Descargar 41.82 Kb.


Página1/9
Fecha de conversión05.06.2018
Tamaño41.82 Kb.

Descargar 41.82 Kb.

Seminario de Posgrado


  1   2   3   4   5   6   7   8   9


Universidad de Buenos Aires

Facultad de Ciencias Sociales


Curso de Posgrado

Energía, Civilización y Poder

Profesores:

Víctor Bronstein

Bruno Cernuschi



2009


Presentación
The laws expressing the relations between energy and matter are not solely of importance in pure science. They necessarily come first….. In the whole record of human experience, and they control, in the last resort, the rise or fall of political systems, the freedom or bondage of nations, the movements of commerce and industry, the origin of wealth and poverty and the physical welfare of the race. If this has been imperfectly recognized in the past, there is no excuse, now that these physical laws have become incorporated into everyday habits of thought, for neglecting to consider them first in questions relating to the future”
From Matter and Energy (1912)

Frederick Soddy, Noble Prize in Chemistry, 1921.


La Revolución Industrial precedió a la máquina de vapor, pero su expansión y desarrollo sólo fue posible a partir de ésta. Este proceso, que dio lugar al surgimiento de la civilización industrial, generó un nuevo régimen energético basado en la extracción de energía acumulada en los combustibles minerales y fósiles. Esto permitió contar con energía abundante y de bajo costo que es la base de nuestros sistemas económicos y nuestra forma de vida.

Hasta ese momento, el régimen energético de la sociedad feudal se sustentaba en energías renovables -biomasa, eólica e hidráulica- que se sumaban al trabajo humano y animal.

Si bien en la civilización industrial la cuestión energética está en primer plano, la importancia de la energía en las sociedades humanas podemos rastrearla a partir de las investigaciones en el campo de la antropología, dentro de las cuales podemos destacar a Lévi Strauss y la corriente estructuralista y a Leslie White, quien funda una escuela que se conoce como el materialismo cultural.

Lévi Strauss define dos tipos de sociedades muy diferenciadas a las cuales llama, significativamente, sociedades frías y sociedades calientes, es decir, remarcando una diferencia energética entre estos dos tipos de sociedades. Lo propio de las sociedades frías es la valoración de la armonía y la calma, donde encontramos una noción del tiempo circular, cósmico, dentro de la cual cuesta diferenciar entre un antes y un después. Para Lévi Strauss estas sociedades no entraron en la historia y se caracterizan, entre otras cosas, por un bajo consumo energético.

Es importante destacar que el bajo consumo energético significa, justamente, algún tipo de dominio sobre la energía que es una de las características fundamentales de toda sociedad humana.

Desde Marx, se acepta generalmente el planteo que la historia de la sociedad es la historia del hombre que procura el dominio de sí mismo y del mundo exterior por medio del trabajo y que los sistemas socioculturales están basados en la manera en que se relacionan los hombres y mujeres en su lucha continua para obtener los recursos necesarios de la naturaleza. De esta manera Marx pone en primer plano el trabajo como el elemento fundante de la especie humana y que lo distingue del resto de los animales.

Sin embargo, en este contexto, el dominio de la energía es previo al dominio del trabajo. Si bien los primeros estudios acerca de la especie humana sostuvieron durante mucho tiempo la tesis de que el hombre siempre había sido cazador, investigaciones posteriores mostraron que nuestros ancestros, débiles en comparación con otros animales como, por ejemplo, los grandes felinos, se habrían limitado al más humilde rol de vegetarianos y carroñeros. Sólo cuando el hombre inventó, hace 20 mil años, instrumentos como el hacha o el arco y la flecha, es decir cuando aprendió a utilizar su propia energía animal de una forma artificialmente concentrada, pudo empezar a competir y superar a animales más fuertes y rápidos. Luego, la domesticación de algunas especies grandes le permitió poner a su servicio la energía animal y con la domesticación de plantas y animales, la división del trabajo comienza en las sociedades humanas.

Como contrapartida a las sociedades frías, las sociedades calientes son sociedades que valoran el cambio y la expansión donde el tiempo marca un antes y un después y donde la evolución es lo que define la dinámica social. Levi Strauss plantea que estas sociedades son las que entraron en la historia a partir del “invento” de la esclavitud que les permitió obtener la energía necesaria para su desarrollo.

Es decir, en Levi Strauss está claro que la energía es el elemento que funda las sociedades con historia..

Por otra parte, el antropólogo americano Leslie White desarrolló una teoría de la evolución cultural basada en la estrategia de un materialismo cultural formulado en términos de energía. White la emplea como punto de partida para el análisis de las principales tendencias de las modificaciones evolutivas tanto locales como mundiales. Su conexión con el materialismo cultural y con Marx resulta clara en el transcurso de la aplicación de la «ley de la evolución» a la explicación de las líneas fundamentales de la historia del mundo. White propone considerar los sistemas socioculturales como consistentes de tres partes: tecno económica, social e ideológica, y formula en términos inequívocos las relaciones causales entre esas divisiones y argumenta que el aspecto tecnológico es la base de la evolución cultural.

El aspecto tecnológico para White está compuesto por instrumentos materiales, mecánicos, físicos y químicos, así como la manera en que la gente utiliza estas técnicas. White argumenta sobre la importancia de la tecnología en base a los siguientes puntos, donde el aspecto energético se destaca:


  • La tecnología constituye un esfuerzo para resolver los problemas de supervivencia

  • Este esfuerzo significa, fundamentalmente, producir la energía necesaria para satisfacer las necesidades humanas.

  • Las sociedades que son capaces de producir más energía y usarla más eficientemente tienen ventajas sobre otras sociedades.

  • En este sentido, estas sociedades son más avanzadas desde el punto de vista evolutivo.

White sostiene luego que el grado de desarrollo cultural de una sociedad puede calcularse por la fórmula: E x T= C, donde E es la cantidad de energía utilizada per capita por año, T representa la eficiencia de las herramientas usadas para aprovechar la energía, y C representa el grado de desarrollo cultural.

Hoy, nuestra civilización está sustentada en la disponibilidad de energía barata y de fácil utilización basada en el petróleo. Sin embargo, la era del petróleo barato es una “anomalía” de corta duración en la historia de nuestro planeta y por lo tanto es importante investigar y proyectar qué puede pasar con nuestra civilización cuando este recurso comience a declinar. Las propiedades energéticas del petróleo son únicas y hasta ahora no se han encontrado energías alternativas que tengan sus cualidades.

En resumen, estamos ante una situación donde es necesario estudiar la profunda relación entre la energía y la civilización industrial teniendo como marco el agotamiento de una fuente de energía barata como el petróleo que nos plantea algunas preguntas inquietantes:

¿Puede mantenerse la civilización industrial y sus niveles de consumo eternamente? ¿Puede nuestro planeta soportar un crecimiento demográfico como el que estamos viviendo? ¿Puede el capitalismo sobrevivir sin crecimiento?

En estos momentos, más allá de las investigaciones en fuentes alternativas de energía, no existen certezas científicas que garanticen que vayamos a disponer “a tiempo” de estas fuentes equiparables en precio y accesibilidad.

El problema de la energía y su relación con el desarrollo de las civilizaciones trasciende tanto las cuestiones tecnológicas como económicas para ubicarse en el centro de cuestiones ideológicas, sociales y geopolíticas. Desde una mirada epistemológica, el hecho de contar con un principio de limitación, como es el límite energético, abre nuevas perspectivas para estudiar el desarrollo de las culturas y las sociedades.

Desde el punto de vista de la comunicación, el agotamiento de la energía barata va implicar nuevas prácticas sociales que requerirán estrategias de comunicación para su desarrollo e implementación.

Así, la cuestión energética trasciende al universo de los especialistas y no puede limitarse a los aspectos técnicos y económicos, sino que también debe incluir a los ambientales e incluso a la filosofía política, en cuanto a que la visión de una sociedad deseable incluye necesariamente la de sus relaciones con la naturaleza.



  1   2   3   4   5   6   7   8   9

Similar:

Seminario de Posgrado iconEpistemologia y politica en teoria(S) de la comunicación seminario de posgrado-unlp-año 2017
...
Seminario de Posgrado iconEstudios de Posgrado
Teniendo en cuenta las aptitudes del postulante, ¿cuál considera Ud que es su posibilidad de completar exitosamente un programa de...
Seminario de Posgrado iconSeminario de posgrado
En segundo lugar, busca analizar las construcciones de los imaginarios y las identidades políticas a partir de las categorías de...
Seminario de Posgrado iconSeminario de Posgrado: “Descolonialidad y Pensamiento Transfronterizo en los Estudios Feministas
Poscolonialidad, pensamiento fronterizo y transfronterizo en los Estudios Feministas. Revisión y nuevas contribuciones teóricas”
Seminario de Posgrado iconTemas de posgrado mesa: requisitos y funciones de profesores de la planta base de un pep
El supuesto básico que sirve de sustento a esta ponencia es que ya ha cambiado de manera sustancial el perfil de un docente de posgrado;...
Seminario de Posgrado iconLa integración de la licenciatura con el ciclo de posgrado: continuidad y profesionalizacióN
En esta ponencia se abordan los principales problemas las oportunidades de continuidad de los programas de licenciatura con el posgrado....
Seminario de Posgrado iconConcursos Memorias y Tesis de Pre y Posgrado en Economía Social División de Asociatividad y Economía Social
Asociatividad y Economía Social (daes), y la Universidad Alberto Hurtado a través de su Centro de Ética y Reflexión Social, llaman...
Seminario de Posgrado iconUniversidad de buenos aires facultad de filosofía y letras departamento de ciencias antropológicas seminario de prácticas socioeducativas territorializadas
Seminario pst “Abordajes grupales en el ámbito comunitario. Prácticas de formación de jóvenes como promotores socioculturales”
Seminario de Posgrado iconSeminario de antropologia social
A la vez esto enlaza con nuevas retoricas del management empresarial, la soberanía del consumidor y el involucramiento de los trabajadores...
Seminario de Posgrado iconCurso: Posgrado en Gestión de las Telecomunicaciones
Ingeniería de las Telecomunicaciones y hasta el 02 dictó durante años en conjunto con la Universidad de San Andrés, uno en Gestión...

Página principal
Contactos

    Página principal



Seminario de Posgrado

Descargar 41.82 Kb.