• Pedagogía Liberadora.

  • Descargar 0.86 Mb.


    Página83/117
    Fecha de conversión28.03.2018
    Tamaño0.86 Mb.

    Descargar 0.86 Mb.

    Tesis doctoral


    1   ...   79   80   81   82   83   84   85   86   ...   117

    Educación Liberadora.


    Es entendida como la formación permanente apoyada en elementos de la pedagogía crítica y mediada por las nuevas tecnología en la que los docentes con su capacidad de diálogo y como agentes de cambio contribuyen con la formación de sujetos críticos-reflexivos y líderes sociales que se involucran en procesos de investigación y participan en la transformación social de los contextos comunitarios en los que se hallan inmersos.

    Gráfico . Educación liberadora



    Pedagogía Liberadora.


    Desde la perspectiva de la pedagogía liberadora es fundamental una “estructura de participación, donde prime el pensamiento crítico y las decisiones se tomen a los argumentos y no en favor de un pocos” (Docente 3), frente a lo que se deben realizar ingentes esfuerzos que permitan “elevar el mismo nivel de los procesos de comprensión, de análisis, de crítica, de argumentación de los estudiantes no solamente desde la autoridad, sino desde la reflexión, la opinión y el pensamiento crítico de los mismos” (Docente 1).

    En efecto, McLaren asegura que


    Todo el proyecto de la pedagogía crítica está dirigido a invitar a los estudiantes y a los profesores a analizar la relación entre sus propias experiencias cotidianas, sus prácticas pedagógicas de aula, los conocimientos que producen, y las disposiciones sociales, culturales y económicas del orden social en general […]. La pedagogía crítica se ocupa de ayudar a los estudiantes a cuestionar la formación de sus subjetividades (…) con la intención de generar prácticas pedagógicas que sean no racistas, no sexistas, no homofóbicas y que estén dirigidas hacia la transformación del orden social general en interés de una mayor justicia racial, de género y económica. (1995, p.136)
    En el contexto de la educación liberadora, el pedagogo brasilero Paulo Freire hizo un gran aporte
    de alguna manera para que exista un ciudadano autónomo debe haber una posición liberadora del sujeto que forma, así como del ciudadano que está en formación… formación liberadora que toma al ser humano como sujeto político que posee criterios y rigor argumentativo. (Docente 3)
    Freire afirma que “de las tareas primordiales de la pedagogía crítica radical y liberadora es promover la legitimidad del sueño ético-político de la superación de la realidad injusta. Es fomentar la autenticidad de esta lucha y la posibilidad de cambiar” (2001, p.53).

    Este ejercicio de la formación de la ciudadanía autónoma demanda una evaluación crítica del verdadero rol social de la universidad y de los docentes para evitar caer en la lógica del mercado y criterios utilitaristas.


    La educación que se encierra en un salón es una fábrica, la universidad es una fábrica, ustedes piensen igual, ustedes todos lean esto, y mientras la persona no se forme en la autonomía no va a ver un cambio como tal. (…) No hay ciudadanía autónoma, sin la formación de la persona de manera libre y autónoma. (Docente 1)
    En tal sentido, Freire considera que “la pedagogía radical nunca puede hacer concesión alguna a las artimañas del “pragmatismo neoliberal” que reduce la práctica educativa al entrenamiento técnico-científico de los educandos, al entrenamiento y no a la formación” (2001, p.54). Por su parte, Rémond asevera que la universidad en su función social debe educar para la vida democrática.
    Pues la ciudadanía no es solamente una dimensión de la personalidad, sino también una necesidad para el buen funcionamiento de la democracia. La iniciación a la vida política, la preparación para la acción del ciudadano forman parte de la responsabilidad de la escuela y del profesorado y son incluso inseparables del acto de enseñar. (2000, p.35)
    La UNAD como institución de educación superior abierta y a distancia con mediación virtual, no puede estar ajena a su misión social, por lo tanto debe reconsiderar algunos elementos de sus prácticas pedagógicas.
    El pedagogo siente mucha dependencia de la mediación tecnológica… la tecnología debe estar al servicio de la pedagogía, de la educación y del ciudadano autónomo… la universidad debe propiciar estrategias pedagógicas cautivadoras, nuevas tendencias pedagógicas como la de Martha Nussbaum, a indagar a través del arte, del cine, a través de la literatura, nuevas posibilidades para cautivar a ese sujeto al ciudadano y formar ciudadanía autónoma… Debe brindar espacios para reflexionar con los estudiantes sobre los proyectos de vida. (Docente 3)
    En concordancia con lo anterior Nussbaum (2010) asegura que “el descuido y el desprecio de las artes y las humanidades generan un peligro para nuestra calidad de vida y para la salud de nuestras democracias”. La misma autora señala que cuando se trata de evaluar un sistema de educación debe preguntarse sobre cómo preparar a las personas jóvenes para la vida en una forma de organización social y política. Realmente, ninguna democracia puede ser estable sino cuenta con el apoyo de ciudadanos educados para este fin. En ese mismo sentido, autores como Pineda, plantean que
    La formación de un ciudadano competente supone que nuestra educación esté cada vez menos centrada en la instrucción del maestro o el aprendizaje de contenidos y enfatice, más bien, en la formación del hombre en sus dimensiones básicas (cognitiva, afectiva, social, moral política, ambiental etc.); que ponga acento en el desarrollo de competencias fundamentales para el ejercicio de la ciudadanía y en la formación para el juicio crítico que se requiere para lograr una adaptación adecuada a un mundo en perpetuo cambio. (2008, p.8)
    La pedagogía crítica debe estar abierta a la reflexión y al sano debate entre los actores de la educación que propugna por construcción de espacios formativos de la ciudadanía autónoma. “Hay reglamentos y muchas normas en la universidad pero también hay que escuchar las voces de los otros como la de los estudiantes cuando plantean críticas” (Docente 4). Freire fue consciente que
    “como profesor tanto lidio con mi libertad como con mi autoridad en ejercicio, pero también lidio directamente con la libertad de los educandos, que debo respetar y con la creación de su autonomía tanto como con los ensayos de construcción de la autoridad de los educandos. (1998, p.92)
    Y que “en el fondo la relación entre educador y educando, entre autoridad y libertades es la reinvención del ser humano en el aprendizaje de su autonomía (1998, p. 91). Al respecto el Directivo 2 de quienes participaron de las entrevista afirma que
    Desde el componente académico pedagógico y cultural de la UNAD hay elementos que podrían decir que la formación está orientada hacia una ciudadanía autónoma, hay un buen sustento para hablar de la formación de ciudadanos críticos, autónomos. La universidad centra el aprendizaje en la Pedagogía Crítica.
    En tal sentido Vilera considera que “una teoría educativa crítica radical (…) implica una educación que fomente la formación de ciudadanos participantes y dialogantes, comprometidos con la vida pública democrática.” (2001, p.99). En efecto, Giroux ve a la escuela y la universidad como unos de los principales
    Sitios democráticos dedicados a la adquisición individual y social de facultades críticas […] que centran sus actividades en la indagación crítica y el diálogo significativo […] en donde la práctica escolar se puede racionalizar mediante un lenguaje político que recobre y recalque el papel transformador que pueden desempeñar. (1998, p.280)
    La educación abierta y a distancia que ofrece la UNAD a través de sus diversas mediaciones tecnológicas, garantiza la inclusión social, la democratización, el acceso a este servicio público y puede posibilitar el ejercicio de la ciudadanía.
    La formación ciudadana autónoma es un tema importante, necesario en la institución y a través del campus virtual estamos generando los procesos formativos, desde allí debemos pensar en cómo estamos formando la ciudadanía autónoma en nuestros estudiantes y orientar los diseños pedagógicos de los cursos, proyectos y propuestas que generen interacción con las comunidades donde cada uno se desenvuelvan. (Directivo 2)

    Las prácticas pedagógicas deberían enfocarse más desde la realidad que problematiza, una realidad problémica en la que está insertado el sujeto, el ciudadano autónomo en formación con la mediación tecnológica. (Docente 3)


    En ese contexto Cardoso admite que esta articulación “genera la autonomía y se ejerce la ciudadanía en la Era de la Información, a partir de la selección y de la articulación de esos diferentes medios, en función de nuestros proyectos” (2008, p.49).


    1   ...   79   80   81   82   83   84   85   86   ...   117

    Similar:

    Tesis doctoral iconLa tesis doctoral
    Escuela Doctoral a la que está adscrito el programa, y de la Comisión de Posgrado, criterios de calidad mínimos para que una tesis...
    Tesis doctoral iconRecomendaciones para la presentación de la tesis doctoral
    Universidad de a coruña. Se recogen criterios de aplicación a todas las tesis, independientemente de su ámbito científico, con el...
    Tesis doctoral iconRahmi İlkılıç Universidad de Chile
    Título de tesis doctoral: “Strategic Network Formation and Behavior on Networks”
    Tesis doctoral iconZilio nombres: mariana inés fecha de nacimiento: 29 de junio de 1978
    Tesis Doctoral: “La Curva de Kuznets Ambiental: evidencia para América Latina y el Caribe”
    Tesis doctoral iconCarlos Eugenio Steiger (h)
    Tesis doctoral ¨La economía ganadera argentina. Análisis de sus fluctuaciones cíclicas y de las políticas dirigidas al sector ¨Calificación...
    Tesis doctoral iconUniversidad nacional del altiplano puno
    Evaluación de calidad de tesis doctoral en la escuela de post grado de la una puno
    Tesis doctoral iconRocío galarza molina
    Tesis Doctoral: Redes sociales y política de contención: Estudio del público reticular en las protestas de Twitter #pasedelista1al43...