Descargar 102.62 Kb.


Página9/10
Fecha de conversión19.05.2018
Tamaño102.62 Kb.

Descargar 102.62 Kb.

El debate sobre la investigación en las artes


1   2   3   4   5   6   7   8   9   10
Coda: legitimación

La investigación sobre la supervisión de los proyectos de investigación basada-en-la-práctica en las artes (Hockey & Allen-Collison, 2000; Hockey, 2003) ha mostrado que una dificultad experimentada tanto por candidatos de doctorado como por sus supervisores radica en la desconfianza y el escepticismo de otros estudiosos –tanto de sus mismas instituciones como de círculos más amplios – ante investigaciones de este tipo. Aquellos implicados en la investigación del arte, a menudo tienen que “vender” su investigación como un proyecto creíble, y deben emplear mucho tiempo y energía teniendo que explicar repetidamente a toda clase de particulares y autoridades en qué consiste la investigación y cuál es la base lógica de este tipo de investigación. Sortear las barreras institucionales y disuadir a otras personas exige una cantidad desproporcionada de tiempo, además de tener poco que ver normalmente con el tema de la investigación. Y el peso de la prueba recae sobre los “novatos”, mientras que la legitimación de la investigación académica predominante rara vez se cuestiona. El asunto culmina con la pregunta de si aquellas investigaciones en las que la creación de arte está entremezclada con el proceso de investigación son realmente investigaciones académicas serias, y si merecen, por ejemplo, el grado de doctorado (Cadlin, 2000a, 2000b). Algunos argumentan que aunque las “prácticas de arte con-aspecto-de-investigación” pueden tener, o tienen, valor en sí mismas – un valor comparable o incluso equivalente al de la investigación académica – estamos ante dos proyectos distintos: verdadera investigación, por una parte, y, por otra, una actividad que debe considerarse distinta de la investigación, incluso aunque pueda tener un valor equivalente desde un punto de vista social o desde cualquier otro punto de vista. Hay diferencia de opiniones sobre este punto en el debate sobre doctorados basados-en-la-práctica en las artes. Frayling (en UKCGE, 1997), Strand (1998) y otros han defendido, en este punto, la introducción del concepto de “equivalencia de la investigación”. Es de sospechar que uno de los motivo de los que proponen esta “equivalencia de la investigación” debe ser el que la investigación basada-en-la-práctica, con sus cualidades no discursivas, de actuación y artísticas no tenga que seguir “verdiéndose” más.

Ya que las prácticas de arte, no importa si se presentan como investigación, están valoradas en nuestra cultura, otro argumento defiende que los que las practican quizá deban ser recompensados con un grado de educación superior, así como con financiación – pero entonces el nombre o título de ese grado debería dejar claro que no se trata de una verdadera investigación académica; en otras palabras, ese título no debería ser un grado de doctorado sino una suerte de “doctorado profesional”. La distinción entre doctorados y doctorados profesionales ha existido durante algún tiempo en los Estados Unidos. Básicamente, se podría argumentar que el mundo académico orientado-hacia-la investigación en ese país contempla los doctorados profesionales como inferiores, mientras que el mundo del arte profesional tiende a mirar con desprecio los grados más “académicos”, como los másters y doctorados.

Además de la equivalencia, otro tema en el debate de doctorado-versus-doctorado profesional en las artes se ocupa de la naturaleza y la orientación del grado doctoral. Aquellos que se inclinan a comparar la investigación en las artes con proyectos como la investigación técnica o aplicada, o la investigación en diseño, son más propensos a defender el doctorado profesional que aquellos que hacen hincapié en el parentesco de la investigación en arte con la investigación en los estudios culturales o en las humanidades. Otra propuesta, dirigida en parte a evitar la no deseada proliferación de títulos y a mantener la transparencia del sistema de grados, es introducir el así llamado modelo inclusivo (ver p.ej. UKCGE, 1997, 14ss, 26ss). El título de doctorado indicaría entonces que sus poseedores son capaces de llevar a cabo investigaciones al más alto nivel, pero dejaría abierto si esto sería investigación académica “pura” o investigación “basada-en-la-práctica”. Toda la gama que va desde la investigación teórica hasta la investigación en diseño, desde las ciencias naturales hasta los estudios clásicos, desde la odontología, la gestión de la calidad alimenticia y la ingeniería civil hasta la teología, el derecho fiscal y las bellas artes, todas podrían tener su lugar dentro del grado de doctorado. Las dudas sobre la legitimidad del grado en la investigación basada-en-la-práctica en las artes plásticas y escénicas surgen principalmente porque todavía hay problemas para tomar en serio la investigación diseñada, articulada y documentada por medios tanto discursivos como artísticos. La dificultad yace en la presunta imposibilidad de alcanzar una evaluación más o menos objetiva de la calidad de la investigación – como si los foros especializados en arte no existieran paralelamente a los académicos, y como si la objetividad académica o científica fuera una noción que no planteara ningún tipo de problema. En cierto sentido, aquí se está repitiendo una discusión que ya ha tenido lugar (y todavía continúa) respecto a la emancipación de las Ciencias Sociales: la prerrogativa de la vieja guardia que se cree poseedora del estándar de calidad contra los derechos del recién llegado quien, al introducir su propio campo de investigación, en realidad altera la interpretación vigente de lo que son el academicismo y la objetividad.

Si la comparación con la emancipación de las Ciencias Sociales es acaso válida, entonces queda un largo camino por recorrer. Incluso después de dos siglos de debate sobre la premisa fundamental de las Ciencias Sociales, algunos, tanto dentro como fuera de las universidades, todavía cuestionan la autonomía (y legitimidad) de ese campo de conocimiento. Por contra, el rápido desarrollo de una nueva disciplina como son los Estudios Culturales puede ser motivo de optimismo. Quizá iría demasiado lejos exigiendo un cambio de paradigma, pero sé con toda seguridad que es necesario un cambio en la mentalidad de algunas personas. Sabíamos que nos encontraríamos con una férrea resistencia, y aunque esto nos va a hacer perder el ánimo de vez en cuando, es un reto que podemos asumir.
h.borgdorff@ahk.nl

31-1-2006



Catálogo: digitalAssets
digitalAssets -> Latinoamérica y el agua potable: poder en el presente, dominio en el futuro. El caso del Acuífero Guaraní
digitalAssets -> Unilateralismo norteamericano en la invasión a Afganistán e Irak Renee Isaabel Mengo
digitalAssets -> De la memoria, un viaje a la ilusión juan Estrades Pons Número 2 Colección Premios y Ayudas de la fci de la memoria, un viaje a la ilusióN
digitalAssets -> Desarrollo social y económico de la Amazonía Ecuatoriana basado en el ecoturismo: emprendimientos populares como alternativa a un desarrollo excluyente
digitalAssets -> Lista del alumnado participante en el acto de finalización de estudios de la facultad de ciencias económicas y empresariales
digitalAssets -> Índice del Libro de Actas IV congreso seae córdoba septiembre de 2000
digitalAssets -> Universidaddelaconcagu a consejo de investigaciones- ciuda
digitalAssets -> Información relevante acerca de la Diplomatura de Trabajo Social
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

Similar:

El debate sobre la investigación en las artes iconDepois da Substituição de Importações: o debate brasileiro sobre como aumentar a competitividade da economia
Después de la Sustitución de Importaciones: el debate brasileño sobre cómo aumentar la competitividad de la economía
El debate sobre la investigación en las artes iconMétodos de investigación aplicada al turismo qué es Investigación?
Desde el momento en que el hombre se enfrentó a problemas y frente a ellos empezó a interrogarse sobre el porqué, cómo y para qué,...
El debate sobre la investigación en las artes iconProyectos de Investigación Científica y/o Artística o de Innovación Tecnológica
Título del Proyecto: Prácticas de lo Sensible: Arte y Trabajo. Indagación científico-artístico-tecnológica de las Artes Comunitarias,...
El debate sobre la investigación en las artes iconPuntos objeto de debate
El espacio europeo de la investigación y de la innovación resolucióN del Consejo IV
El debate sobre la investigación en las artes iconBoletin de literatura y artes
...
El debate sobre la investigación en las artes iconDía 7 Mesas Actividad
Qué tanto puede excluirse la exclusión social? El debate contemporáneo sobre las desigualdades
El debate sobre la investigación en las artes iconDepartamento de historia
Una explicación marxista a la crisis orgánica de la sociedad argentina y una apuesta a la unidad investigación-debate-docencia
El debate sobre la investigación en las artes iconPlantilla-Modelo para la confección de programas
La cuestión de las fuentes de información es compleja, tanto desde el punto de vista técnico como de la interpretación. Siempre ha...
El debate sobre la investigación en las artes iconProyecto de
Al comienzo de las deliberaciones se ha celebrado un intercambio de opiniones con la Presidenta del Parlamento Europeo, D.ª Nicole...

Página principal
Contactos

    Página principal



El debate sobre la investigación en las artes

Descargar 102.62 Kb.