Descargar 120.6 Kb.


Página1/3
Fecha de conversión07.03.2019
Tamaño120.6 Kb.

Descargar 120.6 Kb.

Del Estado nuestro al Estado: redes de poder y evolución fiscal en Salta durante el auge agroexportador de la Argentina 1880-1


  1   2   3


1er Congreso Latinoamericano de Historia Económica 

IV Jornadas Uruguayas de Historia Económica 

CLADHE I - IV JUHE

Montevideo, 5-7 de Diciembre de 2007
Del Estado nuestro al Estado: redes de poder y evolución fiscal en Salta durante el auge agroexportador de la Argentina 1880-1916
María Fernanda Justiniano; María Elina Tejerina

Universidad Nacional de Salta, República Argentina


Entre 1880 y 1916 tomó forma la Argentina moderna que se expresó en un extraordinario crecimiento económico con notables disparidades regionales y la instauración de un régimen conservador. En estos treinta y seis años de hegemonía conservadora, la provincia de Salta participó en forma sorprendente en la conformación de un grupo dirigente de amplitud nacional a través de dos presidentes y once ministros. Además resultó ser la única provincia sin intervención federal durante este período caracterizado por la consolidación de los atributos de la estatidad y la formación de un mercado nacional.

En estos años la Provincia fue gobernada por dos entramados de poder en pugna constante por acaparar la estructura de cargos políticos de un Estado provincial en formación. Su sostenimiento demandó el desarrollo de un sistema fiscal que expresó los diferentes intereses de los grupos dirigentes, aunque también colisionó con ellos.


El estudio del pasado fiscal se ha convertido en los últimos años en una herramienta para reflexionar sobre las distintas aristas de los procesos de construcción de los Estados provinciales y su relación con el Estado nacional. La investigación sistemática de los historiadores mexicanos se destaca e influye en el conjunto de la historiografía latinoamericana. Al realizar un balance de la historiografía económica de México de los años de 1990, Antonio Ibarra, delimita una “nueva historia fiscal” cuyos aportes promovieron nuevas interpretaciones sobre la construcción del Estado en el siglo XIX, en sus dimensiones institucional y financiera, además de contribuir a cerrar cada vez más la brecha de conocimiento de la transición de la época colonial a la hacienda liberal moderna1.

En Argentina la historia fiscal todavía no alcanzó los desarrollos del país del Norte, al punto de poder delimitarse como un nuevo campo disciplinar con contornos específicos. Los trabajos pioneros en esta materia se ocuparon de las fiscalidades nacionales. Merecen señalarse las contribuciones de Mirón Burgin, cuyo análisis estuvo embebido de los consensos alcanzados y compartidos por la comunidad de historiadores de la Argentina durante las décadas de 1930 y 1940. La emergencia de los Estados provinciales soberanos después de Cepeda, en 1820, todavía es explicada como la degeneración del naciente Estado en un conglomerado de feudos. Esta extendida interpretación no fue óbice para que Burgin reconociera la reasunción de las autonomías de las provincias en materia fiscal después de 1820, aunque entendida como una protesta espontánea formulada contra la total subordinación de los intereses locales a los de Buenos Aires2.

Cuatro décadas después y como resultado de las profundas transformaciones acaecidas en los modos occidentales de historiar después de 1970, la historiografía argentina de la mano de José Carlos Chiaramonte propuso despojarse de las antiguas lecturas erróneas y atender al papel básico y central que le cupo a la ciudad hispanoamericana como cimiento de los futuros Estados3. Atrás había quedado esa idea, ese mito de los orígenes, ese antiguo relato propugnado por la historiografía tradicional, que argumentaba la existencia de un Estado y una nación argentina al momento de la revolución de mayo de 18104.

La obra seminal de Tulio Halperín Donghi, Guerra y finanzas en los orígenes del Estado argentino, interpeló este gran relato nacional y contribuyó a movilizar la investigación fiscal posterior en diferentes direcciones5. Años atrás, en 1971, el propio Halperín Donghi había advertido sobre el papel que le cupo a Buenos Aires en el sostenimiento económico del Ejército del Norte y sus consecuentes exigencias fiscales, al observar el incremento de sus aportes para tal fin, de un 24% a un 35%, entre 1810 y 18176.

El proceso de construcción del Estado nacional se convirtió en la línea que orientó gran parte de la investigación fiscal. El resquebrajamiento del mito de los orígenes trajo consigo nuevos interrogantes sobre la conformación de los Estados provinciales soberanos que emergieron a partir de 1820, las elites que dirigieron estos procesos, los proyectos políticos que sostuvieron, los costos de la institucionalización de la burocracia y del ejercicio de la coerción y por ende los sistemas de financiamiento en un momento de descalabro de las fuentes de financiamiento coloniales.

La ruptura del eje Potosí-Buenos Aires durante la etapa independiente perjudicó, en el antiguo espacio virreinal, a algunas regiones más que a otras. Las provincias del Norte, al sostener un proyecto estatal dirigido por la antigua capital virreinal, iniciaron un gradual pero inexorable viraje de sus intereses económicos hacia el Atlántico. En tanto, las del Litoral experimentaron una transición económica exitosa entre el período colonial y la etapa independiente, merced al crecimiento sostenido desde de 1783 de los volúmenes comercializados hacia el exterior. A mediados de 1990, las investigaciones de Schmit y Rosal reafirmaron con datos cuantitativos la importancia de los ingresos originados por el comercio de exportación en función de la creciente demanda de productos pecuarios7.

Los recursos ingresados por aduana y los préstamos a los que debía recurrirse, ante la insuficiencia de los primeros, definieron, en gran parte, el sistema de financiamiento de los gastos estatales de la etapa independiente. La nueva estructura fiscal se construyó sin universalizar la cargar impositiva. En ella los impuestos directos ocuparon un lugar irrelevante al igual que todas aquellas formas de obtener recursos que gravaran a los sectores propietarios. El control de las rentas aduaneras explica, en gran medida, la fortaleza del Estado de Buenos Aires que, a juicio de Juan Carlos Garavaglia, se convirtió “la matriz de la configuración estatal argentina” 8.

Este poderío de Buenos Aires no impidió la emergencia de rivales y las alianzas de éstos. A partir de 1820 fracasaron los distintos intentos de organización de un Estado nacional, las provincias a la par que reasumieron sus soberanías tuvieron que procurarse de los recursos para sostener económicamente estos conatos estatales en lucha permanente.

Del Estado de Buenos Aires se conoce mejor este proceso. Daniel Santilli y Jorge Gelman continuaron las líneas trazadas por Burgin, Halperín, Juan Carlos Nicolau y renovaron los interrogantes. En los últimos años se han ocupado de la inducción liberal en materia fiscal durante los años de la Feliz Experiencia9. En este punto, los resultados de los estudios políticos convergen con los económicos y los culturales al mostrar que el estímulo de las ideas liberales en boga impregnó a la sociedad porteña, antes y en mayor medida que al resto de las provincias del ex virreinato10. El proyecto de reformas fiscales elaborado por Santiago Wilde persiguió la imposición universal, cierta progresividad en el gravamen diferenciado entre casados y solteros, la creación de un cuerpo de funcionarios estatales especializados para la percepción de los tributos, desestimó su cobro por parte de alguna corporación, suprimió el pago en especie al establecer la moneda corriente como medio de pago, a la par pretendía la erosión de las trabas aduaneras que impedían el librecambio11.

Los intereses y las presiones de los grupos propietarios limitaron las pretensiones reformistas e inclinaron la balanza hacia la recaudación aduanera, descargando de este modo el peso de los ingresos del fisco en los sectores consumidores de la propia Buenos Aires, su campaña y del resto de las provincias de la Confederación12.

Ahora bien, qué pasó con aquellas provincias que no podían solventar sus gastos con las recaudaciones aduaneras. Un caso paradigmático fue el de Jujuy, provincia que perteneció a la jurisdicción de Salta hasta 1834, fecha en la que decidió su separación y posterior constitución como Estado autónomo. Raquel Gil Montero remarca la particularidad del caso jujeño, que por el hecho de contar con una población indígena tributaria desde la etapa colonial, se alejó del devenir histórico de los otros Estados de las Provincias Unidas, acercándose más a las realidades altoperuanas. Al igual que la Confederación peruano-boliviana el gobierno jujeño tomó la decisión de reimplantar el abolido tributo indígena para dar algún viso de respuesta a sus alicaídas cuentas13.

En otros casos se recurrió a la emisión monetaria, tal como lo muestran Viviana Conti y María Salomé Boto, quienes observan que entre 1876 y 1883 el gobierno municipal jujeño manifestó toda una soberanía fiscal, ya que emitía de la moneda para equilibrar ingresos y egresos14.

El Estado provincial correntino también acudió con frecuencia a la emisión de papel moneda para solventar las erogaciones. Los estudios de Enrique César Schaller sobre las finanzas públicas de la provincia de Corrientes entre 1851 y 1861 evidencian que la ruptura con Buenos Aires privó al gobierno federal de Urquiza de su principal fuente de renta, condenándola a una constante penuria de recursos que limitó toda posibilidad de acudir en ayuda de las provincias. En cuanto a los gobiernos correntinos, Schaller afirma, que éstos estaban constantemente amenazados por rebeliones de jefes militares apoyados en algunos casos por la oposición política. La disminución de los ingresos, las dificultades del gobierno federal y la amenaza interna obstaculizaron las posibilidades de un manejo regular de las finanzas15.

Las subvenciones nacionales constituyeron otra fuente de recursos y una solución característica de los tiempos posteriores a la organización nacional. El Estado provincial tucumano, según observa Santiago Rex Bliss, consolidó su autoridad y presencia en el territorio merced a las subvenciones del Estado nacional y al aumento de la recaudación entre 1852 y 187616.

El Estado cordobés, en tanto, apeló al empréstito extranjero para resolver sus penurias financieras posteriores a la crisis de 1890, según lo detallan los trabajos de Félix Converso y Laura Valdemarca17. En Salta, María Fernanda Justiniano y María Elina Tejerina mostraron que el crédito y la venta de tierras públicas fueron las recurrentes salidas encontradas por los grupos dirigentes para superar los desequilibrios entre ingresos y egresos18.

En resumen, en los últimos años, tres temas ingresaron con fuerza a la agenda de la historia fiscal en Argentina. Primero, las múltiples combinatorias posibles emergentes de la hibridación resultante del tránsito de un sistema fiscal propio del antiguo régimen a uno moderno. Segundo, las particularidades de las finanzas locales, su relación y tensión con las provinciales o nacionales. Y, tercero la relación entre el Estado, los grupos económica y políticamente dominantes y las nuevas estructuras fiscales. Estos tópicos vertebrarán la exposición posterior que se centrará en el análisis en la provincia de Salta, entre 1880 y 1916.



La reorientación atlántica de la economía salteña19

A mediados de la década de 1860 el comercio salteño era considerado por los actores de la época como bastante activo. Entre las catorce provincias que tenía el país por esos años, Salta fue una de las primeras en censar su población y bienes. El primer censo provincial de la etapa independiente se hizo a mediados de la década de 1860.

Las fuentes consultadas indican que la elite salteña optó por la ganadería por ser ésta una actividad que requería poca mano de obra y escasa inversión. Desde esta perspectiva, la incorporación de nuevos mercados en el Norte chileno a los tradicionales de Bolivia, fue un factor determinante del desarrollo ganadero en la región. A partir de 1860 la extracción de nitratos en el Norte de Chile para satisfacer las demandas de fertilizantes de Europa, atrajo una gran población para trabajar en los campamentos mineros. Hacia allí se dirigió parte del ganado en pie salteño.

Por entonces el principal ingreso provincial estuvo dado por el comercio mular, que superó con creces los ingresos obtenidos por las demás actividades. Detrás se ubicaban la comercialización de suela a Buenos Aires, la colocación de vacunos en Tucumán y Santiago del Estero y la venta de animales invernados a Perú y Bolivia.



En esos años los ingresos provinciales superaban a los egresos y los balances del tesoro cerraban con saldos superavitarios, pero el cuadro de situación variaría notoriamente en las décadas posteriores. Según se desprende de los datos censales, la ganadería y las curtiembres eran las actividades económicas más importantes de Salta cuando la Pampa y el Litoral aún no habían experimentado el boom expansivo y las ciudades más importantes de la Argentina todavía no estaban unidas por las vías férreas. Chile y Bolivia eran los mercados receptores de novillos en pie, ganados de cría, ovejas y cabras. Hacia allí se despachaban también suelas labradas, aperos y calzados. El segundo gran comprador de los productos salteños era Buenos Aires que demandaba fundamentalmente suelas. Las mulas continuaban siendo el principal producto de exportación de la provincia y se enviaban, junto con otras mercancías, a los mercados tradicionales de Bolivia y Perú.

Tabla 1: Exportaciones salteñas, según el censo provincial de 1865


Catálogo: Jornadas Internacionales Hist Econ -> CLADHE1 -> trabajos
trabajos -> México y su economía política de la americanización
trabajos -> La economía política del cambio tecnológico en la sociedad rural latinoamericana: Discurso y prácticas de la mecanización de L
trabajos -> Que la mejora de los medios de transporte es una palanca fundamental para el crecimiento económico es algo harto conocido desd
trabajos -> En resumidas cuentas, durante la década del ’30 y ’40 los hitos destacables en lo perteneciente a la planificación en nuestro país estuvieron marcados de cerca por la coyuntura internacional
trabajos -> 1er Congreso Latinoamericano de Historia Económica
trabajos -> Simposio 9 “Guerra y sociedad”
trabajos -> Historia del Sistema Monetario en Argentina
trabajos -> Simposio Fronteras en Latinoamérica del cladhe I – IV juhe
trabajos -> Prebisch y la adhesión de la argentina al fmi: el plan de ajuste de 1955-57
trabajos -> Francisco comíN
  1   2   3

Similar:

Del Estado nuestro al Estado: redes de poder y evolución fiscal en Salta durante el auge agroexportador de la Argentina 1880-1 iconAsociación Uruguaya de Historia Económica (audhe)
Título de la ponencia: Estado, finanzas y familias: Los presupuestos provinciales y su ejecución. El caso de la Provincia de Salta...
Del Estado nuestro al Estado: redes de poder y evolución fiscal en Salta durante el auge agroexportador de la Argentina 1880-1 iconEl principal problema del Fondo del Bicentenario es que afecta negativamente a los dos principales problemas macroeconómicos que hoy tiene Argentina: el déficit fiscal y la tasa de inflación
Si bien en los últimos tiempos su valor nominal ha estado relativamente estable en nuestro país (ha subido solamente un 6% en el...
Del Estado nuestro al Estado: redes de poder y evolución fiscal en Salta durante el auge agroexportador de la Argentina 1880-1 iconLey de coordinacion fiscal para el estado de oaxaca
Coordinar el Sistema Fiscal del Estado y sus Municipios en torno a la coordinación fiscal con la Federación
Del Estado nuestro al Estado: redes de poder y evolución fiscal en Salta durante el auge agroexportador de la Argentina 1880-1 iconAgustín dorantes lámbarri, Secretario de Desarrollo Social del Poder Ejecutivo del Estado de Querétaro
Social del Poder Ejecutivo del Estado de Querétaro, en ejercicio de las facultades que me confieren los artículos 17 y 56 de la Ley...
Del Estado nuestro al Estado: redes de poder y evolución fiscal en Salta durante el auge agroexportador de la Argentina 1880-1 iconNómina de asignaturas electivas
Estado y economía. Estado y política. Estado y sociedad. El orden en crisis: la inestabilidad permanente (1955 – 1983). Inestabilidad...
Del Estado nuestro al Estado: redes de poder y evolución fiscal en Salta durante el auge agroexportador de la Argentina 1880-1 iconEn resumidas cuentas, durante la década del ’30 y ’40 los hitos destacables en lo perteneciente a la planificación en nuestro país estuvieron marcados de cerca por la coyuntura internacional
El eje del relato se articula desde una doble perspectiva. Por un lado se reconstruye la evolución de la trama de instituciones del...
Del Estado nuestro al Estado: redes de poder y evolución fiscal en Salta durante el auge agroexportador de la Argentina 1880-1 iconLa crisis financiera global, Unipolarismo y Multipolarismo
Estado/Nación solo Nación, ni tampoco en el Estado/Continente solo Unión Continental. Solamente como Estado/Universal (Estado/Global...
Del Estado nuestro al Estado: redes de poder y evolución fiscal en Salta durante el auge agroexportador de la Argentina 1880-1 iconEl modelo agroexportador
Un nuevo panorama se ofreció para el país a partir de 1880. Se simbolizó en el lema del gobierno de Roca: Paz y administración. Se...
Del Estado nuestro al Estado: redes de poder y evolución fiscal en Salta durante el auge agroexportador de la Argentina 1880-1 iconDeterminación de la competencia
Partiendo de la base de que la Jurisdicción es el poder del Estado de juzgar o de ejercer la función judicial, la competencia es...
Del Estado nuestro al Estado: redes de poder y evolución fiscal en Salta durante el auge agroexportador de la Argentina 1880-1 iconLa quincuagésima quinta legislatura del estado de querétaro, en ejercicio de las facultades que le confiere los artículos 17 fracción XVIII de la constitución política del estado de querétaro y 81 de la ley orgánica del poder legislativo del estado de


Página principal
Contactos

    Página principal



Del Estado nuestro al Estado: redes de poder y evolución fiscal en Salta durante el auge agroexportador de la Argentina 1880-1

Descargar 120.6 Kb.