• Lecturas Fin de Semana.

  • Descargar 11.02 Kb.


    Fecha de conversión06.03.2019
    Tamaño11.02 Kb.

    Descargar 11.02 Kb.

    Necesitamos un cambio fundamental en nuestro sistema educativo



    NECESITAMOS UN CAMBIO FUNDAMENTAL EN NUESTRO SISTEMA EDUCATIVO1
    Rodrigo Arboleda2
    Para salir del atraso, la educación necesita cambios serios. Pero como van estos países, no van bien.
    "... China produce 650 mil ingenieros y científicos por año, India 320 mil y en E.U., apenas producimos 75 mil y eso que la mitad son extranjeros. A ese paso, para el 2020, E.U. será una potencia de segundo grado".
    Esta frase lapidaria del senador Edward Kennedy en el programa Encuentro con la prensa, de Tim Russert, en la cadena NBC, el domingo 23 de abril, espanta. Si esto piensan en E.U. personajes como el senador, ¿qué podemos decir en Latinoamérica?
    Estamos ante una encrucijada de la región especialmente compleja por los cantos de sirenas de corte populista y nacionalista de Chávez, Morales, Humala, Kirchner y, ni para que hablar, de López Obrador y Ortega en Centroamérica, si son elegidos.
    Tenemos un desafío impresionante. Y, como lo evidencia Kennedy en su descarnado análisis sobre E.U., el tema de la Educación salta al primer plano con luces rojas de alarma. Lo paradójico es que la muestra a su vez como la única posible salida a largo plazo, no tanto para el gigante del Norte sino, en este caso y con mayor dramatismo, para esta región. Por ello, parafraseando un dicho de la campaña política Clinton vs. Bush padre, cuando uno de sus asesores identificó el tema del momento como el de la economía, diciendo "es la economía, estúpido", deberíamos decir hoy "es la educación, estúpido".
    Pero para resolverlo, necesitamos un cambio fundamental en nuestro sistema educativo. Como vamos, no vamos bien.
    Desde la época de la Colonia venimos trabajando un modelo de educación altamente discriminatorio, manejado por un binomio Gobierno-Iglesia, que produjo desequilibrios perversos en el desarrollo de nuestros países, si los comparamos con el modelo anglosajón. Nuestro modelo asumía el mantener ignorantes a indígenas y esclavos como manera de dominarlos. Esto hacía parte de la política no oficial de los gobiernos, algo así como un secreto a voces. Adicionalmente, nuestros modelos educativos se basaron en construir escuelas de ladrillo y cemento, muchas veces elefantes blancos que una vez construidos no contaban con presupuestos para operarlos. Estas escuelas, divididas en múltiples aulas estratificadas por edades más que por conocimientos, cada una con múltiples profesores de acuerdo con las materias (aritmética de tercero de primaria, historia de cuarto de bachillerato, etc.), lo único que lograron fue la creación de un aparato burocrático de docentes que tienen verdaderamente estrangulados los diferentes ministerios de educación. El presupuesto de los ministerios figura siempre entre los tres más alto de los gobiernos y, paradójicamente, estamos entre los más atrasados en cobertura de educación en el mundo.
    Si a esto le añadimos que nuestra filosofía educativa sigue el modelo tan intelectual de la lógica aristotélica como manera de inyectar conocimientos al cerebro de los niños, obtenemos un sistema de aprendizaje que no aprovecha la manera natural de asimilación de información, cual es el uso de los sentidos. La señora Montessori lo comprendió muy bien cuando diseñó el kindergarten. En este, los niños aprendían más jugando que memorizando. Donde perdimos el rumbo fue al cambiar de kindergarten a primaria, cuando comenzamos a borrar con el codo lo que acabábamos de escribir con la mano. Comenzamos a inyectar información al cerebro por medios intelectuales en vez de continuar utilizando los sentidos.
    Da la casualidad que con el advenimiento de la era digital, y más específicamente con la llegada de los laptops y el Internet, es posible prolongar indefinidamente el ambiente de aprendizaje del kindergarten. Es decir, podemos incrementar sustancialmente la eficiencia en la adquisición de conocimientos a todo lo largo de la vida. Paralelamente, nos permite incrementar dramáticamente la cobertura a costos muy inferiores a los actualmente experimentados. En pocas palabras, nos permite realizar el cambio del modelo educativo tan necesario si queremos llegar a la gran masa de los desposeídos y de los marginados del conocimiento. Porque, como en el caso del campo laboral con el tema de los sindicatos, los que pueden acceder al sistema educativo en nuestros países son hoy una minoría privilegiada y minúscula comparada con el torrente de necesitados y marginados. Solo cuando logremos incluir al mundo del conocimiento a esta gran masa de niños que permanecen en la ignorancia, lograremos romper este diabólico círculo vicioso de ignorancia, miseria y violencia en el cual nos encontramos.
    El proyecto ‘Un laptop por cada niño’, OLPC (‘One Laptop Per Child’), permite llevar a la práctica precisamente este cambio. Su producto bandera es el ‘Laptop de cien dólares’ (HDL, por su sigla en Inglés). Originado en el Media Lab del MIT y patrocinado por las Naciones Unidas, este proyecto permite una cobertura infinitamente mayor a la actual, en edificaciones muchísimo menos costosas que las ‘escuelas’ tradicionales, con ‘facilitadores’ (el nuevo nombre para los ‘profesores’) que se limitan a orientar a los niños a que aprendan por sí mismos. En un país como Colombia, el poder implementar a mediano plazo una cobertura que se cuente en los millones de laptops, constituye una meta que logra crear la masa crítica del cambio de que hablamos. La meta, crear una nación de niños ‘inventores’ con énfasis en ciencia y tecnología, los verdaderos creadores de riqueza hoy.
    Necesitamos promover el que nuestros países compitan en el campo de Propiedad Intelectual, es decir: inventos que proporcionan regalías, para poder sobrevivir al desafío que los 650 mil científicos de China, los 320 mil de India o, inclusive, los 75 mil de Estados Unidos –así la mitad sean extranjeros– van a imponernos en los años venideros.



    1 Lecturas Fin de Semana. Periodico El Tiempo. Bogotá, mayo 6 de 2006. http://eltiempo.terra.com.co/hist_imp/Domingo_hist/lect_hist/2006-05-06/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR_HIST-2878715.html

    2 Académico visitante. Media Lab MIT.


    Similar:

    Necesitamos un cambio fundamental en nuestro sistema educativo iconG. T. 2008 sistema educativo español legislación básica. Normativa autonómica
    Diseño curricular en el sistema educativo españOL: secundaria f. E. Te. – U. G. T
    Necesitamos un cambio fundamental en nuestro sistema educativo iconConsiderando que los planteles son la unidad básica de organización y funcionamiento del Sistema Educativo Nacional, y que estos son la vía más sólida para la equidad social y la competitividad de la economía
    Sistema Educativo Nacional, y que estos son la vía más sólida para la equidad social y la competitividad de la economía, es fundamental...
    Necesitamos un cambio fundamental en nuestro sistema educativo iconGuía Canvas Plan de Empresa
    Q.¿Es viable nuestro proyecto? ¿Cuánto dinero necesitamos? Análisis Económico Financiero 17
    Necesitamos un cambio fundamental en nuestro sistema educativo iconMicrosoft Word proyecto educativo 2012-2013. doc
    Objetivos propios para la mejora del rendimiento escolar y la continuidad del alumnado en el sistema educativo
    Necesitamos un cambio fundamental en nuestro sistema educativo iconUnidad I: cuestiones introductorias. Historia : De la Apologética a la Teología Fundamental
    Para entender bien el contenido de nuestro curso es necesario hacer una contextualización histórica de esta disciplina. Comenzando...
    Necesitamos un cambio fundamental en nuestro sistema educativo iconCambio Tecnológico y ética soidaria
    Necesitamos de un pensamiento ecologizado. Para abordar este pensmiento debemos recalar en pensadores como el citado Morin, Frijoff...
    Necesitamos un cambio fundamental en nuestro sistema educativo iconPrecios relativos y oferta
    Sin embargo, para determinar qué producirá en realidad, necesitamos conocer los precios. Concretamente, necesitamos saber el precio...
    Necesitamos un cambio fundamental en nuestro sistema educativo iconCiberseguridad: Necesitamos un ciberespacio seguro para nuestro progreso económico y social
    La introducción describe el escenario actual, define Ciberseguridad y los conceptos relacionados con ella, también se cita la “Estrategia...
    Necesitamos un cambio fundamental en nuestro sistema educativo iconFracaso escolar casi nulo, 5% de deserción tras completar el sistema educativo obligatorio, 6% del pbi invertido en la enseña
    Mientras nuestro país está por comenzar a debatir el proyecto de ley de educación emanado desde el Poder Ejecutivo, el mundo ya camina...
    Necesitamos un cambio fundamental en nuestro sistema educativo iconEn tiempos de cambio fundamental para la ue y de renovado debate sobre su futura orientación, resulta evidente que los europeos merecen y demandan cada vez más una ue que obtenga resultados concretos
    Tal como se detalla en el Plan de Inversión para Europa1, estimular la inversión es fundamental para obtener esos resultados facilitando...

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    Necesitamos un cambio fundamental en nuestro sistema educativo

    Descargar 11.02 Kb.