Descargar 97.09 Kb.


Página10/11
Fecha de conversión01.06.2018
Tamaño97.09 Kb.

Descargar 97.09 Kb.

VII. Más allá de la torre de marfil, hacia un nuevo modelo de investigación


1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11
VII. Más allá de la torre de marfil, hacia un nuevo modelo de investigación: Datos abiertos, conocimientos abiertos, soluciones abiertas

 

¿Qué significa esto para el Banco Mundial?



 

Nada menos que un enfoque totalmente nuevo: datos abiertos, conocimientos abiertos, soluciones abiertas. 

 

Esta iniciativa dará acceso al cofre del tesoro de datos y conocimientos del Banco Mundial a cada trabajador de la salud de cada aldea; a cada investigador, a todos.



 

Los economistas del Banco Mundial dedicados a la investigación han estado a la vanguardia, en todo el mundo, en medición de la pobreza y la desigualdad, y han realizado una labor pionera en relación con la prestación de servicios educativos y sanitarios que han cambiado la manera en que concebimos esos temas.

 

La labor de investigación realizada por el Banco ha representado una significativa contribución al conocimiento de la globalización y sus repercusiones; a la comprensión de la relación entre crecimiento y pobreza; a evaluar políticas y programas, y al análisis de la eficacia de la ayuda.



 

No obstante, también se nos ha criticado por la manera en que la investigación se ha usado en algunos casos para hacer proselitismo a favor de las políticas del Banco, sin adoptar siempre un enfoque equilibrado sobre las pruebas o dar muestras de un adecuado escepticismo. Además, en consonancia con abundantes investigaciones académicas, la labor analítica realizada por el Banco en muchos casos ha carecido de una transparencia de amplia base, sobre todo para quienes se verían afectados en mayor medida por las políticas emanadas de esos análisis.

 

El Banco es hoy la principal fuente de conocimiento sobre el desarrollo. Pero todos deben tener acceso al conocimiento, en un mundo en que no hay un marco teórico único, omnicomprensivo, y en que la erudición debe estar vinculada con la práctica.



 

En un mundo en que las economías en desarrollo tienen tanto que difundir como las desarrolladas.

 

Debemos democratizar y desmitificar la economía del desarrollo, reconociendo que no tenemos el monopolio de las respuestas.



 

Debemos abrir las puertas, aceptando que hay otros que pueden encontrar y crear sus propias soluciones. Esta revolución de la investigación abierta ya está en marcha.

 

Debemos reconocer que el conocimiento sobre el desarrollo ya no es exclusivo del investigador, del académico ni de la torre de marfil. Tiene que ver con la trabajadora de la salud que toma nota de los resultados de su labor; con el funcionario local que pega un cartel con el presupuesto del colegio en la puerta del aula para que los padres puedan reclamar si sus hijos no reciben todas las prestaciones que corresponden; con el ministro, el académico, el estadístico y el empresario que cambian ideas sobre el impacto de los incentivos.



 

El conocimiento del desarrollo guarda relación con la economía política, la gestión de la cosa pública y la transparencia, y con el reconocimiento del hecho de que todos esos aspectos son pertinentes, y ninguno de ellos constituye una zona vedada a la investigación.

 

En este nuevo mundo de investigaciones sobre políticas necesitamos un saludable escepticismo, pero también un cordial espíritu de innovación.



 

En nuestra labor, el alcance mundial debe estar aunado a la sensibilidad local.

 

Necesitamos humildad frente a complejos problemas que requieren observación, ensayos, verificaciones, así como honestidad para reconocer los casos en que los esfuerzos, por bien intencionados que sean y por profunda que sea la dedicación de quienes los realizan, son, sin embargo, infructuosos.



 

Debemos trabajar con expertos en historia económica, gobierno, economía política, antropología, psicología y en algunos casos con expertos en ciencias físicas y biológicas.

 

Por encima de todo, no debemos limitarnos a un modelo “de élite” de investigación.



 

El modelo no puede seguir consistiendo exclusivamente en investigar cierto tema y luego escribir un artículo esperando que alguien lo lea. El nuevo modelo debe ser “mayorista” y en red. Debe abrir cada vez más la información y el conocimiento a los demás, para dotarlos de las herramientas que les permitan realizar por sí mismos la investigación económica.

 

Con una investigación en red todos pueden ayudar a recopilar y dar a conocer los datos que tanto se requieren. Necesitamos más datos básicos, de distintos países y períodos, sobre salud, educación, infraestructura y género. Necesitamos más y mejores datos sobre finanzas públicas, en especial a niveles subnacionales, lo que reviste decisiva importancia para una mejor gestión pública. Necesitamos manos y mentes adicionales para confrontar la teoría con las pruebas en relación con grandes temas de políticas.



 

Este es el rumbo que quiero que emprenda el Banco Mundial. Es la democratización de la economía del desarrollo, que cambiará definitivamente el modo en que realizamos investigaciones sobre el desarrollo.

 

El Banco ha emprendido esa labor.



 

En la primavera pasada pusimos en marcha una iniciativa de Datos Abiertos, poniendo a disposición del público —gratuitamente— más de 2000 indicadores financieros, de negocios, de salud, económicos y de desarrollo humano correspondientes a más de 200 economías; algunos de ellos databan de décadas atrás. En asociación de esfuerzos con compañías de búsqueda en Internet, como Google, estamos logrando que los datos lleguen a nuevas y diversas audiencias, proporcionando a más personas oportunidades adicionales de dar a conocer opiniones innovadoras.

 

Estamos trabajando para lograr que las herramientas de análisis y elaboración de modelos de datos sean más fáciles de usar para el usuario, para que los investigadores, la sociedad civil y las comunidades locales puedan aportar sus propias conclusiones y para poder cotejarlas con las nuestras.



 

Imaginemos la escena siguiente: una trabajadora de la salud o un padre o madre en una aldea, con una computadora portátil o un dispositivo móvil pueden obtener acceso a conocimientos en tiempo real a través de geocodificación y levantamiento de mapas geográficos. Pueden averiguar qué colegios tienen programas de alimentación o carecen de ellos, y cuál es la situación local en materia de salud. Pueden obtener acceso a 20 años de datos sobre mortalidad infantil relativos a su país y a los países vecinos. Pueden profundizar la búsqueda y comparar su aldea con otras aldeas. Puede cargar sus propios datos, arrojar luz sobre el efecto probable de nuevas intervenciones y movilizar a la comunidad para exigir programas de salud mejores o mejor focalizados.

 

Estamos organizando un concurso de aplicaciones informáticas para el desarrollo, a fin de alentar e identificar la creación de herramientas y aplicaciones nuevas e innovadoras.



 

En julio comenzamos a aplicar una política de acceso a la información basada en las leyes adoptadas en esa materia por los Estados Unidos y la India, para que los encargados de formular políticas, los investigadores y la sociedad civil puedan examinar nuestra labor operativa y extraer lecciones para el futuro.

 

El año pasado, reconociendo el hecho de que las soluciones en materia de desarrollo son más eficaces cuando se diseñan con pares que han tenido que hacer frente a similares desafíos el Instituto del Banco Mundial puso en marcha un programa de “Intercambio de Profesionales” que conecta mutuamente a profesionales de todas partes del mundo, con fines de intercambio de experiencias prácticas sobre desafíos clave para el desarrollo.



 

Nuestra plataforma de software interactivo, PovcalNet, proporciona ahora acceso gratuito a datos del Banco Mundial sobre la pobreza, permitiendo a los usuarios reproducir los cómputos del Banco sobre la pobreza mundial y elaborar sus propias estimaciones dados diferentes supuestos.

 

Hemos creado ADePT, un software innovador de componentes lógicos destinado a simplificar y acelerar la producción de cuadros y gráficos estandarizados en muchas esferas de análisis económico. Se trata de un programa gratuito, autónomo, que cualquier persona puede descargar en cualquier parte del mundo.



 

Con Isimulate hemos abierto nuestro modelo de predicción basado en Internet, sobre más de 100 países, a usuarios no pertenecientes al Banco, quienes no sólo tienen acceso a nuestras previsiones, sino que pueden diseñar sus propias previsiones y simulaciones y darlas a conocer a terceros.

 

En las Reuniones Anuales de la semana próxima realizaremos un Foro Abierto, consistente en un debate en directo por Internet, de dos días de duración, sobre los temas clave de actualidad en materia de desarrollo, que además se incorporarán al temario de nuestras deliberaciones con ministros de países de todas partes del mundo en el Comité para el Desarrollo.



 

Nuestro objetivo consiste en lograr datos abiertos, conocimientos abiertos, soluciones abiertas.

 

Éste no debe ser sólo un eslogan, sino una senda esencialmente nueva de búsqueda de soluciones para el desarrollo, en el contexto de una arquitectura de red del desarrollo, sin primacía de nadie y con participación de todos.



 

 


1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

Similar:

Democratizar la economía del desarrollo iconUna visión retrospectiva de la economía del desarrollo
El pensamiento económico en desarrollo sería el conjunto de conocimientos científicos en torno al concepto de desarrollo económico,...
Democratizar la economía del desarrollo iconDesarrollo histórico de la economía nacional
Nieto Arteta, Luís Eduardo. “Desarrollo histórico de la economía nacional”. En: Economía y cultura en la historia de Colombia. Bogotá:...
Democratizar la economía del desarrollo iconDiplomado Desarrollo del Sector Solidario
La economía política de la solidaridad, fundamento para un desarrollo social alternativo
Democratizar la economía del desarrollo iconEconomia del desarrollo y turismo (Programa)
Los cambios ocurridos en la economía mundial en general y en nuestro país en particular, han permitido un notable crecimiento del...
Democratizar la economía del desarrollo iconDiscurso del Ministro de Economía, Planificación y Desarrollo Isidoro Santana En la presentación del “Informe sobre el Desarrollo Mundial 2017: La gobernanza y las leyes”
La discusión sobre los determinantes del desarrollo: la institucionalidad, el cual resulta oportuno para repensar la realidad de...
Democratizar la economía del desarrollo iconPrograma preliminar de: Economía, Desarrollo y Seguridad Alimentaria
Economía, Desarrollo y Seguridad Alimentaria se ubica en el tercer año de la carrera de Nutrición
Democratizar la economía del desarrollo iconNombre : Teorías y Modelos de Economía y Desarrollo
Las interrogantes del desarrollo se pretenden responder a través del método económico pero esta vez se trata de un método sistemático,...
Democratizar la economía del desarrollo iconResistencia
Plan Nacional de Desarrollo Local y Economía Social “manos a la obra” y en un todo de acuerdo al Convenio Nº 373, rubricado entre...
Democratizar la economía del desarrollo iconIim/2/4: Comunicación del Líbano para Copatrocinar la Propuesta de Bahrein sobre la Importancia de la Propiedad Intelectual en el Desarrollo Social y Económico y en los Programas Nacionales de Desarrollo
Dirección General de Economía y Comercio del Ministerio de Economía y Comercio del Líbano, relativa a la “Propuesta sobre la importancia...
Democratizar la economía del desarrollo iconMaestría profesional internacional en administración y desarrollo de negocios sostenibles
Ong promotoras del desarrollo económico local, oficinas de gestión del desarrollo local y oficinas ministeriales afines al desarrollo...

Página principal
Contactos

    Página principal



VII. Más allá de la torre de marfil, hacia un nuevo modelo de investigación

Descargar 97.09 Kb.