Descargar 48.79 Kb.


Página1/19
Fecha de conversión14.04.2018
Tamaño48.79 Kb.

Descargar 48.79 Kb.

Memorando de política económica I. Antecedentes


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19

Memorando de política económica

 

I. Antecedentes

1. Tal como se describiera en detalle en el memorando de política económica del 14 de febrero de 2000, el programa económico del Gobierno de la República Argentina, respaldado por el acuerdo de crédito contingente (stand-by) aprobado por el FMI, tiene por objetivo crear las condiciones necesarias para que la producción y el empleo crezcan de manera sostenida, en un contexto de continua estabilidad de precios y mejora de las cuentas externas, a través de políticas orientadas a elevar el ahorro nacional y la inversión y a fomentar una mayor modernización y competitividad de la economía. Sobre la base de los importantes logros en materia de estabilidad financiera y reformas estructurales ya alcanzados en el marco del régimen de convertibilidad, dichas políticas se centraron en reducir progresivamente el déficit del sector público (incluidas las provincias) de un nivel superior al 4% del PBI en 1999 a menos del 3% del PBI en 2000 —con reducciones progresivas en los años posteriores hasta llegar al equilibrio en el 2003— y en un plan de reformas estructurales de gran alcance en el ámbito de las finanzas públicas, el sistema financiero, el mercado laboral, el sistema de salud y otros sectores importantes de la economía.

2. Los avances logrados en la aplicación de dichas políticas en los primeros meses de la gestión de este gobierno se describieron en el memorando de política económica del 5 de septiembre de 2000, en el que también se analizó la evolución económica durante el primer semestre de 2000 y las perspectivas para el resto de este año. Los indicadores económicos que se disponían hasta ese momento, si bien eran variados, ofrecían cierta seguridad de que la recuperación de la demanda interna estaba en marcha y junto con un sólido crecimiento de las exportaciones, sobre todo de las de origen industrial, conduciría a una expansión sostenida de la producción en el segundo semestre de 2000, que continuaría en el 2001. Se esperaba que esta expansión, sumada a la reducción del gasto público, facilitaría un mejor desempeño fiscal y ayudaría a reducir los déficit federal y provincial del 2,5% del PBI en 1999 al 1,8% del PBI en 2000 el primero, y del 1,6% del PBI en 1999 al 1% del PBI en 2000, el segundo.


3. Sin embargo, en los últimos meses, la economía sufrió los efectos de una serie de factores adversos que influyeron de manera significativa en las perspectivas para el resto del año y que inevitablemente repercutirán en el crecimiento económico en el 2001. La incertidumbre política suscitada por los cambios en el gabinete de ministros afectó negativamente la confianza interna y dificultó la puesta en práctica de algunas de las políticas del Gobierno. Un factor de mayor importancia fue el sustancial deterioro de las condiciones externas, como resultado de la incertidumbre en torno a la evolución de la economía de Estados Unidos y a otras grandes economías industriales, el impacto del alza del petróleo en el crecimiento económico mundial y el aumento del costo del crédito, en un contexto en el que las economías emergentes en general y la Argentina en particular, ven gravemente limitado su acceso a los mercados de deuda. Los spreads de los bonos soberanos argentinos aumentaron más de 200 puntos básicos y las tasas activas internas más de 300 puntos básicos entre agosto y noviembre, impidiendo la incipiente recuperación de la demanda interna.


4. Como resultado de estas circunstancias, el crecimiento real del PBI será levemente positivo durante el año 2000, en comparación con el 1,7% previsto al momento de realizarse la última revisión del programa. Según las proyecciones actuales, en 2001 la tasa de crecimiento real del PIB se ubicará en el 2,5%, acelerándose durante el año a medida que la aplicación decidida de las políticas económicas del Gobierno y la ampliación del respaldo financiero internacional, apuntalen la confianza y promuevan una recuperación más sostenida de la demanda interna.


5. Si bien en 2000 el crecimiento fue muy inferior al esperado, la economía ha avanzado significativamente para ajustarse a las perturbaciones externas que sufrió a finales de los años noventa, especialmente el deterioro de los términos del intercambio, la fortaleza del dólar y la depreciación del Real brasileño. Los costos internos siguieron bajando en 1999 y en lo que va del 2000, reforzando la competitividad. Los precios al consumidor cayeron 0,7% entre noviembre de 1999 y noviembre de 2000, mientras que los precios mayoristas (en los que los bienes transables tienen una mayor ponderación) subieron el 4,8% en el mismo período, indicando una mejora del precio relativo de dichos bienes.


6. Como consecuencia de la mejora de la competitividad, del efecto favorable de los elevados precios del petróleo y de la debilidad de la demanda interna, el balance comercial pasó de un déficit de US$1.600 millones en los primeros diez meses de 1999 a un superávit de US$900 millones en el mismo período de 2000. Un dato de especial importancia es que el volumen de exportaciones de manufacturas creció el 12% en el mismo período. Se espera que la mejora del balance comercial más que compense el aumento en los pagos de intereses de la deuda externa, posibilitando una significativa reducción del déficit de cuenta corriente en 2000 que se ubicará en 3,4% del PBI, frente a un nivel de 4,4% en 1999 y casi 5% en 1998. Pese a la contracción del déficit de cuenta corriente —y al hecho de que aproximadamente tres cuartas partes de éste será financiado por inversión extranjera directa (IED)—, se estima que debido a las condiciones más restrictivas del financiamiento externo que prevaleció en los últimos meses, las reservas internacionales netas durante 2000 disminuirán US$2.000 millones. Según las proyecciones, las reservas internacionales brutas, que incluyen los fondos depositados por los bancos en el exterior para cumplir con los requisitos de liquidez, ascenderán hacia finales del año 2000 a aproximadamente US$32.500 millones (casi el 40% del M3 o una vez y media la deuda externa de corto plazo del país).


7. Las medidas adoptadas por el Gobierno para reducir el déficit fiscal nacional en 2000 se vieron crecientemente obstaculizadas por la debilidad de la demanda interna y el continuo descenso de los precios al consumidor. A pesar de que se adoptó un importante paquete de medidas impositivas en enero pasado, la recaudación tributaria —incluidas las contribuciones a la seguridad social— aumentó poco más de 3% hasta el fin de noviembre de 2000, en comparación con el 8,7% de crecimiento previsto inicialmente y con un incremento cercano al 6% proyectado al momento de realizarse la primera revisión del programa. En consecuencia, y pese a los esfuerzos realizados por el Gobierno para contener el gasto primario —que incluye una disminución de $Arg 300 millones adicionales para el segundo semestre del año— fue necesario elevar la meta del déficit federal acumulado para fin de 2000 en $Arg 600 millones (0,2% del PBI) en ocasión de la primera revisión del programa, y se prevé que el déficit sobrepasará dicho límite en otros $Arg 1.400 millones actualmente. En consecuencia, el Gobierno solicita las correspondientes modificaciones a las metas de déficit y variación de la deuda contemplados en el programa para diciembre de 2000. Sin embargo, se estima que el gasto primario se mantendrá dentro del límite establecido previamente, disminuyendo 1,4% en comparación al observado en 1999.


8. La información preliminar sobre la evolución de las finanzas públicas provinciales en 2000 muestra un significativo avance en la reducción del déficit consolidado en comparación con el nivel relativamente alto observado en 1999, aunque este avance es ligeramente inferior al previsto en el programa. Las estimaciones actuales indican una reducción de este déficit a aproximadamente $Arg 3.400 millones (1,2% del PBI), en comparación con el 1,6% del PBI registrado en 1999 y con el 1% del PBI estimado inicialmente en el programa. En consecuencia, el Gobierno solicita que se modifiquen las metas de déficit de las provincias y de variación de la deuda consolidada del sector público que se fijaron para el final de 2000. Las provincias más endeudadas realizaron la mayor parte de los ajustes tras firmar acuerdos con el gobierno federal con el fin de conseguir apoyo para refinanciar su deuda, en conjunto con programas específicos de ajuste fiscal. Algunas de las principales provincias también lograron progresos significativos en el saneamiento de sus finanzas, mientras que en otras el desequilibrio continúa siendo muy elevado, indicando una urgente necesidad de que redoblen sus esfuerzos para mejorar la recaudación de ingresos propios y contener el gasto.

9. El estancamiento casi total de la actividad económica y el incremento del costo del crédito, sobre todo en los últimos meses, se reflejaron en una continua reducción del crédito de los bancos locales al sector privado y en un incremento de la proporción de préstamos en mora, aunque paralelamente se constituyeron mayores reservas para cubrir las pérdidas por este concepto. El coeficiente de capitalización (criterios de Basilea) del sistema bancario sigue siendo relativamente elevado y, en general, la liquidez de los bancos es adecuada. El nivel de depósitos privados en el sistema bancario aumentó el 5% durante los nueve primeros meses de 2000, pero entre octubre y noviembre se redujo aproximadamente el 1,8%.


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19

Similar:

Memorando de política económica I. Antecedentes iconGrupo de política monetaria comunicado Miércoles 31 de Enero de 2018
En este contexto, el gpm recomienda mantener la Tasa de Política Monetaria en su actual nivel de 2,5 por ciento, con sesgo neutral...
Memorando de política económica I. Antecedentes iconPolítica Económica Introducción
Tinbergen representó para la teoría de la política económica en las tres décadas posteriores al nacimiento de la macroeconomía de...
Memorando de política económica I. Antecedentes iconMacroeconomía y política económica
Estado de Bienestar. La política económica básica dentro de este Estado, que permite y configura el desarrollo económico, promueve...
Memorando de política económica I. Antecedentes iconReporte de lectura
Facultad de Economía de la unam (fe-unam); especialista en Fundamentos para el Análisis de Política Económica (Macroeconomía), fe-unam;...
Memorando de política económica I. Antecedentes iconExplique en qué sentido la teoría económica de Marx es una crítica de la economía política clásica
Por qué seguir el camino de la economía política pura de Walras implicó que la teoría económica dejara de lado los análisis sobre...
Memorando de política económica I. Antecedentes iconMarisol (maria soledad) rodríguez martínez
Dirección profesional: Departamento de Política Económica y Estructura Económica Mundial
Memorando de política económica I. Antecedentes iconAntecedentes
Entre las acciones realizadas, en los programas de la Organización Internacional del Trabajo, se delimitó un conjunto de actividades...
Memorando de política económica I. Antecedentes iconPor Marcelo F. Resico
...
Memorando de política económica I. Antecedentes iconModalidad economia y gestion de las organizaciones
Estado en la actividad económica y otros temas vinculantes promoviendo un protagonismo ante situaciones nuevas o cuestiones de la...
Memorando de política económica I. Antecedentes iconUnidad 16 Economía española: la política económica en acción
Estabilización de 1959 tuvo un efecto decisivo sobre la marcha de la economía. Lo mismo se puede decir de la política seguida a raíz...

Página principal
Contactos

    Página principal



Memorando de política económica I. Antecedentes

Descargar 48.79 Kb.