• II.2.2. Análisis de largo plazo
  • II.2.3. Tercer caso: La empresa múltiple
  • II.2.4. La decisión de expansión

  • Descargar 156.63 Kb.


    Página4/21
    Fecha de conversión25.03.2018
    Tamaño156.63 Kb.

    Descargar 156.63 Kb.

    II 2. Condiciones de explotación


    1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

    II 2. Condiciones de explotación

    II.2.1. Análisis de corto plazo

    En esta sección estudiaremos las condiciones que una empresa requiere para seguir operando en el mercado en el corto plazo. Seguiremos con el ejemplo del propietario de camiones, que ahora se ha convertido en una empresa de transporte de cargas. La misma presta dos servicios, a los que llamaremos A y B. asignando una unidad de producción a cada uno.

    El primer paso para realizar un estudio de explotación es determinar los costos correspondientes a cada uno de los servicios, en sus componentes directos e indirectos. Estos últimos deberán ser. prorrateados por algún método entre A y B (por ejemplo, proporcionalmente a la facturación, al tiempo de utilización de las unidades, a los costos directos, etc.). La elección de un método obedece a consideraciones particulares a cada caso, pero siempre constituye una decisión arbitraria del empresario. Al cabo de esta operación, tendremos el costo total de los servicios A y B. parte del cual será variable con la cantidad de unidades de servicio prestadas. Si los ingresos en concepto del servicio A son menores que su costo total, la empresa sufre pérdidas por la prestación de este servicio. En el corto plazo se abren dos posibilidades: continuar o discontinuar el servicio. Comparando entre las dos alternativas, obtenemos:



    Alternativa 1 (continuar)



    Ba = Ia - CFa - CVa

    Alternativa 2 (discontinuar)



    Ba = Cfa

    Condición de cese



    Ia - CVa < O

    Si el empresario deja de prestar el servicio, y dado que por definición de corto plazo no modifica sus activos físicos, los costos fijos que dependen sólo de la existencia del camión (patentes, mantenimiento mínimo, amortización) permanecen invariables, reduciéndose los ingresos y los costos variables a cero. Si aquellos son mayores que éstos, el resultado neto del cese de actividad será negativo. Por lo tanto, en el corto plazo el empresario no discontinuará la prestación del servicio si sus ingresos por el servicio son mayores que sus costos variables.
    II.2.2. Análisis de largo plazo

    Un análisis de largo plazo permite considerar la opción de desprenderse de parte o la totalidad de los activos físicos afectados al servicio7. Realizando, como en el punto anterior, una comparación entre los beneficios de las distintas alternativas, tenemos:

    Alternativa 1 (continuar)



    Ba = Ia - CFa - Cva

    Alternativa 2 (discontinuar)



    Ba = O

    Condición de cese



    Ia - CVa - CFa < O

    En el largo plazo el empresario continuará prestando el servicio si sus ingresos por el servicio son mayores que los costos totales imputables al mismo.

    Es preciso destacar que el concepto largo plazo no se relaciona con un lapso de tiempo determinado. Si tomamos en cuenta que en la práctica existe un mercado de reventa de bienes de capital (en nuestro caso, camiones parcialmente amortizados) es difícil sostener que la empresa no tenia control, aunque más no sea parcial, sobre sus costos fijos.

    Una segunda complicación surge de suponer que la entrada al mercado no es libre. Esto puede deberse a la existencia de regulación en la asignación de porciones del mercado, a la importancia de las relaciones de clientela dentro del mismo (que implican un proceso de instalación y creación de confianza) que una interrupción temporaria del servicio puede revertir, todo lo cual agrega un costo al cese de actividad. Este costo puede evaluarse considerando que los gastos insumidos por el proceso de entrada al mercado se pierden en su totalidad al abandonarse la actividad.

    Es evidente que la discriminación de los costos de entrada es sumamente difícil ya que éstos no se suelen computar separadamente aunque, más allá de su importancia relativa, representan un factor de inercia a la hora de decidir un cese de actividades.

    Las dos últimas consideraciones tienen efectos opuestos en relación a la estrategia de la empresa. Si por un lado la empresa puede desprenderse en un lapso breve de sus activos, por el otro la decisión de salir del mercado debe incorporar el costo de entrada. A este último habría que agregar consideraciones de índole extraeconómica que vinculan al empresario con su actividad. De esta manera se pone en evidencia la característica esencial que distingue el corto del largo plazo. En el primero, está en juego una actitud de espera en presencia de un período de bajos rendimientos, con vistas a la permanencia en el mercado. El problema se plantea en términos de las condiciones mínimas para seguir prestando el servicio. En el largo plazo, lo que se analiza es la inversión óptima del capital de la empresa, poniéndose en juego la permanencia misma en el mercado.

    II.2.3. Tercer caso: La empresa múltiple

    Llamaremos empresa múltiple de servicios a la empresa que presta más de un tipo de servicios.

    En nuestro ejemplo, la empresa posee dos tipos de servicios y asigna una unidad a cada uno. Hemos dicho que el servicio A no cubre sus costos totales. Supongamos que el servicio B es más rentable que el A. Con esto no estamos diciendo que el servicio B cubra sus costos totales. Para aclarar estas ideas, pondremos números a nuestro ejemplo, los resultados de los cuales se muestran en el Anexo Y.

    Como se puede apreciar, ambos servicios son deficitarios. Sin embargo, existe una diferencia entre ellos que permite sugerir una reasignación interna de recursos. Mientras el servicio A no paga sus CV lo que, como ya dijimos, lo descalificaría para operar aún en el corto plazo, el servicio B cubre sus CV más una parte de sus CF. Si en una primera aproximación asumimos, como hicimos en el ejemplo, que los I y los CVM se mantienen constantes en el rango de análisis, a medida que aumentemos la producción de B, la diferencia entre ingresos y costos variables totales será cada vez mayor. Si el costo fijo adicional proveniente de la expansión del servicio no supera la diferencia anterior los ingresos totales cubrirán una porción cada vez mayor de sus costos fijos, reduciendo las pérdidas. En este caso, el análisis debe contemplar la reasignación de una unidad de A a B.

    El lector ya habrá notado que para que sea cierta la conclusión anterior la producción de B debe estar por debajo de la cantidad óptima. En efecto, de hallarse ésta en su punto óptimo cualquier aumento en la cantidad prestada implicaría una pérdida con respecto al estado actual. Sin embargo, éste puede ser el caso si la empresa no tiene libre acceso al capital de inversión. El empresario cuenta con un capital C subóptimo que asigna de manera óptima. Si contara con más capital lo invertiría en el negocio pero por alguna razón (por ejemplo, falta de avales) no tiene acceso al crédito necesario para expandir hasta el óptimo. Ante un cambio en las demandas relativas de ambos servicios, la asignación óptima del capital escaso se modifica8.


    II.2.4. La decisión de expansión

    Hemos dicho que en el largo plazo el empresario puede decidir sobre la cantidad de capital físico con que contará la empresa. Esta decisión no es independiente del problema de la permanencia en el mercado. En efecto, el análisis de largo plazo debe tomar en cuenta el mejor desempeño posible de la empresa (los Qópt del gráfico 4). Esto requiere en muchos casos una determinación inversa: el nivel óptimo de capital físico (por ejemplo, número de camiones) a asignar al servicio dada una cierta demanda. Por otro lado, en las empresas medianas la restricción financiera puede ser determinante.

    Si existe la posibilidad de economías de escala, un servicio puede no ser rentable cuando se presta a baja escala y serlo cuando se aumenta el número de unidades. Pero, como ya dijimos, hay que buscar en las economías de aprovechamiento las razones fundamentales para encarar una expansión. En cualquier caso, el lector no debe olvidar que hasta aquí hemos abordado sólo un lado del mercado, el de la oferta de servicios. La demanda por su parte puede variar, y de hecho lo hace, con el aumento de la producción. Los problemas relacionados con la elasticidad y restricción de la demanda serán tratados cuando abordemos el tema de las tarifas.



    1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

    Similar:

    Trabajo práctico n° 2 iconTrabajo Practico s-16: El Tipo de Cambio en una Economia Abierta
    Para la simulación de las siguientes preguntas use el modelo presentado en clase y que se usó también en el trabajo práctico s-5
    Trabajo práctico n° 2 iconTrabajo Práctico n 3 unidad 4: El problema de la censura
    Trabajo Práctico n 3 unidad 4: El problema de la censura. Políticas de comunicación en la última dictadura militar
    Trabajo práctico n° 2 iconTrabajo Práctico de Historia

    Trabajo práctico n° 2 iconPrincipios de Economía
    Trabajo Práctico N° 1: Introducción al Estudio de la Macroeconomía y Contabilidad Nacional
    Trabajo práctico n° 2 iconTrabajo Práctico Nº
    Suponiendo que la producción es ahora igual a 600, ¿cuál es el valor de la variación de inventarios?
    Trabajo práctico n° 2 iconTrabajo Práctico Nº 3
    A qué se denomina sectores productivos? Mencione los mismos y las actividades que incluyen
    Trabajo práctico n° 2 iconTrabajo práctico
    Fomentar la postura crítica y el enfoque personal por parte de los estudiantes en relación a la arquitectura
    Trabajo práctico n° 2 iconFacultad de humanidades departamento de sociologia principios de econom
    Trabajo Práctico N° 1: Introducción al Estudio de la Macroeconomía y Contabilidad Nacional
    Trabajo práctico n° 2 iconFicha técnica
    Eis. Trabajo Práctico de Historia III. Presentación escrita y defensa oral. Prof. Agostini
    Trabajo práctico n° 2 iconTrabajo practico
    Las tres funciones de producción que se presentan a continuación permiten fabricar 2 aviones de transporte de pasajeros al año

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    II 2. Condiciones de explotación

    Descargar 156.63 Kb.