Descargar 72.36 Kb.


Página1/2
Fecha de conversión19.10.2018
Tamaño72.36 Kb.

Descargar 72.36 Kb.

Los retos de la arquitectura contemporanea de mexico


  1   2




Los retos de la arquitectura contemporánea de México


Rafael López Rangel


El significado y pertinencia del tema. Es evidente que reconocer la presencia de estos retos, implica definirlos, tenerlos claros, o cuando menos, estar en la posibilidad de establecer con nitidez las preguntas que ahora nos hacemos acerca del rumbo de la arquitectura de nuestro país.


Para no rodear esta cuestión diremos, en primer lugar, que se establecen los retos en el momento que los principios, paradigmas y convenciones con los que operamos y nos guiamos para pensar y construir las edificaciones arquitectónicas, dejen de ser eficaces y convincentes para satisfacer los requerimientos y reclamos de quienes encargan y sobre todo de quienes necesitan la arquitectura. Y lo mismo se puede decir del “diseño” y construcción-transformación de los asentamientos humanos y de su planeamiento, actividades que –pese a las tendencias actuales de separarlas- están en la práctica, y consecuentemente en la teoría, vinculadas entre sí.
Desde la epistemología constructivista – genética, queda claro que la historia de la arquitectura es la historia de sus transformaciones y en los momento clave, esas transformaciones han sido verdaderos retos. Esto nos lleva a la certeza de que para comprender a profundidad los retos actuales, tenemos que conocer los retos precedentes, porque en éstos se concentran tanto los cambios del conjunto de la problemática socioeconómica, política y cultural como las implicaciones de esta problemática de la arquitectura, el urbanismo y la planeación,

¿Cuáles han sido los grandes retos históricos de la arquitectura institucional de México en el siglo XX?


A grandes rasgos los mencionaremos:
I.- Enfrentar los requerimientos urbanos y arquitectónicos planteados por el establecimiento de los primeros regímenes posrevolucionarios. Lo cual implicaba nada menos que pasar de los principios Académicos Beaux Arts, a los paradigmas de la Cultura Industrial. Este reto culmina con el establecimiento y el desarrollo del Movimiento Funcionalista, una vez que se asume el “Neocolonial” y el “Decó Arquitectónico”, y en alguna medida, urbanístico (1920-1940).
II.- Enfrentar la “frialdad cultural” o “anómica” del funcionalismo, sin violentar los principios de éste. Búsqueda de una cultura identitaria nacionalista o de una esteticidad con significados humano-culturales . Mencionemos dos hitos de estas respuestas: La Ciudad Universitaria del Pedregal (1940), y el edificio Aristos , en la ciudad de México ( 1959-1960).
III.- El desenvolvimiento de las acciones modernizadoras en las ciudades y la arquitectura, empíezan en poco tiempo a tener efectos negativos: una extensión indiscriminada de las urbes, que en términos de planificación se daba bajo los principios del zonning, la Carta de Atenas y en consecuencia una distribución “racional “ y funcional de usos del suelo; aguda segregación socioespacial, ante la lógica de la rentabilidad.
Los inversionistas privados, bajo la complacencia del gobierno, intensifican sus acciones en la ciudad y por ello mismo conciben a ésta como un ámbito de extracción de renta, de obtención de ganancias e incluso de especulación. El estado realiza proyectos y programas que combinan la “erradicación de tugurios” con los negocios inmobiliarios. Y para las obras de envergadura, echando mano de créditos de organismos internacionales.
En esas condiciones, en la ciudad de México, se lleva a cabo la construcción del Conjunto Habitacional Tlatelolco: una operación de cirugía urbana, tipo bulldozer, en barrios ubicados en zonas de expansión del centro. Se realiza una “ciudad interna” funcionalista –en base a “supermanzanas”- en un terreno trapezoidal, alargado, de 1600 metros por 600 metros, para alojar a 90 000 personas.
Otro proyecto, de singular importancia, que no llegó a realizarse, pretendía erradicar extensas franjas perimetrales del sector central del centro histórico.
Se pretendía la demolición de esta franja, para construir en ella decenas de edificios de corte funcionalista y del naciente Estilo Internacional. Efectivamente, en ese momento se estaba produciendo el tránsito del movimiento funcionalista al Estilo Internacional (1960-1970), lo cual produjo el consabido menosprecio a las culturas locales, en aras de una modernidad que emergía prometedora.
IV.-Los retos planteados por el conjunto de patologías sociales , urbanísticas y edificatorias producidas por las formas en que se estaba imponiendo la modernidad, que escindía la cultura arquitectónica entre quienes impulsaban esta modernidad, y los grupos sociales que trataban de dar respuestas a la emergente problemática. Las primeras manifestaciones del surgimiento de esta conciencia se producen en algunas instituciones educativas –como el movimiento de “Autogobierno” de la UNAM, los cambios radicales en la escuelas de arquitectura del IPN, y de otras escuelas del país, como la Universidad Autómona de Puebla.
Un ejemplo de los nuevos planteamientos es el célebre Plan de Mejoramiento del Barrio de Tepito, ciudad de México, elaborado a fines de los años setenta por un conjunto de alumnos y profesores de la Escuela Nacional de Arquitectura de la UNAM. Este trabajo obtuvo el Primer Lugar en el concurso de trabajos estudiantiles convocado por la Unión Internacional de Arquitectos. El referido galardón fue entregado en el Congreso organizado por esta Unión , realizado en Varsovia, en 1981. Este premio tiene un alto significado, ya que muestra el interés mundial por los temas emergentes nuestra cultura arquitectónica.
Este proyecto, que ha sido considerado como el primer “Proyecto Urbano” de México -y quizá de América Latina- fue solicitado a la Escuela de Arquitectura de la UNAM, por un conjunto de organizaciones sociales y de residentes del barrio, ante la inminencia de la puesta en práctica de un plan del Estado, dentro de la mencionada estrategia de Erradicación de la "herradura de tugurios" del centro de la ciudad de México. Los principios y paradigmas del urbanismo en nuestro país se encontraban en ese momento ante el desprestigio de los grandes conjuntos habitacionales, de corte funcionalista, en los cuales se aplicaba el urbanismo bulldozer, y que se pretendía seguir realizando por parte de las autoridades.
Los integrantes del mencionado Taller-5 de la ENA-UNAM, realizaron una investigación de naturaleza integral directamente en el territorio del barrio y con la interlocución constante con los habitantes y las organizaciones de éste. Los objetivos constituían la antípoda del urbanismo bulldozer funcionalista. Se perseguía ahora, fundamentalmente, no destruir sino conservar las formas de vida cotidiana del barrio, incluidas el trazado urbano, las tipologías de la vivienda y en general del parque construido, preservar sus actividades productivas y socioculturales.
Se llevó a cabo un amplio estudio urbanístico, en el que se vinculó la problemática del barrio con la de la ciudad de México y se demostró que el Plan del Estado, iba a agravar aún más el deterioro social del sector, sobre todo al tratar de eliminar la mixtura de éste y disminuir grandemente las actividades productivas locales: con ello se produciría un descenso de la economía barrial y popular, baja de los ingresos, deterioro de la vivienda, y naturalmente, expulsión de parte de la población.
El PLAN que se realizó por parte de la Universidad, fue considerado por sus autores -que eran realmente las organizaciones sociales del lugar y sus expertos- como "Instrumento de lucha de los tepiteños para cambiar de casa pero no de barrio: vinculación. “Tepito para los tepiteños”.
Sobre la base del respeto a su trazado urbano, el plan se propuso conservar la mezcla de usos del suelo, y un conjunto de programas integrados:
1.- Economía. 2.- Vivienda. 3.- Equipamiento. 4.- Medio Ambiente.
¿Cual fué la suerte de este proyecto? Si bien no se realizó en el territorio, su planteamiento y vinculación con los grupos sociales implicados, impidió que el gobierno impusiera su urbanismo bulldozer funcionalista. Al mismo tiempo, constituyó un detonador para la transformación de las ideas y las prácticas convencionales de la arquitectura, el urbanismo y la planeación urbana, a tal grado, que cuando se presentó la emergencia de la reconstrucción de más de 40 000 viviendas colapsadas -la mayoría de ellas en el centro histórico de la ciudad de México- por los sismos de 1985, se aplicó, literalmente el lema “cambiar de casa pero no de barrio” y no se procedió a la construcción de las acostumbradas “unidades habitacionales” verticales que el gobierno había estado promoviendo (y que en buena medida aún lo hace).
Al mismo tiempo, y no es poca cosa, el Plan Tepito fué un parteaguas en la manera de concebir la ciudad, un primer intento de abordar la problemática barrial de manera integral, y aunque no se utilizaron los términos “Proyecto Urbano” y “Sustentabilidad”, ya que ni siquiera se habían acuñado en el lenguaje de la cultura arquitectónica y urbanística. En fin, como lo he asentado, el Plan Tepito de Autogobierno de la UNAM, abre las puertas al Proyecto Urbano en nuestro país.
VI.-En un medio dominado por criterios comerciales en la construcción de las ciudades, y orientado por los principios de la modernidad funcionalista y de las tendencias internacionales, en gran medida, el proyecto de Tepito, formó parte de un impresionante conjunto de procesos, que mostró el surgimiento de una conciencia, de las consecuencias negativas de las vastas acciones modernizadoras.
Junto a los procesos ya mencionados, se van haciendo evidentes varias patologías urbanas y edificatorias tales como la vulnerabilidad de la ciudad, su naturaleza riesgosa, en la cual cuenta una serie de contaminaciones: atmosférica, hídrica, edáfica, visual y auditiva; en fin, patologías que en su conjunto provocan una baja calidad de vida de la población.
Ante este reconocimiento, se fue produciendo uno, fundamental, que ya hemos planteado y en este momento subrayamos: la gravedad de la problemática urbana y edificatoria se presenta tan amplia, extensa y profunda, que una sola disciplina ya no es suficiente para enfrentarla.
En este sentido uno de los organismos gremiales más altos y representativos de los de nuestro continente, la Federación Panamericana de Arquitectos, ante lo que llamaron los desafíos de fin de siglo, con proyección al tercer milenio, declararon:
“Los que laboramos en esta profesión percibimos como el arquitecto ha dejado de desempeñar un papel preponderante en el manejo del espacio humano y en la planeación de las ciudades; éstas, al final del presente milenio se encuentran sumidas en graves problemas derivados de la falta de convergencia de la sociedad con el desarrollo de los espacios urbanos.” (FPAA, 2000)
Es así que ahora concurren en nuestro ámbito una multitud de disciplinas, que se derivan del interés por la ciudad y se extiende a la sociedad entera. Este interés por la ciudad implica necesariamente a la sociología urbana. Se presenta entonces todo un movimiento interdisciplinario y transdisciplinar que requerimos conocer para comprender de manera profunda lo que pasa con los procesos urbano-arquitectónicos De esta situación, surgen, los grandes retos de la arquitectura contemporánea, referidos sobre todo a México y América Latina.
Nos moveremos en primer lugar, desde el ámbito más general, que es el de los estudios urbanos, y nos planteamos la siguiente pregunta: ¿Cuáles son las preocupaciones más relevantes de las investigaciones urbanas?, para preguntarnos enseguida ¿Cuáles son las actuales preocupaciones en el ámbito de la arquitectura?
Naturalmente, las preocupaciones actuales acerca de la arquitectura y la ciudad, parten del interés por conocer la naturaleza, o sea, las características actuales de la ciudades de América Latina. Haremos un breve recuento de este tema, lo mejor fundamentado que nos permita este espacio:
1.-La naturaleza de la ciudad moderna latinoamericana, incluida la arquitectura y en general la edificación actualmente conlleva a un tratamiento prioritario de los actores o protagonistas de la misma. En éstos se implican tanto los endógenos como los exógenos, los ubicados en los centros mundiales y en las redes de la globalización. En el caso de la arquitectura, se van acrecentando las obras que se hacen en México y América Latina, con participación de connotados arquitectos extranjeros (Recientes ejemplos son: el Proyecto Alameda, El conjunto Omnilife en Guadalajara, el concurso foxista de la Biblioteca José Vasconcelos). En lo que respecta al interés por las ciudades, se cuenta con una muchedumbre de investigaciones y ciertamente, de prácticas que se han venido dando en nuestros países y que cobran particular atención desde la década de los años setenta. Destacaremos, por el momento reciente de trabajo de Allen Scott, “Regiones urbano-rurales. Dilemas de planeación y de política en un mundo neoliberal”publicado por la UNAM y la UAM-Az en el texto “Globalización y alternativas incluyentes para el siglo XXI” ( J.Basave, A. Dabat, C.Morera, M.A, Rivera Ríos, F. Rodríguez, coords, 2002). Es significativo, en cuanto a esta preocupación, que la revista CIUDADES, de la Red Nacional de investigación urbana, dedicara un número , precisamente a la “Globalización territorio y sociedad”(CIUDADES, 2000. Blanca Ramirez, Daniel Hiernaux, Alicia Lindón, Miguel Angel Aguilar, Lourdes C. Pacheco, Adriana Fausto-Jesus Rábago, Edith Jiménez, José H. Fuente –Magnolia Rosado, María de Lourdes Sánchez, Lourdes Ampudia Rueda).

Aparecen así nuevas maneras de caracterizar la ciudad latinoamericana, uno de cuyos grandes referentes es la globalización. Y queremos destacar que este proceso tiende a verse como una conjunción de procesos, más allá de los meramente económico-productivos En este sentido, cabe mencionar que en la “Presentación” que hace Ma. Soledad Cruz Rodríguez del numero 42 de la revista sociológica: “Balance y nuevas problemáticas de los estudios urbanos” ": …el eje central a partir del cual se realiza el balance de los estudios urbanos y la identificación de los nuevos problemas lo constituyen los procesos de globalización y su impacto en las ciudades. Es importante anotar que en los diferentes trabajos, ‘la globalización´ no es entendida como un fenómeno delimitado exclusivamente al ámbito económico y las transformaciones del capital, sino que se percibe como un proceso complejo que abarca diferentes elementos como la cultura, la política, los procesos sociales urbanos y rurales, etcétera). (Soledad Cruz R, 2000) Agreguemos a esto que ahora no se procede solamente por el establecimiento de grandes líneas generales, sino por “análisis de caso”-o microhistorias si se prefiere- que han resultado de gran riqueza. Aquí destacaremos algunos trabajos que nos parecen relevantes, mismos que oscilan entre aquellos que presuponen la complejidad del problema de la ciudad o la metrópoli, y que cuando toman profundidad y extensión se tornan ineludiblemente transtemáticos –en un sentido epistemológico-, y los que parecen atender al estudio de problemas parciales, simples recortes de la realidad. Entre los primeros son destacables aquellos que se preocupan por los procesos de regularización del suelo y la vivienda urbanos, la relación entre los tipos de propiedad de la tierra, y la transformación de la ciudad. Destaca el análisis –de cierta manera “comparativo”- de un conjunto de ciudades latinoamericanas en lo que respecta a sus proceso de regularización,, y sobre todo la glosa que realiza François Tomas en su texto “Los asentamientos irregulares en las periferias urbanas de América Latina” Tomas,1997,A Azuela y F Tomas, 1997)1.


Ese análisis de los actores sociales conlleva la estrategia “macro – micro”. Así, se desarrolla todo un ámbito teórico en ese sentido, un interés por la ubicación de nuestros procesos urbanos –incluyendo los políticos- en la “Nueva División Internacional del Trabajo”y en el World System y las Net Work Cities. ( Paul Knox , 1995; Ch. Panreiter, 1998, 2000, D.Smith y M. Timberlake, 1995). Asimismo, investigaciones como “Globalización y políticas urbanas. Transformación de las periferias urbanas en la ciudad de Buenos Aires”, de Beatriz Cuevas (B.Cuevas, 2000)
Destacan las problemáticas de los barrios ( un ejemplo de esto es el mencionado trabajo de Tepito) y otros sectores “homogéneos” de la ciudad ya no con un enfoque ecológico-topológico, o funcionalista sino en términos de las “estrategias socio espaciales”(Francois Tomas, 1994) como procesos complejos y multideterminados. Tal posición tiene ya una tradición en América Latina, y está modificando, aunque lentamente, las estrategias de planificación urbana, y la arquitectura como son los casos de Montevideo en la gestión del frente de la izquierda, otro es la política hacia la rehabilitación de barrios en Río de Janeiro (1997.) (Ramón Gutiérrez, 2000) Un caso significativo ha sido el actual intento de realizar una planeación estratégica y participativa2 en el Distrito Federal, República Mexicana por parte del primer gobierno electo de esta entidad, sobre todo durante las administraciones de Cuahutémoc Cárdenas y Rosario Robles (López Rangel 2001). También, al mismo tiempo que se habla de participación, se plantea la cuestión de ciudadanía.( Anuario de Estudios Urbanos UAM; AZ. 1999)


  1. Vinculada a estas prácticas, se está dando con mayor intensidad la preocupación por la cultura -o las culturas- urbanas y en estrecha vinculación con éstas, la cuestión de las identidades. Aparejado a estos procesos puede hablarse ya de una fuerte y masiva corriente que incluye la acción y la importancia del género en la construcción y mantenimiento de nuestras ciudades. Massolo (1992), Serna Pérez,(2000). De Barbieri (1984), Oliveira (1989) Gonzalez M (1993). En el caso de la arquitectura la cuestión de la identidad es fundamental. Baste con mencionar la serie de eventos y publicaciones de los sucesivos Seminarios de Arquitectura Latinoaméricana y el impulso y valoración de obras y arquitectos que pugnan por la continuidad y la modernización –valga la expresión- de la cultura arquitectónica de México y Latinoamérica.



  1. La conservación y rehabilitación de barrios y sectores urbanos con valor patrimonial, -incluidos los Centros Históricos, de una manera distinta, no elitista o museística. Tal cosa ha llevado a la ampliación del concepto de patrimonio, e incluso, incorporan éste a lo producido en el siglo XX. Las recientes y sucesivas reuniones de Icomos en nuestro país, lo demuestran (Icomos-Mexico, 1996, 1998)Asimismo, un trabajo de López Rangel, con las nuevas concepciones acerca de los centros históricos,”Identidad y patrimonio en los centros históricos en América Latina. Los nuevos paradigmas” ( R. López Rangel 2001)Un antecedente importante es la compilación de J.L. Lee y Celso Valdez, “La ciudad y sus barrios”(1994).




  1. La preocupación por el “medio ambiente” y el “Desarrollo Sustentable”, ha producido asimismo una gran cantidad de impactos, que incluso están absorbiendo a un conjunto de procesos investigativos, y que se han expresado en innumerables reuniones y textos latinoamericanos, como son los casos de los sucesivos Foros del Ajusco y textos como “Nuestra Propia Agenda” o “¿Un futuro comun?”(E. Ortiz. 1992)3 el reciente trabajo de Roberto A. Sanchez, “Sustentabilidad urbana, descentralización y gestión local”( Sánchez 2002). En este tema, en nuestro medio se destaca el conjunto de trabajos publicados por la Facultad de Planeación Regional de la Universidad Autónoma del estado de México, bajo el rubro “Desarrollo Regional y urbano en México a finales del siglo XX. Una agenda de temas pendientes. Tomo IV. Medio ambiente y desarrollo regional sustentable”coordinado por Felipe Torres (F. Torres 1999) Conviene recordar un trabajo crítico alrededor de este tema, que ha circulado en México, es el de John Celecia “Desarrollo sostenible y ciudad: más allá del virtuoso discurso” publicado en la Revista Ciudades (de la RNIU) en su número 37, de 1999).(J.Celecia, 1999).




  • Paradójicamente sólo en apariencia, la posibilidad de la concreción de nuevas utopías urbanas y en consecuencia, sociales y arquitectónicas. Asimismo, se está dando la preocupación por la influencia de las altas tecnologías en el desarrollo e incluso la forma de nuestras ciudades y su arquitectura. La implicación de los procesos de las altas tecnologías, basadas en la cibernética, la informática etc. En este sentido, se plantea una visión de la transformación de nuestras ciudades de acuerdo a las tendencias de los países desarrollados. En consecuencia, se habla ya, en referencia a ciudades latinoamericanas, de tecnópolis y metápolis como nuevas formas de configuración urbana, Destaca el reciente trabajo de Castells “La Era de la Información”, en el cual habla de la “Sociedad red” e incluso “ciudades red” (Castells,1999, 2000 ). Un antecedente interesante en nuestro país, es el texto de Daniel Hiernaux, “Nuevas tecnologías y apropiación del territorio”(Hiernaux 1996,) y también, del mismo autor “De las comunidades espaciales a las identidades virtuales (las nuevas tecnologías y la redefinición de la ciudad). (Hiernaux, 2001) , así como de Jesús Galindo Cáceres “Cibercultura, ciberciudad, cibersociedad. Hacia la construcción de mundos posibles en nuevas metáforas conceptuales” (Jesús Galindo, 2001).

Con esas preocupaciones -que emanan, no pocas de ellas, de las patologías generadas en esta etapa de nuestro desarrollo moderno latinoamericano, quedan en un segundo plano cuestiones otrora prioritarias como la planeación, o el “ordenamiento del territorio” -en este caso para dar lugar al “Proyecto Urbano”, implicado en la Planeación Estratégica Participativa, como una actividad que unifica, modificando sus contenidos convencionales, las concepciones y prácticas de la planificación, el diseño, y obviamente las de los análisis sociológicos indiferentes al espacio y a la forma de la ciudad. Asimismo, quedan subsumidas las convencionales formas de abordamiento de cuestiones que se trataban aisladamente o sectorialmente, como el “problema de la vivienda” sólo posible de enfrentar con eficacia si se atiende en toda su complejidad, es decir, incluyéndola en la problemática global de la ciudad y de sus sectores urbanos.


Cabe reiterar finalmente aquí también la advertencia de la necesidad de advertir el “marco epistémico” desde el cual se plantea la nueva problemática.
Para finalizar, vamos a transcribir un significativo documento de la Federación Panamericana de Arquitectos, suscrito en 1999, en vista de “Los desafíos para una nueva arquitectura” En ese texto queda clara una transformación trascendental: del arquitecto de “clientela” se está transitando a un profesionista preocupado por el papel que puede jugar la arquitectura en el mejoramiento de la calidad de vida de la población :
1.-Consolidar una arquitectura regional. El primer reto que se plantea una sociedad que quiere preservar y hacer evolucionar su cultura es el de referirse a sus propias características, problemas y posibilidades. La búsqueda de la identidad debe dar paso a su afirmación. Se rquiere que primero nos conozcamos para después estar en condiciones de crear una realidad común.
Tal hecho implica, en primer lugar, la realización de investigaciones sistemáticas para conocer el proceso de nuestras culturas locales.
2.-Propiciar la participación de los usuarios. Debe ser el punto de partida para cualquier acción comunitaria. Es preciso que se incorpore a los procesos de decisión, gestión y construcción de la ciudad a los usuarios, marginados actualmente por considerarse una postura no remunerativa.
3.-Participar en la construcción de la ciudad periférica. Es dramático constatar la irracionalidad y el desperdicio de las técnicas que los habitantes de las zonas marginadas emplean para procurarse una morada. La apropiación de la tierra, generalmente una invasión, se realiza sin contar con los servicios básicos. Estos procesos representan más del 60% de nuestras ciudades. La nueva arquitectura en América Latina debe participar en la construcción de la ciudad periférica y propiciar la participación de los usuarios a los que está dirigida.
4.-Desarrollar técnicas constructivas adaptadas a los recursos y al ambiente de l a región Implica un profundo conocimiento del oficio, los recursos y las posibilidades del entorno físico y social donde se pretende actuar. Es lamentable el abandono por parte del gremio de los aspectos técnicos, económicos y constructivos de su oficio. Parece que el excesivo énfasis en lo formal, ha producido una generación en estos tres aspectos.
5.-Preservar y reutilizar los centros históricos. La memoria construida debe ser protegida en los aspectos legales, los de planeación económica y financiamiento y los técnicos, considerando primordial la participación activa de sus habitantes en la concepción de la ciudad como un organismo vivo y dinámico.
6.-Promover un nuevo criterio de creatividad, eficiencia y economía en arquitectura. Una arquitectura apropiada a su región requiere del trabajo continuado para gestarla. Reconocer nuestra diferencia con otros países demanda una postura propia que cuente con una actitud crítica abierta y dinámica y que permita introducir elementos regionales, climáticos y culturales, en un lenguaje que maneje la diversidad de condiciones actuales.
7.-Participar en la formación de nuevos arquitectos. Si deseamos transformar una profesión, la didáctica de la arquitectura deberá abarcar dos aspectos: la creación o propuesta acerca de las alternativas formales para la solución, y su puesta en práctica por medio de la crítica y los modelos de evaluación ante las condiciones técnicas, sociales y económicas propias del contexto real.
8.-Construir una teoría y una práctica crítica de la arquitectura. Un proceso de reflexión, una teoría debe anteceder a la acción. Una determinada acción cultural requiere de una arquitectura adecuada y específica. Estamos ante la presencia de un verdadero movimiento cultural a nivel latinoamericano del cual se pueden esperar aún más importantes obras no novedosas, sino simplemente apropiadas.
¿Qué le falta a estas propuestas, indudablemente valiosas? Evidentemente la problemática ambiental y de la sustentabilidad. Aunque lo más importante es pasar de las proclamas a la práctica. Por que como lo dijo uno de los creadores del pensamiento científico: los filósofos, hasta ahora se han limitado a conocer el mundo. Lo importante ahora es transformarlo.
octubre 2003

Arquitectura medio ambiente y sustentabilidad.

Vinculación arquitectura- centros históricos-patrimonio -ciudad
ICOMOS.
Declaración de Pátzcuaro: (1991)
desde tiempos inmemoriales, la intervención del hombre sobre el territorio se ha manifestado con una racionalidad máss o menos constante y es sólo en los íltimos años que el equilibrio ecológico ha sido alterado, por ello urge crear los mecanismos que permitan el rescate y conservación de una armónica relación de una armónica relación entre los monumentos y sitios y el medio ambiente que los sustenta” (pag 109)
La arquitectura de la globalización

El Proyecto JVC

Centro Cultural y de Negocios Omnilife JVC

lanzamiento oficial del proyecto 5 febrero 2001. Iniciación de la construcción de por lo menos 5 de los 10 edificios. Primeras inauguraciones en 2003


Grandes proyectos con participación internacional

Los proyectos de la globalización en tiempos de Fox.

La Biblioteca José Vasconcelos (2003) Terreno 43000 m2 (.43 has)

El reto: proyectar un edificio-símbolo de un régimen que abre una nueva etapa de alternancia democrática en México.


Ganadores: 3 mexicanos y un venezolano: Alberto Kalach (cdad. de México, 1960),

Gustavo Lipkau (Caracas, 1972), Tonatiuh Martínez (Monterrey, Méx., 1962,), Juan Palomar (Guadalajara, 1956).

Una propuesta integradora que asocia de manera equilibrada el espacio cultural con el espacio natural; un proyecto que conjuga el diseño arquitectónico de la biblioteca con un jardín botánico donde convergen el conocimiento y la naturaleza ; al entorno urbano y a la ciuidad de México un gran elemento de calidad de vida; un centro de servicio para las bibliotecas públicas de todos los estados”
Segundo lugar: Erick Owen Moss y colaboradores (Los Angeles).
Tercer lugar: David Chipperfield (Londres, 1953).
¿Cómo vieron los críticos este concurso?
El concurso de arquitectura para la nueva biblioteca nacional José Vasconcelos, se anunció a bombo y platillo, o actualizando los términos: por radio, prensa e internet. “Anunciado como el gran acontecimiento del actual gobierno, a falta de signos patrios recientes, la convocatoria parece más una excusa para celebrar el fin del sexenio foxista: un monumento.”

…”con todos estos referentes, con la memoria colectiva, debe lidiar el concurso para la nueva biblioteca. Tiempo al tiempo. Y queda por ver la exclusión de los más jóvenes ( ¿no será porque éstos sólo son “chiquillos” y “chiquillas”?), los apresurados plazos y un prudente jurado, no son más que mecanismos para satisfacer los intereses electoralistas del gobierno que espera inaugurar el nuevo elefante sin libros antes finalizar el sexenio. Llegado el caso, habría sido mejor un arco triunfal o una estatua ecuestre” (MA, Memorias para una biblioteca, en Arquine, Revista Internacional de Arquitectura, No. 25, 2003, Méx. )



Imágenes. Biblioteca José Vasconcelos



1 En este texto se estudian asentamientos irregulares de las siguientes ciudades: Villa El Salvador (Perú) por Mariano Castro y Gustavo Río Frío; Córdoba (Argentina) por Francisco J. Luciano; Recife (Brasil) por Patrice Rabaroux: Sao Paulo (Brasil) por H. Menna Barreto Silva y L. Vieira Ceneviva Zona Metropolitana de la ciudad de México por Antonio Azuela de la cueva.

2


 La planeación estratégica participativa surge de un intento de rebasar las prácticas lineales en la planificación normativa, generada sin la participación de la población. Es el resultado de todo un proceso de discusión e intercambios y encierra también una polémica por cierto, de niveles mundiales. Esta vinculada con la búsqueda de una metodología dirigida al Desarrollo Sustentable en un sentido social-popular. Un evento que le dio impulso fue la Conferencia de Río de Janeiro de 1992. Otro, fue la propuesta del Internacional Council for Local Environmental Initiatives de Toronto (ICLEI). El primer Gobierno electo del Distrito Federal,, a través de la Subdirección de Participación Ciudadana de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda elaboró una “Metodología para la Planeación Participativa”, que fue distribuida, en XEROX, en 1998.. Las lineas principales de esta metodología son: a.-Convocatoria a todos los actores sociales b.-.Generación de un autodiagnóstico comunitario c.-Sistematización, Ordenación, Priorización-Comunicación, d.-Producción de Planes, Programas y Proyectos de Acción. Estos estarán siempre bajo la supervisión y control social de la comunidad. Se afirma en el documento que con su aplicación, se fortalece tanto la organización comunitaria y la planeación misma.

3 El” Desarrollo Sustentable” que es institucionalizado en 1987 por la Comisión Bruntland de las Naciones Unidas ha suscitado desde entonces una polémica planetaria, aunque hay indicios claros de que su tendencia es convertirse en un paradigma en la concepción y las politicas del desarrollo,incluido el urbano. Un evento determinante, para esto último, fue la “Conferencia de Estambul” para los Asentamientos Humanos, realizada en 1996, en la cual uno de los dos grandes temas fue el de la sustentabilidad urbana. ¿Cómo se concebía tal sustentabilidad en esa reunión? : “Asentamientos humanos sostenibles: Nos comprometemos a conseguir que los asentamientos humanos sean sostenibles en un mundo en un proceso de urbanización, velando por el desarrollo de sociedades que hagan un uso eficiente de los recursos dentro de la capacidad de carga de los ecosistemas y tenga en cuenta el principio de preocupación y ofreciendo a todas las personas, en particular las que pertenecen a los grupos vulnerables y desfavorecidos, las mismas oportunidades de llevar una vida sana, segura y productiva en armonía con la naturaleza y su patrimonio cultural, y que garanticen el desarrollo económico y social y la protección ambiental…” . Vale la pena recordar la definción base de la Comisión Bruntland: “Desarrollo Sustentable es aquel que satisface las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer la satisfacción de las generaciones futuras”. (Comisión Bruntland , 1986). Es interesante, transcribir una concepción de la sustentabilidad orientada a las demandas sociales, planteada por Enrique Leff: “Los derechos “Los derechos humanos a un ambiente sano y productivo, y de las comunidades autóctonas a la autogestión de sus recursos ambientales para satisfacer sus necesidades y orientar sus aspiraciones sociales a partir de diferentes valores culturales, contextos ecológicos y condiciones económicas. El valor de la diversidad biológica, la heterogeneidad cultural y la pluralidad política, así como la valoración del patrimonio de recursos naturales y culturales de los pueblos. La apertura hacia una diversidad de estilos de

Catálogo: Reflexiones%20sobre%20la%20arquitectura%20y%20el%20urbanismo%20latinoamericanos -> Design -> archivos%20texto
archivos%20texto -> Espaços lúdicos
archivos%20texto -> El Plan de Mejoramiento del Barrio de Tepito, ciudad de México
archivos%20texto -> Impacto de la Arquitectura Globalizada
archivos%20texto -> El paisaje como regla
archivos%20texto -> Las identidades arquitectónicas y urbanas latinoamericanas en la era de la globalizacióN
archivos%20texto -> ¿cqué estructura urbana
archivos%20texto -> Las actuales transformaciones de los paradigmas urbanos
archivos%20texto -> Buap o12222295500-7951d pg 7964 7965
archivos%20texto -> Tendencias arquitectónicas y caos urbano en Latinoamérica
archivos%20texto -> Rescate y revitalización de inmuebles agro industriales abandonados en la zona industrial de Ciudad Obregón, Sonora
  1   2

Similar:

Los retos de la arquitectura contemporanea de mexico iconRetos y tendencias del sistema agroalimentario
Los retos globales de la soberanía alimentaria adquieren una mayor relevancia política si se analizan desde el conocimiento de los...
Los retos de la arquitectura contemporanea de mexico iconLa arquitectura cultural
La arquitectura cultural, una arquitectura de la segunda globalizacióN, la globalización de los ddhh
Los retos de la arquitectura contemporanea de mexico iconLos retos de las transformaciones en la estructura de la ocupación y el empleo en colima, MÉxico

Los retos de la arquitectura contemporanea de mexico iconArquitectura
On sentido donde los seres humanos puedan desarrollar todo tipo de actividades. Es en el "tener sentido" en que puede distinguirse...
Los retos de la arquitectura contemporanea de mexico iconCv profesores escuela de Arquitectura – universidad central de chile nombre: rodrigo andrés aguilar pérez
Publicaciones últimos 5 años: -arquitectura de León Prieto Casanova
Los retos de la arquitectura contemporanea de mexico iconArquitectura barroca en España. El urbanismo
Tema 14 El arte Barroco en España. Arquitectura (la iglesia, el palacio, la plaza mayor). Escultura
Los retos de la arquitectura contemporanea de mexico iconLos retos de las pymes mexicanas
Pymes mexicanas en el ámbito de los negocios internacionales por lo que se deben identificar los retos y oportunidades para éstas...
Los retos de la arquitectura contemporanea de mexico iconRetos Contemporáneos de la Economía Pública
Los objetivos de los autores son describir los retos que enfrenta hoy la economía pública, poner en evidencia los temas que han marcado...
Los retos de la arquitectura contemporanea de mexico iconFacultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño Ubicación: Avenida Vélez Sársfield 264 Córdoba Horario de atención al público
Especialización en Diseño Estructural de Obras de Arquitectura
Los retos de la arquitectura contemporanea de mexico iconCiencias sociales y humanidades nombre del plan
Usar conceptos del nuevo institucionalismo sociológico, normativo y económico para analizar los debates y dilemas de la gestión pública...

Página principal
Contactos

    Página principal



Los retos de la arquitectura contemporanea de mexico

Descargar 72.36 Kb.