• 1. Introducción
  • 2. E l sistema de P.I. en Chile

  • Descargar 0.79 Mb.


    Página1/65
    Fecha de conversión23.04.2018
    Tamaño0.79 Mb.

    Descargar 0.79 Mb.

    La propiedad intelectual y el desarrollo socioeconómico. Estudio de país: Chile Resumen


      1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   65





    wipo-s

    S

    cdip/11/INF/4

    ORIGINAL: INGLÉS

    FECHA: 2 DE ABRIL DE 2013


    Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (CDIP)

    Undécima sesión

    Ginebra, 13 a 17 de mayo de 2012

    LA PROPIEDAD INTELECTUAL Y EL DESARROLLO SOCIOECONÓMICO


    ESTUDIO DE PAÍS: CHILE1
    preparado por Sra. María José Abud Sittler, Economista, Departamento de Estudio y Políticas Públicas, Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI), Santiago de Chile
    Sra. Bronwyn Hall, Catedrática de Tecnología y Economía, Departamento de Economía, Universidad de California, Berkeley, Estados Unidos de América
    Sr. Christian Helmers, Catedrático, Universidad Carlos III de Madrid, Departamento de Economía, Getafe, España

    1.En el Anexo del presente documento figura un estudio sobre la utilización de la propiedad intelectual en Chile, preparado en el marco del proyecto sobre propiedad intelectual y desarrollo socioeconómico (documento CDIP/5/7 Rev.). Dicho estudio ha sido preparado bajo la coordinación de la Secretaría de la OMPI y en colaboración con el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI) de Chile.



    2.Se invita al CDIP a tomar nota de la información contenida en el Anexo del presente documento.
    [Sigue el Anexo]


    Resumen
    En los últimos decenios han sido profundos los cambios que se han acusado en todo el mundo en la utilización del sistema de propiedad intelectual (P.I.). Varios factores explican esos cambios: en primer lugar, el notable aumento de la inversión en la creación de activos inmateriales. En segundo lugar, la mayor integración internacional de las economías nacionales ha inducido a las empresas a solicitar con más frecuencia protección por P.I. en varios países, incluidas varias economías de medianos ingresos. En tercer lugar, se han realizado reformas considerables en las políticas nacionales de propiedad intelectual. Y en cuarto lugar, los progresos tecnológicos y la evolución de los medios para hacer negocios, fomentados por las nuevas posibilidades técnicas, la complejidad del sector y la presión de la competencia, ha llevado a las empresas a adaptar sus métodos de gestión de la innovación, lo que con frecuencia ha supuesto la adopción de estrategias más dinámicas de gestión de la P.I. y de presentación de solicitudes de activos de P.I.
    Los cambios que han resultado en el panorama de la P.I. han suscitado numerosas preguntas acerca de la función que desempeña el sistema de P.I. en el proceso de innovación. Hasta la fecha, la literatura económica se ha centrado primordialmente en los países de altos ingresos y poca es la documentación de que se dispone acerca de la función de la P.I. en las economías de medianos ingresos. Parece haber dos razones que explican esa laguna. En primer lugar, en términos absolutos, en esos países se ha producido el mayor aumento en la utilización de la P.I., lo que ha fomentado un interés público considerable por las cuestiones de la protección de la P.I. A ello vienen a añadirse los esfuerzos realizados por las oficinas de P.I. y los investigadores académicos de los países de altos ingresos, que se han traducido en la creación de bases de datos sobre patentes a nivel micro que han permitido realizar una amplia gama de investigaciones empíricas. Por el momento no existe una infraestructura de datos comparable para las economías de medianos ingresos.
    En el presente estudio se exponen los resultados de una iniciativa conjunta del Instituto Nacional de Propiedad Industrial de Chile (INAPI) y la OMPI para establecer una amplia base de datos en Chile acerca de la utilización de la P.I. La base de datos contiene todas las solicitudes cursadas en Chile en el período 19912010 en lo que respecta a las patentes y al registro de marcas, modelos de utilidad y diseños. Una de las tareas fundamentales en la compilación de datos ha sido armonizar los nombres de los solicitantes e identificar cada solicitante con cada una de las cuatro formas de P.I. Además, los datos se han clasificado en función de la lista de empresas del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), específicamente, la Encuesta Nacional Industrial Anual (ENIA) así como de cinco ciclos (19972008) de la encuesta sobre la innovación en Chile (INNOVACIÓN).
    Chile constituye un modelo interesante para estudiar la función que desempeña la P.I. en el proceso de innovación de una economía de medianos ingresos. En los últimos decenios, Chile ha logrado un considerable crecimiento económico pero sigue dependiendo en gran medida de materias primas y productos agrícolas como base de sus exportaciones. Cabe señalar que Chile ha tomado la iniciativa para integrarse en la economía mundial mediante un gran número de acuerdos comerciales de índole bilateral y regional. Además, ha modificado su legislación de P.I. varias veces durante los últimos dos decenios, concretamente, ha reforzado considerablemente la protección de la P.I. Además, gran número de sus universidades centran muchas de sus actividades en la realización de investigaciones. Uno de los imperativos más importantes para los encargados de la formulación de políticas en Chile es orientar las fuentes del crecimiento económico hacia nuevos sectores y aumentar la productividad de la economía mediante la innovación.
    La nueva base de datos, en adelante denominada base de datos INAPIOMPI, va a permitir que se realicen nuevas investigaciones, lo que a su vez aumentará nuestra comprensión de la función que desempeñan las patentes en el sistema de innovación de Chile y pondrá sobre el tapete nuevas cuestiones. En el documento se empieza por realizar un panorama descriptivo de la utilización de la P.I. en Chile.
    Del análisis realizado cabe deducir que el número solicitudes de patente presentadas se ha triplicado con creces desde que se promulgara la legislación de P.I. en 1991. No obstante, como en la mayor parte de los demás países de medianos ingresos, la utilización de las patentes, tal como queda reflejada en el número total de solicitudes presentadas, que fue de algo más de 3.000 en 2008, sigue siendo relativamente modesta. En cambio, las marcas se utilizan de forma muy intensa. A diferencia de ello, en los últimos dos decenios fue escasa la utilización de los modelos de utilidad y los diseños industriales, incluso en comparación con países con niveles similares de ingresos.
    En nuestros datos se pone de relieve que en Chile, más del 90% de las solicitudes de patentes son presentadas por no residentes. De ellas, la mayoría son presentadas por multinacionales farmacéuticas y empresas químicas, a diferencia de lo que sucede en los países desarrollados, en los que las empresas del sector de las tecnologías complejas son las que mayor número de solicitudes de patente presentan. La utilización de los diseños industriales se atribuye también en su gran mayoría a no residentes, si se tiene en cuenta que sólo el 16% de las solicitudes de registro de diseños industriales procede de residentes en el país. La cosa difiere mucho en lo que se refiere a las marcas, por cuanto la presentación de solicitudes de registro corre a cargo en su gran mayoría a entidades nacionales, y lo mismo cabe decir de los modelos de utilidad. Las marcas se utilizan ampliamente en todos los sectores de la economía. Los productos agrícolas son objeto de la mayor parte de las solicitudes de registro de marcas que se presentan, productos entre los cuales cabe destacar el vino y los productos frutales. Gran parte también de las marcas que se utilizan guardan relación con los productos farmacéuticos.
    La mayor parte de las patentes que se conceden van a parar a menos de las empresas. No obstante, es considerable el número de universidades chilenas que presentan solicitudes de patente, por lo que se sitúan entre los principales titulares de patentes que residen en el país. A ellas vienen a sumarse empresas de la industria minera y de empresas químicas y de productos para el consumo. En lo que a las marcas se refiere, la presentación de solicitudes de registro procede tanto de empresas como de individuos. A diferencia de lo que sucede con las patentes, varias empresas chilenas se cuentan entre los que más solicitudes de registro de marcas presentan, en su mayoría, empresas de la industria de productos para el consumo.
    En lo que se refiere al origen de la presentación de solicitudes por parte de no residentes, los datos apuntan a que la mayor parte de las solicitudes presentadas no residentes para los cuatro tipos de P.I. procede de los Estados Unidos de América y de Europa. Los países sudamericanos representan, en cambio, una pequeña proporción de las solicitudes presentadas. En lo que se refiere a las patentes, representan únicamente el 2% de todas las solicitudes presentadas entre 1991 y 2010, mientras que juntos, los Estados Unidos de América y la UE representan más del 80% de las solicitudes presentadas. De esas solicitudes, la mayor parte son presentadas por empresas farmacéuticas y empresas de productos para el consumo.
    En el análisis también se examina la utilización conjunta de varios derechos de P.I. Más del 90% de los solicitantes sólo presenta solicitudes de registro de marcas y menos del 5% de los solicitantes presenta sólo solicitudes respecto de patentes. Los solicitantes que presentan solicitudes en relación con más de un tipo de derecho de P.I. no son frecuentes y representan sólo el 2%. La utilización conjunta de distintos derechos de P.I. se limita a las patentes y las marcas así como las marcas y los diseños industriales. Si se realiza un desglose por solicitante se observa que gran parte de las universidades presentan solicitudes tanto de patente como de registro de marcas.
    Los datos apuntan a que, en promedio, las marcas guardaban relación con 2,5 clases de la Clasificación de Niza hasta 2005. Debido a un cambio en la legislación en ese mismo año, el promedio de clases descendió considerablemente para situarse en 1,3 en 2006. Un descenso en el número de clases de productos explica esa disminución. A diferencia de ello, el promedio de clases de servicios ha ido aumentando de forma constante con el tiempo, lo que refleja la naturaleza del cambio jurídico que se produjo en 2005, y que no afectó a la presentación de solicitudes en lo que respecta a las clases de servicios.
    La base INAPIOMPI permite identificar las solicitudes de patentes en las que la patente se concede a varios titulares, dato interesante por cuanto indica el grado de cooperación en iniciativas de investigación que existe entre universidades y empresas así como entre competidores en el mercado. Como en otros países, las patentes objeto de titularidad conjunta representan una pequeña parte de las solicitudes de patente presentadas en Chile, en promedio, menos del 3% entre 1991 y 2010. La mayor parte de las patentes de titularidad conjunta corresponde a empresas no residentes y existen pocos ejemplos de cooperación internacional. El porcentaje de patentes de titularidad conjunta con titulares residentes y titulares no residentes es de sólo el 8%. En lo que respecta a las universidades, la titularidad conjunta representa cerca del 20% de las patentes de titularidad conjunta, lo que apunta a que existe una importante colaboración entre universidades y empresas.
    Por último, se analizan las solicitudes internacionales de patentes presentadas en las que al menos haya un titular o inventor chileno. Se pone así en evidencia que sólo una pequeña parte de los titulares de patente residentes presentan también solicitudes de protección por patente en otros países. No obstante, ese porcentaje pasó del 2% en 1992 a cerca del 10% a partir de 2006. Los datos también ponen en evidencia que la mitad de las invenciones relacionadas con familias de patentes otorgadas a residentes chilenos procede de Chile. Las oficinas de primera presentación más importantes en el extranjero son las de Estados Unidos de América y Europa. Rara vez son utilizadas las oficinas de otros países de América del Sur como oficinas de primera presentación. Sudáfrica, China y México han pasado a ser, desde el año 2000, importantes destinos en las solicitudes de protección por patente presentadas por solicitantes chilenos. En las solicitudes internacionales presentadas por residentes chilenos sobresalen las patentes relacionadas con la industria minera y los productos químicos así como las solicitudes de patente presentadas por universidades.
    En general, el presente estudio constituye un ejemplo de investigación empírica que puede realizarse para determinar de qué forma se utiliza la propiedad intelectual en los países de medianos ingresos una vez se instaura una infraestructura de datos adecuada. Además, en el estudio se demuestra la importancia de incluir otros derechos de P.I. además de las patentes en este tipo de análisis y de examinar cómo pueden utilizarse de forma conjunta los diferentes tipos de P.I. en lugar de utilizarse de forma aislada.
    Los ejemplos expuestos en el presente estudio aportan importantes informaciones que permiten comprender mejor la función que desempeña la P.I. en la economía chilena. Ese evidente que esos ejemplos no permiten conocer exactamente todos los efectos que tienen las políticas que se han adoptado en materia de P.I. en el comportamiento de los solicitantes ni tampoco en los resultados económicos. De ahí que sea necesario proceder a un examen detenido y basado en la nueva infraestructura de datos. A ese respecto cabe señalar que actualmente están en curso de realización y serán publicados por separado dos estudios analíticos, uno sobre la incidencia y los efectos de la usurpación de marcas así como acerca de la función que desempeñan las patentes en el sector farmacéutico nacional.

    1. Introducción

    Las pasadas décadas han mostrado profundos cambios en el uso del sistema de propiedad intelectual (P.I.) a nivel mundial. Diversas fuerzas han motorizado estos cambios. En primer lugar, la inversión en creación de activos intangibles se ha incrementado marcadamente. Por ejemplo, el gasto global en I+D casi se duplicó en términos reales entre 1993 y 2009. Los datos disponibles sugieren también la existencia de una inversión creciente en otros intangibles tales como diseños y marcas. 2 En segundo lugar, la creciente integración internacional de las economías nacionales generalmente referenciada como globalización ha impulsado a los titulares de P.I. a buscar más frecuentemente la protección en el extranjero y, de hecho, en un mayor número de países.3


    En tercer lugar, las políticas nacionales de P.I. han experimentado sustanciales reformas con implicancias significativas sobre la conducta de los solicitantes de derechos de P.I. Los acuerdos internacionales especialmente el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC)  han sido importantes impulsores de las reformas legales. Como resultado de ello, los países en desarrollo han fortalecido significativamente los derechos de P.I. durante las pasadas dos décadas. También se han realizado crecientes esfuerzos tendientes a la armonización de los estándares de procedimiento y la creación de sistemas de registros regionales e internacionales. Los avances tecnológicos han contribuido con frecuencia a las reformas legales en la medida que han generado la necesidad de adaptar las políticas de P.I. a la naturaleza evolutiva del progreso tecnológico. Por último, la evolución de los modelos de negocio impulsada por las oportunidades tecnológicas y las presiones competitivas ha llevado a las empresas a adaptar sus estrategias de gestión de la innovación, afectando de manera importante la forma en que utilizan el sistema de P.I.
    Los cambios registrados en el ámbito de la P.I. han suscitado numerosas preguntas nuevas sobre el papel que desempeña el sistema de P.I. en el proceso de innovación. Por ejemplo, ¿cuán importantes son para las empresas los diferentes derechos de P.I. en la apropiación de los retornos de las inversiones en el campo de las nuevas tecnologías? ¿Cómo afecta la densidad de patentes en tecnologías complejas al comportamiento innovador y las estrategias de comercialización? ¿Cómo pueden las oficinas de P.I. mejorar la gestión de los flujos crecientes de solicitudes y promover la prestación de servicios de calidad?
    Recientemente ha emergido una rica literatura económica que ofrece importantes perspectivas empíricas sobre estas y otras preguntas.4 Sin embargo, esta literatura se centra en gran medida en los países de altos ingresos y, más recientemente, también en China. Este foco pareciera tener dos razones subyacentes. En primer lugar, en términos absolutos, estos países han experimentado los mayores incrementos en el uso de la P.I. y, consecuentemente, las cuestiones relacionadas con la protección de la P.I. han concitado un considerable interés público. En segundo lugar, los esfuerzos de las oficinas de P.I. en los países de altos ingresos y de los investigadores académicos han llevado a la creación de bases de microdatos de P.I. que han permitido una amplia gama de investigaciones empíricas. Las bases de datos de patentes publicadas por la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER) de los Estados Unidos y la base de datos Patstat publicada por la Oficina Europea de Patentes (OEP) son buenos ejemplos de este tipo de esfuerzos.5 Esfuerzos adicionales realizados para combinar los datos sobre P.I. con microdatos sobre resultados empresariales y comportamiento inventor han enriquecido aún más la infraestructura de datos disponibles para los investigadores.
    Estudios similares en los países de ingresos medios excepto China aún siguen siendo escasos.6 Sin embargo, estudios de este tipo serían de gran interés. Muchas economías de ingresos medios han experimentado de igual manera un rápido crecimiento en el uso de la P.I., a menudo impulsado tanto por presentaciones nacionales como extranjeras, aun cuando las cifras absolutas siguen siendo pequeñas en el contexto mundial.7 En relación al tamaño de sus economías, algunos países de ingresos medios, experimentan incluso un uso más intensivo de P.I. especialmente marcas que la mayoría de los países de altos ingresos.
    Muchas economías de ingresos medios han sido capaces de iniciar el crecimiento económico sustentadas en bajos salarios, recursos naturales, o una combinación de ambos. A medida que estas economías continúan desarrollándose, pueden iniciar o intensificar el desarrollo doméstico de la innovación. La pregunta es qué papel puede jugar la P.I. en este proceso ya sea la innovación producida en el país o en el extranjero.8 La diferente estructura de las economías de ingresos medios, la naturaleza cambiante de la actividad innovadora y el contexto institucional sugieren que este papel es diferente al que le cabe en economías de altos ingresos. Por lo tanto, los formuladores de políticas de países de ingresos medios no pueden basarse exclusivamente en la evidencia generada en las economías avanzadas para el diseño de políticas de P.I. e innovación. Ellos se beneficiarían de investigaciones empíricas específicas sobre sus economías.
    Una limitación crítica para el desarrollo de este tipo de investigaciones ha sido la falta de una infraestructura de datos sobre P.I. La base de datos Patstat de la OEP contiene registros individuales de patentes para un gran número de países de ingresos medios, aunque no está completa en muchos de los casos y no puede ser combinada de forma directa con otras fuentes de microdatos. En cualquier caso, la base Patstat sólo abarca patentes y modelos de utilidad. La explotación completa del potencial de los datos sobre P.I. requiere inversiones específicas en la generación de nuevas bases de datos.
    Este trabajo reporta un esfuerzo en esa dirección realizado en Chile. Como parte de un proyecto del Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (CDIP) de la OMPI, el INAPI en colaboración con la OMPI ha creado una base de datos que contiene todos los registros de patentes, marcas, modelos de utilidad y diseños para Chile durante el período 1991-2010.9 Una contribución fundamental de la labor de construcción de datos fue armonizar los nombres de los solicitantes e identificar de una única manera a los solicitantes de las cuatro formas de P.I. Además, los datos se compatibilizaron con los datos a nivel de empresas del Instituto Nacional de Estadística (INE) específicamente, el censo manufacturero (ENIA), así como cinco olas (1997-2008) de la encuesta de innovación chilena (INNOVACION).10
    Chile ofrece un ejemplo interesante de un país de ingreso medio que ha logrado un crecimiento económico considerable en las últimas décadas, pero que aún depende en gran medida de las materias primas y productos agrícolas como base de exportación. Chile también se ha integrado activamente a la economía mundial a través de un gran número de acuerdos comerciales bilaterales y regionales. Ha modificado sus leyes de P.I. en varias ocasiones durante las últimas dos décadas, fortaleciendo de manera significativa la protección de la P.I. El cambio de las fuentes de crecimiento económico hacia nuevos sectores y el logro de ganancias de productividad en las actividades económicas a través de la innovación es un imperativo importante para las autoridades chilenas.
    En consecuencia, Chile posee una serie de programas dedicados a promover la innovación. Por ejemplo, la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO), tiene actualmente más de 30 iniciativas destinadas a promover la innovación, los emprendimientos innovadores y la transferencia de tecnología. Chile también tiene otros fondos de innovación específicos, como el Fondo para la Innovación Agraria que se enfoca en la innovación agrícola. Además, está el Fondo de Desarrollo Científico y Tecnológico, que busca promover proyectos de I + D de las universidades y centros públicos de investigación en colaboración con empresas privadas. Otra política importante es la Iniciativa Científica Milenio, que tiene como objetivo promover el desarrollo de la investigación científica y tecnológica a través de la creación y financiación de institutos de investigación científica.
    Los estudios existentes sobre el sistema de innovación chileno ofrecen indicios importantes sobre los determinantes de la actividad innovadora de las empresas medida en las encuestas de innovación chilenas. Sin embargo, como en la mayoría de los otros países de ingresos medios, existen pocos estudios empíricos sobre el uso de la P.I. que puedan servir de fundamento a la política. Los estudios existentes suelen analizar cuestiones relacionadas con la P.I. superficialmente, en la mayoría de los casos como un aspecto entre los muchos relacionados con la innovación, la transferencia de tecnología, la exportación o la productividad. Las encuestas de innovación de Chile, realizadas a partir de 1992, ofrecen alguna información sobre el uso de P.I.. Sin embargo, estas se basan en el uso de la P.I. reportado por los mismos encuestados y cubren sólo ciertos segmentos de la economía chilena.
    La escasa literatura empírica sobre el sistema de P.I. chileno se ha ocupado principalmente de las patentes y, en particular, el bajo uso de patentes por parte de los residentes chilenos (OCDE, 2007; Amorós et al, 2008; Katz y Spence, 2008). Según la OCDE (2007), la baja intensidad de patentamiento en Chile se puede explicar en gran medida por tres factores. En primer lugar, la capacidad de Chile para generar productos y procesos innovadores y novedosos a nivel mundial es limitada. En segundo lugar, Chile está especializado en sectores con una baja propensión a patentar como la minería y los servicios. Si bien existe una creciente industria farmacéutica, ésta se centra en gran medida en la producción de medicamentos genéricos y medicamentos de marca bajo contratos de licencia. En tercer lugar, a pesar de que Chile tiene una serie de exportadores exitosos, los mismos utilizan principalmente tecnologías importadas y, por lo tanto, es poco probable que basen su modelo de negocios en las patentes. El bajo uso de las patentes que realizan los residentes chilenos contrasta con su uso relativamente elevado del sistema de marcas. Sin embargo, a pesar del gran número de solicitudes de marcas, no existen hasta el momento estudios empíricos sobre el uso de las mismas en la economía chilena.
    La nueva base de datos de aquí en adelante, base de datos INAPI-OMPI permite plantear nuevas investigaciones que pueden mejorar nuestra comprensión sobre el papel que desempeñan los derechos de P.I. en el sistema de innovación de Chile y explorar nuevas preguntas que no han sido consideradas hasta ahora. Como primer paso, este trabajo presenta un panorama descriptivo del uso de la P.I. en Chile.
    El documento se estructura de la siguiente manera. A modo de antecedente, la Sección 2 ofrecerá una breve introducción a las principales características del sistema de P.I. de Chile. A partir de ello, las siguientes secciones discutirán diferentes dimensiones del uso de la P.I. centrándose, en particular, sobre las tendencias generales (Sección 3), el origen de las solicitudes de P.I. (Sección 4), la distribución de los solicitantes (Sección 5), los tipos de solicitantes (Sección 6), registros por tecnología y clase (Sección 7), tasas y plazos de otorgamiento (Sección 8), paquetes de P.I. (Sección 9), patrones de coasignación de patentes (Sección 10), solicitudes de patentes en el exterior (Sección 11), y perspectivas adicionales sobre el sistema de marcas (sección 12). Una sección de conclusiones resume los principales hallazgos del análisis descriptivo y plantea posibles líneas de investigación futura. El apéndice del documento proporciona detalles adicionales sobre el régimen de P.I. en Chile, así como una descripción detallada de la metodología utilizada para la construcción de los datos.

    2. El sistema de P.I. en Chile

    El sistema de P.I. en Chile está administrado por varias instituciones. El Ministerio de Educación está a cargo del Registro de Derechos de Autor,11 el Ministerio de Agricultura está a cargo de los derechos de obtentor así como, parcialmente, de las denominaciones de origen de vinos y licores y la información no divulgada sobre agroquímicos.12 El Ministerio de Salud está a cargo de la información no divulgada sobre los productos farmacéuticos13 y el Ministerio de Relaciones Exteriores es el encargado de las negociaciones internacionales y la coordinación de un comité técnico interministerial para la implementación de los compromisos internacionales.14


    El INAPI es el principal organismo gubernamental encargado de los derechos de propiedad industrial desde 2009. Además de actuar como el registro de patentes, marcas, diseños industriales, modelos de utilidad y las denominaciones de origen, el INAPI también funciona como un tribunal de primera instancia en los procedimientos de oposición y nulidad. Además, tiene otras funciones importantes: el INAPI es asesor del Presidente de Chile en todas las cuestiones relativas a la propiedad industrial, es el organismo encargado de recomendar la adhesión a los tratados de P.I. y se encarga además de la promoción de la P.I. y la difusión de los conocimientos, en particular de la información que ha pasado al dominio público.
    La ley de propiedad industrial (Ley 19.039), que cubre las marcas, patentes de invención, modelos de utilidad, indicaciones geográficas, denominaciones de origen, topografías de circuitos integrados, dibujos y diseños industriales, entró en vigor en octubre de 1991. Desde entonces, la ley ha sido objeto de tres modificaciones importantes.
    La primera enmienda (Ley 19.996) fue publicada en marzo de 2005 y entró en vigor en diciembre de 2005. Esta ley adaptó la legislación chilena a los ADPIC, principalmente a través de cambios en los procedimientos de oposición, en la materia patentable y registrable con una marca y en la duración legal de las patentes. También incorporó los dibujos industriales, las indicaciones geográficas, las denominaciones de origen y las topografías de circuitos integrados a la legislación nacional. Por último, también introdujo el secreto comercial y las acciones civiles de observancia de la P.I. antes de 2005, la infracción de propiedad intelectual sólo era sancionada por los tribunales penales.
    La segunda modificación importante (Ley 20.160) entró en vigor en enero de 2007. La misma adaptó la legislación chilena a los acuerdos de libre comercio firmados desde la década de 2000. Esta enmienda contiene principalmente cambios con respecto a los procedimientos de cancelación de todos los derechos de P.I. y la definición de la materia elegible para indicaciones geográficas y denominaciones de origen. También incorpora las marcas sonoras a la ley.
    La tercera modificación (Ley 20.569) entró en vigor en febrero de 2012. Esta ley incorporó algunas disposiciones acordadas por Chile a través de la firma del Tratado sobre el Derecho de Marcas (TLT) y el Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT).
    En esta sección se presenta una breve descripción del régimen jurídico aplicable a las patentes, marcas, modelos de utilidad y diseños industriales que son objeto del análisis.15
    Marcas
    Las marcas se definen como signos que distinguen productos, servicios o establecimientos industriales y comerciales en el mercado. Desde 2007, una marca también puede ser utilizada para proteger consignas o marcas de sonidos. Una marca puede ser clasificada como denominativa, figurativa o mixta. Las marcas denominativas protegen una o más palabras con o sin significado idiomático o una combinación de letras y/o números. Las marcas figurativas son etiquetas con fotos, imágenes, símbolos o dibujos. Marcas mixtas son una combinación de ambas, las denominativas y las figurativas es decir, las etiquetas que tienen una o más palabras con o sin significado idiomático o una combinación de letras y/o números, junto con fotos, imágenes, símbolos o dibujos. Chile no es parte del Sistema de Madrid para el Registro Internacional de Marcas, lo que significa que los solicitantes no residentes deben presentarse directamente ante el INAPI para obtener una marca en Chile. Los detalles sobre el procedimiento de registro de marcas se pueden encontrar en el Apéndice 1.1. Los derechos de marca duran un período de 10 años contados desde la fecha de concesión, pero pueden ser renovados indefinidamente. A diferencia de otros países, el INAPI no requiere al solicitante que demuestre el uso real de la marca, ni en la fase de presentación inicial ni en la etapa de renovación.
    Durante el proceso de solicitud, los terceros pueden presentar oposición en un plazo de 30 días posteriores a la publicación de la marca. El INAPI no notifica a terceros que tengan solicitudes de marcas anteriores o inscripciones que puedan justificar una oposición.
    Si no presenta ninguna oposición, el tiempo total de tramitación de una solicitud hasta su registro es de aproximadamente nueve meses. Si hay una oposición, el procedimiento puede llevar, en promedio, siete meses más.
    Una marca también puede ser cancelada después de la concesión. Cualquier persona puede solicitar la cancelación de una marca registrada. Una marca sólo puede ser cancelada dentro de los cinco años de haber sido registrada. Esta restricción no se aplica cuando la misma se obtuvo de mala fe. El Apéndice 1.1 proporciona detalles sobre los procedimientos de cancelación. Si el INAPI anula una marca, la marca se considerará nula a partir de la fecha de concesión.
    Si una marca se ha rechazado o cancelado debido a la existencia de una marca famosa y conocida en el extranjero, el titular de la misma tiene 90 días para registrarla. Una vez cumplidos los 90 días, cualquier parte interesada puede solicitar la marca.
    De acuerdo con la legislación chilena, la falsificación de marcas está sancionada tanto por la ley civil como por la penal en función del tipo de infracción. En el Apéndice 1.2 se proporcionan detalles sobre la observancia de las marcas.


    Catálogo: edocs -> mdocs -> mdocs
    mdocs -> Resumen del estudio sobre la propiedad intelectual y la fuga de cerebros: Esquema de situación
    mdocs -> S cdip/11/6 original: inglés fecha: 2 de abril de 2013 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Undécima sesión Ginebra, 13 a 17 de mayo de 2013
    mdocs -> S cdip/17/10 original: Español fecha: 6 de abril de 2016 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimoséptima sesión Ginebra, 11 a 15 de abril de 2016
    mdocs -> Cdip/13/1 Prov
    mdocs -> Estado plurinacional de bolivia
    mdocs -> S cdip/18/4 Original: inglés fecha: de agosto de 2016 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimoctava sesión Ginebra, 31 de octubre a de noviembre de 2016
    mdocs -> Cdip/18/11 Prov
    mdocs -> Cdip rev summary chair
    mdocs -> Pcda/4/3: Informe
      1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   65

    Similar:

    La propiedad intelectual y el desarrollo socioeconómico. Estudio de país: Chile Resumen iconResumen del estudio exploratorio sobre fortalecimiento y desarrollo del sector audiovisual en Burkina Faso y en determinados países de África
    ...
    La propiedad intelectual y el desarrollo socioeconómico. Estudio de país: Chile Resumen iconResumen del estudio sobre la propiedad intelectual y la fuga de cerebros: Esquema de situación
    Resumen del estudio sobre la propiedad intelectual y la fuga de cerebros esquema de situacióN
    La propiedad intelectual y el desarrollo socioeconómico. Estudio de país: Chile Resumen iconResumen del estudio de país sobre innovación, propiedad intelectual y economía informal: La medicina herbaria tradicional en Ghana
    Stigador del stepricsir (Ghana), el Sr. Ivan Tetteh Essegbey, Oficial de Sistemas de Información de Gestión de la National Catholic...
    La propiedad intelectual y el desarrollo socioeconómico. Estudio de país: Chile Resumen iconResumen del estudio sobre el sector de las tecnologías de la información en Egipto y la función de la propiedad intelectual: Evaluación económica y recomendaciones
    Sidad de Tecnología de Berlín, Facultad de Económicas y de Gestión, y catedrático de Economía de la Innovación, Grupo de Investigación...
    La propiedad intelectual y el desarrollo socioeconómico. Estudio de país: Chile Resumen iconIim/2/4: Comunicación del Líbano para Copatrocinar la Propuesta de Bahrein sobre la Importancia de la Propiedad Intelectual en el Desarrollo Social y Económico y en los Programas Nacionales de Desarrollo
    Dirección General de Economía y Comercio del Ministerio de Economía y Comercio del Líbano, relativa a la “Propuesta sobre la importancia...
    La propiedad intelectual y el desarrollo socioeconómico. Estudio de país: Chile Resumen iconConstrucciones, redes y resistencias: estudio económico-político de la agricultura orgánica y ecológica de la zona centro y sur de Chile. Daniel Sandoval-Nazal
    Magister en Desarrollo Humano Local y Regional, ider, Universidad de la Frontera, Chile; Centro de Desarrollo Urbano Sustentable,...
    La propiedad intelectual y el desarrollo socioeconómico. Estudio de país: Chile Resumen icon2. la ganaderia en colombia boletin lacteo – asoleche
    La ganadería bovina es una actividad generalizada y desarrollada prácticamente en todo el país, y es considerada como un renglón...
    La propiedad intelectual y el desarrollo socioeconómico. Estudio de país: Chile Resumen iconProyecto de informe
    La octava sesión del Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) tuvo lugar del 14 al 18 de noviembre de 2011
    La propiedad intelectual y el desarrollo socioeconómico. Estudio de país: Chile Resumen iconS cdip/18/7 original: ingléS fecha: 5 de agosto de 2016 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimoctava sesión Ginebra, 31 de octubre a de noviembre de 2016
    Informe sobre el examen independiente de la aplicación de las recomendaciones de la agenda para el desarrollo
    La propiedad intelectual y el desarrollo socioeconómico. Estudio de país: Chile Resumen iconMinería y Desarrollo Sostenible de Chile
    Chile requiere de una visión sobre su minería, que sea compartida por todos los actores interesados, para que promueva en forma más...

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    La propiedad intelectual y el desarrollo socioeconómico. Estudio de país: Chile Resumen

    Descargar 0.79 Mb.