Descargar 0.8 Mb.


Página6/23
Fecha de conversión08.05.2018
Tamaño0.8 Mb.

Descargar 0.8 Mb.

Cdip/2/4 Prov


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23
Examen de la Recomendación 1 de la lista de 19 recomendaciones
155 La Secretaría explicó que el texto revisado relativo a la Recomendación 1 de las 19 recomendaciones se refiere a ciertos principios rectores de los programas de la OMPI de asistencia técnica y a los mecanismos de ejecución, el diseño y los procesos de evaluación de los programas. El texto anterior contenía muchos detalles e información sobre actividades concretas que la Secretaría propuso llevar a cabo para aplicar la recomendación. El texto se revisó y dividió en dos categorías a partir de las observaciones formuladas por los Estados miembros durante la primera sesión del CDIP. En la primera parte se define la estrategia general que se va a emplear en la ejecución de los programas de asistencia técnica, mientras que en la segunda se aborda la incorporación de los principios en las actividades de la OMPI. El texto revisado está disponible para la formulación de comentarios y su aprobación. No se ha evaluado la necesidad de nuevos recursos humanos y financieros, de acuerdo con las 19 recomendaciones adoptadas.
156 La Delegación del Brasil pidió que se le facilite alguna aclaración en lo que respecta al párrafo 8 de la reseña de actividades elaborada para la sesión de marzo. A su entender, se acordó la aplicación sin demora de las 19 recomendaciones y que, en la sesión de julio del Comité, la Secretaría debía presentar un informe sobre la marcha del programa ajustado a todo cambio o nueva actividad propuestos. Cree que ya está disponible el informe relativo a la Recomendación 1 y se pregunta en qué momento podrá consultarse el informe completo sobre las 19 recomendaciones.
157 La Secretaría señaló que se decidió examinar las 19 recomendaciones. En algunos casos existe un informe o un texto revisado, y para cada recomendación se distribuyeron textos revisados a partir de los debates mantenidos en la reunión. La recomendación que se examinó en la última sesión formal –así como las que se examinaron en la sesión informal– se refiere principalmente a algunos principios rectores y objetivos generales que la Secretaría debe tener presentes en el desarrollo de las actividades. Se mantuvo un amplio debate sobre la incorporación de los principios a las actividades y programas de la Organización y, previamente, los Estados miembros propusieron varias opciones. Se resolvió que la Secretaría estudiaría la cuestión y asumiría algunas de tales opciones para la sesión siguiente. Lo cual podría considerarse un informe sobre la marcha del programa, ya que se tuvieron en cuenta todas las cuestiones que se examinaron en la última sesión y se propuso una serie revisada de recomendaciones ya listas para su examen y adopción. Las 19 recomendaciones se prepararon para su aplicación inmediata y, en la próxima sesión del CDIP, se dispondrá de un informe más exhaustivo sobre el modo en que se están aplicando.
158 La Delegación de Suecia coincide totalmente con las declaraciones formuladas por la Delegación de Francia en nombre de la CE. Hizo algunas observaciones sobre la aplicación de la Recomendación 1 en relación con algunas actividades concretas llevadas a cabo por la OMPI y Suecia. Cada año, desde 2004, el Organismo Sueco de Desarrollo Internacional financia enteramente tres programas de P.I. Cada programa cuenta con unos 25 participantes de países en desarrollo y PMA. Su organización corre a cargo de la OMPI y la Oficina Sueca de Patentes y Registro de Marcas. Cada programa comprende una sesión, de tres semanas de duración, que se celebra en Estocolmo, y, pasados seis meses, se llevan a cabo actividades complementarias en uno de los países participantes. Uno de los elementos principales de tales programas es el diseño y la puesta en práctica de los llamados proyectos nacionales, de los que se encargan los propios participantes siguiendo las orientaciones de una persona de contacto de Suecia. Hasta la fecha se han diseñado y desarrollado 250 proyectos nacionales en el curso de los programas, en los que se han atendido muy diversas cuestiones, como la revisión o redacción de legislación de P.I.; las actividades de sensibilización; la modernización de las oficinas de P.I.; la creación o la modernización de organizaciones de gestión colectiva; la mejora de los mecanismos de observancia; la formulación de políticas de P.I., etc. Todos estos proyectos nacionales se llevaron a cabo a partir de iniciativas de los propios países en desarrollo. Se trata, pues, de programas orientados a potenciar el desarrollo, que obedecen a la demanda y que se adaptan a las necesidades específicas del país en cuestión. La Delegación anunció con satisfacción que se ha obtenido financiación respecto de los tres programas que se llevan a cabo cada año, de modo que podrán seguir ejecutándose hasta 2011. Lo que implica que, cuando se complete el ciclo, se habrán aplicado 24 programas en los que habrán participado unas 600 personas procedentes de países en desarrollo.
159 La Delegación de Argelia señaló que la recomendación es importante para el Grupo Africano porque contiene algunos principios fundamentales, como el de la transparencia, y porque se trata de principios orientados a potenciar el desarrollo. Aunque éstos son de hecho algunos de los elementos principales del Programa para el Desarrollo, le complace constatar que la Secretaría ha tenido en cuenta en su propuesta las observaciones del Grupo Africano y de otros participantes. En su formulación actual el documento es más claro y el Grupo Africano manifestó su conformidad al respecto.
160 La Delegación de los Estados Unidos de América recordó que, en el pasado, se manifestó ampliamente a favor de la Recomendación 1, en la que se señalaba la importancia de la asistencia técnica y del fortalecimiento de las capacidades para satisfacer las necesidades de los Estados miembros de la OMPI que utilizan la P.I. como un instrumento de desarrollo económico y cultural. El objetivo último de la recomendación no ha sido en ningún momento el objeto de los debates, puesto que dicho objetivo suscitó desde el principio un amplio consenso. Antes bien, el problema gira en torno a “los medios para lograr transmitir la idea de la importancia de la asistencia técnica”. En la primera sesión del Comité se examinaron varios mecanismos en los que no se alcanzó la misma amplitud de consenso. La Delegación está satisfecha con la revisión de la Recomendación 1, se ha mejorado y precisado su formulación de modo que refleje la opinión del Comité sobre los mecanismos de transmisión de dicha idea. Dicho esto, La Delegación opina que algunos mecanismos podrían haberse explicado mejor. Concretamente, en la página 2 del documento CDIP/2/2, entre los mecanismos que se examinan figura una orden de servicio dirigida a los funcionarios y consultores de la OMPI. La Delegación no tiene una idea clara de cómo es una orden de servicio ni si es, de hecho, un medio adecuado para hacer llegar el mensaje relativo a la asistencia técnica. Señala, además, que en el apartado c) se alude a una nueva guía o manual de asistencia técnica. Cree que el organismo deliberativo debe opinar sobre el alcance y la índole de un documento de tal importancia, y que, aparentemente, se trata de una cuestión para ser debatida en el seno del organismo. Del mismo modo, el apartado b) trata, de manera general, de futuros documentos sobre cuestiones de política. Todo ello parece adecuado, pero la Delegación opina que los mecanismos deben seguir examinándose.
161 La Secretaría explicó que una orden de servicio es un documento que emite el Secretario General parecido a lo que en el Sistema de Naciones Unidas se conoce como orden administrativa. En la OMPI, por ejemplo, el Director General envía órdenes de servicio en cumplimiento del Estatuto y Reglamento del Personal. En estos momentos está en circulación, a escala interna, y para ser comentado por la Oficina Jurídica y por las distintas unidades, un documento en que se pide a los consultores o a los empleados con contratos de corta duración que se atengan al Estatuto y Reglamento del Personal, en los siguientes términos: “Todos los contratos de corta duración, sin excluir los de los consultores y expertos nacionales, deberán contener la siguiente cláusula sobre normas de conducta: las normas de conducta de la administración pública internacional, adoptadas por la Comisión de Administración Pública Internacional en 2001, aprobadas por la Asamblea General de las Naciones Unidas, y de las que tomó nota el Comité de Coordinación de la OMPI en 2002 (documento WO/CC/48-1), están expresamente incorporadas en el presente contrato, así como el Estatuto y Reglamento del Personal y las normas de conducta y otras obligaciones de la OMPI. En la regla 16 del Reglamento del Personal de la OMPI se informa a los empleados contratados sobre sus obligaciones en lo que respecta a las actividades e intereses fuera de la Oficina Internacional. Se proporcionará a los empleados ejemplares del texto”.
162 En lo que atañe al segundo punto de la intervención de la Delegación de los Estados Unidos de América sobre la nueva guía de asistencia técnica, la Secretaría señaló que la idea consiste simplemente en reunir en el mismo documento toda la información sobre los procedimientos, procesos e instrucciones, así como las distintas modalidades que existen en la Organización para la ejecución de los programas de asistencia. Hizo hincapié en que hasta el momento no se ha elaborado nunca un documento de este tipo. Si una persona se dirigiera a la OMPI tratando de obtener información sobre el modo en que la Organización expone sus mecanismos de asistencia técnica, seguramente se le presentarían diversos tipos de documentos. El objetivo es disponer de un documento que contenga toda la información, en primer lugar y principalmente, la relativa a los principios concretos que se han enunciado más recientemente, así como la que figura en las llamadas órdenes de servicios. La Secretaría tratará de ir más allá y de ser tan descriptiva como le sea posible respecto de las varias modalidades que se aplican en las distintas medidas de asistencia técnica. Ello abarcará todos los diversos ámbitos existentes, como los que impliquen una evaluación, y será exhaustiva en tal evaluación, o se centrará en la evaluación con el apoyo de un país, lo que cubrirá los diferentes tipos o los diferentes modos de aplicación existentes. Lo que se pretende es elaborar un solo documento que sirva de referencia a todas las personas interesadas en la labor de asistencia técnica de la OMPI. Este tipo de directrices existen ya en otros organismos de las Naciones Unidas, como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUR).
163 La Delegación de los Estados Unidos de América planteó dos cuestiones más, la primera relativa a la orden de servicio. Durante la sesión informal se intercambiaron distintas opiniones sobre la orden de servicio, y, en parte para que tal discusión aprovechara a las tareas del Comité, la Delegación pidió que se le confirme una vez más lo que planteó en aquella ocasión. Es importante que la disposición contractual figure en todos los contratos, tanto en el caso del contrato de un consultor que trabaja en el ámbito de la asistencia técnica como en el de un consultor que se dedica a un sector completamente diferente. La Delegación desea que se le confirme ese tratamiento uniforme. En segundo lugar, plantea que las guías o los manuales que se refieran a los principios generales o los principios fundamentales tienen gran interés. Hasta ahora no ha habido ocasión de reseñar o examinar ningún extracto de la formulación acordada, y, en ese sentido, las expresiones del texto del informe “principios fundamentales” o “principios generales” son demasiado imprecisas y abreviadas.
164 La Secretaría confirmó que tiene intención de incorporar el párrafo mencionado a todos los contratos.
165 El Presidente pidió a la Delegación de los Estados Unidos de América que le proporcione algunas aclaraciones sobre los textos. El texto se basa en las cuestiones que se examinaron en la sesión formal anterior, y los debates se están manteniendo en una sesión formal, con miras a que los resultados del mismo les permita aprobar formalmente el texto. El Presidente dijo que la mención de la palabra “informal” en la intervención anterior le ha hecho dudar. Se pregunta si la Delegación de los Estados Unidos de América quedaría satisfecha si, cuando se alcance un acuerdo sobre el texto, pase a ser un texto formal del CDIP.
166 La Delegación de los Estados Unidos de América convino en que es parte del proceso en que está involucrada actualmente, y que las recomendaciones son los principios establecidos que han de incorporarse en las actividades de la Organización. Ahora bien, lo que la Delegación cuestiona es la utilización de las expresiones “principios generales”, “principios” y “principios fundamentales”, que considera ambiguas. Sugiere simplemente que en el manual propuesto no figuren ya tales denominaciones de los principios, sino que se haga referencia al texto que se debate en la recomendación Nº 1 de la Categoría A. Tal es el lenguaje que se ha acordado adoptar, y, en tanto que tal, debe garantizarse que sea el que figure en el manual. En aras, además, de facilitar la progresión de los debates, señaló que la falta de claridad de los apartados a), b) y c) podría corregirse del siguiente modo: en lugar de utilizar con sentidos diferentes términos también diferentes con una referencia nada precisa (“principios generales”, “principios fundamentales”, etc.) cabe, en adelante, referirse a tales principios citando la Recomendación 1 de la Categoría A, consiguiendo, así, la precisión requerida. Espera con su sugerencia suscitar al debate sobre la cuestión y, si el objetivo fuera buscar un vehículo adecuado para el debate, espera que su propuesta sirva para dar con la precisión necesaria y determinar, tal vez, el carácter del debate en esta etapa. Señaló que no se han examinado los principios fundamentales. En otros comités de la OMPI en los que la Delegación ha participado se han dedicado muchas y largas sesiones a establecer principios fundamentales. En el Comité se cuenta con una serie de recomendaciones que se aprobaron tras una intensa negociación. Para propiciar el consenso conviene más ceñirse al lenguaje ya adoptado que procurar una caracterización del mismo. Porque, para esto último, sería necesario entablar un nuevo debate.
167 La Delegación del Brasil estima que, a pesar del avance logrado, conviene volver de nuevo a las recomendaciones, si bien aquella recomendación se examinó exhaustivamente en la reunión de marzo así como en la sesión informal. La Secretaría ha expuesto satisfactoriamente las actividades que deben llevarse a cabo en virtud de dicha recomendación. En lo que respecta a la última intervención de la Delegación de los Estados Unidos de América, opina que es de suma importancia mantener el término “principios”, y añade que en el documento se utiliza de forma precisa. En el último párrafo hay otra referencia a los “principios fundamentales contenidos en el Programa”. Según la Delegación, el término “principio” no se emplea aisladamente, sino en relación con los principios que se derivan del Programa para el Desarrollo. Sabe que la palabra “principio” procede del latín. Comprende muy bien su significado y, en este contexto, está referido a la primera recomendación del Programa para el Desarrollo. Por “principio” se entiende lo que está en el origen, y la Delegación está de acuerdo en que el texto se utilice dicho término. Propone que el texto se deje como está.
168 La Delegación de Argentina estima que los principios de la asistencia técnica están contenidos en las Recomendaciones 1, 6 y 13.
169 El Presidente señaló que, en la segunda página del documento, el sustantivo “principios” se utiliza en cuatro ocasiones y, en la parte inferior de la página, dicho sustantivo se califica mediante el adjetivo “fundamentales”. El Presidente desea que se le aclare si el problema está en el sustantivo “principios” o si la causa del problema es el adjetivo “fundamentales” que califica a “principios”. La recomendación contiene “principios”; los principios han de estar orientados a potenciar el desarrollo y deben obedecer a la demanda, además de ser transparentes. Así, ¿el problema es el adjetivo “fundamentales” o la utilización del sustantivo “principios”?
170 La Delegación aclaró con agrado el problema. Explicó que lo que trata simplemente de señalar es que sin un debate es muy difícil precisar la naturaleza de los “principios”, ya sea mediante la expresión “principios generales”, que figura en el apartado a), ya sea mediante la expresión “principios fundamentales” que figura en el apartado c). La calificación de los principios sin un debate previo o sin que haya consenso al respecto causa preocupación. Otro aspecto preocupante es que ni siquiera hay acuerdo respecto de las recomendaciones que contienen los principios generales o los fundamentales. Algunas Delegaciones opinan que están contenidos en las Recomendaciones 1, 6 y 13. Otras creen que figuran en las Recomendaciones 1, 13 y 15, y aún podrían darse más interpretaciones. La falta de claridad resulta algo problemática, pero es una cuestión que puede remediarse. En resumen, a la Delegación le preocupa que se precise la naturaleza de los principios sin haber entablado un debate o alcanzado el consenso al respecto, ya se trate de calificarlos de “generales” o de “fundamentales”, y se mantiene firme en su postura de que los “principios”, si es que existen tal y como se documentan, deberían expresarse mediante una formulación acordada, que no debería modificarse en adelante, a no ser que se resolviera hacerlo.
171 La Delegación de Argelia dijo que aunque entiende las razones de la observación de la Delegación de los Estados Unidos de América, no está de acuerdo cuando ésta afirma que la cuestión no se ha examinado anteriormente, pues ha sido uno de los temas principales durante todo el proceso. Desde el principio, y a lo largo de los debates sobre el Programa para el Desarrollo, se ha tratado de encontrar la forma de distinguir las recomendaciones que constituyen principios de aquellas que requieren acciones concretas. En algún momento del proceso se decidió por consenso dividir los documentos tipo en documentos sobre principios y documentos sobre acciones concretas. Una vez logrado el acuerdo respecto de las diferentes propuestas, se compilaron algunos principios y algunas propuestas de acciones concretas, y se decidió reunir todos los principios generales en algunas recomendaciones, una de ellas la Recomendación 1. La cuestión de los principios se examinó a fondo y se llegó a un acuerdo sobre el significado de “principios”. Cuando la Delegación encuentra en la documentación de la Secretaría la expresión “principio general”, entiende su significado, porque en otro momento del proceso se decidió dividir esas recomendaciones en propuestas basadas en principios y en propuestas que requieren acciones concretas.
172 La Delegación de Sudáfrica señaló que recordar el modo en que se originaron estos principios, remontándose al PCDA, ayuda a precisarlos y evita las demoras. Sería conveniente examinar los principios generales y dejar a un lado los calificados de “fundamentales”. Ya que fueron los principios generales los que se encontraron al examinar los documentos de trabajo previos. Quizá los principios fundamentales se pasaron por alto, pero eso no debe impedir que se siga adelante con los debates.
173 La Delegación de Cuba se pronunció a favor de la declaración de la Delegación del Brasil relativa a la Recomendación 1 y opina que el documento no debe modificarse.
174 El Presidente preguntó si sería posible resolver el problema con la decisión de que, con respecto a los principios, se tenga en cuenta la formulación que figura en la recomendación adoptada. En todo documento, todo escrito, toda orden o todo principio deberá utilizarse la formulación acordada, que es la del texto de la recomendación que se ha adoptado.
175 La Delegación de los Estados Unidos de América estima que la solución está en optar por no atribuir calificativos al sustantivo “principios”, de forma que, cuando aparezca en el texto, se utilizará siempre en referencia a la formulación lingüística acordada. Se trata, en su opinión, de una solución muy razonable y que se ajusta totalmente al historial de los debates mantenidos hasta el momento sobre dichas recomendaciones.
176 La Delegación del Brasil dijo que no entiende la propuesta del Presidente, pero está dispuesta a aceptarla. Señaló que el Presidente no ha precisado el sustantivo “principio” mediante un calificativo porque no es necesario; no obstante, habrá de utilizarse en referencia a la formulación acordada. La Delegación se pregunta qué tiene previsto el Presidente al respecto.
177 En un primer momento, el Presidente propuso que se suprima el adjetivo “fundamentales”. A título de ejemplo, los principios de la Recomendación 1 estarán orientados a potenciar el desarrollo, obedecerán a una demanda y serán transparentes. En otras recomendaciones adoptadas se observan distintas expresiones que podrían haberse interpretado como “principios”. No teniendo ante sí las Recomendaciones 13 y 15, y habida cuenta de que la Delegación de Argentina ha mencionado la Recomendación 6, no hubiera sido imprudente afirmar que la utilización en otros contextos de expresiones que figuran en las recomendaciones adoptadas como “principios” no habría favorecido al proceso en cuestión, porque ya se había llegado anteriormente a un acuerdo sobre tales expresiones. Tan sólo puede retrotraerse al ejemplo “orientados a potenciar el desarrollo”, que es un principio. El texto de la Recomendación 6 adoptada es el siguiente: “[…] los consultores […] seguirán siendo neutrales y responsables […]”. Los dos últimos son términos que constituyen principios que se aplicarán a los consultores. La Recomendación 13 contiene el texto siguiente: “La asistencia legislativa de la OMPI deberá, entre otras cosas, estar orientada a potenciar el desarrollo y obedecer a una demanda”. Si se repasan todas las recomendaciones adoptadas se dará con distintas expresiones que constituyen principios y, por lo que entiende, la Delegación de los Estados Unidos de América ha pedido que los principios se distingan mediante las expresiones que se han adoptado.
178 La Delegación del Brasil está de acuerdo con la propuesta del Presidente de que cuando se utilice la palabra “principio”, se haga siempre en referencia a la recomendación que contenga tales principios. Y disiente de la propuesta de revisar todo el documento y sustituir la palabra “principio” cuando se utilice en otros sentidos.
179 El Presidente aclaró que no cree que haya habido ninguna propuesta de modificar el texto de la Recomendación 1 adoptada. Sí se ha pedido que se debata al respecto a fin de aclarar el significado de “principios”. La única modificación del texto consistirá en suprimir el adjetivo “fundamentales”, pero el texto quedará en su forma actual.
180 La Delegación de los Estados Unidos de América dijo que el Presidente ha explicado con precisión en qué aspectos está surgiendo el consenso. Hizo hincapié en que en otro lugar figura ya la calificación de “fundamentales” para principios. En el apartado a) se utiliza el calificativo “generales” y, como ha señalado el Presidente, el calificativo “fundamentales” se utiliza en la segunda frase del apartado c). La Delegación cree que mediante esa pequeña aclaración el Presidente ha encontrado el modo de avanzar y espera que se supriman ambos adjetivos.
181 El Presidente confirmó que se suprimirán los calificativos “fundamentales” y “generales”.
182 La Delegación de Argentina solicitó aclaraciones. Preguntó si se mantendrán en el texto los ejemplos de los principios de asistencia técnica. De ser así, rogó que se incluya la recomendación Nº 6 en los ejemplos de los principios de asistencia técnica.
183 El Presidente señaló que no prevé que surja ningún problema en la inclusión de la recomendación Nº 6, ya que 6 se refiere a la neutralidad y responsabilidad de los consultores. Si no hay objeciones, se mantendrá la recomendación Nº 6 en el texto. El Presidente dijo que, de este modo, se acepta, con modificaciones, la propuesta relativa a las actividades para llevar a la práctica la Recomendación 1. A continuación, el Presidente señaló a la atención del Comité las Recomendaciones 3, 4, 6, 7 y 11 de las 19 recomendaciones que se examinaron en las sesiones informales de abril.

Catálogo: edocs -> mdocs -> mdocs
mdocs -> Resumen del estudio sobre la propiedad intelectual y la fuga de cerebros: Esquema de situación
mdocs -> S cdip/11/6 original: inglés fecha: 2 de abril de 2013 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Undécima sesión Ginebra, 13 a 17 de mayo de 2013
mdocs -> S cdip/17/10 original: Español fecha: 6 de abril de 2016 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimoséptima sesión Ginebra, 11 a 15 de abril de 2016
mdocs -> Cdip/13/1 Prov
mdocs -> Estado plurinacional de bolivia
mdocs -> S cdip/18/4 Original: inglés fecha: de agosto de 2016 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimoctava sesión Ginebra, 31 de octubre a de noviembre de 2016
mdocs -> La propiedad intelectual y el desarrollo socioeconómico. Estudio de país: Chile Resumen
mdocs -> Cdip/18/11 Prov
mdocs -> Cdip rev summary chair
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23

Similar:

Cdip/2/4 Prov iconCdip/18/11 Prov
La decimoctava sesión del cdip se celebró del 1 de octubre al de noviembre de 2016
Cdip/2/4 Prov iconS cdip/20/3 prov. Original; ingléS fecha: de marzo de 2018 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Vigésima sesión Ginebra, 27 de noviembre a de diciembre de 2017
La 0ª sesión del Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) se celebró del 27 de noviembre al de diciembre de 2017
Cdip/2/4 Prov iconCdip/13/1 Prov
Supervisar, evaluar y examinar la aplicación de todas las recomendaciones de la Agenda para el Desarrollo y presentar informes sobre...
Cdip/2/4 Prov iconCdip/17/11 Prov. Proyecto de informe
Democrática de Corea, República Unida de Tanzanía, Rumania, Santa Sede, Senegal, Seychelles, Sri Lanka, Sudáfrica, Suiza, Tailandia,...
Cdip/2/4 Prov iconCdip/16/10 Prov. Proyecto de informe
Siria, República Checa, República de Corea, República de Moldova, Rumania, Santa Sede, Senegal, Seychelles, Sri Lanka, Sudáfrica,...
Cdip/2/4 Prov iconCdip rev summary chair
...
Cdip/2/4 Prov iconS cdip/15/5 original: ingléS fecha: 2 de marzo de 2015 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimoquinta sesión Ginebra, 20 a 24 de abril de 2015
Informe sobre el foro de la ompi de expertos en transferencia de tecnología a escala internacional
Cdip/2/4 Prov iconS cdip/9/13 original: ingléS fecha: de abril de 2012 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Novena sesión Ginebra, a 11 de mayo de 2012
Fortalecimiento y desarrollo del sector audiovisual en burkina faso y en determinados países de áfrica
Cdip/2/4 Prov iconS cdip/18/7 original: ingléS fecha: 5 de agosto de 2016 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimoctava sesión Ginebra, 31 de octubre a de noviembre de 2016
Informe sobre el examen independiente de la aplicación de las recomendaciones de la agenda para el desarrollo
Cdip/2/4 Prov iconS cdip/19/2 original: ingléS fecha: 22 de febrero de 2017 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimonovena sesión Ginebra, 15 a 19 de mayo de 2017
...