Descargar 51.95 Kb.


Fecha de conversión19.10.2018
Tamaño51.95 Kb.

Descargar 51.95 Kb.

Simposio Fronteras en Latinoamérica del cladhe I – IV juhe


Simposio Fronteras en Latinoamérica del CLADHE I – IV JUHE




La construcción económica de la triple-frontera boliviana,  peruana y chilena. La importancia de la Zona Franca de Iquique.
Sergio González Miranda1

I. Una caracterización de la triple-frontera andina.



La frontera conocida como “la línea de la concordia” y que separa a Perú y Chile es jurídicamente reciente, pues fue definida en 1929 después del tratado de Lima entre ambos países. Sin embargo, dicho territorio ha tenido una larga historia de integración y conflicto2.
Una característica de esta frontera es que está indisolublemente vinculada también a Bolivia, a saber: 1. porque durante la Colonia el puerto de Arica estuvo vinculado a Potosí y, por lo mismo, una vez concluido este período y al emerger las nuevas repúblicas, Arica era la conexión natural del emergente país Bolivia con el mundo. 2. Porque la tradicional economía vertical del mundo andino siempre ha vinculado el oriente con el occidente (y no el norte con el sur), por lo tanto, los aymaras del altiplano boliviano consideran que los pisos ecológicos que le llevan hasta la costa forman parte de su economía complementaria y de su cosmogonía. 3. Porque en el imaginario boliviano siempre ha sido Arica el puerto al cual se mira para recuperar su cualidad marítima perdida en la guerra del Pacífico, demanda que persiste hasta nuestros días.
Esta triple-frontera esta profundamente relacionada a la guerra del Pacífico y los 45 años de postguerra, que han generado un imaginario de conflicto en la población de los tres países. Los conflictos diplomáticos y los procesos de chilenización, de peruanización y bolivianización en esas zonas, especialmente a partir de comienzos del siglo veinte, han afectado las identidades y relaciones entre las poblaciones de la triple-frontera. Sin embargo, el sustrato cultural andino que es compartido y, a la vez, los lazos familiares y comerciales transfronterizos, han permitido una notoria resilencia que ha restaurado los tejidos sociales de las comunidades aledañas de la triple-frontera.
Por lo anterior, es que dicha frontera tiene una dinámica trinacional innegable y, además, está muy presente en el imaginario no sólo de las regiones involucradas sino de las tres naciones. Es por ello, que las relaciones diplomáticas entre estos tres países suelen estar referidas a esta frontera, tanto en los discursos de integración como de conflicto. Es por lo anterior que ha sido una de las fronteras más controladas, incluyendo el minado de las mismas, por los puestos aduaneros y policiales, característica que ha ido cambiando ostensiblemente a partir de las últimas décadas.
Algunos de los rasgos, además del socio-político ya señalado de esta triple-frontera, es la escasa densidad poblacional, la pobreza de sus habitantes, la presencia importante de comunidades indígenas, especialmente aymaras. Tres de las comunas más pobres de Chile están localizadas en Tarapacá y son, precisamente, fronterizas. De igual modo, el altiplano en Bolivia y las comunidades de frontera con Chile y Perú en particular, son las áreas de mayor pobreza en el país, con estrechos vínculos con el Alto La Paz. En el Perú, por su parte, tanto Puno, Tarata como Tacna, han sido siempre zonas de atraso sin ser las más deprimidas del país, pero es la región de mayor presencia indígena aymara.
Un rasgo importante es el bajo peso específico que esta región transfronteriza tiene para los respectivos países, desde un punto de vista macroeconómico. Por ejemplo, las exportaciones de la Primera región de Chile al Perú equivalen a un 3% del total de las exportaciones de este país a Perú. Las exportaciones regionales a Bolivia alcanzaron el 1.92 % el año 2005 y 1.07% el 2006. Si bien las exportaciones de la I región de Chile a Bolivia son significativas (Vgr. Reexpediciones de Zofri), particularmente en comparación al 0,54% de exportaciones chilenas en el año 2005, para Chile Bolivia no es un destino relevante para sus exportaciones. A pesar de lo anterior, la zona franca de Iquique demostró que es posible establecer redes de comercialización, especialmente entre la sub-región y el sudeste asiático (más del 40% de las internaciones provienen de esa parte del planeta). Estos circuitos comerciales han gatillado la inversión asiática en la sub-región especialmente a nivel de Pymes.
Si bien, Puno y Tacna respecto del Perú, Tarapacá respecto de Chile y Oruro respecto de Bolivia, desde una perspectiva macroeconómica, excluyendo la minería, tienen un importancia menor respecto de las economías nacionales, estas regiones son claves desde una perspectiva micro-económica y también como plataformas de exportación o reexpedición de productos, sin mencionar su relevancia socio-política y su importancia cultural (étnica).
Existen, además, zonas naturales de integración física y económica que pueden permitir importantes sinergias, como entre Tacna y Arica, especialmente por los productos exportados (no tradicionales, procesados y forestales) desde Tacna a Arica y el turismo desde ésta a Tacna. Algo similar podemos ver entre Oruro e Iquique, Puno y Copacabana, etc.
A pesar de la existencia de un ferrocarril construido a comienzos del siglo veinte y carreteras que unen los puertos del sur del Perú y norte de Chile con Bolivia, especialmente con La Paz, es una zona escasamente articulada. Ello no ha sido obstáculo para una importante movilidad poblacional, migración económica, especialmente desde Perú y Bolivia hacia Chile, como tampoco lo ha sido para el contrabando desde todas las direcciones, destacándose aquel desde Chile hacia Bolivia, al amparo de la Zona Franca de Iquique. También las fronteras entre los tres países han sido utilizadas, especialmente a través de pasos no habilitados, para el contrabando de narcóticos como la cocaína, no siendo la región circunvecina a las fronteras productoras de hoja de coca, pero si una plataforma para la exportación.
La producción agropecuaria es la más tradicional e importante para las comunidades indígenas aledañas, porque son habitantes que han sido desde siempre pastores y agricultores, empero ha sido la minería la actividad privilegiada por los estados (Vgr. Ciclo de la plata, del nitrato, del estaño, del cobre, etc.), porque ella ha sido la base económica de estos países. Actualmente, para el caso boliviano, el petróleo y particularmente el gas natural, emergen como el posible eje articulador no sólo de la economía nacional sino de la integración regional transfronteriza, a través de oleoductos y gasoductos.
También el comercio internacional generado por las zonas francas de Iquique y de Tacna ha generado un impacto notorio en la economía regional transfronteriza, permitiendo un mayor flujo de bienes, servicios y personas en la triple-frontera, así como la construcción de nuevas carreteras que conectan al altiplano con los puertos de embarque. Estas nuevas carreteras han permitido poner en la agenda de los tres países la idea de un corredor bioceánico que conecte los puertos del norte de Chile y del sur peruano con el oriente boliviano y Brasil, incluso proyectarse al puerto de Santos, pasando por San Pablo.
Actualmente, los gobiernos de los tres países han acercado posiciones diplomáticas y aumentado la cooperación técnica (Vgr. Chile apoya el control de la mosca del fruta en el sur del Perú), y se han propuesto también Acuerdos de Complementación Económica y Tratados de Libre Comercio.
Notoriamente, en la actualidad existe un escenario mucho más favorable que durante el siglo pasado para proyectos de integración y cooperación en esta zona por parte de los tres países. Aún así, todavía no se ha podido ver en ese buen escenario propuestas que dejen estar en el papel y se consoliden en el territorio. De todos modos, el Acuerdo de Complementación Económica de 1999 entre Perú y Chile ha sido un importante avance. Durante ese mismo año, se finiquitaron los puntos pendientes del artículo 5º del tratado de 1929 entre Perú y Chile, y también el artículo 2º del protocolo complementario de dicho tratado, eliminando un foco de conflicto permanente hasta entonces. De igual modo el TLC que propuso Chile a Bolivia ha quedado pendiente por los problemas políticos entre ambos estados.
Las características reseñadas con anterioridad constituyen el marco general para analizar la dinámica de las relaciones transfronterizas en esta sub-región andina, particularmente en lo que se refiere a los intercambios comerciales, actividades económicas y focos de turismo. Dicho marco requiere como complemento el análisis de las políticas nacionales y regionales de los Estados respecto a esta región transfronteriza, así como la perspectiva que tienen actores estatales y no gubernamentales que actualmente intervienen con diversas iniciativas en el territorio en cuestión

II. De la Zona Franca a la Zona de Integración de la Sub-region andina.



A partir de la Zona Franca, la región de Tarapacá mostró especiales condiciones para constituirse en una plataforma de servicios, donde el corredor bioceánico sería el producto más emblemático. En Bolivia se promulgó una ley de corredores de exportación de energía, hidrocarburos y telecomunicaciones, en la perspectiva de transformar a este país en el centro de la producción energética del continente. Empero, precisamente esa idea “gasificó” las relaciones bilaterales con Chile, especialmente ante la posibilidad de utilizar un puerto chileno para la exportación a Norteamérica. No pocos especialistas bolivianos, entre ellos nada menos que el ex canciller Antonio AranÍbar, vieron que el negocio del gas tenía sabor a mar. Al parecer Chile estuvo dispuesto a entregar en concesión el puerto de Patillos, oferta que se habría realizado durante el gobierno de Jorge “tuto” Quiroga. El fracaso de esta interconexión producto de movilizaciones en el Alto de La Paz, que apuntaban a la nacionalización del recurso y a la negativa que fuera exportado por Chile, abrió las posibilidades para el gas peruano de Camisea.
Los gasoductos hubiesen complementados a los oleoductos ya existentes (Sica Sica), fortaleciendo el corredor energético que, a su vez, complementaba los corredores de exportación, basado en carreteras asfaltadas entre Bolivia, Chile, Argentina, Perú y Brasil. Haciendo más compleja la red de interconexión transfronteriza.
En el lenguaje técnico de Sergio Boisier podría transformarse en una región pivotal3 de toda la sub-región andina, con atributos de complejidad sistémica. De tal modo, el modelo regional rígido basado en la geopolítica decimonónica se abría agotado, dando paso a una compleja sub-región andina con proyecciones al Atlántico y al Pacífico. Abriéndose de ese modo a nuevos espacios transversales de integración económica, que le otorgan características y oportunidades distintivas a su inserción internacional. Espacio transversales cuyos antecedentes se remontan a la economía vertical precolombina4.
Una clara demostración que la Zofri está consolidada es la consistencia de sus re-expediciones a Bolivia a pesar de la crisis política de este país. Zofri forma parte de la economía boliviana, contrabando incluido, como una plataforma de servicios. Zofri es, por lo mismo, un “espacio banal”5 superpuesto al territorio de la sub-región andina.
Ventas CIF de Zofri a Bolivia. 1990 – 2002 en US$ Millones.

Año

US$ Mills.

1990

243

1991

323

1992

354

1993

338

1994

389

1995

432

1996

505

1997

657

1998

701

1999

457

2000

276

2001

260

2002

248

Fuente. www.zofri.cl


Una propuesta de integración basada en la perspectiva de Zona Franca es la que realiza el especialista boliviano Ramiro Orias, quien después de analizar los casos de zonas francas en el mundo y los tratados entre Bolivia y Chile, plantea:
Por lo visto anteriormente, tanto de las experiencias que nos ofrece el Derecho Internacional en diversas latitudes del mundo, así como de los principios del régimen de libre tránsito acordado con Chile en 19046, se cuenta con un conjunto de elementos de juicio que nos permite avanzar en un régimen complementario que –sin afectar el dominio territorial- le permita a Bolivia exportar, procesar y transportar su gas natural en una situación de relativa autonomía comercial, industrial, fiscal, aduanera, portuaria y de transporte7.
Ramiro Orias tiene en mente la necesidad boliviana de exportar su gas natural, aquí lo relevante es que, a partir de la necesidad económica, se diseñen cluster y espacios de integración física que pueden dinamizar espacios de integración social y cultural.
La complejidad cultural y social que implica la vinculación del Asia Pacífico con la zona andina y amazónica de Sudamérica implica un desafío que está más allá de la flexibilidad tecnológica que ofrece el paradigma postfordista, por tanto, si Zofri espera liderar este proceso de articulación económica entre dos mundos cultural y socialmente diversos, debería incluir en su análisis del fenómeno la importancia de los capitales intangibles para el desarrollo regional.8
La capacidad que tenga Zofri de resolver la complejidad sistémica que le plantea la articulación del Asia Pacífico con el centro-oeste de Sudamérica, le permitirá en transformarse en una plataforma inteligente de gestión económica, posibilitando, por un lado de desarrollo regional del Norte Grande de Chile) y, por otro, de la sub-región andina. En cambio, la incapacidad de hacerlo implicaría quedar entrampada en su calidad actual de zona franca, cuyo agotamiento se ha hecho evidente no sólo en las últimas cifras de operaciones que han ido declinando año tras año, mientras en país comienza a firmar acuerdos internacionales de libre comercio, sino también porque la sociedad internacional se globaliza y la necesidad de circulación sin restricciones de bienes y personas se hace un imperativo del nuevo paradigma.
De tal modo, la clásica visión de una zona franca como un enclave territorial deja de tener sentido y razón. La imagen de la zona franca como una cabeza de puente de productos terminados venidos desde mercados internacionales, para su comercialización (al detalle) en diversos puntos del continente (sin valor agregado en dicho puntos) y divorciada de los corredores bioceánicos, tampoco puede sostenerse más. En cambio, una plataforma inteligente de servicios, donde predomine la información en tiempo real para negocios a gran escala, donde haya sinergia con centros tecnológicos y universidades para la creación de clusters, puede ser una manera distinta de pensar la Zofri y su papel en el desarrollo sub-regional.
La ubicación geográfica, geoestratégica, que tendría esta sub-región, más la complejidad que tendrían sus redes étnicas, empresariales y sociales, generaría un capital social esencial para el desarrollo. Boisier, propone los conceptos de capital natural, económico, cultural, simbólico, psicosocial, cívico, social y sinergético, como factores de la complejización y endogenización de los territorios organizados y que llevan a la posibilidad de construir proyectos políticos regionales con participación activa de la sociedad civil a partir de multiplicidad de agentes con racionalidades e intersubjetividades diversas .
Los vínculos integradores comerciales y financieros inducidos por la globalización, ha permitido que se generen espacios transversales de integración en la sub-región, activados por redes de intereses empresariales multinacionales (que incluyen al Norte de Chile, Sur de Perú, Sur-Occidente de Bolivia y Noroeste de Argentina). Este fenómeno de gran gravitación para la economía subregional, ha adquirido en este caso particular connotaciones étnicas, al articularse a lo ancho del espacio geoeconómico, una red de hilos étnicos que cruza a los cuatro países, fenómeno que en sí estimulan las migraciones, los flujos comerciales, la circulación de información estratégica, etc.
Resumen del Intercambio comercial Chile-Bolivia. 1990 – 1999 Millones US$

Año

Exportaciones Chilenas

Importaciones Chilenas

Balanza

Comercial



1990

73.249

21.253

51.996

1995

196.901

24.669

172.232

1999

154.900

13.700

132.200

Es notorio el desequilibrio en el intercambio comercial entre Bolivia y Chile, lo que ha obligado a este país proponerle desde hace algunos años un Tratado de Libre Comercio asimétrico a favor de Bolivia. Este TLC fue firmado recientemente, pero ha dejado fuera del acuerdo la azúcar y los derivados del trigo, dos productos fundamentales para Bolivia. Sin embargo, ello es una señal importante puesto que el gobierno de Carlos Mesa supeditaba la aceptación de cualquier tratado a la solución al problema de la mediterraneidad boliviana.


Incluso, actualmente, la sub-región andina está cruzada por múltiples lazos financieros y comerciales transfronterizos, creando una base para la construcción de un acervo común y el interés en la estabilidad económica colectiva. De tal forma, se abre la posibilidad de desarrollo de una región multinacional asociativa, la sub-región andina, que podría constituirse en el epicentro del Pacífico sudamericano y del Corredor del interior del Cono Sur del hemisferio. Esta posición estratégica se basaría también en una red vial que conecta a los océanos Atlántico y Pacífico, poniendo el énfasis y centro de atención en un importante foco de desarrollo mundial, las naciones que componen Asia-Pacífico9.
En su conjunto, la sub-región andina, en términos relativos, por el volumen y la diversidad de comercio entre los países que conforman el Corredor Interior del Cono Sur Americano, en especial Chile y Bolivia, demuestra un crecimiento sostenido a pesar de las crisis políticas entre ambos países y al interior de Bolivia. Por lo tanto, hay en la sub-región elementos de proyección transfronteriza más evidentes y fuertes que en la mayoría de las restantes sub-regiones del continente. Si bien durante los últimos años la conexión comercial ha mostrado un comportamiento oscilante, las evidencias muestran un potencial y una base histórica interesantes: una canasta relativamente diversificada de remesas al Perú, destacando la exportación de productos del mar, alimentos y bebidas y de servicios de transporte y comercio; hacia Bolivia sobresalen las exportaciones de productos del mar, transportes y comercio. Asimismo, la producción del Occidente y del interior de Bolivia, del Sur peruano, del Noroeste argentino y de Paraguay, transitan en forma importante por el Norte chileno, con destino a los mercados asiáticos y de la Costa Oeste de Norteamérica.
Con todo, la economía siendo necesaria no es suficiente para alcanzar el desarrollo. De todos los capitales que señala Sergio Boisier para alcanzar el desarrollo, que por lo demás sería una emergencia sistémica, sólo los capitales físico o natural y el económico o financiero serían tangibles, el resto todos son intangibles.
Boisier al hablarnos del desarrollo, plantea que en “Los últimos años han mostrado una saludable evolución del concepto de desarrollo, alejándose cada vez más de su sinonimia, iniciada en la década de los años 40, con el más elemental concepto de crecimiento. Es más y más frecuente leer interpretaciones del desarrollo que lo colocan en un contexto mucho más amplio que la economía, acercándolo mucho a una suerte de constructivismo en el que prima lo subjetivo, lo valórico, lo intangible, lo holístico, lo sistémico, lo recursivo, lo cultural, para citar sólo algunas de las características que se atribuyen ahora a la idea de un desarrollo societal.”10
L

La idea de una zona de Paz e Integración, corredores bioceánicos, de una Sub-región andina, tiene por motivación el desarrollo, suponemos que este tipo de desarrollo. Esta investigación se titula “Los capitales intangibles en la integración transfronteriza…”, lo relevante aquí es entender que “la integración transfronteriza es un capital intangible”. Postulamos entonces que, en la medida que aumenta la integración transfronteriza, en regiones de estas características, aumenta la posibilidad de aumentar la sinergia con los otros capitales necesarios para la emergencia del desarrollo.


En la mirada propia de la geopolítica decimonónica, las relaciones transfronterizas eran un obstáculo al crecimiento. Por ejemplo, a pesar que las migraciones pudieron resolver problemas de carencia de mano de obra, el prejuicio y la discriminación prevalecían, afectando el capital cultural, cívico y social de toda la sociedad sub-regional. Empero, hoy, poco a poco, se ha comenzado a entender que las migraciones, flujos financieros, de bienes y servicios, etc. son una oportunidad para el desarrollo sub-regional.
Es en este contexto, que ha emergido una nueva forma de entender el fenómeno transfronterizo, que incluso podríamos definirlo como una nueva ontología e epistemología del sujeto y del conocimiento sobre las sociedades de frontera, Uno de los nuevos saberes que surge de este re-diseño del fenómeno espacial transfronterizo, es la paradiplomacia.
La diplomacia ha entrado en crisis debido a la apertura de las sociedades y las economías, donde las relaciones entre los países pueden ser lideradas por actores o agentes no tradicionales y, además, provenientes de la sociedad civil. Un autor los ha definido como “actores no estatales de frontera”.11

1 Fondecyt 1070032

2 González Miranda, Sergio Arica y la triple-frontera. Integración y conflicto entre Perú, Bolicia y Chile. Aríbalo Ediciones, Iquique, 2006.


3 Entendemos por regiones “pivotales” a los territorios organizados que presentan atributos de complejidad sistémica que permiten ganar en el juego internacional. Regiones “asociativas” son la unión voluntaria de regiones adyacentes. Regiones “virtuales”, aquellas basadas en la funcionalidad de los flujos de información, se conforman a partir de acuerdos contractuales –formales o no- entre regiones pivotales o virtuales, para alcanzar ciertos objetivos de corto y mediano plazo. Conceptos importantes que permiten observar el potencial del Norte chileno como una región pivotal, conductora de un espacio asociativo que es la sub-región andina, que se vincularía por el corredor bioceánico y se proyecta al resto de América del Sur y al Asia Pacífico.


4 Murra, John "El control vertical de un máximo de pisos ecológicos en la economía de las sociedades andinas." En Formaciones económicas y políticas del mundo andino Instituto de Estudios Peruanos, Lima, 1975.


5 Este concepto se refiere al espacio que genera el mercado.

6 Véase del autor “Mediterraneidad y libre tránsito”, en Alberto Zelada Castedo (comp.), Bolivia: Temas de la Agenda Internacional, UDAPEX/PNUD, La Paz, 2000.

7 Véase del autor “La Diplomacia del Gas Boliviano: Integración Energética y Geopolítica en la Región”, en Revista Estudios Internacionales, IEI, Universidad de Chile, Santiago de Chile, Año XXXV, Julio – Septiembre 2002, Nº 138, y “La geopolítica del gas e integración energética en la región”, en Revista Opiniones y Análisis, FHS/FUNDEMOS, Nro. 61, La Paz, noviembre - 2002.


8 Boisier, Sergio “El vuelo de una cometa. Una metáfora para una teoría del desarrollo territorial” en: Revista Latinoamericana de Estudios Urbano Regionales (EURE), Nº 69, Instituto de Estudios Urbanos, Universidad Católica de Chile, Santiago de Chile, 1997

9 Se acaba de inaugurar una Feria Internacional China en la ciudad de Iquique, que atrajo la atención de empresarios de todo el mundo.

10 Boisier, Sergio “¿Y si el desarrollo fuese una emergencia sistémica…?

11 Lacoste, Pablo “Actores no estatales de frontera y relaciones internacionales” En Revista Estudios Transfronterizos Nº 1, Instituto de Estudios Internacionales, pp. 77-130, Iquique.

Catálogo: Jornadas Internacionales Hist Econ -> CLADHE1 -> trabajos
trabajos -> México y su economía política de la americanización
trabajos -> La economía política del cambio tecnológico en la sociedad rural latinoamericana: Discurso y prácticas de la mecanización de L
trabajos -> Que la mejora de los medios de transporte es una palanca fundamental para el crecimiento económico es algo harto conocido desd
trabajos -> En resumidas cuentas, durante la década del ’30 y ’40 los hitos destacables en lo perteneciente a la planificación en nuestro país estuvieron marcados de cerca por la coyuntura internacional
trabajos -> 1er Congreso Latinoamericano de Historia Económica
trabajos -> Simposio 9 “Guerra y sociedad”
trabajos -> Historia del Sistema Monetario en Argentina
trabajos -> Prebisch y la adhesión de la argentina al fmi: el plan de ajuste de 1955-57
trabajos -> Francisco comíN
trabajos -> Política cambiaria e industria: las experiencias de control de cambio en la década del treinta

Similar:

Simposio Fronteras en Latinoamérica del cladhe I – IV juhe iconSegundo Congreso Latinoamericano de Historia Económica (cladhe-ii)
Simposio Medios de transporte y vías de comunicación en la formación económica regional y los sistemas económicos nacionales en los...
Simposio Fronteras en Latinoamérica del cladhe I – IV juhe iconHri/core/pol/2009 09-42195
Limita con la Federación de Rusia, Lituania, Belarús, Ucrania, Eslovaquia, la República Checa y Alemania. Tiene 582 km de fronteras,...
Simposio Fronteras en Latinoamérica del cladhe I – IV juhe iconUnrisd project on Social and Solidarity Economy Simposio: Potencial y límites de la Economía Social y Solidaria 2013
Estrategias de supervivencia y elaboración de políticas públicas: el papel de la Economía Social y Solidaria en Latinoamérica y la...
Simposio Fronteras en Latinoamérica del cladhe I – IV juhe iconPolítica de Trazabilidad de Fondos Finalistas de la fundación econosmistas sin fronteras (EsF) La fundación economistas sin fronteras
No tiene fines partidistas, de defensa de intereses profesionales ni otros ajenos a su finalidad esencial
Simposio Fronteras en Latinoamérica del cladhe I – IV juhe iconAngus Deaton, premio Fundación bbva fronteras del Conocimiento 2011, obtiene el Nobel de Economía 2015 Madrid, 13 de octubre de 2015
Deaton (Reino Unido, 1945), catedrático de la Universidad de Princeton (EE. Uu.) y premio Fundación bbva fronteras del Conocimiento...
Simposio Fronteras en Latinoamérica del cladhe I – IV juhe iconCladhe II / amhe IV
Título: ¿Una excepción a la regla? Siderurgia competitiva en un país agrario, las bases históricas de la expansión internacional...
Simposio Fronteras en Latinoamérica del cladhe I – IV juhe iconUna reflexión sobre la concurrencia fiscal en el México del siglo XIX
...
Simposio Fronteras en Latinoamérica del cladhe I – IV juhe iconConvocatoria La Facultad de Economía de la Universidad Externado de Colombia está organizando el XIII simposio Nacional de Microeconomía
La Facultad de Economía de la Universidad Externado de Colombia está organizando el XIII simposio Nacional de Microeconomía, a realizarse...
Simposio Fronteras en Latinoamérica del cladhe I – IV juhe iconEncuentro preparatorio del
Simposio Nº 5: Las experiencias de construcción de “modelos de bienestar” en América Latina y el paradigma de occidente
Simposio Fronteras en Latinoamérica del cladhe I – IV juhe iconDel blindaje a la intransigencia
Simposio Nº 7: Crisis de acumulación y reconfiguración de los sectores dominantes en la historia reciente de América Latina

Página principal
Contactos

    Página principal



Simposio Fronteras en Latinoamérica del cladhe I – IV juhe

Descargar 51.95 Kb.