Descargar 132.07 Kb.


Página6/13
Fecha de conversión20.10.2018
Tamaño132.07 Kb.

Descargar 132.07 Kb.

Revista Latina de Comunicación Social#071 Páginas 187 a 207


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13
Introducción

De año en año cambian sus caras, su fisonomía, vestimenta, estilismo y también las herramientas que acompañan las carpetas y las mochilas de los estudiantes en las distintas aulas de las Universidades españolas o de cualquier parte del mundo occidental. Ya son menos los cuadernos, los bolígrafos y los libros en papel que los alumnos llevan a clase cada día. Como son muchas menos también las lecturas y consultas que realizan sobre documentos en papel, frente al recurso masivo e instantáneo de recurrir al buscador de Google o a la Wikipedia. Este es el cambio en los usos de las herramientas didácticas que se aprecia a primera vista en las aulas de los últimos tres o cuatro años.

No han cambiado, sin embargo, las luces del techo o las persianas de las ventanas de las aulas, las mesas y sillas -deterioradas algunas de ellas- ni tampoco los encerados o las tizas que aún ilustran las exposiciones de parte del profesorado. Sin embargo, el ambiente informático y conectivo personal que domina entre el alumnado es bien distinto. Predominan los ordenadores portátiles, las tabletas y los teléfonos móviles inteligentes. Y a través de la mayor parte de esos dispositivos conectados ellos combinan el seguimiento dactilográfico de las exposiciones de los profesores con la atención a los mensajes de las redes sociales abiertas de sus amigos o agregados.

Muchos alumnos mantienen al mismo tiempo conectadas sus redes digitales e interaccionan en ellas mientras el profesor desarrolla la clase magistral. Algunos de ellos simultanean la toma de notas en su pantalla principal mientras tienen abiertas o minimizadas otras dos o tres ventanas más correspondientes a Facebook, Twitter, Instagram o Snapchat. El uso multipantalla no sólo ya es propio del consumo de medios de comunicación por parte del público joven sino también de muchas de sus otras prácticas sociales cotidianas, entre ellas la de la clase y el estudio. La atención estudiantil a la conversación virtual de las redes se remezcla e hibrida con las teorías y conceptos de las clases en una especie de “collage”, “remix” o “mash-up” didáctico comunicacional (Manovich, 2007).

Ante este nuevo paisaje discente de nuestras aulas, la reacción por parte del claustro docente oscila entre el desconcierto, incapacidad, impotencia, prohibición, rechazo, histeria, nerviosismo, inhibición, pasividad o búsqueda de estrategias alternativas para recuperar la totalidad de la atención mediante la incorporación de esas nuevas herramientas al ritmo pedagógico. No es fácil hacerlo ni enfrentarse a esa nueva realidad tecnológica -salvo que se opte por la solución radical de la inhibición técnica de las aulas, es decir, espacios libres de wifi- porque el reto de la sociedad del aprendizaje (Stigliz y Greenwald, 2016) en la que estamos inmersos tampoco puede desentenderse ni descontextualizarse del ambiente conectivo en el que viven nuestros discípulos.

El profesorado, como la mayoría de las personas, asume que las redes sociales digitales son una nueva forma de conectividad de la sociabilidad actual. Si cada uno de nosotros estamos agregados y empleamos las redes con mayor o menor asiduidad en nuestra vida cotidiana, no tenemos argumentos lógicos para llevarnos las manos a la cabeza por la fruición con que las usan nuestros alumnos. Lo que todavía no sabemos bien es cómo utilizarlas e implementarlas adecuadamente en las relaciones con los estudiantes. No sólo como parte de la didáctica sino también de la tutoría, de la investigación científica y de la relación global con la sociedad a la que nos debemos por nuestra función social de mediadores del conocimiento y el aprendizaje.

Partiendo de esas premisas, el objeto de esta investigación es conocer cómo usan y valoran las redes sociales generalistas –las que ocupan a nuestros alumnos en las aulas, en la calle y en sus casas- los profesores de la Universidad. En este caso el objeto de estudio no son específicamente las redes temáticas científicas, donde se encuentran muchos profesores y pocos estudiantes aún, sino las de carácter generalista a través de las que se conectan, conversan e interactúan nuestros alumnos. También hemos querido saber cómo y en qué medida usan los profesores otras herramientas digitales, como son los buscadores generalistas o especializados y otros instrumentos de gestión de la información.

La investigación se contextualiza con los datos cuantitativos -recabados entre enero y abril del presente curso académico- de seguidores de las tres universidades objeto de estudio en las principales redes y con la opinión institucional sobre el tema de los representantes de los respectivos vicerrectorados y áreas de formación e innovación educativa de cada universidad y los datos sobre los cursos de formación ofertados. Esos son los objetivos de esta investigación, que abarca a un colectivo de más de 5.000 profesores de las Universidades de Galicia, cuyos resultados bien podrían representar un prototipo medio del actual estamento docente español. La cuestión es que las redes sociales digitales están cada vez más presentes en la sociedad, en las universidades y nuestras clases, pero ¿las aprovechamos adecuadamente o nos vemos envueltos por ellas y tratamos de navegar como podemos para no naufragar?.



1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

Similar:

Revista Latina de Comunicación Social#071 Páginas 187 a 207 iconRevista Latina de Comunicación Social # 071 Páginas 398 a 412
Investigación financiada
Revista Latina de Comunicación Social#071 Páginas 187 a 207 iconRevista Latina de Comunicación Social#071 Páginas 261 a 279
Investigación] [Financiada]
Revista Latina de Comunicación Social#071 Páginas 187 a 207 iconArtículo XX 16
Revista Latina de Comunicación Social#071 – Páginas 048 a 068 [Investigación] [Financiada
Revista Latina de Comunicación Social#071 Páginas 187 a 207 iconCómo citar este artículo / Referencia normalizada
Revista Latina de Comunicación Social#071 – Páginas 069 a 089 [Investigación] [Financiada
Revista Latina de Comunicación Social#071 Páginas 187 a 207 iconRlcs, Revista Latina de Comunicación Social, 73 Páginas 648 a 661
O islas, a amaia, f gutiérrez (2018): “La contribución de Alvin Toffler al imaginario teórico y conceptual de la comunicación”. Revista...
Revista Latina de Comunicación Social#071 Páginas 187 a 207 iconRevista Latina de Comunicación Social # 070 Páginas 878 a 890
F lópez-Cantos (2015): “La investigación en comunicación con metodología BigData”. Revista Latina de Comunicación Social, 70, pp....
Revista Latina de Comunicación Social#071 Páginas 187 a 207 iconRlcs, Revista Latina de Comunicación Social, 73 Páginas 730 a 747
M medina-Nieto (2018): “Análisis crítico de la producción de contenidos y de la ley de la radio y la televisión de titularidad estatal....
Revista Latina de Comunicación Social#071 Páginas 187 a 207 iconRevista Latina de Comunicación Social # 069 Páginas 390 a 417
Jv garcía Santamaría, mj pérez Serrano, g alcolea Díaz (2014): “Las nuevas plataformas televisivas en España y su influencia en el...
Revista Latina de Comunicación Social#071 Páginas 187 a 207 iconRlcs, Revista Latina de Comunicación Social, 73 Páginas 1307 a 1333 [Investigación][Financiada] doi: 10
Rlcs, Revista Latina de Comunicación Social, 73 – Páginas 1307 a 1333 [Investigación][Financiada] doi: 10. 4185/rlcs-2018-1308
Revista Latina de Comunicación Social#071 Páginas 187 a 207 iconRlcs, Revista Latina de Comunicación Social, 72 Páginas 626 a 647 [Investigación] [Financiada] doi: 10
Rlcs, Revista Latina de Comunicación Social, 72 – Páginas 626 a 647 [Investigación] [Financiada] doi: 10. 4185/rlcs-2017-1238

Página principal
Contactos

    Página principal



Revista Latina de Comunicación Social#071 Páginas 187 a 207

Descargar 132.07 Kb.