Descargar 0.96 Mb.


Página32/44
Fecha de conversión25.03.2018
Tamaño0.96 Mb.

Descargar 0.96 Mb.

Instituto de Economía Energética


1   ...   28   29   30   31   32   33   34   35   ...   44
Gráfica 6


Generación


Distribución



Transmisión

.

.



.

.



.

.

.




MC: Mercado de usuarios cautivos

GU: Grandes usuarios

En la gráfica, las líneas punteadas están indicando la partición vertical de la cadena, al mismo tiempo que el principio regulatorio de incompatibilidad de la función de transporte con las dos actividades restantes.


Los ámbitos de funcionamiento de los mecanismos de mercado son esencialmente de dos tipos:


  • Competencia entre generadores para el abastecimiento mayorista a los distribuidores

  • Competencia entre abastecedores (generadores o distribuidores) para proveer de energía y potencia a los grandes usuarios. Este ámbito de mercado supone en cierta medida la disociación entre las funciones de distribución propiamente dicha de la de comercialización.

A partir de la figura resulta claro que la partición horizontal en los ámbitos de generación y de distribución, facilita tanto la competencia en el mercado (al existir una mayor atomización en la generación (69) y una partición geográfica en la distribución (70) y la competencia potencial al disminuir el grado de oligopolio y/u oligopsonio que suele incidir en la importancia de las barreras a la entrada. Ambos tipos de competencia aportan al grado de disputabilidad de los mercados.


Por otra parte, las características de monopolio natural en las actividades de transmisión y de distribución en el segmento de usuarios cautivos (MC) implica la necesidad de que los mercados de estos servicios sean regulados. Recuérdese que se trata de monopolios naturales no disputables debido a la marcada presencia de costos hundidos.
En el caso de la distribución, los precios de los servicios correspondientes están asociados básicamente con el margen que media entre los precios de compra mayorista y las tarifas fijadas a nivel de los usuarios finales.
En el caso de estos servicios la imposibilidad de la competencia en el mercado podría ser reemplazada por mecanismos de competencia por el mercado, por medio de procesos licitatorios en las concesiones o permisos (Frauchise Competition).
Supuestamente, dentro de ciertas condiciones, la competencia por el mercado puede ayudar a asegurar la transferencia de las mejoras en la productividad a los usuarios. Sin embargo, los mecanismos y las condiciones para construir ese tipo de competencia pueden ser muy complejos (71).
Aún cuando la construcción de la disputabilidad en los mercados actuando a través de la competencia de precios debería tener como efecto una mayor eficiencia productiva y, eventualmente, el traslado de parte de las mejoras de productividad a los usuarios, existen otras consecuencias que no pueden ser necesariamente calificadas como deseables.
Entre tales consecuencias pueden mencionarse las siguientes:


  • En sistemas con una alta proporción de generación hidroeléctrica puede existir una muy marcada volatilidad en los precios, especialmente si la capacidad de regulación hidráulica es muy baja.

Esta volatilidad de los precios puede incrementar notablemente la incertidumbre para las decisiones de inversión (en la generación) y para las elecciones (fuentes y equipamientos) por parte de los grandes usuarios de electricidad.

  • Las posibilidades de competencia potencial o efectiva se ve limitada notablemente en aquellos sistemas eléctricos correspondientes a países que no disponen de gas natural a bajo costo. Sólo la disponibilidad de ese combustible facilita la incorporación de las mencionadas tecnologías y, por tanto de generadores independientes.

  • La competencia por los mercados puede, dentro de ciertas circunstancias, promover el sobrequipamiento en la generación (y eventualmente en la transmisión). O, en todo caso, provocar ciclos de sobreequipamiento y seguidos de penuria en el abastecimiento, realimentando los ciclos de precios. Estos fenómenos pueden dar lugar a una inadecuada asignación de los recursos.

  • Cuando este cambio institucional-productivo y regulatorio se promueve en sistemas que tienen un horizonte muy corto en lo que se refiere a niveles razonables de seguridad en el abastecimiento, la acción de los mecanismos de mercado pueden no ser suficientes para garantizar la calidad de los servicios en el corto-mediano plazo.

  • La combinación de la acción del mercado y la regulación en el ámbito de la distribución minorista puede provocar efectos redistributivos importantes. Dada la incidencia de la composición del mercado y su tamaño en el área de distribución, el intento de los distribuidores de retener a los grandes usuarios puede implicar el ofrecimiento de mejores condiciones de precio para estos éstos en detrimento de mayores tarifas para los usuarios cautivos. Este es un resultado muy conocido de ese tipo de combinación (competencia y regulación). (72)

  • La racionalidad propia de los mercados competitivos supone, respecto de la modalidad de coordinación central, un cambio en la misión de los actores que puede implicar el abandono de ciertos objetivos de promoción social de la población de menores recursos. Se trata especialmente de la eliminación de subsidios para garantizar el acceso al abastecimiento de los requerimientos básicos de la población en cantidad y calidad.

  • Por último pueden mencionarse el potencial cambio de racionalidad por lo que se refiere a los impactos ambientales y a la promoción del uso racional de la energía. En el caso de los impactos ambientales, que como se ha dicho, constituyen externalidades para los diferentes procesos la acción de los mecanismos de mercado resultan claramente insuficientes y en desventaja frente a la modalidad de coordinación centralizada, requiriendo por tanto un claro marco regulatorio.

Por lo que respecta al uso racional de la energía, la segmentación vertical puede cambiar considerablemente los incentivos de las empresas para impulsarlos. En efecto, para una empresa verticalmente integrada las campañas de promoción del uso eficiente de energía entre sus clientes puede ayudarle a disminuir los requerimientos de inversión en generación, transmisión y distribución y, por tanto, una mejora en su margen de rentabilidad.

La segmentación vertical de los procesos de la cadena eléctrica puede implicar la eliminación de tales incentivos haciendo desaparecer el “negocio del URE’ para las empresas distribuidoras. Es claro que los mecanismos más indirectos son regulatoria e institucionalmente mucho más complejo y precarios.


Es claro que además de todas estas consecuencias es necesario señalar que la construcción de la disputabilidad en los mercados eléctricos significa un sensible incremento en los costos de transacción. Ese incremento se relaciona tanto con los costos derivados de obtener la información necesaria para orientar las decisiones de operación y de inversión y de conocer y desentrañar los intrincados tecnicismos de los marcos regulatorios, como con los costos derivados de los diferentes entes de coordinación y control (organismos encargados del despacho y la administración de las transacciones, entes regulatorios, etc.).
Tal como se ha expresado en una de las secciones del capítulo anterior, la presencia de estos costos de transacción, junto con la aún significativa presencia de economías de escala, secuencia y alcances hacen que la construcción de la disputabilidad de los mercados sea inconveniente desde una perspectiva puramente económica y aún inviable.



    1. Disputabilidad en la cadena productiva del gas natural

Al igual que en el caso eléctrico, la construcción de la disputabilidad del mercado de abastecimiento mayorista y del segmento minorista de los grandes usuarios del gas natural supone la segmentación vertical y la partición horizontal de los diferentes procesos que integran esa cadena productiva, así como el establecimiento de los principios de incompatibilidad de la función de transporte con relación a las otras funciones (producción y distribución, y de libre acceso a terceros a las redes). Puesto que en general se trata del mismo tipo de argumentación la misma puede obviarse a fin de evitar repeticiones.


Sin embargo, existen algunos aspectos distributivos que hacen más difícil, en este caso, la construcción de espacios de competencia.
En primer lugar, el proceso de producción de gas natural no presenta el mismo grado de disputabilidad que la generación eléctrica. En este caso, la presencia de costos hundidos es mucho más acentuada.
En segundo término, dependiendo del tamaño del mercado, el grado de oligopolización en esa actividad suele ser mucho mayor que la correspondiente a la generación eléctrica.
En tercer lugar, la ubicuidad geográfica de los recursos y de las correspondientes vías de transporte (gasoductos) suele acentuar notablemente esa estructura oligopólica de la producción tal como se muestra en la Gráfica 7.


1   ...   28   29   30   31   32   33   34   35   ...   44

Similar:

Instituto de Economía Energética iconEficiencia energética en sistemas eléctricos cómo encarar acciones de eficiencia energética en la empresa
Nombre del curso: “eficiencia energética en sistemas eléctricos cómo encarar acciones de eficiencia energética en la empresa”
Instituto de Economía Energética iconLa aglomeración del stock de capital en la industria energética y su influencia en el crecimiento económico regional españOL
Localización del capital productivo de la industria energética en las regiones españolas
Instituto de Economía Energética iconLa crisis del petróleo y la necesidad de una política energética
La crisis del petróleo y la necesaria adopción de una política energética y petrolera
Instituto de Economía Energética iconOrden de 17 de octubre del departamento de industria, comercio y desarrollo, por la que se convocan para el ejercicio 2003, ayudas en materia de ahorro y diversificación energética, uso racional de la energíA
Convocatoria de ayudas en materia de ahorro y diversificación energética, uso racional de la energía, aprovechamiento de los recursos...
Instituto de Economía Energética iconEficiencia Energética
Pib. Es decir, muestra la cantidad de energía necesaria para producir una unidad de pib en la economía
Instituto de Economía Energética iconTitulacióN: licenciado en economia o lade
Servicio Navarro de Empleo le informa que el Instituto de la Juventud de España (injuve), en colaboración con el Instituto Nacional...
Instituto de Economía Energética iconFormato de Declaración de Intereses de los miembros del Consejo Consultivo del Instituto Federal de Telecomunicaciones
Licenciatura en Economía con mención honorífica, Instituto Tecnológico Autónomo de México (itam, 1995)
Instituto de Economía Energética iconAyuda casa cultura/010
Del instituto municipal de cultura, a quien en lo sucesivo se le denominará “el instituto”, el presente convenio es para el efecto...
Instituto de Economía Energética iconCarrera de Especialización en la Estructura Jurídico-Económica de la Regulación Energética

Instituto de Economía Energética iconInstituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico A. C
Doctor en Ciencias Políticas por la Universidad Católica de Lovaina- bélgica y Doctor en Economía por el Instituto de Altos Estudios...

Página principal
Contactos

    Página principal



Instituto de Economía Energética

Descargar 0.96 Mb.