Descargar 11.51 Kb.


Fecha de conversión01.07.2018
Tamaño11.51 Kb.

Descargar 11.51 Kb.

Desigualdad y desarrollo



Desigualdad y desarrollo
José García Montalvo

Profesor del Departamento de Economía y Empresa

Universitat Pompeu Fabra

En la última columna prometí intentar contestar a la pregunta de cuanta desigualdad es precisa para hacer funcionar los incentivos necesarios para el desarrollo económico. Más que una respuesta cerrada voy a plantear algunas ideas para pensar sobre el problema. La cuestión tenía relación con el incremento del nivel de desigualdad en China a partir del año 1999. El aumento de la desigualdad de la renta en China durante la década de los años 80 fue lógico pues la apertura de un país comunista a las prácticas de la sociedad capitalista genera, lógicamente, un aumento de la desigualdad frente al igualitarismo de las épocas anteriores. Además este hecho es compatible con la llamada curva de Kuznets según la cual la desigualdad de la renta aumenta con la renta a bajos niveles de renta y disminuye a altos niveles de renta. Sin embargo está segunda parte de la curva no llega a China. De hecho después del mantenimiento estable de la desigualdad durante los años 90 ésta ha comenzado a aumentar de nuevo a partir de 1999 a pesar del espectacular aumento de la renta per capita. Según un informe reciente de un banco de inversión hay ya varias decenas de miles de chinos con una riqueza superior al millón de euros, aunque todavía el 8% de la población vive por debajo del umbral de pobreza.

La cuestión es, por tanto, cual es el nivel de desigualdad compatible con la creación de los incentivos necesarios para que una economía se desarrolle. Es evidente que un mundo donde todo el mundo cobra lo mismo con independencia de cual sea la calidad y cantidad de su trabajo no genera ningún incentivo para mejorar la productividad. Muy al contrario: provoca que todo el mundo acabe trabajando lo menos posible, que es lo que hace más gandul de los trabajadores. Pero, ¿puede ser que un exceso de desigualdad acabe generando incentivos perversos? La respuesta es si. Los ejemplos de Enron, WorldCom, etc. han puesto de manifiesto como en un intento por alinear los incentivos de los ejecutivos con los incentivos de los accionistas (eufemísticamente llamado “creación de valor”) ha provocado una situación desastrosa para estos últimos. El motivo es que los grandes sueldos para que el directivo sea más eficiente en su gestión y haga subir el valor de las acciones también generaban grandes incentivos en los ejecutivos para embarcarse en actividades muy arriesgadas y mentir sobre las cuentas de las empresas. Tras los escándalos contables los salarios de los ejecutivos se contuvieron un tanto pero, en fechas recientes, han vuelto ha crecer dramáticamente. En Estados Unidos, un país con un índice de desigualdad muy elevado, los salarios de los consejeros delegados pasaron de ser 85 veces la media de los trabajadores (1990) a 419 veces (1999) bajando a 282 en 2002 pero creciendo por encima de 300 de nuevo en 2003.

Se pueden encontrar otros ejemplos de actividades donde una excesiva desigualdad en la distribución de la renta tiene efectos no deseados. Por ejemplo según el economista americano Steve Levitt un vendedor de crack en Estados Unidos gana 3,3 dólares por hora, por debajo del salario mínimo que cobraría si se dedicara a hacer hamburguesas en un Burger King (5,3 dólares). ¿Por qué no cambia? Un motivo es que si llega a ser uno de los jefes de una banda ganará fácilmente más de 100.000 dólares anuales libres de impuestos. Ahora bien, en el camino debe demostrar que tiene madera de líder y eso, generalmente, se consigue asesinando otros dealers (aunque esto sea muchas veces perjudicial para la banda). ¿Por qué alguien que quiere ser actor puede pasar muchos años en Los Ángeles sirviendo mesas por las propinas? El motivo es que si tiene suerte puede llegar a cobrar 20 millones de dólares por película, aunque en el camino haya que pasar por la cama de un productor desaprensivo. Por tanto un cierto nivel de desigualdad es necesario pero un exceso no solo es poco deseable desde el punto de vista de la justicia distributiva sino también desde la perspectiva de la eficiencia económica.

Desigualtat i desenvolupament

José García Montalvo

Professor del Departament d'Economia i Empresa

Universitat Pompeu Fabra


En l'última columna vaig prometre intentar contestar a la pregunta de quanta desigualtat és precisa per a fer funcionar els incentius necessaris per al desenvolupament econòmic. Més que una resposta tancada vaig a plantejar algunes idees per a pensar sobre el problema. La qüestió tenia relació amb l'increment del nivell de desigualtat en la Xina a partir de l'any 1999. L'augment de la desigualtat de la renda Xinesa durant la dècada dels anys 80 va ser lògic doncs l'obertura d'un país comunista a les pràctiques de la societat capitalista genera, lògicament, un augment de la desigualtat enfront de l'igualitarisme de les èpoques anteriors. A més aquest fet és compatible amb la cridada corba de Kuznets segons la qual la desigualtat de la renda augmenta amb la renda a baixos nivells de renda, i disminueix a alts nivells de renda. No obstant això està segona part de la corba no arriba a Xina. De fet després del manteniment estable de la desigualtat durant els anys 90 aquesta ha començat a augmentar de nou a partir de 1999 a pesar de l'espectacular augment de la renda per capita. Segons un informe recent d'un banc d'inversió hi ha ja varies desenes de milers de xinesos amb una riquesa superior al milió d'euros, encara que encara el 8% de la població viu per sota del llindar de pobresa.

La qüestió és, per tant, quin és el nivell de desigualtat compatible amb la creació dels incentius necessaris perquè una economia es desenvolupi. És evident que un món on tot el món cobra el mateix amb independència de quina sigui la qualitat i quantitat del seu treball no genera cap incentiu per a millorar la productivitat. Molt al contrari: provoca que tot el món acabi treballant el menys possible, que és el que fa més gandul dels treballadors.



Però, pot ser que un excés de desigualtat acabi generant incentius perversos? La resposta és si. Els exemples de Enron, WorldCom, etc. han posat de manifest com en un intent per alinear els incentius dels executius amb els incentius dels accionistes (eufemisticament cridat “creació de valor”) ha provocat una situació desastrosa per a aquests últims. El motiu és que els grans sous perquè el directiu sigui més eficient en la seva gestió i faci pujar el valor de les accions també generaven grans incentius en els executius per a embarcar-se en activitats molt arriscades i mentir sobre els comptes de les empreses. Després dels escàndols comptables els salaris dels executius es van contenir una miqueta però, en dates recents, han tornat ha créixer dramàticament. En Estats Units, un país amb un índex de desigualtat molt elevat, els salaris dels consellers delegats van passar de ser 85 vegades la mitjana dels treballadors (1990) a 419 vegades (1999) baixant a 282 en 2002 però creixent per sobre de 300 de nou en 2003 .

Es poden trobar altres exemples d'activitats on una excessiva desigualtat en la distribució de la renda té efectes no desitjats. Per exemple segons l'economista americà Steve Levitt un venedor de crack (cocaina) en Estats Units gana 3,3 dòlars per hora, per sota del salari mínim que cobraria si es dediqués a fer hamburgueses en un Burger King (5,3 dòlars). Per què no canvia? Un motiu és que si arriba a ser un dels caps d'una banda guanyarà fàcilment més de 100.000 dòlars anuals lliures d'impostos. Ara bé, en el camí deu demostrar que té fusta de líder i això, generalment, s'aconsegueix assassinant altres dealers (encara que això sigui moltes vegades perjudicial per a la banda). Per que algú que vol ser actor pot passar molts anys a les Àngels servint taules per les propines? El motiu és que si té sort pot arribar a cobrar 20 milions de dòlars per pel·lícula, encara que en el camí calgui passar pel llit d'un productor desaprensiu. Per tant un cert nivell de desigualtat és necessari però un excés no solament és poc desitjable des del punt de vista de la justícia distributiva sinó també des de la perspectiva de l'eficiència econòmica.

Similar:

Desigualdad y desarrollo iconLa globalización en el crecimieno y desarrollo de los paises titulo
La globalización ha aportado al crecimiento económico de los países en desarrollo? Estos interrogantes serán planteados con el fin...
Desigualdad y desarrollo iconEscuela militar de ingenieria
Y la más importante y peligrosa es el aumento notable, e inevitable en este tipo de regímenes, de la desigualdad. Un gobierno liderado...
Desigualdad y desarrollo iconLamedición de la desigualdad y la pobreza
El estudio de la desigualdad económica ha centrado principalmente el análisis. No obstante, otros temas distributivos, como la pobreza,...
Desigualdad y desarrollo iconSeminario Pobreza y Desarrollo
Desigualdad, Movilidad social y Transiciones, de la cual este curso es parte. Sobre esta reformulación de la Maestría, el Seminario...
Desigualdad y desarrollo iconHorario laboral: 8 horas Percepción salarial: Nomina Área de adscripción
Coordinación general del desarrollo económico, combate a la desigualdad y construcción de la
Desigualdad y desarrollo iconLa crisis económica global como fruto y promotora de la desigualdad socio-económica creciente
Vveinte tesis desde América Latina sobre la crisis económica global y la desigualdad
Desigualdad y desarrollo iconInicio, desarrollo y transformacion de la guerra fríA
Keohane y Nye. El Estructuralismo como clave analítica de la desigualdad a nivel internacional. El conflicto Norte-Sur y la redefinición...
Desigualdad y desarrollo iconEl "eje del mal" latinoamericano: democracia, pobreza y desigualdad
Organización de los Estados Americanos, el Banco Interamericano de Desarrollo y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe....
Desigualdad y desarrollo iconFacultad de Ciencias Políticas y Sociales, unam materia: Economía I, 2017-1
Además, reconocerá los componentes centrales de la economía vinculados con los grandes retos nacionales e internacionales como: la...
Desigualdad y desarrollo iconExclusión social y desigualdad: concepciones, percepciones y vivencias desde la marginalidad


Página principal
Contactos

    Página principal



Desigualdad y desarrollo

Descargar 11.51 Kb.