• La iniciativa Chalalán y el Manejo Sostenible de los Ecosistemas basado en comunidades, Bolivia 6
  • Mecanismos de financiación verdes en Trinidad Tobago 7

  • Descargar 246.77 Kb.


    Página2/12
    Fecha de conversión25.03.2018
    Tamaño246.77 Kb.

    Descargar 246.77 Kb.

    La economía verde en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza


    1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

    La economía verde en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza


    3. En reconocimiento a la necesidad imperante de los países en desarrollo de erradicar la pobreza como principal prioridad en sus decisiones de política pública, y de la estrecha relación que tienen el estado de los recursos naturales con la capacidad de las sociedades para mejorar el bienestar de las personas y promover el desarrollo, se habla de la economía verde en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza4, y no únicamente de economía verde. La inclusión explícita de la necesidad de acabar con la pobreza de una forma que se garantice que no volverá a aparecer y que se mantendrán los recursos naturales, resalta al menos dos temas. Primero, que no se puede hablar de economía verde independientemente de acciones directamente ligadas a atender las necesidades de los grupos más vulnerables; y segundo, que no puede existir una economía verde si los patrones de consumo y producción no garantizan que la mejora en el estado del medio ambiente y los beneficios sociales estén presentes en el corto, mediano y largo plazo.

    4. Bajo estas premisas entonces, la economía verde es la que mejora el bienestar del ser humano y la equidad social, a la vez que reduce significativamente los riesgos ambientales y las escaseces ecológicas. En su forma más básica, una economía verde es aquella que tiene bajas emisiones de carbono, utiliza los recursos de forma eficiente y es socialmente incluyente.

    5. Es de suma importancia remarcar que el concepto de “economía verde” no sustituye al de “desarrollo sostenible”, sino que es una ruta a tomar para alcanzarlo. El camino concreto no es igual para todos los países, sino que depende de la situación y perspectivas específicas de cada uno. En la región existen diversas iniciativas que ya apuntan hacia el desarrollo sostenible que pueden considerarse como economía verde. Dentro de esa amplia gama de opciones hay algunos elementos que son comunes a todos ellos.

    6. Entre los elementos comunes está el cambio de paradigma de la vieja creencia de que los recursos naturales son inagotables y tienen una capacidad ilimitada de regeneración, al reconocimiento de que la naturaleza tiene límites y que la humanidad tiene la responsabilidad de asegurar que los ecosistemas y los ciclos naturales se mantengan en sano funcionamiento. Esta responsabilidad atiende a dos inquietudes que se han puesto como razón fundamental para la protección ambiental. Por un lado se ha reconocido el derecho a un desarrollo armónico con la naturaleza, y por el otro atiende a la necesidad de mantener un medio ambiente que proporcione de forma sostenida los bienes y servicios necesarios para asegurar el bienestar de las personas incluyendo las más vulnerables. Y en este sentido, otro de los rasgos compartidos es el fuerte valor que se le da a la inclusión y desarrollo social, como parte fundamental del proyecto o intervención.

    7. La falsa creencia de un medio ambiente sin límites es la falta de reconocimiento de que la sociedad toma bienes y servicios de la naturaleza para promover su bienestar (como agua de ríos, lagos y el subsuelo, beneficios de los ecosistemas agrícolas que resultan en la producción de alimentos, aire limpio, y una infinidad más) pero que no retribuye a la naturaleza, ni la provee de los medios y tiempos necesarios para recuperar o regenerar eso que tomó.

    8. Para corregir esta práctica errónea y las consecuencias que ha provocado, es necesario comprender la importancia de los bienes y servicios que provee la naturaleza, y el hecho de que muchos de esos bienes y servicios entran en una dinámica de mercado que no ha incorporado el costo ni el beneficio que tienen para la sociedad el asegurar que la naturaleza pueda seguir proporcionando dichos bienes y servicios.. Los beneficios en la mayoría de los casos son evidentes, por ejemplo la provisión de agua o aire limpios, pero a pocas se les asignan valores en la toma de decisiones.

    9. Reconociendo que los países de la región tienen una gama muy variada de condiciones sociales, ambientales, económicas y culturales, resulta evidente que no es posible aplicar un mismo conjunto de estrategias para lograr transformar la una economía hacia una más respetuosa con el medio ambiente e inclusiva. Es labor de los gobiernos establecer las condiciones que consideren necesarias que permitan a su país asegurar en el corto, mediano y largo plazos, la erradicación de la pobreza, la mejora de las condiciones de vida y la conservación de la naturaleza. Igualmente, es responsabilidad de los estados definir, aplicar, promover y coordinar las acciones necesarias dentro del contexto específico de su país, para llevarlo hacia un desarrollo sostenible en el plazo más corto posible.

    10. Muchas de las iniciativas de políticas, programas y proyectos promovidos por los gobiernos, el sector privado y las organizaciones de la sociedad civil en la región, en áreas que van desde la generación de energía limpia, la agricultura sostenible, el ecoturismo y la gestión sostenible de los recursos naturales son elementos básicos de una economía verde. La transición a una economía verde no es un obstáculo para el desarrollo y la industrialización, generando condiciones que los puedan atrasar. Por el contrario, una economía verde está destinada a promover la industrialización basada en la eficiencia de recursos, asegurando un acceso fiable, local y asequible a la energía y la tecnología, así como mejorar la eficiencia en el uso de los recursos que podría mejorar la competitividad de la región.

    11. Como se indica anteriormente, el debate en torno a la economía verde está estrechamente relacionado con el marco de desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza. Lograr el desarrollo sostenible requiere del fortalecimiento de sus tres pilares interdependientes, el ambiental, social y económico. A través de la economía verde, la promoción del gasto público, las inversiones privadas y la creación de condiciones favorables garantizan que la asignación de capital y la alineación de las decisiones políticas son coherentes con los objetivos de desarrollo sostenible, promoviendo así la cabal implementación de la Agenda 21. . El cambio hacia una economía verde debe ser visto como un vehículo económico, ambiental y social, y un camino para el desarrollo sostenible.

    12. La mayoría de las clases más vulnerables en América Latina y el Caribe dependen de la agricultura, bosques, pesquerías y otros recursos naturales y servicios de los ecosistemas para su subsistencia, el acceso a los alimentos, el empleo y la generación de ingresos. Mediante la promoción de las inversiones que mantengan y mejoren los recursos naturales, una economía verde permite el acceso a servicios básicos como alimentos, energía, infraestructura, agua e y generación de entradas económicas para las clases más vulnerables. Por ejemplo, formas más sostenibles de agricultura aumentarán el rendimiento, los ingresos y reducirán el cambio climático y la vulnerabilidad del medio ambiente. En el sector energía, dado que partes de la región de América Latina y el Caribe siguen sufriendo un acceso limitado a la energía que impide el desarrollo de las actividades y el desarrollo de la región5, la economía verde puede promover soluciones de energía renovable como la biomasa moderna, la energía solar, eólica, hidráulica y geotérmica, las cuales pueden ofrecer opciones energéticas más viables, accesibles y adaptables para la calefacción, la cocina y la iluminación de los más vulnerables.

    13. Si una economía va a ser verde e inclusiva, no debe constituir nuevos obstáculos técnicos al comercio y a la cooperación. En línea con los principios de Río de responsabilidades comunes pero diferenciadas y capacidades respectivas, la transición a una economía verde debe tener en cuenta los impactos de distribución internacional. De esta manera, el crecimiento verde puede conducir a nuevas oportunidades de mercado. Las normas comerciales deberían impedir a los países el uso de preocupaciones ambientales como un pretexto para la protección del comercio.

    14. Según la visión de uno de los países de la región, lejos de imponer barreras y restricciones de cualquier naturaleza, la economía verde genera oportunidades y supone:

    1. La conciliación del crecimiento de la actividad económica y comercial con la gestión sostenible de los recursos y el fortalecimiento de la protección ambiental;

    2. La inversión en tecnologías agrícolas que permitan una utilización más sostenible del suelo y de los recursos naturales en general;

    3. La reducción de las emisiones de carbono;

    4. La promoción, diseminación e inversión en energías renovables;

    5. El manejo ambientalmente sostenible de los residuos;

    6. La adecuada gestión de los productos químicos;

    7. La promoción de patrones de consumo y producción sostenibles, con los países desarrollados tomando el liderazgo en la implementación de medidas;

    8. La promoción de un hábitat social sostenible, mediante la utilización de tecnologías limpias en la construcción y de la creación de oportunidades de empleo en la industria.

    15. Otros ejemplos de instrumentos que pueden ser un aporte para el desarrollo sostenible en el marco del concepto del crecimiento verde, estrategia bajo la cual se enmarcan las discusiones de los países de la OECD, incluyen: las compras públicas sostenibles, la generación de empleos dignos y verdes, en particular, para mujeres y jóvenes, la eliminación de subsidios perversos, los impuestos “verdes”, la infraestructura sostenible, la producción agropecuaria sostenible, la energía renovable y la eficiencia energética, el ordenamiento territorial ambientalmente sostenible, la promoción de la ciencia, la investigación, desarrollo e innovación en tecnologías e industrias sostenibles y con alto potencial de crecimiento, y en particular, la promoción de una economía de bajo contenido de carbono.


    1. Marcos conceptuales de la región para la promoción del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza

    16. La región de América Latina y el Caribe ha estado promoviendo el desarrollo de marcos conceptuales novedosos en búsqueda del alcance del desarrollo sostenible, cuyo conocimiento y análisis pueden ofrecer insumos útiles para la discusión asociada al concepto de una economía eficiente en el uso de los recursos, baja en carbono y socialmente inclusiva.

    17. En este sentido, se resalta el caso de los gobiernos de Bolivia y Ecuador y la propuesta de impulsar el reconocimiento de los derechos de la naturaleza, es decir, el derecho a que se respete integralmente su existencia, mantenimiento y regeneración de sus ciclos vitales, estructura, funciones y procesos evolutivos. Se debe instar a los Estados a implementar medidas de precaución y restricción para las actividades que puedan conducir a la extinción de especies, la destrucción de ecosistemas o la alteración permanente de los ciclos naturales.

    18. Asimismo, el Ecuador plantea el Buen Vivir como una estrategia alternativa al desarrollo, como un nuevo paradigma que reemplaza al modelo imperante basado en el crecimiento económico infinito, lo que ha llevado a la sobre-explotación de los recursos naturales, ha generando pobreza, inequidad y la exclusión de buena parte de la población. El Plan Nacional para el Buen Vivir es un proceso en construcción, retomado de los saberes ancestrales de los pueblos y nacionalidades indígenas, que implica vivir en armonía con uno mismo, con la naturaleza y los demás, en la construcción de Estados democráticos, incluyentes, plurinacionales e interculturales.

    19. Otro ejemplo interesante a considerar es el modelo de desarrollo propuesto por el Gobierno de Brasil. La experiencia brasileña se ha centrado en el fortalecimiento y la intensificación de las inversiones en protección social y desarrollo. Iniciativas como Bolsa Familia y Luz para Todos, y la creación de otros como Minha Casa, Minha Vida [Mi Casa, Mi Vida] y Brasil sem miseria [Brasil sin la pobreza extrema], que incluye Bolsa Verde representan este camino. La visión asociada con estos programas es que la calidad de vida y las condiciones ambientales se incorporen plenamente en los derechos de las poblaciones más vulnerables.

    20. Esta orientación se ha manifestado también en el desarrollo de instrumentos de políticas públicas, privadas y mixtas, encaminadas a una mayor eficiencia en el uso de los recursos naturales, a la reducción de la generación de emisiones, al uso de tecnologías más limpias, al incremento de la productividad y al mejoramiento de las condiciones de calidad de vida de la población propuesto por el Gobierno de Colombia. De igual forma, esto implica adecuada información y un conocimiento que permita una correcta valoración de los recursos naturales y de los servicios ecosistémicos como soporte de un crecimiento económico y social sostenible. Se entiende que estas sinergias entre los tres pilares son fundamentales para lograr avances concretos en la reducción de la pobreza. Igualmente, esta articulación de los tres pilares deberá fortalecer procesos de transición tecnológica y de innovación.

    21. Dichas condiciones se cumplen en la principal herramienta de planeación del Gobierno de Colombia, el Plan Nacional de Desarrollo para el periodo 2010-2014, que busca avanzar hacia la Prosperidad Democrática impulsado por cinco sectores clave: 1) agricultura, 2) minero-energética, 3) infraestructura, 4) vivienda, y 5) innovación. Estos sectores conforman la estrategia de crecimiento económico y de competitividad como pilar fundamental para alcanzar un mayor bienestar de la población. Esto último se expresa en la reducción de la pobreza, la igualdad de oportunidades y la convergencia del desarrollo regional. Estos mecanismos de crecimiento económicos se encuentran articulados con las políticas ambientales y sociales del país. Es por esto que el objetivo de la política ambiental durante este cuatrienio será el de garantizar la recuperación y el mantenimiento del capital natural y de sus servicios ecosistémicos, como soporte del crecimiento económico y del apoyo a los mencionados sectores “locomotoras”.

    22. De manera similar, Jamaica ha preparado "Visión 2030 Jamaica - Plan Nacional de Desarrollo", su primer plan de desarrollo de largo plazo que proporciona una hoja de ruta estratégica para preparar al país para el logro del estatus de país desarrollado para el año 2030. Este plan prevé una importante transformación de Jamaica de un país en desarrollo de ingresos medios a uno que ofrece a sus ciudadanos una calidad de vida y estándares de clase mundial en áreas críticas como la educación, salud, nutrición, servicios básicos, el acceso a bienes y servicios ambientales, el civismo y el orden social. El país también ha desarrollado un marco local de planificación del desarrollo sostenible que se ejecuta como parte del proceso del gobierno local de reforma del país.



    23. El Gobierno de Venezuela propone el concepto de la economía social ecológica, que necesariamente debe tener en cuenta los impactos ambientales y sociales, en particular la pobreza, la seguridad alimentaria, la educación, la salud, la promoción de la capacidad productiva de los países en desarrollo y el empleo, como aspectos transversales de cualquier programa, proyecto o actividad, que será desarrollado, y que promueva avances en el marco de los tres pilares independientes del desarrollo sostenible hacia una concepción integral.

    24. Este modelo de desarrollo ubica al ser humano como su centro de acción y se basa en los valores de solidaridad, justicia, inclusión social, equidad, respeto y cumplimiento de los derechos humanos y participación de los ciudadanos. En congruencia con este modelo de desarrollo, el Gobierno de Venezuela lleva a cabo políticas sociales dirigidas a erradicar la exclusión, la pobreza, la discriminación y social, con el fin de lograr una sociedad incluyente y participativa, capaz de garantizar a todos sus miembros una vida digna, que permita disfrutar sus derechos sociales, económicos, culturales, ambientales, políticos y civiles, de una manera universal y equitativa.

    25. Entre estas propuestas, se inserta también la presentada por los países miembros del SICA (Sistema de Integración Centroamericana), según la cual la economía ecológica debe fortalecer la interacción de los 3 pilares del desarrollo sostenible, enfocarse en la erradicación de la pobreza, el hambre y las desigualdades con un régimen económico global más justo, inclusivo y equitativo para la humanidad y la naturaleza, que promueva el comercio justo, el empleo digno, las tecnologías seguras y accesibles priorizando el conocimiento ancestral en las buenas prácticas y garantizando el financiamiento para la implementación de las políticas y estrategias de los países en desarrollo, bajo el principio de la responsabilidad común pero diferenciada.

    26. La economía verde debe contribuir a reducir el impacto de las crisis emergentes globales, particularmente en las poblaciones y las economías de los países en desarrollo; poniendo especial atención a los temas prioritarios de crisis energética y volatilidad de los precios, crisis financiera, desastres, crisis alimentaria y especulación de precios de los alimentos, cambio climático, escasez de agua, economía azul, patrones de producción y consumo sostenible en el marco de un Programa de 10 años.

    27. Barbados también ha decidió integrar el concepto de economía verde, entendido como un sistema integral de producción, distribución, consumo y asimilación de residuos que, desde su esencia, refleje la fragilidad del ecosistema insular como la base de las intervenciones de la política pública en la protección de recursos naturales, elecciones de negocios e inversión, programación del desarrollo humano y la facilitación de estrategias de mercados de exportación. Barbados está comprometido con la integración de la economía verde en sus planes de desarrollo, incluido el Plan Estratégico de Barbados 2005-2025, para lograr una articulación de todos los sectores de la economía que le permita avanzar en la implementación del desarrollo sostenible.


    1. Iniciativas de la región que fomentan la economía verde en el contexto del desarrollo sostenible y erradicación de la pobreza

    28. Aun cuando no exista consenso sobre el concepto de economía verde, existe un conjunto de experiencias exitosas en curso que nos permiten indicar que hay una percepción en los sectores público y privado sobre las características fundamentales que deberá tener cualquier aproximación globalmente acordada sobre este concepto. Para considerar que los proyectos, programas o políticas propician el tránsito hacia una economía verde, deben fomentar, mediante la inversión directa o a través de otros mecanismos o incentivos, no sólo la conservación o restauración de los recursos naturales, sino también asegurar que la sociedad involucrada cuente con los recursos suficientes para su correcto desarrollo en el corto, mediano y largo plazos. A continuación se mencionan algunos ejemplos de referencia.

    La iniciativa Chalalán y el Manejo Sostenible de los Ecosistemas basado en comunidades, Bolivia6


    29. Chalalán Ecolodge es una empresa basada en la comunidad que ofrece una amplia gama de programas y actividades para la recreación y el aprendizaje en profundidad de la selva, bajo la guía de los pueblos indígenas locales. La empresa Chalalán comprende 74 familias, 42 son beneficiarios directos de las ganancias de la compañía. Ubicado en el Parque Nacional Madidi, el proyecto ha adoptado el estilo de construcción indígena con materiales disponibles localmente. El albergue dispone de un sistema de gestión de aguas residuales que utiliza procesos naturales, una gran parte de la electricidad utilizada en el lodge es generada por paneles solares, reduciendo al mínimo el uso de combustibles fósiles.

    30. Aparte de las transferencias directas de Chalalán en forma de donaciones y/o contribuciones, la comunidad cuenta con los ingresos generados a través de la venta de bienes y servicios para el albergue. El nivel de conservación conseguido en el área de influencia del lodge, está relacionado con el impacto social y económico que ejerce la actividad sobre la población de la comunidad. Gracias a las iniciativas de conservación, ha sido posible reintroducir especies como el mono araña negro, el pecarí de labios blancos y otros mamíferos amenazados.

    31. La comunidad empresarial genera otros beneficios. Por ejemplo, la empresa jugó un papel clave en la consecución de reconocimiento de derechos a la tierra de la comunidad y juega también un papel fundamental en la planificación económica del territorio.

    Mecanismos de financiación verdes en Trinidad & Tobago7


    32. El Fondo Verde de Trinidad y Tobago fue establecido a través de la Ley de Finanzas 2000. Esta ley introdujo un impuesto del 0,1 por ciento -la tasa del Fondo Verde- sobre las ventas brutas o los recibos de todas las empresas que realizan negocios en Trinidad y Tobago, a pagar al final de cada trimestre. El propósito del Fondo es permitir la financiación de grupos comunitarios y organizaciones dedicadas a actividades de remediación, reforestación y conservación del medio ambiente. El Fondo Verde constituye un mecanismo mediante el cual se puede conseguir la financiación de programas y proyectos ambientales.

    33. En 2010, el Gobierno distribuyó más de 2,7 millones de dólares a través del Fondo Verde a dos organizaciones comunitarias. Fondes Amandes utilizará el dinero para continuar su iniciativa de reforestación en la cuenca del Fondes Amandes en St. Ann. La Greenlight Network utilizará sus fondos para llevar a cabo una iniciativa de reciclaje de plástico. Es el primer proyecto de este tipo promovido en Trinidad y Tobago.

    1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

    Similar:

    Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Oficina Regional para América Latina y el Caribe iconAcciones de los países de América Latina y el Caribe que contribuyen a la implementación de las Decisiones del XX reunión del Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe

    Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Oficina Regional para América Latina y el Caribe icon1ª Reunión del Comité del período de sesiones del Consejo Científico de la cms (Scc-sc1)
    Secretaría administrada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
    Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Oficina Regional para América Latina y el Caribe iconXx reunión del Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe

    Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Oficina Regional para América Latina y el Caribe iconDp/fpa/ops-icef-unw-wfp/2015/crp
    Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo/ Fondo de las Naciones Unidas para
    Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Oficina Regional para América Latina y el Caribe iconCircular fepc nº 170/16 Cochabamba, 29 de julio de 2016 para
    Mediante la presente, se informa que, el pasado 26 de julio, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (cepal) publicó...
    Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Oficina Regional para América Latina y el Caribe iconXix reunión del Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe Los Cabos, México 11-12 de marzo de 2014
    Fortalecimiento de las redes regionales y las capacidades nacionales en información ambiental”
    Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Oficina Regional para América Latina y el Caribe iconSegún el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, los empleos verdes son aquéllos que reducen el impacto ambiental de empresas y sectores económicos hasta alcanzar niveles sostenibles
    Ue, en la Estrategia Europa 020, y en el caso de España, en los objetivos de la Ley de Economía Sostenible y la Estrategia para una...
    Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Oficina Regional para América Latina y el Caribe iconMarco de Asistencia de Naciones Unidas para el Desarrollo, manud ciclo programático: 2014-2018 eje temático
    Medio ambiente y cambio climático, incluyendo la prevención de riesgos de desastres”
    Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Oficina Regional para América Latina y el Caribe iconConsideraciones del estado de la república de colombia al informe de la oficina del alto comisionado de las naciones unidas p
    Este informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre Colombia cubre el año 2005 y responde...
    Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Oficina Regional para América Latina y el Caribe iconConsideraciones ambientales del sector agropecuario y el medio rural colombianos
    Consultoría elaborada para el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (madr), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo...

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    La economía verde en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza

    Descargar 246.77 Kb.