Descargar 145.87 Kb.


Página8/20
Fecha de conversión02.04.2018
Tamaño145.87 Kb.

Descargar 145.87 Kb.

El utilitarismo Pablo Stafforini


1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   20

2. La “prueba” de Mill


Al igual que Bentham, John Stuart Mill (Glosario/Biografías: John Stuart Mill (1806-1873) filósofo y economista inglés. Fue sometido desde la más temprana edad a un estricto régimen educativo, iniciando estudios de griego a los tres años de edad. Mill cobró familiaridad por primera vez con el utilitarismo de Bentham a los 15 años de edad, por medio de la exposición sistemática de Étienne Dumont (Traités de législation civile et pénale Paris: Bossange, Masson et Besson, 1802). “La lectura de este libro”, escribió en su Autobiografía, “fue todo un evento en mi vida”: “[a]hora tenía opiniones; un credo, una doctrina, una filosofía; en uno de los mejores sentidos del término, una religión, cuya promoción y difusión podría formar el principal propósito exterior de una vida.” (p. 69). Con el tiempo, y en particular luego de la crisis emocional que sufrió al concluir su adolescencia, Mill tomó distancia de varios elementos centrales del benthamismo, en particular de lo que a su juicio era una concepción empobrecida y limitada de la naturaleza humana y un excesivo rol asignado al auto-interés en la explicación y predicción de la acción individual y colectiva. La forma de utilitarismo favorecida por Mill, desarrollada en El utilitarismo (1861), se distingue por reconocer “placeres superiores” que, aun sin ser más intensos o duraderos que otros placeres, pueden tener mayor valor en virtud de su calidad distintiva). considera que el principio de utilidad no puede ser probado, en el sentido estricto del término. A diferencia de su predecesor, sin embargo, Mill cree que es posible ofrecer consideraciones capaces de constituir una prueba del principio en un sentido menos estricto del término. Esta prueba, tal como Mill la concibe, se resume en la idea de que, como cada uno desea su propia felicidad, la felicidad de todos es deseable. En palabras de Mill:

“La única prueba que puede proporcionarse de que un objeto es visible es el hecho de que la gente realmente lo vea. La única prueba de que un sonido es audible es que la gente lo oiga. Y, de modo semejante, respecto a todas las demás fuentes de nuestra experiencia. De igual modo, entiendo que el único testimonio que es posible presentar de que algo es deseable es que la gente, en efecto, lo desee realmente. […] No puede ofrecerse razón ninguna de por qué la felicidad general es deseable excepto que cada persona, en la medida en que considera que es alcanzable, desea su propia felicidad. Siendo esto, sin embargo, un hecho, contamos no sólo con las pruebas suficientes para el caso, sino con todas las que pudiera requerir la justificación de que la felicidad es un bien: que la felicidad de cada persona es un bien para esa persona, y la felicidad general, por consiguiente, un bien para el conjunto de todas las personas.” (POP: Mill, Utilitarianism, cap. 4, p. 234 [Utilitarismo, pp. 94-95]).

Como se ha observado reiteradamente, sin embargo, este argumento incurre en dos errores fundamentales. En primer lugar, el argumento asume incorrectamente un paralelismo semántico entre los términos ‘visible’ y ‘audible’, por un lado, y el término ‘deseable’, por el otro. Pero el sufijo ‘-ble’ tiene en los dos primeros términos un significado diferente al que tiene en el último. Mientras que ‘visible’ y ‘audible’ significan ‘que puede de ser visto’ y ‘que puede de ser oído’, ‘deseable’ significa ‘que debe ser deseado’. Del hecho de que la felicidad sea deseada, pues, no se sigue que la felicidad sea deseable (POP: Moore, Principia ethica, secc. 40). En segundo lugar, el argumento asume incorrectamente que la felicidad es deseable en general si cada persona desea su propia felicidad. Pero aun si se acepta el paralelo entre ‘visible’ y ‘deseable’, sin embargo, es claro que la inferencia de Mill es inválida. Cada una de las partes que integran un todo pueden compartir una propiedad de la que el todo carece. Mi cuerpo está íntegramente compuesto de átomos; pero aunque cada átomo es invisible, mi cuerpo es perfectamente visible. El argumento de Mill, pues, fracasa.


1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   20

Similar:

El utilitarismo Pablo Stafforini iconConcejales presentes
Rque gabriel, bossio pablo, de vanna araceli, DÍaz cisneros pablo, ersinger claudio, fernández beatriz, frolik juan pablo, gutiérrez...
El utilitarismo Pablo Stafforini iconPrograma General
En el corazón de un poeta”, dedicado a difundir la obra y el pensamiento de Pablo Neruda. Con la participación de Yuray Tolentino....
El utilitarismo Pablo Stafforini iconPablo Hupert Currículum Vitae
Pablo Hupert es historiador, ensayista, docente. Nació en Buenos Aires en 1972. Recibió su título en la uba, donde también dictó...
El utilitarismo Pablo Stafforini iconFacultad: Ciencias económicas y empresariales asignatura
Título: Investigación sobre Utilitarismo: estimación de los costos y beneficios sociales
El utilitarismo Pablo Stafforini iconPablo Rieznik nos ofrece un lúcido análisis de la crisis actual tanto en su nivel económico, social y político
Rieznik, Pablo: Argentina: bancarrota económica, disolución social y rebelión popular, en Razón y Revolución nro. 9, otoño de 2002,...
El utilitarismo Pablo Stafforini iconCurriculum vitae juan Camilo Stafforini Argentino 39 años Casado estudios
Universitarios Licenciatura en Música, Especialidad Dirección Coral, Facultad de Artes y Ciencias Musicales, Universidad Católica...
El utilitarismo Pablo Stafforini iconJuan David Parra Karin García alfred marshall: El utilitarismo como componente de la teoría económica Introducción
Sin embargo, añade, “con algún grado de certeza
El utilitarismo Pablo Stafforini iconSen y el utilitarismo
...
El utilitarismo Pablo Stafforini iconJuan pablo arroyo ortiz. Currículum vitae juan pablo arroyo ortiz currículum vitae
Posgrado Especialización, “Historia del Pensamiento Económico”, Postgrado de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma...

Página principal
Contactos

    Página principal



El utilitarismo Pablo Stafforini

Descargar 145.87 Kb.