Descargar 64.36 Kb.


Página1/4
Fecha de conversión05.07.2018
Tamaño64.36 Kb.

Descargar 64.36 Kb.

Nuevos franciscanos para la nueva evangelizacion


  1   2   3   4

NUEVOS FRANCISCANOS PARA LA NUEVA EVANGELIZACION

El que no naciere de nuevo, no puede ver el Reino de Dios”. (Jn 3,3)




  1. CANINDÉ, CIUDAD FRANCISCANA.

1. Queridos hermanos y hermanas, desde Canindé, ciudad franciscana del nordeste de Brasil, les llegue el saludo afectuoso de los participantes en el II Congreso Franciscano Misionero de América Latina y el Caribe. Delegados de las Provincias, Custodias y Fundaciones de 14 países, 113 hermanos, 7 religiosas y 24 laicos, nos hemos encontrado en este espléndido lugar, un verdadero claustro que incluye gran parte de la ciudad, del 21 al 27 de abril de 2013 para celebrar juntos un importante momento de vida y de reflexión en torno al tema de la Evangelización, razón de ser de nuestra orden. La fraterna bienvenida de la Provincia de San Antonio de Brasil y de la Fraternidad local, es la primera evangelización que hemos recibido, y que deseamos trasmitirles: cada bienvenida, de hecho, es icono de nuestro Dios que quiere regalarnos en anticipo e incansablemente su ternura.


2. Aquí, además, hemos tocado con la mano la grande fe de los numerosos peregrinos devotos de San Francisco das Chagas: estos hermanos y hermanas nuestros nos han enseñado una vez más que son los pobres nuestros maestros, con su simplicidad y confianza en la Providencia de Dios. A su lado hemos sentido particularmente cercano a nuestro Seráfico Padre, amigo especial de los pobres. Y luego, el hecho de encontrarnos juntos de tantos países y culturas diferentes, cada uno con el propio bagaje de entusiasmo, de desafíos y compromiso, nos ha hecho experimentar la belleza de la fraternidad, el descubrir el don que son cada hermano y cada hermana: ¡cuánta riqueza de dones, de experiencias, de vida, hemos experimentado! Juntos, como Fraternidad universal, hemos vivido ricos momentos litúrgicos: oraciones animadas con tantos cantos, seguidos por nosotros y con nosotros por numerosos coros, con tanta fantasía creativa, sobre todo la Eucaristía cotidiana, vivida como fuente de toda evangelización.
3. Por todo esto queremos expresar el más afectuoso reconocimiento a nuestro Ministro general saliente, Fr. José Rodríguez Carballo, que ha deseado el presente Congreso, sabiendo bien cómo apreciaba cordialmente estos momentos de encuentro, de profundización de nuestra vida y misión, y cómo él mismo los había decidido, favorecido y enriquecido con su presencia y sus palabras. Desde aquí, los mejores deseos para su nuevo servicio a beneficio de los consagrados de todo el mundo y en estrecha colaboración con el nuevo Papa Francisco.
4. Queridos hermanos y hermanas, es desde este lugar de fe, de religiosidad franciscana y de bellezas naturales, y en el clima de una acogida cálida y minuciosamente preparada, y tan apreciada por todos nosotros, que les dirigimos nuestro mensaje fraterno, junto a los compromisos que hemos tomado y que queremos compartir con todos ustedes. San Francisco das Chagas nos ayude a hacer concreto nuestro compromiso misionero evangelizador!



  1. DE CÓRDOBA A CANINDÉ

5. Este II Congreso misionero franciscano de América Latina y el Caribe quiere ser la continuación del primer Congreso, Córdoba 2008, pero también quiere contemplar aspectos nuevos y diferentes que son fruto del dinamismo de la vida y de la historia. El Congreso de Córdoba se sitúa en el contexto de la celebración del octavo centenario de los orígenes de nuestro carisma, el mismo que nos invitaba a revisar las Fuentes y a asumir el presente y el futuro con pasión, creatividad y esperanza. Nos dejamos iluminar por el documento profético: “El Evangelio nos desafía” del Consejo Plenario de la Orden, Bahía-Brasil, del cual celebrábamos 25 años. Eclesialmente, la Conferencia del CELAM en Aparecida-Brasil y los Congresos Misioneros de América Latina (COMLA/CAM) nos impulsaban al compromiso de ser discípulos y misioneros, en una Iglesia en misión permanente, desafiándonos a la conversión pastoral y llamándonos a ser generosos en relación a las misiones ad gentes, dando desde nuestra propia pobreza. En este contexto y a la luz de la práctica de nuestro seráfico padre San Francisco, del testimonio profético de muchos hermanos misioneros en el continente, desde el siglo XVI, y sensibles a los nuevos desafíos de nuestra realidad, aquel Congreso nos invitó a un nuevo ardor misionero, a la conciencia de que nuestro carisma fundacional y el momento actual exigen de nosotros urgencia y audacia para recrear y refundar nuestra misión evangelizadora. Nos sentimos invitados a revisar nuestras presencias y colocarnos en actitud de escucha, de diálogo, y en la búsqueda de nuevas formas evangelizadoras, más itinerantes, en misión compartida con los laicos y laicas, valorizando las diferentes vocaciones dentro de la familia carismática y en el mismo pueblo de Dios; a ir al encuentro de los jóvenes, a renovar nuestro ser de Hermanos del pueblo y nuestro ser Hermanos menores entre los pobres, entre los pueblos indígenas y afrodescendientes, a ir en misión, en especial a la Amazonía.


6. Entre el I y el II Congreso se celebró el Capítulo general OFM en el 2009, centrado en el tema de la misión evangelizadora de nuestra Orden. En él se aprobó el proyecto Amazonía, posteriormente concretizado en una nueva fraternidad misionera interprovincial e internacional. Se han tenido dos Asambleas del Consejo internacional del SGME, Encuentros de Misiones y Evangelización de las Conferencias; se dieron encuentros y experiencias de aproximación al mundo de los jóvenes, Congresos de educadores franciscanos, de formadores y de JPIC a nivel continental y con la participación de laicos y laicas, de miembros de la familia franciscana. El Master de Evangelización dio sus primeros pasos a pesar de las dificultades. Eclesialmente se realizó el Sínodo de los Obispos sobre la Nueva Evangelización; el Papa Benedicto XVI nos sorprendió con su renuncia y se eligió al primer Papa Latinoamericano, quien sorprendió a todos con el nombre de Francisco. Para el 2014 está programado el Congreso Internacional Franciscano, en Asís sobre misión y evangelización.
7. Vivimos este tiempo de cambios de época con diferentes señales de crisis, sea en el ámbito de la Iglesia, de la Vida Religiosa, en la misma sociedad y a nivel del medio ambiente. Crece la sed y la sensibilidad por un nuevo estilo de vida, por un nuevo modelo de economía, por una nueva manera de ser Iglesia, una nueva manera de vivir y convivir. San Francisco continúa siendo el prototipo de un hombre nuevo, que inspira a hombres y mujeres en la búsqueda de lo nuevo. En este contexto estamos celebrando este II Congreso Misionero Franciscano Latinoamericano y del Caribe con el lema: Nuevos franciscanos, para una nueva Evangelización. Esta novedad debe manifestarse en nuestra vida, en nuestra práctica, con nuestro testimonio y estilo de vivir, con nuestras opciones evangélicas.



  1. EL ROSTRO DEL NUEVO FRANCISCANO.

8. El término “nuevo”, en estos últimos años aparece con frecuencia en nuestro discurso y lo encontramos frecuentemente escrito en los documentos, comenzando con nuestras Constituciones generales. Durante el Congreso, tanto en las relaciones como en los trabajos de grupos y en el diálogo de la asamblea, han sido muchas las ideas y aportaciones sobre este “nuevo”, a tal grado de poder delinear el rostro del nuevo franciscano para la nueva evangelización. ¿Cómo es este rostro?

9. Sobre todo, - como ha repetido continuamente el objetivo principal del Congreso -, el nuevo franciscano ha plantado en el corazón el primado de la práctica, convencido que el Hijo de Dios se ha hecho práctica cuando se hizo carne. Por eso, intenta huir de todo intelectualismo que desencarna el Evangelio. Al contrario, se propone hacer calar en lo concreto de la vida, personal y fraterna, toda inspiración que le viene de la Palabra de Dios y de las mociones del Espíritu. Tal primado de la práctica lo hace consciente de que el verdadero anuncio evangélico se hace con el testimonio de la vida, primero y mucho más, que con las palabras. Aún más, cuando estas están en disonancia con la vida, eso hace derrumbarse la misma credibilidad de toda la Iglesia, como nos ha recordado recientemente el Papa Francisco, interpretando así las palabras del Pobrecillo de Asís: “Vayan a predicar, y, cuando sea necesario, también con las palabras”.
10. El tema del Congreso “Nuevos evangelizadores, nueva evangelización”, nos ha ofrecido el segundo rasgo del rostro del evangelizador franciscano, su ser “hombre de Dios”, “mujer de Dios”, de fe profunda y robusta, cultivada en una relación viva y diaria con el Señor, en la oración personal y comunitaria. Que sabe estar como discípulo a la mesa de la Palabra y que lleva cada día el hambre, suya y de los hermanos, ante la mesa eucarística. Tiene, de hecho, la conciencia de que sólo estando con el perenemente Nuevo, su vida se transforma del hombre viejo y carnal, para convertirse en testimonio de la novedad de Dios para el mundo de hoy.

11. El rostro del nuevo franciscano evangelizador es un rostro de simpatía, que sabe mirar a los demás como “prójimos”, viendo en todos la semejanza con Dios, aun cuando parecieran ser de los lejanos por ser de otra cultura, raza o religión. Un rostro dialogante, abierto, icono de la acogida del Padre providente. Sin prejuicios, sin cerraduras mortificantes…. Que cree firmemente en el diálogo ecuménico, interreligioso, intercultural. Que tiene ojos que saben ver lo positivo de cada uno, valorizándolo y celebrándolo, que no se cierran frente al mal, indicando, mejor y con humildad, el camino del bien. Un rostro de compasión, porque a su vez tiene experiencia de la misericordia de Dios, rostro que sabe comprender las debilidades; llevado naturalmente a ver la acción de Dios en medio de los acontecimientos de la vida, a reconfortar, a mostrar siempre señales de esperanza.


12. El nuevo franciscano evangelizador tiene un apasionado aliento misionero, habiendo hecho propios el mandato de Jesús a sus discípulos y el imperativo del Crucifijo a San Francisco: Ve! Que tiene oídos sensibles para escuchar el grito de tantos hermanos que aún no conocen el Evangelio, que viven en las periferias del mundo, que son pobres, enfermos, ignorantes, deshechos del mundo. Que tiene los pies robustos para atravesar las fronteras que separan a los ricos de los pobres, los poderosos de los débiles, que saben trasponer también los difíciles límites de los modernos areópagos. Que sabe vivir en la esencialidad de la vida, denunciando así los ídolos de hoy, las mil dependencias de nuestra vida distraída y consumista.
13. Un rostro abierto: este es otro rasgo del nuevo franciscano evangelizador. Que no se repliega en si mismo queriendo conservar ciertas estructuras que aprisionan, sino que se abre a los demás. Que sabe estar en medio a los demás, aceptando los desafíos, las provocaciones, que también sabe aprender de los demás, sobre todo de los pobres, a fin de dar nueva fuerza a las motivaciones de su fe y de su esperanza. Que vive el mundo como el propio claustro, al que Dios lo ha llamado y lo envía cada día. Que va por el camino, deteniéndose con la gente, escuchándola con interés. Que lleva su testimonio – y cuando es posible también su palabra – allá donde vive la gente.
14. El nuevo evangelizador franciscano presenta un rostro colaborador con los laicos, reconocidos y apreciados como hijos de Dios, marcados con la dignidad que se les ha conferido en el bautismo. Que es capaz de valorizarlos en la programación, en la realización y en la evaluación de la actividad pastoral. Que les ofrece momentos de formación y también de escucha.
15. En el rostro del nuevo franciscano evangelizador se lee el nosotros de la Fraternidad, sobre todo en la pastoral parroquial. Un nosotros que es la armonía de los carismas de todos los hermanos que componen la Fraternidad, un nosotros que ejemplarmente se convierte en modelo para construir la parroquia como “familia de familias”, donde se vive la alegría de la comunión, del compartir con todos, especialmente con los pobres, del compromiso misionero para poder llegar a los lejanos.
16. En fin, un rostro joven porque ama estar con los jóvenes, esperanza del mundo. Que se deja desafiar por las múltiples problemáticas del mundo juvenil de hoy, que se esfuerza por penetrarlos, comprenderlos y asumirlos para poder después entrar en una eficaz relación con los muchachos y las muchachas de nuestro tiempo. Que se reconoce pobre frente a la complejidad que agita sus corazones. Que quiere dedicar mucho tiempo para la escucha paciente y empática. Que está disponible a un gran acogida. Humilde para dejarse ayudar por los mismos jóvenes para encontrar senderos que lleven a Jesucristo, a su Evangelio. Capaz, también, de suscitar la pasión por los grandes ideales que los jóvenes, por su misma naturaleza, anhelan; de evangelizar en ellos el deseo de cosas grandes y bellas.



  1. LA PRÁCTICA EVANGELIZADORA DEL NUEVO FRANCISCANO

17. Los franciscanos de hoy, al entender la evangelización como dar testimonio de Dios que es Familiaridad Trinitaria, de su Amor derramado gratuita y generosamente en nuestra vida, por Jesucristo, y, al mismo tiempo, como anuncio gozoso de que todos somos hijos e hijas suyos y hermanos/hermanas menores de cuanto existe, queremos retomar nuestra identidad misionera para ir a todas partes y dar testimonio de este Evangelio que transformó nuestra vida. Haremos esto, como aprendemos de san Francisco, dando primacía a la praxis del amor y siempre en fraternidad y minoridad, elementos estos que imprimen nuestra huella específica en cada lugar de misión donde somos enviados,


18. El Congreso, al desarrollar sus trabajos, usó la dinámica de “talleres” en torno a las dimensiones y áreas de nuestra misión evangelizadora. Los congresistas fueron distribuidos por grupos para los diferentes “talleres”. En ellos se siguió la metodología de contemplar, discernir y proponer. Las propuestas de cada “taller” fueron presentadas en plenario y acogidas con beneplácito. No se discutieron ni votaron en el plenario. Las propuestas apuntan a la práctica del nuevo franciscano desafiado por una nueva evangelización.

19. SANTUARIOS – lugar para una praxis evangelizadora de la acogida fraterna y la hospitalidad de brazos abiertos




  • La espiritualidad franciscana se basa en la acogida y escucha del prójimo, como hermano e hijo de Dios. Los santuarios deben ofrecer una evangelización indirecta por medio de la acogida de los peregrinos. Acoger con ternura es evangelizar.

  • Propuesta de un encuentro de Rectores y Párrocos de pequeños y grandes santuarios a nivel de Conferencia para compartir y profundizar los desafíos de una nueva evangelización.

20. DIALOGO ECUMENICO E INTERRELIGIOSO - una evangelización de la escucha fraterna con los oídos del corazón y del compartir humilde de nuestra fe




  • Renovar nuestra misión evangelizadora promoviendo el papel de los laicos/as en todas nuestras actividades y acercándonos a ellos para crear una verdadera comunidad eclesial.

  • Acercarnos a las personas de fe y a las que no creen con actitud de simpatía y respeto.

  • Dada la actual situación en América Latina, consideramos necesario un mejor conocimiento del pentecostalismo y de las varias iglesias que se reconocen pentecostales.

  • El Master de Evangelización incluya también un programa de formación e información ecuménica. No se puede concebir la evangelización prescindiendo de la presencia de las demás iglesias en el territorio.

  • Reafirmamos la propuesta del documento de Córdoba (no. 5, i): nombrar un hermano para el servicio al diálogo en el secretariado de Misione sy Evangelización de cada Entidad de la UCLAF y comunicarlo al SGME; participar en los cursos que ofrece Estambul cada año sobre diálogo ecuménico e interreligioso.

21. FORMACION Y EVANGELIZACION - una evangelización que transforme las estructuras de modo que estas posibiliten prioritariamente experiencias de vida fraterna y entre los menores, tanto en la formación inicial como permanente.



  1   2   3   4

Similar:

Nuevos franciscanos para la nueva evangelizacion icon02 Interrogantes sobre la vida
Para pensar con objetividad y realismo en formular cauces para una buena evangelización, o para una nueva evangelización, tenemos...
Nuevos franciscanos para la nueva evangelizacion iconLa ciudad de la nueva economía
Qué es concretamente la nueva economía? Para empezar, la nueva economía es la nuestra, es en la que estamos ya. No es el futuro,...
Nuevos franciscanos para la nueva evangelizacion iconInformación ciat
Durante los últimos años hemos sido testigos de un desarrollo permanente del mercado de capitales y en particular del sector financiero:...
Nuevos franciscanos para la nueva evangelizacion icon¿una nueva ética para la nueva economíA
Finalmente el autor se aboca a describir las características centrales de la nueva economía y ensaya una respuesta a la pregunta...
Nuevos franciscanos para la nueva evangelizacion iconLibros, patentes y nueva economía
...
Nuevos franciscanos para la nueva evangelizacion iconEvangelismo
Un desafió bíblico a la evangelización a través de los Grupos de Amor y Vida; (Jn. 4: 5-15)
Nuevos franciscanos para la nueva evangelizacion iconDeclaración de Caracas: "Otra integración es urgente, posible y necesaria"
Esta nueva situación, que se acelera a partir del año 2000, nos ofrece señales del surgimiento de nuevos actores políticos, como...
Nuevos franciscanos para la nueva evangelizacion iconLos Premios Nobel de Economía Edmund Phelps y Eric Maskin formarán a los 300 líderes nuevos en la Cumbre Economía Verde 2017
Ia de nuevos disertantes al panel de oradores del evento de sustentabilidad más importante de América Latina. De esta manera, 00...
Nuevos franciscanos para la nueva evangelizacion iconParroquia en acción catequético iniciatoria
Evangelización como un proceso evangelizador que haga nacer en la fe y acompañe a quienes han acogido este don
Nuevos franciscanos para la nueva evangelizacion iconAntetítulo
En la inauguración de la tribuna “smart city, foro de la nueva ciudad” organizado por nueva economía fórum

Página principal
Contactos

    Página principal



Nuevos franciscanos para la nueva evangelizacion

Descargar 64.36 Kb.