Descargar 0.8 Mb.


Página12/23
Fecha de conversión08.05.2018
Tamaño0.8 Mb.

Descargar 0.8 Mb.

Cdip/2/4 Prov


1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   ...   23
Examen de la Recomendación 22 de la lista de 26 recomendaciones
288 La Secretaría dijo que la Recomendación 22 de la Categoría B se divide en dos partes. La primera atañe a las actividades de apoyo a los Objetivos de Desarrollo del Milenio acordados en el marco del Sistema de Naciones Unidas; la segunda atañe a los documentos de trabajo distribuidos por la Secretaría y a la aplicación de las actividades normativas en distintos comités de la OMPI. Las actividades propuestas en la recomendación afectan a todos los sectores de la OMPI encargados de la fijación de normas. Recordó que anteriormente ha mencionado el modo en que se llevan a cabo algunas de estas actividades y el modo en que se aplicará la recomendación al efectuar determinadas actividades. Para empezar, expondrá algunos procedimientos generales que se siguen en las comités de la OMPI que se ocupan de la fijación de normas y, a continuación, proporcionará detalles concretos respecto del Comité Permanente sobre el Derecho de Autor y Derechos Conexos; el Comité Permanente sobre el Derecho de Marcas, Diseños Industriales e Indicaciones Geográficas, y el Comité Permanente sobre el Derecho de Patentes, y respecto de algunas cuestiones relativas al CIG. Señaló además que la última parte del texto se refiere a una serie de estudios sobre P.I. y cuestiones de competencia, así como a la celebración de distintas actividades de P.I. de participación abierta al público, todo lo cual se examinó con mucho detenimiento en el debate sobre la Recomendación 7. En respuesta a las propuestas de las Delegaciones del Pakistán y del Brasil, la OMPI organizará también una reunión en Ginebra dirigida a los diplomáticos. Aconsejó centrar los debates en la primera parte de la recomendación, que trata sobre los documentos de trabajo elaborados para la aplicación de las actividades normativas, así como en determinados procedimientos relacionados con la celebración en Ginebra de tales reuniones.
289 La Secretaría explicó, además, que los Comités Permanentes están claramente orientados a los Estados miembros, como se ha repetido varias veces en los últimos años. Explicó cómo se toman normalmente las decisiones de los comités y las decisiones que se toman sobre los distintos tipos de materiales que debe preparar la Secretaría. Hay, con todo, diferencias entre unos comités y otros. En determinados comités, como suele ser el caso de la esfera del derecho de autor, la preparación de los documentos corría y corre a cargo de la Secretaría siguiendo las instrucciones de los comités y de los Estados miembros, de índole muy distinta. En 1995, se decidió que la continuación de la labor de los comités que en aquel entonces estaban preparando el WCT y el WPPT se basaría en propuestas de los gobiernos formuladas en lenguaje de tratado, método de trabajo que se aplica desde entonces en el SCCR. En las primeras etapas del trabajo sobre la protección de las ejecuciones audiovisuales, las bases de datos no originales y los organismos de radiodifusión, a veces las propuestas no se presentaban en lenguaje de tratado, sino en una formulación más general. No obstante, la mayor parte del material de trabajo ha estado constituido por propuestas de los gobiernos, y el trabajo de la Secretaría ha consistido principalmente en ordenarlas y compilarlas en un solo documento en el que se ofrecía un panorama general de la situación. Hace poco se incorporaron en el programa nuevas cuestiones, como las limitaciones y excepciones al derecho de autor, sobre todo en lo que respecta a los discapacitados visuales, las bibliotecas y los archivos y el sector educativo. Para la preparación de tales debates, la Secretaría encargó a expertos externos la elaboración de diversos estudios a fin de suministrar información práctica. Subrayó el hecho de que las evaluaciones y opiniones expresadas en los estudios corresponderían únicamente a los autores. En lo tocante al SCT, los documentos de trabajo se elaboran únicamente a petición del Comité y en el marco de su mandato. Se trata de un proceso continuo, es decir que el Comité puede hacer un seguimiento del mismo en su siguiente sesión y puede examinar los proyectos de documentos y formular observaciones al respecto. La Secretaría explicó que ésta ha sido la práctica de los últimos años, y que la forma concreta que adopta un documento en particular depende en gran medida de la finalidad que se le haya adjudicado. Hay también documentos de información básica y, en el caso del SCT, se han elaborado estudios muy amplios mediante la utilización de cuestionarios que, una vez compilados, se presentan al Comité para que formule comentarios. Hay, por otra parte, documentos de trabajo específicos que se elaboraron a petición del SCT y de conformidad con el mandato encomendado por dicho Comité, todo lo cual quedó anotado en los informes siguiendo un proceso totalmente transparente.
290 En lo que atañe a la labor del CIG, la Secretaría explicó que en su origen se basa en una serie de consultas en el terreno, las llamadas misiones exploratorias, que datan de hace casi 10 años. Se trataba concretamente de consultas mantenidas con titulares de CC.TT., en las que se dedicaba tiempo y esfuerzo a conocer las preocupaciones, necesidades y expectativas específicas de los titulares de CC.TT. Tras la creación del CIG como órgano político por los Estados miembros en el año 2000, la primera medida que se tomó fue atesorar los conocimientos derivados de las diferentes experiencias nacionales, a lo que siguió un largo período de exploración, también a escala nacional, acerca de las medidas y mecanismos jurídicos nacionales. Explicó además que los trabajos más recientes del Comité son similares a los procedimientos y procesos descritos anteriormente respecto de los Comités Permanentes. Añadió que, por ello, algunos de los documentos de trabajo del Comité los encarga el propio Comité y los elabora la Secretaría, los cuales son objeto de exhaustivas consultas mediante los procesos del Comité y mediante otros diversos procesos de formulación de comentarios entre períodos de sesiones, cuya participación está abierta a todos los Estados miembros y observadores, además de los titulares de CC.TT. También se han celebrado, a petición de los Estados miembros, diversos seminarios regionales y nacionales determinados en su mayor parte a examinar los documentos del CIG y a comprender mejor las consecuencias de los mismos, así como a aportar ideas en los procesos celebrados entre períodos de sesiones y en los del CIG. Señaló que otros aspectos importantes del CIG, habida cuenta de que su labor coincide con la que se lleva a cabo en otros organismos internacionales, como el Convenio Sobre la Diversidad Biológica (CDB), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), son las consultas mantenidas en tales organismos sobre las actividades en que haya colaborado el CIG, la organización de actividades paralelas y el fomento del diálogo con dichos organismos. Señaló que todo lo que se haya explicado respecto de los demás Comités Permanentes puede aplicarse en términos generales al SCP. Dijo que los documentos de trabajo del SCP se preparan a petición de los Estados miembros y siguiendo sus orientaciones, y añadió que se utilizan diversos medios para recabar la información de los Estados miembros, como cuestionarios o encuestas, o para que la Secretaría compile información o se actualicen los documentos del SCP.
291 En lo que respecta a la aplicación de la Recomendación 22, la Delegación de Argentina se refirió a las propuestas de actividades presentadas por los “Amigos del Desarrollo”. Señaló que dicha Recomendación 22 debería aplicarse con arreglo al espíritu de las recomendaciones Nº 15 (principios para la fijación de normas), 16, 17, 19 y 21. Propuso asimismo que el Director General se dirija por carta a la Secretaría para solicitar que se proceda a aplicar la presente recomendación. La Secretaría debería informar periódicamente sobre los documentos de trabajo que se elaboren en cumplimiento de la presente recomendación. El Presidente del CDIP debería comunicar por carta el texto de la presente recomendación a los presidentes de los comités pertinentes. El CDIP debería remitir una recomendación dirigida a la Asamblea General para que las recomendaciones Nº 15, 16, 17, 21 y 22 se anexen al reglamento interno de los comités pertinentes.
292 La Delegación de los Estados Unidos considera preocupante que la labor del CDIP interfiera en buena medida en el reglamento que rige la de otros comités, sobre todo teniendo en cuenta que el CDIP es de creación reciente y está tratando de “encontrar una voz propia”. Este año el Comité desempeña sus funciones con arreglo al mandato de la Asamblea General con miras a coordinar su trabajo con el de otros comités, y en la primera sesión ya se mantuvieron exhaustivos debates sobre la relación entre éste y los demás comités. La Delegación hizo hincapié en que está preocupada con la propuesta anterior, que, en estos momentos del debate, estima inaceptable.
293 La Delegación de Sudáfrica opina que es en verdad una recomendación muy importante, en la que se intenta establecer algún tipo de equilibrio en el sistema de P.I., manteniendo las flexibilidades previstas en el Acuerdo de los ADPIC o creando otras nuevas y constatando, al mismo tiempo, que, en el momento de la elaboración de los tratados, los países estaban en etapas de desarrollo diferentes. Desde su punto de vista, esta recomendación es el resultado de las propuestas presentadas por el Grupo Africano y los “Amigos del Desarrollo”. Recordó que en los procesos del SCCR, muchas de las cuestiones presentadas en tanto que cuestiones necesarias para equilibrar la propuesta básica de tratado se relegaron al anexo, y fue necesario mantener largas consultas para integrar dicho anexo, en el que figuraban las propuestas de los países en desarrollo para formar parte del tratado. La Delegación reiteró la importancia que concede a la recomendación, que, a su juicio, no interfiere en la labor de otros comités. Opina que los Estados miembros tienen derecho a presentar sus propuestas en los acuerdos internacionales, derecho que debe aceptarse en el marco del sistema multilateral. Ofreció como ejemplo la Conferencia de Singapur para la Adopción de un Tratado revisado sobre el Derecho de Marcas, en la que los países en desarrollo se toparon con una fuerte resistencia al proponer cuestiones similares, lo que puso en riesgo el acuerdo entre los participantes. Opina firmemente que se trata de una de las principales recomendaciones y, como tal, redunda en el beneficio de todos los países y del sistema multilateral. Entiende que las cuestiones que se están examinando no son cuestiones obligatorias que deban integrarse en el proceso de elaboración de tratados sin que exista una propuesta de los Estados miembros. Opina que, en las negociaciones multilaterales, los Estados miembros pueden proponer lo que les parezca oportuno y tales propuestas deberán formar parte de los debates. Este es el modo en que la Delegación entiende esta propuesta concreta, una propuesta de gran interés para los países en desarrollo. Opina que no resulta útil establecer tratados que a veces no responden a las necesidades de los países en desarrollo. Además, los tratados deben ser equilibrados y tener en cuenta los distintos niveles de desarrollo, y deben garantizar que sirven al interés de todos los Estados miembros.
294 La Delegación del Brasil opina que la Recomendación 22 es una de las principales recomendaciones, sino la principal, del Programa para el Desarrollo. Con ella se da un paso hacia la incorporación de las actividades de P.I. en el Sistema de Naciones Unidas, en la medida en que crea algunos vínculos entre los Objetivos de Desarrollo del Milenio y las actividades de normalización de la OMPI. Cree que la recomendación es igualmente importante para los países en desarrollo como para los países desarrollados. Para el Brasil, la cuestión del desarrollo es transversal, es decir que afecta a todos los aspectos de la P.I. y atraviesa asimismo todos los sectores del Sistema de Naciones Unidas. Los debates sobre las preocupaciones que plantean las cuestiones de desarrollo no deben circunscribirse al CDIP ni el CDIP debe tratar de monopolizar el examen de tales cuestiones, puesto que es un asunto que afecta a diversos ámbitos. Señaló que, en lo tocante a las actividades normativas, un modo eficaz de incorporar la dimensión del desarrollo en las actividades de la OMPI es seguir los principios que los Estados miembros decidieron reflejar en la Recomendación 22, además de adherirse a los mismos. Hizo hincapié en que los principios contenidos en la recomendación tienen una importancia fundamental no sólo porque están relacionados con el desarrollo sino también porque forman parte en sí mismos de las actividades de P.I. Citó como ejemplo la cuestión de la flexibilidad, las excepciones y las limitaciones que se conceden a los Estados, en que reconoce su interrelación con el desarrollo y constata, al mismo tiempo, que dichos aspectos forman parte del debate sobre la P.I. Para terminar, la Delegación se manifestó plenamente a favor de las observaciones de las Delegaciones de Argentina y Sudáfrica.
295 La Delegación del Japón subrayó que no está a favor de la propuesta formulada por los “Amigos del Desarrollo” pues, como se explica en la Recomendación 15, todo debate sobre actividades normativas debe realizarse en el marco de comités especializados. Señaló, además, que es menester debatir y examinar la cuestión de la flexibilidad que se contempla en la Recomendación 17 en el marco del SCCR, que constituye el órgano normativo en la esfera del derecho de autor y los derechos conexos, como lo ha solicitado un Estado miembro. Desde su punto de vista, no incumbe al CDIP dar instrucciones a los comités especializados ni formular recomendaciones sobre los trabajos de estos últimos.
296 La Delegación de Argelia dijo que se suma a las demás Delegaciones que han puesto de relieve la importancia de dichas recomendaciones. En su opinión, en las recomendaciones se expone claramente la esencia del Programa para el Desarrollo y los objetivos a los que todos aspiran, a saber, incorporar la dimensión de desarrollo en todas las actividades de la OMPI. La Delegación explicó que el Grupo Africano ha respaldado dicha recomendación pues es consciente de que, del mismo modo que la asistencia técnica reviste suma importancia para el continente africano, las actividades normativas y de transferencia de tecnología, puntos centrales de dicha recomendación, tienen también una importancia decisiva para dicho continente. La Delegación mencionó varios elementos que el Grupo Africano considera importantes. En primer lugar, el hecho de que esas recomendaciones han sido adoptadas por la Asamblea General en tanto que grupo de ideas y propuestas para la puesta en práctica de la dimensión de desarrollo en la OMPI. A ese respecto, explicó que el hecho de que en el Comité estén sobre el tapete una serie de recomendaciones se debe a la necesidad de encontrar un foro en el que puedan debatirse cuestiones pertinentes en esa esfera. La Delegación recalcó que las recomendaciones en torno al Programa sobre el Desarrollo fueron aprobadas desde el principio y guardan relación con todas las actividades de la OMPI y sus diferentes comités, y que incumbe al CDIP estudiar la manera de ponerlas en práctica. Por consiguiente, al proponer o recomendar a la Asamblea General que dicha recomendación sea tenida en cuenta por los diferentes comités de la OMPI, no se están sobrepasando los límites del mandato del CDIP, antes bien, respetando dicho mandato por cuanto no se está formulando recomendación directa alguna a ningún comité sino recomendando a la Asamblea General que se tenga en cuenta la necesidad de que las Divisiones y los comités de la OMPI tomen nota de dicha recomendación. Observó, además, que el CDIP no se encarga de cuestiones normativas, a menos de que haya cambiando el mandato de este último, antes bien, lo que le incumben son los medios de poner en práctica esas recomendaciones. La Delegación insistió que lo que ha sido propuesto por las Delegaciones de Sudáfrica, el Brasil y Argentina debe enfocarse de modo adecuado. De lo que se trata es de la forma de transmitir a todos los comités la OMPI la necesidad de que tengan en cuenta la dimensión de desarrollo en las actividades normativas que emprendan con arreglo a los respectivos mandatos. Para concluir, la Delegación pidió, en nombre del Grupo Africano, que en el informe se deje constancia de sus convicciones e ideas en relación con la adopción de dicha recomendación en concreto. Expresó también el deseo de que en la recomendación o en cualquier otra forma de comunicación del CDIP a la Asamblea General se exponga claramente a todos los comités la necesidad de poner en práctica dicha recomendación en las actividades de estos últimos.
297 La Delegación de Túnez hizo hincapié en sus observaciones anteriores, a saber, que la reunión en curso debe centrarse en la puesta en práctica y no en el examen ni en la revisión de las recomendaciones. Las 45 recomendaciones constituyen un conjunto equilibrado que ha sido difícil alcanzar. Dijo que cabe comparar dicho equilibrio a un edificio en el que todos los muros son complementarios y no se puede suprimir ni modificar muro alguno por cuanto el edificio se vendría abajo. Dijo que confía en que no suceda eso en el Comité. La Delegación subrayó que incorporar los criterios de desarrollo en las actividades y los debates sustantivos y técnicos de la OMPI es una cuestión que exige la plena participación de todos los órganos, comités y grupos de trabajo de la Organización. Añadió, no obstante, que es posible que dichos órganos no siempre estén al tanto, o no lo estén plenamente, de las recomendaciones concretas del CDIP y de la función que deben desempeñar para velar por una verdadera puesta en práctica de dichas recomendaciones. La Delegación recordó que ya ha propuesto al Comité que formule una recomendación a la Asamblea General en el sentido de solicitar a los órganos de la OMPI que tengan más en cuenta la dimensión de desarrollo en sus deliberaciones y actividades, y que dicha propuesta ha sido respaldada por la Delegación de Argelia. La Delegación subrayó que, desde su punto de vista, la Recomendación 22 es sumamente pertinente, como han puesto de relieve las Delegaciones de Sudáfrica, Argelia y el Brasil.
298 La Delegación de Francia, haciendo uso de la palabra en nombre de la CE y sus 27 Estados miembros, dijo que, aunque hay que tener en cuenta la importancia que revisten las cuestiones que encierra dicha recomendación, no hay que perder de vista en qué consiste realmente el mandato del Comité. Subrayó la importancia de respectar el mandato de dicho Comité por temer riesgos de interferencia en la labor de los distintos comités de la OMPI. La Delegación señaló que conviene proseguir los debates sobre esa cuestión a los fines de tener en cuenta el alcance y la naturaleza de la Recomendación 22.
299 La Delegación de Cuba dijo que considera que la Recomendación 22 es crucial para los países en desarrollo. La piedra angular del Programa para el Desarrollo es incorporar la dimensión de desarrollo en todas las actividades de la OMPI. Por consiguiente, considera que se trata de una cuestión que guarda relación con la labor de todos los comités permanentes de la Organización. Además, respalda plenamente las declaraciones formuladas por la Delegación de Argentina en nombre de los “Amigos del Desarrollo”.
300 La Delegación de China dijo que se suma al Grupo Africano y la Delegación del Brasil para respaldar la propuesta. Subrayó que el desarrollo constituye sin duda un problema de envergadura para los países en desarrollo y que reviste importancia para la comunidad internacional en su conjunto. Considera que esa es la razón por la que las Naciones Unidas y sus organismos especializados deben hacer todo lo que esté en su mano para abordar esa cuestión debidamente. La Delegación recordó que hay que tener presente el año 2015, fecha en la que se aspira a cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio, por lo que la comunidad internacional debe acelerar los esfuerzos. En lo que respecta a las actividades normativas, dijo que considera que hay que tener en cuenta los diferentes niveles de desarrollo de los países y que debe encontrarse un equilibrio satisfactorio para todas las partes que garantice los objetivos de desarrollo de cada país. A su vez, dicho equilibrio haría posible que la comunidad internacional dé margen de maniobra a los países en desarrollo en la esfera de las políticas, cuestión que en su opinión debe ser abordada seriamente por todos los órganos y comités de la OMPI. La Delegación subrayó que, como miembro del grupo de países en desarrollo, concede desde siempre gran importancia a esa cuestión. Señaló, además, que en la esfera del P.I., ha puesto en práctica varias iniciativas que fomentarán el desarrollo económico y social de su país. La Delegación concluyó su intervención diciendo que, en la esfera del desarrollo económico y la P.I. subsisten diferencias entre países desarrollados y países en desarrollo, y que estos últimos se encuentran a la zaga de los primeros y que debe velarse por que los países en desarrollo gocen de mayor margen de maniobra en la formulación y puesta en práctica de normativas.
301 La Delegación de Jamaica señaló que el CDIP constituye un órgano singular que no se dedica a una cuestión concreta de P.I. como otros comités, entre otros, el SCCR, el SCT y el SCP, antes bien, que analiza el desarrollo en su sentido más amplio. A ese respecto, dijo que respalda la puntualización de la Delegación del Brasil sobre la naturaleza de la cuestión del desarrollo, que guarda relación con todas las esferas de interés de la Organización. Considera que es inevitable que la labor del CDIP incida en las actividades de los demás comités y no considera que esa influencia sea, de por sí, una forma de intrusión. Subrayó que, a lo que aspira el CDIP por conducto de la Recomendación 22, es fomentar un enfoque coherente con respecto al desarrollo y dar cabida a dicha recomendación en el contexto de los objetivos de desarrollo de las Naciones Unidas. La Delegación señaló que, habida cuenta de que se ha tomado conciencia de la fundamental importancia que reviste el desarrollo, no puede pasarse por alto que los objetivos de desarrollo no podrán alcanzarse realmente si no se abordan en las actividades del CDIP las actividades de otros órganos. La Delegación dijo que respalda, por consiguiente, la Recomendación 22.
302 La Delegación de Chile dijo que hace suya la esencia de la declaración formulada por los "Amigos del Desarrollo" y por las Delegaciones del Brasil, Sudáfrica y China, entre otras. Considera que esas recomendaciones deben ponerse en conocimiento de los respectivos comités de la OMPI y que debe velarse por mantener un hilo conductor en la labor realizada por la Organización. Observó, además, que respalda el Programa para el Desarrollo y señaló que los acuerdos alcanzados atañen a todos los sectores de la Organización. Como han puesto de relieve varias Delegaciones, el problema parece residir en el hecho de que en el mandato del Comité no está la función de dar instrucciones directas a los demás comités sobre la labor que realizan. Considera que para resolver ese problema habría que tener en cuenta el punto de vista de la Delegación de Túnez. A ese respecto, subrayó que los Estados miembros deben esforzarse por encontrar los medios idóneos o más apropiados para velar por que dichas recomendaciones se pongan en conocimiento de todos y cada uno de los comités de la OMPI y las distintas instancias de la Organización. La Delegación añadió que con ese fin, el CDIP podría formular recomendaciones a la Asamblea General de modo que esta última, a su vez, dé las instrucciones pertinentes a los comités y órganos de la OMPI interesados.
303 La Delegación de los Estados Unidos de América dijo que desea aprovechar la oportunidad para aclarar cierta confusión que tiene la impresión de haber observado al escuchar las intervenciones de las demás Delegaciones. Considera que lo que incumbe al CDIP es poner en práctica las 45 recomendaciones adoptadas y examinar actividades que pueden realizarse en ese sentido. A ese respecto, conviene con las observaciones formuladas con la Delegación de Túnez. La Delegación dijo que en sus observaciones ha dado a lo mejor la impresión de que no está a favor de la Recomendación 22 o está volviendo a examinar esa cuestión, por lo que desea aclarar que en modo alguno es el caso. Explicó que lo que desea es proseguir las deliberaciones e introducir mejoras en las actividades propuestas con respecto a esa recomendación en concreto. Desea comenzar con la primera frase de dicha recomendación y respalda plenamente el punto de vista de que incumbe a los órganos competentes de los Estados miembros preparar los documentos iniciales en materia normativa. Señaló, además, que ha tomado nota detalladamente de las ponencias de la Secretaría. Añadió que considera que hay que optar siempre por una formulación de políticas bien fundamentada, dejando de lado toda decisión tomada sin fundamento o sobre la base de fundamentos erróneos. En ese contexto, y con ese ánimo, dijo que respalda en principio la propuesta de organizar coloquios y foros a los fines de promover un mayor entendimiento sobre las complejas cuestiones que se plantean al CDIP. La Delegación subrayó que la relación entre el sistema mundial de P.I. y la formulación de políticas de P.I. en el plano nacional, lo que incluye la necesidad de realizar ajustes permanentes y cada vez más rápidos para adaptarse a los avances tecnológicos, económicos y sociales, constituye de por sí una cuestión suficientemente compleja, incluso en el marco de la OMPI, en tanto que organismo especializado de las Naciones Unidas competente en el sistema mundial de P.I. Añadió que fomentar una mayor comprensión acerca de la relación que existe entre el sistema mundial de P.I. y el desarrollo económico constituye una tarea todavía más compleja. La Delegación recordó que una solución propuesta a ese respecto es organizar coloquios, foros y otros encuentros. Confirmó, en ese sentido, que respaldaría la organización de dichos eventos, aunque a ese respecto no está de más hacer gala de prudencia. En primer lugar, esos programas deben asentarse en los últimos conocimientos técnicos de que se disponga en ese ámbito. En segundo lugar, dichos programas deben evaluarse teniendo en cuenta la relación que existe entre el sistema de P.I. y el desarrollo económico, y en tercer lugar, en dichos eventos deben dejarse de lado las políticas y dar prioridad a la información sobre el proceso de formulación de políticas en las distintas instancias de la OMPI a los fines de cumplir los amplios objetivos que incumben al Comité. La Delegación mencionó también que se ha formulado una propuesta en el sentido de que la OMPI solicite que se lleve a cabo una serie de estudios sobre la P.I. y la competencia y pidió que en dichos estudios se vele por respetar esos mismos principios generales de competencia, enfoque equilibrado y neutralidad.
304 La Delegación de la República Islámica del Irán dijo que considera que la Recomendación 22 es una de las recomendaciones más importantes. Recalcó que las actividades del CDIP no se traducirían en resultados a menos de que se reflejen en las actividades de los demás comités de la OMPI, por lo que respalda plenamente las declaraciones formuladas por las Delegaciones de Argentina, el Brasil, Sudáfrica, Argelia y China.
305 La Delegación de Trinidad y Tabago dijo que considera probable que dicha recomendación haya sido una de las principales razones por las que se iniciaron, ante todo, los debates en torno a un Programa para el Desarrollo. En anteriores debates, todas las Delegaciones convinieron en que la dimensión de desarrollo guarda relación con todos los sectores de la Organización. La Delegación dijo que no considera que entre dentro del ámbito de competencia del CDIP dirigir la labor de los demás comités de la OMPI, antes bien, encontrar una forma de incorporar dicha dimensión de desarrollo así como los resultados de la labor del CDIP en las actividades de los demás comités. La Delegación dijo que respalda las declaraciones formuladas por las Delegaciones del Brasil, Túnez y China.
306 La Delegación de Tailandia respaldó las declaraciones efectuadas por las Delegaciones procedentes de los países en desarrollo e hizo hincapié en una cuestión importante, a saber, que el CDIP no negocia propuestas, antes bien, su labor consiste en poner en práctica las 45 recomendaciones, incluida la Recomendación 22, que, en su opinión, constituye uno de los puntos principales de la lista. La Delegación insistió en que es menester poner plenamente en práctica esa recomendación y velar por que todas las Divisiones de la Organización incorporen la dimensión de desarrollo en sus actividades.
307 La Delegación de la Federación de Rusia señaló que concede mucha importancia a los problemas de desarrollo así como al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio formulados en el marco de las Naciones Unidas. La Delegación dijo que considera que la gran importancia que reviste esa cuestión queda precisamente reflejada en el hecho de que se haya podido aprobar por consenso el texto de la Recomendación 22 y que la tarea que hoy incumbe al Comité es encontrar la forma más adecuada de poner dicha recomendación en práctica. La Delegación observó que una de las formas de garantizar que dicha recomendación se ponga realmente en práctica es proceder con arreglo a las normas existentes lo que significa, entre otras cosas, atenerse al mandato del Comité. La Delegación dijo, que como es natural, está dispuesta a buscar soluciones aceptables para todos con arreglo a ese mandato y a las normas existentes a ese respecto. En lo que se refiere a las propuestas, dio las gracias a la Secretaría por las explicaciones suministradas y por el enfoque que se ha esbozado a los fines de poner en práctica la recomendación. La Delegación dijo que ha tomado nota con suma atención del gran número de puntos de vista sumamente útiles que se han expuesto sobre la cuestión y que considera que las actividades normativas no solamente revisten mucha importancia, antes bien, entran dentro del ámbito de responsabilidad de los Estados miembros, porque a éstos últimos incumbe la labor de ocuparse directamente de esas actividades. La Delegación recordó que no faltan los ejemplos muy positivos en cuanto a la forma de enfocar los problemas de desarrollo en el marco de las actividades normativas y de elaboración de instrumentos internacionales. En opinión de la Delegación, de entre las medidas propuestas para dar cumplimiento a la Recomendación 22, destaca una muy interesante, a saber, la idea de organizar coloquios y foros adecuados que contribuyan a fomentar una comprensión y evaluación mayores y mejores en relación con las cuestiones que están sobre el tapete. Esa medida ayudaría sin duda a las Delegaciones a progresar en la preparación de actividades y a encaminarse con paso firme hacia la aplicación de la recomendación.
308 La Delegación de Nigeria subrayó la importancia que concede a la Recomendación 22 y al éxito global del Programa para el Desarrollo. Dijo también que desea poner de relieve la necesidad de que la OMPI reconozca la importancia de incorporar la problemática del desarrollo en todas sus actividades. En lo que respecta al mandato del Comité, cree firmemente que incumbe al CDIP promover una toma de conciencia por parte de los demás comités acerca de la importancia que revisten los problemas de desarrollo, iniciativa que en modo alguno equivale a interferir en las funciones de estos últimos. La Delegación añadió que es probable que los países en desarrollo y los PMA vean en esa recomendación concreta un canal por conducto del cual pueden abordarse los problemas de desarrollo. Por último, señaló que respalda plenamente la postura del Grupo Africano expuesta en la declaración formulada por la Delegación de Argelia.
309 La Delegación de Indonesia dijo que concede gran importancia a los debates sobre la forma de dar cumplimiento a una u otra recomendación. Considera que es esencial que los Estados miembros velen por que la dimensión de desarrollo no quede al margen de la labor de otros comités de la OMPI. Añadió, a ese respecto, que el CDIP debería desempeñar la importante función de garantizar que en las deliberaciones en torno a la P.I. que tengan lugar en los demás comités no se pierdan de vista los aspectos que entraña la problemática del desarrollo. Subrayó que, por consiguiente, ha llegado el momento de que las Delegaciones tomen las medidas necesarias para garantizar que los aspectos que entraña la problemática del desarrollo sean objeto de amplio respeto y consideración en toda deliberación que tenga lugar en la OMPI.
310 La Delegación de Noruega reiteró la importancia de respetar el mandato del CDIP encomendado por la Asamblea General. Convino con las Delegaciones que han hecho uso de la palabra anteriormente en el sentido de que la Recomendación 22 es una de las recomendaciones que mayor importancia revisten en relación con el Programa para el Desarrollo. Dicha recomendación ha sido redactada meticulosamente y refleja el acuerdo al que llegaron los miembros del PCDA. La Delegación dijo que, por consiguiente, considera que las actividades propuestas con arreglo al punto 22 deben preservarse en el contexto de la recomendación en cuestión. La Delegación dijo que respalda las recomendaciones formuladas por la Secretaría y que considera que sería útil organizar encuentros abiertos y realizar estudios a los fines de contribuir a una mejor comprensión de las cuestiones objeto de examen. Esa iniciativa ayudaría a los Estados miembros a participar en los debates abiertos en unos y otros comités permanentes.
311 La Delegación del Uruguay subrayó, a su vez, que la Recomendación 22 es una de las recomendaciones más importantes que se han formulado en el marco del Programa para el Desarrollo. Cree firmemente que en el texto aprobado por la Asamblea General se establece claramente que es menester tener en cuenta la problemática del desarrollo en las actividades realizadas por la Organización. La Delegación dijo que de ahí que respalde las declaraciones formuladas, entre otras, por las Delegaciones de Argentina, el Brasil, Sudáfrica y Argelia.
312 La Delegación de Colombia dijo que considera que hay que obrar con prudencia en la aplicación de la propuesta, partiendo del principio de que los órganos legislativos de los respectivos Estados miembros deben tener poder decisorio en la esfera de las excepciones y limitaciones. A ese respecto existen instrumentos que han ayudado a los países a tomar decisiones teniendo en cuenta un hecho concreto, a saber, la “prueba de los tres pasos” en materia de excepciones y limitaciones que contienen esos instrumentos. Análogamente, la Delegación dijo que desea apuntar al hecho de que se trata de una cuestión delicada, habida cuenta de las iniciativas tomadas en la OMC y otras instancia, por lo que desea llamar la atención del Comité sobre la necesidad de que los Estados gocen de cierta autonomía en lo que respecta a las limitaciones y excepciones relativas al derecho de autor.
313 La Delegación del Pakistán dijo que respalda plenamente la recomendación. Ha puesto repetidas veces de relieve que la problemática del desarrollo debe reflejarse en todas las actividades de la OMPI y que el Comité debe recomendar a la Asamblea General que pida a los demás comités que integren dicha problemática en su labor.
314 La Delegación de Madagascar dijo que concede también gran importancia a la Recomendación 22. Confía en que sea puesta en práctica a los fines de cumplir los objetivos de desarrollo.
315 La Delegación de Sudáfrica indicó que el Grupo Africano ha pedido a la Secretaría que prepare un informe sobre la contribución de la OMPI al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, cuestión mencionada en la recomendación.
316 Para resumir los debates, el Presidente observó que la recomendación adoptada 22 goza del respaldo de las Delegaciones, por cuanto todas convienen en la importancia que reviste. Las Delegaciones han examinado las actividades propuestas y la Secretaría ha suministrado amplias explicaciones en cuanto a la forma en que se ha previsto emprender varias de las actividades. El Presidente no recuerda haber oído objeción alguna ni reservas en relación con las propuestas de la Secretaría acerca de la aplicación de la recomendación adoptada por lo que cabe deducir que las actividades propuestas gozan de aceptación. Los “Amigos del Desarrollo” han apuntado a la posibilidad de dirigirse por escrito a los presidentes de los comités normativos pero no está convencido de que dicha iniciativa sea ni necesaria ni idónea. Varias Delegaciones opinan que el Comité debe atenerse a su mandato y el Presidente confirmó que en lo que a él respecta, sólo puede proceder con arreglo a dicho mandato. En la medida en que traspase los límites del mandato del Comité, obraría a título personal. Al actuar en nombre del Comité, por ejemplo, escribiendo una carta, lo que hace es ejercer sus funciones con arreglo al mandato del Comité. El Presidente dijo que, no obstante, precisa cerciorarse de que su situación es conforme a la voluntad de los miembros y en ese sentido no está seguro de que escribir esas cartas sea una medida adecuada a esas alturas. No obstante, cabe dejar constancia de la voluntad de los “Amigos del Desarrollo” en el informe a la Asamblea General. En la decisión tomada por la Asamblea General en septiembre se insta a todos los “Estados miembros, la Secretaría y demás órganos pertinentes de la OMPI a que garanticen la aplicación inmediata y efectiva de éstas nuevas propuestas”. Los Estados miembros de la OMPI, la Secretaría y otros órganos pertinentes de la Organización no pueden aplicar dichas propuestas a menos de que las integren en su labor. El Presidente propuso que las Delegaciones procedan de forma similar en el informe a la Asamblea General del año en curso, a saber, que pidan a la Asamblea General que exhorte a todos los Estados miembros, la Secretaría y otros órganos a velar por la aplicación “efectiva” de dichas propuestas, por cuanto considera que no es necesario añadir el adjetivo “inmediata” pues eso se refería a las 19 recomendaciones. El Presidente dijo que considera que se cumpliría así el objetivo de la propuesta de los “Amigos del Desarrollo”. Añadió también que una cosa es escribir una carta a terceros que estos últimos puedan o no leer, y otra distinta es recomendar a la Asamblea General algo a lo que esta última probablemente accedería y, en ese caso, comunicar a la Secretaría y a todos los Estados miembros y órganos de la OMPI que deben velar por una aplicación efectiva de las propuestas. Eso no plantea problema alguno. Pero lo más importante es pasar a la práctica. Y eso incumbe a las Delegaciones, que deben proceder de forma constante y con ahínco y para cumplir los objetivos fijados. Ninguna carta ni instrucción por conducto de la Asamblea General a dichas instancias repercutiría en el Programa para el Desarrollo a menos que las Delegaciones, en tanto que miembros que han adoptado las recomendaciones en cuestión y que han dado su visto bueno a las actividades propuestas, actúen y en sus intervenciones y debates y participaciones en esas instancias hagan valer la esencia del Programa para el Desarrollo. El Presidente dijo que considera que hay que descartar la preocupación expresada en cuanto a la interferencia en la labor de otros órganos. Puede que sea únicamente una cuestión de matiz, pero de lo que se trata es de cerciorarse de cómo se ocuparán los Estados miembros de esas cuestiones, y de si en su forma de actuar interfieren o no en la labor de esas instancias. A ese respecto, la responsabilidad recae en las Delegaciones. Por último, el Presidente añadió que las Delegaciones han tomado nota de la intervención del Sr. Gurry, que ha hecho suyo el empeño de llevar a buen puerto el Programa para el Desarrollo y ha dicho que está dispuesto a tomar las medidas necesarias para que la labor del Comité se lleve a cabo bajo su supervisión. El Presidente señaló que, por consiguiente, no hay nada que temer en lo que respecta a los buenos resultados o no de dicha recomendación adoptada o de cualquier otra.
317 La Delegación de Túnez indicó que hace suyas las propuestas del Presidente en lo que respecta a la aplicación efectiva de las recomendaciones pero insistió que en su intervención anterior, a la que han venido a añadirse las intervenciones de otras Delegaciones, ha mencionado la necesidad de tener en cuenta la dimensión de desarrollo en las actividades y la labor de otros comités e instancias de la OMPI. De ahí que quizás podrían introducirse las palabras “dimensión de desarrollo en las actividades de otros órganos”. Eso sería, quizás, una solución más justa para todas las Delegaciones.
318 La Delegación del Brasil observó que todas las Delegaciones están de acuerdo acerca de la fundamental importancia que reviste la recomendación adoptada 22 y han reiterado su adhesión al contenido de dicha recomendación. En la recomendación se insta a la OMPI a adoptar “un enfoque coherente” en lo que respecta a la naturaleza transversal de la problemática del desarrollo, como ha expuesto la Delegación de Jamaica, en el sentido de que las Delegaciones deben tratar de adoptar y fomentar dicho enfoque coherente. Eso es, precisamente, lo que las Delegaciones deberían tratar de hacer, a saber, fomentar una mayor coordinación entre los comités permanentes de la OMPI y la Asamblea General. De ahí que el Grupo de “Amigos del Desarrollo”, por conducto de la Delegación de Argentina, haya propuesto que el Comité se esfuerce por encontrar medios para tener plenamente en cuenta el hecho de que la problemática del desarrollo guarda relación con la labor de todos los órganos e instancias de la Organización. La Delegación observó que, al tomar nota de las actividades propuestas por la Secretaría, su temor reside en que las Delegaciones se vayan con las manos vacías por cuanto la propuesta formulada por la Secretaría es doble, por un lado, se propone la realización de una serie de estudios, y por otro, organizar foros. Aunque esas actividades propuestas pueden ser útiles, la manera en que han sido descritas es muy vaga y abstracta. Tomando en cuenta la declaración formulada por la Delegación de Sudáfrica, en nombre del Grupo Africano, en el sentido de solicitar que la Secretaría prepare un estudio sobre la contribución de la OMPI al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, considera que el Comité debe tratar de seguir ese camino y convino con la propuesta formulada por el Grupo Africano en el sentido de que la Secretaría prepare un estudio a ese respecto que esté listo en un futuro próximo. La Delegación subrayó, por consiguiente, que el Comité debe esforzarse por reflejar la propuesta formulada por el Grupo Africano en el documento. La Delegación dijo además, que desea explayarse algo más y que la Secretaría no sólo debe preparar un estudio sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la P.I., antes bien, debe considerar la posibilidad de organizar un foro mundial sobre la P.I. y el desarrollo. Eso ayudaría quizás a las Delegaciones a explorar plenamente lo que han estado hablando, a saber, el hecho de que la problemática del desarrollo guarda relación con todos los sectores de la Organización. Las Delegaciones tendrían así la certeza de que la Secretaría suministrará un estudio completo y organizará un foro específico sobre esas cuestiones, sumamente pertinentes. La Delegación recordó que en 2006 se organizó un encuentro muy pertinente e interesante sobre la armonización en la esfera de las patentes, a saber, un foro abierto sobre las patentes, y observó que ese tipo de encuentros sólo se organizan de vez en cuando y que luego todo el mundo se olvida lo que se ha dicho en ese marco, por lo que habría que considerar la posibilidad de que la OMPI organice un encuentro anual.
319 El Presidente señaló que la intervención de la Delegación de Sudáfrica, en relación con la propuesta del Grupo Africano, ha recibido el visto bueno de la Secretaría. En lo que respecta a la idea de organizar un foro mundial de sobre la P.I. y el desarrollo, dijo que la Secretaría se ocuparía de recabar detalles en cuanto al costo de organizar un encuentro de ese tipo.
320 La Delegación de Argentina dijo que no tiene objeciones en cuanto a la propuesta del Presidente sobre la forma de proceder, pero que desea exponer sencillamente una idea. Habida cuenta de que las cuestiones de las que se ocupa el Comité atañen a las actividades de toda la Organización, debe haber una forma en que las Delegaciones puedan comunicarse directamente con los demás comités de la OMPI, ya sea por conducto de una nota enviada por el Presidente, o mediante otro tipo de soluciones, pero debe encontrarse la forma de establecer una comunicación directa que permita que el Comité desempeñe su labor. La Delegación señaló, además, que desea que se incluya, entre las actividades, una evaluación de la puesta en práctica de la recomendación. Con ese fin, la Secretaría del CDIP podría pedir a la secretaría de unos y otros comités que le informen sobre la forma en que se haya aplicado la recomendación y recibiría un informe sobre dicha aplicación en el marco de las sesiones del CDIP. La Delegación dijo, además, que respalda la propuesta formulada por la Delegación del Brasil.
321 La Delegación de Francia, haciendo uso de la palabra en nombre de la CE y sus 27 Estados miembros, dijo que está dispuesta a estudiar la mejor manera de poner en práctica esa recomendación tan importante. Ha tomado nota de las propuestas formuladas y considera que son dignas de tenerse en cuenta y revisten interés. La Delegación dijo que, no obstante, considera útil que las propuestas queden reflejadas en una nueva descripción de las actividades a los fines de poder debatirlas en una etapa ulterior. En dicha discusión también podrían incluirse ideas que la Secretaría tenga o que deriven de los debates sobre ese punto, lo que podría contribuir a que el Comité progrese en sus trabajos y en lo que a la Delegación de la CE respecta, ayudaría en la coordinación con los Estados miembros de la CE.
322 La Delegación de la República Unida de Tanzanía dijo que, aunque está de acuerdo con la declaración formulada por el Presidente, desea poner de relieve la firme convicción que tiene en el sentido de que son pocas las posibilidades de que las actividades del CDIP interfieran en las actividades de otros comités pues, en su opinión, los comités trabajan de forma armoniosa.
323 El Presidente dijo que desea formular dos observaciones. En primer lugar, tomar nota de la observación formulada por la Delegación de los Estados Unidos de América en relación con los programas y foros. Aspirar a que los debates sobre ese punto del orden del día sean equilibrados y den cabida a todos los puntos de vista es legítimo. En otras palabras, las Delegaciones desean estar al tanto de todos los puntos de vista que haya sobre una cuestión. En lo que respecta a la intervención de la Delegación de Francia, y en la medida en que la haya interpretado correctamente, desea recordar a los miembros que su objetivo es exclusivamente fomentar un “amplio acuerdo” acerca de las actividades propuestas sobre la base de los debates que se hayan mantenido y, habida cuenta de que se trata de una sesión formal, se suministrarán a las Delegaciones las voluminosas actas en las que constarán todas las declaraciones formuladas. Más adelante estará sobre el tapete una actualización de las actividades propuestas, acompañada de una reseña de los recursos humanos y financieros necesarios para dichas actividades, de modo que el Comité pueda proceder a un último examen y, en la medida en que pueda dar su visto bueno, el Comité se encaminará hacia una etapa de acuerdo. El Presidente dijo que en la sesión en curso no aspira a llegar a acuerdo alguno, por cuanto todavía queda tiempo para organizar consultas con las instancias representadas por las distintas Delegaciones. De conformidad con el proceso convenido en el mes de marzo, la finalidad a estas alturas es llegar a un amplio acuerdo que quede pendiente de los comentarios y propuestas formulados ante todos y tenidos en cuenta. El Presidente dijo que desea dejar constancia de la satisfacción que para él supone que el Comité haya llegado a un amplio acuerdo en relación con dicha recomendación y señaló que la Secretaría suministraría más adelante información en materia de recursos adicionales.
324 La Delegación de Sudáfrica dijo que quizás convendría que la Secretaría indique a las Delegaciones cómo funcionan a nivel interno los mecanismos de coordinación de la Organización en cuanto a la aplicación de recomendaciones. La Delegación añadió que, en lo que respecta a la presentación de informes, sería quizás necesario que el Presidente invite regularmente a los presidentes de los demás comités a informarle en términos generales sobre las iniciativas que hayan tomado para dar aplicación a las recomendaciones que se formulen.
325 El Presidente señaló que la coordinación interna por parte de la Secretaría no sólo es obvia si se tiene en cuenta la participación de funcionarios que se han dirigido a los miembros del Comité y que también se encargan de los otros cuatro comités, antes bien, se deduce de las propuestas en relación con la aplicación de las recomendaciones adoptadas. Las actividades incumben a diferentes sectores de la Organización, cuyos funcionarios han intervenido ante los miembros del Comité. El Presidente dijo que, por consiguiente, considera que a nivel interno, la colaboración funciona muy bien. Añadió que en la reunión se ha llegado a un amplio acuerdo en relación con las actividades propuestas a los fines de poner en práctica la Recomendación 22 y pidió a la Secretaría que suministre una evaluación de los recursos humanos y financieros que serán necesarios a ese respecto. El Presidente procedió a iniciar los debates en relación con la Recomendación 23.

Catálogo: edocs -> mdocs -> mdocs
mdocs -> Resumen del estudio sobre la propiedad intelectual y la fuga de cerebros: Esquema de situación
mdocs -> S cdip/11/6 original: inglés fecha: 2 de abril de 2013 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Undécima sesión Ginebra, 13 a 17 de mayo de 2013
mdocs -> S cdip/17/10 original: Español fecha: 6 de abril de 2016 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimoséptima sesión Ginebra, 11 a 15 de abril de 2016
mdocs -> Cdip/13/1 Prov
mdocs -> Estado plurinacional de bolivia
mdocs -> S cdip/18/4 Original: inglés fecha: de agosto de 2016 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimoctava sesión Ginebra, 31 de octubre a de noviembre de 2016
mdocs -> La propiedad intelectual y el desarrollo socioeconómico. Estudio de país: Chile Resumen
mdocs -> Cdip/18/11 Prov
mdocs -> Cdip rev summary chair
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   ...   23

Similar:

Cdip/2/4 Prov iconCdip/18/11 Prov
La decimoctava sesión del cdip se celebró del 1 de octubre al de noviembre de 2016
Cdip/2/4 Prov iconS cdip/20/3 prov. Original; ingléS fecha: de marzo de 2018 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Vigésima sesión Ginebra, 27 de noviembre a de diciembre de 2017
La 0ª sesión del Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) se celebró del 27 de noviembre al de diciembre de 2017
Cdip/2/4 Prov iconCdip/13/1 Prov
Supervisar, evaluar y examinar la aplicación de todas las recomendaciones de la Agenda para el Desarrollo y presentar informes sobre...
Cdip/2/4 Prov iconCdip/17/11 Prov. Proyecto de informe
Democrática de Corea, República Unida de Tanzanía, Rumania, Santa Sede, Senegal, Seychelles, Sri Lanka, Sudáfrica, Suiza, Tailandia,...
Cdip/2/4 Prov iconCdip/16/10 Prov. Proyecto de informe
Siria, República Checa, República de Corea, República de Moldova, Rumania, Santa Sede, Senegal, Seychelles, Sri Lanka, Sudáfrica,...
Cdip/2/4 Prov iconCdip rev summary chair
...
Cdip/2/4 Prov iconS cdip/15/5 original: ingléS fecha: 2 de marzo de 2015 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimoquinta sesión Ginebra, 20 a 24 de abril de 2015
Informe sobre el foro de la ompi de expertos en transferencia de tecnología a escala internacional
Cdip/2/4 Prov iconS cdip/9/13 original: ingléS fecha: de abril de 2012 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Novena sesión Ginebra, a 11 de mayo de 2012
Fortalecimiento y desarrollo del sector audiovisual en burkina faso y en determinados países de áfrica
Cdip/2/4 Prov iconS cdip/18/7 original: ingléS fecha: 5 de agosto de 2016 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimoctava sesión Ginebra, 31 de octubre a de noviembre de 2016
Informe sobre el examen independiente de la aplicación de las recomendaciones de la agenda para el desarrollo
Cdip/2/4 Prov iconS cdip/19/2 original: ingléS fecha: 22 de febrero de 2017 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimonovena sesión Ginebra, 15 a 19 de mayo de 2017
...