• Cambio, 1998-2002 1998
  • Minerales
  • Productos Industriales
  • Conclusiones

  • Descargar 1.6 Mb.


    Página15/51
    Fecha de conversión07.04.2018
    Tamaño1.6 Mb.

    Descargar 1.6 Mb.

    Cuadro 2.3 Exportaciones colombianas a mercados


    1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   ...   51
    Cuadro 2.3

    Exportaciones colombianas a mercados

    no pertenecientes a la Comunidad Andina de Naciones, 1998-2020











    Cambio, 1998-2002





    1998


    2002


    Millones US$


    Porcentaje

    (%)


    Total


    8.722


    9.850


    858


    10


    Minerales

    Petróleo y derivados

    Carbón

    Ferroníquel



    Esmeraldas

    Otros productos mineros




    3.452

    2.175


    927

    120


    83

    147



    4.773

    3.208


    955

    272


    92

    245



    1.321

    1.033


    28

    153


    9

    98



    38

    47

    3



    128

    11

    67





    Productos Agrícolas

    Café y productos de café

    Flores

    Bananos


    Azúcar

    Camarones

    Otros productos agrícolas



    3.577

    2.035


    553

    438


    84

    45

    422




    2.508

    855


    663

    402


    126

    48

    414




    -1069

    -1.180


    110

    -37


    42

    4

    -8




    -30

    -58

    20

    -8



    51

    8

    -2





    Productos Industriales

    Ropa


    Textiles

    Libros y Material impreso

    Cuero y zapatos

    Productos plásticos

    Jabones y cosméticos

    Otra industria ligera

    Metales básicos

    Químicos básicos

    Papel

    Maquinaria y equipo



    Automotores

    Otros productos




    1.693

    363


    117

    69

    75



    57

    37

    152



    81

    530


    53

    140


    17

    2



    2.298

    429


    84

    77

    56



    126

    53

    319



    154

    669


    81

    235


    12

    2



    605

    66

    -33



    8

    -19


    69

    17

    167



    74

    139


    28

    94

    -5



    0


    36

    18

    -28



    11

    -26


    121

    45

    110



    91

    26

    52



    67

    -27


    6

    Fuente: Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.


    Las tendencias sectoriales que se presentan en el cuadro 2.3 son más bien alentadoras, particularmente las que se refieren a bienes manufacturados. También hubo un crecimiento importante en un amplio rango de productos industriales. Todas las exportaciones de maquinaria, metales básicos, productos de plástico y papel mostraron aumentos superiores a 50%. Un crecimiento particularmente rápido de 110% ocurrió en el rubro «otra industria ligera», sugiriendo la diversificación de la capacidad exportadora a diferentes productos. Dos notables disminuciones en productos industriales se produjeron en textiles y en productos de cuero. En esta última categoría, tanto los zapatos como otros productos de cuero mostraron disminuciones. En el sector agrícola, la reducción en las exportaciones de café obedeció a una fuerte baja de los precios mundiales, mientras que las flores y el azúcar mostraron un significativo crecimiento, aun cuando otros segmentos de la agricultura y de la agroindustria permanecieron estancados.
    ¿Qué relación tienen las tendencias de exportación con los programas de promoción de la competitividad? Cuantitativamente, no hay forma de saberlo. Con excepción de la ropa y de los textiles anteriormente mencionados, ninguno de los clusters estableció objetivos cuantitativos para el crecimiento de las exportaciones. Los 40 sectores para los cuales se establecieron los clusters cubren casi todo el rango de los sectores de exportación, con excepción de los minerales (petróleo, carbón, ferroníquel, y esmeraldas). Las exportaciones de minerales crecieron más rápidamente durante el período que las exportaciones no minerales. Sin embargo, no parece tener sentido comparar el éxito de las exportaciones de sectores con clusters con otros sectores sin clusters. En principio, se podrían comparar las exportaciones de participantes activos de un grupo con las de otras empresas pero no hay información acerca de este tema y algunos otros factores (los clusters podrían incluir a los empresarios más dinámicos, a quienes hayan tenido un más rápido crecimiento que otros, aun sin ser parte de ningún clustering formal) podrían incorporar elementos de distorsión y hacer la comparación carente de sentido. Por ejemplo, la devaluación del peso colombiano en 1999, llevándolo a la misma tasa real de inicios de los años noventa, puede haber tenido una importante incidencia sobre los resultados de las exportaciones.




































































    La lección queDe aquí se desprende que sin información básica y definiciones claras acerca de lo que ha de incluirse dentro del grupo cuyos avances están siendo controlados, no hay manera de sacar conclusiones significativas sobre éxito o fracaso.



    Igualmente, las entrevistas con los empresarios colombianos no mostraron que el esfuerzo de los clusters se tradujera en aumentos significativos en las exportaciones. Por el contrario, el aumento de las exportaciones fue visto en el ámbito de la empresa como consecuencia de cambios internos en la estrategia o en las prácticas administrativas de las empresas, algunas de las cuales fueron catalizadas por los esfuerzos de promover los clusters. Así, los primeros años de ejecución de los programas de competitividad parecen no producir resultados significativos sobre la exportación que fluye de las economías debido a una mayor cooperación, o al clustering, entre las empresas. Al contrario, los resultados iniciales provienen de empresas individuales que reorientan sus estrategias y operaciones.

    Otros indicadores de avance
    Más allá de las exportaciones, otros indicadores cuantitativos de avance en cuanto a competitividad son los preparados por varios grupos internacionales que intentan comparar la competitividad a través de los países y a lo largo del tiempo. La comparación de tal medición más ampliamente reportada, que ofrece información durante el período aplicable, es el Informe de Competitividad Global (ICG). La posición de Colombia en cuanto a competitividad ha mejorado notablemente en el Informe de Competitividad Global (ICG) más reciente. Debido a los diversos problemas técnicos en evaluar los resultados del ICG, tanto la metodología del informe como el desempeño de Colombia se presentan más adelante, junto con una discusión de otros sistemas de medición que han sido desarrollados para comparar el desempeño de diferentes países.
    Otras medidas no cuantitativas de las tendencias de la competitividad provienen de entrevistas efectuadas en Colombia para este informe. Como resultado de ellas puede señalarse que hubo bastante consenso entre las empresas, las asociaciones y los líderes regionales entrevistados con respecto a que la promoción de la competitividad colombiana en los mercados mundiales se ha convertido en una importante prioridad; que el concepto de competitividad ha surgido durante unos cuantos años como una útil herramienta para organizar respuestas efectivas a la globalización, y que en 2003 había una comprensión más amplia y más profunda de los pasos que las empresas y el gobierno colombiano necesitan dar para generar una más alta productividad y una mejor calidad de vida para sus ciudadanos.
    Las entrevistas efectuadas para fines de este estudio sugieren que la promoción de la competitividad ha tenido influencia sobre los modelos mentales de varios empresarios. Numerosas personas interrogadas mencionaron un agudo contraste entre las actitudes de negocios de hoy y las de inicios o mediados de los años noventa. Ellos aprecian claramente la necesidad de crear vínculos estrechos con los compradores en el extranjero tanto para lograr mejoras continuas en la productividad como para el mejoramiento consolidado de la tecnología.
    Ya que existen muchas otras fuentes de información que pueden orientar a los empresarios en esta dirección, no es posible establecer casualidades en el cambio de actitudes y en los programas de competitividad. No obstante, los programas colombianos de competitividad han estado «empujando en la dirección correcta». El éxito del sector empresarial en presionar al gobierno para la continuación de los Encuentros nacionales, así como la continua participación de 1.000 personas o más en las reuniones sugieren que estos están desempeñando un papel importante.
    Para las burocracias del gobierno, la competitividad parece haber sido un concepto útil para organizar de manera coherente el apoyo a los negocios. Albert Hirschman argumentó hace mucho tiempo (1964) que el recurso más escaso en el gobierno era la toma de decisiones. Si esto es cierto –y muchos otros analistas han compartido esta visión de Hirschman– entonces la competitividad ofrece una manera efectiva de mejorar la toma de decisiones del gobierno. Esto simplifica los problemas que rodean diversas acciones sobre las cuales el gobierno tiene que decidir de modo que esto se hace de manera más fácil y rutinaria y también provee un marco de referencia dentro del cual una plétora de temas específicos pueden ser evaluados. A niveles más bajos de la burocracia, la competitividad, como principio, puede conferir poder10.
    En cierto sentido, el enfoque de la competitividad parece haber hecho más probable obtener el apoyo del gobierno para la adopción de políticas más apropiadas y consistentes. Este enfoque provee un medio para cambiar nuevamente el pensamiento del gobierno respecto del sector privado a un concepto mucho más probable de producir resultados efectivos de desarrollo: que la productividad de las empresas de negocios es la clave de mayores ingresos y de mejor bienestar material para los ciudadanos colombianos. La evidencia subjetiva de este valor, acumulado en las entrevistas, fue bastante firme. No obstante, al igual que con el punto anterior, no pudo desarrollarse ninguna evidencia firme sobre este aspecto.
    Conclusiones

    El Programa de Competitividad

    El sistema colombiano de promoción de la competitividad es útil, efectivo y contempla varias de las características principales de un programa exitoso:



    En primer lugar, está bien concebido y bien administrado, con personas capaces manejando el proceso.


    1. El programa ha evolucionado a lo largo del tiempo hacia una mayor complejidad y enfoque y ha mantenido su perfil a pesar del cambio de gobierno. A ello ha contribuido el hecho de que haya sido reconocido como un programa para resolver un problema nacional y no como el programa de un gobierno en particular.

    Ha recurrido a la evaluación para mejorar la calidad del programa. El proceso de evaluación de los convenios de competitividad, financiado por la CAF, fue una demostración importante de la seriedad del esfuerzo colombiano. La evaluación, que fue de alta calidad, identificó serias insuficiencias que el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo tomó en serio y procedió a hacer ajustes al programa para responder a estos problemas.


    1. Los esfuerzos regionales de promoción, a través de CARCE y de las Cámaras de Comercio han generado una cooperación muy promisoria entre las empresas, el gobierno y los sectores académicos.




    1. Al mismo tiempo, existe aún mucha receptividad –tanto dentro del gobierno como entre algunos dirigentes empresariales– en cuanto al papel dominante que el gobierno debe desempeñar facilitando subsidios y acceso preferencial al crédito para ayudar a las empresas en industrias favorecidas. Sin embargo, acciones de este tipo son inconsistentes con una estrategia efectiva y sostenible de competitividad. La efectividad requiere el reconocimiento del papel subsidiario del gobierno y del papel primario de la estructura y la estrategia de las empresas privadas para conducir el movimiento hacia una mayor productividad. La sustentabilidad requiere que las actividades emprendidas no necesiten de subsidios o de protección para hacerlas competitivas en los mercados globales.




    1. El caso colombiano no proporciona evidencia alguna que indique que cualquier aglomeración de economías, resultante de los esfuerzos de clustering conduzca a un aumento de las exportaciones del sector en el corto o el mediano plazo. De hecho, pueden obtenerse resultados significativos pero éstos se darán en el ámbito de la empresa, a medida que las empresas individuales cambien sus estrategias y sus operaciones para adecuarse a ideas novedosas sobre las ventajas competitivas. Es probable que resultados positivos en el ámbito de los clusters tomen más tiempo para que se fortalezcan los vínculos entre la industria y las instituciones de investigación y capacitación y para que las empresas individuales emulen las prácticas internas de sus competidores con mayor éxito.

    El contexto de la política
    Si bien la calidad del programa de competitividad en Colombia ha sido alta, es importante reconocer que su efectividad depende del marco global de la política del país. En el caso de Colombia, la política global ha mejorado en los últimos años, tal como ha sido reconocido por el Informe sobre competitividad global. La liberalización del comercio en 1990 marcó un momento decisivo. También la depreciación de la moneda en 1999 fue crítica para restaurar la competitividad de muchos productos de exportación y han sido alentadoras recientes medidas adoptadas para compensar déficit fiscales crónicos. Sin embargo, permanecen tres áreas problemáticas que limitan el potencial para avanzar en la competitividad del país en los mercados mundiales:

    1. Impuestos aduaneros. La protección a las importaciones de algunos subsectores, tanto en la agricultura como en la industria, crea distorsiones en la economía, o (como sucede con algunas preferencias del Pacto Andino) concede incentivos a una producción ineficiente. Una reducción de los impuestos más altos podría ser un paso útil a este respecto.




    1. Política industrial. Mientras el gobierno pone mucho énfasis en la promoción de la competitividad internacional del país, sus acciones no apoyan esta meta de manera uniforme. Dos de estos casos son los del café y el azúcar. En el caso del café, los esfuerzos para compensar el impacto de las tendencias del precio mundial tienen menos probabilidades de mejorar la posición competitiva futura del país y los ingresos de los colombianos que las inversiones con miras al futuro. En el caso del azúcar, las inversiones esperadas de la producción de alcohol a partir de la caña de azúcar como combustible para motores parecen una costosa especulación potencialmente cara y posiblemente una desviación de recursos que podrían emplearse en áreas más prometedoras.




    1. Inconsistencia de la política. El compromiso de mantener un ambiente apropiado para la competitividad a largo plazo requiere que el gobierno envíe señales estables al sector privado acerca de la política a seguir. Las amplias variaciones de la tasa real de cambio a lo largo del tiempo y la periódica desviación de los impuestos de importación no ofrecen una estabilidad que dé garantías a los empresarios si han de comprometerse con nuevas inversiones. Junto con el tema ambiental éste es, seguramente, un factor de peso para la baja tasa de inversión actual que registra Colombia: 14% del PIB.

    Entorno económico

    El principal problema que enfrenta Colombia, por su alto nivel de violencia, es el de la seguridad relacionada tanto con la insurgencia de la guerrilla como con la producción de drogas ilegales. A este respecto, el Informe de Competitividad Global 2002-2003 sitúa a Colombia en el penúltimo lugar de la clasificación de seguridad por países, sólo antes de Israel. La preocupación de los extranjeros acerca de la seguridad personal en Colombia ha reducido el interés de potenciales inversionistas, de compradores extranjeros y de potenciales socios en alianzas estratégicas. Tal como ha sido discutido en páginas precedentes, todas estas situaciones son críticas para la transmisión de la tecnología, el diseño de la información y la inversión, esenciales para un crecimiento rápido de la productividad. Hasta que el flujo de socios de negocios extranjeros a Colombia no aumente de manera sustancial, la promoción interna de la competitividad es probable que solamente obtenga resultados limitados.

    Capítulo 3


    1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   ...   51

    Similar:

    Promoción y Grupos de Competitividad iconServicio de Investigación
    Economía y Competitividad para la promoción de empleo joven e implantación de la Garantía Juvenil en I+D+i
    Promoción y Grupos de Competitividad iconConsejo nacional de promocion de exportaciones
    Política Integrada de Comercio Exterior, Competitividad e Inversiones de Guatemala
    Promoción y Grupos de Competitividad iconLa localidad bugalesa de aranda de duero confía a rv edipress su promoción como destino turístico
    Premio de la asociacion europea de economia y competitividad a balneario el raposo
    Promoción y Grupos de Competitividad iconAcuerdo por el que se dan a conocer diversas disposiciones en materia de los programas de promoción sectorial y el formato de solicitud de autorización y ampliación de programas de promoción sectorial. Articulo 1
    I. Programa, al Programa de Promoción Sectorial a que se refiere el Decreto por el que se establecen diversos Programas de Promoción...
    Promoción y Grupos de Competitividad iconFondo para la promocion de la economia local y la competitividad de los sectores productivos
    Nuevo Texto actualizado 1ra. Convocatoria añO 2018 para la presentacion de proyectos
    Promoción y Grupos de Competitividad iconFacultad de investigaciones
    Ficha para presentación de proyectos – investigación grupos consolidados y/o grupos en formacióN; y semilleros
    Promoción y Grupos de Competitividad icon¡No haga parte de un engaño! Superfinanciera advierte sobre promoción de esquemas piramidales en grupos cerrados de chats y redes sociales
    El dinero que prometen a cambio del supuesto “regalo” depende única y exclusivamente del aporte que hagan quienes entran a ser parte...
    Promoción y Grupos de Competitividad iconConcamin y shcp, por un eficaz encadenamiento productivo que genere mayor competitividad industrial
    Avances en la instrumentación de la Gran Alianza por una Política Industrial de Nueva Generación: Grupos de Alto Nivel y proyecto...
    Promoción y Grupos de Competitividad iconManagua, julio del 2009 glosario
    Nicaragua. Dicha promoción contempla la formulación de una estrategia para el mediano y largo plazo, orientada a mejorar el clima...
    Promoción y Grupos de Competitividad iconEvaluación económica Que es corabastos?
    Doctor Mauricio Arturo Parra El tener un asiento en esta Unión Mundial de Mercados, le permite a Corabastos tener una mayor competitividad,...

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    Cuadro 2.3 Exportaciones colombianas a mercados

    Descargar 1.6 Mb.