Descargar 92.03 Kb.


Página1/13
Fecha de conversión24.10.2018
Tamaño92.03 Kb.

Descargar 92.03 Kb.

La República Unida de la Soja recargada


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

La República Unida de la Soja recargada

GRAIN | 12 junio 2013 | A contrapelo



http://www.grain.org/media/bahbb1shogzmssjemjaxmy8wni8xmc8wof8yml8xmv8zndnfc3luz2vudgffcmvwdwjsawnhx3vuawrhx2rlx2xhx3nvameuanbnbjogrvrbcdogcdokdgh1bwjjigkzmdb4bjsgvaEn el año 2003, la corporación Syngenta publicó un aviso publicitando sus servicios en los suplementos rurales de los diarios argentinos Clarín y La Nación bautizando con el nombre de “República Unida de la Soja” a los territorios del Cono Sur en los que se sembraba soja -Integrados por Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia-. A partir de allí, esta declaración explícita de neocolonialismo quedó como “marca de fábrica” del proyecto que desde las corporaciones se estaba instrumentando.

Durante el año 2012 se produjo en estos países una embestida de las corporaciones del agronegocio sobre los territorios y las instituciones imponiendo nuevos transgénicos, mayores riesgos por aplicación de agrotóxicos y cambios en las políticas que sólo tiene precedentes en la primera imposición de los transgénicos, durante la segunda mitad de los años 90. Esta nueva avanzada corporativa se da en un marco distinto, ya que ahora ocurre con la presencia en toda la región (por lo menos hasta junio del año pasado) de gobiernos “progresistas” críticos del neoliberalismo y que en algunas de sus políticas han comenzado a modificar las políticas neoliberales impuestas en los años 90 con una mayor presencia del Estado regulando la economía y asumiendo un rol activo en aspectos sociales, educativos y sanitarios.

Sin embargo, en términos de modelo agrícola y producción de alimentos no sólo no ha habido en todo este tiempo un cambio de modelo ni una autocrítica a los problemas producidos por la implantación masiva del cultivo de soja transgénica con alto altos niveles de uso de agrotóxicos. Por el contrario, este modelo se ha ido consolidando y es defendido a rajatabla por todos los gobiernos de la región que lo asumen como política de Estado, en todos los casos. Los graves problemas que han surgido o se han agudizado, tales como los impactos de los agrotóxicos, los desplazamientos de campesinos y pueblos originarios, la concentración de la tierra o la pérdida de producciones locales, son considerados “efectos colaterales” y se abordan, cuando la presión social lo consigue, de manera fragmentada y puntual. No incluimos en este análisis a Bolivia, pues si bien la región de la “medialuna”, con Santa Cruz de la Sierra a la cabeza, es parte de la “República Unida de la Soja” las posiciones, políticas y debates planteados desde el Gobierno de Evo Morales se diferencian ampliamente del resto de los gobiernos (y esto le vale el enfrentamiento con estos sectores del poder de la medialuna que claramente han planteado su intención separatista).

Ya en otros A Contrapelo 1 2 3 hemos ido denunciando que este avance fue consolidando la imposición del modelo productivo de los agronegocios, y el Cono Sur se ha convertido en la región donde más transgénicos se siembran en el mundo y en la que mayor cantidad de agrotóxicos se aplican per cápita a nivel global. En este A Contrapelo intentaremos brindar algunas luces que ayuden a comprender cómo se está produciendo este avance y sus consecuencias a nivel de las comunidades campesinas y la sociedad en general.

Los impactos del “modelo” no reconocen fronteras entre el campo y la ciudad y se sienten profundamente en ambos espacios: las poblaciones fumigadas en los territorios rurales y en las zonas periféricas de las ciudades, las y los campesinas/os desplazadas que día a día migran para engrosar los cordones de pobreza de las grandes urbes, las economías regionales destrozadas con su correlato de los altos precios de los alimentos en las ciudades, los alimentos contaminados enfermando a unos y a otros. En fin, una catástrofe socio-ambiental que hace agua por todas partes y que ya no permite “mirar para otro lado”.

Los responsables de esta cadena destructiva son un puñado y tienen nombre y apellido: Monsanto y algunas corporaciones biotecnológicas más a la cabeza (Syngenta, Bayer); terratenientes y pooles de siembra que controlan millones de hectáreas (Los Grobo, CRESUD, El Tejar, Maggi son algunos de los principales); Cargill, ADM y Bunge transportando los granos al otro lado del mundo. Y, por supuesto, los gobiernos de cada uno de los países que apoyan de manera entusiasta este modelo. A ellos se suman un extenso número de empresas que aprovechan el “derrame” y proveen servicios, maquinaria agrícola, fumigaciones, insumos, etc.

En números concretos, esta región cubre en la actualidad una superficie de más de 46 millones de hectáreas de monocultivo de soja transgénica, fumigadas con más de 600 millones de litros de glifosato y provoca una deforestación de -como mínimo- 500 mil hectáreas por año.

quema de un bosque cerca de mariscal estagarribia , en la región de boquerón de paraguay. la agricultura industrial en esta región tan seca está volviendo tierra de cultivo magro este vasto bosque. (foto : friends of the earth)

Quema de un bosque cerca de Mariscal Estagarribia , en la región de Boquerón de Paraguay. La agricultura industrial en esta región tan seca está volviendo tierra de cultivo magro este vasto bosque. (Foto : Friends of the Earth)

Si bien las consecuencias de este modelo se expresan a nivel regional de manera contundente e interconectada, intentaremos diseccionar sus impactos para analizarlos de manera más profunda. El telón de fondo del golpe de Estado en el Paraguay resulta insoslayable, pues es allí donde los poderes fácticos han actuado de manera más brutal y explícita. Sin embargo, su carácter ejemplificador es válido para toda la región y sin duda ha intentado marcar un rumbo y un límite a los gobiernos de la región.

Repasemos un decálogo (con complementos) de los resultados concretos e indiscutibles de esta última embestida del agronegocio.




  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

Similar:

La República Unida de la Soja recargada iconS cdip/14/13 original: ingléS fecha: 20 de abril de 2015 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimocuarta sesión Ginebra, 10 a 14 de noviembre de 2014
República Árabe Siria, República Checa, República de Corea, República de Moldova, República Popular Democrática de Corea, República...
La República Unida de la Soja recargada iconProyecto de informe
Moldova, República Dominicana, República Popular Democrática de Corea, República Unida de Tanzanía, Rumania, Senegal, Sudáfrica,...
La República Unida de la Soja recargada iconCdip/6/13 Rev
Dominicana, República Popular Democrática de Corea, República Unida de Tanzanía, Rumania, Santa Sede, Senegal, Serbia, Singapur,...
La República Unida de la Soja recargada iconCdip/17/11 Prov. Proyecto de informe
Democrática de Corea, República Unida de Tanzanía, Rumania, Santa Sede, Senegal, Seychelles, Sri Lanka, Sudáfrica, Suiza, Tailandia,...
La República Unida de la Soja recargada iconMayor recaudación en la economía nacional compensaría la baja de retenciones en soja del 2018 Julio Calzada
Mayor recaudación en la economía nacional compensaría la baja de retenciones en soja del 2018
La República Unida de la Soja recargada iconProducción agro exportadora e (in)seguridad alimentaria: El caso de la soja en Argentina

La República Unida de la Soja recargada iconReport No. 29114-cl
Confederación Gremial Nacional Unida de la Mediana, Pequeña, Microempresa y Artesanos
La República Unida de la Soja recargada iconChapter Three
Carolina Higgins: En principio, Argentina puede hacer con la soja lo que hace Venezuela con el petróleo

Página principal
Contactos

    Página principal



La República Unida de la Soja recargada

Descargar 92.03 Kb.