Descargar 15.79 Kb.


Fecha de conversión02.03.2019
Tamaño15.79 Kb.

Descargar 15.79 Kb.

Hacer Ciencia para Chile al Sur del Mundo



Hacer Ciencia para Chile al Sur del Mundo.

Como científicos hemos aprendido que un buen proyecto tiene algunos ingredientes básicos e imprescindibles: Una idea innovadora, una buena cuota de inteligencia y de trabajo y una profunda convicción por realizarlo. En la década de los 60’ se dieron esas condiciones, unos cuantos innovadores dispuestos a trabajar duro por una idea visionaria: sembrar el germen del desarrollo de las ciencias en Chile, formando científicos en ciencias exactas y naturales. La creación de la Facultad de Ciencias en 1965 fue la forma en que se concretó esa idea, la forma en que la Universidad de Chile dio respuesta a una necesidad de establecer las bases para el desarrollo científico y marcó un hito histórico que dio inicio a este proyecto colectivo llamado Facultad de Ciencias.

Llevarlo a cabo fue una tarea de largo aliento, de mucho esfuerzo y con pocos recursos, pero con mucho entusiasmo. Nacimos, literalmente en barracas (provisorias), pero al interior de estas precarias construcciones, se constituyeron grupos de trabajos creativos y un ambiente estimulante en la generación de ideas. Se requería ingenio, una mente brillante y una suerte de espíritu aventurero para salvar la enorme precariedad que los acompañaba. Hoy me atrevería decir que en estos humildes pabellones de maderas se han generado más artículos científicos que en muchos laboratorios mejor equipados. Ellos han visto el trabajo de muchos investigadores, han visto crecer a generaciones de estudiantes y le dieron cuerpo y cobijo a esta joven Facultad de Ciencias. Hoy la mayoría de los académicos trabaja en instalaciones definitivas y se han desarrollado diversos proyectos de infraestructura tanto para la investigación como para la docencia y paulatinamente esto significará la erradicación definitiva de las “barracas”, pero le brindo estas líneas como un justo tributo al lugar que nos vio nacer y crecer como Facultad.

En relación a lo anterior, deseo compartir con ustedes que la semana pasada hemos recibido la TOMA DE RAZÓN de la Contraloría General de la Republica de las Bases Administrativas y Técnicas para la construcción de un Edificio, que forma parte del Proyecto “Erradicación definitiva de las barracas provisorias por 50 años de la Facultad de Ciencias”, el cual albergará al Depto de Química y otras dependencias de la Facultad de Ciencias.

A lo largo de estos 50 años la Facultad se ha transformando en un importante centro de investigación y enseñanza de las ciencias, cumpliendo así con la misión que se le encomendará en su fundación. Con orgullo puedo decir que la Facultad que hoy dirijo goza de un gran prestigio, tanto a nivel nacional como internacional, debido a su alto nivel de excelencia y productividad científica. El desarrollo y los avances que hemos logrados hasta ahora responden a las altas metas que dejaron como herencia nuestros fundadores y todos aquellos que han dado sus mejores esfuerzos, en estas cinco décadas, imprimiendo una huella profunda de compromiso por nuestra institución y por las ciencias, lo cual se ha transmitido de generación en generación.¡ Gracias a todos ellos¡¡

Hoy nos enfrentamos a otros desafíos, que nos exige estar atentos a los problemas y demandas nacionales, proyectándonos como un lugar donde surjan propuestas innovadoras en áreas estratégicas de su competencia como las ciencias básicas, la educación y la tecnología. la Facultad de Ciencias tiene que reflexionar y replantearse frente a los nuevos tiempos, cuando los problemas que enfrentamos son más complejos y la búsqueda de soluciones deben abordarse desde distintas miradas. Un ejemplo de ello son los problemas ambientales o la energía. Estos requieren del trabajo multidisciplinario desde las ciencias naturales y exactas, pero también con los aportes desde las ciencias sociales, la economía o la ingeniería por mencionar algunas. Ello requiere de una facultad más dialogante que debe trabajar en establecer vínculos con otras áreas del conocimiento, pero también establecer nexos con áreas productivas.

También es necesario repensar nuestra docencia, en cincuenta años hemos ido diversificando nuestra formación de pregrado, desde aquella inicial que comprendía a nuestros cuatro programas académicos de Licenciaturas en Ciencias con mención en Biología, Física, Matemáticas y Química a la creación de las carreras profesionales como la Ingeniería en Biotecnología Molecular, Biología con mención en Medio Ambiente y Química Ambiental a mediados de los 90’. Todas estas carreras estaban orientadas a la formación de profesionales que abordáran temas de punta donde era necesario generar nuevo conocimiento y por lo tanto requerían de una sólida formación científica. Hoy hemos formado más de medio millar de profesionales científicos en el área ambiental y biotecnológica.

La llegada del siglo XXI y las posibilidades de colaborar con otras unidades académicas de la Universidad de Chile nos ofreció nuevas oportunidades de colaboración, es así cómo el año 2005 se inició la Pedagogía en educación Media en Matemáticas y Física en conjunto con la Facultad de Filosofía y Humanidades, dando respuesta a la urgente demanda de mejorar la educación en ciencias. Hoy podemos celebrar nuestro aniversario con una nueva Pedagogía en educación media, esta vez en Biología y Química cumpliendo una vez más con la misión del expandir el conocimiento científico y llegando más tempranamente a los jóvenes para una alfabetización en ciencias que permita comprender mejor el entorno científico y tecnológico que les rodea, pero también despertar en algunos de ellos la vocación por la ciencia. Pero es necesario avanzar en esta senda para fortalecer estas iniciativas y en este sentido, valoro los esfuerzos que se realizan en tres Facultades del Campus Juan Gómez Millas, las Facultades de Ciencias, Ciencias Sociales y Filosofía y Humanidades para construir un proyecto educativo común centrado en la formación de profesores en educación parvularia, educación básica y educación media, estableciendo las bases de un modelo de formación inicial docente que busca mejorar los aprendizaje en ciencias en los jóvenes de E.M. y al mismo tiempo a recuperar el liderazgo de la Universidad de Chile en la formación de profesores en ciencias. Estos proyectos interfacultades representan nuevos desafíos que deben enfrentarse con propuestas innovadoras de coordinación para el mejor aprovechamiento de nuestras fortalezas, sólo así podremos derribar las barreras administrativas y organizacionales que separan a las Facultades y que muchas veces nos desalientan y entorpecen un trabajo colaborativo. En este sentido debemos poner el mayor esfuerzo, basado en la confianza y en el compromiso de todos los actores, para construir espacios para la interdisciplina y para desarrollo de proyectos docentes en colaboración.

Si bien en la actualidad esta oferta de pregrado revela un gran esfuerzo innovador, se hace necesario remirar el proceso de enseñanza-aprendizaje no sólo por las nuevas herramientas metodológicas disponibles que favorecen los aprendizaje, sino también tenemos que potenciar la enseñanza de la ciencias convencidos que ésta no puede estar separada de la experiencia directa en investigación y que sólo a través de esta simbiosis virtuosa seremos capaces de seguir formando científicos y profesionales capaces de enfrentar los desafíos futuros.

El desarrollo del País estará fuertemente ligado en la capacidad para transitar de una sociedad industrial a una sociedad basada en el conocimiento y la innovación. Para ello tendremos que orientar nuestro esfuerzo no sólo en el pregrado sino también fortalecer nuestros programas de postgrado especialmente en el desarrollo de trabajos interdisciplinarios. Chile necesita de profesionales científicos versátiles, flexibles, capaces de generar y desarrollar proyectos multidisciplinarios y al mismo tiempo con las habilidades comunicativas para transmitir y divulgar los hallazgos científicos a cualquier audiencia de tal manera de enriquecer el conocimiento con el aporte de nuevas miradas.

Por lo tanto, tenemos que ser capaces de transitar desde la conversación y la discusión con nuestros pares en el laboratorio o en la oficina hacia una ciencia más dialogante con la comunidad capaz de transmitir el conocimiento en un lenguaje accesible a cualquier persona, sólo así la sociedad en su conjunto podrá valorar la ciencia y su importancia para el desarrollo del País. En este sentido los medios de comunicación juegan un rol fundamental en la divulgación y extensión del conocimiento, es así que en estos últimos años nuestra Facultad ha implementado y desarrollado exitosos programas de televisión y radiales tales como “Ciencia para todos” y “Quiero ser científico” los que ha potenciado el contacto de nuestros científicos con la comunidad nacional y principalmente con el mundo escolar, para mostrar que hacemos en Ciencias. Este valioso material audiovisual ha sido distribuido por la Asociación Chilena de Municipalidad en colegios de Arica a Punta Arenas en el intento apoyar el trabajo de los profesores de ciencias.

No hay duda que para realizar este trabajo se requiere pasión y compromiso, pero también es imprescindible contar con recursos que nos permitan atraer científicos jóvenes para fortalecer nuestros cuadros académicos y contar con profesionales de otros ámbitos que colaboren en el cumplimiento de diversas tareas que exigen los nuevos tiempos. También es necesario capacitar y mejorar las condiciones de nuestro personal de colaboración que a través del trabajo diario hace funcionar el complejo engranaje de esta Facultad. Y sin duda tenemos que contar con recursos para mejorar el proceso de aprendizaje de nuestros estudiantes, generar planes de apoyo integral para estudiantes más vulnerables, pero talentosos y con vocación por el cultivo de la Ciencia.

Desafortunadamente la inversión en ciencia en nuestro país es escasa y la institucionalidad científica precaria, en este escenario la tarea de hacer ciencia es difícil y muchas veces incierta y aunque nuestros académicos tienen un alto índice de adjudicación de proyectos concursables hay pocos espacios para el crecimiento. Por lo tanto no podemos estar ausentes de la discusión sobre la institucionalidad en Ciencia y Tecnología ya que es responsabilidad de los científicos buscar los espacios para participar en su discusión, diseño y formas de implementación de la política científica. Sus aciertos o errores incidirán fuertemente en unidades académicas como nuestra Facultad y decidirán las condiciones para que Chile pueda dar o no el salto en Ciencia y Tecnología que se requiere.

En 50 años de vida institucional, la Facultad de Ciencias tiene un enorme patrimonio científico que los constituyen el importante número de investigadores en ciencias básicas, las decenas de generaciones de estudiantes y la producción de conocimiento de alto nivel. Hoy nuestra misión no es sólo hacer más y mejor ciencia, hoy tenemos que pensar como aportamos con nuestras fortalezas al Chile que queremos en el siglo XXI.

Muchas gracias a toda la comunidad de la Facultad de Ciencias por mantenerla en el alto nivel de excelencia.

Muchas gracias.





Similar:

Hacer Ciencia para Chile al Sur del Mundo iconLa República Federativa del Brasil es el país más extenso de América del Sur y el quinto del mundo
Sur y el quinto del mundo. Tiene límites con casi todos los países sudamericanos, menos con Chile y Ecuador. Al norte limita con...
Hacer Ciencia para Chile al Sur del Mundo iconRed Sur inicia siete investigaciones para identificar lecciones y recomendaciones para toda la región en base a estudio de casos en Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Trinidad y Tobago
...
Hacer Ciencia para Chile al Sur del Mundo iconTomado de Ciencia Ambiental y Desarrollo Sostenible, pp. 497-520, Unidad 5
Historia. El mundo ha de hacer frente a la agudización del hambre, de la pobreza, la enfermedad, el analfabetismo y la incesante...
Hacer Ciencia para Chile al Sur del Mundo iconMinistro de Cultura y Director de ProChile lanzan oficialmente la Comisión Fílmica de Chile
El reconocimiento internacional de Chile como un país de locaciones y su aspiración por convertirse en un actor relevante del panorama...
Hacer Ciencia para Chile al Sur del Mundo iconSolucionario Unidad 1
Actividad: ¿Qué tipo de ciencia es la economía? ¿Se pueden hacer experimentos como por ejemplo en la ciencia química? ¿cómo «experimentan»...
Hacer Ciencia para Chile al Sur del Mundo iconConstrucciones, redes y resistencias: estudio económico-político de la agricultura orgánica y ecológica de la zona centro y sur de Chile. Daniel Sandoval-Nazal
Magister en Desarrollo Humano Local y Regional, ider, Universidad de la Frontera, Chile; Centro de Desarrollo Urbano Sustentable,...
Hacer Ciencia para Chile al Sur del Mundo iconPueblos Originarios de Chile: Nómades de la tierra
Lo que caracterizó en el período precolombino al norte, centro y sur de Chile fue el poblamiento de aldeas con diferentes niveles...
Hacer Ciencia para Chile al Sur del Mundo iconSegún la encuesta eme 4, en Chile existen alrededor de 1,7 millones de micro y pequeñas empresas, responsables de generar alrededor del 40% del empleo en Chile
Chile. Los problemas y dificultades a los que se enfrentan son más comunes de lo que se puede creer y afecta a gran cantidad de la...
Hacer Ciencia para Chile al Sur del Mundo iconChile: ley de donaciones culturales efectos en el sector privado seminario para optar al t
En ce sens, elle n’est pas tant une discipline nouvelle que l’un des domaines féconds de la réflexion sur les frontières de la science...
Hacer Ciencia para Chile al Sur del Mundo iconIssn 0718-1779 Cuadernos De Estudios Árabes
Marcela Zedán, U. De Chile; Ricardo Marzuca, U. De Chile; Gilberto Aranda, U. De Chile; Kamal Cumsille, U. De Chile; Mauricio Baros,...

Página principal
Contactos

    Página principal



Hacer Ciencia para Chile al Sur del Mundo

Descargar 15.79 Kb.