Descargar 124.64 Kb.


Página1/2
Fecha de conversión11.04.2018
Tamaño124.64 Kb.

Descargar 124.64 Kb.

China: su crecimiento y sus perspectivas


  1   2

CHINA: SU CRECIMIENTO Y SUS PERSPECTIVAS.


por
Alfredo Martín Navarro
1. Introducción
En este trabajo me propongo analizar las razones por las que China creció a tasas sorprendentemente altas y hacer algunas reflexiones que nos ayuden a analizar cuáles son las perspectivas de su crecimiento en los años futuros.1

Después de 1978 las reformas de Deng Xiaoping transformaron China en unos pocos años, la sacaron del atraso y la pobreza para lanzarla al crecimiento económico, de la misma manera que otros países asiáticos, como los llamados tigres asiáticos (Corea, Taiwan, Singapur y Hong Kong), habían logrado anteriormente.

Pero existe una diferencia muy importante con estos países. Es el tamaño de China, que con sus 1,37 millones de habitantes, tiene alrededor del 20% de la población mundial, concentrada en uno de los territorios más extensos. Eso hace que lo que suceda en China afecte al resto de mundo, tanto por su peso económico, como por su importancia en el equilibrio de poder, sobre todo después de la desintegración de la Unión Soviética en 1989.

En el punto siguiente analizamos lo que sucedió en China antes de las reformas posteriores a Mao Zedong, especialmente los hechos acaecidos a partir de mediados del siglo XIX, cuando se produjo la apertura forzada de su economía y las agresiones sufridas por ese país hasta 1949, año en que se instaló el gobierno comunista y las reformas que aplicó. Luego, en el punto tercero analizaremos las reformas de Deng Xiaoping y sus efectos sobre el crecimiento, asi como su integración a la economía mundial, que implicó una doble y positiva invasión de China por los capitales y las empresas extranjeros, y del resto del mundo por el ingreso de toda clase de bienes producidos por la industria liviana de baja calidad en un principio, pero que ha progresado notablemente tanto en calidad como en la tecnología incorporada con posterioridad. En el punto cuarto nos referimos a la evolución posterior a 1989, cuando Deng se retiró, y la gestión de los tres jefes de gobierno que lo sucedieron, y en el quinto hacemos algunas reflexiones para que nos ayuden a pensar sobre los caminos alternativos que puede transitar la economía de China en el futuro y su relevancia para el resto del mundo. Por último hacemos algunas reflexiones finales.


2. Los antecedentes históricos
2.1. El principio
China tiene una historia milenaria y se organizó como país antes que las naciones europeas. El Producto Bruto Interno por habitante (PBI/h) de China era en el año 1000, de acuerdo a las estimaciones de Madisson (2010), un 12,5% mayor que el de Europa, y así se mantuvo hasta el siglo XVI, cuando dejó de crecer y no quiso o no pudo producir los cambios necesarios para incorporar los progresos tecnológicos que se generaron en Europa a partir del Renacimiento, como consecuencia del progreso de la ciencia. Esta situación duró hasta que en 1978 ocurrió un fenómeno sin precedentes: la economía que hoy está cerca de ser la más grande del mundo tuvo la explosión de crecimiento que conocemos.

Durante los siglos VI y VII habían construido el Gran Canal, que permitía la comunicación de Shanghai con Beijing, y complementaba las vías naturales de transporte que eran los ríos Yangtsé y Amarillo que corren de oeste a este, mientras que el canal lo hace de sur a norte. Esto permitió que el país se integrara y que durante la dinastía Ming (1368-1644) ya se unificara todo el centro-sur de la China actual, y que durante la dinastía Qing (1644-1911) se incorporaran Tibet, Xinjiang, Mongolia y Manchuria. Es decir que hace ya varios siglos que China tiene más o menos definidos sus límites y ha sido un país unificado, a pesar de las agresiones que ha recibido, sobre todo a partir de mediados del siglo XIX.

Antes de su relativo estancamiento, China incorporó tres avances tecnológicos muy importantes: la imprenta, la pólvora y la brújula, que permitieron la difusión de los conocimientos de todo tipo, cambiaron la forma de combatir y facilitaron enormemente la navegación. Tenían además una organización avanzada del Estado, donde sus funcionaros se incorporaban mediante concursos, lo que evitaba la instalación de burocracias hereditarias ineficientes.

China tuvo hasta el siglo XVI un desarrollo del tipo que describe Adam Smith en La Riqueza de las Naciones, basado en la extensión del mercado y la especialización. La primera de las condiciones citadas surge del tamaño de la población de China, que siempre superó el 23% de la población mundial y estuvo relativamente integrada, con un importante comercio interno e inter-asiático, lo que permitió un alto grado de especialización y división del trabajo. Pero, por otra parte no desarrolló la ciencia y por ende la tecnología, componente fundamental de los modelos de crecimiento modernos, lo que hizo que el suyo se debilitara y su PBI/h, comparado con el de los países europeos, fuera cada vez menor. Siempre según Madisson,2 en 1600 el PBI/h de China era el 67,1% del de Europa; en 1700 el 58,6%; y en 1870 de solo el 26,8%. Por qué sucedió eso es algo que no está claro y existe un largo debate sobre este tema (ver Brandt et al., 2014). En la tabla I se puede ver el nivel de PBI/h de China y otros cuatro países a lo largo del período comprendido entre el comienzo de la era cristiana y 1820.


2.2 Más de un siglo de retroceso
China sufrió un golpe tras otro en el período que transcurrido entre 1840, cuando comenzó la primera guerra del opio, y 1976, año de la muerte de Mao Zedong. Es difícil encontrar otro país que haya tenido un período tan largo de calamidades de todo tipo.

Los europeos compraban en China seda, especies, té y porcelana entre otros bienes, y les pagaban con plata y productos industriales, pero como compraban más de lo que vendían comenzaron a venderles opio que traían de la India y de Turquía. Como los chinos se resistían a que su pueblo fuera envenenado con esa droga, los británicos los atacaron y los obligaron a cederles Hong Kong, a abrir más puertos y a tolerar el comercio de opio. Terminó así, en 1842 la primera guerra del opio, que había comenzado en 1839. Pocos años después, en 1856, comenzó la segunda guerra del opio, que duró hasta 1860, con el pretexto de que había sido hundido un barco pirata que tenía registro en Hong Kong. Los ingleses pedían que se legalizara el comercio de opio y franquicias comerciales y fiscales de todo tipo, así como que se permitieran radicar embajadas de los países europeos en Beijin. Como los chinos se negaron, volvieron a atacarlos, y llegaron a invadir la capital china, destruyendo palacios imperiales y cometiendo todo tipo de abusos. La guerra terminó con la obtención de distintas ventajas para Gran Bretaña, Rusia, Francia y Estados Unidos, que lograron que les permitieran tener embajadas en Pekín, que se abrieran más puertos al comercio, la libre navegación del río Yangtsé, indemnizaciones en plata, mientras que Rusia se apoderó de la zona donde luego fundaron Vladivostok. Lo más grave de todo, sometieron a China a una terrible humillación, que la desestabilizó internamente.

Entre 1851 y 1864, tuvo lugar una guerra civil entre un grupo de fanáticos religiosos que cuestionaban a la dinastía Qing por haber cedido ante los europeos y no haber defendido el país adecuadamente.3 Se la conoce como la rebelión de Taiping y provocó la muerte de entre 20 y 50 millones de personas.

Entre 1894 y 1895, los chinos entraron en guerra con los japoneses por primera vez. Japón se había desarrollado notablemente en la segunda mitad del siglo XIX y quería tener colonias como los países occidentales, por lo que invadió Corea, desplazando a los chinos que habían ejercido allí una especie de protectorado. Los chinos fueron nuevamente derrotados y sometidos a condiciones desfavorables en el tratado de paz que se celebró en 1985, por el que cedieron a Japón la isla de Taiwán.

Todas estas derrotas y humillaciones prepararon el terreno para la caída de la monarquía y en 1912, tras una breve revolución, se instaló en el poder el primer presidente de China, Sun Yat-sen, fundador del Kuomintang, a quien sucedió Chiang-Kai-shek, que se enfrentó con el comunismo por una parte y con los japoneses por la otra. Estos últimos se apoderaron de Manchuria en 1931 e invadieron la parte este de China a partir de 1937 y hasta que terminó la Segunda Guerra Mundial, en 1945. Los japoneses fueron tremendamente crueles: asesinaron a 7 millones de soldados y aproximadamente 25 millones de civiles.

Los hechos relatados explican la actitud de Mao, que aisló a China del resto del mundo, al menos desde 1949 hasta 1971, y recién trató de recomponer sus relaciones con los países occidentales cuando, a fines de la década de los años sesenta temió una invasión por parte de la Unión Soviética.





AÑO

China

USA

UK

India

Japón

1

450

400

400

450

450

1000

450

400

400

450

425

1500

600

400

714

550

500

1600

600

400

974

550

520

1700

600

527

1250

550

570

1820

600

1257

1706

533

669

Tabla I.: Evolución del PBI/h de China y USA, UK, India y Japón desde el comienzo de la era cristiana hasta 1820, según Madisson, expresados en dólares G-K de 1990.


2.3. El gobierno de Mao
Después la guerra, Chiang-Kai-shek logró instalarse en el poder, pero en 1947

comenzó la guerra civil que llevó al poder a Mao Zedong. Chiang se retiró a la isla de Taiwán, que China había recuperado de los japoneses en 1945, luego de que estos la hubieran invadido durante la guerra de 1894-1895.

Mao4 había nacido en 1893 en la provincia de Hunan, en un hogar de agricultores que estaban en una buena posición. Comenzó a trabajar a los 13 años con sus padres y luego estudió magisterio, estuvo un año en el ejército nacionalista y volvió a Hunan para ser director de una escuela. Luego consiguió un cargo de bibliotecario en la Universidad de Pekín, donde leyó a Bakunin y a Proptokin, y en 1921 participó en la creación del Partido Comunista Chino. En 1923, los comunistas se unieron a los nacionalistas, pero enseguida se separaron e iniciaron una revolución reprimida, lo que los obligó a retirarse a las montañas de Jianxi, donde iniciaron una guerra de guerrillas y ocuparon algunas ciudades. En 1930 los nacionalistas mataron a su primera esposa. Cuando los japoneses tomaron Manchuria volvieron a unirse con los nacionalistas de Chiang y lucharon contra ellos hasta 1945. En 1947 se sublevaron nuevamente y en 1949 llegaron al poder, que Mao mantuvo hasta su muerte en 1976. Durante los primeros años de su gobierno logró, la reunificación de China y recuperó todos los territorios que había tenido en la dinastía Qing, con excepción de Taiwán y Corea.

Aplicó la teoría marxista-leninista pero en lugar de basarse en el proletariado industrial, dado el carácter rural de China en esa época, comenzó por transformar la organización de los trabajadores del campo. Expropió la tierra y aplicó el sistema de granjas colectivas. Durante su gobierno, sobretodo en los primeros años, tuvo algunos éxitos, al incrementar la alfabetización del 15 al 80% de la población, se redujo notablemente la mortalidad infantil y la esperanza media de vida subió de 32 a 65 años.

Uno de los mayores errores de Mao fue su fallido intento de producir un crecimiento rápido de la economía mediante lo que se llamó el Gran Salto Adelante que comenzó en 1958, fijando metas inalcanzables de producción que provocaron todo tipo de distorsiones y terminaron en una hambruna que ocasionó una enorme cantidad de muertes por inanición. Se han realizado las estimaciones más dispares, pero se estima que murieron alrededor de 30 millones de personas.5 Esto generó descontento y críticas por parte de algunos miembros del Partido, lo que lo llevó, en 1966, a organizar la denominada Revolución Cultural, que consistía en que tribunales formados por jovencitos juzgaran a los dirigentes y si los encontraban con principios burgueses los enviaran a realizar trabajos manuales para su reeducación, mediante la lectura de las obras de Mao. Fue de esta manera que Deng Xiaoping y Liu Shaoki fueron retirados de sus cargos y confinados primero en prisión domiciliaria y luego enviados a trabajar a una fábrica de tractores. Uno de los que había aconsejado a Mao en este período fue Lin Biao, comandante del ejército, que en 1970 intentó un golpe de Estado, pero fue descubierto. Cuando trataba de huir a la Unión Soviética su avión se estrelló en Manchuria en circunstancias poco claras, donde murió con su familia y algunos colaboradores. A partir de ese momento Mao volvió a llamar a algunos de los que habían sido despedidos durante la Revolución Cultural, haciendo responsable de esos errores a Lin Biao.

A partir de 1970 comenzaron las tensiones con la Unión Soviética, lo que lo llevó a China a acercarse a los países no comunistas en busca de apoyo, especialmente a Estados Unidos. Kissinger inició sus conversaciones con Chou En Lai, que culminaron con la visita de Nixon a China en 1972. Este hecho dio comienzo a una etapa de complementación entre ambos países no exenta de tensiones, sobre todo por la pretensión de China de reincorporar a su territorio a la isla de Taiwán, donde se había refugiado Chiang en 1949 y que había tenido un excelente desempeño económico, apoyada por Estados Unidos, tanto económica como militarmente.

En 1976 falleció Mao y lo sucedió Hua Goufeng por un breve período, pero ya la influencia de Deng era imparable, y llegó al poder en 1977 para comenzar la reforma más importante de la historia de la China moderna.
3. Las reformas de Deng
El legado de Mao, con todos los errores y disparates que implicaron el Gran Salto Adelante y la Revolución Cultural dejó dos cosas que ayudaron al crecimiento posterior y permitieron que las reformas de Deng fueran exitosas. Por una parte, la apertura al mundo occidental, generada por el temor a una invasión de la Unión Soviética, y por la otra, la alta tasa de inversión respecto del PBI, que permitió salir del círculo vicioso de la pobreza,6 ya que posibilitó que se contara con los medios para financiar las obras de infraestructura necesarias para el desarrollo. En las figuras 1 y 2 puede verse la alta tasa de ahorro de la economía china, a pesar de lo reducido del PBI/h en comparación con los otros países.


PERIODO


PBI/h

TASA PROMEDIO DE CRECIMIENTO

1950-1960

662

3,98

1960-1970

778

1,63

1970-1980

1061

3,15

1980-1990

1871

5,84

1990-2000

3421

6,03

2000-2010

8032

8,91

Tabla II.: PBI/h de China (el valor que aparece en la segunda columna de la tabla corresponde al último año del período) y la tasa de crecimiento anual promedio de cada década Los datos están expresados en dólares G-K de 1990. Fuente: Madisson (2010).





Figura 1: Cociente de la Inversión Bruta Fija y el PBI de cada uno de los países, expresado en porcentajes. Fuente: Base de datos del FMI.


Figura 2: Cociente de la Inversión Bruta Fija y el PBI de cada uno de los países, expresado en porcentajes. Fuente: Base de datos del FMI.


Deng fue el artífice de las transformaciones que llevaron a China al progreso que su economía experimentó después de 1978. El ambiente era propicio para que las reformas fueran aceptadas. Los países cercanos a China estaban creciendo a tasas muy elevadas, como puede verse en la tabla II y en la figura 3, y si China no cambiaba de rumbo podía ser arrasada por su principal enemigo de aquella época, la Unión Soviética.

Figura 3: Evolución de la tasa de crecimiento del PBI/h de China comparada con la de los llamados Tigres Asiáticos (Singapur, Taiwán, Hong Kong y Corea), y Japón, durante el período 1961-2014, según datos de Madisson, expresados en dólares G-K de 1990 hasta el año 2010 y del FMI para el período 2011-14. Los datos de Taiwán posteriores al año 2010 fueron tomados del servicio estadístico de ese país. Las series fueron filtradas con el filtro de Hodrick-Prescott con los parámetros habituales.


Deng había vivido en Moscú, mientras realizaba sus estudios universitarios, durante los primeros años de la década de 1920. En ese tiempo la economía soviética se encontraba en crisis, y las medidas de los bolcheviques por una parte, y la guerra civil por la otra, habían creado una situación insostenible. Para salir de esa situación aplicaron lo que se conoce como Nueva Política Económica, que consistió en liberalizar algunos sectores de la economía y recurrir a la ayuda de los capitales extranjeros.

Deng vivió ese proceso, y es muy posible que esa experiencia le haya servido para diseñar las reformas que iba a implementar en China.


3.1 La apertura de Guangdong y Fujian
Los chinos trataban por todos los medios de huir a Hong Kong, donde las condiciones de vida y los salarios eran muy superiores. Algunos tenían éxito y mejoraban su existencia en poco tiempo pero otros eran detenidos y encarcelados. Deng entendió que la forma de eliminar el problema era generar los incentivos para que los chinos dejaran de querer emigrar. Comenzó tímidamente permitiendo la instalación de complejos agrarios cercanos a Hong Kong que exportaban frutas y verduras. Pero poco tiempo después, en 1979, accedió a que extranjeros instalaran fábricas en las provincias de Guangdong y Fujian, que rodean a Hong Kong. Fue una decisión radical de Deng, ya que se apartó de todas las normas de la economía comunista y creó un sistema de libertad económica. Allí permitió que capitales extranjeros establecieran fábricas de industria liviana, especialmente textiles y de productos relacionados con la indumentaria, y se les obligaba a exportar toda su producción. A los pocos años comenzó el contrabando de esos productos al continente, donde esos bienes tenían un precio hasta tres veces mayor que en el exterior, dada la novedad de los productos occidentales para los chinos, que deseaban cambiar su vestimenta otra más elegante.

Estos empresarios trajeron sus capitales, y además, métodos de organización empresaria y tecnología mucho más avanzadas que los prevalecían en la región. Dado que los salarios reales en China eran muy inferiores a los de los países desarrollados, los productos chinos comenzaron a penetrar en todos los mercados del mundo.7

La mano de obra que utilizaban las nuevas fábricas era provista por el gobierno, con quien se pactaba la cantidad, el sexo y el ritmo de incorporación. Eran transportados desde el interior en camiones abiertos, con su certificado de salud y una visa de trabajo de dos años de duración. La empresa debía darles alimentación, dormitorios y asistencia médica. Cumplido el plazo volvían a sus lugares de origen con la casi totalidad de lo que habían cobrado, pues tenían poca oportunidad de gastar sus ingresos, y con esos fondos estaban en condiciones de montar un quiosco o un emprendimiento similar. En 1992 (ver Koppany, 2008), los salarios en Guangdong eran de aproximadamente 60 dólares mensuales por una jornada laboral de 72 horas semanales. En la actualidad, los salarios han crecido a unos 600 dólares mensuales, generalmente divididos entre lo que percibe el trabajador, el equivalente a unos 300 dólares, y el costo de su alojamiento y alimentación, que suma una cifra similar. Los 60 dólares de 1992 equivalen a unos 100 dólares corrientes de la actualidad,8 lo que implica que los salarios reales han crecido a una tasa anual promedio del 8,4 % en ese período. Si lo comparamos con los salarios actuales en los países desarrollados, vemos que en Estados Unidos son entre 8 y 10 veces mayores, y en Europa son aún más elevados. Quedaría, por lo tanto, margen para que las industrias chinas sigan creciendo, en la medida en que cuenten con mercados para colocar sus productos.9

Las exportaciones de Guangdong crecieron 100 veces, llegando a un millón de millones de dólares. Se construyeron viviendas, hoteles, centros comerciales, autopistas, vías férreas y aeropuertos, y nacieron enormes ciudades, como Shenzhen, que en 1978 tenía 20000 habitantes y ahora supera los 12 millones. Se desarrollaron el turismo, las finanzas y la agricultura.

Dos circunstancias ayudaron a este crecimiento exponencial: por una parte, Hong Kong sirvió de puerta de entrada a los capitales extranjeros, y Guangdong contó con una oferta hasta ahora ilimitada de mano de obra, lo que aseguró salarios reales mucho menores que los de los países desarrollados. Esas personas que se trasladaron a la zona de Guangdong cuando regresaron a sus lugares de origen fueron también un factor de progreso, ya que conocieron y apreciaron la vida de una zona más desarrollada, y se acostumbraron a usar un teléfono celular, un lavarropas o una computadora, y a trabajar de forma ordenada y disciplinada.10 En 1983 se liberaron los precios de los alimentos, que en un principio crecieron mucho, pero luego, al reaccionar la oferta ante el incentivo de precios más altos, volvieron a bajar.
3.2 Reformas en el sector agrario
En 1978 no tenían granos suficientes y consideraron que habían dado demasiado impulso a la industria. Pensaron en un crecimiento más balanceado y trataron de mejorar el sector rural, que en 1955 había sido transformado mediante la expropiación de la tierra y la creación de granjas colectivas. Mao pensaba11 que los campesinos debían ser el fundamento del sistema comunista que estaba tratando de imponer, y no el proletariado industrial como los marxistas ortodoxos de la Unión Soviética, tal vez porque en la China de principio de los años cincuenta no había proletariado industrial.

No fue tarea fácil, porque liberalizar la producción agropecuaria desarmando las cooperativas y configurar la producción sobre la base de las familias era contrariar uno de los principios básicos del comunismo chino, y había muchos intereses creados para que no se avanzara en esa dirección, porque los funcionarios del Partido Comunista que manejaban las cooperativas no querían perder sus privilegios.

Deng actuó con astucia y comenzó tímidamente la reforma, aplicándola al principio en la provincia de Anhui, que es una región muy pobre al oeste de Shanghai, en la que durante las hambrunas del Gran Salto Adelante habían muerto de inanición entre 3 y 4 millones de personas.

Desarmaron las cooperativas, y en 1982 el 98% de la tierra estaba en manos de las familias, lo que hizo que la producción de granos creciera, entre 1977 y 1984, de 300 a 400 millones de toneladas y el consumo, de 195 kg por habitante y por año, a 250 kg. Los campesinos pagaban al gobierno una determinada cantidad de granos en concepto de arrendamiento y eran libres de vender el resto por su cuenta.

El gobierno les provee de ciertos servicios, como la cosecha y otros trabajos que requieren extensiones importantes para su uso eficiente.

Como liberaron los precios, se produjeron alzas importantes, por lo que susbsidiaron un tiempo el consumo de las ciudades, y en 1989 eliminaron el racionamiento.

Se empezó a producir tabaco, y sobre todo algodón, que era necesario para el desarrollo de la industria textil que estaba creciendo. En 1981, China era el cuarto importador de algodón en el mundo, y pasó a ser exportador en 1985.

Las reformas fueron exitosas. Los campesinos mejoraron mucho su ingreso, y los habitantes de las ciudades tuvieron acceso a alimentos de mejor calidad y menor precio, lo que hizo que este sistema se extendiera al resto del país sin resistencias.


3.3 Apertura al exterior
Una de las medidas acertadas de Deng fue promover los viajes al exterior de centenares de funcionarios chinos, que pudieron ver con sus propios ojos los resultados que habían obtenido los países occidentales. Eso los deslumbró y los predispuso para incorporar la forma de trabajar de esos países, lo que fue paulatinamente convenciendo a los jerarcas del Partido de que no había otra alternativa, si China quería progresar, que abrir sus fronteras a los extranjeros, para que trajeran sus conocimientos y sus capitales, y compraran los productos de la incipiente industria liviana que estaban desarrollando.

Además permitió que una gran cantidad de jóvenes chinos fueran a estudiar a universidades extranjeras, y si bien no todos regresaron, los que lo hicieron produjeron un crecimiento sustancial en el desarrollo de la ciencia y la tecnología. Cuando se reiniciaron las negociaciones con los Estados Unidos en 1978 se acordaron facilidades a los estudiantes chinos para que concurrieran a sus universidades, y en los cinco años posteriores al acuerdo, unos 19000 jóvenes cursaban estudios en Estados Unidos.

También se rehabilitó a numerosos científicos que habían sido denigrados y confinados durante la Revolución Cultural.

Por otra parte, tuvieron un manejo inteligente de la política exterior. Negociaron con los ingleses la devolución de Hong Kong, que se produjo de acuerdo al principio de una nación, dos sistema, sin inconvenientes. Las relaciones chino-japonesas estaban rotas desde la guerra, en la que los japoneses habían tenido un comportamiento muy cruel, pero en 1978, apremiado por la amenaza de la Unión Soviética y de Vietnam, Deng visitó Japón, rehabilitó las relaciones entre los dos países, logró así una reconciliación con quienes habían combatido muy duramente, lo que abrió las puertas a la entrada de capitales japoneses. También en 1978 se acentuaron los lazos con Estados Unidos, y si bien siguieron reclamando la incorporación de Taiwán,12 han mantenido un razonable statu quo y han recibido una corriente muy importante de capitales taiwaneses. En enero de 1979, viajó a Estados Unidos y ambos países llegaron a un acuerdo sobre la cuestión de Taiwán, restableciendo plenamente las relaciones diplomáticas.

3.4. Empresas municipales y privadas
Durante el gobierno de Mao, todas las pequeñas empresas, hasta los taxis, pertenecían al gobierno y eran dirigidas por funcionarios del Partido, con una gestión centralizada.

Progresivamente, esas empresas fueron descentralizadas y pasaron a depender de los municipios y de las villas, con una gestión mucho más eficiente.

Por otra parte, en 1979 existía un problema generalizado de desempleo, lo que impulsó a Deng a permitir la creación de empresas familiares (pequeños negocios, talleres de reparación, fabricación de artesanías, puestos de verduras y comestibles, bicicleterías

etc.). Posteriormente les permitieron contratar empleados, hasta un máximo de siete.13

En 1987 se derogó esa norma y se eliminaron los límites.
4 Después de Deng
Los resultados fueron espectaculares. En 1950 el PBI/h de China era solamente del 4.68% del PBI/h de Estados Unidos, mientras que en 2010 ya alcanzaba al 26.34%.

Su tasa de crecimiento superó, después de 1978, a la de Japón y a los llamados Tigres Asiáticos, que habían crecido muy fuertemente sobretodo antes de 1978.

Pero durante 1989, un poco antes del colapso de la Unión Soviética, comenzaron a producirse protestas en las principales ciudades de China, pero especialmente en Beijing.

El gobierno chino temió que las protestas terminaran en una guerra civil y actuaron con gran violencia sobre los manifestantes, sobre todo sobre los que ocupaban la Plaza Tiananmen, en la capital de China, donde reprimieron con tanques y provocaron la muerte de un gran número de personas. Eso movió a Deng a dar un paso al costado en 1989, aunque continuó defendiendo sus reformas hasta 1992, año en el que falleció. Su sucesor fue Jiang Zemin, que estuvo en el gobierno hasta 1997 y heredó una situación internacional muy comprometida, ya que los países occidentales sancionaron a China por lo que se entendía un acto violatorio de las garantías individuales.14

Fue sucedido por Hu Jintao, nacido en 1942, con lo que es el primer presidente que no estuvo en la guerra civil de 1947. Mantuvo un férreo control político y trató de imponer sus ideas sobre la sociedad armoniosa en la que debía reinar la solidaridad y la ausencia de conflictos.

Xi Jinping, nacido en 1953, es el actual presidente, quien asumió en el año 2013 y está actualmente en funciones. Como sus antecesores, es hijo de familias que fueron perseguidas durante la Revolución Cultural. Tienen una característica común: los tres estudiaron ingeniería, ejercieron el poder con dureza y trataron de que el Partido dejara del ser un


Catálogo: Papers
Papers -> Brasil en un mundo de crisis
Papers -> Cincuenta años de economia y cincuenta años de vida de la asociacion argentina de economia politica (aaep)
Papers -> Paper … y la batalla de la triple a la guerra de las divisas
Papers -> Paper El abandono del progreso (posibilidades económicas para nuestros nietos) El peligroso sendero del año 2017 (al borde del abismo), puede hacer bueno al 2016
Papers -> Conflicto de racionalidades: el caso del proyecto de hidroaysén en la patagonia chilena
Papers -> Tendencias del pasado en la economía actual
Papers -> La crisis permanente de las clases populares: condiciones de trabajo y vida en la vega media del río segura (murcia)
Papers -> Paper La crisis del empleo de los jóvenes (una generación -tal vez, dos- entre paréntesis) Parte I
Papers -> Prensa deportiva y economía política: la evolucion historica del diario marca
Papers -> Paper Crítica a la opinión de Krugman y Stiglitz, sobre la reestructuración o el impago de la deuda griega (III round), generada o agravada por el gobierno de Syriza
  1   2

Similar:

China: su crecimiento y sus perspectivas iconEconomía china lucha por mantener crecimiento estable
Algunos expertos son prudentemente optimistas acerca de ciertas perspectivas para la economía china, aunque otros han expresado sus...
China: su crecimiento y sus perspectivas iconVi. Perspectivas económicas para 2015 y 2016 Perspectivas Económicas provisionales (ocde)
De publicó sus “Perspectivas Económicas provisionales1”. De conformidad con el documento, se señala que lograr un sólido crecimiento...
China: su crecimiento y sus perspectivas iconTransformación Estructural y Perspectivas de la Relación Sino-latinoamericana”
Vi foro Académico de Alto Nivel China-América Latina & Conferencia Académica de la Asociación China de Estudios Latinoamericanos
China: su crecimiento y sus perspectivas iconLas perspectivas del crecimiento económico mundial y español, analizadas en la IV conferencia Word klems, proyecto que cuenta con la participación del Ivie
Más de 80 investigadores de todo el mundo analizarán los factores, evolución y perspectivas del incremento de la productividad como...
China: su crecimiento y sus perspectivas iconCrecimiento azul: la Comisión presenta perspectivas de crecimiento sostenible en los sectores marino y marítimo

China: su crecimiento y sus perspectivas icon“made in china”
Durante los últimos años, el crecimiento económico de China ha sido espectacular hasta llegar a tales dimensiones que se ha convertido...
China: su crecimiento y sus perspectivas iconChina y su crecimiento
Pero su talón de Aquiles es la insuficiencia de energía. Por ello la guerra de Irak y los conflictos del medio oriente son enfrentamientos...
China: su crecimiento y sus perspectivas iconMemoria anual 2007
...
China: su crecimiento y sus perspectivas iconVi. Perspectivas económicas para 2015 y 2016 Perspectivas para México en el 2016 (cce)
Consejo Coordinador empresarial (cce) indicó que tomando en cuenta el entorno de inestabilidad en la economía mundial, con la incertidumbre...
China: su crecimiento y sus perspectivas iconChina ¿juega limpio? Impactos del crecimiento chino en el mundo
Deuda en la Globalización organizó un seminario para tratar el exponencial crecimiento económico de este país de 300 millones de...

Página principal
Contactos

    Página principal



China: su crecimiento y sus perspectivas

Descargar 124.64 Kb.