• TOTAL 1.739 59.6 287.849,41 56.4

  • Descargar 149.01 Kb.


    Página7/7
    Fecha de conversión05.07.2018
    Tamaño149.01 Kb.

    Descargar 149.01 Kb.

    DIVISIÓN DE TÍTULOS DE MERCED EN EL PERÍODO 1979-1986


    1   2   3   4   5   6   7
    DIVISIÓN DE TÍTULOS DE MERCED EN EL PERÍODO 1979-1986


    provincia

    N° de reservas divididas

    %

    Superficie original

    %

    Superficie resultante de la remensura

    N° hijuelas resultantes de la división


    Promedio hás/pers

    ARAUCO

    45

    58.4

    4.233,98

    43.6

    5.388,45

    1.093

    4.93

    BIO-BIO

    1

    16.7

    43

    0.3

    85,07

    21

    4.05

    MALLECO

    87

    31.1

    14.417

    17.8

    13.986,28

    3.089

    4.53

    CAUTIN

    1.273

    62.5

    211.676,48

    64.8

    180.940,04

    38.865

    4.66

    VALDIVIA

    305

    63.9

    52.500,65

    74.1

    53.964,83

    4.848

    11.13

    OSORNO

    28

    70

    4.978,3

    90.1

    4.863,54

    430

    11.31

    TOTAL

    1.739

    59.6

    287.849,41

    56.4

    259.228,21

    48.346

    5.36


    Fuente: Archivo de Asuntos Indígenas –CONADI. Ex Indap Dasin. Cuadro Elaborado en base a antecedentes aportados por Héctor González (1986), Propiedad Comunitaria o Individual: Las Leyes Indígenas y el Pueblo Mapuche. Revista Nütram. Año II, N°3. Santiago, Chile.

    Otra expresión de este período, fue la creación de "escuelas de concentración fronteriza" en el extremo norte, cuyo objetivo era la castellanización y “chilenización” de las poblaciones de frontera, en su mayoría de origen indígena. Sumado a ello, el nuevo Código de Aguas (D.F.L. Nº 1.222) del año 1981, afectó profundamente a las comunidades aymaras y atacameñas en cuanto al acceso, manejo y administración de este recurso. Esta situación se agravó, porque las presiones del mercado hacia la enajenación de los recursos productivos indígenas, como por ejemplo el agua, hacia los enclaves mineros, fue facilitada por las políticas y legislación vigentes. Todo esto promovió que los particulares y empresas mineras contravinieran los intereses de las comunidades aymaras, atacameñas y quechuas, lo que no sólo generó problemas legales, sino también el mantenimiento de las ya precarias condiciones agrarias. Además, respecto del actual manejo del agua, las presiones hacia las comunidades y salares de la región continúan, bajo la venta de agua a las empresas mineras para solventar sus operaciones. Una consecuencia directa es el progresivo desecamiento de vegas y bofedales de la región. En ese mismo contexto surgirán las primeras organizaciones aymaras de carácter urbano, durante los años ochenta.


    En lo que respecta al Pueblo Rapa Nui, es en este período que empiezan a reconstituirse formas asociativas y representativas de la población, y en 1983 se crea el Consejo de Ancianos, luego de un período durante el cual se puso fin a las cooperativas, se suprimieron las organizaciones comunitarias, se suspendieron las funciones municipales y se asignó un gobernador militar a Rapa Nui, entre otros sucesos27.
    En el caso mapuche, son creados los “Centros Culturales Mapuches”, apoyados fuertemente por sectores de la Iglesia Católica. El discurso mapuche cambia de línea, dándose nacimiento a un movimiento étnico de larga duración, en cuyo discurso y accionar se observa una fuerte reafirmación étnica. Al contrario de lo que había ocurrido a lo largo del siglo XX, donde la sociedad mapuche había buscado permanentemente vías de comunicación con la sociedad chilena, una “integración respetuosa”, y ésta había establecido alianzas con otros movimientos sociales (por ejemplo, durante la Unidad Popular, plegándose al movimiento campesino de la Reforma Agraria), a partir de los ochenta los mapuches van a mostrar su diferencia y distancia con los otros movimientos sociales, formando asociaciones y reivindicaciones autónomas: “... la cuestión étnica se va a separar de la cuestión social en general, e incluso van a criticar crecientemente la intermediación de los partidos políticos...”.
    Es quizá el fin de un largo período de “integración frustrada”. Frente a estas políticas de marcado carácter integracionista, comienzan a surgir voces, organizaciones y movimientos indígenas que plantean con fuerza la demanda por “reconocimiento”. La así llamada globalización por otra parte, ha contribuido crecientemente también a ver estos temas de una forma totalmente diferente a los períodos anteriores. Existe un conjunto de normas internacionales que refuerzan este carácter diferenciado y la cuestión indígena tiene hoy en el campo internacional, un estatuto que le es propio. El Informe no se introduce en la coyuntura actual más que marginalmente28. Su objetivo es proponer una mirada comprensiva del largo proceso en el que se han ido modelando las relaciones entre el Estado y los Pueblos Indígenas, con la finalidad de proporcionar antecedentes que se traduzcan en que el Estado y la Sociedad chilena estructuren un “Nuevo Trato” con los Pueblos Indígenas.


    1 La definición hoy día internacionalmente aceptada de Pueblos Indígenas, realizada por el Relator Especial de las Naciones Unidas Señor Martínez Cobo, establece la conquista como un elemento central. Sería ese aspecto el que diferenciaría a los grupos indígenas de otros grupos minoritarios donde no ocurrió este fenómeno. La definición es la siguiente: “Son Comunidades, Pueblos y Naciones Indígenas, los que, teniendo una continuidad histórica con las sociedades anteriores a la invasión y precoloniales que se desarrollaron en sus territorios, se consideran distintos de otros sectores de las sociedades que ahora prevalecen en esos territorios o en partes de ellos. Constituyen ahora sectores no dominantes de la sociedad y tienen la determinación de preservar, desarrollar y trasmitir a futuras generaciones sus territorios ancestrales, y su identidad étnica como base de su existencia continuada como Pueblo, de acuerdo con sus propios patrones culturales, sus instituciones sociales y sus sistemas legales” (E/CN.4 / Sub. 2 / 1986/7/Add. 4, párr. 379). El Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo “Sobre Pueblos Indígenas y Tribales en países independientes”, define en el mismo sentido del anterior: “... considerados indígenas por el hecho de descender de poblaciones que habitaban en el país o en una región geográfica a la que pertenece el país en la época de la Conquista o la Colonización o del establecimiento de las actuales fronteras estatales y que, cualquiera sea su situación jurídica, conservan todas sus propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas o parte de ellas...”.(Convenio 169 OIT. Parte 1. Política General. Artículo 1. Letra b.). La ley indígena Nº 19.253, vigente, de 1993, señala en su Art. 1º: “El Estado reconoce que los indígenas de Chile son los descendientes de las agrupaciones humanas que existen en el territorio nacional desde tiempos precolombinos, que conservan manifestaciones étnicas y culturales propias siendo para ellos la tierra el fundamento principal de su existencia y cultura” (Título 1, De los indígenas sus culturas y comunidades. Párr. 1).

    2 Recordemos que durante la conquista y parte de la colonia, el denominado Reyno de Chile abarcaba los territorios de Cuyo y Tucumán. En este trabajo obviamente no nos hacemos cargo de la situación planteada con los indígenas de esos territorios, quienes posteriormente no fueron parte de la República de Chile. Hay numerosos casos de traslado de indígenas desde la vertiente argentina de la Cordillera a la del lado chileno, como es el caso de los llamados “indios Huarpes”, que no analizamos en este estudio.

    3 Uno de los cambios no expansivos más importantes, fue el Tratado de Límites con Argentina en 1881, en que parte de la Patagonia pasó a la soberanía Argentina.

    4 Por esta razón señalamos que este Informe no es propiamente una Historia desde el exclusivo punto de vista indígena. La Historia de cada Pueblo Indígena, puede ser construida desde sí misma y no teniendo como eje las relaciones con el Estado, que en este caso es central. Un ejemplo de ello son las historias de linajes, de familias, en que el centro está colocado en la propia sociedad y no en sus relaciones externas.

    5 Esta construcción de una Historia Indígena común a los diversos Pueblos Indígenas de Chile, es un proceso abierto y aún lejos de estar concluido. Pasa no sólo por el desarrollo intelectual de la escritura que realizamos en este trabajo, sino sobre todo por las relaciones que los diferentes Pueblos tienen entre si.

    6 Fue en la zona central de Chile donde las leyes liberales dictadas por el joven gobierno republicano, tuvieron mayor impacto. Efectivamente, los denominados Pueblos de Indios, fueron desafectados de las políticas proteccionistas de la Corona, por medio de las leyes dictadas en los primeros años de la República. En las décadas siguientes, con ritmos diferenciados, las tierras de esos pueblos fueron siendo adquiridas o simplemente absorbidas por las Haciendas circunvecinas. En muchos casos implicó la desaparición de esos poblados y la fusión de sus habitantes mediante el mestizaje. Este tema se trata en el Capítulo “Los Indígenas de Chile Central”.

    7 Esta materia se trata en la parte del Informe titulada, “El Pueblo Mapuche”, en el Capítulo Primero: Los mapuche en la historia y el presente. Apartado 6.1. “Los primeros años después de la Independencia: entre la valoración y la negación del mapuche”.

    8 Dicho tratado dejaba subordinada la situación geopolítica de las ciudades de Arica y Tacna a un plebiscito que debía realizarse en 1893, pero que, sin embargo, nunca se llevó a cabo. Esta situación se prolongó por casi cincuenta años, hasta 1929, cuando Tacna es reincorporada al Perú y Arica queda bajo la soberanía de Chile. Ver: II. Los Pueblos Indígenas del Norte, Capítulo Primero, El Pueblo Aymara. Apartado 5.1. “Las primeras políticas del Estado chileno y la chilenización”.

    9 Se trata de la Sociedad Werhahn y Cía. a la que se conceden 123 mil hectáreas en Tierra del Fuego, lugar habitado por los Selk’nam. Esta materia se trata en la parte correspondiente a Los Pueblos Indígenas del Extremo Sur, Capítulo Segundo, Los Selk’nam. Apartado 3. “La acción del Estado chileno: la colonización del territorio, mediante las concesiones ganaderas”.

    10 La fecha de 1931 corresponde a la dictación de las leyes indígenas, destinadas al Pueblo Mapuche, que reúne las leyes del año 1927 y leyes de colonización, y que de una u otra forma regularán las relaciones con el Estado durante buena parte del siglo XX.

    11 La Ley Nº 16.441 del año 1966, conocida como “Ley Pascua”, crea el Departamento de Isla de Pascua en la Provincia de Isla de Pascua, fijando normas para la organización y funcionamiento de diversos servicios públicos y facultando al Presidente de la República para otorgar títulos de dominio en terrenos fiscales urbanos de Rapa Nui, a personas naturales. Ver: III. El Pueblo Rapa Nui. Apartado 9. “El Gobierno civil a partir de 1965”.

    12 El Capítulo Primero resume el conocimiento que existe hoy en día del largo período de poblamiento del territorio que actualmente ocupa Chile. A la Comisión le ha parecido importante afirmar la calidad de “originarios” y “primeros ocupantes” de los actuales Pueblos Indígenas de Chile.

    13 El estudio que la Comisión ha realizado de los textos de historia y lecturas escolares, muestra que predomina una visión poco equilibrada respecto a la valoración de la conquista, considerándola como un hecho positivo, necesario y fundador de la sociedad chilena. En los Capítulos referidos a cada uno de los Pueblos Indígenas, se ha intentado establecer las consecuencias que estos procesos tuvieron y, por tanto, una mirada de mayor comprensión y equilibrio. La Comisión revisó los textos escolares de uso vigente, entendiendo que ellos expresan las ideas comúnmente más conocidas respecto de los Pueblos Indígenas.

    14 Con posterioridad al de Quilín, se suscribieron varios otros Parlamentos, entre los que destacan: Parlamento de Yumbel de 1692; Parlamento de Negrete de 1726; Parlamento de Tapihue de 1774; Parlamento de Negrete de 1803.

    15 El análisis de la formación del Estado en Chile y la dictación de leyes de ciudadanía en que se abolía la sociedad de castas y la protección de los indígenas, es un asunto central en la comprensión de la historia de los Pueblos Indígenas de Chile. Estas leyes se encuentran analizadas en el Capítulo Segundo del Informe y en IV. El Pueblo Mapuche, Capítulo Primero, Apartado 6.1. “Los primeros años después de la Independencia: entre la valoración y la negación del mapuche”.

    16 Aun cuando gobernantes como Bernardo O’Higgins los incorpora en el discurso fundacional de la chilenidad, especialmente al Pueblo Mapuche. En 1817, se refería a él como el lustre de la América combatiendo por su libertad. Ver: IV. El Pueblo Mapuche, Apartado 6.1. “Los primeros años después de la independencia: entre la valoración y la negación del mapuche”.


    17 Este período de la historia de la Isla de Pascua está tratado en: III. El Pueblo Rapa Nui, Apartado 6. “Explotación ganadera e inquilinaje”.

    18 Ver: V. Los Pueblos Indígenas del Extremo Sur, Capítulo Segundo, Los Selk’nam. Apartado 5. “El colapso demográfico”.

    19 En los primeros años del siglo XX hay muchos “estudiosos”, tanto chilenos como extranjeros, que tratan de “rescatar” lo que ellos pensaban eran los últimos vestigios de las culturas indígenas. En el primer caso, don Tomás Guevara escribe Las últimas familias araucanas, el Padre de Moesbach el famoso libro dictado por el cacique Pascual Coña y muchos otros misioneros tratan de dejar escritos los testimonios de esas sociedades sometidas a fuertes presiones externas.

    20 Ver: IV. El Pueblo Mapuche, Capítulo Primero, Apartado 8. “La Comisión Parlamentaria de Colonización”. Allí se transcribe el masivo “recurso de amparo” que las familias mapuches solicitan a los parlamentarios. Es necesario hacer notar, que se trata de prácticamente todas las agrupaciones mapuches de comienzos de siglo, las que manifiestan sus quejas. La Comisión Parlamentaria de Colonización recibió en su corta vigencia (1911), un total de 563 denuncias y solicitudes de mapuches, que daban cuenta de lo que estaba ocurriendo con las tierras indígenas: “Solicitudes de Amparo en las tierras ocupadas 278; Solicitud de Radicación o Título de Merced 130; Aumento de terreno de la radicación 63; Deslindes con particulares 42; División de la comunidad 23; Exención del pago de contribuciones de haberes 11; Nulidad de escrituras de ventas 10; Remensuras de terrenos 6”. (C.P.C: 1912).


    21 Para mayores antecedentes sobre los dirigentes, programas y proyectos de las organizaciones mapuches ver: “Organizaciones, Líderes y Contiendas Mapuches (1900-1970)”, Rolf Foerster y Sonia Montecino. Editorial CEM. Santiago. 1988.

    22 La Comisión Verdad Histórica y Nuevo Trato, ha realizado una investigación acerca de la propiedad actual de las tierras comprendidas en una muestra de 413 Títulos de Merced, cuyos resultados se presentan en el Volumen 2 (anexo) de este Informe.

    23 Esta normativa consolida la usurpación particular al interior de los Títulos de Merced, a través de los siguientes mecanismos: dispone que los títulos otorgados por el Estado o reconocidos por éste, prevalecen sobre el Título de Merced; declara que son de utilidad pública y expropiables los terrenos que los particulares deben devolver a indígenas por sentencia judicial; y permite la enajenación de las tierras indígenas, previa autorización del Juzgado de Indios, requisito que con posterioridad también será suprimido. En el estudio de tierras mapuches, aparecerán muchos casos de actuales disputas cuyo origen se encuentra en estas disposiciones.

    24 Alonqueo, Martín. “Mapuches Ayer-Hoy”. Imprenta y Editorial “San Francisco”. Padre Las Casas. Chile. 1985.



    25 La mayoría de estos títulos corresponden a la zona de Panguipulli, donde particulares concurrieron con documentos señalando que esas tierras eran de su propiedad.

    26 Las denuncias acerca de malos tratos a la población Rapa Nui conduce a que el 3 de diciembre de 1952, se dé término al arriendo de Isla de Pascua y con el Decreto Supremo 1731 de septiembre de 1953 la Isla pasa a ser administrada por la Armada de Chile. Este período dura hasta 1966 en que se dicta una ley especial para la Isla de Pascua, Ley 16.411.



    27 Ver: III. El Pueblo Rapa Nui, apartado 9. “El Gobierno civil a partir de 1965”.

    28 Es el objeto principal de los Grupos de Trabajo Rapa Nui, del Norte Grande, Mapuche e Indígena Urbano, así como también de los Grupos temáticos de “Desarrollo Económico y Social” y de “Legislación e Institucionalidad”, cuyos informes constan en el volumen 3 (anexo) de este Informe.


    1   2   3   4   5   6   7

    Similar:

    Informe de la comisión verdad histórica y nuevo trato 2003 Volumen I introduccióN iconInforme de la comisión verdad histórica y nuevo trato 2003
    Sandra Berna Martínez: Alcaldesa de la comuna de San Pedro de Atacama, Consejera conadi y miembro de la Comisión Verdad Histórica...
    Informe de la comisión verdad histórica y nuevo trato 2003 Volumen I introduccióN iconComision de verdad historica
    Planteamientos y Propuestas para un Nuevo Trato entre el Estado de Chile y el Pueblo Aymara 48
    Informe de la comisión verdad histórica y nuevo trato 2003 Volumen I introduccióN iconComisión verdad histórica
    Propuestas y recomendaciones para un nuevo trato entre el estado, los pueblos indígenas y la sociedad chilena
    Informe de la comisión verdad histórica y nuevo trato 2003 Volumen I introduccióN iconComision de verdad hitórica y nuevo trato
    Segunda parte del informe final de la Comision de Trabajo Autónomo MapuchePrimera parte del informe final de la Comision de Trabajo...
    Informe de la comisión verdad histórica y nuevo trato 2003 Volumen I introduccióN iconComision verdad y nuevo trato, subcomision institucionalidad y legislacióN
    Presentación…
    Informe de la comisión verdad histórica y nuevo trato 2003 Volumen I introduccióN iconLa violencia política en el mundo laboral peruano
    Comisión de la Verdad y Reconciliación (Informe Final. Lima: cvr, 2003, tomo 1: 13)
    Informe de la comisión verdad histórica y nuevo trato 2003 Volumen I introduccióN iconVerdad historica

    Informe de la comisión verdad histórica y nuevo trato 2003 Volumen I introduccióN iconInforme cesifo 2003
    La Fundación bbva acoge la presentación en Madrid del ‘Informe Cesifo’ sobre la economía europea 2003
    Informe de la comisión verdad histórica y nuevo trato 2003 Volumen I introduccióN iconEl desarrollo sostenible: ¿el nuevo paradigma? Y criterios operativos para el desarrollo sostenible
    ...
    Informe de la comisión verdad histórica y nuevo trato 2003 Volumen I introduccióN iconLa caja negra
    Estado Argentino en el año 2003, momento en el que asumiera el compromiso de luchar contra la impunidad y reconstruir la memoria,...

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    DIVISIÓN DE TÍTULOS DE MERCED EN EL PERÍODO 1979-1986

    Descargar 149.01 Kb.