• Normas para la regulación de las relaciones entre el Estado y la Unión Italiana de las Iglesias Cristianas Adventistas del 7º Día.

  • Descargar 128.45 Kb.


    Página1/7
    Fecha de conversión16.04.2018
    Tamaño128.45 Kb.

    Descargar 128.45 Kb.

    Ley Italiana a favor de los adventistas


      1   2   3   4   5   6   7

    Ley Nº 516 del 22 de noviembre 1988

    Traductoras - Elizabeth Cicoria y Marisa Dimarco

    7 de julio, 2005, Palermo, Buenos Aires



    Aclaración: los agregados en rojo, son aclaraciones de las traductoras.

    • En pag. 9 hay un breve comentario sobre diferencias con la Argentina.

    • En pag. 10 comienza el documento en idioma italiano

    • En pag. 18 hay un resumen de los beneficios otorgados a la Iglesia Adventista



    Normas para la regulación de las relaciones entre el Estado y la Unión Italiana de las Iglesias Cristianas Adventistas del 7º Día.
    La Cámara de Diputados y el Senado de la República han aprobado:
    EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA
    PROMULGA
    La siguiente ley:

    1. Las relaciones entre el Estado y la Unión Italiana de las Iglesias Adventistas del Séptimo día son reguladas por las disposiciones de los siguientes artículos, sobre la base del acuerdo estipulado el 29 de diciembre 1986, alegado a la presente ley.

    2. Desde la fecha de entrada en vigor de la presente ley cesan, por lo tanto, de tener eficacia y aplicabilidad para la Iglesia Adventista, sobre los institutos y obras que forman parte de ella y de los órganos y personas que la constituyen, las disposiciones de la ley del 24 de junio de 1929, n.1159, y del real decreto del 28 de febrero de 1930, n. 289.
    Artículo 2

    1. La República italiana hace acto de la autonomía de la Unión de las iglesias Cristianas Adventistas, libremente organizadas según reglamentos, disciplina y estatutos propios. Ellas comunican y responden libremente junto a las otras organizaciones que componen la Conferencia General de los Adventistas del 7º Día.

    2. La República italiana, ante los derechos inviolables del hombre garantizados por la Constitución, reconoce que las nóminas de los ministros de culto, la organización comunitaria y los actos en materia disciplinaria y espiritual, en el ámbito de las Iglesias Cristianas Adventistas, se desarrollan sin alguna ingerencia estatal.
    Artículo 3

    1. La República italiana reconoce a la Iglesia Adventista la plena libertad de desarrollar su misión pastoral, educativa, caritativa y de evangelización.

    2. Se garantiza a los cristianos adventistas y a sus organizaciones y asociaciones la plena libertad de reunión y de manifestación de su pensamiento mediante la palabra, los escritos y cada medio de difusión.
    Artículo 4

    1. A los ministros de culto, libremente elegidos por la Unión de la Iglesia Cristiana adventista, les es asegurado el libre ejercicio del Ministerio.

    2. Se asegura también a los misioneros adventistas, dependientes de la comunidad o entes de la Unión, el libre desarrollo de las actividades con fines religiosos, según el Art. 22.
    Artículo 5

    1. Se asegura a los colportores evangelistas la libre difusión del mensaje adventista, especialmente, a través de la venta de publicaciones de inspiración religiosa.

    2. Se asegura también a los misioneros adventistas, bajo dependencias de la comunidad o entes de la Unión, el libre desarrollo de sus actividades directas con fines religiosos o de culto, según el artículo 22.

    Artículo 6

    1. La República italiana, tomando acto de que la Iglesia Cristiana Adventista es, por motivos de fe, contraria al uso de las armas, se garantiza a los adventistas que deban realizar el servicio militar su asignación al servicio civil sustituyente (no armado), bajo su pedido, y en el respeto de las disposiciones de la “obiezione di coscienza (objeción de conciencia = servicio que se realiza sin portación de armas)”.

    2. En caso de llamado a las armas, los adventistas que hayan realizado el servicio militar serán asignados, bajo pedido, al servicio sustituyente civil, al servicio militar no armado y a los servicios de sanidad, según las exigencias del servicio.

    3. Los ministros de culto de la iglesia cristiana adventista tienen derecho, bajo pedido, a ser exonerados del servicio militar o a ser asignados al servicio sustituyente civil. Tal facultad es reconocida a los ministros de culto que se dedican a la atención de almas, en caso de movilización general. En tal caso, los ministros de culto son asignados al servicio sostituyente civil o a los servicios de sanidad.
    Artículo 7

    1. Los militares pertenecientes a la Iglesia Cristiana Adventista tienen derecho a participar, en los días y horas fijadas, de las actividades religiosas y eclesiásticas adventistas que se desarrollen en la localidad donde se encuentren prestando servicio.

    2. En el caso de que no existieran iglesias adventistas en el lugar donde prestan servicio, los militares miembros de la Iglesia Cristiana Adventista podrán igualmente obtener, en el respeto de las particulares exigencias del servicio, el permiso para frecuentar la iglesia más cercana en el ámbito provincial, previa declaración de los órganos eclesiásticos competentes.

    3. En caso de deceso en servicio de militares miembros de la Iglesia Cristiana Adventista, el comando militar competente adopta, bajo acuerdo con los familiares del difunto, las medidas necesarias para asegurar que las exequias sean celebradas por un ministro de culto adventista.


    Artículo 8

    1. La asistencia espiritual de los internados, miembros de las Iglesias Cristianas Adventistas o de otros internados que así lo requieran en institutos, hospitales, geriátricos, es asegurada por los ministros de culto de las Iglesias Cristianas Adventistas.

    2. El acceso de los ministros a los antedichos institutos es libre y sin limitaciones de horario. El acceso es también consentido a los diáconos, poseedores de las correspondientes credenciales de parte de los órganos competentes de la Unión.

    3. Los directorios de dichos institutos deben comunicar a los ministros de culto o a los diáconos responsables, asignados por territorio, los pedidos de asistencia espiritual requeridos por los internados.


    Artículo 9

    1. En los institutos penitenciarios es asegurada la asistencia espiritual por parte de los ministros de culto designados por la iglesia adventista.

    2. A tal fin la Unión transmite a la autoridad competente el elenco de ministros de culto, inscriptos en los roles asignados por la misma Unión, según su distrito. Los ministros están incluidos en la lista de los que pueden visitar institutos penitenciarios sin autorización previa.

    3. La asistencia espiritual se desarrolla ante el pedido de los detenidos o de sus familias o por iniciativa de los ministros de culto, en locales idóneos puestos a disposición por el director del instituto penitenciario.

    4. El director del instituto informa ante cada pedido de los detenidos al ministro de culto responsable, competente según su jurisdicción.

    Artículo 10

    1. Los honorarios para el desarrollo de la asistencia espiritual, incluidos en los artículos 7, 8 y 9, están a cargo de la unión italiana adventista.

    Artículo 11

    1. La República italiana, al garantizar la libertad de conciencia de todos, reconoce a los alumnos de las escuelas públicas no universitarias, el derecho a no recibir instrucción religiosa. Tal derecho es aplicado por la ley del Estado para los alumnos o para quienes tengan potestad sobre ellos.

    2. Para dar eficacia real a las actuaciones de tal derecho, la reglamentación escolar prevé que la enseñanza religiosa no sea realizada en horarios que afecten discriminatoriamente a los alumnos y que no sean previstas formas de enseñanza religiosa en los programas de otras disciplinas. Y no puede pedírseles a los alumnos prácticas religiosas o actos de culto.


    Artículo 12

    1. La República italiana, al garantizar el carácter pluralista de la escuela, asegura a los encargados designados por la Unión de Iglesias Cristianas Adventistas el derecho de responder a eventuales pedidos provenientes de los alumnos, de sus familias o de las instituciones escolares, por el estudio del hecho religioso y de sus implicancias. Tales actividades se insertan en el ámbito de las actividades culturales previstas por el reglamento escolar.

    2. Los honorarios financieros están a cargo de la Unión.
    Artículo 13
    1. La República italiana, en conformidad al principio de libertad religiosa de la escuela y la enseñanza en los términos previstos por la Constitución, garantiza a las Iglesias Cristianas Adventistas el derecho de instituir libremente escuelas de todo tipo y grado e institutos de educación.

    2. En dichas escuelas, que otorgan la paridad, es asegurada la plena libertad a sus alumnos, un tratamientos escolar equivalente al de los alumnos de las escuelas del Estado y de los entes territoriales, también en cuanto a lo que concierne el examen estatal.


    Artículo 14

    1. Son reconocidos los diplomas de teología y de cultura bíblica entregados por el Instituto Adventista de Cultura Bíblica, según la reglamentación vigente, al término de los cursos trienales, a estudiantes que posean título de estudios secundario.

    2. La reglamentación vigente y sus eventuales modificaciones serán comunicadas al Ministerio de Educación.

    3. Los estudiantes del antedicho instituto pueden disponer de las mismas postergaciones al servicio militar, acordadas también para los estudiantes universitarios.

    4. La gestión y la reglamentación del instituto, además del nombramiento del personal educativo, corresponden a los órganos competentes de la Unión de la Iglesia Cristiana Adventista.
    Artículo 15

    1. Con el fin de hacer aplicables los artículos 4, 5, 7, 8, 9, 12, 16 y 18, la Unión de las Iglesias Cristianas Adventistas del 7º Día entrega los correspondientes certificados a los sujetos indicados.


    Artículo 16

    1. Los edificios abiertos al culto adventista no pueden ser requisados, ocupados, expropiados o demolidos sino por graves razones o por previo acuerdo con la Unión de Iglesias Cristianas Adventistas.

    2. Salvo en caso de urgente necesidad, las fuerzas públicas no pueden entrar, por el ejercicio de sus funciones, en tales edificios sin haber dado previo aviso ante un acuerdo con el ministro de culto responsable del edificio.

    3. La autoridad civil tiene cuenta de las exigencias religiosas de la población, declaradas por la Unión, en cuanto a la construcción de nuevos edificios de culto adventista.

    Artículo 17

    1. La República italiana reconoce a los miembros de la Iglesia Cristiana Adventista el derecho de observar el descanso bíblico sabático, que va desde la puesta del sol del viernes hasta la puesta del sol del sábado.

    2. Los adventistas dependen del Estado, de los entes públicos, privados o que realizan su actividad autónoma o comercial, o que hayan sido asignados al servicio civil sustituyente. Tienen derecho a pedir el descanso sabático como descanso semanal. Tal derecho será ejercitado en un cuadro de flexibilidad en la organización del trabajo. En cada caso, las horas de trabajo no realizadas el sábado serán recuperadas el domingo o en otros días laborales sin derecho de alguna compensación extraordinaria.

    3. Quedan apartadas imprescindibles exigencias de servicios esenciales previstos por la reglamentación.

    4. Se consideran justificadas las ausencias a la escuela de los alumnos adventistas en día sábado, bajo pedido de los padres o del alumno mayor de edad.

    5. Cuando se fije el calendario de exámenes, las autoridades escolares competentes adoptarán los recaudos necesarios para permitir a los estudiantes adventistas, que realicen el pedido, y puedan cambiar las fechas de exámenes fijados en días sábados a otros días.

    Artículo 18

    1. La República italiana reconoce los efectos civiles a los matrimonios celebrados de frente a los ministros de culto de las iglesias adventistas con ciudadanía italiana, bajo condición de que el acto de matrimonio sea inscripto en el Registro Civil, previa publicación en el municipio correspondiente.

    2. Aquellos que celebren su matrimonio según la norma 1 comunicarán el acto al oficial del Registro Civil al que se le requiere la publicación del mismo.

    3. El oficial del Registro Civil, después de haber procedido a las publicaciones y de haber controlado que no haya ningún impedimento para la celebración del matrimonio, según las normas vigentes en la ley, dará una certificación con doble copia original a los contrayentes.

    4. El certificado, además de indicar que se realizará la celebración nupcial siguiendo la norma según el coma 1 en el Registro elegido por los contrayentes, debe certificar que ellos han sido informados por el oficial responsable sobre los derechos y los deberes de los cónyuges, dándoles lectura de los artículos del respectivo Código Civil.

    5. El ministro de culto que realiza la celebración alega el certificado del Registro Civil al acta de matrimonio que registra, en copia doble original, inmediatamente después de la celebración.

    6. La transmisión de un original del acta de matrimonio para la trascripción será hecha por el ministro de culto, ante quien se realizó la celebración.

    7. El oficial del Registro Civil, constatada la regularidad del acto y del certificado alegado, realiza la trascripción del mismo dentro de un período máximo de 24 horas de recibido e informa al ministro de culto.

    8. El matrimonio tiene efectos civiles desde el momento de la celebración, aunque el oficial del registro civil, que ha recibido el acta, omita efectuar cualquier trascripción en los términos prescriptos.
    Artículo 19

    1. Constatando la personalidad jurídica del Ente Patrimonial de la Unión Italiana de la Iglesia del Séptimo Día, reconocido con presidencial de la República del 13 de Abril de 1979, N. 128, la República italiana reconoce la personalidad jurídica de la Unión italiana de las Iglesias Cristianas adventistas del 7º día y del Instituto Adventista de Cultura Bíblica.


    Artículo 20

    1. Las transferencias de bienes inmuebles expropiados del patrimonio del Ente Patrimonial de la Unión Italiana de las Iglesias Cristianas Adventistas del Séptimo Día y asignadas por los entes según el artículo 19, junto a otros hechos y obligaciones relativos, necesarios bajo norma de ley, efectuados dentro de los 18 meses de la fecha de entrada en vigor de la presente ley, son exentos de todo tipo de tributo.


    Artículo 21

    1. Otros entes constituidos en el ámbito de la iglesia cristiana adventista, con sede en Italia, que tengan fin religioso o de culto, pueden ser reconocidos como personas jurídicas a los efectos civiles ante decreto Presidencial y con acuerdo del Consejo de Estado.

    2. El objetivo de la religión o del culto es verificado continuamente en conformidad a las disposiciones del artículo 22.

    Artículo 22.

    1. A los efectos de las leyes civiles se consideran igualmente:

    A) actividades religiosas o de culto las dirigidas al ejercicio del culto y al cuidado de las almas, a la formación de los ministros de culto, con objetivos misioneros y de evangelización, para la educación cristiana;

    B) otras actividades diferentes a las religiosas y de culto, las de asistencia benéfica, instrucción, educación y cultura y, en cada caso, las actividades comerciales con fines de lucro.
    Artículo 23

    1. En cuestiones impositivas, los entes eclesiásticos adventistas, civilmente reconocidos, con fines religiosos o de lucro, como también las actividades dirigidas a cumplir tales objetivos, son equiparables a las que tienen fines de beneficencia o de instrucción.

    2. Los entes eclesiásticos adventistas, civilmente reconocidos, pueden desarrollar otras actividades diversas a las religiosas o de culto.

    3. Otras actividades diferentes a las religiosas o de culto, desarrolladas por los entes, serán sujetas, en el respeto de la estructura y de la finalidad de tales entes, a las leyes del Estado concernientes a tales actividades y a los cargos impositivos previstos por las mismas.


    Artículo 24

    1. El reconocimiento de la personalidad jurídica a un ente de la Iglesia Cristiana Adventista es concedido por pedido de quien representa al ente según los estatutos y previa deliberación de la Unión Italiana de las Iglesias Cristianas Adventistas del Séptimo Día.

    2. El ente no puede ser reconocido si no es representado, jurídicamente y de hecho, por un ciudadano italiano con domicilio en Italia.

    3. Los entes eclesiásticos de las Iglesia Adventista, que tienen personalidad jurídica en el ordenamiento del Estado, asumen la calificación de entes eclesiásticos adventistas civilmente reconocidos.


    Artículo 25

    1. La gestión ordinaria y los actos de extraordinaria administración de los entes eclesiásticos adventistas civilmente reconocidos se desarrollan bajo el control de las autoridades eclesiásticas competentes y sin ingerencia del Estado.

    2. Para las compras de tales entes se aplican las disposiciones de las leyes civiles relativas a las personas jurídicas.
    Artículo 26

    1. Los entes eclesiásticos adventistas, civilmente reconocidos, deben inscribirse en el Registro de las Personas Jurídicas.

    2. En el registro, con las indicaciones previstas por los artículos 33 y 34 (ver los artículos al final de esta traducción) del Código Civil, deben resultar las normas de funcionamiento y los poderes de los órganos de representación del ente.

    3. El ente patrimonial de la Unión Italia de las Iglesias Adventistas del Séptimo Día, la Unión Italiana de las Iglesias Cristianas Adventistas del Séptimo Día, el Instituto Adventista de Cultura Bíblica deben pedir la inscripción en el Registro de las Personas Jurídicas dentro de los doce meses de la fecha de entrada en vigor de la presente ley.

    4. Pasados los términos de la norma 3, los entes eclesiásticos interesados pueden concluir negocios jurídicos sólo previa inscripción en el Registro de las Personas Jurídicas.
    Artículo 27

    1. Cada cambio sustancial en el fin, en la destinación del patrimonio y en el modo de existencia de un ente eclesiástico adventista, civilmente reconocido, adquiere eficacia civil mediante reconocimiento del decreto presidencial de la República, ante el acuerdo del Consejo del Estado.

    2. En caso de que algún cambio haga perder al ente uno de los requisitos prescriptos para su reconocimiento, el reconocimiento mismo será revocado a través de decreto presidencial, con acuerdo del Consejo de Estado.

    3. La notificación de la revocación de la constitucional de un ente de parte del órgano competente de las Iglesias Cristianas Adventistas determina la cesación, con facilitación estatal, de la personalidad jurídica del mismo ente.

    4. La devolución de los bienes del ente suspendido o extinguido llega, según lo previsto por la decisión de la Unión, salvo la voluntad de los participantes, los derechos de los terceros y las disposiciones estatutarias y observadas, en caso de transferencia a otro ente, las leyes civiles relativas a las compras de las personas jurídicas.
    Artículo 28

    La distribución de publicaciones y estampas relativas a la vida religiosa y a la misión de las iglesias que forman parte de la Unión de las Iglesias Cristianas Adventistas, efectuadas en el ingreso de los lugares de culto y en las obras pertenecientes a la iglesia, además de las colectas recogidas en estos lugares, continuarán siendo realizadas sin autorización ni ingerencia por parte de los órganos del Estado, y a estar exentas de algún tipo de tributo.

    2 – Teniendo en cuenta que el reglamento de radio y televisión se forma sobre los principios de manifestación del libre pensamiento y del pluralismo, dictados por la Constitución, en el cuadro de la planificación de las radiofrecuencias se tendrán en cuenta los pedidos presentados por las emisoras dirigidas por las iglesias que forman parte de la Unión, operantes en ámbito local, relativas a la disponibilidad de amplitud de banda idónea a favorecer la economía de la gestión y una adecuada pluralidad de las emisoras en conformidad con las reglas del sector.
    Artículo 29

    1. La República italiana toma acto de que la Unión de las Iglesias Cristianas Adventistas se financia con los tributos voluntarios de sus fieles, tales tributos consisten en sus diezmos y ofrendas.

    2. Desde 1989 las personas físicas pueden descargar de la propia declaración fiscal, a efectos de los impuestos sobre las finanzas de las personas físicas, las erogaciones libres en dinero, hasta el importe de liras 2 millones, a favor de la Unión de las Iglesias Cristianas Adventistas, destinadas al mantenimiento de los ministros de culto y de los misioneros y a específicas exigencias de culto y de evangelización.

    3. Las relativas modalidades serán determinadas bajo decreto del ministro de las finanzas.


    Artículo 30

    1. Desde el año 1990, la Unión de las Iglesias Cristianas Adventistas participa en la repartición de la cuota correspondiente al 8 por mil del impuesto sobre la declaración fiscal de las personas físicas, liquidado sobre la base de las declaraciones anuales, destinando la suma devuelta por el Estado a intervenciones sociales y humanitarias, también a favor de los países del tercer mundo.

    2. Las destinaciones a las que la norma 1 son establecidas sobre la base de las elecciones expresas por parte de los contribuyentes en las declaraciones fiscales anuales.

    3. En caso de elecciones no expresas de parte de los contribuyentes, la Unión declara renunciar a la cuota relativa de tales elecciones a favor de la gestión estatal, quedando tal importe de exclusivo uso del Estado.

    4. A partir del año 1993 el Estado responde anualmente a la Unión, en el mes de junio, sobre la suma de la que la norma 1 calcula el importe, liquidado sobre la base de las declaraciones fiscales anuales, relativas al tercer período de impuestos precedentes destinadas a la misma Unión.

    5. La cuota de la norma 1 es aquella determinada en el artículo de 47 de la ley 20 de mayo 1985, n.222.


    Artículo 31

    Al finalizar cada trienio sucesivo al 1989, un comisión especial, nombrada por las autoridades de la Unión de las Iglesias Cristianas Adventistas, procede a la revisión del importe deducible y a las conclusiones de la cuota del IRPEF, en cuanto al artículo 29 y 30, con el objetivo de disponer de eventuales modificaciones.


    Artículo 32

    1 – Las asignaciones correspondientes a la Unión de las Iglesias Cristianas Adventistas para el sustento total o parcial de los ministros de culto y de los misioneros a los que el artículo 4 equipara, con sólo fines fiscales, a la declaración de bienes gananciales como dependientes.

    2. La Unión se ocupa de obrar sobre dichas asignaciones y sobre las retenciones fiscales según las disposiciones tributarias en la materia.

    3- Los misioneros según la norma 1 son equiparados, con fines fiscales, según las disposiciones tributarias en la materia.

    4- La Unión provee también al pago, para los ministros de culto y para los misioneros, incluidos, de las cargas asistenciales y provisionales previstas por la ley vigente.

    Artículo 33

    1 – La Unión de las Iglesias Cristianas Adventistas transmite anualmente al Ministerio del Interior una rendición de cuentas relativa a la efectiva utilización de las sumas referentes a los artículos 29 y 30, y difunde su adecuada información.

    2 – Dicha rendición de cuentas debe precisar:

    A. el número de ministros de culto y de misioneros a los que les es asegurada la remuneración completa y a los que les es asegurada su integración.

    B. La suma completa según el artículo 32 destinada al sustento de los ministros de culto y misioneros, y también la suma de las retenciones fiscales y de los aportes sociales y provisionales, bajo norma del artículo 32.

    c. Las intervenciones realizadas con otras finalidades previstas por los artículos 29 y 30.
    Artículo 34.

    1. La República italiana y la Unión de las Iglesias cristianas Advnetistas se comprometen a colaborar en la tutela y la valorización de los bienes pertenecientes al patriminio histórico y cultural de las iglesias que forman parte de la Unión.


    Art. 35

    1. Las autoridades competentes en el dictado de las normas de autorización de la presente ley tendrán en cuenta las exigencias presentadas por la Unión de la Iglesia Cristiana Adventista y ante pedido comenzarán las oportunas consultas.


    Art. 36.

    1.Cada norma contrastante con la presente ley cesa de tener eficacia con respecto a la Iglesia Cristiana Adventista, de los institutos y obras que hacen parte de los órganos y personas que la constituyen, por la fecha de entrada en vigor de la misma ley.


    Artículo 37.

    1. Las partes pondrán bajo nuevo examen el contenido del acuerdo al término del décimo año de entrada en vigor de la presente ley.

    2. Mientras tanto, una de las dos partes viese la oportunidad de modificar el texto del acuerdo, las partes volverán a convocarse a tales fines. Se procederá a realizar sus modificaciones con la estipulación de un nuevo acuerdo y su consiguiente presentación al Parlamento del diseño de ley correspondiente para su aprobación, según el artículo 8 (ver el artículo al final de esta traducción) de la Constitución.

    3. La disposición que hace que el artículo 14 pueda ser puesto bajo examen, ante pedido de la Unión de las Iglesias Cristianas Adventistas, aún antes del término de la norma 1.

    4. En ocasiones de diseños de leyes relativos a materias que incluyen relaciones que integren a la Union Italiana de las Iglesias Cristianas Adventistas del Séptimo Día con el Estado serán promovidos previamente los acuerdos, en conformidad del artículo 8 de la Constitución.
    Artículo 38

    1. La exención de cada tributo o gasto mencionado según el artículo 20 se aplica a la transferencia de bienes efectuada por la sociedad Nueva Aurora y por la Societé Philanthropique del Ente patrimonial de la Unión Italiana de las Iglesias Cristianas Adventistas del 7º Día, mediante donación autorizada ante decreto presidencial del 13 de abril de 1979, n. 128, salvaguardadas las sumas ya acordadas por la administración finaciera.


    La presente ley, munida de sello del Estado, será insertada en la colección oficial de los hechos normativos de la República italiana. Es obligación para quien corresponda observarla y hacerla observar como ley del Estado.
    Roma, 22 de noviembre 1988

    Cossiga, De Mita,

    Presidente del Consejo de Ministros.

    ACUERDO ENTRE LA REPÚBLICA ITALIANA Y LA UNIÓN ITALIANA DE IGLESIAS CRISTIANAS ADVENTISTAS DEL 7º DÍA.


    PREÁMBULO
    La República italiana y la Unión de las Iglesias Cristianas Adventistas del Séptimo Día, llamándose a los principios de libertad religiosa, sancionados por la Constitución, y a los derechos de libertad de conciencia y de religión garantizados por la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, por la Convención para la protección de los Derechos del hombre y de las libertades fundamentales, ratificada con la ley del 4 de agosto d 1955, n. 848, y sucesivas integraciones y ratificaciones y de los Pactos Internacionales relativos a los derechos económicos, sociales y culturales y a los derechos civiles y políticos de 1966 ratificados con la ley del 25 de octubre de 1977, n. 881, considerando que el artículo 8, comas segundo y tercero, de la Constitución las confesiones religiosas tienen derecho de organizarse según los propios estatutos, mientras no contrasten en el reglamento jurídico italiano, y sus relaciones con el Estado son reguladas por la ley, sobre la base de un acuerdo con las relativas representaciones; teniendo en cuenta que la legislación sobre los cultos admitidos del 1929 y 1930 no sea idónea para regular las recíprocas relaciones; reconocida la oportunidad de llegar a este acuerdo; convienen que la ley de aprobación, en conformidad con el artículo 8 de Constitución, del presente acuerdo suplanta, en todo sentido, ante la Unión de las Iglesias Adventistas, la citada legislación sobre los cultos admitidos.
    Al llegar al presente acuerdo, la República italiana prende acto de que:

    La unión de las iglesias adventistas confirma la validez de los valores del separatismo en los cuales el presente acuerdo se inspira.

    La unión de las iglesias cristianas adventistas, en la convicción de que la educación y la formación de los niños y jóvenes es una específica competencia de las familias de la iglesia, no pide desarrollar, en las escuelas dirigidas por el Estado o por otros entes públicos, por cuanto forman parte de la iglesia, la enseñanza de catequesis o las doctrinas religiosas o prácticas de culto.


      1   2   3   4   5   6   7

    Similar:

    Ley Italiana a favor de los adventistas iconPlenario legislativo comisiones permanentes
    Representantes del Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo se manifiestan a favor del proyecto de "Ley sobre Economía Social...
    Ley Italiana a favor de los adventistas iconIndice sezione lingua italiana L’abruzzo forte e gentile
    La Torre diCerrano
    Ley Italiana a favor de los adventistas iconLey de reformas y adiciones a la ley no
    Arto. 1 Se reforma el artículo 40 del Capítulo VII de Ley No. 272, "Ley de la Industria Eléctrica", publicada en La Gaceta, Diario...
    Ley Italiana a favor de los adventistas iconRepública de colombia
    Constitución Nacional, en concordancia con la Ley 88 de Julio 18 de 997, modificatoria de la Ley 9a de 989 y de la Ley 3a de 991,...
    Ley Italiana a favor de los adventistas iconSegreteria di Stato
    Em mo Card. Angelo Bagnasco, Arcivescovo di Genova (Italia), Presidente della Conferenza Episcopale Italiana
    Ley Italiana a favor de los adventistas iconInformacion sobre el mercado italiano de cosmeticos
    La importacion de productos de belleza esta sujeta a la siguiente legislacion italiana
    Ley Italiana a favor de los adventistas iconCapitulo I
    Decreto num. 245, por el que se autoriza al titular del poder ejecutivo estatal a enajenar los locales comerciales del mercado “la...
    Ley Italiana a favor de los adventistas iconProyecto de Ley No. 022 De 2014
    Por la cual se fortalece el valor del sufragio como un deber ciudadano, se deroga la ley 815 de 2003 y modifica la ley 403 de 1997...
    Ley Italiana a favor de los adventistas iconReglamento de Almacenamiento de Sustancias Peligrosas
    Decreto con Fuerza de Ley N° 25, de 1967 del Ministerio de Salud; en la ley N° 18164,; en los artículos 4° y 7° del Decreto con Fuerza...

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    Ley Italiana a favor de los adventistas

    Descargar 128.45 Kb.