    La PRESIDENTA: La Junta de Auditores Externos de la Organización de los Estados Americanos, encargada del examen de la contabilidad de la Secretaría General, está integrada por tres miembros, cada uno de los cuales debe ser funcionario de alto rango de la oficina o entidad encargada de examinar las cuentas de la Administración Pública del Estado Miembro del cual sea nacional.
    Asimismo, de conformidad con la resolución CP/RES. 124 (164/75) del Consejo Permanente de la OEA, por lo menos uno de los miembros de la Junta será elegido de entre los candidatos que presenten los cinco Estados que más contribuyen al Fondo Regular de la Organización y, por lo menos uno deberá ser el elegido de entre los candidatos que presenten los demás Estados Miembros de la Organización.
    En este momento, la Junta de Auditores Externos está integrada por un miembro del Canadá y uno de los Estados Unidos. Corresponde elegir un miembro más de la Junta para lograr mayor equilibrio regional.
    En el día de ayer, el Gobierno de las Bahamas ha presentado la candidatura del señor Terrence Bastian para integrar la Junta de Auditores Externos por un período adicional.
    Tomando en cuenta también el párrafo resolutivo 3 de la resolución del Consejo Permanente CP/RES. 124 (164/75) rev. 2, y considerando que no se ha presentado ninguna otra candidatura de países que no se encuentran entre los cinco mayores contribuyentes al Fondo Regular, proponemos proceder a la elección del señor Terrence Bastian para un período que se iniciará el 1 de enero de 2010, y que se haga por aclamación. Si no hubiese objeciones, [Aplausos] así y queda acordado.
    f. Elección de un miembro del Tribunal Administrativo
    La PRESIDENTA: Procederemos a la elección de un miembro del Tribunal Administrativo de la Organización de los Estados Americanos, elección que se rige conforme al anexo segundo del Reglamento de la Asamblea General. El Tribunal Administrativo de la Organización se compone de seis juristas de distinta nacionalidad, elegidos por la Asamblea General a título personal y para un período de seis años.
    Para su reelección se ha presentado la candidatura de la jueza Alma Montenegro de Fletcher, de Panamá. Propongo que, de no haber objeción, esta elección se haga, entonces, por aclamación. [Aplausos.] Así queda acordado.
    Queremos dar las gracias a la señora Márcia Maro da Silva, Representante del Brasil, y al Embajador Lionel Maza, Representante de Guatemala, por haber dado cumplimiento estricto a su labor de escrutadores. [Aplausos.]

    15. Voto de agradecimiento al Ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador

    La PRESIDENTA: Quisiera también agradecer al Ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez, por haber ocupado la Presidencia de esta Asamblea General, de manera alterna. [Aplausos.] Sabemos que será usted un gran representante de nuestro hermano pueblo de El Salvador y, por supuesto, nos honramos en haber compartido con usted la mesa en esta primera jornada en su cargo como Canciller.
    Gracias, Hugo. ¡Buen viaje! Y, por favor, un abrazo al Presidente Funes, con quien de ahora en adelante tendremos el honor de compartir muchas tareas. Felicidades.
    Un aplauso, Canciller. [Aplausos.]

    16. Sede del cuadragésimo período ordinario de sesiones de la Asamblea General


    La PRESIDENTA: De conformidad con el artículo 44 del Reglamento de la Asamblea General, cada período ordinario de sesiones debe determinar, teniendo en cuenta los ofrecimientos hechos por los Estados Miembros, la sede del siguiente período ordinario de sesiones conforme al principio de rotación. Sobre el particular ofrezco la palabra a las Delegaciones que deseen referirse a este tema.
    Tiene la palabra el Embajador Skinner-Klée, de la República de Guatemala.
    El REPRESENTANTE DE GUATEMALA: Gracias.
    Señora Presidenta, señoras y señores Jefes de Delegación, la Delegación de Guatemala tiene el honor de presentar a la consideración de esta plenaria el proyecto de resolución relativo a la sede y fecha del cuadragésimo período ordinario de sesiones de la Asamblea General de nuestra Organización, contenido en el documento AG/doc.2005/09, proyecto de resolución que se fundamenta en lo que al efecto establece el Reglamento de la Asamblea General en sus artículos 43 y 44.
    Permítanme señalar brevemente tres circunstancias sobre este proyecto de resolución.
    En primer lugar, y a falta del ofrecimiento que haga un Estado Miembro para ser sede de la próxima Asamblea General, el siguiente período ordinario de sesiones se celebrará en la sede de la Organización, al tenor de lo dispuesto por el Reglamento.
    En segundo lugar, no está demás recordar que la próxima Asamblea General tendrá lugar precisamente cuando celebremos el centésimo aniversario del edificio que alberga la sede de la Organización, la Casa de las Américas, y a 105 años de la primera Conferencia Internacional de las Repúblicas Americanas, hecho fundacional del sistema interamericano y origen de la primera organización multilateral del mundo.

    Por último, y ciertamente no menos importante, quiero resaltar que este proyecto de resolución cuenta con el patrocinio de todas las delegaciones de nuestra Organización.


    Muchas gracias, señora Presidenta.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, Embajador. Someto a consideración de esta sesión plenaria el proyecto de resolución presentado por el Embajador Skinner-Klée, de Guatemala. De no haber objeciones, lo damos por aprobado.11/
    [Aplausos.]
    Queda establecido que el cuadragésimo período ordinario de sesiones de la Asamblea General se realizará en la sede de la Organización en Washington, D.C., en junio de 2010.

    17. Consideración del proyecto de Declaración de San Pedro Sula: Hacia una Cultura de la No Violencia


    La PRESIDENTA: Siguiendo con los asuntos incluidos en el orden del día, me complace, de manera particular, someter a la consideración de las señoras y señores Representantes el proyecto de Declaración de San Pedro Sula: Hacia una Cultura de la No Violencia, contenido en el documento AG/doc.4979/09.
    Como es del conocimiento de todas nuestras delegaciones, el proyecto de Declaración fue objeto de minuciosas deliberaciones en el ámbito de la Comisión Preparatoria de la Asamblea, las que concluyeron con un consenso sobre el texto que hoy está para su aprobación y que ha sido debidamente circulado entre todos los Estados Miembros de la Organización.

    Si no hubiese objeciones, sería para esta Presidencia del trigésimo noveno período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA una maravillosa conclusión en nuestras tareas de aprobación. Pido entonces que, por aclamación, se dé por aprobado el proyecto de la Declaración de San Pedro Sula: Hacia una Cultura de la No Violencia.12/


    [Aplausos.]

    Señores y señoras Representantes, con la aprobación de esta Declaración de San Pedro Sula hemos concluido ya la consideración de todos los temas asignados a la cuarta sesión plenaria del trigésimo noveno período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos.


    [Se levanta la sesión a las 2:35 p.m.]

    SESIÓN DE CLAUSURA

    ACTA DE LA SESIÓN DE CLAUSURA13/

    Fecha: 4 de junio de 2009

    Hora: 2:35 a.m.

    Lugar: Centro Social Hondureño Árabe
    Presidenta: Señora Patricia Rodas Baca

    Secretaria de Estado de Honduras



    Presentes: Carlos Játiva (Ecuador)

    Francisco Laínez (El Salvador)

    W. Lewis Amselem (Estados Unidos)

    Peter C. David (Grenada)

    Jorge Skinner-Klée Arenales (Guatemala)

    Bayney R. Karran (Guyana)

    Alrich Nicolas (Haití)

    Patricia Licona Cubero (Honduras)

    Kenneth Baugh (Jamaica)

    Salvador Beltrán del Río Madrid (México)

    Denis Ronaldo Moncada Colindres (Nicaragua)

    Aristides Royo (Panamá)

    Manuel María Cáceres (Paraguay)

    Néstor Popolizio Bardales (Perú)

    José Manuel Trullols (República Dominicana)

    Izben C. Williams (Saint Kitts y Nevis)

    Clenie Greer-Lacascade (Santa Lucía)

    Omari Williams (San Vicente y las Granadinas)

    Michiel G. Raafenberg (Suriname)

    Glenda Morean-Phillip (Trinidad y Tobago)

    Gonzalo Fernández (Uruguay)

    Nicolás Maduro Moros (Venezuela)

    Deborah-Mae Lovell (Antigua y Barbuda)

    Jorge E. Taiana (Argentina)

    Brent Symonette (Bahamas)

    Maxine O. McClean (Barbados)

    Nestor Mendez (Belize)

    David Choquehuanca Céspedes (Bolivia)

    Ruy de Lima Casaes e Silva (Brasil)

    Graeme Clark (Canadá)

    Mariano Fernández (Chile)

    Jaime Bermúdez Merizalde (Colombia)

    Enrique Castillo Barrantes (Costa Rica)

    Judith-Anne Rolle (Dominica)

    José Miguel Insulza (Secretario General de la OEA)

    Albert R. Ramdin (Secretario General Adjunto)



    1. Palabras de la Presidenta de la Asamblea General
    Queremos darles las gracias por estar junto a nosotros discutiendo temas de fundamental importancia en esta mi patria que les ha abierto su corazón. Nuestro país, que es fundador de la Organización de los Estados Americanos, alberga hoy, por primera vez, la Asamblea General de la Organización y con todo nuestro corazón y la esperanza abierta en una América que pueda conquistar finalmente la justicia para todos y la verdadera plenitud de sus libertades.
    Para que este día llegara esperamos sesenta y un años de nuestra existencia nacional, pero hoy hemos comprendido que ha valido la pena. Hemos marcado, en esta tierra atlántica de San Pedro Sula, un hito histórico para la Organización y para nuestros pueblos, que nos indica y nos obliga a continuar en la lucha cotidiana y permanente al lado de nuestras familias, de nuestra comunidad, de nuestros pueblos, a fin de seguir conquistando mayores espacios de libertad y de dignidad.
    La no violencia ha sido el lema de esta Asamblea General y un tema de la mayor actualidad, en el que hemos presentado una propuesta de Carta de Principios y adoptado una Declaración también en nuestro último punto, que incluye el compromiso de adoptar como norma de vida, como norma de convivencia social y como norma de convivencia continental la cultura de la no violencia para construir un ámbito de paz y de profunda conciencia, en una existencia que merece mejor destino del que hasta hoy han vivido nuestros pueblos de las Américas.
    Una cultura de la no violencia constituye nuestra real, única y verdadera opción posible para llevar a cabo los cambios fundamentales que nuestras sociedades exigen y merecen y para construir un orden continental y mundial más justo, inclusivo y solidario, que se centre en el respeto absoluto por la condición humana de sus habitantes, en su dignidad, en sus derechos y en sus libertades, aquellas que llamamos fundamentales y también las no fundamentales, porque el derecho a la libertad es simple y sencillamente un derecho inalienable.
    Las resoluciones adoptadas en esta Asamblea General reflejan el amplio accionar de la Organización de los Estados Americanos sobre el cual debemos continuar profundizando cambios y transformaciones, tanto en su estructura, en su funcionalidad y en la actualización de sus desafíos para responder a las expectativas de nuestros pueblos, como así también en el seguimiento y en el cumplimiento de los mandatos que nos otorgan tanto la Cumbre de las Américas –en este caso la Quinta Cumbre de las Américas en Puerto España– como todos los ámbitos del multilateralismo, donde asumimos compromisos. Debemos entonces revisarlos, evaluarlos, para ver cuántos compromisos hemos estado dispuestos a cumplir y cuántos adeudamos aún a nuestros pueblos.
    La adopción de la resolución que deroga la exclusión de participación de la República de Cuba en el sistema interamericano marcó un hito en la historia del Continente. Hemos dado el primer paso al desagravio y a la recuperación de la dignidad para nuestros países, en el caso específico, para la hermana República de Cuba.
    Nos felicitamos por esta fabulosa Asamblea General de la OEA que revitalizó la esperanza continental en una Organización que ha unido las Américas.
    Gracias nuevamente por compartir esta patria que también es de ustedes, que crece en solidaridad, en hermandad y en la esperanza de la construcción de un mundo nuevo y de un nuevo sistema que supere los errores y las tendencias negativas de quienes nos entregaron unas patrias que reclaman y que exigen una mejor suerte.

    2. Palabras del Secretario General


    La PRESIDENTA: Señoras y señores Jefes de Delegación, antes de concluir este fabuloso encuentro que marcó nuestra firmeza y valentía para finalmente expresar una verdad largamente silenciada, le doy la palabra al Secretario General, don José Miguel Insulza.
    El SECRETARIO GENERAL: No es para hacer ninguna intervención, señora Presidenta. Es porque, como es tradición, queremos agradecerle su Presidencia de la Asamblea y hacerle entrega de una réplica de su mallete y un juego de banderas de la Organización. Las banderas están todas.
    Muchas gracias.
    [El Secretario General hace entrega de un juego de banderas y de un mallete a la Presidenta de la Asamblea General.]
    [Aplausos.]
    La PRESIDENTA: Como verán, ya tendré muchas cosas. Muchas gracias, señor Secretario General.
    Este conjunto de 35 banderas es el símbolo de la Organización de los Estados Americanos. Espero, entonces, que con este ánimo que todavía nos alberga, continuemos en la convicción profunda de que el desagravio que hemos logrado a favor del hermano pueblo cubano y la recuperación y reconstrucción de nuestra dignidad siguen teniendo como telón de fondo el respeto irrestricto a la autodeterminación de los pueblos y a la libre voluntad del pueblo y Gobierno cubanos para tomar la decisión que crean conveniente para ellos mismos. Sin ningún tipo de condicionalidad ni reclamo, simplemente hemos respondido con dignidad a una vieja y dolorosa deuda del Continente.

    3. Voto de agradecimiento al pueblo y Gobierno de Honduras


    La PRESIDENTA: Vamos a darle la palabra al señor Canciller de Jamaica.
    El JEFE DE LA DELEGACIÓN DE JAMAICA: Thank you very much, Madam President.
    I have the pleasure and the honor of moving the vote of thanks to the Government and the people of Honduras. I must comment that it did appear, not so long ago, that members of the delegations were getting a bit jaded in the early hours of the morning but became awakened and excited by the elections. I guess we are all politicians at heart in this room. [Risas.]
    I can speak confidently on behalf of all the delegations gathered here tonight that facilities and support services that we have enjoyed at Club Árabe of San Pedro Sula and in our respective hotels have worked effectively and efficiently so that the conduct of the meetings was pursued without incident and with ease and satisfaction. There is no question that this has been contributory and conducive to the right mood and temperament for the resolution of differences, the search for solutions, and effective decision-making.
    The security and comfort provided by the numerous staff and uniformed personnel are all worthy of special note. The transportation of personnel has been well organized. We are grateful for the beautiful surroundings, the greenery and the flowers, the warm hospitality, and the very friendly smiles, which counterbalanced the intensity and the tension of our deliberations.
    As ministers and heads of delegation, we have to acknowledge the prolonged preparatory period of negotiations, proposals, and counterproposals leading up to the final event. We are therefore indebted to the many diplomats, officials, and staff of the General Secretariat of the Organization of American States for the voluminous work, the production of documents, and the flow of information. I especially want to thank the interpreters, the translators, and the staff who worked behind the scenes here to make sure that this Assembly session was a success.
    The opening ceremony, Madam President, is worthy of special note. The cultural presentation reminded us of why we are here working hard and keeping such late hours in the dead of night. It is so that we and our peoples can enjoy the fullness of our rich cultural diversity and the talent and abilities so abundant in the Americas.
    The opening statements of Secretary General José Miguel Insulza and President Manuel Zelaya Rosales challenged us to be aware of our achievements, to be confident in confronting the challenges we face, and to prepare our minds to be both collective and effective in our discussions and decisions.
    Your expert and tireless presidency, Your Excellency Patricia Rodas, served to keep us alert and motivated, even in the dead of night.
    Lastly, we must commend ourselves and our irrepressible determination to achieve consensus and unanimity as the best form of decision-making. It takes longer, but it is unifying and not divisive. A monumental and momentous achievement has occurred in San Pedro Sula, and a door has been opened for a benevolent friend to return to the fold.
    Madam President, ladies and gentlemen, the draft resolution entitled “Vote of Appreciation to the People and Government of Honduras” reads as follows:
    THE GENERAL ASSEMBLY,
    CONSIDERING:
    That the thirty-ninth regular session of the General Assembly of the Organization of American States was held in the Republic of Honduras from June 2 through June 4, 2009, and noting the warm welcome extended by the people and the Government of Honduras; and
    That the delegations expressed their deep gratitude to Her Excellency Patricia Rodas, Minister of Foreign Affairs of Honduras, for the skill with which she steered the discussions, which led to the adoption of important declarations and resolutions on high-priority issues on the hemispheric agenda,
    RESOLVES:

    1. To express its appreciation to His Excellency Manuel Zelaya Rosales, President of the Republic of Honduras, and particularly to the people of San Pedro Sula for their warm and generous hospitality and the contributions they have made to the success of the thirty-ninth regular session of the General Assembly of the Organization of American States (OAS).


    2. To convey its gratitude and congratulations to the Minister of Foreign Affairs of Honduras, Her Excellency Patricia Rodas, for her able leadership as President of the thirty-ninth regular session of the General Assembly.
    3. To express its appreciation and gratitude to Ambassador Carlos Sosa Coello, Permanent Representative of the Republic of Honduras to the OAS, the members of the Permanent Mission of Honduras to the OAS, and the designated officials from the Ministry of Foreign Affairs of Honduras, whose dedication and professionalism contributed to the success of the thirty-ninth regular session of the General Assembly.
    It gives me great pleasure to move that we adopt this draft resolution by acclamation.14/
    [Aplausos.]
    Once again, thank you, Madam President.
    La PRESIDENTA: Muchas gracias, mi querido Canciller.
    No puedo dejar de agradecer a cada uno de ustedes, Cancilleres, Jefes de Delegación, Embajadores, Representantes y especialmente al Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, don José Miguel Insulza, por sus buenos oficios que pusieron equilibrio a cualquier desavenencia que pudiera haber habido. Y, además, de su mano aprendimos todos y esta servidora de ustedes, especialmente, al frente del foro continental.
    Vaya un agradecimiento especial para el Secretario General Adjunto, Albert Ramdin, quien ha instruido cada uno de nuestros pasos. Nos ha mostrado con puntualidad y con paciencia procedimientos parlamentarios fundamentales que servirán a otros foros también. Gracias a ellos, pudimos entonces cumplir con nuestro trabajo y con nuestra responsabilidad.
    Gracias a la coordinadora general de este evento, la Embajadora Leslie Martínez [aplausos], quien hizo posible que no nos diéramos cuenta de las horas que pasaban, porque se ocupó de absolutamente todos los detalles.
    Gracias a nuestros Viceministros de Relaciones Exteriores, gracias a la Embajadora Patricia Licona, quien estuvo al frente de nuestra Delegación [aplausos] y gracias a quienes pusieron todo su empeño para que las diferencias de opinión y de visión del mundo, pese a esta política ideológica y cultural, acercaran las posiciones lo suficiente para lograr acuerdos.
    Esa es la forma como se construye la humanidad, con el respeto al otro, acercando acuerdos cuando éstos son posibles, y cuando no, siguiendo en la lucha hasta hacerlos posibles, porque algo de nuestras vidas tiene que cambiar cuando estos no lo son.
    Quisiera sumarme a mi querido Canciller de Jamaica en su agradecimiento a los traductores y a todo el personal uniformado y al no uniformado. Aquí hay personal no uniformado que hace tareas puntuales, invisibles, modestas, humildes, que no espera para sí ningún agradecimiento ni ningún aplauso pero que nos ha hecho posible la vida para, por lo tanto, también tener resultados. [Aplausos.]
    Gracias a los conductores, productores y camarógrafos del Canal 8 por haber ayudado a que nuestra voz llegara hasta el último confín de nuestro país y a través de conexiones piloto haber podido llegar a todos los pueblos del Continente y del mundo. Gracias por acompañarnos y poder transmitir con transparencia este evento.
    Gracias a los intérpretes porque hemos buscado siempre construir una lengua común para entendernos sin diferencias de idiomas, pues ellos con su voz aparentemente no cansada y siempre entusiasmada y a través de estos audífonos, hacen que exista una lengua común para todos.
    Gracias a los Presidentes que nos acompañaron, por haber dejado por un momento sus agendas de Estado para estar a nuestro lado, dándonos impulso y fuerzas para continuar y saber encontrar las soluciones en su justo momento, en su justo lugar y en los términos adecuados. [Aplausos.]
    Gracias a tantos hombres y a tantas mujeres que contribuyen con su esfuerzo económico, el que, en materia fiscal, se traduce también en nuestras contribuciones a la Organización de los Estados Americanos. Quiero recordarles que esos contribuyentes son la totalidad de los habitantes de nuestro continente: clases medias, clases altas, pero fundamentalmente clases pobres. [Aplausos.]
    Para ellas vaya nuestro agradecimiento, pero no un agradecimiento retórico sino un agradecimiento que se traduzca en resultados reales para que sus condiciones de vida toquen dignidad y humanidad y para que sea esta justamente la guía de nuestra conciencia y de nuestra acción. Eso solo hace que sea necesaria una Organización de los Estados Americanos.
    Compañeros y compañeras en esta jornada, declaro clausurado el trigésimo noveno período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos. [Aplausos.]
    [Se levanta la sesión a las 3:10 a.m.]

    COMISIÓN GENERAL

    COMISIÓN GENERAL
    ACTA RESUMIDA DE LA PRIMERA SESIÓN15/

    Fecha: 2 de junio de 2009

    Hora: 9:30 a.m.

    Salón: Centro Social Hondureño Árabe
    Presidente: Embajador Graeme Clark

    Representante Permanente del Canadá ante la OEA


    Vicepresidenta: Embajadora María A. Zavala Valladares

    Representante Permanente del Perú ante la OEA


    Presentes: Elizabeth Moreano (Ecuador)

    Luis Menéndez Leal (El Salvador)

    Robert Riley (Estados Unidos)

    Lionel Maza (Guatemala)

    Youri Emmanuel (Haití)

    Roberto Ramos Bustos (Honduras)

    L. Ann Scott (Jamaica)

    Alonso Francisco Martínez Ruiz (México)

    Lorena Aparicio (Panamá)

    Francisco Barreiro (Paraguay)

    Virgilio Alcántara (República Dominicana)

    Clenie Greer-Lacascade (Santa Lucía)

    Omari Williams (San Vicente y las Granadinas)

    Michiel G. Raafenberg (Suriname)

    Garth Lamsee (Trinidad y Tobago)

    María del Luján Flores (Uruguay)

    Roy Chaderton Matos (Venezuela)

    Pablo Tettamanti (Argentina)

    Charice A. Rolle (Bahamas)

    Ricardo Kellman (Barbados)

    Cecilia Chacón Rendón (Bolivia)

    Lineu Pupo de Paula (Brasil)

    Keltie Patterson (Canadá)

    Christian Rehren (Chile)

    Carlos Iván Plazas Herrera (Colombia)

    Judith-Anne Rolle (Dominica)



    1. Consideración del orden del día

    En la primera sesión de la Comisión General, celebrada el martes 2 de junio de 2009, el Presidente agradeció a los Estados Miembros de la OEA el apoyo dado a su elección.


    Al iniciar los trabajos, el Presidente explicó que esta Comisión no consideraría el tema de Cuba puesto que existe un Grupo de Trabajo para la consideración de dicho tema. Por lo tanto, la Comisión General se encargaría de un proyecto de Declaración y siete proyectos de resolución asignados por el Plenario, los cuales aparecen en el orden del día a consideración, documento AG/CG/OD-1/09 rev. 1, el cual fue aprobado sin modificaciones.

    2. Elección de autoridades


    De conformidad con lo dispuesto en el artículo 24 del Reglamento de la Asamblea General, la Comisión General procedió a elegir a su Vicepresidente y a su Relator.
    La Delegación de Colombia propuso como Vicepresidenta a la Embajadora María Zavala, Representante Permanente del Perú ante la OEA, quien fue elegida por aclamación.
    Por su parte, la Delegación de México propuso como Relatora de la Comisión General a la Representante Alterna del Ecuador ante la OEA, Elizabeth Moreano, propuesta que fue secundada por la Delegación del Brasil. Su elección se efectuó asimismo por aclamación.

    3. Metodología


    La Presidencia propuso la siguiente metodología para finalizar los trabajos dentro del tiempo solicitado por el Plenario:


    • Los proyectos incluidos en el orden del día han sido agrupados de acuerdo con sus respectivas comisiones. Esto se ha hecho con el fin de conservar cierta uniformidad en el tema durante las deliberaciones y para facilitar el trabajo de las delegaciones.




    • Los proyectos también fueron organizados de acuerdo con el grado de avance logrado en sus negociaciones. Aquellos en los que casi se llegó a un consenso han sido colocados antes de los que requieren más discusión, y únicamente se considerarán los asuntos pendientes.




    • Los proyectos nuevos han sido colocados en último lugar en el orden del día, en el orden en que los recibió la Secretaría. Estas resoluciones serán negociadas párrafo por párrafo.




    • El desafío para el Presidente es tratar de concluir el trabajo de la Comisión General hoy mismo y para lograrlo se solicita a las delegaciones la entusiasta cooperación de siempre.




    • Se trabajará en sesiones de tres horas cada una. Esto significa que en promedio podemos dedicar un máximo de 20 minutos a discutir cada uno de los proyectos de resolución. Con el fin de asegurar que se dé un tratamiento igual a todas las propuestas presentadas, se propone ceñirse estrictamente al tiempo asignado.




    • En caso de requerir más tiempo, se sugerirá a las delegaciones que se reúnan en consultas informales, a fin de buscar un consenso e informar de sus resultados a esta Comisión. Si la Comisión llegara a un acuerdo sobre el texto correspondiente, el proyecto de resolución podrá ser incluido inmediatamente en el orden del día de la Comisión. En caso de no haber acuerdo, se presentará de nuevo el texto en su orden correspondiente en el orden del día.




    • Durante las deliberaciones las delegaciones deberán entregar por escrito sus propuestas a la Secretaría para facilitar y agilizar el proceso de los nuevos textos.




    • Los proyectos aprobados serán sometidos de inmediato al Plenario para su consideración en su cuarta sesión. La Presidencia espera que, en la medida de lo posible, se respeten los acuerdos alcanzados con el fin de permitir que el Plenario concluya sus labores a tiempo.




    • El Presidente insistió en la necesidad de empezar las sesiones a las horas programadas, de acuerdo con el horario establecido.

    4. Consideración de proyectos de declaración y de resolución


    a. Proyecto de Declaración de reconocimiento y agradecimiento al Reino de España por su contribución en materia de cooperación brindada en su calidad de Observador Permanente a la Organización de los Estados Americanos (OEA) (AG/CG/doc.3/09)
    El proyecto de Declaración fue presentado por la Delegación de Colombia. Las Delegaciones de El Salvador, Uruguay, Panamá, Chile, Guatemala, México, Perú, Santa Lucía y Honduras expresaron su agradecimiento a la Delegación de Colombia por la presentación del proyecto de Declaración y su apoyo al texto original. Por su parte, las Delegaciones del Brasil, Canadá, la República Bolivariana de Venezuela y los Estados Unidos ofrecieron su apoyo al proyecto con ciertas modificaciones. En el caso de la Delegación del Brasil, se solicitó eliminar la expresión “único y especial” en el párrafo preambular 5, “desinteresada” en el párrafo operativo 2 y la referencia a los Estados Miembros en el párrafo operativo 2. La Delegación del Canadá propuso que se cambie “considerando” por “reafirmando” en el párrafo preambular 5 y que se cambie la expresión “participación” por “contribución” en el último párrafo operativo. La Delegación de la República Bolivariana de Venezuela propuso utilizar el artículo indefinido en relación con la expresión “socio prioritario”.
    Por su parte, las Delegaciones de los Estados Unidos, República Dominicana y Argentina apoyaron las modificaciones propuestas por las Delegaciones del Brasil y del Canadá. Las Delegaciones del Paraguay y del Ecuador expresaron su apoyo al texto original pero se mostraron favorables a todo texto que surgiera del consenso. Al finalizar el diálogo en torno a este proyecto, la Delegación de Colombia expresó su apoyo a las enmiendas realizadas. El proyecto de Declaración fue aprobado para su presentación al Plenario con las modificaciones anotadas.
    b. Proyecto de resolución: Observaciones y recomendaciones al Informe Anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (AG/CG/doc.1/09)
    Este proyecto de resolución fue propuesto por la Presidencia de la Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos (CAJP) y fue objeto de discusiones en dicha Comisión. Contuvo dos elementos pendientes en el párrafo preambular 20 y el párrafo operativo 8 que debieron ser discutidos por la Comisión General.
    En relación con el párrafo preambular 20, la Delegación de la Argentina expresó dudas respecto a toda forma de limitar la autonomía del sistema de derechos humanos. Lo anterior fue apoyado por los Estados Unidos y Canadá, quienes propusieron que se utilizara el lenguaje acordado en la Quinta Cumbre de las Américas. De igual manera, las Delegaciones del Brasil y de México se opusieron a dicha propuesta y expresaron que su contenido no se refleja necesariamente en el sistema interamericano. Lo anterior fue apoyado por las Delegaciones de Panamá, Perú y Chile.
    La Delegación de Bolivia propuso un párrafo alternativo en la parte operativa, instando a la CIDH a “promover la universalidad y no selectividad a través de la cooperación y del diálogo internacional para los derechos económicos, civiles y políticos, incluidos los pueblos indígenas”. Al respecto las Delegaciones de Panamá y Chile se opusieron a la inclusión de esta nueva propuesta, considerando su novedad en la ocasión.
    Al finalizar la discusión en torno al párrafo preambular 20, la Delegación de la República Bolivariana de Venezuela expresó serias preocupaciones frente a aspectos particulares del sistema interamericano de derechos humanos, tales como la tardanza en actuar por parte de la CIDH y su respuesta en relación con el golpe de Estado contra el Gobierno del Presidente Hugo Chávez. Asimismo expresó observaciones críticas por el tratamiento selectivo que la OEA realiza en materia de derechos humanos e instó a evaluar el sistema interamericano de los derechos humanos. En el entender de la Delegación existe sectarismo, politización y falta de universalidad. En este contexto, la Delegación de la República Bolivariana de Venezuela solicitó incluir una nota a pie de página general y aceptó eliminar los dos párrafos pendientes: el párrafo preambular 20 y el párrafo operativo 8.
    El proyecto de resolución fue aprobado para su presentación al Plenario con las modificaciones aquí anotadas.
    c. Proyecto de resolución: Derecho a la libertad de pensamiento y expresión y la importancia de los medios de comunicación (AG/CG/doc.2/09)
    La Presidencia consultó a las Delegaciones de los Estados Unidos y de la República Bolivariana de Venezuela el estado de las negociaciones en relación con el texto bajo estudio. La Delegación de los Estados Unidos expresó su interés en retornar al texto del año anterior y, en caso de no haber consenso sobre dicha propuesta, su disponibilidad para seguir negociando.
    La Delegación de la República Bolivariana de Venezuela también apoyó la iniciativa de utilizar la resolución del año anterior. Sin embargo, propuso que se modifique el párrafo operativo 13 que solicitaba la organización de una sesión especial, y en su lugar propone la celebración de una reunión de autoridades nacionales en esta materia, a partir del texto propuesto anteriormente en la Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos (CAJP). Lo señalado fue aceptado por el resto de las delegaciones, salvo la aclaración de la Delegación de México, apoyada por la Delegación de los Estados Unidos, que prefería contar con un lenguaje menos detallado que hiciera alusión al título del proyecto de la resolución como mandato expreso. Al respecto, la Delegación de los Estados Unidos solicitó reemplazar la referencia a la expresión “derecho a la información visto como derecho fundamental de los pueblos” por “el derecho de toda persona de buscar, recibir y difundir información”. Al finalizar la discusión, la Delegación de la República Bolivariana de Venezuela estuvo de acuerdo con la propuesta de los Estados Unidos, la cual fue acordada.
    El proyecto de resolución fue aprobado para su presentación al Plenario con las modificaciones anotadas.
    d. Proyecto de resolución: Séptima Conferencia Especializada Interamericana sobre Derecho Internacional Privado (AG/CG/doc.7/09)
    La Delegación del Brasil explicó brevemente su propuesta con las modificaciones correspondientes respecto al proyecto.
    La Delegación de los Estados Unidos sometió un nuevo párrafo sobre el tema de transacciones seguras y registro, explicando acuerdos alcanzados previamente respecto a la celebración de una reunión en el mes de octubre de 2009 en la ciudad de Washington, D.C., para considerar la negociación de dicho documento.
    La Delegación del Canadá, a la luz de la variedad de propuestas técnicas respecto a este proyecto de resolución, propuso que se conformara un grupo informal de trabajo, iniciativa que fue apoyada por los presentes.
    e. Proyecto de resolución: Apoyo a la recapitalización del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el contexto de la crisis económica y financiera internacional (AG/CG/doc.4/09)
    La Delegación de Colombia explicó el origen de este proyecto de resolución, haciendo alusión a la Declaración de la Quinta Cumbre de las Américas instando a los Estados Miembros a apoyar las acciones que emprenderá el Banco necesarias para su recapitalización. Tanto las Delegaciones de Argentina, Panamá y Guatemala como la de la República Bolivariana de Venezuela expresaron su apoyo a dicho proyecto.
    La Delegación de la República Bolivariana de Venezuela declaró, además, la importancia de que los ajustes se hagan a nivel social y propuso dos modificaciones al proyecto original: un cambio de forma en el párrafo preambular 5 (“avanzar” en lugar de “no retroceder”) y la inclusión de un párrafo preambular nuevo que repite la Declaración de San Pedro Sula (“Preocupados por el impacto de la crisis económica y financiera, principalmente por sus consecuencias sociales y el cumplimiento de los Objetivos del Desarrollo del Milenio”). Las Delegaciones del Ecuador y de Honduras acompañaron las propuestas de la República Bolivariana de Venezuela, las cuales fueron aprobadas por la Comisión en su segunda sesión.
    La Delegación del Ecuador presentó una enmienda al párrafo operativo 1 a fin de incluir la orientación del uso de los recursos para la ejecución de proyectos que generan empleo, propuesta que fue incorporada en la redacción final de dicho párrafo adoptado por el Plenario.
    La Delegación de los Estados Unidos propuso un texto alternativo para modificar el párrafo operativo 1 del texto original con el fin de evitar inmiscuirse en las prerrogativas del Consejo Directivo del Banco. Esta propuesta no recibió el apoyo de la Delegación de Panamá ni de la Delegación de Guatemala debido a su carácter altamente técnico. Por su parte, la Delegación del Canadá, consciente de las preocupaciones de ciertas delegaciones y a favor del espíritu del texto original, propuso no mencionar el noveno incremento de capital.
    Por su parte, la Delegación de México propuso enmendar el párrafo operativo 2 de manera a aclarar el mandato con relación a los órganos de la OEA y su coordinación con el BID, enmienda que recibió el apoyo de las delegaciones de Jamaica y Chile y fue aprobada por la Comisión en su segunda sesión.
    Considerando la solicitud de la Delegación de los Estados Unidos de contar con tiempo adicional, el tratamiento del proyecto de resolución fue postergado para la segunda sesión de la Comisión General.
    f. Proyecto de resolución: Fondo de Paz: Solución pacífica de controversias territoriales (AG/CG/doc.5/09)
    La Delegación de Guatemala explicó los motivos que llevaron a su Delegación a presentar este proyecto de resolución. Las Delegaciones de los Estados Unidos, México y Belize expresaron su apoyo y solicitaron copatrocinar el proyecto de resolución. Adicionalmente, la Delegación de los Estados Unidos propuso realizar un cambio de forma al texto en inglés del párrafo operativo 4.
    La Delegación de la Argentina solicitó incluir en el párrafo resolutivo 2 la expresión “financiera”, lo cual fue apoyado por la Delegación de la República Dominicana. Por su parte, la Delegación de El Salvador propuso realizar enmiendas al último párrafo preambular.
    El proyecto de resolución fue aprobado para su presentación al Plenario.

    g. Proyecto de resolución: Apoyo a la gobernabilidad democrática en Guatemala (AG/CG/doc.6/09)


    La Delegación de Guatemala hizo una presentación sobre el proyecto de resolución, el cual recibió el apoyo unánime de las Delegaciones de la República Bolivariana de Venezuela, Panamá, El Salvador, Barbados, Jamaica y los Estados Unidos.
    La Delegación de la República Bolivariana de Venezuela expresó sus cuestionamientos sobre las manifestaciones en las calles de Guatemala con motivo del asesinato del abogado Rosenberg, saludando al mismo tiempo el respaldo entregado por la OEA a la institucionalidad del Gobierno legítimo de Guatemala.
    La Delegación de Jamaica propuso especificar la fecha 13 de mayo de 2009 y aludir en el párrafo preambular considerando 1 al Consejo Permanente respecto de la presentación que hiciera el Ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, lo cual fue apoyado por la Delegación de los Estados Unidos.
    El Asesor Jurídico explicó que la resolución CP/RES. 950 (1691/09), aprobada en la sesión del Consejo Permanente celebrada el 13 de mayo de 2009, hacía únicamente referencia al Gobierno de Guatemala y concordó con la propuesta de la Delegación de Barbados de reemplazar el nombre del Presidente de Guatemala. Adicionalmente, la Delegación de Guatemala explicó el sentido del último párrafo operativo.
    El proyecto de resolución fue aprobado para su presentación al Plenario.
    h. Proyecto de resolución: Modernización y uso de las tecnologías electorales en el Hemisferio (AG/CG/doc.8/09)
    La Delegación de la República Bolivariana de Venezuela explicó el trabajo y propósito del poder electoral en su país y su interés en propiciar el intercambio de experiencias en el Hemisferio. En la oportunidad se propone la celebración de un “Tercer Encuentro Interamericano de Expertos y Representantes de Organismos Electorales”. El proyecto de resolución recibió el apoyo de las Delegaciones de Bolivia, los Estados Unidos, Ecuador, México y Chile.
    Algunas delegaciones propusieron enmiendas particulares. La Delegación de Bolivia, con el apoyo de la Delegación de Chile, propuso un reconocimiento particular al trabajo de la OEA en el “fortalecimiento, transparencia y profundización de los procesos democráticos de la región”. La Delegación de los Estados Unidos sugirió incluir una referencia a los resultados de la reunión en materia electoral que se realizará en Ottawa y expresó su preocupación con relación a las limitaciones presupuestarias respecto al Tercer Encuentro propuesto. Al respecto, la Delegación de la República Bolivariana de Venezuela aseguró que no habría problemas de índole presupuestario. Por su parte, la Delegación de México propuso un texto menos detallado que hiciera alusión al intercambio de “experiencia sobre criterios y procedimientos que aplican los organismos electorales de los países de la región para la gestión y control de procesos electorales”.
    El proyecto de resolución fue aprobado con las enmiendas anotadas para su presentación al Plenario.

    COMISIÓN GENERAL


    ACTA RESUMIDA DE LA SEGUNDA SESIÓN16/

    Fecha: 3 de junio de 2009

    Hora: 10:00 a.m.

    Salón: Centro Social Hondureño Árabe
    Presidente: Embajador Graeme Clark

    Representante Permanente del Canadá ante la OEA


    Vicepresidenta: Embajadora María A. Zavala Valladares

    Representante Permanente del Perú ante la OEA


    Presentes: Elizabeth Moreano (Ecuador)

    Luis Menéndez Leal (El Salvador)

    Daniel Cento (Estados Unidos)

    Lionel Maza (Guatemala)

    Youri Emmanuel (Haití)

    Roberto Ramos Bustos (Honduras)

    L. Ann Scott (Jamaica)

    Alonso Francisco Martínez Ruiz (México)

    Luis Ezequiel Alvarado Ramírez (Nicaragua)

    Lorena Aparicio (Panamá)

    Francisco Barreiro (Paraguay)

    Luzmila Zanabria Ishikawa (Perú)

    José Luis Domínguez Brito (República Dominicana)

    Omari Williams (San Vicente y las Granadinas)

    María del Luján Flores (Uruguay)

    Carmen Velásquez (Venezuela)

    Pablo Tettamanti (Argentina)

    Charice A. Rolle (Bahamas)

    Ricardo Kellman (Barbados)

    Cecilia Chacón Rendón (Bolivia)

    Lineu Pupo de Paula (Brasil)

    Christian Rehren (Chile)

    Sonia Pereira Portilla (Colombia)

    Judith-Anne Rolle (Dominica)



    1. Consideración de proyectos de resolución

    a. Proyecto de resolución: Séptima Conferencia Especializada Interamericana sobre Derecho Internacional Privado (AG/CG/doc.7/09 rev. 1)


    El Grupo de Trabajo informal, conformado por las Delegaciones del Canadá, Chile, México, los Estados Unidos y la República Bolivariana de Venezuela, informó sobre las negociaciones y acuerdos alcanzados, los cuales se sometieron a consideración de la sala. La Comisión acordó el nuevo texto y decidió trasmitirlo al Plenario, con las enmiendas propuestas, para su eventual aprobación.
    b. Proyecto de resolución: Apoyo a la recapitalización del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el contexto de la crisis económica y financiera internacional (AG/CG/doc.4/09 rev. 1)
    Considerando la solicitud de la Delegación de los Estados Unidos de contar con tiempo adicional, el tratamiento de este proyecto de resolución había sido postergado en la primera sesión de la Comisión General.
    En esta segunda sesión, la Delegación de los Estados Unidos presentó una versión modificada a la enmienda del párrafo operativo 1 que retoma la discusión de la Junta de Directores del Banco en relación con el “fondo para operaciones especiales”.
    La Delegación de la República Bolivariana de Venezuela propuso mantener el párrafo operativo original e incluir uno nuevo que tuviera en consideración las preocupaciones de los Estados Unidos sobre la necesidad de manejar los recursos del Banco de manera efectiva y responsable. La Delegación del Canadá explicó su propuesta nuevamente. Las Delegaciones de Chile, la República Dominicana, México y Ecuador, junto con agradecer las propuestas de las Delegaciones del Canadá y de los Estados Unidos, expresaron su apoyo a favor de la propuesta original de la Delegación de Colombia, considerando que la negociación en el seno del Banco aún no ha sido concluida y el carácter técnico de la propuesta. La Delegación de México propuso una enmienda al texto original (“la consideración urgente de un incremento de capital necesario”) mientras que la Delegación del Ecuador reiteró su propuesta planteada el día anterior.
    La Delegación de Colombia explicó su razonamiento en torno a la necesidad de capitalizar el BID a partir de la voluntad expresada por los Presidentes y Jefes de Estado y prestó su apoyo a las enmiendas de las Delegaciones de México y del Ecuador. Por su parte, la Presidencia propuso utilizar el texto de la Quinta Cumbre de las Américas. En este contexto, se propuso la siguiente redacción que satisfaga a todas las delegaciones:
    Instar a los Estados Miembros a que apoyen las negociaciones necesarias para que el BID aumente su capacidad crediticia y fortalezca sus fundamentos estratégicos mediante la consideración urgente de un incremento de capital necesario para atender las inversiones en materia social, de infraestructura, fortalecimiento institucional y el apoyo a los más pobres de la región, mediante el apoyo, entre otros, de proyectos que contribuyan a la generación de empleo.

    La Delegación de Nicaragua solicitó incluir una nota a pie de página en el párrafo preambular 7 que se refiere a la Quinta Cumbre de las Américas.


    Finalmente, el proyecto de resolución fue acordado y aprobado para su presentación al Plenario.

    2. Otros asuntos


    La Delegación de Guatemala solicitó autorización para introducir una modificación al proyecto de resolución “Fondo de Paz: Solución pacífica de controversias territoriales” (AG/CG/doc.5/09), adoptada el día anterior, consistente en la eliminación del párrafo preambular 4 donde se hace alusión a diferencias territoriales y marítimas específicas entre algunos Estados. La resolución fue acordada con la enmienda propuesta y transmitida al Plenario para su eventual aprobación.
    No habiendo más asuntos por considerar, se levantó la sesión.

    DOCUMENTOS VARIOS



    TEMARIO

    TEMARIO17/


    (Aprobado en la primera sesión plenaria celebrada el 2 de junio de 2009)



    1. Aprobación del temario de la Asamblea General




    1. Aprobación de las recomendaciones de la Comisión Preparatoria en el trigésimo noveno período ordinario de sesiones de la Asamblea General




    1. Informe anual de la Secretaría General sobre las actividades y el estado financiero de la Organización




    1. Informe del Secretario General sobre credenciales




    1. Informe Anual del Consejo Permanente




    1. Observaciones y recomendaciones del Consejo Permanente sobre los informes anuales de los órganos, organismos y entidades de la Organización




      1. Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI)

      2. Comité Jurídico Interamericano (CJI)

      3. Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

      4. Corte Interamericana de Derechos Humanos

      5. Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA)

      6. Organización Panamericana de la Salud (OPS)

      7. Tribunal Administrativo (TRIBAD)

      8. Comisión Interamericana de Mujeres (CIM)

      9. Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (CITEL)

      10. Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD)

      11. Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes (IIN)

      12. Instituto Indigenista Interamericano (III)

      13. Instituto Panamericano de Geografía e Historia (IPGH)

      14. Centro de Estudio de Justicia de las Américas (CEJA)

      15. Comité Interamericano contra el Terrorismo (CICTE)

      16. Junta Interamericana de Defensa (JID)




    1. Elección de las autoridades de los órganos, organismos y entidades de la Organización




      1. Tres miembros del Comité Jurídico Interamericano

      2. Tres miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

      3. Cuatro miembros de la Corte Interamericana de Derechos Humanos

      4. Tres miembros del Centro de Estudios de Justicia de las Américas

      5. Un miembro del Tribunal Administrativo de la OEA

      6. Un miembro de la Junta de Auditores Externos para el Examen de la Contabilidad de la Secretaría General




    1. Análisis de proyectos de resolución sobe Cuba




    1. Cooperación hemisférica para la preparación y respuesta a las enfermedades transmisibles, incluida la influenza A (H1N1)




    1. Cumbre de las Américas: Seguimiento a Haití




    1. Colaboración hemisférica sobre un Sistema Avanzado de Información sobre Pasajeros (APIS)




    1. La Cuestión de las Islas Malvinas




    1. Continuación de la participación en el Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI) de los Estados Miembros que no han ratificado el Protocolo de Managua




    1. Promoción y fortalecimiento de la democracia: Seguimiento de la Carta Democrática Interamericana (Informe del Consejo Permanente)




    1. Creación del Fondo de Capital de Aportes Voluntarios Oliver Jackman para el Financiamiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos




    1. Los derechos humanos de todos los trabajadores migratorios y de sus familias




    1. Mecanismo de Evaluación Multilateral (MEM) de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD)




    1. Apoyo a la acción contra las minas antipersonal en Ecuador y Perú




    1. Poblaciones migratorias y flujos de migración en las Américas




    1. Seguimiento de la Conferencia Especial sobre Seguridad




    1. Apoyo a la implementación a nivel hemisférico de la resolución 1540 (2004) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas




    1. Apoyo Interamericano al Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares




    1. La educación para el desarme y la no proliferación




    1. Sexagésimo aniversario de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre




    1. Programa Interamericano para el Registro Civil Universal y “Derecho a la Identidad”




    1. Carta Social de las Américas: Renovación del compromiso hemisférico del combate a la pobreza en la región




    1. Promoción de la Corte Penal Internacional




    1. Programa de Acción para el Decenio de las Américas por los Derechos y la Dignidad de las Personas con Discapacidad (2006-2016) y apoyo a su Secretaría Técnica (SEDISCAP)




    1. Apoyo al Comité para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad




    1. Proyecto de Convención Interamericana contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación e Intolerancia




    1. Proyecto de Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas




    1. Reunión de Ministros de Justicia u Otros Ministros, Procuradores o Fiscales Generales de las Américas (REMJA)




    1. Mecanismo de Seguimiento de la Implementación de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer “Convención de Belém do Pará”




    1. Fuerza de Tarea Humanitaria Simón Bolívar




    1. Apoyo a la Comisión Interamericana de Mujeres




    1. Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (CITEL) y la integración de los pueblos de América a la sociedad global de la información




    1. Libertad de comercio e inversión en el Hemisferio




    1. Consolidación del régimen establecido en el Tratado para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe




    1. Observaciones y recomendaciones sobre el Informe Anual de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD)




    1. Ejecución del Plan de Acción Hemisférico contra la Delincuencia Organizada Transnacional y fortalecimiento de la cooperación hemisférica




    1. Promoción de la cooperación hemisférica para el tratamiento de las pandillas delictivas

    2. Convención Interamericana contra la Fabricación y el Tráfico Ilícito de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y Otros Materiales Relacionados




    1. Convención Interamericana sobre Transparencia en las Adquisiciones de Armas Convencionales




    1. Apoyo y seguimiento del proceso de Cumbres de las Américas




    1. Seguimiento a la Declaración de Recife




    1. Aumento y fortalecimiento de la participación de la sociedad civil en las actividades de la Organización de los Estados Americanos y en el proceso de Cumbres de las Américas




    1. Apoyo al trabajo del Comité Interamericano contra el Terrorismo (CICTE)




    1. Preocupaciones especiales de seguridad de los pequeños Estados insulares del Caribe




    1. Fomento de la confianza y la seguridad en las Américas




    1. Las Américas como zona libre de minas terrestres antipersonal




    1. Apoyo a las actividades de la Junta Interamericana de Defensa




    1. Séptima Conferencia Especializada Interamericana sobre Derecho Internacional Privado (CIDIP-VII)




    1. Protección de los solicitantes de la condición de refugiado y de los refugiados en las Américas




    1. Estudio sobre los derechos y la atención de las personas sometidas a cualquier forma de detención y reclusión




    1. Programa Interamericano para el Desarrollo del Derecho Internacional




    1. El derecho a la verdad




    1. Fortalecimiento de los sistemas de derechos humanos en seguimiento de los mandatos derivados de las Cumbres de las Américas




    1. Observaciones y recomendaciones al Informe Anual de la Corte Interamericana de Derechos Humanos




    1. Observaciones y recomendaciones al Informe Anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)




    1. Seguimiento de la Convención Interamericana contra la Corrupción y del Programa Interamericano de Cooperación para Combatir la Corrupción




    1. Fortalecimiento de los sistemas nacionales de derechos humanos de los Estados Miembros y apoyo a la labor de los defensores del pueblo, defensores de los habitantes, procuradores o comisionados de derechos humanos (Ombudsmen)




    1. Defensoras y defensores de derechos humanos: Apoyo a las tareas que desarrollan las personas, grupos y organizaciones de la sociedad civil para la promoción y protección de los derechos humanos en las Américas




    1. Fortalecimiento de las actividades del Centro de Estudios de Justicia de las Américas (CEJA)




    1. Observaciones y recomendaciones al Informe Anual del Comité Jurídico Interamericano (CJI)




    1. La protección de los derechos humanos y libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo




    1. Acceso a la información pública: Fortalecimiento de la democracia




    1. Apoyo a una mayor cooperación interregional con la Unión Africana




    1. Fortalecimiento del papel que desempeñan las instituciones nacionales de promoción y protección de los derechos humanos en la Organización de los Estados Americanos




    1. Programa Interamericano sobre Educación en Valores y Prácticas Democráticas




    1. Apoyo al fortalecimiento de la estabilidad política y al desarrollo socioeconómico de Haití




    1. Promoción de los derechos humanos de la mujer y la equidad e igualdad de género




    1. Creación del Fondo de Asistencia Legal del Sistema Interamericano de Derechos Humanos




    1. Designación de mujeres para cargos ejecutivos superiores en la Organización de los Estados Americanos




    1. Modernización y uso de las tecnologías electorales en el Hemisferio




    1. Derechos humanos y cambio climático en las Américas




    1. Protocolo de San Salvador: Composición y funcionamiento del Grupo de Trabajo para Analizar los Informes Periódicos de los Estados Parte




    1. Prevención de la delincuencia y la violencia en las Américas




    1. Prevención y erradicación de la explotación sexual comercial, tráfico ilícito y trata de niños, niñas y adolescentes




    1. Promoción y respeto del derecho internacional humanitario




    1. Derecho a la libertad de pensamiento y expresión y la importancia de los medios de comunicación




    1. Derechos humanos, orientación sexual e identidad de género




    1. Lineamientos para el programa-presupuesto de la Organización 2009




    1. Primera Reunión de Ministros y Altas Autoridades de Desarrollo Social en el ámbito del CIDI




    1. Informe sobre la Décimoquinta Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo




    1. Informe de la Quinta Reunión de Ministros de Educación en el ámbito del CIDI




    1. Erradicación del analfabetismo y lucha contra las enfermedades que afectan el desarrollo integral




    1. Segunda Reunión de Ministros y Altas Autoridades de Ciencia y Tecnología en el ámbito del CIDI




    1. Erradicación del hambre – 2008 Año Internacional de la Papa




    1. Fortalecimiento de la cooperación solidaria: Diálogo político, cooperación técnica, estructura y mecanismos




    1. Reunión Interamericana: Mejorando la Disponibilidad y el Acceso al Agua Potable y los Servicios de Saneamiento




    1. Pobreza, equidad e inclusión social: Seguimiento a la Declaración de Margarita




    1. Reunión de Ministros en Materia de Seguridad Pública de las Américas




    1. Desplazados internos




    1. Uso de las tecnologías de información y comunicación




    1. Informe sobre el problema marítimo de Bolivia




    1. 2011: Año Interamericano de la Cultura




    1. Presentación de la Presidencia de la CICAD de los informes nacionales de seguimiento de recomendaciones correspondientes a la Cuarta Ronda de Evaluación del MEM




    1. Por una cultura de la no violencia hacia la mujer




    1. Apoyo a la Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas para almacenar su memoria institucional




    1. XX Congreso Panamericano del Niño, la Niña y Adolescentes




    1. Las personas desaparecidas y la asistencia a sus familiares




    1. Cumplimiento de la promesa de la Carta Democrática Interamericana para todos los pueblos de las Américas




    1. Conmemoración de los aniversarios de la creación de la CIDH y de la suscripción de la Convención Americana sobre Derechos Humanos




    1. Asistencia humanitaria y desastres naturales




    1. Esfuerzos hemisféricos para combatir la trata de personas: Conclusiones y recomendaciones de la Segunda Reunión de Autoridades Nacionales en Materia de Trata de Personas




    1. Promoción de la responsabilidad social de las empresas en el Hemisferio




    1. El efecto del cambio climático en la sociedad, la economía y el medio ambiente de los países del Hemisferio




    1. Derechos humanos y personas adultas mayores




    1. Protección del consumidor

    LISTA DE PARTICIPANTES

    LISTA DE PARTICIPANTES18/

    ÍNDICE

    Página


    Antigua and Barbuda 307

    Argentina 307

    Bahamas, Commonwealth of The 308

    Barbados 309

    Belize 309

    Bolivia 310

    Brasil 311

    Canada 312

    Chile 314

    Colombia 316

    Costa Rica 316

    Dominica, Commonwealth of 317

    Ecuador 317

    El Salvador 318

    Grenada 319

    Guatemala 320

    Guyana 320

    Haïti 321

    Honduras 321

    Jamaica 322

    México 323

    Nicaragua 324

    Panamá 325

    Paraguay 327

    Perú 328

    República Dominicana 329

    Saint Kitts and Nevis 330

    Saint Lucia 330

    Saint Vincent and the Grenadines 331

    Suriname 331

    Trinidad and Tobago 332

    United States 333

    Uruguay 335

    Venezuela 336



    Página
    Observadores Permanentes ante la OEA 338

    Órganos, organismos y entidades del sistema interamericano 347

    Entidades y organismos interamericanos gubernamentales

    de carácter regional o subregional 349

    Naciones Unidas, organismos especializados vinculados con

    las Naciones Unidas y otros organismos internacionales 351

    Invitados Especiales – Organizaciones registradas en la OEA 355

    Invitados Especiales – Organizaciones no registradas en la OEA 363

    Otros Invitados Especiales. 372

    ANTIGUA AND BARBUDA



    Head of Delegation
    Deborah-Mae Lovell

    Ambassador, Permanent Representative to the OAS



    Representative
    Ann-Marie Layne

    Minister Counselor, Alternate Representative to the OAS

    ARGENTINA

    Jefe de Delegación
    Jorge E. Taiana

    Ministro de Relaciones Exteriores,

    Comercio Internacional y Culto

    Representantes
    Rodolfo H. Gil

    Embajador, Representante Permanente ante la OEA


    Mariana Llorente

    Embajadora, Jefe de Asesores del Canciller


    Agustín Colombo Sierra

    Embajador, Subsecretario de Asuntos Latinoamericanos


    Raúl Ricardes

    Embajador, Director General de Política Exterior Multilateral


    Pablo Tettamanti

    Ministro, Director de Organismos Internacionales


    Martín Gómez Bustillo

    Ministro, Representante Alterno ante la OEA


    Alejandro José Amura

    Consejero, Encargado de Negocios

    Embajada en Honduras
    Carolina Bustos

    Secretaria, Dirección de Organismos Internacionales


    Jorge Cardozo

    Asesor en Derechos Humanos del Canciller


    Florencia Colombo

    Asesora del Canciller


    Javier Porta

    Asesor de Prensa del Canciller


    Débora Susana Luzzi

    Comisión Cascos Blancos

    BAHAMAS, COMMONWEALTH OF THE

    Head of Delegation
    Brent Symonette

    Deputy Prime Minister and Minister of Foreign Affairs



    Representatives
    Cornelius A. Smith

    Ambassador, Permanent Representative to the OAS


    Charice A. Rolle

    Second Secretary, Alternate Representative to the OAS


    Doñyella Ward

    Foreign Service Officer

    Ministry of Foreign Affairs

    BARBADOS


    Head of Delegation
    Maxine O. McClean

    Minister of Foreign Affairs and Foreign Trade



    Representatives
    John Beale

    Ambassador, Permanent Representative to the OAS


    Ricardo Kellman

    First Secretary, Alternate Representative to the OAS


    Joanna Benn-Griffith

    Foreign Services Officer

    Ministry of Foreign Affairs and Foreign Trade
    François Jackman

    Senior Foreign Service Officer

    Ministry of Foreign Affairs and Foreign Trade

    BELIZE


    Head of Delegation
    Wilfred Elrington

    Minister of Foreign Affairs and Foreign Trade



    Representatives
    Nestor Mendez

    Ambassador, Permanent Representative to the OAS


    Alfredo Martinez

    Ambassador to the Government of Guatemala


    Richard Clark Vinelli Reisman

    Honorary Consul in Honduras


    Cherie Nisbet

    Counselor, Alternate Representative to the OAS

    BOLIVIA

    Jefe de Delegación
    David Choquehuanca Céspedes

    Embajador, Ministro de Relaciones Exteriores



    Representantes
    José Pinelo

    Embajador, Representante Permanente ante la OEA


    Pablo Solón

    Embajador, Representante Permanente Alterno

    ante las Naciones Unidas
    Cecilia Chacón Rendón

    Directora General de Relaciones Multilaterales

    Ministerio de Relaciones Exteriores
    Jorge Caballero

    Asesor General del Ministro de Relaciones Exteriores

    Ministerio de Relaciones Exteriores
    William Tórrez

    Ministro Consejero, Representante Alterno ante la OEA


    Aylin Oropeza

    Primera Secretaria, Representante Alterna ante la OEA


    BRASIL
    Chefe da Delegação
    Celso Amorim

    Embaixador, Ministro das Relações Exteriores



    Representantes
    Brian Michael Fraser Neele

    Embaixador junto ao Governo de Honduras


    Ruy de Lima Casaes e Silva

    Embaixador, Representante Permanente junto à OEA


    Maria Laura da Rocha

    Embaixadora, Chefe de Gabinete

    do Ministro de Estado das Relações Exteriores
    Carlos Duarte

    Ministro, Diretor do Departamento de Organismos Internacionais

    Ministério das Relações Exteriores
    Lineu Pupo de Paula

    Ministro-Conselheiro, Representante Suplente junto à OEA


    Francisco Chagas Catunda Resende

    Ministro-Conselheiro

    Embaixada em Honduras
    Márcia Maro da Silva

    Conselheira, Representante Suplente junto à OEA


    Mauricio Lyrio

    Conselheiro, Assessoria de Imprensa

    Ministério das Relações Exteriores
    Luciano de Almeida Rego

    Secretário, Divisão da Organização de Estados Americanos

    Ministério das Relações Exteriores
    Nilo Dytz Filho

    Secretário, Assessor do Ministro das Relações Exteriores

    Ministério das Relações Exteriores
    Daniel Barra Ferreira

    Secretário, Representante Suplente junto à OEA


    Wilson Dockhorn Junior

    Secretário, Representante Suplente junto à OEA


    Juliano Rojas Maia

    Secretário, Assessor do Ministro das Relações Exteriores

    Ministério das Relações Exteriores

    CANADA



    Head of Delegation

    Peter Kent

    Minister of State of Foreign Affairs (Americas)


    Representatives

    Stephanie Machel

    Chief of Staff

    Office of the Minister of State of Foreign Affairs and International Trade


    Robin Guy

    Policy Advisor

    Office of the Minister of State of Foreign Affairs and International Trade
    John Rafferty

    Member of Parliament

    House of Commons
    Geoff Manchester

    Royal Canadian Mounted Police


    Ian Benson

    Visits Officer – Office of Protocol

    Department of Foreign Affairs and International Trade
    Alexandra Bugailiskis

    Assistant Deputy Minister, Latin America and the Caribbean

    Department of Foreign Affairs and International Trade
    Graeme Clark

    Ambassador, Permanent Representative to the OAS


    Neil Reeder

    Ambassador to the Government of Honduras


    James Lambert

    Director General, Latin America and Caribbean Bureau

    Department of Foreign Affairs and International Trade
    Heidi Kutz

    Director, South America and Inter-American Relations Division

    Department of Foreign Affairs and International Trade
    Benoit-Pierre Laramée

    Director, Inter-American Program (BMI)

    Canadian International Development Agency
    Pierre Giroux

    Alternate Representative to the OAS


    Léonard Beaulne

    Deputy Director, Inter-American Relations

    Department of Foreign Affairs and International Trade
    Keltie Patterson

    Alternate Representative to the OAS


    Darren Rogers

    Alternate Representative to the OAS


    Swathi Kappagantula

    Alternate Representative to the OAS


    Patricia D’Costa

    Alternate Representative to the OAS


    Brigitte D’Aoust

    Manager, Canadian IPP Program

    Canadian International Development Agency
    Mark Strasser

    Senior Trade Officer

    Embassy in Costa Rica
    Nicolas Ferraris

    Management and Consular Officer

    Embassy in Costa Rica
    Viviana Squarcia-White

    Administrative Assistant


    Anna-Karine Asselin

    Administrative Assistant


    William Schrock

    IT Manager

    Embassy in Costa Rica
    Daniel Arsenault

    Attache
    Karla Pantoja de Gutiérrez

    Attaché
    Frederic Bolduc

    Representative of the Government of Quebec


    David Ruiz

    Representative of the Government of Quebec

    CHILE


    Jefe de Delegación

    Mariano Fernández

    Embajador, Ministro de Relaciones Exteriores

    Representantes
    Juan Pablo Lira

    Embajador, Director General de Política Exterior

    Ministerio de Relaciones Exteriores
    Pedro Oyarce

    Embajador, Representante Permanente ante la OEA


    Juan Eduardo Eguiguren

    Embajador, Director de Política Multilateral

    Ministerio de Relaciones Exteriores
    Sergio Verdugo

    Embajador ante el Gobierno de Honduras


    Isauro Torres

    Ministro Consejero, Director de América del Norte,

    Centroamérica y Caribe

    Ministerio de Relaciones Exteriores


    Eduardo Vío

    Asesor


    Ministerio de Relaciones Exteriores
    Christian Rehren

    Ministro Consejero, Representante Alterno ante la OEA


    Roberto Matus

    Consejero, Jefe de Gabinete

    Ministerio de Relaciones Exteriores
    Patricio Powell

    Consejero, Jefe Departamento OEA – Asuntos Hemisféricos

    Ministerio de Relaciones Exteriores
    Luis Petit-Laurent

    Segundo Secretario, Representante Alterno ante la OEA


    Tamara Villanueva

    Segundo Secretario, Departamento OEA – Asuntos Hemisféricos

    Ministerio de Relaciones Exteriores
    Mónica Labarca

    Adicto Civil

    Misión Permanente ante la OEA
    Francisco Escobar

    Cónsul Honorario en San Pedro Sula


    COLOMBIA



    Jefe de Delegación

    Jaime Bermúdez Merizalde

    Ministro de Relaciones Exteriores

    Representantes
    Adriana Mejía Hernández

    Viceministra de Asuntos Multilaterales

    Ministerio de Relaciones Exteriores
    Camilo Ospina Bernal

    Embajador, Representante Permanente ante la OEA


    Sonia Pereira Portilla

    Embajadora Extraordinaria y Plenipotenciaria

    ante el Gobierno de Honduras
    Carlos Iván Plazas Herrera

    Ministro Plenipotenciario

    Misión Permanente ante la OEA
    Rodrigo Escobar Gil

    COSTA RICA




    Jefe de Delegación

    Bruno Stagno Ugarte

    Ministro de Relaciones Exteriores y Culto

    Representantes
    Enrique Castillo Barrantes

    Embajador, Representante Permanente ante la OEA


    Mayra Díaz Méndez

    Presidenta Ejecutiva

    Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU)
    Linyi Baidal Sequeira

    Directora General Adjunta de Política Exterior

    Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto
    Mabel Segura Fernández

    Ministra Consejera y Cónsul General

    Embajada en Honduras

    DOMINICA, COMMONWEALTH OF




    Head of Delegation

    Vince Henderson

    Minister for Foreign Affairs, Immigration, and Labour

    Representative
    Judith-Anne Rolle

    Interim Representative to the OAS

    ECUADOR


    Jefe de Delegación



    Fander Falconí

    Ministro de Relaciones Exteriores





    Representantes

    Carlos Játiva

    Embajador, Subsecretario de Relaciones Multilaterales
    Lourdes Puma

    Embajadora, Directora General de Política Multilateral y

    Gestión ante los Organismos Internacionales
    Agustín Fornell

    Consejero, Representante Alterno ante la OEA


    Elizabeth Moreano

    Consejera, Representante Alterna ante la OEA


    Sergio Erick Guevara

    Cónsul ad hónorem en San Pedro Sula

    EL SALVADOR


    Jefe de Delegación




    Hugo Roger Martínez

    Ministro de Relaciones Exteriores


    Representantes

    Francisco Laínez

    Embajador, Representante Permanente ante la OEA
    Sigifredo Ochoa

    Embajador ante el Gobierno de Honduras


    Luis Menéndez Leal

    Embajador, Representante Alterno ante la OEA


    Ana Elizabeth Villalta

    Embajadora, Directora General de Asuntos Jurídicos y

    Derechos Humanos
    Félix Ulloa

    Técnico de la Dirección General Adjunta

    para Asuntos Multilaterales
    Manuel López

    Enviado en Misión Especial


    Tania Molina

    Enviada en Misión Especial


    Julio Enrique Acosta Espinosa

    Agregado a la Dirección General de Protocolo y Órdenes


    Juan José Figueroa

    Encargado de Prensa


    María Cristina Safie de Bahaia

    Cónsul en San Pedro Sula


    Fernando de Jesús Gómez Ayala

    Asistente

    GRENADA

    Head of Delegation
    Peter C. David

    Minister of Foreign Affairs



    Representative
    Patricia D. M. Clarke

    Counselor, Alternate Representative to the OAS

    GUATEMALA

    Jefe de Delegación
    Haroldo Rodas Melgar

    Embajador, Ministro de Relaciones Exteriores



    Representantes
    Jorge Skinner-Klée Arenales

    Embajador, Representante Permanente ante la OEA


    Carlos Raúl Morales

    Director General Bilateral


    Ángela Garoz Cabrera

    Embajadora ante el Gobierno de Honduras


    Lionel Maza

    Embajador, Representante Alterno ante la OEA


    Walter Noack Sierra

    Ministro Consejero

    Embajada en Honduras

    GUYANA


    Head of Delegation
    Bayney R. Karran

    Ambassador, Permanent Representative to the OAS

    HAÏTI

    Chef de la délégation
    Alrich Nicolas

    Ministre des affaires étrangères



    Représentants
    Duly Brutus

    Ambassadeur, Représentant permanent près l’OEA


    Jean Robert Hérard

    Ambassadeur, Chef de Cabinet du Ministre


    Azad Belfort

    Directeur des institutions internationales, congrès et conférences

    Ministère des affaires étrangères
    Youri Emmanuel

    Premier Secrétaire, Représentant suppléant près l’OEA





    HONDURAS


    Jefa de Delegación
    Patricia Rodas Baca

    Secretaria de Estado



    Representantes
    Patricia Licona Cubero

    Subsecretaria de Estado para Asuntos Multilaterales


    Eduardo Rosales Ramírez

    Subsecretario de Estado para Asuntos Bilaterales


    Roberto Flores Bermúdez

    Embajador ante el Gobierno de los Estados Unidos


    Carlos Sosa Coello

    Embajador, Representante Permanente ante la OEA


    Germán Espinal

    Embajador ante el Gobierno de la República Bolivariana

    de Venezuela
    Policarpo Callejas

    Asesor
    Roberto Ramos Bustos

    Director General de Asuntos Especiales
    Eduardo Enrique Reina García

    Asesor
    José Antonio Lorenzana

    Director de Política Multilateral
    Juan Carlos Montoya

    Asesor
    Florencia García

    Asesora

    JAMAICA


    Head of Delegation
    Kenneth Baugh

    Deputy Prime Minister and Minister of Foreign Affairs

    and Foreign Trade

    Ministry of Foreign Affairs and Foreign Trade



    Representatives
    Paul Robotham

    Under Secretary, Bilateral and Regional Affairs

    Ministry of Foreign Affairs and Foreign Trade
    Anthony Johnson

    Ambassador, Permanent Representative to the OAS


    Sheila Sealy Monteith

    Ambassador to the Government of Honduras


    L. Ann Scott

    Minister, Alternate Representative to the OAS


    MÉXICO



    Jefa de Delegación
    Patricia Espinosa Cantellano

    Embajadora, Secretaria de Relaciones Exteriores



    Representantes
    Salvador Beltrán del Río Madrid

    Subsecretario para América Latina y el Caribe


    Gustavo Albin Santos

    Embajador, Representante Permanente ante la OEA


    Ricardo Tarcisio Navarrete Montes de Oca

    Embajador ante el Gobierno de Honduras


    José Antonio Zabalgoitia Trejo

    Director General de Organismos y

    Mecanismos Regionales Americanos
    Víctor Manuel Avilés Castro

    Director General de Comunicación Social


    Alejandro Negrín Muñoz

    Director General de Derechos Humanos y Democracia


    Marcelina Cruz Mimila

    Secretaria Privada de la Secretaría de Relaciones Exteriores


    Luis Javier Campuzano Piña

    Representante Alterno ante la OEA


    Marco Antonio García Blanco

    Cónsul en San Pedro Sula


    Gabriela Colín Ortega

    Directora para Asuntos Políticos y de Seguridad

    Dirección General de Organismos y Mecanismos

    Regionales Americanos


    Alonso Francisco Martínez Ruiz

    Representante Alterno ante la OEA


    Héctor Agustín Ortega Nieto

    Representante Alterno ante la OEA

    NICARAGUA

    Jefe de Delegación
    Daniel Ortega Saavedra

    Presidente de la República



    Representantes
    Rosario Murillo

    Primera Dama de la República de Nicaragua


    Valdrak L. Jaentschke

    Secretario de Relaciones Económicas y de Cooperación

    Ministerio de Relaciones Exteriores
    Denis Ronaldo Moncada Colindres

    Embajador Extraordinario y Plenipotenciario,

    Representante Permanente ante la OEA
    Mario Duarte Zamora

    Embajador ante el Gobierno de Honduras


    Luis Ezequiel Alvarado Ramírez

    Ministro Consejero

    Misión Permanente ante la OEA
    Julieta María Blandón Miranda

    Primera Secretaria

    Misión Permanente ante la OEA

    PANAMÁ



    Jefe de Delegación

    Samuel Lewis Navarro

    Primer Vicepresidente y Ministro de Relaciones Exteriores

    Representantes
    Vivian Fernández de Torrijos

    Primera Dama de la República


    Juan Carlos Varela

    Vicepresidente Electo de la República


    Aristides Royo

    Embajador, Representante Permanente ante la OEA


    Meliton Arrocha

    Viceministro Designado de Relaciones Exteriores


    Guillermo Cochez

    Embajador designado ante la OEA


    Roberto Jovane

    Embajador ante el Gobierno de Honduras


    Adolfo Ahumada

    Consultor Jurídico

    Despacho del Primer Vicepresidente y

    Ministro de Relaciones Exteriores


    Javier Bonagas

    Director General de Política Exterior

    Ministerio de Relaciones Exteriores
    Delia Villamonte

    Directora General de Organismos y Conferencias Internacionales

    Ministerio de Relaciones Exteriores
    Guido Fuentes

    Embajador Extraordinario y Plenipotenciario en Misión Especial,

    Asistente del Primer Vicepresidente de la República y

    Ministro de Relaciones Exteriores


    Ilianne de Lacayo

    Directora de Asuntos Internacionales

    Despacho de la Primera Dana
    Rafael Flores

    Asistente del Vicepresidente de la República


    Emilio Pascual

    Tercer Secretario de Carrera Diplomática


    Lorena Aparicio

    Consejera Legal, Representante Alterna ante la OEA


    Juan del Busto

    Consejero, Representante Alterno ante la OEA


    Jorge Faraj

    Cónsul Honorario en Honduras


    Tayka González

    Oficial de Protocolo y Ceremonial del Estado


    Elio Rivera

    Oficial de Protocolo y Ceremonial del Estado

    PARAGUAY


    Jefe de Delegación

    Fernando Lugo Méndez

    Presidente de la República

    Representantes
    Héctor Lacognata

    Ministro de Relaciones Exteriores


    Gustavo Codas

    Ministro Asesor de la Presidencia de la República

    en el Área de Relaciones Internacionales
    Augusto Dos Santos

    Ministro, Secretario Ejecutivo de la Secretaría

    de Información y Comunicación para el Desarrollo
    Manuel María Cáceres

    Embajador, Representante Permanente ante la OEA


    Auda Roig de Reichardt

    Embajadora, Directora General del Ceremonial del Estado


    Terumi Matsuo de Claverol

    Ministra, Directora General de Política Multilateral

    Ministerio de Relaciones Exteriores
    Marcelo Scappini

    Director General de Gabinete

    Ministerio de Relaciones Exteriores
    Francisco Barreiro

    Consejero, Representante Alterno ante la OEA


    José Silguero

    Director General de Protocolo

    Ministerio de Relaciones Exteriores
    Carla Poletti

    Segunda Secretaria, Representante Alterna ante la OEA


    Rosa Cantero

    Coordinadora de Prensa

    Ministerio de Relaciones Exteriores
    Juan Arnaldo Colman

    Funcionario del Ceremonial de Estado


    Aldo Vera

    Secretario Privado del Ministro de Relaciones Exteriores


    Fernando Luis Lugo Martínez

    Miembro de la Comitiva Presidencial


    Ricardo Aníbal Mejía

    Cónsul Honorario en San Pedro Sula


    Néstor Martínez

    Miembro de la Comitiva Presidencial


    Humberto Segovia

    Miembro de la Comitiva Presidencial


    Héctor Francisco Mencia Caballero

    Miembro de la Comitiva Presidencial


    Martín Darío Pena Echeverría

    Miembro de la Comitiva Presidencial


    Hugo Rolando Espinola Silva

    Miembro de la Comitiva Presidencial


    Rafael Urzua

    Miembro de la Comitiva Presidencial

    PERÚ





    Jefe de Delegación

    Néstor Popolizio Bardales

    Embajador, Viceministro de Relaciones Exteriores

    Representantes
    Antonio Javier Alejandro García Revilla

    Embajador, Subsecretario de Asuntos Multilaterales


    Luzmila Zanabria Ishikawa

    Embajadora


    María A. Zavala Valladares

    Embajadora, Representante Permanente ante la OEA


    Luis Castro Joo

    Consejero, Representante Alterno ante la OEA


    Mariano Gustavo Olazábal Balcázar

    Candidato a la Dirección General del Instituto Interamericano

    de Cooperación para la Agricultura (IICA)
    Roberto Antonio Canahuati Duaje

    Cónsul ad honorem en San Pedro Sula

    REPÚBLICA DOMINICANA

    Jefe de Delegación
    José Manuel Trullols

    Subsecretario de Estado de Relaciones Exteriores



    Representantes
    Alejandra Liriano de la Cruz

    Subsecretaria de Estado de Relaciones Exteriores

    para Asuntos de Política Exterior
    Virgilio Alcántara

    Embajador, Representante Permanente ante la OEA


    José Del Carmen Acosta

    Embajador ante el Gobierno de Honduras


    José Luis Domínguez Brito

    Consejero, Representante Alterno ante la OEA


    Reynaldo Lora

    Cónsul en San Pedro Sula


    Lil Jana

    Embajadora, Encargada de la División de Eventos y Protocolo

    Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores
    Heber Reyes

    Oficial del Departamento del Ceremonial de Estado y Protocolo

    Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores
    Albayda Aguasvivas

    Oficial del Departamento del Ceremonial de Estado y Protocolo

    Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores

    SAINT KITTS AND NEVIS






    Head of Delegation

    Izben C. Williams

    Ambassador, Permanent Representative to the OAS


    Representative


    Verna Morris

    Foreign Service Officer

    SAINT LUCIA


    Head of Delegation

    Michael Louis

    Ambassador, Permanent Representative to the OAS





    Representative

    Clenie Greer-Lacascade

    Minister Counselor, Alternate Representative to the OAS

    SAINT VINCENT AND THE GRENADINES




    Head of Delegation

    Louis Straker

    Minister of Foreign Affairs


    Representatives

    La Celia Prince

    Ambassador, Permanent Representative to the OAS
    Omari Williams

    Minister Counselor, Alternate Representative to the OAS

    SURINAME

    Head of Delegation
    Lygia Louise Irene Kraag-Keteldijk

    Minister of Foreign Affairs




    Representatives

    Jane Aarland-Nanhu

    Acting Permanent Secretary

    Ministry of Foreign Affairs


    Michiel G. Raafenberg

    Alternate Representative to the OAS


    Chantal Elsenhout

    Coordinator, Division of International Organizations

    Ministry of Foreign Affairs

    TRINIDAD AND TOBAGO



    Head of Delegation
    Lenny Saith

    Minister in the Office of the Prime Minister




    Representatives

    Glenda Morean-Phillip

    Ambassador, Permanent Representative to the OAS
    Luis Alberto Rodriguez

    Ambassador, National Summit Coordinator and

    Special Envoy to the Americas

    National Summit Secretariat

    Office of the Prime Minister
    Beverly Khan

    Deputy National Coordinator

    National Summit Secretariat

    Office of the Prime Minister


    Frances Seignoret

    Alternate Representative to the OAS


    Garth Lamsee

    Alternate Representative to the OAS


    Tara Lisa Persaud

    Coordinator, Research and Knowledge Management

    National Summit Secretariat

    Office of the Prime Minister


    Rianna Paul

    International Relations Officer

    Ministry of Foreign Affairs
    UNITED STATES


    Head of Delegation

    Hillary Clinton

    Secretary of State


    Representatives

    Héctor E. Morales, Jr.

    Ambassador, Permanent Representative to the OAS
    Thomas A. Shannon

    Assistant Secretary of State for Western Hemisphere Affairs

    Department of State
    Hugo Llorens

    Ambassador to the Government of Honduras


    Huma Abedin

    Deputy Chief of Staff to the Secretary

    Department of State
    W. Lewis Amselem

    Deputy Permanent Representative to the OAS


    Craig Kelly

    Principal Deputy Assistant Secretary of State

    for Western Hemisphere Affairs

    Department of State


    Ian Kelly

    Department Spokesman

    Department of State
    Daniel Restrepo

    Special Assistant to the President and

    Senior Director, Western Hemisphere

    National Security Council


    Paul Selva

    Assistant to the Chairman

    Joint Chiefs of Staff
    Jacob Sullivan

    Deputy Chief of Staff to the Secretary

    Department of State
    William Delahunt

    Congressman

    Chairman, Subcommittee on International Organizations,

    Human Rights, and Oversight

    House Committee on Foreign Affairs

    United States Congress


    Eliot L. Engel

    Congressman

    Chairman, Subcommittee on Western Hemisphere Affairs

    House Committee on Foreign Affairs

    United States Congress
    Gregory Meeks

    Congressman

    Member, Subcommittee on Western Hemisphere Affairs

    House Committee on Foreign Affairs

    United States Congress
    Daniel Cento

    Alternate Representative to the OAS


    Melissa Kopolow

    Alternate Representative to the OAS


    Richard Lahne

    Office of the Legal Advisor for Western Hemisphere Affairs

    Department of State
    Carla Menéndez McManus

    Alternate Representative to the OAS


    Gianni Paz

    Alternate Representative to the OAS


    Thomas Pierce

    Deputy Summit Coordinator

    Department of State
    Robert Riley

    Political Counselor

    Permanent Mission to the OAS
    Margarita Riva-Geoghegan

    Cooperation and Development Counselor

    Permanent Mission to the OAS
    Fernando Rojas

    Alternate Representative to the OAS


    Dinah Shelton

    U.S. Candidate, Inter-American Commission on Human Rights


    Giovanni Snidle

    Senior Coordinator

    Bureau of Western Hemisphere Affairs

    Department of State


    Andrew Stevenson

    Alternate Representative to the OAS


    Nell Triplett

    Alternate Representative to the OAS


    Ruth Urry

    Alternate Representative to the OAS


    Jason Steinbaum

    Staff Director, Subcommittee on Western Hemisphere Affairs

    House Committee on Foreign Affairs

    United States Congress


    Eric Jacobstein

    Professional Staff

    Subcommittee on Western Hemisphere Affairs

    House Committee on Foreign Affairs

    United States Congress

    URUGUAY


    Jefe de Delegación
    Gonzalo Fernández

    Ministro de Relaciones Exteriores



    Representantes
    Elvio Roselli

    Embajador, Director General para Asuntos Políticos

    Ministerio de Relaciones Exteriores
    María del Luján Flores

    Embajadora, Representante Permanente ante la OEA


    Mariela Verginella

    Asistente Directo del señor Ministro

    Ministerio de Relaciones Exteriores

    VENEZUELA



    Jefe de Delegación
    Nicolás Maduro Moros

    Ministro de Relaciones Exteriores



    Representantes
    Francisco Arias Cárdenas

    Viceministro para la América Latina y el Caribe


    Roy Chaderton Matos

    Embajador, Representante Permanente ante la OEA


    Armando Laguna Laguna

    Embajador ante el Gobierno de Honduras


    Temir Porras Ponceleón

    Director General del Despacho del Ministro


    Ariel Vargas

    Primer Secretario de la Embajada en Honduras


    Carmen Velásquez de Visbal

    Ministra Consejera, Representante Alterna ante la OEA


    María Eugenia de los Ríos

    Primera Secretaria, Representante Alterna ante la OEA


    David Rojas

    Segundo Secretario, Representante Alterno ante la OEA


    Liza Torres

    Segunda Secretaria, Representante Alterna ante la OEA


    Ramón Gordils

    Director de Protocolo


    Simón Zerpa

    Director de Seguimiento, Análisis y Asesoría


    Gustavo Vizcaíno

    Asistente del Ministro


    Farahón Viera

    Asistente del Ministro


    Karen Romero

    Asistente del Director General del Despacho


    Rubén Molina

    Coordinador de Asuntos Políticos Multilaterales


    Alfonso Zabaleta

    Coordinador de Asuntos Multilaterales del Despacho

    para América Latina y el Caribe
    Liliana Gamboa

    Coordinadora de Ceremonial


    Martín Pacheco

    Director de la Oficina de Comunicación y

    Relaciones Interinstitucionales
    Alexander Tirado

    Fotógrafo


    Erika Ortega

    Periodista


    César Gómez

    Camarógrafo


    Richard Villa

    Asistente de Cámara

    OBSERVADORES PERMANENTES ANTE LA OEA

    Alemania
    Gerhard Enver Schrömbgens

    Ambassador, Commissioner for

    Latin America and the Caribbean

    Foreign Office, Berlin


    Senta Alabbadi

    Third Secretary, Political Affairs,

    Alternate Observer to the OAS

    Embassy in the United States



    Austria
    Markus Reiterer

    Alternate Observer to the OAS



    Bélgica
    Piet Heirbaut

    Observateur suppléant près l’OEA



    Bosnia y Herzegovina
    Sven Alkalaj

    Minister of Foreign Affairs


    Emina Merdan

    Alternate Observer


    Radovan Mihaljčić

    Security Officer



    Bulgaria
    Latchezar Petkov

    Ambassador, Permanent Observer to the OAS



    Croacia
    Kolinda Grabar-Kitarović

    Ambassador, Permanent Observer to the OAS


    Dario Mihelin

    Counselor



    Egipto
    Youssef Shawky

    Deputy Assistant Foreign Minister

    for Latin American Affairs

    Eslovenia
    Matjaž Šinkovec

    Ambassador

    Ministry of Foreign Affairs
    Jana Strgar

    Minister Plenipotentiary

    Ministry of Foreign Affairs

    España
    Javier Sancho

    Embajador, Observador Permanente ante la OEA


    José María de la Torre y Montoro

    Observador Alterno ante la OEA


    Alberto Miranda de la Peña

    Segunda Jefatura

    Embajada en Honduras

    Estonia
    Väino Reinart

    Ambassador to the Government of the United States of America

    and Permanent Observer to the OAS


    Federación de Rusia

    Igor S. Kondrashov

    Ambassador Extraordinary and Plenipotentiary

    to the Government of Nicaragua

    and concurrently to the Government of Honduras
    Alexander N. Darchiev

    Minister Counselor

    Embassy in the United States
    Igor V. Morozov

    Deputy Director, Latin American Department

    Ministry of Foreign Affairs
    Vladimir A. Proskuryakov

    Counselor, Alternate Observer to the OAS


    Vladimir G. Degay

    Attaché


    Embassy in Nicaragua

    Finlandia
    Jarmo Kuuttila

    Counselor

    Embassy in the United States

    Francia
    Marie-France Pagnier

    Ambassadeur, Observateur permanent près l’OEA


    Laurent Dominati

    Ambassadeur près le Gouvernement du Honduras


    Elizabeth Connes-Roux

    Observateur suppléant près l’OEA




    Grecia

    Aristidis Strimbakos

    First Secretary of Embassy

    India
    Vishnu N. Hade

    Ambassador to the Government of Panama




    Irlanda

    Adrian McDaid

    Alternate Observer to the OAS


    Israel


    Daniel Ayalaon

    Deputy Minister of Foreign Affairs


    Dorit Shavit

    Deputy Director General, Head of

    Latin American and the Caribbean Division

    Ministry of Foreign Affairs


    Yitzhak Bachman

    Ambassador to the Government of Guatemala


    Yair Recanati

    Itinerant Ambassador, Latin America and the Caribbean

    Ministry of Foreign Affairs
    David Seigel

    Chief of Staff to the Deputy Minister of Foreign Affairs


    Oren Anolik

    Counselor for Political Affairs

    Embassy in the United States
    Christian Cantor

    Second Secretary

    Embassy in Guatemala
    Klarina Shpitz

    Advisor to the Deputy Minister of Foreign Affairs


    Jonathan Nahum Jusid Szwarcbord

    Attaché


    Embassy in Guatemala


    Italia

    Adriano Monti

    Alternate Observer to the OAS
    Giuseppe Voto

    Consul in Honduras


    Angelita Papotti

    Assistant to the Delegation



    Japón
    Osamu Shiozaki

    Ambassador to the Government of Honduras


    Takeshi Kato

    First Secretary, Alternate Observer to the OAS


    Kazuhiro Hayashi

    Researcher/Advisor

    Embassy in Honduras

    Luxemburgo
    Jean-Paul Senninger,

    Ambassador, Permanent Observer to the OAS



    Marruecos
    Farida Loudaya

    Head of Division of Latin America

    Ministry of Foreign Affairs and Cooperation
    Juan Bendeck

    Honorary Consul in Honduras



    Nigeria
    Onyeabo Emmanuel Chukwukeme

    Alternate Observer to the OAS



    Países Bajos
    Matthijs van Bonzel

    Ambassador Extraordinary and Plenipotentiary

    to the Government of Costa Rica,

    to the Government of Honduras,

    to the Government of El Salvador,

    and to the Government of Panama

    (with residence in San José)
    Jocelyn Croes

    Minister Plenipotentiary for Aruba

    Embassy in the United States

    Polonia
    Piotr Pniejnia-Olszynski

    Counselor




    Portugal

    Maria Paula Cepeda

    Ministra Conselheira

    Embaixada nos Estados Unidos



    Qatar
    Ali Bin Fahad Al-Hajri

    Ambassador to the Government of the United States




    Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte
    Tom Kennedy

    Ambassador to the Government of Costa Rica



    República Checa
    Milan Jakobec

    Ambassador to the Government of Costa Rica


    Frantisek Fleisman

    Desk Officer for Latin America

    Ministry of Foreign Affairs

    República de Corea
    Man-seok Kim

    Counselor

    Embassy in Honduras
    Su-jin Kim

    Third Secretary of

    Latin America and Caribbean Division

    Ministry of Foreign Affairs and Trade



    República Popular China
    Zhou Wenzhong

    Ambassador to the Government of the United States

    and Permanent Observer to the OAS
    Huang Minhui

    Minister Counselor, Alternate Observer to the OAS


    Wang Liang

    Second Secretary

    Permanent Observer Mission to the OAS
    Tan Minxing

    Attaché


    Permanent Observer Mission to the OAS

    Rumania
    Manuela Vulpe

    Ambassador to the Government of the United Mexican States,

    to the Government of Belize, to the Government of Costa Rica,

    to the Government of El Salvador, to the Government of Guatemala,

    to the Government of Honduras, and to the Government of Nicaragua

    Santa Sede
    Luigi Bianco

    Monseigneur, Nonce Apostolique

    au Honduras
    Luciano Russo

    Monseigneur


    Gérald Flood

    Serbia
    Vuk Jeremic

    Minister of Foreign Affairs


    Vladimir Petrovic

    Ambassador, Permanent Observer to the OAS


    Aleksandra Radosavljevic

    Counselor

    Ministry of Foreign Affairs

    Suecia
    Ewa Werner Dahlin

    Ambassador Extraordinary and Plenipotentiary

    to the Government of Guatemala


    Suiza

    Jean-Pierre Villard

    Ambassadeur près le Gouvernement du Honduras

    avec résidence dans la ville de Guatemala


    Martin Michelet

    Observateur suppléant près l’OEA


    Alexandra Baumann

    Division Politique II – Amériques

    Département fédéral des affaires étrangères,

    Berne



    Turquía

    Vefahan Ocak

    Ambassador, Director General for the Americas

    Ministry of Foreign Affairs



    Ucrania
    Oleksii Branashko

    Ambassador Extraordinary and Plenipotentiary

    to the Government of the United Mexican States,

    to the Government of Guatemala, to the

    Government of Panama, to the Government of Costa Rica

    (with residence in Mexico)



    Unión Europea
    Luc Véron

    Minister Counselor, Head of the Political

    and Development Section

    Delegation of the European Commission

    in Washington, D.C.
    Germano Straniero-Sergio

    Chargé d’Affaires, a.i.

    Delegation of the European Commission

    in Honduras


    ÓRGANOS, ORGANISMOS Y ENTIDADES DEL SISTEMA INTERAMERICANO




    Comité Jurídico Interamericano (CJI)

    Jaime Aparicio Otero

    Presidente

    Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)
    Luz Patricia Mejía Guerrero

    Presidenta


    Santiago A. Canton

    Secretario Ejecutivo


    Catalina Botero

    Relatora Especial para la Libertad de Expresión


    María Claudia Pulido

    Especialista Principal


    Angelita Baeyens

    Asistente Especial del Secretario Ejecutivo



    Comisión Interamericana de Mujeres (CIM)
    Laura Albornoz Pollmann

    Presidenta



    Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA)
    Chelston W. D. Brathwaite

    Director General


    Christopher Hansen

    Deputy Director General


    David C. Hatch

    Assistant Deputy Director General,

    Director of Strategic Partnerships,

    Director of Operations and Integration for the

    Northern Region and Representative in the United States
    Bernardo Badani

    Director for Follow Up of the Summits of the Americas Process


    Salvador Monge

    Representative in Honduras



    Instituto Panamericano de Geografía e Historia (IPGH)
    Santiago Borrero

    Secretario General




    Organización Panamericana de la Salud (OPS)

    Mirta Roses Periago

    Directora
    Juan Manuel Sotelo

    Gerente del Área de Relaciones Externas,

    Movilización de Recursos y Asociaciones
    Lilian Reneau-Vernon

    Representante de la Organización Panamericana

    de la Salud/Organización Mundial de la Salud

    (OPS/OMS) en Honduras



    Corte Interamericana de Derechos Humanos
    Cecilia Medina Quiroga

    Jueza, Presidenta


    Diego García-Sayán

    Juez, Vicepresidente


    Manuel E. Ventura Robles

    Juez
    Pablo Saavedra Alessandri

    Secretario
    Emilia Segares Rodríguez

    Secretaria Adjunta



    Fundación Panamericana para el Desarrollo
    Amy Coughenour

    Deputy Executive Director


    Michael J. Zamba

    Senior Director



    Junta Interamericana de Defensa (JID)
    Elis Treidler Öberg

    Vice-Admiral, Chairman


    Ancil Antoine

    Brigadier General, Director General


    Guilherme Brandão Carneiro

    Lieutenant Colonel, Executive Officer

    to the Chairman

    Tribunal Administrativo
    Andre M. Surena

    Vice President

    ENTIDADES Y ORGANISMOS INTERAMERICANOS GUBERNAMENTALES
    DE CARÁCTER REGIONAL O SUBREGIONAL

    Asociación de Estados del Caribe (AEC)
    Luis Fernando Andrade Falla

    Secretario General



    Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE)
    Eugenio José Sánchez Lang

    Jefe del Departamento de Relaciones Institucionales (a.i.)



    Banco Interamericano de Desarrollo (BID)
    Luis Alberto Moreno

    Presidente


    Steven W. Stone

    Representante en Honduras



    Comunidad Andina
    Freddy Ehlers

    Secretario General


    Luz María Ramírez

    Miembro del Gabinete

    del Secretario General

    Comunidad del Caribe (CARICOM)
    Colin Granderson

    Ambassador, Assistant Secretary-General,

    Foreign and Community Relations
    Janet Crick

    Deputy Programme Manager

    Foreign Policy and Community Relations

    Corporación Andina de Fomento (CAF)
    José Luis Ramírez

    Director de Secretaría y Comunicaciones Corporativas



    Parlamento Andino
    Ivonne Baki

    Presidenta



    Parlamento Centroamericano (PARLACEN)
    Gloria Oquelí de Macoto

    Diputada, Presidenta


    Vilma Reyes

    Diputada, Secretaria de Junta Directiva

    por la República de Honduras
    Armida de López Contreras

    Diputada por la República de Honduras


    Roberto Martínez Lozano

    Diputado por la República de Honduras


    Víctor Manuel Galdamez Prieto

    Diputado por la República de Honduras


    Jacobo Cuyún Salguero

    Embajador, Director de Protocolo



    Sistema de la Integración Centroamericana (SICA)
    Juan Daniel Alemán Guardián

    Secretario General


    Erich Vilchez

    Director de Asuntos Políticos y Jurídicos

    NACIONES UNIDAS, ORGANISMOS ESPECIALIZADOS VINCULADOS CON
    LAS NACIONES UNIDAS Y OTROS ORGANISMOS INTERNACIONALES

    Naciones Unidas
    Elio Tamburi Quinteiro

    Senior Political Affairs Officer

    Department of Political Affairs

    Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)
    Juan Carlos Murillo

    Senior Legal Officer

    Regional Legal Unit in Costa Rica

    Banco Mundial
    Stefan Koeberle

    Director of Strategy and Operations for

    the Latin American Region

    Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)
    Raquel Artecona

    Oficial de Asuntos Económicos

    Oficina en Washington, D.C.
    Luis Fidel Yáñez

    Asesor Legal




    Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR)

    Giorgio Negro

    Deputy Head of Operations

    for Latin America and the Caribbean


    Luis Gerardo Aguilar Esponda

    Deputy Communication Regional Coordinator


    Margarita Studemeister

    Principal Advisor for Inter-American Affairs



    Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales

    (FLACSO)


    Francisco Rojas Aravena

    Secretario General



    Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia

    (UNICEF)
    Jean Gough

    Deputy Regional Director

    for Latin America and the Caribbean

    Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH)
    Roberto Cuéllar

    Director Ejecutivo


    Victoria Napky

    Directora Adjunta


    Randall Brenes

    Oficial de Servicios Pedagógicos


    Marialyna Villafranca

    Oficial de Servicios Editoriales



    Liga de los Estados Árabes
    Ashraf M. Riad

    Deputy Chief of Mission

    Mission in Washington, D.C.

    Organización de las Naciones Unidas

    para la Agricultura y la Alimentación (FAO)
    Rebeca Arias

    United Nations Resident Coordinator

    and FAO Representative a.i. in Honduras

    Organización de las Naciones Unidas para la Educación,

    la Ciencia y la Cultura (UNESCO)
    Felipe Carrillo

    Education Programme Specialist



    Organización de Mujeres de las Américas
    Sandra Chaves de Sosa

    Presidenta


    Margarita de Menéndez

    Vicepresidenta


    Olga Echeverría

    Secretaria de Acta


    Dayana Urena

    Tesorera
    Mónica Labarca

    Subtesorera

    Organización Internacional del Trabajo (OIT)
    Fernando García Granara

    Coordinador Técnico Principal

    del Proyecto de la Oficina Internacional

    del Trabajo sobre Administración Civil



    Organización Internacional para las Migraciones (OIM)
    Diego Beltrand

    Senior Regional Advisor for the Americas


    José Pires

    Regional Representative for Central America

    and Mexico
    Norberto Girón

    Chief of Mission in Honduras



    Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

    (PNUD)


    Rebeca Arias

    Resident Representative in Honduras



    Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente

    (PNUMA)


    Graciela Metternicht

    Coordinadora Regional de Alerta Temprana y Evaluación

    Oficina Regional para América Latina y el Caribe

    Secretaría General Iberoamericana
    Enrique V. Iglesias

    Secretario General Iberoamericano


    Luis Guillermo Solís

    Director de la Oficina de Representación

    en Panamá

    Unión Africana
    Amina Salum Ali

    Ambassador, Permanent Representative

    Mission to the United States
    Louise Sharene Bailey

    Senior Policy Officer

    Mission to the United States

    Unión Latina
    María de los Ángeles Sancho Barquero

    Representante en América Central



    INVITADOS ESPECIALES
    ORGANIZACIONES REGISTRADAS EN LA OEA


    1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

    Similar:

    Trigésimo noveno período ordinario de sesiones san pedro sula, honduras iconTrigésimo sexto período ordinario de sesiones oea/Ser. P
    Sede y fecha del trigésimo séptimo período ordinario de sesiones de la Asamblea General
    Trigésimo noveno período ordinario de sesiones san pedro sula, honduras iconTrigésimo octavo período ordinario de sesiones medellíN, colombia
    Las actas y documentos del trigésimo octavo período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la Organización de los Estados...
    Trigésimo noveno período ordinario de sesiones san pedro sula, honduras iconComisión preparatoria
    Ag/CP/doc. 763/09, Nota de la Misión Permanente de la República Bolivariana de Venezuela solicitando la exclusión del tema “El desempleo...
    Trigésimo noveno período ordinario de sesiones san pedro sula, honduras iconIglesia cristiana luterana de honduras
    En el año 1981 dos misioneros Guatemaltecos llegaron a Honduras siendo el Rev. José Guillermo Flores y el Rev. Eduardo Cabrera. Ellos...
    Trigésimo noveno período ordinario de sesiones san pedro sula, honduras iconCuadragésimo tercer período ordinario de sesiones la Antigua, Guatemala
    Las actas y documentos del cuadragésimo tercer período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la Organización de los Estados...
    Trigésimo noveno período ordinario de sesiones san pedro sula, honduras iconMemorando de la Secretaría General sobre las invitaciones al vigésimo octavo período ordinario de sesiones de la Asamblea General que requieren autorización del Consejo Permanente
    Secretaria-Geral, com a anuência do Governo da República de Honduras, apresenta à consideração do Conselho Permanente os pedidos...
    Trigésimo noveno período ordinario de sesiones san pedro sula, honduras iconCuadragésimo tercer período ordinario de sesiones

    Trigésimo noveno período ordinario de sesiones san pedro sula, honduras iconLa Real Nueva España 55 1821 7252 Síntesis de municipios, becas y eventos
    Hoy es día de San Acursio, San Adiuto, San Bernardo, San Danacto, San Fuseo, San Honorato, San Jacobo de Tarantasia, San Leobato,...
    Trigésimo noveno período ordinario de sesiones san pedro sula, honduras iconTrigésimo octavo período extraordinario de sesiones washington, D. C
    El presidente provisional: Heads of delegation, Mr. Secretary General, Mr. Assistant Secretary General, representatives of the member...
    Trigésimo noveno período ordinario de sesiones san pedro sula, honduras iconNas atividades da oea
    Ministros das Relações Exteriores estabeleceram no decorrer das sessões plenárias do Trigésimo Terceiro Período Ordinário de Sessões...

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    Trigésimo noveno período ordinario de sesiones san pedro sula, honduras

    Descargar 2.16 Mb.