Descargar 3.3 Mb.


Página1/219
Fecha de conversión28.03.2018
Tamaño3.3 Mb.

Descargar 3.3 Mb.

IntroduccióN


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   219

INTRODUCCIÓN

El estudio de la historia es un elemento fundamental en el desarrollo de las sociedades. A través del conocimiento del pasado es posible comprender procesos que se viven en la actualidad, dado que somos herederos directos de una vasta complejidad de acontecimientos que repercuten en las problemáticas que enfrentamos. La historia busca, en un grado óptimo, sintetizar las aportaciones de las diferentes ciencias para explicar el devenir de la humanidad y lograr contextualizar los procesos en los que estamos involucrados. De igual forma, la historia pretende diferenciar la participación de los actores sociales en su interacción, misma que resulta en muchas ocasiones paradójica y contradictoria y, por ello, se requiere del análisis a fondo que permita entender las continuidades y las rupturas en los procesos en que está inmerso el conjunto social.

Dada la complejidad de las relaciones sociales, los problemas que se plantean en el presente pueden llevar a cuestionar la necesidad del estudio del pasado. Para algunos, la historia es un tipo de conocimiento inmóvil, que ya pasó y que no tiene vínculos con los acontecimientos actuales. Sin embargo, nuestra concepción es contraria a esa postura. El conocimiento del pasado, sujeto a discusión, a puntos de vista y a nuevas interpretaciones, resultado de trabajo académico serio y comprometido, lleva a la comprensión de los problemas del presente y éste cobra sentido, precisamente, por su estrecha relación con el pasado. Los acontecimientos actuales, cualquiera que sea su naturaleza, serán observados de mejor manera si los entendemos a través de su desarrollo histórico.

Por ello, la necesidad de formar profesionales comprometidos con su tiempo que estudien el pasado. El objetivo no es que los historiadores puedan memorizar una enorme cantidad de fechas y nombres, sino que tengan la capacidad de establecer vínculos entre el presente y el pasado, de plantear problemas de investigación que nos permitan entender mejor nuestro devenir. Se trata de formar un historiador que posea la capacidad de enfrentar críticamente el pasado y el presente. Por ello, el historiador debe ser también un gestor social, que tenga las aptitudes y habilidades necesarias para desarrollar proyectos de intervención en los cuales se proteja el patrimonio histórico, ecológico y cultural de la sociedad.

En 1986, la Universidad Autónoma de Baja California, abrió la licenciatura en historia en la también naciente Escuela de Humanidades. Desde entonces, la UABC ha respondido de manera clara y contundente en la formación de profesionales que realicen el estudio del pasado tanto regional como nacional. Varios de sus egresados, de distintas maneras, han contribuido tanto a la investigación como a la difusión de la historia desde diferentes ángulos y perspectivas. Sin embargo, como todo proceso, se requiere del análisis y la reflexión para plantear cuáles son las fortalezas y cuáles las debilidades del programa de la licenciatura en historia, con el fin de contribuir en su mejoramiento constante. El presente documento lleva ese fin. Es el resultado del trabajo conjunto de maestros de la Escuela de Humanidades y de investigadores del Instituto de Investigaciones Históricas de la UABC.
El ritmo de cambio de nuestra sociedad es tan rápido que los sistemas de educación tienen el reto de dar respuesta a todas las necesidades presentes y futuras. En la sociedad de la información deberán crearse los mecanismos necesarios para que ésta se encuentre a la disposición de la gran cantidad de personas que van a requerir nuevos conocimientos, habilidades y destrezas.
¿Cuáles son los elementos fundamentales que definen la calidad de una educación satisfactoria? Uno de los más importantes es el rendimiento escolar. Según los datos presentados por Carlos Ornelas en su obra El Sistema Educativo Mexicano: La Transición de fin de Siglo, hoy en día hay más niños que aprueban los cursos, los años promedio de educación de la población se incrementan, y la deserción disminuye. Sin embargo, los datos no comprueban necesariamente que la calidad de la educación haya mejorado. Al contrario, cuando se analizan los resultados de varios exámenes aplicados a los estudiantes en diversas etapas de su vida escolar se observa que el rendimiento es bajo en el nivel de educación primaria, en el bachillerato y en la licenciatura en universidades públicas y privadas

Diódoro Guerra Rodríguez al hablar sobre la calidad educativa en su artículo “Escenarios para la educación mexicana en el siglo XXI” señala que las instituciones de educación superior deberán atender las necesidades que tendrá el país para dar sustento a su desarrollo científico y tecnológico, considerando que su responsabilidad mayor es la producción del conocimiento y su distribución entre la sociedad.

Por otro lado, estamos en una sociedad del conocimiento, donde el principal activo de las empresas son los seres humanos (Tapscott, 1998, p.119). En la sociedad educativa se busca articular de manera socialmente productiva la relación entre educación y conocimiento, con la firme creencia de que esta relación se reinventa día con día de acuerdo a las necesidades y exigencias sociales.
En el marco de estos cambios, que están reformando y reformulando a la educación superior, es que los programas de la UABC se encuentran en el proceso de acreditación. Disciplinas como la historia tienen que reflexionar la manera en cómo van a adaptarse a los cambios y procurar materializar de modos alternos sus evidencias.
Aunque muchos de sus estudiosos gustan remontar a la historia a una época muy antigua, relacionada con el “padre de la historia” el griego Herodoto en el siglo V antes de Cristo; lo cierto es que sólo hasta el siglo XIX cobra forma definida en cuanto a su objeto de estudio y métodos. Es cuando comienza a figurar como área de estudios autónoma en los programas universitarios y aparece el historiador profesional con formación académica propia y específica. La historia es desde entonces un asunto de especialistas que abordan una diversidad de temas, preocupaciones y fenómenos en los que está inmerso el conjunto social. Por ello, se han formado especialidades como historia económica, historia de la cultura, historia de las mentalidades, historia social, historia urbana, historia de la familia, historia de género y otras más.

El siglo XX, sin duda, definió una serie de especialidades en el discurso historiográfico que tuvieron como fin el contextualizar los difíciles acontecimientos que se vivieron. Tanto las Guerras Mundiales como las revoluciones sociales hasta las declaraciones del “fin de la historia” han marcado de manera evidente las maneras de reflexionar sobre el pasado. Las preguntas, lejos de disminuir, se incrementan en función de que las acciones de los seres humanos tienen una multiplicidad de posibilidades. Así, ante pruebas claras del deterioro del medio ambiente y sus posibles consecuencias., o la disputa por recursos naturales fundamentales para la supervivencia como el agua o el petróleo, se han generado nuevas necesidades a las que el historiador debe enfocarse, dado que las razones o las motivaciones de algunos de los conflictos, se encuentran, necesariamente, en el pasado


Por ello, se espera que quien desee incursionar en los senderos de Clío sea una persona sensible a las múltiples manifestaciones sociales, un individuo interesado tanto en realidades distantes en el tiempo y el espacio como de su propio entorno, con disposición a la lectura y la escritura, atento a todas las manifestaciones humanas y a las complejidades de una sociedad que, por un lado, plantea sus anhelos de globalidad mientras que, por otro, busca sus raíces en lo local y lo regional como una forma de identificarse con sus coterráneos.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   219

Similar:

IntroduccióN iconNombre : Introducción a la Economía II
...
IntroduccióN iconIntroduccion a la economia politica
Bolilla I. Introducción e historia del pensamiento económico principios. Concepto. Métodos. Escasez. Eficiencia, Lucro y Equidad
IntroduccióN iconNombre : Microeconomía I
Introducción a la Economía II, Matemática II e Introducción a la Economía Política
IntroduccióN iconNombre : Macroeconomía I
Introducción a la Economía II, Matemática I e Introducción a la Economía Política
IntroduccióN iconIntroducción a la antropología II introduccióN
Generalmente, cuando alguna persona nos habla de la Antropología pensamos que vamos a estudiar objetos antiguos, o si creemos que...
IntroduccióN iconCultura y sociedad en la grecia antigua
Introducción. Introducción bibliográfica e historiográfica. Periodización y cronología. Fuentes. Geografía de la antigua Grecia....
IntroduccióN iconInstituto Vasco de las Américas Organización del curso Nombre Materia. Economía 2 Docente: Introducción
Introducción a la Economía I. El objetivo fundamental de la asignatura es introducir al estudiante de primer curso de Economía en...
IntroduccióN iconAnexo Asignatura: introducción a la econometríA. Información general
Primeras nociones sobre el modelo básico de regresión lineal aplicado al análisis econométrico. Utilización del programa e-views...
IntroduccióN iconÍndice Pág. Introducción desarrollo Sustentable, Defensa y Seguridad Nacional Glosario 13 Bibliografía 15 Referencias Legislativas 16 Introducción
El presente documento tiene por finalidad exponer los diversos aspectos que comprende el desarrollo sustentable y su relación con...
IntroduccióN iconÍndice Introducción Objetivos del bachillerato Competencias del currículo Elementos transversales Contenidos Criterios de evaluación Estándares de aprendizaje evaluables Unidades didácticas Temporalización 10. Metodología Introducción
El estudio de la economía proporciona, junto con la formación técnica, una serie de competencias en trabajo en equipo, habilidades...