• Resumen clínico del expediente y Certificación Administrativa del expediente clínico
  • “revocar”
  • prohibición de la aplicación de la responsabilidad objetiva establecida en el Art. 4 C.PN.
  • FUNDAMENTACION DESCRIPTIVA

  • Descargar 178.83 Kb.


    Página1/12
    Fecha de conversión07.03.2019
    Tamaño178.83 Kb.

    Descargar 178.83 Kb.

    Cámara especializada de lo penal; San Salvador a las ocho horas y nueve minutos del día veintinueve de agosto del año dos mil catorce


      1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

    321-322-323-APE-14

    CÁMARA ESPECIALIZADA DE LO PENAL; San Salvador a las ocho horas y nueve minutos del día veintinueve de agosto del año dos mil catorce.



    Referencia 321-322-323 APE 2014 (3).Por recibido en la Secretaría de esta Cámara, a las nueve horas quince minutos del día quince de julio de dos mil catorce, el oficio número 3187, de la misma fecha, procedente del Juzgado de Sentencia Especializado con sede en la ciudad de Santa Ana, mediante el cual se remite el proceso penal constando de 919 folios útiles, bajo la referencia 27-01-2014 instruido en contra de los imputados MARVIN EDUARDO LUNA V., […]”, HERIBERTO EDUARDO V. A., […], BRYAN ALEXANDER A. M. […]” y otros, por el delito de HOMICIDIO AGRAVADO, previsto en el Art. 128 en relación al Art. 129 numeral 3 del C.P. en perjuicio de […], constando dicho proceso de 919 fs.

    La presente remisión se hace en virtud que la licenciada KATIA LISSETE GUDIEL ESTRADA en su calidad de defensora particular del imputado MARVIN EDUARDO L. V.; el licenciado JOSE MAURICIO CORDOVA OLIVA en su calidad de defensor particular del imputado HERIBERTO EDUARDO V. A.; el licenciado RONAL ENMANUEL REYES RODRIGUEZ, en su calidad de defensor particular del imputado BRYAN ALEXANDER A. M.; interpusieron recursos de apelación de la sentencia definitiva condenatoria pronunciada en contra de dichos imputados.

    Se advierte que se remiten tres recursos, por lo que esta Cámara procede a designar las referencias administrativas siguientes: el primero: bajo referencia 321-APE-14(3) interpuesto por la licenciada KATIA LISSETE GUDIEL ESTRADA el segundo: con número 322-APE-14 (3) interpuesto por el Licenciado JAIME MAURICIO CORDOVA OLIVA, el tercero: bajo referencia 323-APE-14(3) interpuesto por el Licenciado RONAL ENMANUEL REYES RODRIGUEZ. Por lo que visto el contenido de éstos y siendo que se trata de los mismos hechos con las mismas víctimas y atendiendo a la validez que representan los principios de economía y celeridad procesal, en armonía a la aplicación del artículo 61 del Código Procesal Penal, lejos de ocasionar un perjuicio en detrimento de los derechos de los imputados o de las víctimas, se estaría procurando una mayor eficiencia en el trámite y resolución del proceso penal al que se hace referencia, por lo que se procederá a LA ACUMULACION del segundo, y tercero RECURSOS DE APELACIÓN antes mencionados al primero de ellos es decir al 321 APE 14 (3) para que en esta misma resolución se resuelvan conjuntamente.

    DATOS DE LOS IMPUTADOS:

    1) HERIBERTO EDUARDO V. A., […]

    2) BRYAN ALEXANDER A. R., […]

    3) MARVIN EDUARDO L. V., […]

    JUSTIFICACION DEL PLAZO

    Es importante hacer constar que este recurso se está resolviendo fuera del plazo que la ley señala por varias razones, la principal de ellas es el exceso de carga laboral que tenemos, al ser la única Cámara a nivel nacional que conoce de apelaciones, en esta competencia especializada; aunado a ello recibimos más recursos que las demás cámaras de la competencia común que a su vez tienen la ventaja de tener distribuida la jurisdicción territorial, por lo que conocen solamente de los juzgados ubicados en un territorio delimitado. Lo anterior ha sido puesto del conocimiento a las respectivas autoridades y aun no tenemos una respuesta que supere tales circunstancias; no obstante ello estamos haciendo todo el esfuerzo por salir adelante con el trabajo al que nos debemos.

    La Sala de lo Constitucional ha considerado que para estar en presencia de una dilación indebida, el Tribunal que conoce la causa tuvo que haber creado los denominados “plazos muertos”, es decir haber dejado transcurrir el tiempo permaneciendo inactivo sin realizar diligencias dentro del referido proceso injustificadamente; la Sala de lo Constitucional ha analizado que: “”””….para calificar el concepto de plazo razonable o dilación indebida se deben tener en consideración los siguientes elementos: (1) la complejidad del asunto: ya sea la complejidad fáctica del litigio, es decir, la necesidad de realizar distintas pruebas; y la jurídica o las propias deficiencias técnicas del ordenamiento; (2) el comportamiento del recurrente; puesto que no merece el carácter de indebida una dilación que haya sido provocada por el propio litigante y; (3) la actitud del Juez o Tribunal, referida a si las dilaciones en el proceso obedecen a la inactividad del órgano judicial, que sin causa de justificación, dejó transcurrir el tiempo sin emitir la decisión correspondiente para conceder la satisfacción real y práctica de las pretensiones de las partes. La evaluación de tales circunstancias tiene a su base la consideración que constitucionalmente no puede sostenerse la existencia de un derecho al cumplimiento de los plazos establecidos por el legislador, pues lo que existe es un derecho a ser juzgado dentro de un plazo razonable; entender lo contrario, implicaría elevar las dimensiones temporales establecidas en las normas procesales, a categoría constitucional, situación que bajo ninguna óptica sería aceptable. Por tanto, no basta la existencia de una dilación en el cumplimiento de los plazos procesales, sino que ésta debe tener la característica de carecer de una causa que la justifique; es la casuística la que determina frente a excesos en los plazos procesales, la existencia o no de violaciones constitucionales como la alegada en el presente proceso…””””; este criterio ha sido también emitido en el proceso de Hábeas Corpus de referencia 49-2000 de fecha veintidós de marzo de dos mil y 231- 2001, de fecha veintidós de abril de dos mil dos.

    En ese orden de ideas, el Art. 473 del CPP, establece un plazo de treinta días para resolver, el cual no hemos podido cumplir lo que no significa una simple dejadez o irresponsabilidad, sino que por orden de ingreso hemos conocido los recursos que se recibieron previamente a la presente causa y dedicarle el tiempo necesario para resolver el presente recurso.



    FUNDAMENTO DE LA SENTENCIA OBJETO DE ALZADA:

    El señor Juez de Sentencia Especializado con sede en la ciudad de Santa Ana, después de realizar Audiencia de Vista Pública, pronunció SENTENCIA DEFINITIVA condenatoria contra los imputados antes relacionados, sentencia que fundamentó en los términos siguientes: “…autopsia practicada a la victima […] la presente autopsia fue practicada como uno de los actos urgentes de comprobación llevadas a cabo por personas idóneas y documentada de la forma prescrita por la ley, acreditándose como causa de muerte herida penetrante de tórax y abdomen producido por proyectil disparado por arma de fuego …análisis de laboratorio forense del instituto de Medicina Legal tomada del cadáver de la víctima […]., se acredita que fue realizado en muestra de sangre y orina del cadáver de […], obteniéndose como resultado que no se detectó alcohol en la sangre ni metabolicos de cocaína y metabolitos de marihuana, que dichos análisis fueron firmados por quienes los realizaron…acta de inspección policial realizada en pasaje santa Fe de la colonia Argentina dos del cantón Natividad, Santa Ana, los cuales se realizaron como parte de los actos urgentes de comprobación acreditándose con las mismas que fue realizada en el lugar y hora indicados para realizar la inspección ocular por parte de investigadores de la Policía Nacional Civil acompañados de elementos de la Policía Técnica y Científica, describiendo la escena la cual era de tipo abierta y que en dicho lugar fue lesionado una persona de sexo masculino procediendo a la búsqueda de evidencias mediante el método de búsqueda por sectores recolectándose diversas evidencias… acta de inspección ocular de cadáver realizado en la morgue del hospital Nacional San Juan De Dios de Santa Ana, con el cual se acredita que fue realizada en el lugar fecha y hora indicados para proceder a la inspección del cadáver que en vida respondía al nombre de […]., teniendo evidencia de trauma consistente en heridas por arma de fuego…certificación de partida de defunción, es un documento extendido por las personas investidas de autoridad para hacerlo pero los mismos resultan ser impertinentes a los hechos que hoy se dirimen pues los hechos públicos y notorios no necesitan probarse y consta que los señores […] existieron y legalmente dejaron de existir por causa de la violencia delincuencial… diligencias de reconocimiento de personas …se abstendrá el suscrito de pronunciarse respecto de dichos medios de prueba en razón que los mismos no constan materialmente en el expediente penal…resumen clínico del expediente del departamento de Cirugía del Hospital Nacional San Juan de Dios de Santa Ana se realizaron como parte de los actos iniciales de investigación respecto de los hechos acaecidos…los mismos han perdido utilidad en el presente proceso en cuanto se han acreditado la cesación de la vida de una de ellas mediante la autopsia respectiva en consecuencia han de prescindirse de ser valorados…según el dicho del testigo con clave “CR7”, le hizo del conocimiento a la Fiscalía General de la República, de tres ilícitos que él tenía conocimiento, siendo el segundo de ellos, el que el testigo identifica como el caso del "[…]", indicando que dicho hecho ocurrió en la colonia Argentina dos, cerca de un cibercafé, aproximadamente hace como tres años; indicando además que ese día salió a comprar y vio unos sujetos reunidos y estos eran el "[…]; y que eso fue tres días antes de la pegada; fue entonces que se le acercaron el "[…]" y el "[...]" para que el testigo clave "CR7" les diera la escopeta y tres cartuchos porque iban a matar a un chavala, siendo la víctima el "[…]" quien era un dieciocho había venido deportado de Estados Unidos y tenía un tatuaje en el pecho tipo máscaras de payaso; cuando el testigo clave "CR7" regresó de la tienda se la dio a "[…]"; luego ese día como a las dos de la tarde llegó el "[…]" a su casa y le dijo que a pegarle a "[…]" iban y que la clica novena les había dado un arma tres ochenta; entonces el testigo clave "CR7" le preguntó quienes iban a pegar y le contestó el "[…]" que iban a pegar "[…]"; y que solo "siniestro" iba a pegar con escopeta, y el resto con la tres ochenta; luego de eso, el testigo clave "CR7" se dio cuenta que lo habían matado como a las seis horas; que luego decían en el lugar que con su escopeta lo habían matado y uno de los que participó había dicho; indicando además que "[…]" posteó; convirtiéndose en este caso el testigo clave "CR7", en prueba indiciaria del hecho en contra de la víctima, ya que el cúmulo de indicios por éste expresados, enlazados con el resto de prueba documental y pericial que obra en el proceso, enlazados entre sí, nos llevan a una única conclusión, en razón que si el "[…]" le fue a pedir un arma hechiza y le indica que la iban a utilizar para matar a otra persona a quien señalaban como "[…]", y mientras el testigo se quedó posteando en la colonia donde se encontraba, este sujeto llevó el arma a otros sujetos que cometieron el homicidio de la víctima, detallándole quienes iban a realizar el hecho, en razón que era evidente que conocía a los mismos, y luego se da cuenta que efectivamente la víctima a la que señala como "[…]" está muerto; es lógico atribuirles a esos sujetos el haber actuado en contra de la humanidad de la víctima hasta cegarle la vida; y unido lo anterior al resto de prueba pericial y documental que se encuentra en el proceso, se acredita efectivamente con el acta de inspección policial realizada en pasaje Santa Fe de colonia Argentina dos del cantón Natividad, Santa Ana, a las diecisiete horas con cincuenta minutos del día treinta de abril de dos mil once, y el acta de inspección de cadáver realizada en el interior de la morgue del hospital San Juan de Dios de Santa Ana, a las cinco horas con veinte minutos del día dos de mayo de dos mil once, se determina que en el lugar primero de los indicados fue lesionado el señor […], quien a consecuencia de las lesiones que sufrió, falleció en el Hospital Nacional San Juan de Dios de esta ciudad, a quien se le realizó la autopsia respectiva, el día dos de mayo de dos mil once, presentando evidencia externa de trauma reciente, consistente en lesiones manipuladas quirúrgicamente y lesión producida por proyectil disparado por arma de fuego, consignándose como causa de muerte herida penetrante de tórax y abdomen producido por proyectil disparado por arma de fuego; y si a lo anterior agregamos, que el testigo clave "CR7", realizó reconocimiento por fotografías en los acusados Heriberto Eduardo V. A., […]", Bryan Alexander A. M., […]" y Marvin Eduardo L. V., […]", siendo positivos dichos reconocimientos, resulta entonces que el testigo clave "CR7", se vuelve prueba indiciaria de las participaciones de estos acusados en el delito en contra de la vida de Marcos Antonio Linares, por las acciones realizadas por ellos junto con otros sujetos que atentaron en contra de la vida de la víctima y la cegaron ese día dos de mayo de dos mil once, ya que aún y cuando no observó el momento mismo de la ejecución de la desprotegida víctima, sí supo plan que se tenía por parte de estos acusados para darle muerte a la víctima, en donde cada uno tuvo participación en el mismo por cuanto el "[…]" fue a traer el arma hechiza de manos del testigo clave "CR7" y le contó la planeación que se tenía prevista para la ejecución del hecho en contra de la víctima, además que llevarían otra arma de fuego, lo cual así sucedió porque luego se dio cuenta el testigo clave "CR7" que efectivamente habían asesinado a la víctima; razón por la cual lógicamente estos acusados Heriberto Eduardo V. A. alias "[…]", Bryan Alexander A. M., […]" y Marvin Eduardo L. V., […]", han configurado con sus acciones, los elementos objetivos y subjetivos del delito de Homicidio Agravado, y no simple como se aperturó a juicio, en calidad de coautores, por haber realizado actos en contra de la humanidad de la víctima que terminaron con la vida de ésta y por haber actuado bajo el dominio del hecho junto con otros sujetos. CONDENASELES a los imputados HERIBERTO EDUARDO V. A., BRYAN ALEXANDER A. M., Y MARVIN EDUARDO L. V., en calidad de COAUTORES, en el delito de HOMICIDIO AGRAVADO, en perjuicio de […], a la pena principal de prisión de VEINTE AÑOS, cada uno de ellos.”

    PRIMER RECURSO

    La licenciada KATIA LISSETE GUDIEL ESTRADA en su calidad de defensora particular del imputado MARVIN EDUARDO L. V., interpuso Recurso de Apelación de la sentencia mediante la cual se condenó al referido imputado y manifestó: “…el tribunal sentenciador dictó una sentencia con la inobservancia de las reglas de la sana critica al valorar la prueba testimonial consistente en el testigo clave CR7 ... manifiesta el mismo que no participó que no observó quien le dio muerte a la víctima, que sólo lo sabe porque el ganso se lo contó, circunstancias que erróneamente ha interpretado el juzgador… después de valorar lo argumentado por el referido testigo vemos que el juzgador utilizó erróneamente la sana critica porque no ha tomado en cuenta que el testigo CR7 a preguntas de mi persona respondió:“que no vió quien le dió muerte al […], que no vió si el lunático le dió muerte al […] y no vió si participó en la muerte”, por lo que a dicho testigo no le consta nada, puesto que nunca constató lo que supuestamente le llegó a contar el ganso, lo cual genera duda puesto que solamente a eso llegó el ganso a la casa del testigo “CR7” a que el testigo le preguntara quienes participarían, puesto que la escopeta ya se las había proporcionado días antes y aunque el testigo nunca participó en nada más aun así el ganso supuestamente le fue a comentar todo lo que supuestamente estaba a punto de suceder o sea que esta analogía nunca la analizó el juzgador lo que nos lleva a concluir que el juzgador no utilizó la sana critica de la forma correcta a la que la ley permite, si no que sus valoraciones están basadas en suposiciones y análisis fuera del contexto manifestado por dicho testigo y a la prueba documental con la que cuenta, que son los reconocimientos de fotografía que realizó el testigo ya que no consta en el proceso reconocimiento en rueda de personas ya esta demás y sobra exponer que el reconocimiento por fotografía solo es un acto inicial de investigación que pretende identificar al supuesto imputado lo cual no hace plena prueba como lo sería un reconocimiento en rueda de personas…solicitó una audiencia oral para la fundamentación verbal y discusión del recurso que interpongo y ofrezco como prueba la sentencia por lo tanto pido…se declare nula la sentencia definitiva condenatoria y se ordene el reenvío nombrando a un juez suplente para que se repita la vista pública o en su defecto la sentencia absolutoria y la inmediata libertad de mi poderdante… ”

    SEGUNDO RECURSO:



    El licenciado JOSE MAURICIO CORDOVA OLIVA en su calidad de defensor particular del imputado HERIBERTO EDUARDO V. A., interpuso recurso de apelación de la sentencia definitiva condenatoria y manifestó: “MOTIVO Inobservancia de los Principios de Legalidad y Responsabilidad de los Arts. 1 y 3 del Código Penal en combinación con una Errónea aplicación del tipo penal cualificado de HOMICIDIO AGRAVADO Fundamento del Motivo: Establece el Art. 1 del Código Penal que nadie puede ser sancionado por una acción u omisión que la Ley Penal no haya descrito de forma previa precisa e inequívoca como delito o falta; por su parte el Art. 3 del mismo cuerpo legal establece que las penas o medidas de seguridad no se impondrán si la acción u omisión no ha sido realizado con dolo o culpa, prohibiendo todo tipo de responsabilidad objetiva, definiendo esta, la misma ley, como aquella que se atribuye a una persona sin considerar la dirección de su voluntad, sino únicamente el resultado material a la que está unido causal o normativamente el hecho realizado por el sujeto. Dichas disposiciones legales contienen los denominados principios de Legalidad y de Responsabilidad que rigen la interpretación de las normas penales contenidas dentro del Código Penal, los que considero que no han sido observados al momento de realizar el necesario juicio de tipicidad por el juez A quo al tener por establecida la responsabilidad de mi defendido por el delito de HOMICIDIO AGRAVADO, ser aún más escrupuloso para analizar el elemento subjetivo que este tipo penal exige, refiriéndome concretamente al DOLO. …el señor juez a quo no ha analizado el conocimiento y la voluntad de mi defendido dentro del homicidio agravado en perjuicio de […]., ya que de acuerdo a su criterio, por haber dicho el testigo CR7 que el sujeto alias el ganso le comunicó que se le daría muerte a […], eso lo hace automáticamente responsable de ese hecho, deduciendo de esa forma el conocimiento y voluntad en la producción de dicha muerte. Básicamente de donde dicho juzgador se apoya para afirmar que mi defendido es COAUTOR es principalmente por el hecho de que a preguntas del defensor RONAL ENMANUEL REYES RODRIGUEZ, la cual ni consta en la sentencia cual fue la pregunta, que conoce a mi defendido y que este le dijo que a pegarle a […] iban, y que no observó el hecho, pero a parte de esa situación, no existe dentro de la declaración del testigo otros puntos en los que haya manifestado que mi patrocinado tuviese participación en la muerte de la víctima, es mas se contradice por que en un primer momento manifiesta que ganso, que jamás se estableció si ese apodo se refería a mi defendido posteo durante el homicidio y luego manifestó que él no estaba a la hora de darle muerte a la víctima, por lo que no puede atribuírsele la participación a mi defendido si el mismo testigo dice que no vio quienes cometieron el homicidio. Sin alterar la declaración del testigo CR7 que el señor juez a quo plasmo en su Resolución Definitiva, las que curiosamente solo afectan a mi defendido en apariencia, pero no en contenido, quiero referirme a continuación a puntos específicos en los que se denota la ausencia de conocimiento y de voluntad por parte de mi defendido en la muerte de la víctima. Dice CR7 que El día de los hechos, que a eso de las dos de la tarde llego ganso y que manifestó que a pegarle a chapeta iban, pero no dice si ganso fue, es más dice que él como a las seis horas se dio cuenta que lo habían matado a chapeta es decir no vio el homicidio, no se ha establecido además con certeza que ganso sea mi defendido. Podemos observar que incluso el testigo CR7 no menciona que mi defendido haya llegado con el resto de sujetos o solo a ese lugar, si ya estaba con la víctima o llegó después de alguien, pero es claro que el testigo si menciona que él no estaba al momento del homicidio o sea no vio quien o quienes dieron muerte a […] por lo que no se puede presumir que mi defendido estuviese ahí si jamás lo menciona por nombre en todo el proceso. En conclusión, a criterio de este servidor, mi defendido no puede ser considerado COAUTOR en la muerte de la víctima debido a que, en primer lugar no se ha expresado por parte del testigo CR7 que mi patrocinado ES EL DENOMINADO […], y que CR7 haya visto que mi defendido participará en dicho homicidio, lo que sí es claro es al decir que ni vio quienes cometieron el homicidio Considerarlo COAUTOR por la sola palabra Cuestionada del testigo CR7, es aplicarle una sanción por pura responsabilidad objetiva, situación por la que afirmo que se ha violado el Art. 4 del Código Penal. Objetivamente lo que se demostró es que mi defendido, si en el peor de los casos es responsable de un ilícito penal, sería el de ENCUBRIMIENTO, ya que, si mi defendido manifestó que matarían a la victima su acción encajaría en lo regulado por el Art. 308 del Código Penal…Pido revoquéis la sentencia condenatoria y ordenéis la absolución del ciudadano HERIBERTO EDUARDO V. A.,…”

    TERCER RECURSO:



    El licenciado RONAL ENMANUEL REYES RODRIGUEZ, en su calidad de defensor particular del imputado BRYAN ALEXANDER A. M., interpuso recurso de apelación de la sentencia definitiva condenatoria y manifestó: “…MOTIVO DEL RECURSO: En el particular caso se materializa el error en la sentencia y se encuentra generado por la falta de FUNDAMENTACION... En este caso en especial al analizar la pronunciada en contra de mi defendido, esta carece de fundamentación, por cuanto en la formulación de la mencionada sentencia puede apreciarse tal circunstancia ya que se han utilizado formularios, afirmaciones dogmáticas, frases rutinarias, así como también se ha utilizado como fundamentación el simple relato de los hechos. VICIOS DE LA SENTENCIA POR NO OBSERVAR LAS REGLAS DE LA SANA CRITICA RELATIVO A LA PRUEBA DE CARGO TESTIMONIAL, el Juez que inmedió la prueba especialmente la prueba testimonial hace un análisis parcial ya que con esta prueba en ningún momento se probó fehacientemente que mi defendido haya participado de dicho Homicidio. Que en la Sentencia en lo relativo a la Naturaleza, Pertinencia y Análisis de la Prueba y en concreto a la prueba admitida dentro del juicio el suscrito Juez señala que: “…considera que son diligencias practicadas como actos urgentes de comprobación unos, actos y diligencias iniciales de investigación otras, así mismo para asegurar el resultado que se espera de ellas; llevadas a cabo por las personas facultadas por la ley para su concreción y cumpliéndose con las formalidades de ley en su elaboración; no obstante este señalamiento no todas servirán para establecer la verdad real que hoy el suscrito está juzgando..." en el presente apartado dicho funcionario judicial no menciona las razones del porque a determinado medio de prueba se le da valorar probatorio limitándose a señalar que "....haciendo un empleo de las reglas de la sana critica, que no son más que el método de la evaluación de la prueba que le sirve al juez como medio para adquirir el conocimiento sobre los hechos, valorando la prueba a través de un medio dialéctico aplicando las reglas de la lógica, la psicología y de la experiencia, expresando, racionalizando y justificando el valor probatorio concedido y la decisión tomada...." sin embargo el Honorable Juez Especializado de Sentencia de la Ciudad de Santa Ana en la sentencia de mérito no ha sido concluyente, por cuanto se observa que se hayan respetado al menos las reglas del pensamiento humano, ya que en la misma se observa que se ha utilizado frases o argumentos que no determinan que la prueba se haya valorada conforme a las reglas del proceso penal lo cual se puede determinar realizando un análisis conforme al Método de Evaluación de la Prueba. Con relación a la autopsia dicho funcionario judicial señala que esa prueba...."se incorpora como se hace con sus similares por lo que al ser estas experticias equiparables a lo señalado como pericias así serán analizadas; además es necesario dejar por establecido que las presentes autopsias fueron practicadas como unos de los actos urgentes de comprobación llevadas a cabo por personas idóneas y documentadas de la forma prescrita por la ley"....... Al respecto nunca se mencionó ni se dijo por el Juez Especializado de la Ciudad de Santa Ana las razones del porque se le da determinado valor probatorio a la referida autopsia. En cuanto a la certificación de defunción de las victimas el suscrito Juez manifiesto que estas mismas resultan ".....ser impertinentes a los hechos que hoy se dirimen, por los hechos públicos y notorios no necesitan probarse....". En lo relativo de las diligencias de Reconocimiento de personas, álbum fotográfico y croquis de ubicación de la inspección realizada mediante acta de las once horas diez minutos del día veintidós de diciembre del año dos mil once, actas de intimación de los imputados detenidos en diferentes centros penales del país entre otras pruebas el señor Juez sostuvo lo siguiente ".......atendiendo a la utilidad de la probanza que se ha admitido para un proceso penal, en el presente caso, a la prueba que se detalla a continuación la misma no será valorada por el suscrito por su infertilidad probatoria para el presente caso ,.. " en cuanto al análisis serológico realizado en evidencias recolectadas en la inspección ocular; análisis físico químico realizado en frotado de las regiones dorsal y palmar superior de ambas manos del cadáver el suscrito Juez dijo "......Y en cuanto al segundo de los análisis, se practicó en la victima […] la cual no aporta dato alguno en la forma en la cual fue asesinada....." Resumen clínico del expediente y Certificación Administrativa del expediente clínico se dijo por el Honorable Juez que los mismos han perdido utilidad en el presente proceso por lo cual han de prescindirse a ser valorados. De lo antes planteado se denota que el Juez Especializado de Sentencia de la Ciudad de Santa Ana olvido que la prueba a de valorarse en su conjunto por cuanto fue admitida para el debate, es decir, que está obligado todo funcionario judicial a realizar un análisis integral de los medios de prueba admitidos para el juicio y para el debate y no venir a la audiencia de vista pública a sostener que son documentos estériles o infértiles para el establecimiento de la verdad. Lo anterior determinada que dentro de la sentencia pronunciada en contra de mi defendido carece de Fundamentación Probatoria Descriptiva lo cual obliga al juez a señalar uno a uno cuales fueron los medios probatorios conocidos en el debate teniendo la obligación el Tribunal de expresar en la sentencia la Fundamentación Probatoria e intelectiva que es la apreciación de los medios de prueba y su vinculación con el resto de los elementos de juicio obtenido de otro medio de prueba de tal manera que si se omite el hecho histórico descriptivo de determinado medio de prueba existe falta de fundamentación fáctica lo que implica un defecto en el resumen o relación de prueba y su contenido. En lo que se refiere a testigo con régimen de protección clave "CR7' en la sentencia de mérito el señor Juez que conoció el presente proceso se limita única y exclusivamente a trasladar el interrogatorio al que fue sometido por parte de la representación fiscal de la defensa tanto pública como privada lo mismo realizo con relación al testigo de descargo y con los otros testigos presentados por la representación fiscal jamás dicho funcionario valoró los testimonios conforme a los principios de la sana critica, y una mala interpretación de la prueba Testimonial se observa para este defensor que dicho testigo nunca participó en el hechos que manifiesta conocer solo por dichos que le contaron uno de los que supuestamente iba a participar en el hechos, y que conoció algunos detalles por lo que los vecinos manifestaron de lo ocurrido; de allí por qué a preguntas formulada por mi persona en el interrogatorio este manifestó lo siguiente "... que con a Heriberto Eduardo V. A., y como a la una de la tarde llego a su casa el treinta de abril y le dijo que a pegar al "[…]" iban; que no observó el hecho. Y a preguntas de la Licenciada Katia Gudiel en lo esencial manifestó "que no vio quien le dio muerte al "[…]", es decir que este testigo a criterio de la defensa no merece credibilidad alguna y no debió de dársele valor probatorio a su deposición ya que deja duda sobre la participación de mi patrocinado en el hecho relacionado mas sin embargo el Juez Especializado de Sentencia de Santa Ana, manifiesta que "....la deposición de los testigos es coherente en si misma y guarda relación parcial" y en relación a la prueba testimonial dijo "....esta es unánime y conteste en hechos, tiempos, lugares y circunstancias relacionadas con el delito de mérito; por lo que no existe razón suficiente para excluir estos medios de prueba, sino por el contrario se complementan. Argumentando el suscrito Juez como conclusión que ".....esos sujetos el haber actuado en contra de la humanidad de la víctima hasta cegarle la vida; y unido lo anterior al resto de la prueba pericial y documental que se encuentra en el proceso; la falta de valoración de la prueba conforme a las reglas de la Sana Critica contempladas en el artículo 179, del Código Procesal Penal. Las reglas de la Sana Critica como sistema de valoración de la prueba, exige que el juez al momento de fundamentar el fallo, exprese los motivos por los cuales llego al convencimiento; el cumplimiento de tales principios no se plasman en la sentencia pronunciada en contra de mi patrocinado, por cuanto al hacer un análisis de la prueba Documental y Testimonial, aportada al juicio no se contempla la posibilidad de apreciar en cada uno de ellos los fundamentos de hecho y de derecho que sirvieron para instituir la convicción a que arribó dicho funcionario Judicial, ya que en el fallo aparecen pruebas relacionadas que sirvieron de base para establecer los hechos, pero no se consignan los motivos por los cuales se les otorga o se les resta valor a dichos medios de prueba, esto no forma parte de las reglas de valoración de la prueba, ya que la omisión en la valoración de la prueba constituye una forma de selección arbitraria del material probatorio, el cual afecta el principio de razón suficiente. A mi defendido se le condenó por el injusto penal de Homicidio Agravado, tomando como parámetro para establecer la participación delincuencial, la declaración del testigo "CR7', y la existencia del delito, con los diferentes medios de prueba documental y pericial, como por ejemplo el Dictamen de Autopsia, en todo caso debe de presumirse que así se hizo, por cuanto tampoco en la sentencia se menciona como es que se llega o se arriba al establecimiento de ese binomio procesal con forme a lo que establece el artículo 329 del Código Procesal Penal. Mas sin embargo al hacer un estudio sobre la Sentencia recurrida y la prueba desfilada en el juicio se puede concluir que la Sentencia carece de falta de fundamentación conforme lo normado en el artículo 144 del código Procesal Penal. Y carece de falta de valoración de la prueba conforme a las reglas de la Sana Critica regulada en el artículo 179, y 7 del mismo cuerpo Legal, ya que nunca en la misma se dijo por parte del suscrito Juez cual era el valor probatorio de cada prueba que desfilo en el juicio por lo tanto pido sea anulada la sentencia definitiva y se ordene la reposición del juicio…”.

    CONTESTACIÓN DEL RECURSO.

    El agente auxiliar del señor Fiscal General de la Republica licenciado LUIS MONTES PACHECO, contestó el recurso de apelación interpuesto por la licenciada KATIA LISSETE GUDIEL ESTRADA, y manifestó: “…en el recurso se transcribe lo que el testigo mencionó y lo que el juez resolvió de su lectura no se vislumbra contradicción claro está que el testigo no observó directamente los hechos y que el juez le da un valor probatorio testimonial indiciario que unido con el resto de elementos probatorios le llevó a concluir la comisión del hecho delictivo y la participación delictiva de cada uno de los señalados y reconocidos por fotografías incluyendo a MARVIN EDUARDO L. V. no descubre esta representación fiscal a que se refiere la defensa recurrente sin lograr aterrizar a que se refiere o en que fundamenta su motivo recursivo. Nunca señala elementos no valorados, no refiere contradicciones, no plantea hipótesis contrarias viables, no refiere cual es el agravio directo se limita a señalar que la condena limita la libertad ambulatoria de su defendido y que se valoró mal la prueba testimonial de cargo no vislumbra la representación fiscal la relevancia jurídica del motivo alegado desvirtuándola tal como se ha expuesto, por lo que no debe proceder la apelación por este motivo. El fallo al que arribó y la adecuación de la pena que realizó el señor Juez es apegada al ordenamiento jurídico producto de una correcta valoración de todos los elementos de prueba incorporados al juicio sin incurrir en errónea aplicación o inobservancia de los preceptos legales argumentados por la defensa por lo que solicito declaréis inadmisible el recurso de apelación de la sentencia de merito por no estar sustentado en motivos de derecho sino en aspectos de interpretación errónea de parte de la recurrente…”

    En relación a los otros dos recursos de apelación interpuestos, la Representación Fiscal no contestó los mismos, no obstante se le corrió oportuno traslado para hacerlo, según el auto de las diez horas del día dos de julio de dos mil catorce, que fue notificado, tal como se acredita a fs 60 del expediente administrativo.

    ANÁLISIS DE ADMISIBILIDAD:

    Tomando en consideración los requisitos de admisibilidad de los recursos de apelación contra las sentencias definitivas contenidos en los artículos 468 y siguientes del Código Procesal Penal, se debe realizar un examen preliminar de naturaleza formal, cuyo fin es determinar si al momento de la interposición de la alzada, se han observado los presupuestos que habilitan la admisibilidad del recurso o no.

    Específicamente, los artículos 452, 453 y 470 del Código Procesal Penal, establecen como requisitos formales de los recursos de apelación, los siguientes: a) Que sea interpuesto por escrito, dentro de los diez días hábiles después de la notificación de la sentencia; b) Que el recurso esté expresamente señalado por la ley; c) Que el recurrente esté facultado para impugnar la resolución, d) Que se citen de manera expresa cuales son las disposiciones legales que se consideran inobservadas o erróneamente aplicadas; e) Que se exprese concreta y separadamente cada motivo con sus respectivos fundamentos; f) que la resolución haya causado un perjuicio o agravio al recurrente; y g) Que se plantee la solución que se pretende.

    ANALISIS DE ADMISIBILIDAD DEL PRIMER RECURSO:

    Es así que se tiene que la sentencia condenatoria de fecha veintisiete de marzo de dos mil catorce, fue notificada a la licenciada KATYA LISSETE GUDIEL ESTRADA el día dieciséis de junio de dos mil catorce, asimismo consta que la referida defensora particular presentó recurso de apelación el día dieciocho de junio de dos mil catorce; por lo que en el caso de autos se interpuso el recurso dentro del plazo de diez días hábiles que establece el Art. 470 CPP para apelar, en ese sentido se interpuso en tiempo el referido recurso.

    Así mismo, la resolución consistente en sentencia definitiva es apelable según lo regulan los Arts. 468 y 469 del Código Procesal Penal, en relación con el Art. 19 de la Ley Contra el Crimen Organizado y Delitos de Realización Compleja.

    Por otra parte, es importante establecer que la licenciada Gudiel Estrada es parte en el presente proceso por lo que de acuerdo a lo establecido en el artículo 452 del Código Procesal Penal en relación con el referido artículo 19 de la Ley Contra el Crimen Organizado y Delitos de Realización Compleja, está facultada para recurrir en el presente proceso.

    Además el legislador exige que se expresen concreta y separadamente cada motivo con sus respectivos fundamentos, al respecto el recurrente señala que existe inobservancia de las reglas de la sana critica al valorar la prueba testimonial concretamente la declaración de clave “CR7” ya que a criterio de la defensa este no vió nada solamente le contaron acerca del hecho. Asimismo plantea la defensora que existe duda en lo manifestado por clave CR7 sobre las razones porqué el sujeto alias “[…]” llegó donde el criteriado “exclusivamente a contarle los detalles del homicidio”, porque el criteriado ya había entregado el arma de fuego que previamente le habían pedido, aunado a ello la recurrente plantea que el reconocimiento fotográfico realizado en esta causa es un “acto inicial de investigación” y no es suficiente, ya que no consta un reconocimiento de personas que es “plena prueba”.

    En ese sentido, la apelante señala que tales fallos influyeron en la sentencia y por ello esta le genera un agravio, porque al momento de emitir la decisión que ahora se impugna, la señora Juez emitió un fallo condenatorio valorando erróneamente la prueba producida en el juicio, se advierte que este motivo es admisible.

    Por otra parte el recurrente plantea en su parte petitoria como solución ante el yerro por él señalado que se anule la sentencia que se impugna y se ordene la reposición del juicio o en su defecto se pronuncie una sentencia definitiva absolutoria; al respecto es importante señalarle a la recurrente, que su petición no es congruente, pues de acuerdo a nuestra legislación el Art. 475 CPP establece “La apelación atribuye al tribunal, dentro de los límites de la pretensión, la facultad de examinar la resolución recurrida tanto en lo relativo a la valoración de la prueba como de la aplicación del derecho. Según corresponda puede confirmar, reformar, revocar o anular, total o parcialmente, la sentencia recurrida. En caso que proceda a revocarla resolverá directamente y pronunciará la sentencia que corresponda, enmendando la inobservancia o errónea aplicación de la ley. En caso de anulación total o parcial de la sentencia, ordenará la reposición del juicio por otro tribunal, salvo cuando la anulación se declare por falta de fundamentación, en cuyo caso corresponderá al mismo tribunal”.

    A la luz de dicho artículo queda claro que en caso de establecerse la inobservancia o errónea aplicación de un precepto legal, procede emitir una solución, planteando el recurrente para el caso en concreto dos supuestos diferentes, pues al “revocar” la sentencia procede dictar la sentencia que a derecho corresponda y en caso de “anulación” procede ordenar un nuevo juicio y por ende tiene lugar la figura del reenvío, entonces son pretensiones diferentes que no se seleccionan al azar, sino que dependiendo del caso se debe plantear uno u otro supuesto, por lo que se advierte al recurrente que hay que tener cuidado para futuros casos.

    Por otra parte la recurrente solicita se realice audiencia oral para la fundamentación verbal del recurso y ofrece la sentencia como “prueba”, de conformidad al Art. 470 CPP.

    En relación a ello el Art. 473 del mismo cuerpo normativo faculta a este tribunal para valorar la procedencia o no de dicha petición, es así que respecto de dicha petición analiza esta Cámara que la audiencia está prevista según el Art. 473 CPP en los casos que las partes hayan ofertado prueba y si el tribunal de segunda instancia la estima necesaria, no para “fundamentar” el recurso interpuesto, en ese sentido, se declara no ha lugar la realización de dicha audiencia por no cumplir los requisitos del Art. 473 CPP, además no es necesario ofertar la sentencia como prueba ya que esta consta agregada al expediente de la presente causa.

    En ese orden de ideas y según los Arts. 452, 453, 468, 469 y 470 todos del Código Procesal Penal, es procedente declarar en el fallo respectivo, la ADMISIBILIDAD del recurso.

    ANALISIS DE ADMISIBILIDAD DEL SEGUNDO RECURSO:

    Es así que se tiene que la sentencia condenatoria de fecha veintisiete de marzo de dos mil catorce, fue notificada al licenciado JAIME MAURICIO CORDOVA OLIVA el día dieciséis de junio de dos mil catorce, asimismo consta que el referido defensor particular presentó recurso de apelación el día uno de julio de dos mil catorce; por lo que en el caso de autos se interpuso el recurso dentro del plazo de diez días hábiles que establece el Art. 470 CPP para apelar, ya que el día diecisiete de junio de dos mil catorce no se cuenta dentro del plazo porque fue un día de asueto nacional por el Día del Padre, en ese sentido se interpuso en tiempo el referido recurso.

    Así mismo, la resolución consistente en sentencia definitiva es apelable según lo regulan los Arts. 468 y 469 del Código Procesal Penal, en relación con el Art. 19 de la Ley Contra el Crimen Organizado y Delitos de Realización Compleja.

    Por otra parte, es importante establecer que el referido defensor particular es parte en el presente proceso por lo que de acuerdo a lo establecido en el artículo 452 del Código Procesal Penal en relación con el referido artículo 19 de la Ley Contra el Crimen Organizado y Delitos de Realización Compleja, está facultado para recurrir en el presente proceso.

    Además el legislador exige que se expresen concreta y separadamente cada motivo con sus respectivos fundamentos, al respecto el recurrente señala que existe inobservancia de preceptos legales, de acuerdo al Art. 469 CPP, específicamente de los Arts. 1 y 4 del Código Penal, que se refieren a los principios de Legalidad y Responsabilidad; sin fundamentar porqué se ha inobservado el principio de legalidad del Art 1 C.Pn., por lo que no se admite dicho motivo; en cuanto a la inobservancia del Art. 4 C.Pn. fundamenta dicho motivo en que se ha condenado a su representado por responsabilidad objetiva lo cual está prohibido por la referida disposición ya que el imputado criteriado clave “CR7” realmente no vio el hecho, no es suficiente para arribar al fallo impugnado.

    En relación al vicio denunciado por el apelante, referido a la inobservancia por parte del juez de la prohibición de la aplicación de la responsabilidad objetiva establecida en el Art. 4 C.PN., vemos que el recurrente confunde la participación delincuencial con responsabilidad objetiva, por ello debemos partir de que la culpabilidad o declaratoria de responsabilidad penal con la consecuente imposición de penas únicamente procede ante conductas derivadas de dolo o imprudencia del sujeto activo y no solamente por el resultado generado, en ese sentido, el dolo se ve integrado por dos elementos, uno de carácter intelectual o cognoscitivo que implica el conocimiento de todas las circunstancias del hecho a realizar y el conocimiento de su resultado, por eso se dice que ese conocimiento debe ser efectivo y actual y no potencial es decir que se sabe sobre el hecho que se ejecuta, y el segundo elemento conformado por el aspecto volitivo o conativo es decir la voluntad de querer realizar la conducta prohibida por el tipo penal.

    En ese orden, si nos remitimos al Art. 4 C. Pn., se establece una contraposición entre la responsabilidad subjetiva y la responsabilidad objetiva, refiriéndose la primera a la culpabilidad del autor del acto penalmente relevante, a diferencia de la segunda que le hace responsable por la sola producción material del resultado, advirtiéndose una prohibición de imputación objetiva, ya que, como lo establece la doctrina, tal es el caso de Luis Rueda García y otros, en el Código Penal de El Salvador Comentado, Tomo 1, Pág. 31, únicamente en: "...la conducta en la que media dolo o imprudencia puede ser acreedora de la imposición de una pena; el sujeto no responde por la mera causación del resultado, lo que excluye de la represión penal las meras consecuencias fortuitas de su obrar o aquellos resultados que no estén causalmente relacionados con su comportamiento doloso o imprudente. Debe entenderse proscrito de la represión penal el que, aunque un sujeto tenga una conducta inicial ilícita, se haga responder de los resultados lesivos que sean fortuitos o imprevisibles, es decir aquellos en que no existe ningún tipo de culpa con respecto a la producción del resultado.

    Es así que este motivo alegado por el señor defensor aunque en el fondo ataca la valoración que realiza el señor Juez, lo cual es válido argumentarlo, analiza esta Cámara que la “responsabilidad objetiva” no guarda relación con el fundamento del señor Juez para condenar al imputado, ya que este analizó la prueba y la encontró suficiente para generarle certeza acerca de la participación de dicho incoado, en ese orden habría sido un argumento más congruente con la decisión tomada por el Juez, exponer que la prueba era insuficiente para acreditar la participación del incoado, que da lugar a dudas, que es prueba de referencia que no cumple con los requisitos, entre otros. En ese orden, a pesar de no ser el argumento más adecuado jurídicamente hablando, de una forma mínima cumple los requisitos para entrar a conocer del fondo de lo planteado por el recurrente por lo que se admitirá dicho motivo.

    Asimismo plantea el defensor particular como segundo motivo, que de acuerdo a la prueba se ha realizado una errónea tipificación de la conducta realizada por su defendido ya que esta a lo sumo puede adecuarse al tipo penal de encubrimiento.

    El apelante señala que tales fallos influyeron en la sentencia y por ello esta le genera un agravio, porque al momento de emitir la decisión que ahora se impugna, el señor Juez emitió un fallo condenatorio valorando erróneamente la prueba producida en el juicio.

    Por otra parte el recurrente plantea en su parte petitoria como solución ante el yerro por ello señalado que “se revoque la sentencia definitiva y se ordene la absolución del encartado”.

    En ese orden de ideas y según los Arts. 452, 453, 468, 469 y 470 todos del Código Procesal Penal, es procedente declarar en el fallo respectivo, la ADMISIBILIDAD del recurso.

    ANALISIS DE ADMISIBILIDAD DEL TERCER RECURSO:

    La sentencia condenatoria de fecha veintisiete de marzo de dos mil catorce, fue notificada al licenciado RONAL ENMANUEL REYES RODRIGUEZ el día dieciséis de junio de dos mil catorce, asimismo consta que el referido defensor particular presentó recurso de apelación el día uno de julio de dos mil catorce; por lo que en el caso de autos se interpuso el recurso dentro del plazo de diez días hábiles que establece el Art. 470 CPP para apelar, ya que como antes lo señalamos, el día diecisiete de junio de dos mil catorce no se cuenta dentro del plazo en razón que fue asueto nacional por el Día del Padre, en ese sentido se interpuso en tiempo el referido recurso.

    Así mismo, la resolución consistente en sentencia definitiva es apelable según lo regulan los Arts. 468 y 469 del Código Procesal Penal, en relación con el Art. 19 de la Ley Contra el Crimen Organizado y Delitos de Realización Compleja.

    Por otra parte, es importante establecer que el referido defensor particular es parte en el presente proceso por lo que de acuerdo a lo establecido en el artículo 452 del Código Procesal Penal en relación con el referido artículo 19 de la Ley Contra el Crimen Organizado y Delitos de Realización Compleja, está facultado para recurrir en el presente proceso.

    Además el legislador exige que se expresen concreta y separadamente cada motivo con sus respectivos fundamentos, al respecto el recurrente como primer motivo señala que existe falta de fundamentación de la sentencia en la medida que las pruebas consistentes en autopsia, análisis serológico, partida de defunción, Resumen clínico del expediente y Certificación Administrativa del expediente clínico, reconocimientos de personas, álbum fotográfico y croquis de ubicación, no fueron valoradas por el señor Juez, además plantea como segundo motivo que no se encuentra fundamentación en la sentencia que condena a su defendido, asimismo como tercer motivo alega que existe inobservancia de las reglas de la sana critica en la medida que la prueba testimonial concretamente el imputado criteriado clave “CR7” no observó el momento en el cual se cometió el homicidio y no le consta el hecho, por lo que no se debió condenar a su representado por el delito de HOMICIDIO AGRAVADO.

    El apelante señala que tales fallos influyeron en la sentencia y por ello esta le genera un agravio, porque al momento de emitir la decisión que ahora se impugna, el señor Juez emitió un fallo condenatorio valorando erróneamente la prueba producida en el juicio.

    Por otra parte el recurrente plantea en su parte petitoria como solución ante el yerro señalado que “se revoque la sentencia definitiva y se ordene la absolución del encartado”.

    En ese orden de ideas y según los Arts. 452, 453, 468, 469 y 470 todos del Código Procesal Penal, es procedente declarar en el fallo respectivo, la ADMISIBILIDAD del recurso.



    FUNDAMENTACION DESCRIPTIVA

    TESTIGOS DE CARGO.




      1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

    Similar:

    Cámara especializada de lo penal; San Salvador a las ocho horas y nueve minutos del día veintinueve de agosto del año dos mil catorce iconInc-250-251-ape-2014 CÁmara especializada de lo penal
    ...
    Cámara especializada de lo penal; San Salvador a las ocho horas y nueve minutos del día veintinueve de agosto del año dos mil catorce icon279-cas-2006 sala de lo penal de la corte suprema de justicia
    Sala de lo penal de la corte suprema de justicia: San Salvador, a las nueve horas y cuarenta minutos del día catorce de diciembre...
    Cámara especializada de lo penal; San Salvador a las ocho horas y nueve minutos del día veintinueve de agosto del año dos mil catorce iconTribunal de sentencia, san francisco gotera, departamento de morazan, a las ocho horas con treinta minutos del día catorce de Mayo del año dos mil siete
    Tribunal de sentencia, san francisco gotera, departamento de morazáN: a las ocho horas con cincuenta minutos del día catorce de febrero...
    Cámara especializada de lo penal; San Salvador a las ocho horas y nueve minutos del día veintinueve de agosto del año dos mil catorce icon149C2018 sala de lo penal de la corte suprema de justicia
    Sala de lo penal de la corte suprema de justicia: San Salvador, a las ocho horas y doce minutos del día veintiocho de junio de dos...
    Cámara especializada de lo penal; San Salvador a las ocho horas y nueve minutos del día veintinueve de agosto del año dos mil catorce iconActa 28-14 Sesión Ordinaria número veintiocho dos mil catorce del día lunes veintiocho de julio del dos mil catorce. Inicio de la sesión a las diecisiete horas con veintidós minutos en el Colegio de Periodistas. Presentes
    Sesión Ordinaria número veintiocho dos mil catorce del día lunes veintiocho de julio del dos mil catorce. Inicio de la sesión a las...
    Cámara especializada de lo penal; San Salvador a las ocho horas y nueve minutos del día veintinueve de agosto del año dos mil catorce iconEstados Unidos Mexicanos
    Procuración, frente a ranferi villanueva naranjo, mandándose anunciar Primera Almoneda Judicial, señalándose las 14: 00 catorce horas...
    Cámara especializada de lo penal; San Salvador a las ocho horas y nueve minutos del día veintinueve de agosto del año dos mil catorce icon291-a-2003 sala de lo contencioso administrativo de la corte suprema de justicia
    Sala de lo contencioso administrativo de la corte suprema de justicia: San Salvador, a las catorce horas del día seis de octubre...
    Cámara especializada de lo penal; San Salvador a las ocho horas y nueve minutos del día veintinueve de agosto del año dos mil catorce iconActa número cuarenta y nueve de la sesión ordinaria celebrada el día veintisiete de enero de dos mil diecisiete a las once horas con veintinueve minutos, en el Salón de Sesiones de Palacio Municipal
    Preside la sesión el ingeniero Enrique Alfaro Ramírez, Presidente Municipal y la Secretaría General está a cargo del licenciado Juan...
    Cámara especializada de lo penal; San Salvador a las ocho horas y nueve minutos del día veintinueve de agosto del año dos mil catorce iconTribunal Primero de Sentencia, San Salvador
    Tribunal Primero de Sentencia, San Salvador, a las quince horas con treinta minutos del trece de diciembre de dos mil diecisiete
    Cámara especializada de lo penal; San Salvador a las ocho horas y nueve minutos del día veintinueve de agosto del año dos mil catorce iconSentencia N° 131 2004
    ...

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    Cámara especializada de lo penal; San Salvador a las ocho horas y nueve minutos del día veintinueve de agosto del año dos mil catorce

    Descargar 178.83 Kb.