Descargar 0.86 Mb.


Página80/117
Fecha de conversión28.03.2018
Tamaño0.86 Mb.

Descargar 0.86 Mb.

Tesis doctoral


1   ...   76   77   78   79   80   81   82   83   ...   117

Política.


Concebida ésta como un estilo de vida que permiten al ciudadano (docentes, estudiantes y directivos) tener posturas críticas y conscientes frente a la realidad histórica en la que vive comprometiéndose de manera solidaria y responsables frente a sus roles profesionales y sociales: “Desde mi perspectiva profesional, área de humanidades y desde la filosofía en contexto latinoamericano, la construcción de ciudadanía autónoma, requiere un proyecto de formación política en el contexto de Paulo Freire” (Docente 3). Freire plantea que
la práctica educativa requiere claridad política por parte de los educadores con respecto a su proyecto. Esto demanda que el educador asuma la naturaleza política de su práctica. No es suficiente decir que la educación es un acto político, tanto como no es suficiente decir que los actos políticos son educativos. Es necesario verdaderamente asumir la naturaleza política de la educación. Yo no me puedo considerar progresista si entiendo que los espacios escolares son neutrales con una vinculación limitada. (1998, p.46)
En el análisis de los testimonios se evidencia la necesidad de la educación en política y vacíos existentes en las prácticas pedagógicas de los docentes y estudiantes. “Hay mucha estimulación permanente por la ciudadanía. Pero hay debilidad en la formación política” (Docente 3).
Tiene que haber un sistema que permita el desarrollo de una ciudadanía autónoma, crítica, propositiva, activa. Tenemos hasta el momento propuestas parciales, desarrollo de seres humanos para una situación determinada pero no un ser humano que actúe en consecuencia con el contexto y que ejerza una ciudadanía activa... No hay una formación crítica de los ciudadanos, no tenemos una participación activa. (Directivo 2)
En este contexto Feinberg y Torres consideran que la democracia y la política “implica un proceso de participación en el que todos los participantes se consideran iguales. Sin embargo, en la práctica, la educación no es una práctica igualitaria” (2014, p. 33).

Por otro lado, investigadores como Cortina afirman que “educar en la autonomía, en la ciudadanía activa, supone pertrechar a los alumnos también de razones y ayudarles a ponderar cuáles son más poderosas, de forma que puedan ir decidiendo por su cuenta” (2006, p.30). En ese mismo sentido Giroux piensa que “no trata simplemente del pensamiento crítico, sino también del compromiso social, un elemento crucial no solamente del aprendizaje y el compromiso social, sino de la política misma” (1998, p.34).

La formación política conlleva a la formación en el respeto a las diferencias, a la diversidad cultural y étnica, al pluralismo, la inclusión en sus diversas expresiones, especialmente en una nación tan diversa como la colombiana, y una institución de educación superior incluyente como la UNAD. Es sensato al comprender que “América Latina es diversa, el concepto de interculturalidad nos va a permitir comprender que convivimos con diferentes culturas y es necesario que exista una interrelación entre todas sin que exista dominio de una sobre la otra” (Directivo 2).

En este ámbito de la interculturalidad Pina y Cabrera resaltan la importancia de educar en política y convivencia: “se hace necesario desarrollar una identidad cívica a partir de aprender a convivir y dialogar con otros grupos culturales, desarrollar valores y normas de convivencia donde las distintas miradas culturales, de género... se vean reconocidas” (2003, p.47).

Existen diversos mecanismos de participación ciudadana consagrados en la Constitución Política de Colombia; en este sentido, la UNAD en su modalidad de Educación a Distancia ofrece escenarios virtuales que posibilita la interacción, la interculturalidad y la participación entre sus estamentos a través de sus mediaciones tecnológicas. Al entender de los entrevistados se deben seguir haciendo nuevos esfuerzos que propicien mayores espacios que permitan una mejor construcción de ciudadanía autónoma y política. “La democratización es uno de los elementos característicos de la participación ciudadana. Se debe favorecer espacios de participación al estudiante de manera virtual” (Directivo 3). “Como espacio público, internet proporciona otro foro para la reflexión política. Como esfera pública, internet podría facilitar la discusión que promueva un intercambio democrático de ideas y opiniones. Un espacio virtual incrementa la discusión; una esfera virtual incrementa la democracia” (Zizi Papacharissi, 2002), En este sentido “tenemos que ver la universidad como espacio democrático… Hay que empoderar más al profesorado. Es un trabajo que se debe proponer también desde las sedes. Es un diálogo que debe reconocer al otro” (Directivo 4).

Sin dudas, las nuevas tecnologías de la información y la comunicación se constituyen en una herramienta valiosa para la formación política.


La tecnología, la mediación tecnológica virtual, podrían ayudar en la formación política. Son muchos los desafíos actuales de esta formación política. Una de las cosas que daría mucho más agilidad y eficiencia y eficacia en ese proceso es la mediación virtual; le da un plus favorable para la formación del ser humano. (Docente 3)
En ese sentido Cardoso asegura que “en la sociedad en red la organización de los sistemas de los medios y su evolución depende en gran medida del modo en el que nos apropiamos socialmente de ellos” (2008, p.32). Por su parte Morín manifiesta que “las técnicas, incluidas las técnicas de información –informática- comunicación con Internet, entrañan tantas virtudes emancipadoras como virtualidades esclavizantes. Además, ha sido la mundialización de las comunicaciones la que ha permitido la información y la movilización de una protesta planetaria” (2002, p.34). Mientras que para Mejía “se construye un mundo intercomunicado e interdependiente donde el fenómeno virtual produce transformaciones tanto en el lenguaje como en la cultura en general” (2006, p.27).

Algunas voces consultadas dejaron ver su inconformidad con la forma como se orienta la formación política en las instituciones educativas del país, sugirieron planear una mejor articulación entre los diferentes niveles de enseñanza del sistema educativo colombiano.


Las Estrategias Pedagógicas no solo tienen que incluirse en el escenario de la educación superior, sino que tiene que crearse y desarrollarse dentro de los niveles previos a la Universidad. Hay fallas radicales en el modelo educativo colombiano, privilegia más el individualismo que se soporta en cumplimiento de necesidades propias y no en el cumplimiento de necesidades colectivas, mientras que a los niños y a los jóvenes, no los formemos en la construcción de estos ejercicios de Solidaridad Extendida, va a ser mucho más difícil en el escenario de lo superior transformar actitudes individualistas.” (Directivo 5).
Estudiosos como Guttman dicen al respecto que
A menos que los niños aprendan a asociar su propio bienestar con el bienestar social, una sociedad pacífica y próspera será imposible. Si no vale la pena alcanzar la idea de bien común que se les enseña, crecerán frustrados e insatisfechos con la sociedad que los educó mal. (2001, p.42)
Otras voces se mostraron más optimistas, resaltaron la pertinencia y la importancia que representa esta propuesta de formación política para la UNAD y el país.
El tema que se está abordando en esta investigación de Formación de Ciudadanía Autónoma, es clave en este punto de la historia que está viviendo el mundo y particularmente Colombia. Estamos ad portas de respuestas concretas a preguntas estructurales. ¿Qué país queremos ser? ¿Qué sociedad queremos tener? Hay una brecha en términos de presencia del Estado, Colombia posee un alto nivel de marginalidad histórica, un alto nivel de exclusión, falta de justicia, de oportunidades educativas pertinentes para los colombianos, faltan servicios básicos de salud, faltan servicios básicos para garantizar bienestar de la población. La UNAD es un escenario donde seguramente se podrá seguir profundizando muchos elementos que se encuentran en un nivel de coherencia y confluencia con los planteamientos teóricos fundantes de nuestro Proyecto Educativo. (Directivo 5)
Autores como Chomsky creen en la función social que puede desempeñar la educación y por ende, la universidad en el ámbito político “liberadora y subversiva que permita a la sociedad discriminar si las actuales instituciones de orden, autoridad y dominio son útiles en términos de los derechos y necesidades humanas fundamentales” (2002, p. 116).


1   ...   76   77   78   79   80   81   82   83   ...   117

Similar:

Tesis doctoral iconLa tesis doctoral
Escuela Doctoral a la que está adscrito el programa, y de la Comisión de Posgrado, criterios de calidad mínimos para que una tesis...
Tesis doctoral iconRecomendaciones para la presentación de la tesis doctoral
Universidad de a coruña. Se recogen criterios de aplicación a todas las tesis, independientemente de su ámbito científico, con el...
Tesis doctoral iconRahmi İlkılıç Universidad de Chile
Título de tesis doctoral: “Strategic Network Formation and Behavior on Networks”
Tesis doctoral iconZilio nombres: mariana inés fecha de nacimiento: 29 de junio de 1978
Tesis Doctoral: “La Curva de Kuznets Ambiental: evidencia para América Latina y el Caribe”
Tesis doctoral iconCarlos Eugenio Steiger (h)
Tesis doctoral ¨La economía ganadera argentina. Análisis de sus fluctuaciones cíclicas y de las políticas dirigidas al sector ¨Calificación...
Tesis doctoral iconUniversidad nacional del altiplano puno
Evaluación de calidad de tesis doctoral en la escuela de post grado de la una puno
Tesis doctoral iconRocío galarza molina
Tesis Doctoral: Redes sociales y política de contención: Estudio del público reticular en las protestas de Twitter #pasedelista1al43...