Descargar 330.12 Kb.


Página1/60
Fecha de conversión28.03.2018
Tamaño330.12 Kb.

Descargar 330.12 Kb.

Programación Tesela Economía 1º Bach. Comunidad de Madrid


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   60


PROYECTO TESELA


ECONOMÍA

PRIMER CURSO DE
BACHILLERATO
(MODALIDAD DE HUMANIDADES

Y CIENCIAS SOCIALES)

COMUNIDAD DE MADRID




ÍNDICE



1. INTRODUCCIÓN


2

2. METODOLOGÍA


5

3. CURRÍCULO OFICIAL

9

Objetivos de la etapa

9

Objetivos de la materia

10

Contenidos

10

Criterios de evaluación


12

4. PROGRAMACIÓN DE LAS UNIDADES

14


Bloque I. Actividad económica y sistemas económicos


15

Unidad 1. La actividad económica

15

Unidad 2. Sistemas económicos

18


Bloque II. Producción e interdependencia económica


21

Unidad 3. La producción

21

Unidad 4. Empresa, sectores e interdependencia económica

24


Bloque III. Intercambio y mercado


27

Unidad 5. Intercambio y mercado

27

Unidad 6. El mercado en movimiento. Tipos de mercado

30


Bloque IV. Macromagnitudes e indicadores económicos


33

Unidad 7. Renta nacional

33

Unidad 8. Otros indicadores económicos y sus límites

36


Bloque V. Aspectos financieros de la economía


39

Unidad 9. El dinero y sus funciones

39

Unidad 10. El funcionamiento del sistema financiero

42


Bloque VI. Toma de decisiones e intervención del Estado en la economía



44

Unidad 11. Estado y política económica

44

Unidad 12. El sector público y los Presupuestos Generales del Estado


47


Bloque VII. El contexto internacional de la economía


50

Unidad 13. Funcionamiento del comercio internacional

50

Unidad 14. Globalización y relaciones internacionales

53


Bloque VIII. Desequilibrios económicos actuales


56

Unidad 15. Desequilibrios económicos actuales

56

Unidad 16. La economía española: historia y presente

59

1. INTRODUCCIÓN
El Real Decreto 1467/2007, de 2 de noviembre, aprobado por el Ministerio de Educación y Ciencia (MEC) y que establece la estructura y las enseñanzas mínimas de Bachillerato como consecuencia de la implantación de la Ley Orgánica de Educación (LOE), ha sido desarrollado en la Comunidad de Madrid por el Decreto 67/2008, de 19 de junio, por el que se establece el currículo de Bachillerato para esta comunidad. El presente documento se refiere a la programación de la materia de Economía en el primer curso de Bachillerato (modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales).
Según la LOE (artículo 32), esta etapa ha de cumplir diferentes finalidades educativas, que no son otras que proporcionar a los alumnos formación, madurez intelectual y humana, conocimientos y habilidades que les permitan desarrollar funciones sociales e incorporarse a la vida activa con responsabilidad y competencia, así como para acceder a la educación superior (estudios universitarios y de formación profesional de grado superior, entre otros). De acuerdo con estos objetivos, el Bachillerato se organiza bajo los principios de unidad y diversidad, es decir, le dota al alumno de una formación intelectual general y de una preparación específica en la modalidad que esté cursando (a través de las materias comunes, de modalidad —como esta— y optativas), y en las que la labor orientadora es fundamental para lograr esos objetivos. En consecuencia, la educación en conocimientos específicos de esta materia ha de incorporar también la enseñanza en los valores de una sociedad democrática, libre, tolerante, plural, etc., una de las finalidades expresas del sistema educativo, tal y como se pone de manifiesto en los objetivos de esta etapa educativa y en los específicos de esta materia (según el artículo 33 de la LOE, "ejercer la ciudadanía democrática, desde una perspectiva global, y adquirir una conciencia cívica responsable, inspirada por los valores de la Constitución española así como por los derechos humanos, que fomente la corresponsabilidad en la construcción de una sociedad justa y equitativa").
En este sentido, el currículo de Bachillerato ha de contribuir a la formación de una ciudadanía informada y crítica, y por ello debe incluir aspectos de formación cultural general. La materia de Economía, como muchas otras de la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales, adquiere una importancia decisiva para la formación de los alumnos, en el sentido de que mejora notablemente su comprensión del presente más inmediato y del mundo actual a partir del análisis del funcionamiento del conjunto de factores o sistemas que crea las condiciones para que las personas satisfagan sus necesidades materiales o busquen su bienestar, que afecta a todas individual y colectivamente, es decir, debe tener una visión global del funcionamiento del sistema económico y de las bases del razonamiento económico. La producción de bienes y servicios, su distribución, su asignación, etc., se convierten en objeto de estudio en el marco de unas estructuras socio-económicas determinadas, es decir, deben analizarse en función de los objetivos que cada sociedad tiene en cada momento, y de ahí la caracterización de la economía como una ciencia social (por ser los bienes escasos y de usos alternativos, y por existir, en suma, perspectivas diferentes sobre los problemas económicos y la forma de abordarlos).
Además de ser el Bachillerato una etapa educativa terminal en sí misma, también tiene un carácter propedéutico: su currículo debe incluir los contenidos y destrezas intelectuales que permitan abordar posteriores estudios (universitarios o técnico-profesionales), tales como el análisis, la deducción, el razonamiento, la síntesis, el manejo de fuentes diversas en diferentes soportes, etc. Para el alumno, esta materia es nueva en su currículo, independientemente de que algunos de sus contenidos hayan podido ser desarrollados, con otra orientación y menor complejidad y en un marco diferente, en las materias de Ciencias Sociales, Geografía e Historia (2º, 3º y 4º de ESO) y de Matemáticas (especialmente en la opción A de 4º, que aporta instrumentos de análisis matemático y de análisis de la representación gráfica de la información), y de que mantenga estrechas relaciones con otras de este mismo curso de Bachillerato (Historia del Mundo Contemporáneo, Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales I) o del siguiente (Economía de la Empresa, Geografía, Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales II).
La necesidad de que el alumno conozca y comprenda algunos de los resortes que establecen las bases del funcionamiento de las sociedades, sean cuales sean en cada una de ellas sus formas de organización social, política, etc. —algunos los conoce de forma intuitiva, aunque solo sea porque vive en un sistema económico determinado—, concede a esta materia una gran importancia, precisamente porque ese conocimiento le proporciona la posibilidad de reforzar su capacidad de análisis, de crítica, de reflexión, etc., todo ello a partir de toda una serie de fenómenos presentes en su vida y a los que los medios de comunicación hacen referencia constantemente (y que intervienen en la consolidación de muchas de las competencias básicas que el alumno ha alcanzado en la etapa anterior). Desempleo, inflación, desigual distribución de los recursos en el planeta, subdesarrollo, distribución de la renta, desigualdades Norte-Sur, movimientos migratorios, interdependencia, globalización, desarrollo sostenible, etc., son aspectos de una actividad económica (y consecuencias de ella) con las que conviven los alumnos, y que deben hacerles reflexionar sobre el mundo en el que viven.
Pero es que además el alumno es un consumidor, será un trabajador, será un contribuyente, es decir, es una persona que participa en las distintas fases de la actividad económica, por lo que es conveniente que conozca la forma en que su organización y las decisiones de política económica (tomadas por los gobiernos nacionales o por los organismos económicos internacionales) le afectan cotidianamente (lo que vulgarmente se ha simplificado en el término microeconomía). Insistiendo en algo que ya hemos puesto de manifiesto, el alumno debe disponer de un marco conceptual que le permita interpretar la realidad económica, así como de unas herramientas metodológicas que favorezcan una cierta capacidad de razonamiento económico.
Como ocurre con otras materias de modalidad, y dado que la cursarán alumnos cuyo objetivo no es convertirse en economistas profesionales, debe evitarse el riesgo de que sus contenidos giren excesivamente en torno a grandes teorías macroeconómicas, primando los contenidos que en sí mismos tienen un alto poder explicativo. Sin olvidar que el alumno debe conocer los fundamentos de la estructura económica y tener una visión general del funcionamiento del sistema (a pesar de su complejidad), su finalidad formativa debe estar más orientada al desarrollo de actividades de investigación, de observación y de explicación, a la puesta en práctica de lo aprendido en la vida real. Pero además de estos contenidos de mayor carácter procedimental, el alumno va a enfrentarse a toda una serie de aspectos que rodean a la actividad económica, que no son otros que la desigualdad económica, la marginación social, el aprovechamiento incontrolado de recursos, el consumismo desaforado, etc., lo que puede ser aprovechado en la reflexión acerca de las actitudes que una sociedad como la española, con unos valores constitucionales como la justicia y la igualdad, debe adoptar colectivamente, lo mismo que deberá hacer individualmente el propio alumno. Y precisamente estos contenidos son los que pueden servir para favorecer su interés por esta materia, para tener una cultura económica básica que le permita comprender más globalmente el mundo en que vive y ser más consciente en su toma de decisiones, es decir, a formarse responsablemente un criterio propio. En suma, el hincapié debe hacerse en las causas y en las consecuencias de los problemas económicos.
El libro de texto utilizado es Economía 1º Bachillerato (Proyecto Tesela, de Oxford EDUCACIÓN, 2008), cuyos autores son Ramón Tamames, Jesús Sastre de la Fuente y Antonio Rueda Guglieri, y el alumno cuenta, además, con un CD-ROM de recursos (actividades interactivas, animaciones y presentaciones, documentos, pensando en PAU). El profesor dispone de la Carpeta de recursos (materiales en formato fotocopiable), del Solucionario de las actividades del libro del alumno y del CD-ROM de recursos (recursos multimedia —actividades interactivas, presentaciones y animaciones, documentos, carpeta digital—, generador de evaluaciones —con pruebas de evaluación—, pensando en PAU —técnicas de trabajo y estudio, modelos de pruebas resueltas, nuevas propuestas—, y los contenidos del CD-ROM del alumno).

2. METODOLOGÍA
En el desarrollo de esta materia tienen gran importancia los aspectos metodológicos (entendidos como la interrelación de cuantos elementos y personas intervienen en el proceso educativo), aspectos que deben partir del contexto temporal, geográfico y social en que se encuentra el alumno, para lo que habrán de establecerse interrelaciones y transferencias no solo con otras materias del currículo de este curso (Historia del Mundo Contemporáneo, Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales) sino efectuar referencias constantes a las aportaciones de otras ciencias sociales (sociología, psicología, ciencia política). El proceso de enseñanza-aprendizaje, como hemos apuntado anteriormente, debe combinar la exposición de conceptos con el trabajo de procedimientos y actitudes, lo que comúnmente conocemos como metodología activa. La realización de investigaciones —que mostrarán que esta es una materia muy útil para el alumno—, el uso de las tecnologías de la comunicación para obtener información, la lectura y análisis de noticias económicas en medios de comunicación —en soportes impresos y digitales—, la redacción de informes y comunicaciones, la visita a empresas y organismos e instituciones económicos, etc., son recursos y actividades que muestran claramente las grandes posibilidades formativas de esta materia.
En esta línea, y como criterio metodológico básico, hemos de resaltar que en Bachillerato se ha de facilitar y de impulsar el trabajo autónomo del alumno y, simultáneamente, estimular sus capacidades para el trabajo en equipo, potenciar las técnicas de indagación e investigación (ahí están las posibilidades de las tecnologías de la información y la comunicación, como acabamos de manifestar) y las aplicaciones y transferencias de lo aprendido a la vida real. No debemos olvidar que esta materia adquiere todo su sentido cuando le sirve al alumno para entender el mundo y la compleja y cambiante sociedad en que vive. El mismo criterio rige para las actividades y textos y gráficos sugeridos y para la gran cantidad de material gráfico que figura en los materiales curriculares, de modo que el mensaje es de extrema claridad expositiva, sin caer en la simplificación, y todo concepto es explicado y aclarado, sin considerar que nada es sabido previamente por el alumno.
El hecho de que economía sea una ciencia en continua evolución y transformación condiciona la forma en que deben trabajarse sus contenidos en el aula. No es lo mismo presentar contenidos sobre los que existe unanimidad entre la comunidad científica, que hacerlo sobre unos en los que existen divergencias. Frente a las recetas preestablecidas, con escaso margen de duda sobre los efectos beneficiosos de su aplicación, la economía se enfrenta a constantes y permanentes teorías contrapuestas, teorías que responden a su inserción en un conjunto más amplio de decisiones por afectar a muchos otros aspectos de la organización social (por ejemplo, cuál debe ser el papel del Estado en la actividad económica— que es uno de los contenidos de la materia—, cómo debe intervenir en momentos de crisis o recesiones, cuál debe ser su política redistributiva de recursos, cuál su papel en la eliminación de desequilibrios territoriales, y así un largo etcétera). Esta pluralidad de opciones favorecerá que el alumno no se conforme con explicaciones sencillas y simplistas, sino que debe acostumbrarse a investigar sobre ellas, a prever consecuencias sobre su aplicación, en suma, a comprender el carácter global de esta ciencia social. Pero es que, además, debe aprender que una medida económica que se considera técnicamente necesaria puede tener también efectos socialmente negativos (el control de la inflación, prioridad de la política de las instituciones comunitarias europeas, puede provocar efectos negativos en muy diversos aspectos de la vida social y económica de los países). Y todo ello en los 8 bloques de contenidos que establece el currículo autonómico: La actividad económica y sistemas económicos, Producción e interdependencia económica, Intercambio y mercado, Magnitudes nacionales e indicadores de una economía, La toma de decisiones y la intervención del Estado en economía, Aspectos financieros de la economía, El contexto internacional de la economía y Desequilibrios económicos actuales.
Es importante destacar que los diferentes tipos de contenidos del currículo de esta materia (conceptos, procedimientos y actitudes) tienen su reflejo en los diferentes objetivos. Así, vemos que los hay relacionados directamente con contenidos conceptuales (por ejemplo, identificar el ciclo de la actividad económica, distinguir sistemas económicos), con contenidos procedimentales (por ejemplo, interpretar los mensajes, datos e informaciones que aparecen en los medios de comunicación y/o Internet sobre problemas económicos actuales) y con contenidos actitudinales (por ejemplo, manifestar interés por conocer e interpretar con sentido crítico y solidario los grandes problemas económicos actuales, en especial las desigualdades económicas y la sobreexplotación de recursos naturales y los derivados de la globalización de la actividad económica). Y lo mismo podemos decir de los criterios de evaluación, además de que tanto en estos como en los objetivos de la materia algunos estén formulados integrando conceptos, procedimientos y/o actitudes.
La profundización que puede lograrse en cada una de las actividades de desarrollo de los contenidos estará en función de los conocimientos previos que el profesor haya detectado en los alumnos mediante las actividades / preguntas de diagnóstico inicial que acompañan en cada unidad al texto introductorio, y que parten de aspectos muy generales pero imprescindibles para regular la profundización que debe marcar el proceso de aprendizaje del alumno y para establecer estrategias de enseñanza. Al inicio del curso, y para comprobar el punto de partida inicial del alumno, se realizará una evaluación previa, de la misma forma que habrá una final que permita valorar integradamente la consecución de los objetivos generales del curso.
En un proceso de enseñanza-aprendizaje basado en la identificación de las necesidades del alumno, y que se conocen por los resultados de cursos anteriores, es fundamental ofrecer a cada uno de ellos los recursos educativos necesarios para que su formación se ajuste a sus posibilidades, en unos casos porque estas son mayores que las del grupo de clase, en otras porque necesita reajustar su ritmo de aprendizaje. Para atender a la diversidad de niveles de conocimiento y de posibilidades de aprendizaje de los alumnos del grupo, se proponen en cada unidad nuevas actividades que figuran en los materiales didácticos del profesor, y que por su propio carácter dependen del aprendizaje del alumno para decidir cuáles y en qué momento se van a desarrollar.
Todas las consideraciones metodológicas enunciadas anteriormente tienen su reflejo en la organización interna del libro del alumno, de modo que cada unidad didáctica mantiene la siguiente estructura:


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   60

Similar:

Programación Tesela Economía 1º Bach. Comunidad de Madrid iconProgramación Tesela Economía 1º Bach. Aragón
Comunidad Autónoma de Aragón por la Orden de 1 de julio, por la que se aprueba el currículo de Bachillerato para esta comunidad....
Programación Tesela Economía 1º Bach. Comunidad de Madrid iconProgramación Tesela Economía 1º Bach. Extremadura
...
Programación Tesela Economía 1º Bach. Comunidad de Madrid iconDecreto 245/2000, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento para el Ejercicio de la Potestad Sancionadora por la Administración de la Comunidad de Madrid
D [comunidad de madrid] 245/2000, 16 noviembre, rectificado por Corrección de errores
Programación Tesela Economía 1º Bach. Comunidad de Madrid iconConvocatoria de prensa
El viernes, inaugura la jornada el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, Cristóbal Montoro, y la clausura...
Programación Tesela Economía 1º Bach. Comunidad de Madrid iconPica soto del espinar comunidad de madrid
Ciclo final grado medio en las disciplinas hípicas de resistencia, orientación y turismo ecuestre (Técnico II)
Programación Tesela Economía 1º Bach. Comunidad de Madrid iconMadrid, 5 de febrero de 2007
Intervención del Excelentísimo Señor Don Ramón Luis Valcárcel Siso, Presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, en...
Programación Tesela Economía 1º Bach. Comunidad de Madrid iconLa esencia de la democracia consiste en que la legítima confrontación ideológica no ahogue ni el debate ni el diálogo entre di
Sr presidente del Gobierno, sr. Vicepresidente, sra. Presidenta de la Comunidad de Madrid, autoridades, queridos amigos
Programación Tesela Economía 1º Bach. Comunidad de Madrid iconProgramación de la asignatura de economía en primero de bachillerato
Programación de la asignatura economía para primero de bachillerato de ciencias sociales
Programación Tesela Economía 1º Bach. Comunidad de Madrid iconLos mecenas de rouco
Formada por personalidades de la vida social y económica, la Fundación “Madrid Vivo” colaborará en la organización de la Jornada...
Programación Tesela Economía 1º Bach. Comunidad de Madrid iconCrónica de nuestra visita a la comunidad de Ocobamba
Nota: las informaciones que se dan aquí son las que fuimos capaces de entender dentro de todo lo dicho por la comunidad. No pretenden...

Página principal
Contactos

    Página principal



Programación Tesela Economía 1º Bach. Comunidad de Madrid

Descargar 330.12 Kb.