Descargar 124.79 Kb.


Página1/8
Fecha de conversión06.04.2018
Tamaño124.79 Kb.

Descargar 124.79 Kb.

¿Maldición o bendición de los recursos naturales


  1   2   3   4   5   6   7   8

¿Maldición o bendición de los recursos naturales? El caso de la minería del cobre en Chile, 1890-1950

Mauricio Folchi1

Departamento de Ciencias Históricas

Universidad de Chile

1. Introducción

El papel de los recursos naturales en el desarrollo económico ha sido un tema de intensa discusión entre economistas e historiadores económicos desde mediados del siglo XX en adelante. En ese debate pueden reconocerse, básicamente, dos posiciones enfrentadas: la de quienes consideran la explotación de recursos naturales como una vía conducente al subdesarrollo (en referencia a la experiencia latinoamericana clásica, en consonancia con los postulados teóricos de Prebisch o de la Teoría de la Dependencia), y la de quienes ven en esta estrategia una oportunidad real para activar el proceso de desarrollo (en referencia a la experiencia de países como Canadá, Suecia, Noruega, Australia y Nueva Zelanda, siguiendo los postulados de la economía convencional).

En los años ’90 este largo debate se ha reactivado con la irrupción de un hallazgo empírico formulado como “la maldición de los recursos naturales”. De acuerdo a esta tesis ―planteada por Jeffrey Sachs y Andrew Warner (1995)2― el crecimiento de las economías intensivas en recursos naturales, en lugar de verse favorecido, se vería ralentizado en comparación al de los países con menor dotación de recursos naturales que, como por ejemplo Japón, experimentarían un crecimiento más dinámico. Este argumento supone un paso importante en el debate. No es lo mismo decir que la exportación de RR.NN. tiene un efecto marginal decreciente sobre el crecimiento económico ―como había dicho Prebisch―, y otra cosa muy diferente es decir que tiene un efecto negativo.

En principio, la maldición de los recursos naturales es sólo una constatación empírica; una correlación de datos: las economías más intensivas en RR.NN. crecen menos que las economías menos intensivas en RR.NN. Al parecer, el método seguido fue la búsqueda masiva e indiscriminada de correlaciones entre variables que permitieran explicar las diferencias en los niveles o en las tasas de crecimiento del PIB per capita, a partir de una muestra de países. En otras palabras, el método seguido en la elaboración de esta tesis no fue deductivo, sino inductivo. No había una teoría, ni una hipótesis para la cual se buscara una comprobación empírica. Más bien, ocurrió lo contrario: apareció una evidencia empírica ―muy elocuente, hay que admitirlo― que ahora reclama una explicación. Los propios autores confiesan que esa es la situación en que se encuentra la tesis de la maldición de los recursos naturales.

“Al igual que carecemos de una teoría universalmente aceptada sobre el crecimiento económico en general, carecemos también de una tesis universalmente aceptada sobre la maldición de los recursos naturales (…). Dado que existe una diversidad de opiniones en relación a (…) qué es lo que realmente impulsa el crecimiento, tenemos una diversidad de opiniones similares en torno al tema de los recursos naturales. En otras palabras, una respuesta más cabal a lo que hay detrás de la maldición de los recursos naturales queda supeditada a una mejor respuesta a la pregunta sobre qué es lo que en definitiva impulsa el crecimiento” (Sachs y Warner, 2005: 75)

Dada la contundencia del hallazgo y los alcances del mismo, era casi obligado que la comunidad científica reaccionara, acumulándose a la fecha un número suficiente de estudios para alimentar una discusión animada. Ahora bien, dadas las circunstancias en que fue concebida la tesis de la maldición de los recursos naturales, el debate ha sido algo desordenado. Por una parte, se han realizado nuevas investigaciones replicado la metodología de Sachs y Warner o corrigiendo una de las variables, los cuales han arrojado resultados que avalan y contradicen su tesis. La conclusión más clara que puede sacarse de la lectura de esos estudios es de orden metodológico: una pequeña corrección en los parámetros que definen la variable independiente pueden cambiar los resultados de forma significativa. En este caso, la principal controversia radica en cómo entender, definir y medir la intensidad de recursos naturales de una economía (o el peso de este sector en una economía). Si se usa una definición diferente a la usada por Sachs y Warner, las correlaciones entre intensidad de RR.NN. y crecimiento no salen.3 Algo similar ocurre si se cambia la cesta de RR.NN, los años de referencia o la base de datos usada (véase Apéndice 1).

El segundo asunto debatido es en torno a la causalidad. La constatación de Sachs y Warner es que los países que cierto año (1970 en su estudio) tenían una economía relativamente intensiva en recursos naturales tuvieron, durante las dos décadas siguientes, tasas anuales de crecimiento del PIB per capita inferiores a las de los países cuyas economías no eran intensivas en recursos naturales hacia 1970. Obviamente, el efecto negativo de los recursos naturales sobre el crecimiento es un efecto indirecto. Por lo tanto, debe existir un mecanismo (o un conjunto de ellos) que transforme la mayor actividad del sector extractivo en una menor actividad en el conjunto de la economía.

Si estos mecanismos existen realmente, deberían poder establecerse correlaciones entre la intensidad de recursos naturales de las economías y la presencia de esos mecanismos (léase, incentivos perversos, malas prácticas, distorsiones en los mercados, etc.). Asimismo, el grado de presencia de estos mecanismos en las economías, debería estar correlacionada con los malos resultados de las mismas. En este punto, la oferta de hipótesis ha sido tan abundante como ingeniosa, aunque, muchas veces, contradictoria. Sachs y Warner plantean como mecanismo básico el desplazamiento (crowding-out logic), que castigaría la actividad industrial, dejándola fuera de competencia. Pero hay quienes antes habían sostenido lo contrario (Auty, 1994): que la renta de los RR.NN. se destinaría a sostener un sector industrial ineficiente. Mecanismos contrapuestos, mismo resultado: bajo crecimiento. También se ha planteado como mecanismo la existencia de un conjunto de problemas, de alguna manera vinculados entre sí: altas tasas de pobreza, bajos índices de educación, regímenes políticos no democráticos, altos niveles de corrupción, conflictos internos violentos, que también transformarían la abundancia de recursos naturales en un lastre para el crecimiento económico.

En esta búsqueda de la explicación ―llevada a cabo con el mismo método―, los resultados son completamente heterogéneos. La principal conclusión que puede sacarse de la revisión de estos trabajos es, de nuevo, metodológica. El hallazgo de cada nueva correlación (por ejemplo, niveles educativos, abundancia de recursos y crecimiento económico) vuelve a abrir la pregunta básica: ¿por qué?, la cual siempre se resuelve, una y otra vez, mediante un ejercicio especulativo: “dado que A está fuertemente correlacionado con B, podemos pensar que lo que está ocurriendo es C”, lo cual nos llevaría a buscar correlaciones entre A, B, y C.

Con todo, la tesis de la maldición de los recursos naturales resulta sugerente y estimulante. El gráfico de dispersión de Sachs y Warner no nos puede dejar indiferentes. Es cierto que podría tratarse, simplemente, de un espejismo estadístico, pero eso es algo que todavía está en discusión y, por lo tanto, tenemos que tomar este asunto muy en serio.

Lo dicho hasta aquí nos lleva a plantearnos el examen de esta tesis con una metodología diferente: la de la Historia. Para estos efectos nos proponemos contrastar el cúmulo de hipótesis que se han planteado respecto de los mecanismos que convierten la intensidad de recursos naturales en una economía en un obstáculo para su crecimiento, con la experiencia chilena de la primera mitad del siglo XX, dominada también por un boom de recursos naturales: la minería del cobre. ¿Acarreó dicho boom un perjuicio para la economía chilena? ¿Se activaron los mecanismos perversos que operan en las economías fajo los efectos de la maldición de los recursos naturales? ¿Cómo se explica la existencia o no de estos mecanismos en el caso chileno? Estas son algunas de las preguntas que nos proponemos responder.



Catálogo: cladhe -> registro -> ponencias
ponencias -> La industrialización por sustitución de importaciones y la frustración de la modernización económica, Chile 1890 2000
ponencias -> Redes comerciales en tlaxcala a fines de la colonia
ponencias -> De puerto berrío a la quiebra: el ferrocarril de antioquia y los empresarios nacionales y extranjeros
ponencias -> El crédito de fomento tras las cadenas del oro
ponencias -> El estado empresario y sus motivaciones
ponencias -> Segundo Congreso Latinoamericano de Historia Económica
ponencias -> Industrialización Regional, Café y Capital Humano en Colombia en la primera mitad del siglo XX
ponencias -> Poder, corrupción y negocios del grupo sonorense: la década 1920
ponencias -> La inversión extranjera durante la Revolución Mexicana ¿factor de crecimiento económico
ponencias -> Clahe México
  1   2   3   4   5   6   7   8

Similar:

¿Maldición o bendición de los recursos naturales iconMedio ambiente, recursos naturales y energía
Propuestas de política pública para la gestión sostenible de los recursos naturales y ambientales”
¿Maldición o bendición de los recursos naturales iconTaller búsqueda alternativas
Los recursos naturales en la actual coyuntura política de la Asamblea Constituyente. Gonzalo Guzmán. Dirigente de Tierras y Recursos...
¿Maldición o bendición de los recursos naturales iconCbd second National Report Nicaragua (Spanish version)
Dirección General de Biodiversidad y Uso Sostenible de los Recursos Naturales, Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales
¿Maldición o bendición de los recursos naturales iconRepublica dominicana secretaria de estado de medio ambiente y recursos naturales
Proyecto manejo y conservacion de los recursos naturales de la cuenca alta del rio yaque del norte
¿Maldición o bendición de los recursos naturales iconDerecho de los Recursos Naturales y Derecho Ambiental
Pensar y razonar jurídicamente los casos y las situaciones que impliquen una solución en la que intervengan cuestiones de índole...
¿Maldición o bendición de los recursos naturales iconLa necesidad de abogados especialistas en recursos naturales
En países cuya economía se basa en recursos naturales, suele haber falta de abogados que se dediquen a energía, minas, medio ambiente...
¿Maldición o bendición de los recursos naturales iconMinisterio de agricultura instituto nacional de recursos naturales
Instituto nacional de recursos naturales – inrena, con domicilio legal en Calle Diecisiete Nº 355 Urb. El Palomar, San Isidro, en...
¿Maldición o bendición de los recursos naturales iconSecretaria de medio ambiente y recursos naturales
Programa de Ordenamiento Ecológico y Territorial del Estado de Chiapas, que celebran la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales...

Página principal
Contactos

    Página principal



¿Maldición o bendición de los recursos naturales

Descargar 124.79 Kb.