Descargar 66.77 Kb.


Página1/5
Fecha de conversión23.10.2018
Tamaño66.77 Kb.

Descargar 66.77 Kb.

Robert e. Lucas, jr


  1   2   3   4   5

DEMANDA DE DINERO EN LOS ESTADOS UNIDOS: UNA REVISIÓN CUANTITATIVA

(1988)


ROBERT E. LUCAS , JR.

Traducido por Carlos Góngora Petrovich (Marzo 2011, Curso de Extensión Univ. Economía BCRP 2011)

  1. Introducción

La carrera de investigación de Allan Meltzer ha sido tan productiva y tan variada que sería un acto de locura, no de amistad, intentar revisarla en un solo documento. Sin embargo, sí quiero hablar acerca de su investigación en esta ocasión, dado la carrera de Allan es principalmente acerca de investigación, y lo quiero hacer en detalle, dado que los detalles son el modo en que la erudición es llevada a cabo. De acuerdo a esto, centraré mi atención principalmente en un documento en especial, uno que ha influenciado de gran manera mi propio pensamiento acerca de la economía monetaria.

La “Demanda por Dinero” de Meltzer fue uno en una serie de estudios empíricos en economía monetaria realizados por él, muchos de los cuales involucraron una investigación conjunta con Karl Brunner. Siguió trabajos anteriores por Latane y otros, especialmente Friedman, y ayudó a estimular contribuciones posteriores muy relacionadas por Laidler y otros. El objetivo compartido de esta investigación fue, en términos de Friedman (1956), demostrar que la demanda por dinero es una “función fuertemente estable” de un número limitado de variables, para descubrir las más útiles, de medidas operacionales de dinero y estas otras variables, y (citando de nuevo a Friedman) para trabajar “hacia el aislamiento de ‘constantes’ numéricas del comportamiento monetario”. El documento de Meltzer fue el primero en estimar una elasticidad del ingreso (o riqueza) y una elasticidad del interés simultáneamente de los datos de series de tiempo para un solo país (EEUU). El objetivo del presente documento será revisar y replicar los resultados, reconsiderar cómo pueden ser interpretados teóricamente, y ver cómo ellos resisten los 25 años de nueva data que se ha vuelto disponible desde que Meltzer escribió.

Una demanda por dinero estimada provee respuestas a dos importantes interrogantes de política económica. La elasticidad del ingreso, en un marco en el cual el crecimiento del producto real de largo plazo es bastante predecible e insensible a cambios en la política monetaria, provee la respuesta a la pregunta: ¿qué tasa de crecimiento de la oferta monetaria es consistente con la estabilidad de precios de largo plazo? La elasticidad del interés es el parámetro clave necesario para responder la pregunta: ¿cuáles son los costos de bienestar para la sociedad de desviaciones de la estabilidad de precios de largo plazo? Respuestas puramente cualitativas a estas preguntas, entre los argumentos “las tasas de inflación están significativamente relacionadas a las tasas de crecimiento del dinero” o “la inflación reduce el bienestar” son interesantes y útiles, quizás, pero seguramente proposiciones como “una tasa de crecimiento del M1 de 3 por ciento al año generará estabilidad de precios” o “una tasa de inflación anual de 10 por ciento tiene un costo social equivalente a un declive de 0.5% en el ingreso real” son más interesantes y, si exactas, mucho más provechosas.

A pesar de que el objetivo de una ciencia económica que provee respuestas cuantitativas a importantes preguntas de política económica está ahora ampliamente suscrito, es sorprendente cuán poca atención es dada en muchas de nuestras discusiones a la esencia de la estimación de parámetros, y cuán poco honor es dado a aquellos pocos economistas que lo hacen bien. Todos nosotros hemos permanecido hasta el final de muchas discusiones de trabajos econométricos en los cuales los fundamentos teóricos de las relaciones estimadas y probadas (testeadas) y los métodos econométricos usados son objeto de intenso escrutinio ¡y aún nadie parece preocuparse de cuáles fueron los resultados numéricos! Inclusoen la encuesta de Laidler (1977) de la evidencia de la demanda de dinero, o en el resumen más reciente de McCallum y Goodfriend (1987), es difícil encontrar claras declaraciones acerca de cuál es la función de demanda de dinero. Cuan economistas cuantitativos frecuentemente parecemos ser, en la frase de Samuelson (1947), “como atletas altamente entrenados que nunca corren una carrera, y en consecuencia crecen maltrechos”.

Meltzer corrió esta carrera en particular, en 1963, y la convirtió en sus dos números. Mucho ha evolucionado la teoría monetaria y el desarrollo de métodos econométricos desde entonces, y casi tres décadas de nueva data se han vuelto disponibles desde entonces. En la Sección II resumiré la evidencia de las elasticidades ingreso (o riqueza) e interés de la demanda del dinero de data de 1900-58, esencialmente aquellos que Meltzer usó. La Sección III Introduce un marco teórico de la utilidad para el razonamiento de la demanda de dinero, de la cual concluiré que hay alguna razón para ver estos dos parámetros como estructurales. La Sección IV revisa la evidencia de series de tiempo para EEUU en el periodo de 1958-85, un periodo durante el cual las tasas de interés nominales alcanzaron niveles de aproximadamente el doble de sus valores más altos a los que llegaron en EEUU en los primeros años del siglo. Sorprendentemente, en vista de la rigurosa naturaleza del experimento, esta nueva data precisamente confirma las estimaciones obtenidas por Meltzer en 1963.



  1   2   3   4   5

Similar:

Robert e. Lucas, jr iconCiclos ecnómicos aportes de
Ciclos ecnómicos aportes de wesley C. Mitchel, Robert Lucas y Nicolai D. Kondrátiev
Robert e. Lucas, jr iconSinópticos
La palabra “evangelio” es utilizada sólo por Marcos (1,1); Mateo prefiere hablar de “libro” y Lucas de “relato”
Robert e. Lucas, jr iconPlantilla trabajos
Ing. Lucas federico chamorro (Paraguay) ing. Luis marcelo cardinali (Argentina)
Robert e. Lucas, jr iconCentro de información bancaria y económica
Banco Mundial (BM), Robert B. Zoellick, instó hoy
Robert e. Lucas, jr iconCv lunes 21 enero 2019 06: 30 revista buenos días 08: 57 en la mañana su cartelera
Lucas telmary, havana de primera, orquesta reve, la bayamesa, pupy y los que son son
Robert e. Lucas, jr iconLabour Start
Di Nikki Tait in London, George Parker in Brussels and Robert,Anderson in Stockholm
Robert e. Lucas, jr iconAsignatura: Ética y Responsabilidad Social Empresarial TÍtulo: " Sweet and Coffee"
Renatto Augusto Gonzalez San Lucas, Ivette Cristina Pinto Buitrón, Rudy Alexander Aragón Flores, Alex Gabriel Suarez Mendoza
Robert e. Lucas, jr iconBibliografia y ligas
Mapas estratégicos. Convirtiendo los activos intangibles en resultados tangibles Kaplan, Robert S.; Norton, David P
Robert e. Lucas, jr iconA bibliography of Literary Theory, Criticism and Philology
Aaronson, Doris, and Robert W. Rieber, eds. Annals of the New York Academy of Science 263 (1975)
Robert e. Lucas, jr iconOther linguists and philologists (e-f)
Eagleson, Robert D., rev ed. A shakespeare Glossary. By C. T. Onions. 3rd ed. Oxford: Oxford up, 1986