Descargar 378.92 Kb.


Página23/67
Fecha de conversión08.05.2018
Tamaño378.92 Kb.

Descargar 378.92 Kb.

Teoría y realidad de la liberalización comercial


1   ...   19   20   21   22   23   24   25   26   ...   67

3.1 Teoría y realidad de la liberalización comercial





La liberalización comercial se apoya en la teoría de las ventajas comparativas de un país a partir de la especialización de la producción basada en los recursos naturales de que dispone, y en las ventajas competitivas que adquiere a partir de las políticas de creación de un entorno favorable y promoción de la producción y el comercio, como por ejemplo, políticas de subsidios o incentivos, desarrollo tecnológico, formación de recursos humanos o desgravaciones impositivas.

La movilidad del capital favorece el desempeño de las empresas transnacionales que pueden producir en lugares con costos inferiores (mano de obra más barata) y vender en mercados con alta capacidad adquisitiva. El libre comercio s


La creación de vínculos comerciales es positiva porque genera un aumento del consumo, dado que los países importan bienes relativamente más baratos; disminuye la producción ineficiente y las estructuras productivas se especializan en aquellos bienes para los cuales existen ventajas relativas y por lo tanto, posibilidades de venta.

(Espino y Azar)


ería así el instrumento que garantiza una mejor asignación de recursos, ya que permite vender aquello que resulta más ventajoso porque tiene costos más bajos, y comprar afuera lo que sería más caro producir internamente. Así, la liberalización de la actividad económica entre países aumentaría la eficiencia del sistema económico mundial debido a que permitiría alcanzar un campo de competencia justo para todos los agentes económicos. El resultado de tal competencia debería ser la mejor asignación de recursos y la especialización en lo que cada uno hace mejor, con lo que se lograría el pleno empleo y una mayor productividad.
El discurso teórico asume la existencia de oportunidades y posiciones iniciales similares para todos los participantes de la economía, es decir, parte del supuesto de que los actores económicos son homogéneos, o a lo sumo, que las diferencias entre ellos pueden resolverse en el corto o mediano plazo con las ventajas brindadas por la liberalización. Sin embargo, estas condiciones no dejan de ser ideales, pues la práctica indica que la liberalización provoca mayores diferencias tanto entre países como entre personas. La actual dinámica del comercio internacional requiere buscar la identificación de ganadores y perdedores entre distintos actores sociales, incluyendo el género como variable de análisis.
Lo que se puede observar es que la liberalización comercial no se produce en forma recíproca y simétrica, ni incluye las mismas oportunidades para todos los actores. En las relaciones entre países las prácticas comerciales están orientadas a proteger la producción de los países centrales. Un caso concreto es la Política Agraria de la Unión Europea, que protege y subsidia a sus exportaciones agrícolas. En oposición, las cuotas de importación y las restricciones de tipo sanitarias y fitosanitarias para los países periféricos, limitan el acceso de su producción agropecuaria a mercados del norte. La liberalización tiene impactos de género diferenciales, que se basan en la división del trabajo entre hombres y mujeres, la capacidad de acceso a los recursos, la posición y remuneración en el mercado laboral. La apertura comercial afectó en algunos países en mayor proporción a las mujeres debido a que tienen una inserción relativamente mayor que los hombres en la agricultura de subsistencia y en pequeños emprendimientos en el sector informal de la economía. No pueden competir en igualdad de condiciones debido a que las mujeres productoras raramente se benefician con estímulos a las exportaciones o con programas de promoción. En la misma línea, las desigualdades de género y la discriminación limitan el acceso de las mujeres al crédito, lo que les impide invertir en insumos para aumentar la productividad.
La apertura no soluciona los problemas de desempleo, por el contrario, puede aumentarlos. La desocupación en muchos países creció luego de la apertura comercial, entre otros factores, debido al cierre de fábricas cuya producción no podía competir con los artículos importados, y a las privatizaciones de empresas estatales. En casos de existencia de zonas de procesamiento de exportaciones, el empleo tendió a crecer, particularmente para las mujeres, pero con condiciones laborales precarizadas y opresivas. La expansión del sector servicios parece haber contribuido en América Latina al aumento del empleo femenino. Dada la diversidad de actividades que se ubica bajo la denominación amplia de “servicios”, cuyo espectro varía desde el empleo doméstico a las actividades financieras, para algunas mujeres las nuevas oportunidades han significado una mejora en su situación laboral con remuneraciones relativamente más altas. Para otras en cambio, ha implicado la pérdida de empleos.
Paralelamente, el acceso al empleo mejor remunerado en los servicios depende de los niveles educativos. Por ello, los nuevos puestos de trabajo en estas actividades pueden beneficiar a una parte de las mujeres más calificadas (por ej. área de telecomunicaciones) y excluir a las trabajadoras más pobres y menos educadas, que acceden a puestos de servicios personales o comunales (Espino y Azar).
Las asimetrías existentes entre los distintos agentes económicos aleja la posibilidad de la competencia perfecta. La liberalización se basa en la creencia de que al eliminar los monopolios estatales o privados y garantizar una participación equitativa de todos los actores en el mercado, las estructuras productivas de los países se transformarían y se generaría una asignación de recursos más eficiente. Sin embargo, las desventajas de unos frente a otros pueden tener varias causas: el grado de desarrollo, el tamaño de la empresa o país, el retraso tecnológico, la zona geográfica, el difícil acceso a la información, las dificultades derivadas de contar con una infraestructura y/ o fuerza de trabajo poco calificada o productiva. También derivan por supuesto del poder que detentan unos países sobre otros, y que les permite imponer reglas y aplicar normativas de manera no equitativa y en su propio provecho.
En la práctica hay monopolios o empresas que tienen privilegios y alteran la competencia del mercado donde operan. Ello implica que las empresas que no poseen concesiones no pueden competir con los menores costos de otros. Esto fortalece la tendencia a bajar los estándares laborales, por ejemplo.
La liberalización por sí misma tampoco promueve necesariamente un aumento de la productividad, tal como dice la teoría. La competencia en el mercado internacional requiere cumplir con altas especificaciones de producción, normas de calidad, costosas investigaciones, desarrollo tecnológico y estrategias de “marketing”. Esto implica disponer de comunicaciones e información, capital, asesoramiento, fuerza de trabajo calificada, en fin, de prácticas que permitan optimizar la competitividad. La distribución de estos factores está lejos de ser equitativa entre países y regiones. La búsqueda de menores costos laborales ha llevado a flexibilizar la legislación laboral en aspectos relacionados con las formas de contratación y los despidos, y con las modalidades de fijación de salarios. Todo esto ha terminado reduciendo incluso conquistas sociales históricas que afectan directamente a los trabajadores y trabajadoras. Así, junto al crecimiento del desempleo, la calidad de los nuevos puestos de trabajo ha venido disminuyendo debido a la falta de estabilidad, y la insuficiente o inexistente protección de la seguridad social, entre otros factores.
La liberalización:


  • No significa competencia perfecta




  • No brinda igualdad de oportunidades a todos




  • No garantiza aumento en la productividad




  • No genera empleos decentes para todos

Como revisión de lo expuesto podemos decir que existe un amplio margen entre aquello que propone la teoría y los resultados concretos de la liberalización comercial. La experiencia en los países desarrollados demuestra que ellos alcanzaron niveles adecuados de desempeño adoptando medidas proteccionistas tales como subsidios y aranceles previos a la apertura comercial indiscriminada, que hoy están recomendando a los países de menor desarrollo relativo. Las reglas de juego se construyen sobre la base de las asimetrías e intereses disímiles de las partes y en definitiva, de las cuotas de poder y la consecuente capacidad de imponer sus intereses de los actores que participan en las negociaciones comerciales.
Preguntas para el debate en plenario


  • ¿Qué fallas pueden surgir de la teoría del libre comercio?



1   ...   19   20   21   22   23   24   25   26   ...   67

Similar:

Relación entre economía y género icon¿Qué relación tiene el sistema financiero con la economía?
La literatura económica ha destacado nuevos argumentos para precisar la relación que existe entre crecimiento económico y finanzas....
Relación entre economía y género iconMaestría Virtual en Género, Sociedad y Política Título intermedio: Diploma Superior en Género y Políticas Públicas area género, sociedad y políticas flacso – argentina
Ana Rico de Alonso, Universidad Piloto y Escuela de Género, u nacional, Colombia
Relación entre economía y género iconNombre : Economía y Género
Seguimiento y evaluación de políticas económicas desde la perspectiva de la equidad de género
Relación entre economía y género iconAsignatura trabajo, Cuidados y Relaciones de Género
Torns T., Recio C. y Duran M. A. “Género, trabajo y vida económica” en Sociología y Genero Díaz C. y Dema S. Eds. Tecnos, Madrid...
Relación entre economía y género iconGuía metodológica para la formación de formadoras/es en género, economía y liberalización comercial
Matriz para el análisis de historias de vida desde la perspectiva de género y los derechos humanos 24
Relación entre economía y género iconRetorno al genero: el postmodernismo y la teoria lesbiana y gay
Sólo se logra con un retorno al género, con la invención de una versión inofensiva del género, con la que las lesbianas y los gays...
Relación entre economía y género iconEvolucion de la economia colombiana
La economía colombiana creció 3,64% entre enero y diciembre de 2003 con relación al mismo período 2002
Relación entre economía y género iconNombre de la asignatura
Distinguir entre el equilibrio macroeconómico interno y el externo así como la relación entre ambos
Relación entre economía y género iconMaster en feminismo y género
Impacto (sobre la igualdad) de género de las políticas públicas. De las políticas de igualdad al mainstreaming de género
Relación entre economía y género icon¿QUÉ relación hay entre la concha de un molusco y la economíA?
Dos términos económicos que reflejan la mentalidad japonesa: Zaibatsu y Keiretsu

Página principal
Contactos

    Página principal



Teoría y realidad de la liberalización comercial

Descargar 378.92 Kb.