Descargar 1.6 Mb.


Página3/51
Fecha de conversión07.04.2018
Tamaño1.6 Mb.

Descargar 1.6 Mb.

Clusters, cadenas de valor y productividad


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   51
Clusters, cadenas de valor y productividad

Bajo los temas generales que abarca el término «competitividad», han existido bastantes desarrollos teóricos, por parte de los economistas, acerca de los aspectos del mundo real que Michael Porter y otros teóricos empresariales han propuesto. En particular, hay cuatro o cinco líneas de pensamiento económico que descansan, en gran medida, en la importancia del cluster para la eficiencia económica y la productividad.


El tema general para los economistas es la existencia y la importancia de dos términos que resultan oscuros para los profanos: «externalidades» y «economías externas». Ambos son sinónimos y representan los beneficios netos para la economía, aunque no para la empresa individual, de las actividades combinadas de clusters de empresas o de operadores económicos. Por ejemplo, Wall Street o Hollywood o Sillicon Valley son lugares donde una industria se beneficia de una intensa red de empresas relacionadas que proporcionan beneficios de apoyo mutuo a otros. Las externalidades pueden ser tanto negativas como positivas. La «tragedia de los comunes», donde la pesca excesiva o el sobre-pastoreo de cada persona en busca de una mayor producción ocasiona pérdidas desastrosas a todos, nos proporciona un buen ejemplo acerca de lo que es una externalidad negativa. Cada pescador trabaja arduamente para preservar su ingreso a medida que la existencia de peces se agota, pero el esfuerzo de todos por hacer lo mismo destruye el recurso del cual cada uno de ellos depende. Pero mientras las externalidades negativas terminan con un colapso de la producción, las positivas pueden producir círculos virtuosos de creciente productividad y prosperidad.
Alfredo Marshall (1892) reconoció la importancia de los clusters geográficos de empresas para lograr la eficiencia económica. Marshall observó que las empresas de una misma industria tendían a agruparse en la misma área geográfica y que esos distritos industriales, o agrupaciones, proporcionaban beneficio (ej. las «externalidades» de los economistas) a empresas individuales, en comparación con las empresas ubicadas en cualquier otro lugar. Cualquier empresa individual podría encontrar allí, con más facilidad que en otro, un buen número de trabajadores con las habilidades apropiadas. De hecho, los trabajadores contratados de otras empresas podrían traer consigo mejores tecnologías, de modo que todas las empresas podrían ganar en productividad con la circulación de trabajadores entre las diferentes empresas. Así mismo, era probable que la disponibilidad de proveedores de servicios especializados, conocedores de los aspectos técnicos, de diseño, o de mercadeo del producto fuera más abundante y que los materiales del sector fueran más baratos y más fáciles de obtener que en cualquier otro lugar.
La conceptualización de la capacidad empresarial e innovadora de Joseph Schumpeter es una segunda ramificación clave (Schumpeter, 1943). Schumpeter hacía énfasis en la innovación como una característica central del proceso de crecimiento económico y en el empresario como la fuerza motivadora. Schumpeter señalaba que, a largo plazo, el monopolio era un problema sin importancia en una economía de libre mercado ya que las innovaciones de una empresa serían posteriormente imitadas por otras, erosionando y, eventualmente, eliminando todos los monopolios y, en consecuencia, las utilidades del monopolista original. De modo que el crecimiento económico se convertía en una rueda de molino donde la innovación constante era el medio para garantizar que un producto o una tecnología gradualmente llegaran a ser obsoletos. Según este autor, el proceso empresarial dinámico del capitalismo aseguraría esto a través de nuevas ideas, nuevas empresas y nuevos productos4.
Otra característica importante del análisis de Schumpeter es que señala que cualquier innovación crea externalidades negativas a otras. Las utilidades para el innovador serán mayores que los beneficios para la economía. La innovación de Henry Ford creó muchos puestos de trabajo en la industria del automóvil, pero también produjo desempleo, quiebras y otras dislocaciones en la industria de los carruajes y en otras industrias relacionadas con los caballos, así como también con productores de automóviles menos eficientes. Este proceso de «destrucción creativa» es beneficioso, a largo plazo, para liberar a las personas y el capital de zonas de baja productividad reorientando sus usos hacia otras áreas de más alta productividad. La nueva eficiencia de China en la producción de zapatos está creando un empleo masivo en ese país, pero está produciendo bancarrotas y desempleo en la industria del calzado en todo el mundo en desarrollo, particularmente en empresas que no se adaptaron a las cambiantes posibilidades tecnológicas.

Ronald Coase (1992) proporciona otra importante perspectiva acerca de las implicaciones de la competitividad cuando señala que algunos tipos de externalidades podrían ser interiorizadas por una empresa. En particular llegó a la conclusión de que el nivel de integración vertical de las empresas dependía del nivel de los costos de las transacciones a lo largo de la cadena de valor, desde las materias primas básicas hasta el consumidor final. En partes de la cadena donde los costos de las transacciones fueran altos, la empresa se integraría hacia atrás en la producción de materia prima y/o hacia adelante en la distribución del producto. De modo que una empresa, en un ambiente en el cual la aplicación de un contrato fuera difícil, o donde la calidad o las oportunidades de los insumos de materia prima fueran variables o inciertas, se integraría verticalmente con más probabilidades que una empresa en un ambiente en el cual las relaciones confiables con los abastecedores fueran la norma.

Tal como Coase lo sugiere, para trabajar no es necesario que todas las empresas compren en la cadena de valor ya que las empresas insatisfechas con sus insumos pueden integrarse hacia atrás, o las empresas individuales descendentes pueden contratar empresas ascendentes para obtener productos de la calidad especificada. Sin embargo, la evidencia sugiere que en los países en desarrollo las empresas enfrentan numerosas barreras financieras, económicas, políticas, tecnológicas e incluso culturales que pueden impedir la adopción de cadenas de producción apropiadamente integradas. Esto limitará la productividad de la empresa y, fundamentalmente, el potencial para la exportación de bienes y servicios. La identificación y remoción de estas barreras es uno de los grandes retos que enfrentan quienes formulan la política en el mundo en desarrollo, reto que puede ser enfrentando sector por sector.
Mancur Olson, por su parte, en The Logic of Collective Action (1971) analizó la cooperación de las empresas para propósitos colectivos fuera de los confines de la empresa individual. De acuerdo con la lógica del empresario individual, los propietarios establecen las metas y una estructura jerárquica las ejecuta. En las actividades colectivas de clusters de empresas individuales no existe un esquema de actuación tan claro. A falta de un resultado que permita identificar el éxito o el fracaso, las asociaciones entre empresas son típicamente voluntarias. Los miembros individuales pueden abandonarlas si ven que los costos del cluster exceden los beneficios. Esto limita la capacidad de la asociación de distribuir los costos de la colectividad entre sus miembros. También limita la capacidad de la asociación para adoptar decisiones que entren en conflicto con los puntos de vista de miembros importantes. Cualquier dificultad –ya sean costos altos para los miembros individuales, o beneficios bajos o negativos– tiende a debilitar esos esfuerzos colectivos. Los sectores donde exista una sola empresa dominante tenderán a ser mejor abastecidos por los bienes colectivos que aquellos donde muchas empresas pequeñas comparten el mercado, ya que la empresa dominante estará dispuesta a suscribir una parte desproporcionada de los costos conjuntos. En la mayoría de los casos, la firma que está al final de la cadena de producción y que está más cerca del consumidor final, es la que provee el liderazgo necesario y absorbe los costos adicionales de promover los beneficios de la acción colectiva entre las empresas. Las empresas más pequeñas pagarán menos que su «porción justa» en la empresa colectiva, viajando gratis sobre los intereses de la empresa dominante de financiar el grueso del esfuerzo colectivo. A este respecto, Olson extrae tres conclusiones:

– Los esfuerzos colectivos sufren el «viajero gratuito», especialmente cuando la acción probablemente beneficia tanto a los que han contribuido en el esfuerzo como a aquellos que no lo han hecho. El resultado neto es una sub-inversión en este tipo de esfuerzos, por ello a menudo es necesaria una combinación del apoyo de los sectores público y privado para alentar reformas de política e inversiones apropiadas que beneficien a muchos actores.

– Los clusters colectivos han tenido éxito en parte debido a que han desarrollado mecanismos indirectos o formas de persuasión social para enfrentar el problema del «viajero gratuito».

– Debido a la dificultad de crear y sostener la acción colectiva, las organizaciones efectivas en esta área son, probablemente, aquellas con larga tradición y experiencias previas de resultados positivos. Con frecuencia el cabildeo efectivo del gobierno es la evidencia tangible del éxito. Como resultado, las organizaciones de acción colectiva efectiva son aquellas que representan los intereses adquiridos del pasado y no las que representan oportunidades emergentes. A menudo, estos son los tipos de cluster que se benefician del statu quo y que por lo tanto se muestran renuentes a promover cambios que alteren los factores de precios (reformas comerciales y reformas impositivas) que alienten a nuevos participantes que puedan competir con los cuasi-monopolios existentes (promoción de inversiones). Por estas razones un cambio en positivo no sólo requiere de la participación comprometida del sector privado desde el liderazgo de los nuevos sectores emergentes, sino también de un papel destacado del sector público. En particular, el liderazgo político debe apoyar activamente un cambio de política.



Llegados a este punto, pueden extraerse cinco conclusiones generales de estos temas de análisis:


  1. Existen beneficios económicos definitivos del cluster de empresas en actividades similares que no pueden ser captados por las empresas individuales. Es probable que los lugares geográficos que facilitan su instalación tengan mayor actividad económica e ingresos que los que no los tienen.




  1. La acción colectiva «a lo largo de la cadena de valor» requiere de una fuerte motivación económica. Cuando los costos de las transacciones son altos (p. ej.: calidad incierta, plazos de entrega que no se cumplen, o precios muy altos) las empresas tienen un incentivo para integrarse verticalmente con el objetivo de superar tales problemas. Este es el caso más común en los países en desarrollo. Alternativamente, los proveedores especializados concentrados en el cumplimiento de los requerimientos de los usuarios que van a la delantera tienen un incentivo económico que ofrecer al productor de modo que cumpla con las necesidades de estos usuarios.

A falta de un fuerte liderazgo del sector privado, el desarrollo y el mantenimiento de una asociación colectiva de empresas es difícil de sostener durante un largo período. Los miembros individuales contribuirán menos de lo que sería óptimo para la colectividad y tales esfuerzos tenderán a ser sub-financiados. Los esfuerzos colectivos serán también limitados por temor a perder a los miembros que se opongan a las acciones asertivas.


  1. La principal excepción al punto anterior la constituyen las asociaciones existentes desde mucho tiempo atrás que han encontrado los medios para hacer frente al problema del «viajero gratuito» y que han demostrado capacidad de influir sobre el gobierno. Como consecuencia, el pasado estará representado en las asociaciones empresariales existentes debido a que las asociaciones establecidas por largo tiempo han superado con efectividad los problemas de acción colectiva. Por su parte, en los nuevos sectores las empresas estarán menos bien organizadas y tendrán menos capacidad de proveer servicios a sus miembros o de cabildear con el gobierno para obtener políticas más favorables por lo que es probable que la política pública parezca retrasada.




  1. La productividad es el motor del progreso económico. Las empresas deben mejorar firmemente su modo de operar para poder sobrevivir ya que los empresarios de cualquier otra parte pueden sacarlas del negocio. Una apropiada política gubernamental en infraestructura, regulación de mercados, comercio y promoción de inversiones puede alentar un ambiente económico que apoye a los nuevos participantes y la innovación dinámica necesaria para impulsar la productividad. A falta de tales medidas, la brecha entre la productividad interna y la extranjera se ampliará hasta que el esquema político y económico empleado para proteger los mercados internos eventualmente colapse, con un costo social y económico muy alto.

Estas observaciones sugieren que el gobierno y las agencias donantespueden desempeñar un papel muy útil en la provisión de bienes públicos y en la ayuda para superar las fallas de coordinación que, a menudo, inhiben una acción colectiva útil. El mejoramiento de la productividad es la clave. Puede obtenerse alguna productividad a través de la acción colectiva de las empresas de cada sector. Pero la acción colectiva es un bien público que será insuficientemente financiado si se deja en manos del sector privado. El gobierno o los donantes pueden corregir el desequilibrio entre el beneficio privado y el beneficio social mediante el financiamiento parcial de tales actividades. El financiamiento externo cambia el cálculo de los costos y beneficios de las empresas del sector y los requisitos del donante para aportar contribuciones sustanciales al esfuerzo de las empresas puede ayudar a crear la presión moral para la contribución de las empresas. Estas también cambiarán los cálculos de los beneficios netos hacia acciones más firmes y asertivas, mientras la fuente de financiamiento externo lo requiera como precio a pagar por la asistencia externa5.


En resumen, la teoría económica ofrece una base clara para el apoyo de los donantes al desarrollo del cluster, supeditando las contribuciones sustanciales al esfuerzo de las empresas del sector y al potencial de éste para producir aumentos sostenidos de la productividad de las empresas integrantes de los clusters.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   51

Similar:

Promoción y Grupos de Competitividad iconConsejo nacional de promocion de exportaciones
Política Integrada de Comercio Exterior, Competitividad e Inversiones de Guatemala
Promoción y Grupos de Competitividad iconAcuerdo por el que se dan a conocer diversas disposiciones en materia de los programas de promoción sectorial y el formato de solicitud de autorización y ampliación de programas de promoción sectorial. Articulo 1
I. Programa, al Programa de Promoción Sectorial a que se refiere el Decreto por el que se establecen diversos Programas de Promoción...
Promoción y Grupos de Competitividad iconFondo para la promocion de la economia local y la competitividad de los sectores productivos
Nuevo Texto actualizado 1ra. Convocatoria añO 2018 para la presentacion de proyectos
Promoción y Grupos de Competitividad iconConcamin y shcp, por un eficaz encadenamiento productivo que genere mayor competitividad industrial
Avances en la instrumentación de la Gran Alianza por una Política Industrial de Nueva Generación: Grupos de Alto Nivel y proyecto...
Promoción y Grupos de Competitividad iconFacultad de investigaciones
Ficha para presentación de proyectos – investigación grupos consolidados y/o grupos en formacióN; y semilleros
Promoción y Grupos de Competitividad iconEvaluación económica Que es corabastos?
Doctor Mauricio Arturo Parra El tener un asiento en esta Unión Mundial de Mercados, le permite a Corabastos tener una mayor competitividad,...
Promoción y Grupos de Competitividad iconPlan Nacional de Promoción de Exportaciones
I. Introducción: Evolución de la Política de Promoción de Exportaciones en Venezuela
Promoción y Grupos de Competitividad iconY competitividad secretaria de estado de
El Observatorio de Pagos con Tarjeta Electrónica se ha reunido en el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad
Promoción y Grupos de Competitividad iconPráctica 3 economíA. Teoría Macroeconómica II. Grupos 22 y 23; ade. Macroeconomía II. Grupos 24 y 25 Profesor: Carlos Llano
Si se cumple la pnci y se espera una depreciación del euro frente al dólar, ¿cómo es la relación entre los tipos de interés nominales...
Promoción y Grupos de Competitividad iconPrograma de promoción de la salud en el ciclo de vida 2017-2018
Conocer las condiciones de vida, salud y enfermedad, así como estrategias de promoción de la salud y prevención de enfermedades en...

Página principal
Contactos

    Página principal



Clusters, cadenas de valor y productividad

Descargar 1.6 Mb.