Descargar 484.29 Kb.


Página1/13
Fecha de conversión07.03.2019
Tamaño484.29 Kb.

Descargar 484.29 Kb.

Borrador de la sesión plenaria celebrada el martes, 9 de diciembre de 2014


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

powerpluswatermarkobject31429071



BORRADOR DE LA SESIÓN PLENARIA CELEBRADA EL MARTES, 9 DE DICIEMBRE DE 2014
Se abre la sesión a las dieciséis horas.
El señor PRESIDENTE: Señorías, buenas tardes. Se abre la sesión.
1. ACTAS
LECTURA Y APROBACIÓN, SI PROCEDE, DEL ACTA DE LA SESIÓN ANTERIOR CELEBRADA LOS PASADOS DÍAS 25, 26 Y 27 DE NOVIEMBRE DE 2014.
El señor presidente da lectura a los puntos 1. y 1.1.
El señor PRESIDENTE: ¿Hay alguna observación? (Pausa).

¿Puede aprobarse por asentimiento? (Asentimiento).

Muchas gracias. Queda aprobada.
2. PROYECTOS Y PROPOSICIONES DE LEY
2.1. DICTÁMENES DE COMISIONES
2.1.1. PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015. SE TRAMITA POR EL PROCEDIMIENTO DE UN MES. COMISIÓN: PRESUPUESTOS

(Núm. exp. 621/000100)


El señor presidente da lectura a los puntos 2., 2.1. y 2.1.1.
El señor PRESIDENTE: Para la presentación del dictamen, tiene la palabra la presidenta de la comisión, doña Petronila Guerrero.
La señora GUERRERO ROSADO: Señor presidente, señorías, tengo el honor de haber sido designada para presentar ante esta Cámara el dictamen de la Comisión de Presupuestos del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2015.

Este proyecto de ley tuvo su entrada en el Senado el pasado día 18 de noviembre, se publicó en el Boletín Oficial de las Cortes Generales en la misma fecha y se tramitó por el procedimiento de un mes, regulado en el artículo 136 del Reglamento del Senado.

El plazo de presentación de propuestas de veto finalizó el 21 de noviembre y el de presentación de enmiendas el 24 de noviembre. La Comisión de Presupuestos se reunió los días 19, 20 y 21 del mismo mes al objeto de designar la ponencia que había de informar el proyecto de ley, así como para celebrar las comparecencias solicitadas por los grupos parlamentarios para informar en relación con el proyecto de ley que nos ocupa, celebrándose un total de 33 comparecencias.

Por otra parte, y en cumplimiento del nuevo procedimiento de tramitación de los Presupuestos Generales del Estado establecido mediante la reforma de los artículos 148, 149 y 150 del Reglamento del Senado, de 5 de junio de 2014, el Pleno del Senado debatió los vetos generales y las enmiendas que implican impugnación completa de una sección en sesión celebrada los días 25 y 26 de noviembre.

Señorías, a este proyecto de ley se formularon 10 propuestas de veto y 4078 enmiendas, de las cuales 63 implicaban impugnación completa de una sección. Por otra parte, fueron designadas las siguientes enmiendas: las números 812 y 1155 de los señores Iglesias Fernández y Mariscal Cifuentes, del Grupo Parlamentario Mixto; las números 412 y 3303, del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado Convergència i Unió; y las números 630, 631, 632, 4076 y 4077, del Grupo Parlamentario Popular en el Senado.

El día 2 de diciembre la ponencia emitió informe por el que se incorporaron por mayoría al texto remitido por el Congreso de los Diputados todas las enmiendas del Grupo Parlamentario Popular no retiradas. También se acordó incorporar la enmienda número 4038, del Grupo Parlamentario Vasco en el Senado, y asimismo las enmiendas 634, 637 y 4066, del Grupo Parlamentario Popular en el Senado al amparo de lo establecido en el artículo 115 de nuestro Reglamento.

Los días 2 y 3 de diciembre, tras el correspondiente debate sobre las enmiendas presentadas, la comisión dictaminó el proyecto de ley y acordó aceptar como dictamen de la comisión el texto propuesto por la ponencia.

Por último, para su debate ante el Pleno se han formulado 10 votos particulares: de los senadores doña Rosario Isabel Santos Fernández, doña María Belén Ibarz Ibarz y don José María Fuster Muniesa, del Grupo Parlamentario Popular en el Senado, por el que mantienen las enmiendas números 649 a 685; del Grupo Parlamentario Socialista, por el que se mantienen todas las enmiendas presentadas excepto la 2218, formulándose el mismo voto particular respecto del dictamen de la comisión en lo modificado por la aprobación de las enmiendas del Grupo Parlamentario Popular excepto en lo referido a las enmiendas 446, 634 y 648; del Grupo Parlamentario Vasco en el Senado, por el que se mantienen las enmiendas 4037 y 4039 a 4063; del Grupo Parlamentario Mixto, por el que se mantienen las enmiendas 17 a 394, 520 a 550, 611, 612, 625, 1305 a 1348 y la 3197; de los senadores don Jesús Enrique Iglesias Fernández y don José Manuel Mariscal Cifuentes, del Grupo Parlamentario Mixto, por el que se mantienen sus enmiendas 686 a 1304; del senador Narvay Quintero Castañeda, del Grupo Parlamentario Mixto, que mantiene las enmiendas 551 a 624 excepto las 611, 612, 625 y 626; del Grupo Parlamentario Entesa pel Progrés de Catalunya, que mantiene las enmiendas 1349 a 1794, así como la vuelta al texto del Congreso de los Diputados en lo modificado como consecuencia de las enmiendas del Grupo Parlamentario Popular en el Senado incorporadas a la ponencia; del senador Jordi Guillot Miravet, del Grupo Parlamentario Entesa pel Progrés de Catalunya, que mantiene las enmiendas 1795 a 2100; y del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado Convergència i Unió, por el que mantiene las enmiendas 3260 a 3873, así como la vuelta al texto del Congreso de los Diputados en lo modificado por el dictamen de la comisión.

Por otra parte me gustaría realizar una valoración respecto del nuevo procedimiento de tramitación que se ha puesto en marcha por primera vez en comisión con ocasión del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio de 2015. A este respecto me gustaría destacar lo manifestado por los portavoces de los distintos grupos parlamentarios en la Comisión de Presupuestos. Se resaltó que este nuevo formato permite un debate ágil y completo, otorgándose al Pleno la capacidad de debatir y votar lo relativo a las grandes cuestiones relacionadas con las políticas de gasto, opinión por otra parte que hago mía. Nos alegramos, pues, de los resultados que hasta este momento está produciendo el nuevo sistema de tramitación.

Señorías, termino agradeciendo la colaboración de todos los servicios de la Cámara pero, si me lo permiten, de un modo muy especial al letrado de la comisión, don Vicente Moret, ya que, gracias a su atención, a su interés y a su forma de trabajar seria y rigurosa, nos ha permitido desarrollar esta nueva tarea en la comisión con solvencia.

Señor presidente, con estas palabras creo haber resumido la tramitación parlamentaria llevada a cabo por la Comisión de Presupuestos del Senado respecto del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2015.

Muchas gracias. (Aplausos).


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senadora Guerrero.

Entramos en el debate de los votos particulares.

El senador Quintero, del Grupo Parlamentario Mixto, ha presentado las enmiendas números 545 a 625.

Tiene su señoría la palabra para su defensa.


El señor QUINTERO CASTAÑEDA: Gracias, señor presidente. Muy buenas tardes.

Coalición Canaria ha presentado a este Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado 81 enmiendas, mediante las cuales solicita una cifra adicional de unos 1100 millones de euros en total para que se cumpla el régimen económico y fiscal de Canarias. Todas esas enmiendas son para garantizar la ejecución de los convenios en infraestructuras que teníamos acordados, para favorecer la creación de empleo en uno de los territorios más castigados por la crisis, para dar calidad a los servicios públicos e incluso mantener algunos de los que son esenciales, para la competitividad de nuestras empresas y para la cohesión territorial de nuestro archipiélago.

Queremos que el Gobierno corrija lo que desde nuestro punto de vista y a nuestro modo de entender es un maltrato que se hace en estos presupuestos a la Comunidad Autónoma de Canarias para el ejercicio presupuestario del año próximo. Queremos un trato equilibrado en compensación respecto del resto del territorio, teniendo presente además las condiciones geográficas y de insularidad que tiene Canarias. Pedimos que se rescaten los planes de empleo de Canarias por 42 millones de euros, así como los planes y convenios de infraestructuras educativas por 40 millones de euros, planes que teníamos desde el principio de esta legislatura y que el Gobierno del Partido Popular ha suprimido dejándolos a cero.

Demandamos en materia de transporte que se incluya a través de una disposición adicional una partida importantísima de 30 millones de euros para transporte público regular de viajeros, tan fundamental en un territorio formado por islas y que dista más de 1500 kilómetros de la península, intentando potenciar los viajeros a terceros países si se nos da aquello que prometió el presidente Rajoy y que es la quinta libertad. También ampliamos a través de las enmiendas nuevas subvenciones para las tasas, a fin de que nuestros aeropuertos sean más competitivos. Asimismo presentamos enmiendas para ampliar los aeropuertos de Lanzarote y de la Isla de El Hierro, así como para abaratar los costes del transporte interinsular, principalmente en las islas de La Gomera y de El Hierro que no tienen conexión con el exterior.

En el caso del transporte de mercancías, proponemos lo que la Unión Europea ha acordado y permitido, habiendo dicho que el Estado es el que tiene la competencia para ampliar el 75% del transporte de mercancías entre Canarias y la península -esto supondría unos 52 millones de euros- para que nuestras empresas puedan ser competitivas. Asimismo, a través de estas enmiendas pedimos que la bonificación del 50% en transporte que tenemos los territorios no peninsulares sea permanente y que no esté a disposición de un ministerio, de una ministra o ministro, de cualquier opción política, así como que la acreditación sea por medio del DNI.

En el sector primario planteamos la recuperación de las ayudas del programa Posei -ayudas que en estos últimos dos años han sido dilapidadas por el Gobierno del Partido Popular- para que nuestro sector primario pueda comercializarse y ser competitivo en los territorios peninsular y europeo.

Solicitamos en varias iniciativas un fondo de compensación interterritorial para compensar ser una región ultraperiférica -lo que ya Europa nos reconoce-. Desgraciadamente el Estado español todavía no nos identifica como región ultraperiférica en el sentido de compensar todas aquellas medidas que garanticen que los que vivamos en Canarias tengamos igualdad de oportunidades en todos los sectores -trabajo, educación, cultura, deporte, etcétera- respecto al territorio continental y europeo.

Pedimos casi 9 millones de euros para algo tan importante como es el agua, para la depuración y la desalación del agua, cuyo consumo ronda el 98% en algunas islas canarias, que ha bajado de 11,5 millones que teníamos a principios de legislatura hasta los 3,5 millones actuales. Insuficiente para la población canaria.

Una partida importantísima para Canarias es la correspondiente a carreteras, que en estos últimos cuatro presupuestos elaborados por el Partido Popular ha bajado 628 millones de euros. Pedimos una cifra adicional si no ya de lo acordado en un convenio que está incumpliendo el Estado sistemáticamente en estos tres presupuestos, sí de al menos 100 millones. Y hacemos especial hincapié en algunas carreteras como la de La Aldea, para la que presentamos una enmienda completamente separada, exclusiva, por importe de 12 millones de euros, por si les viene bien y la votan a favor, porque el Partido Popular ha prometido en Canarias una y otra vez que la iba a financiar.

Voy terminando, señor presidente. Creemos que estos presupuestos maltratan a Canarias, que no son justos, por una sencilla razón: porque no se cumple lo que dice el régimen económico y fiscal -que votamos todos en las Cortes, que se votó por unanimidad en el Parlamento de Canarias, que se volvió a votar en esta legislatura por unanimidad de todas las fuerzas políticas del Parlamento de Canarias y que se votó en las Cortes-: que la media de inversión del Estado en Canarias no tiene que ser menor que la media del conjunto de las comunidades autónomas de España. Lo dice, y lo han aprobado todos en esta legislatura. No se cumple. Son datos oficiales de sus presupuestos, de los presupuestos del Partido Popular. Pedimos que, como mínimo, se cumpla con estas enmiendas.

Muchas gracias.
El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Quintero.

Las senadoras Santos e Ibarz y el senador Fuster, del Grupo Parlamentario Popular, han presentado las enmiendas 649 a 685.

Para su defensa, tiene la palabra la senadora Ibarz.
La señora IBARZ IBARZ: Gracias, presidente.

Subo a esta tribuna para defender las enmiendas del Partido Aragonés, 38 enmiendas, un número apenas simbólico entre las más de 4000 presentadas por la totalidad de los partidos, que abordan objetivos que a nuestro entender son inaplazables, objetivos, señorías, que resumiré en cuatro de fácil comprensión: primero, abordar un problema estructural de nuestra comunidad autónoma: la despoblación y el envejecimiento mediante la creación de una ITI cuyo principal objetivo sea el desarrollo poblacional y socioeconómico de las comarcas más despobladas de Aragón, utilizando dicha estructura estatutaria como eje. Segundo, poner fin a la contaminación por residuos de lindano depositados en el entorno donde se ubicó la planta de Inquinosa, en Sabiñánigo, que está provocando graves problemas de abastecimiento y posibles afecciones en los regadíos e industrias, problema que persiste desde hace ya treinta años y para el que la semana pasada se anunció la firma de un nuevo convenio -el tercero en estos treinta años-, que, a nuestro entender, requiere un tratamiento presupuestario expreso y de características similares al de Flix, que, a día de hoy, no se ha visto reflejado en el presupuesto que hoy debatimos. Tercero, poner fin a la alta siniestralidad y, por tanto, al número de víctimas que anualmente soportan alguna de las principales vías de nuestra comunidad. La alta siniestralidad de la N-II no admite aplazamientos ni limitaciones inversoras. Es absolutamente necesario liberar ya los peajes de la AP-2 entre Zaragoza y Fraga y abordar con inversiones suficientes su posterior desdoblamiento, así como finalizar los tramos entre Ráfales y Castellón o entre Teruel−Los Santos, en la nacional 330, tramo acuciado con idénticas problemáticas.

Cuarto, finalizar y agilizar infraestructuras neurálgicas para el desarrollo social y económico de nuestra comunidad -a modo de ejemplo sirva la nueva ubicación del embalse de Santolea, las infraestructuras de regadíos y planes de restitución por embalses-; impulsar la A-68 entre Zaragoza y Alcañiz hasta Valdealgorfa; finalizar los trazados Huesca−Sabiñánigo, Pamplona−Jaca, así como enlazar en las mejores condiciones posibles todos los valles pirenaicos, mejorando la nacional 260 en los tramos pendientes. Fundamental es también mejorar las conexiones ferroviarias entre Teruel y Zaragoza, pero, por supuesto, consideramos que han de ser concebidas como objetivo de Estado las conexiones ferroviarias con Francia por el centro de la península, concretamente la reapertura del túnel del Canfranc y la travesía central del Pirineo.

En todo caso, señorías, el Partido Aragonés entiende que las prioridades inversoras realizadas en el Estado en Aragón han de quedar determinadas en la Comisión Bilateral Aragón−Estado, máximo órgano de colaboración entre el ámbito estatal y el autonómico y con reconocimiento en el Estatuto de Autonomía de Aragón.

Muchas gracias, señor presidente.
El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senadora Ibarz.

Los senadores Iglesias y Mariscal, del Grupo Parlamentario Mixto, han presentado las enmiendas 686 a 773, 775 a 811, 813 a 1154 y 1156 a 1304.

Para su defensa, tiene la palabra el senador Iglesias.
El señor IGLESIAS FERNÁNDEZ: Muchas gracias, señor presidente.

Hemos presentado 50 enmiendas al articulado, en el que de alguna manera se reflejan los planteamientos políticos más relevantes del presupuesto.

La primera enmienda sirve de marco de financiación para las modificaciones que posteriormente se plantearán en las secciones a partir de una reforma del régimen fiscal que incremente en 30 000 millones la recaudación.

Dentro de las enmiendas al articulado debemos destacar como más importantes la que busca sustituir la congelación salarial a los trabajadores públicos por una subida del 2,6% y llevar la tasa de reposición en los servicios esenciales al 100%; la que pretende incrementar la subida de las pensiones en un 1,5%, que va acompañada de una modificación de la sección 60, con un incremento de su consignación en 1500 millones; la que busca que se genere un fondo especial de financiación a favor de los municipios de población no superior a 20 000 habitantes, que a su vez tiene como correlato en la sección 15 una enmienda que incrementa en algo más de 45 millones de euros las previsiones de esta sección; la que pretende ampliar la oferta pública de las plazas de jueces y fiscales a no menos de 200; la que intenta que se revise el cálculo de la pensión de viudedad aumentando el porcentaje que se aplica sobre la base reguladora del 52% al 54%. En otra de ellas planteamos un recorte del 20% en la asignación tributaria de la Iglesia y que se acabe con la exención del IBI de sus bienes. Igualmente, mediante otra enmienda, aspiramos a que se incremente en un 8% el indicador IPREM.

Buscamos que se homologuen los requisitos de transparencia de la Casa Real con los de los altos cargos de la Administración General del Estado y, a la vez, en la sección 1, planteamos una reducción del 30% en la consignación para la Casa Real.

Una enmienda que no ha tenido éxito como el resto pero que no tiene coste económico es la que busca que se establezca una moratoria de dos años a las entidades locales menores para que presenten sus cuentas.

Finalmente, dentro del articulado, mediante otra enmienda queremos que se le plantee al Gobierno que en tres meses presente un proyecto de ley para la introducción de un sistema de renta mínima garantizada -va acompañada de una enmienda a la sección 26 por importe de 5000 millones de euros para financiar esta renta mínima garantizada-.

Secciones. Sección 12: 5 enmiendas incrementan en 600 millones las transferencias a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Sección 13: mediante 2 enmiendas queremos aportar 123 millones más para la modernización de la justicia y la implantación de la nueva oficina judicial. Igualmente, con otras 2 enmiendas, planteamos transferencias en materia de aplicación de la memoria histórica.

Sección 14: aumentamos la financiación de los programas de 8x8 y a la fragata F−110.

Sección 15: planteamos una transferencia a entidades locales para inversión de más de 83 millones de euros.

Sección 16: además de pretender la desaparición de los fondos reservados y la transferencia a la Conferencia Episcopal para el culto en centros penitenciarios, planteamos enmiendas que supongan más recursos para el ejercicio del derecho de asilo y la atención a los inmigrantes, que asimismo tendría como expresión un plan de cierre progresivo de los centros de internamiento de extranjeros.

Sección 17 y Grupo Fomento: la mitad de las enmiendas buscan mejorar el ferrocarril convencional, tanto en materia de líneas como estaciones, seguridad y nuevo material rodante, así como aumentar la inversión en Renfe Ancho Métrico. Igualmente planteamos enmiendas para propiciar concluir en los plazos previstos el AVE a Asturias y la penetración del ferrocarril en Gijón y en León; mejoramos Cercanías en Madrid y en Cataluña; planteamos enmiendas que suponen la baja de determinadas autovías que entendemos no justificadas y creamos consignaciones específicas para la desaparición de puntos negros o la liberación de peajes en autovía. En materia de viviendas, incrementamos en 500 millones las ayudas al alquiler, en 135 millones los planes de vivienda y en 35 millones las ayudas de renta básica para emancipación.

Sección 18: 3 enmiendas incrementan en 370 millones las consignaciones para becas; 2 incrementan en 195 millones las que van dedicadas a actividades de educación compensatoria. Planteamos que el fondo de compensación de educación territorial se incremente en 150 millones y un convenio con las comunidades autónomas para la apertura de escuelas infantiles por 200 millones.

En turno de portavoces intentaré concluir el maratón explicativo.
El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Iglesias.

La senadora Capella ha presentado las enmiendas 17 a 394.

Para su defensa, tiene la palabra la senadora Capella.
La señora CAPELLA I FARRÉ: Gracias, presidente. De todas maneras voy a hablar de lo que voy a hablar, porque, en definitiva, me han cambiado el guion a medio partido. Pero da lo mismo, es igual.

Todas las enmiendas presentadas representan alguna variedad respecto al año anterior, de todas maneras, como sucesivamente los Presupuestos Generales del Estado son especialmente lesivos para Cataluña y para los Països Catalans, hemos ido reproduciendo a lo largo de estos años las mismas enmiendas.

Estos Presupuestos Generales del Estado –lo decíamos ya cuando defendíamos el veto general a los presupuestos de Esquerra Republicana− mantienen el constante agravio en el capítulo fiscal y de inversiones, al cual se ven sometidos Cataluña y los Països Catalans, y que, en definitiva, para nosotros continuarán persistiendo –habida cuenta de la actitud del Partido Popular y a veces también la de otros partidos que han ostentado el Gobierno del Estado español− hasta que nosotros no alcancemos la libertad nacional.

Decía también que Cataluña representa el 16% de la población y la inversión del Estado será del 9,5% del total de las inversiones territoriales del Estado en las comunidades autónomas -menos todavía que en el año 2014 y exactamente la mitad de lo que le correspondería según el peso que tiene Cataluña en la economía del Estado-. Tampoco son benevolentes respecto a los Països Catalans, al País Valencià, representa el 10,8% de la población y solo recibirá el 6,9% del total de las inversiones. Las Illes Balears representan el 2,4% y solo recibirán el 1,2% de la inversión.

Estas cifras solo pueden ser definidas como expolio; tratan a los Països Catalans como si de una colonia se tratase. Pero a este agravio hay que sumarle el incumplimiento constante de sus compromisos, la deuda acumulada que el Estado mantiene con la Generalitat por el incumplimiento continuado de la disposición adicional tercera del Estatut en los años establecidos para reparar el déficit histórico de inversión en infraestructuras, un incumplimiento de la ley puesto que se trata de ley vigente.

Asimismo, el Gobierno del Estado propone introducir para este año 2015 una reforma fiscal que, por ejemplo, en el apartado del IRPF, la reducción de tramos equiparará a las clases medias-altas con las grandes fortunas del país, lo que, sumado al descenso por igual del porcentaje que tributará cada tramo, choca fuertemente con el principio fundamental de progresividad de este impuesto ya que de esta reforma se beneficiarán por igual las clases altas y las que más han sufrido la actual crisis económica. Continuando con esta serie de sinsentidos: el impuesto de sociedades se igualará para todas las empresas fijándose en el 28%, y el impuesto de patrimonio, que en 2013 tan solo recaudó 929 millones de euros, seguirá como un impuesto residual y desaprovechado. No obstante, es curioso que el expolio fiscal que aplican a Cataluña para favorecer en teoría, aunque no en la práctica, a las zonas más necesitadas del Estado no lo apliquen a las rentas ciudadanas más ricas para favorecer a las personas más necesitadas.

Pero, más allá de que nieguen un ajuste a la redistribución ciudadana de la riqueza por la vía impositiva, la redistribución de los presupuestos del Estado sigue beneficiando a las grandes empresas. Y ustedes hablan de mejoras en la economía y de crecimiento, pero este crecimiento no tiene reflejo para dar cobertura a las necesidades de la ciudadanía. Pretenden hacernos creer que con la crisis no hay dinero para dependencia, para sanidad, para educación o para atender la trágica situación de la pobreza infantil. Y nosotros les decimos que mienten a la ciudadanía, pues bien que tienen dinero para incrementar los costes de defensa e incluso embarcarse en nuevos y costosos proyectos armamentísticos.

Nuestras enmiendas han ido en el sentido de aportar partidas presupuestarias para erradicar la pobreza estructural, para erradicar la pobreza infantil, plantear la necesidad de dar cobertura a la Ley de la dependencia, efectivamente, reintegrando estas cantidades de aquel presupuesto que ustedes destinan a la defensa.

En todo caso me reservo para el turno de portavoces la continuación de la defensa de la enmiendas. (Rumores).
El señor PRESIDENTE: Señorías, guarden silencio.

Muchas gracias, senadora Capella.

Los senadores Eza y Yanguas y la senadora Salanueva han presentado las enmiendas 520 a 527.

Para su defensa, tiene la palabra el senador Yanguas.


El señor YANGUAS FERNÁNDEZ: Muchas gracias, señor presidente. Muy buenas tardes.

Unión del Pueblo Navarro va a hablar de las 7 enmiendas que hemos presentado, importantes todas ellas para la Comunidad Foral de Navarra, algunas en el Congreso de los Diputados, y no tuvieron éxito, y otras 2, que son nuevas, en esta Cámara para su debate.

Voy por bloques. En un primero hemos presentado una enmienda sobre los centros de referencia del virus ébola en España y en Navarra.

En un segundo bloque solicitamos al Ministerio del Interior ayudas extraordinarias por valor de unos 10 millones de euros para paliar todos los daños producidos por las inundaciones ocurridas en Navarra en 2013, que no obtuvieron satisfacción, y en 2014 en muchas poblaciones. Recuerdo que el daño más grave y más destacable se produjo en el valle del Baztan navarro.

Otro grupo de enmiendas solicitan dotar, en referencia también a la Confederación Hidrográfica del Ebro, ayudas para el dragado de cauces, limpieza de ríos –de lo que se ha hablado aquí mucho−, desbroce, refuerzo de motas, etcétera, y una parte de ese dinero también iría a parar al regadío del Canal de Bardenas, en Navarra. En este apartado, la cuantía total es de 2 300 000 euros.

Otra enmienda, nueva en el Senado, es para intentar comenzar con la reparación del claustro de la Catedral de Pamplona, que hace unos años ya se incluyó en el Plan Nacional de Catedrales y, sin embargo, no ha tenido ningún reflejo presupuestario. Por lo tanto, sí está en el papel pero no desde un punto de vista presupuestario, por lo que se piden 200 000 euros para cofinanciar una primera fase, que se podría ejecutar durante el año que viene.

Otro bloque de enmiendas sería para dotar con algo más de financiación al Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria que, como otros años ya hemos dicho aquí, tanta labor hace para las empresas de Navarra y otras comunidades autónomas en tema de tecnología y seguridad alimentaria. Solicitamos medio millón de euros.

Por último, pedimos 500 000 euros también para que se inicie el proyecto relativo al tramo de enlace entre Tiermas y Sigüés; las obras vendrían más adelante.

Nada más, señorías. Espero que puedan valorar estas enmiendas y aceptar algunas de ellas. Muchas gracias.
El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Yanguas.

La senadora Domínguez Hormiga ha presentado las enmiendas 528 a 544. Tiene la palabra para su defensa.


La señora DOMÍNGUEZ HORMIGA: Muchas gracias, señor presidente.

Señorías, Canarias es una de las comunidades autónomas más castigadas por el nuevo documento presupuestario. Y dentro de este marco de restricción, Fuerteventura es la gran olvidada. La inversión media en España por ciudadano para el próximo año será de 238 euros. Sin embargo, para los habitantes de Fuerteventura la inversión no llegará siquiera a los 100 euros por habitante. Por ello, y dentro de la lógica de las necesidades reales inminentes, se han presentado un total de 17 enmiendas.

La enmienda 528 viene avalada por la demanda que se viene llevando a cabo desde hace más de veinte años en este mismo Senado. Se necesita dotar a la zona sur de la isla de unas nuevas instalaciones para las dependencias de la Policía Nacional, sobre todo en referencia a la unidad de extranjería y a las oficinas de tramitación de documentos.

La enmienda 529 se refiere a la necesidad de dotar de financiación al proyecto de un nuevo edificio para casa−cuartel de la Guardia Civil.

Las enmiendas 539 a 542 van dirigidas a la necesidad de una dotación presupuestaria para los proyectos que afectan a la costa de Fuerteventura, donde se incluye el paseo marítimo de Corralejo, el paseo marítimo de Puerto del Rosario y el paseo marítimo del Cotillo, todos ellos aprobados desde hace más de cuatro años. Es impensable que, siendo una isla, no se destine ni un solo euro al acondicionamiento de las costas, máxime cuando se hace referencia a tramos muy pequeños que son continuidad de obras ya ejecutadas.

Por otro lado, hay que señalar que, obviamente, Fuerteventura no tiene transporte ferroviario, por lo que es lógico que se desarrollen infraestructuras viarias, porque, en teoría, los Presupuestos Generales del Estado equilibran la inversión bajo un principio de solidaridad. Por ello, las enmiendas 531 y 532 pretenden conseguir la ayuda y el impulso para dotar a la isla de infraestructuras viarias necesarias como elemento básico de comunicación, integrándose un carril bici que elimine los riesgos que actualmente sufren los deportistas.

La enmienda 533 se refiere a la necesidad de invertir en la creación del parque arqueológico de la Isla de Lobos.

La enmienda 534 es para dotar presupuestariamente el proyecto de Eduardo Chillida, por el que se prevé la ejecución de un monumento en la montaña de Tindaya.

He de señalar que el Ministerio de Industria ha dado luz verde a la línea de alta tensión que minará la isla de Fuerteventura con 200 torretas de 50 metros de altura y que afectará a la mayoría de los municipios, incorporando estas monstruosas moles en el árido paisaje majorero. Por ello, la enmienda 535 prevé la incorporación de una partida presupuestaria a fin de que las nuevas instalaciones eléctricas sean todas ellas soterradas, evitando el gran impacto ambiental que supone la instalación de torretas de alta tensión, con un cableado aéreo.

La enmienda 536 prevé la incorporación presupuestaria para poder llevar a cabo un plan de mejora del modelo turístico.

Asimismo, y a fin de multiplicar los factores económicos, las enmiendas 538 y 543 son una apuesta para fomentar e impulsar el desarrollo rural, para crear una política de diversificación más allá del sector turístico.

Para finalizar, la enmienda 544 se refiere a la urgente necesidad de dotar presupuestariamente la ampliación de plantas desaladoras, mediante transferencia directa, como se prevé para los casos de Ceuta y Melilla, dado que la previsión presupuestaria de 3,5 millones de euros para toda Canarias es, evidentemente, insuficiente.

La carencia de recursos hidráulicos en Fuerteventura ha obligado a la progresiva dependencia del sistema industrial de producción de agua potable mediante procesos de desalación del agua del mar. Los centros instalados son insuficientes y no han ido a la par con el crecimiento poblacional, turístico y demás. Por ello, es necesaria la implicación del Estado para financiar un plan de ampliación para la producción de agua desalada.

Muchas gracias.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senadora Domínguez.

Finalmente, tiene la palabra el senador Martínez Oblanca, para la defensa de sus enmiendas 1305 a 1348 y 1197.


El señor MARTÍNEZ OBLANCA: Muchas gracias, señor presidente.

Los últimos presupuestos del Gobierno de Rajoy en esta X Legislatura remachan su ensañamiento con Asturias.

Ya subrayé hace dos semanas, con la presentación por primera vez de un veto a un proyecto de ley presupuestaria, que estamos ante la culminación de una trayectoria donde la discriminación, la insolidaridad y el desequilibrio territorial han sido una constante desde el minuto uno de este infausto Consejo de Ministros; porque infausto resulta que ya en la primera reunión del Ejecutivo se laminaran unilateralmente los fondos mineros comprometidos con las comunidades autónomas del carbón, vulnerando la ley, tal y como establecieron posteriormente de forma palmaria, contundente y firme los tribunales de justicia a los que recurrió el Gobierno del Principado.

Hoy, ante la desobediencia civil del Gobierno de Rajoy, consignamos 6 enmiendas a la sección de industria, que tratan de corregir su inaceptable actitud de insumisión a la ley y a las sentencias, que es además muy dañina con las cuencas mineras porque se les quieren hurtar 213 millones de euros que les corresponden como compensación por su enorme sacrificio económico y social, tras renunciar a miles de puestos de trabajo y millones de toneladas de carbón, así como asumir el cierre de pozos y explotaciones.

Al capítulo de infraestructuras dedicamos 17 enmiendas parciales que corrigen el aislamiento de Asturias y tratan de acelerar los plazos en obras fundamentales que el Gobierno ha ralentizado e incluso paralizado. Hemos hablado aquí en numerosas ocasiones de la variante de Pajares, de la anacrónica estación en fondo de saco de León y de la reconversión a peor de las características que justificaron la enorme inversión programada en el año 2000 para la línea Madrid−Asturias, del corredor Norte−Noroeste.

Con nuestras enmiendas en materia ferroviaria, que se repiten año tras año, promovemos el fin del aislamiento y que la alta velocidad llegue a Asturias, así como dar solución a los problemas derivados de los incumplimientos del Ministerio de Fomento con la Sociedad Gijón Al Norte, que han prorrogado la existencia de la barrera ferroviaria y desaprovechado el ya construido, y sin uso, túnel del metrotrén.

En Aviles, consideramos imprescindible impulsar su plan de integración del ferrocarril y el proyecto paralizado de soterramiento de las vías ferroviarias.

En materia de autovías, reclamamos la conclusión de la del suroccidente, paralizada y olvidada por el Gobierno. Asimismo tratamos, dentro de lo que son las comunicaciones por carretera, de dotar a los puertos de El Musel y Aviles, y al Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA) con accesos y enlaces acordes a su enorme importancia.

Igualmente, proponemos partidas para la creación de un bulevar que solucione en Oviedo los problemas del entorno del monumento prerrománico de Santullano y que facilite los enlaces de Pumarín y Ventanielles a la autopista Y.

También para Oviedo proponemos una enmienda que corrige la tremebunda amnesia del Partido Popular que ha olvidado durante años el clamor de la oposición para dotar a la capital de Asturias de una circunvalación que además posibilitaría la conexión de varios núcleos residenciales y todo el entorno del nuevo hospital universitario.

Otras enmiendas, relacionadas con el Ministerio de Fomento, van referidas al viejo puente de Ribadesella, a la eliminación de los puntos negros de San Miguel de Arroes, en Villaviciosa, y de Campomanes, en Lena, a la dotación de barreras acústicas para varios barrios de Corvera afectados por los ruidos de la A-66 y a corregir con una pasarela la división física a la que han sido condenados los vecinos de Santa Marina de Piedramuelle, en Oviedo. No hay que olvidar las enmiendas para la rehabilitación del Monasterio de Cornellana, en ruina, así como los convenios firmados para su rehabilitación.

A la sección 18, Ministerio de Educación, presentamos 8 enmiendas que van desde la dotación de ayudas a la formación del profesorado hasta el aumento de las actuaciones en el primer ciclo de educación infantil, el incremento para la enseñanza de formación profesional, así como el aumento para becas y ayudas a estudiantes.

También corregimos el tijeretazo que el Gobierno de Rajoy le ha pegado en estos estos cuatro años a la entidad organizadora del festival de ópera, uno de los eventos culturales de mayor relevancia y arraigo de Asturias. Por supuesto, a diferencia del Gobierno, no nos olvidamos de dotar, consecuentemente a su importancia, el convenio para la conservación de los monumentos del prerrománico asturiano, patrimonio de la humanidad. Asimismo, contemplamos la apertura de una línea de financiación para la Academia de la Llingua Asturiana.

El límite de tiempo me impide mencionar el resto de las enmiendas registradas, que doy por defendidas, y que son las relativas a los ministerios de Defensa, Agricultura, Economía y Competitividad, y a la Seguridad Social que, junto con el resto, hacen un total de 44, por un montante cercano a los 900 millones de euros.

Ni qué decir tiene que me temo, a la vista de los precedentes a lo largo de esta legislatura y en el Congreso de los Diputados, el destino final de estas enmiendas que son imprescindibles y necesarias para Asturias.

Muchas gracias, señor presidente.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Martínez Oblanca.

El Grupo Parlamentario Vasco ha presentado las enmiendas 4037 y 4039 a 4063.

Para su defensa, tiene la palabra la senadora Iparragirre.
La señora IPARRAGIRRE BEMPOSTA: Arratsalde on, mahaiburu jauna; arratsalde on, senatariak. Buenas tardes.

Hoy debatimos el Proyecto de Ley de presupuestos para el año 2015. En muchas ocasiones se nos reclama a los políticos, o nosotros mismos nos planteamos, la necesidad de hacer pedagogía, porque no siempre llega a la gente el trabajo que realizamos aquí. Quizá la primera pregunta que deberíamos hacernos es cuál es el objeto de la ley que hoy debatimos y qué papel tienen las personas a las que al fin y al cabo es a quienes va destinada. Mi grupo tiene claro que es pensando en ellas por lo que formula las enmiendas, posiciona su voto y decide qué hacer con el debate de este proyecto de presupuestos, por las personas y por su futuro y, evidentemente, desde nuestro punto de vista, su futuro en Euskadi.

Como decía, estamos casi en la última fase. Mi grupo realiza una valoración discrepante de la que el Gobierno plantea: por una parte, en la valoración estrategia político-económica; por otra parte, en las principales cifras económico-presupuestarias que se recogen en el documento que se nos presenta. La oposición frontal a su estrategia la fijamos en dos apartados: uno, la profunda preocupación por la situación económica en un sentido amplio, y otro, las implicaciones que puede tener sobre los ciudadanos, porque no podemos olvidarnos que son los ciudadanos los auténticos sufridores de la crisis y de su política económica, señorías, la que el Gobierno y el grupo mayoritario que lo sustenta nos presentan.

Muchas veces, los políticos, cuando hablamos en un mitin o en cualquier otro lugar, no tenemos ninguna duda de cuál es el caladero al que nos dirigimos, tenemos claro a quién nos dirigimos, y por ello en unas ocasiones hablamos de una manera y en otras hablamos de otra. Y, como legisladores, yo me pregunto: ¿lo tenemos claro? ¿Nos cuestionamos a quién va dirigido el fruto de lo que hacemos? ¿Acaso no se nos olvida en ocasiones, señorías del Partido Popular? No debemos olvidarnos de las personas que se verán afectadas por lo que nosotros o ustedes, con su mayoría absoluta en este caso, decidan.

En ese sentido, mi grupo parlamentario ya presentó un veto que debatimos en el pasado Pleno, y destacábamos que había dos mundos muy diferenciados y alejados entre sí: por una parte estaba la España que vivía dentro de la economía financiera, donde el dinero parecía que entraba por todas partes, y por otra, desgraciadamente, existía otra España donde el 25% de la ciudadanía no encuentra empleo, otra donde existen más de 5 000 000 de personas en exclusión severa, otra donde las pymes no pueden acceder al crédito. Y aquí, en esta situación, en esta España que también existe, el Gobierno y el ministro Montoro nos dicen que la crisis ya ha pasado o que está pasando, mientras en las calles seguimos viendo gente sin sitio para dormir, sin alimento que llevarse a la boca, personas pasándolo mal. También decíamos en la defensa de nuestro veto que no nos parecía importante el cuadro macro que nos presentaba el ministro porque, volviendo a la idea que yo planteaba anteriormente, la calle tiene otra realidad, la gente no percibe eso, y porque esos grandes datos que se nos presentaban, macros, no cambian la vida de esa ciudadanía, de esas personas con esas dificultades. Lo que sí constatábamos es que está plenamente justificado, lo vemos y está ahí, el deterioro de la cohesión social; hay un incremento de la exclusión social.

Pues bien, señorías, mi grupo entiende que es necesario recuperar el capital humano que hemos destruido. No tenemos ninguna duda de que el deterioro en la situación económica y social de muchos hogares está afectando ya claramente a la propia salud, a la calidad de vida y a la calidad del entorno donde esas personas, incluidas todas esas que decíamos que se encuentran en esa situación, viven.

Señorías, son esas personas, esas y otras, las que demandan reiteradamente que los políticos seamos capaces de llegar a acuerdos. Una vez más estamos ante un proyecto de ley en el que no lo hemos conseguido. El único acuerdo conseguido es el desacuerdo, es decir, el acuerdo al que hemos llegado los diferentes grupos de la oposición para manifestar nuestra postura en contra. No lo hemos conseguido ni en situaciones económicas como la que estamos pasando, ni en un momento socio−político e histórico –me atrevo a decir− como el que estamos viviendo. Y lo peor de todo, señorías, es que ya es una rutina. Está instaurado en la psique política, ya apenas nos extraña si no fuera porque, uno tras otro, los diferentes portavoces que bajamos a esta tribuna lo volvemos a recalcar. Es un hábito y prácticamente lo damos por bueno. Señorías, mi grupo considera que es una nueva ocasión perdida. Me van a permitir que les haga un símil con lo educativo. Cuando a los niños pequeños, por pequeños que sean –quizás sea porque yo he trabajado con pequeños−, se les habla de que ejerciten la búsqueda de acuerdos, se les pone en situación y se les presenta una realidad en las que hay dos opiniones o más diferentes para que utilicen diferentes recursos, y así poder llegar a acuerdos; si ellos son capaces, yo a veces me pregunto: ¿qué nos ocurre a nosotros que no podemos hacerlo?

No obstante, el trámite parlamentario, a cuyo fin, como decía al principio, estamos llegando, permite la presentación de enmiendas, que es el debate que en estos momentos estamos realizando, con el objetivo de aportar desde la diferencia de opinión lo que entendemos que mejoraría el texto. Y eso es lo que ha hecho mi grupo, ha presentado 27 enmiendas. De un total de más de 4000, ha presentado 27 enmiendas. Luego diré por qué esas pocas y no un gran número. Y debo decir que de las cuatro mil y pico, 27 de mi grupo, solo una ha sido aceptada en ponencia. Nuestra enmienda 4038, sin duda, que para los que estuvimos en la Comisión de Presupuestos ya es conocida. Alguien hablaba de ir a comprar lotería con ese número. Lo que decía, al final hacemos nuestra la falta de acuerdo y nos parece hasta algo normal. Una enmienda que, por otra parte, no venía más que a recordar lo que el Grupo Parlamentario Popular ya había adquirido como compromiso el año pasado y no lo había cumplido, pero bienvenida sea sin ninguna duda.

¿Qué lectura podemos hacer de ello? El grupo mayoritario siempre nos lanza el mismo mensaje, y yo, sinceramente, reclamo una reflexión. ¿Siempre estamos desacertados? ¿Siempre son no válidas nuestras propuestas? ¿Siempre responden o a una mala interpretación o a una lectura no acertada o a que algún dato se nos ha escapado...? Esto lo escuchamos continuamente. A mí me cuesta creerlo. Sigo teniendo esperanza y confiando en que las personas pueden llegar a acuerdos, y deberíamos hacer un esfuerzo para conseguirlos si no es por el convencimiento, cuanto menos que fuera por el respeto parlamentario. Porque cuando por una parte no existe una repercusión, es como que no se nos escucha -como decía aquél, me oyes pero no me escuchas- y cuando lo que reiteradamente, como decía anteriormente, recibimos son solo lecciones de dónde, cómo, bajo qué formato, utilizando qué recurso debemos de presentar las cosas, así no se alcanza el camino para poder llegar a un acuerdo.

Y hoy en día que nuestro trabajo, el trabajo de los políticos, el trabajo de los parlamentarios está tan cuestionado, yo vuelvo a reclamar que deberíamos realizar un esfuerzo. ¿Dónde queda, de lo contrario, nuestra credibilidad ante esa demanda reiterada de búsqueda de acuerdos? ¿Esta actitud ayuda? Mi opinión es claramente que no. No, señorías, esta no es la actitud que favorezca a mejorar nuestra imagen o a realizar esa pedagogía de la que hablaba al principio que quizá todos y cada uno de nosotros deberíamos hacer. Pero si lo que vamos a trasladar es este resultado, quizá prefiero no hacer pedagogía.

Como decía anteriormente, mi grupo ha optado en esta fase del trámite parlamentario por presentar 27 enmiendas, de las que hoy doy por defendidas las 26 que han quedado sin incluir en ponencia. ¿Por qué 26 y no trescientas y pico? Entendiendo, como decía al comienzo, quién es el destinatario de lo que en este proyecto decidamos, mi grupo las ha condensado en bloques que considerábamos más importantes. Hemos realizado una priorización, algo que esta senadora, y en nombre de mi grupo, tantas veces ha reclamado al Gobierno en diferentes proyectos o ante diferentes necesidades. Hemos priorizado lo que considerábamos que para esas personas a las que iría destinado sería lo mejor. Las hemos presentado precisamente pensando en ellas, en esas personas y en su futuro y, en nuestro caso, en el futuro de esas personas en Euskadi, puesto que muchas de nuestras enmiendas responden a proyectos prioritarios e importantes para el desarrollo de estas personas en Euskadi. ¿Y por qué? Pues porque, tal y como hemos comentado en el Pleno pasado en el debate del veto, entendemos que en este proyecto de presupuestos Euskadi no existe para el Gobierno español. La presencia de Euskadi en esta propuesta presupuestaria raya el absurdo, no se soluciona ninguna demanda y ni tan siquiera se atienden los compromisos previamente adquiridos.

El Gobierno español ha abierto una etapa de desafección presupuestaria con Euskadi. Y yo, sinceramente, en nombre de mi grupo pediría que antes de dar este paso se evaluaran las consecuencias, porque no consideramos que sea acertado. Sobre esa base hemos presentado las 26 enmiendas, con el objetivo que planteaba al principio, pero lástima que la conclusión a la que debemos de llegar es al resultado que ya vimos en la Comisión de Presupuestos, como he dicho anteriormente, integrándose una única enmienda, siendo de nuestro grupo en este caso, a la ponencia y con visos de poca posibilidad de llegar a acuerdos en el transcurso de este debate.

Finalizo, señorías, apelando a la capacidad de búsqueda de acuerdos - no me cansaré de repetirlo-, a la aceptación de las propuestas del diferente, señorías del grupo mayoritario, porque siempre será para enriquecer -no pensemos que el diferente no puede aportar algo- y apelando a la reflexión porque creo que son tiempos en los que se necesita.

Muchas gracias.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senadora Iparragirre.

El Grupo Parlamentario Entesa pel Progrés de Catalunya ha presentado dos bloques de enmiendas, el primero comprende las enmiendas 1349 a 1760, 1762 a 1782, 1784 a 1789 y 1791 a 1794, así como la vuelta al texto remitido por el Congreso de los Diputados en lo modificado como consecuencia de las enmiendas incorporadas del Grupo Parlamentario Popular.

Para su defensa, tiene la palabra el senador Bruguera.
El señor BRUGUERA BATALLA: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

En primer lugar, quiero sumarme a las palabras de la presidenta de la Comisión de Presupuestos en el sentido de que mi grupo parlamentario también hace un análisis positivo del nuevo formato de debate de los Presupuestos Generales del Estado. Creemos que todavía se podría mejorar, que se podría plantear alguna pequeña modificación, alguna cuestión por puntualizar que deberíamos abordar lo antes posible, ahora que todavía tenemos frescos los debates, tanto en comisión como en Pleno, pero, repito, mi grupo hace una valoración positiva de este nuevo formato.

Señorías, estos presupuestos cierran una legislatura, cierran un ciclo, un proceso iniciado en 2012 que se caracteriza por lo siguiente: En primer lugar, continuidad en sus políticas –en esto hay que reconocerles coherencia−, políticas de austeridad extrema, de recortes sociales que en muchos aspectos han tocado hueso, y de aumento de las desigualdades y de la brecha social. Si los dos grandes problemas con los que se enfrenta el mundo hoy en día son la pobreza y el cambio climático, los presupuestos del Partido Popular de este año, y los de los años anteriores, han aumentado la pobreza en nuestro país y la palabra cambio climático no es que no sea una prioridad sino que ni siquiera aparece en los presupuestos. En segundo lugar, falta de diálogo, como han comentado el resto de los grupos: 1 enmienda aceptada entre más de 4000, a lo que me referiré en el posterior turno de portavoces, por otra parte común en la mayoría de leyes e iniciativas, no supone una novedad en el comportamiento del Partido Popular en este sentido. En tercer lugar, una política económica en contra de los intereses de la mayoría, y les daré solo un dato: más del 80% de la población española está en contra de la política económica del Gobierno, según una encuesta del CIS.

Señorías, voy a dividir la defensa del voto particular de los senadores y senadoras del PSC en dos aspectos: En primer lugar, analizaré brevemente los presupuestos que ha presentado el Gobierno que servirán de base para enmarcar la segunda parte de mi intervención centrada en las líneas generales de las 443 enmiendas que hemos presentado a estos Presupuestos Generales del Estado.

Como decía, desde nuestro punto de vista las características de estos presupuestos son cuatro: en primer lugar, son electoralistas desde el punto de vista político; en segundo lugar, son irreales desde el punto de vista económico; en tercer lugar, son injustos, regresivos y promotores de desigualdades; y, en cuarto lugar, son discriminatorios con el resto de administraciones públicas, y en cuanto a Cataluña, poco inteligentes y provocadores. Electoralistas desde un punto de vista político porque se presentan como una supuesta bajada de impuestos, que no es tal, se anuncian rebajas fiscales por valor de unos 4000 millones de euros, y es verdad, bajarán los impuestos pero para un 10% de la población, para los más ricos, mientras que para el 90% restante se verán recortadas las ayudas y las prestaciones sociales, es decir, estamos hablando de un maquillaje contable para esconder recortes en gasto público y prestaciones sociales. Son irreales económicamente porque la economía española depende básicamente de tres factores, como ya dijimos en la defensa de uno de los vetos: la exportación, el turismo y la demanda interna. Las exportaciones están sufriendo su mayor caída en cinco años, volvemos a tener déficit comercial debido básicamente al parón europeo y a la debilidad de América Latina; el déficit global del sector exterior se mantiene en el 0,2% del PIB hasta mediados de año. Crecen al 1,7%, es decir, una quinta parte de lo que crecían en 2011, y las importaciones crecieron un 8,6% en el primer trimestre y un 3,9% en el segundo.

En cuanto al turismo, les daré un único dato: el gasto en euros constantes por turista y día está a los niveles de hace once años, de 2003.

En relación con la demanda interna, ahí están la devaluación salarial, la congelación del salario de los funcionarios, la congelación de las pensiones, la congelación del salario mínimo interprofesional, etcétera.

Por lo que se refiere a los ingresos tributarios, se prevé que crezcan al 3,5% en relación con lo presupuestado para este año, y un 5,4% respecto de lo que se va a recaudar este año. No obstante, en 2013 se recaudaron 9000 millones menos de lo que se había presupuestado, y en cuanto a 2014, ustedes mismos reconocen que si no se llega a esta cifra será bastante similar.

Con respecto a las cotizaciones sociales, se prevé un crecimiento del 6,8% para el próximo año cuando actualmente están creciendo al 1%, y el ministro Montoro pretende recaudar el año próximo, en 2015, lo mismo que en 2009, con un paro entonces que era la mitad del actual. Estas previsiones, señorías, son imposibles teniendo en cuenta el crecimiento previsto por el Gobierno para el año 2015, que cifra en el 2%, del que dudan diversos organismos, sin ir más lejos, la Unión Europea –hoy o ayer−, y también el propio gobernador de Banco de España, según manifestó en su comparecencia en la Comisión de Presupuestos.

Son unos presupuestos injustos, regresivos y promotores de desigualdades. España es el segundo país más desigual de la Unión Europea, y la fortuna de los más ricos aumenta. Les daré simplemente cuatro datos: 20 españoles tienen tanto como los 14 millones de españoles más pobres; 2,5 millones de españoles están en riesgo de pobreza; la mitad de los parados de más de 45 años, alrededor de 2 millones, llevan dos años sin empleo; y más de 3 millones de parados españoles no tienen ningún tipo de prestación.

Y son unos presupuestos discriminatorios con el resto de administraciones públicas y provocadores y poco inteligentes para Cataluña. El Gobierno fía una buena parte de la reducción del déficit para 2015 al ajuste del gasto de los ayuntamientos cuando precisamente los municipios registran superávit, y la mayor parte de esta reducción la quieren realizar a partir de la aplicación de la Ley de racionalización de la Administración Local.

Por otra parte, desaparecen definitivamente en los presupuestos los programas de cooperación local, los planes provinciales e insulares de obras y servicios -el Pla únic d´obres i serveis de Catalunya- y la financiación de los municipios de menos de 20 000 habitantes.

En cuanto a Cataluña, en los Presupuestos Generales del Estado se prevé invertir el 9,5% del total, la mitad de lo que le correspondería de acuerdo con la disposición adicional tercera del Estatuto de Autonomía de Cataluña. La inversión del Estado en Cataluña ha caído cerca del 60% desde 2011, y la inversión real en infraestructuras que el Estado debe a Cataluña por el incumplimiento de la citada disposición durante los años 2012, 2013 y 2014 es de 5000 millones de euros.

A este análisis, breve pero global, se han dirigido los vetos, que no han prosperado, y nuestras enmiendas, que se encaminan fundamentalmente a seis prioridades con las que se pretende mejorar en lo posible la inanición del Gobierno en estos presupuestos. No voy a defender todas esas prioridades –es imposible por falta de tiempo-, pero sí las voy a enumerar. En primer lugar, la lucha contra la desocupación y para favorecer la reactivación económica. En este sentido proponemos la actualización del salario mínimo; del salario de los empleados públicos; de las pensiones de la Seguridad Social y clases pasivas; de las pensiones no contributivas; recuperar la paga extraordinaria; mejorar las ofertas públicas de empleo; incrementar las tasas de reposición; reforzar la atención a las personas sin trabajo, especialmente a parados de larga duración y los mayores de 50 años con acciones y políticas para favorecer su inserción laboral; un programa específico para jóvenes, en concreto, el programa de garantía juvenil; planes de empleo para municipios con tasas de paro superiores a la media; o convenios con comunidades autónomas, especialmente con las que tienen unas tasas de paro superiores a la media.

Segundo eje básico de nuestras enmiendas: una clara apuesta por la competitividad de la economía española. A este respecto, nuestras enmiendas van dirigidas al mantenimiento y la financiación de los principales centros de I+D+i y de los proyectos de investigación; al mantenimiento del personal de investigación y a evitar la fuga de cerebros; a la internacionalización de nuestra economía; a programas de apoyo a la competitividad industrial; a la financiación de proyectos estratégicos de desarrollo industrial; al apoyo al emprendimiento; al impulso y apoyo a proyectos empresariales innovadores y la dinamización del mercado de capital riesgo; a la reindustrialización de las zonas especialmente desfavorecidas -las comarcas mineras del carbón o las ayudas al sector lácteo, por poner dos ejemplos-; a la reindustrialización de zonas afectadas por procesos de deslocalización o de ajuste de determinados sectores; a planes para el impulso y desarrollo turístico de zonas de montaña y del interior; a planes para la modernización de las industrias turísticas y las infraestructuras turísticas maduras; o a una apuesta por la sostenibilidad de los municipios turísticos.

Tercer eje: defensa de los derechos fundamentales y de la justicia social. Nos parece básico considerar ampliables los créditos para becas de estudiantes y para la cobertura de la dependencia, considerando que son un derecho que los presupuestos niegan. También planteamos el mantenimiento de las prestaciones de dependencia; la defensa de la salud pública y de la salud universal; acciones contundentes para luchar contra la violencia de género; fondos y programas de apoyo para la acogida e integración de inmigrantes, así como para los nuevos inmigrantes y refugiados en aplicación del derecho internacional de asilo. Hemos formulado enmiendas contra la privatización del servicio público de empleo; contra el desmantelamiento del sistema público de pensiones; para garantizar -para intentarlo al menos- el derecho de acceso efectivo a la educación y la mejora de la calidad académica; para una política de vivienda a partir de una renta básica de emancipación juvenil; para la modernización de los órganos judiciales, tanto con inversiones en sedes como para el aumento de las plantillas; para la defensa de la memoria histórica y de la ley correspondiente; para cooperación y ayuda oficial al desarrollo; y/ o para el despliegue de la Ley de transparencia.

Cuarto eje: lucha contra las desigualdades, globalmente. Con nuestras enmiendas pretendemos corregir la brecha de la desigualdad, que ha crecido espectacularmente desde que gobierna el Partido Popular. Nuestras enmiendas van, por ejemplo, en la línea de garantizar la equidad y la igualdad de oportunidades para corregir la desigualdad de los alumnos por motivos sociales, culturales o por su situación económica; mejorar la calidad educativa y la inserción laboral de los alumnos; apostar por la formación permanente y la formación profesional; por la gratuidad de los libros de texto; por la reducción de las tasas universitarias; por no favorecer en absoluto la segregación por sexos en los centros educativos sostenidos con fondos públicos. Y presentamos, asimismo, propuestas para luchar contra la pobreza energética; prestaciones por razón de extrema necesidad; la reducción del IVA cultural; y propuestas para la lucha contra la corrupción y el fraude fiscal, dotando de medios a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y también a la Agencia Tributaria.

Quinto eje: defensa del mundo rural, la sostenibilidad y el medioambiente. Proponemos que se incrementen las inversiones para prevenir la contaminación y el cambio climático; actuaciones forestales y el desarrollo rural sostenible; la adecuación de caminos rurales; aportaciones de la Administración General del Estado a las comunidades autónomas para la cofinanciación de planes de zona; el fomento de la movilidad sostenible; una apuesta por la seguridad en el transporte, la eliminación de puntos negros, la eliminación de pasos a nivel y la intermodalidad; la dotación para el mantenimiento y conservación de caminos de ronda y litorales; y enmiendas para inversiones en costas y playas, especialmente para la protección y el control de la regresión marina y la prevención de riesgos de fenómenos naturales extremos.

La sexta prioridad –y con ello finalizo- es la defensa de las administraciones territoriales para avanzar hacia un Estado federal y, en general, la defensa de un Estado pluricultural y plurilingüístico. Lo he dicho antes: los programas de cooperación económica desaparecen y nuestras enmiendas van en la línea de recuperarlos. Proponemos la defensa y promoción de la capitalidad cultural de Barcelona y para financiar sus instituciones culturales. Planteamos también que se cumpla la ley, un nuevo modelo de financiación autonómica y, evidentemente, el cumplimiento de los estatutos, el de Cataluña y del resto que no se cumplen; y en ambos casos, señorías, se trata de flagrantes vulneraciones de leyes, y en el caso de los estatutos, de leyes orgánicas.

Finalizo, señor presidente. Estas son a grandes rasgos las enmiendas que hemos presentado y para las que pedimos el voto favorable al resto de grupos parlamentarios.

Muchas gracias. (Aplausos).
El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Bruguera.

El Grupo Parlamentario Entesa ha presentado otro bloque de enmiendas, las números 1795 a 2100.

Para su defensa, tiene la palabra el senador Saura.
El señor SAURA LAPORTA: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

En cinco minutos es imposible explicar las enmiendas que hemos hecho, pero sí responder a la pregunta importante de este debate, que es la siguiente: la política económica y presupuestaria de estos cuatro años ¿ha sido positiva? ¿La gente está mejor? En definitiva, ¿hay mejores perspectivas de vida o no? Nuestra respuesta es clarísima: la política de este presupuesto, como la de los anteriores tres presupuestos, forma parte de una política presupuestaria, de una política económica de la austeridad que se inició el 10 de mayo de 2010 y que ha sido desastrosa desde el punto de vista de los intereses de las personas.

El señor Montoro nos explicaba el otro día que las cosas iban bien en función de que se cumplían determinados objetivos macroeconómicos. Yo mismo -en nombre del senador Jordi Guillot y en el mío propio- dije en la explicación del veto que queríamos medir las políticas presupuestarias y económicas en función de la repercusión que tenían sobre las personas; y, evidentemente, la repercusión sobre las personas ha sido negativa. Hoy nadie duda ni discute que la crisis ha recaído sobre las espaldas de los trabajadores y de la clase media. Hoy nadie duda en absoluto de que las grandes cifras sociales están peor que en 2011; hay centenares de miles de parados más que en 2011, menos ocupación, menos empleo y más pobreza infantil.

Dicho de otra manera, la pregunta clave es si con esta política económica hay recuperación o un nuevo modelo social, y nuestra respuesta es que la política de austeridad, la política económica del Gobierno, la política presupuestaria no está haciendo una distribución justa de los efectos de la crisis, sino que está planteando un nuevo modelo social caracterizado por cuatro palabras: desigualdad, pobreza, precariedad y paro. No podemos aceptar, como alguien dice, que esto sea coyuntural. Los informes de Cáritas, por ejemplo, dicen clarísimamente que estamos ante unos cambios de estructura social, ante un cambio absolutamente estructural.

El Partido Popular, el Gobierno del Partido Popular está desarrollando estas políticas sobre la base del siguiente diagnóstico: ha habido un despilfarro de gasto público, ha habido un exceso de gasto público y, por tanto, lo que hay que hacer es recortar el gasto público; y ha habido o hay una rigidez en el mercado laboral y, por consiguiente, hay que hacer una reforma laboral. Pero eso es falso. Las cifras, los estados económicos y presupuestarios tanto del anterior Gobierno socialista como del Gobierno catalán eran positivos antes de empezar la crisis; es decir, el déficit no es la causa de la crisis, sino que la crisis provoca déficit por una disminución de los ingresos.

Además, a menudo se nos pregunta ante otros temas si hay alternativas. ¿Y hay alternativas a la política de austeridad o no? Nos gustaría mucho que el presidente del Gobierno acompañara a los jefes de Gobierno francés e italiano, pidiendo que hubiera una reducción más lenta en el déficit en toda la Unión Europea y que eso significara más inversiones. Pero hay una alternativa clara ante la política de austeridad, y es la política de Estados Unidos, que puede merecer críticas o consideraciones, pero Estados Unidos, con un déficit del 11%, decidió combatir el déficit más lenta y gradualmente, hizo una política expansiva, y hoy está en el 5% de paro. Y la pregunta es: con cinco años de política de austeridad ¿dónde está la Unión Europea? ¿Saben dónde está? En el sufrimiento inútil de muchas personas y, sobre todo, en los riesgos de recesión y deflación. No hay absolutamente ningún estudio ni nadie que se atreva a decir que esto va a mejorar. El propio Draghi, en el mes de agosto, reconoció las insuficiencias de la política de austeridad, y en la última reunión del G20 se quieren aprobar una serie de iniciativas todas las cuales basculan sobre la necesidad de invertir mucho más. Por tanto, me parece muy importante decir que España y la Unión Europea con la política de austeridad están haciendo una redistribución del poder económico en favor de los más poderosos. Dicho de otra manera, si se sufre, si hay más pobreza infantil, si hay pocas perspectivas de proyectos vitales, si hay riesgo en los servicios básicos universales, ¿por qué se mantienen las políticas económicas de austeridad? La respuesta solo es una: porque hay alguien que gana y alguien que pierde; y los que están ganando son fundamentalmente los más poderosos. El senador Bruguera daba algunos ejemplos de la distribución de la renta en estos momentos en España con los que se ve que paralelamente a los incrementos de pobreza se están produciendo, evidentemente, incrementos importantes de riqueza en los sectores más favorecidos. Y esta no es la opinión de Jordi Guillot y mía o la del Grupo de la Entesa, es la opinión de todos los informes internacionales y nacionales que han salido de instituciones como el Fondo Monetario Internacional, la OCDE –por cierto, de forma insólita ha pedido que no disminuyan más los salarios−, Cáritas… En definitiva, de todos los organismos internacionales.

Dicho esto, ¿cómo se aplica la política de austeridad y esta política presupuestaria en el año 2015? Para nosotros hay tres carriles sobre los que se desliza el presupuesto para 2015, y que no compartimos: un carril social, uno ecológico y uno de modelo de Estado. En cuanto al carril social, por lo dicho anteriormente consideramos que este presupuesto es injusto socialmente. Es un presupuesto que, en relación con las partidas de subsidio por paro, disminuye mucho más que las previsiones de disminución del paro. Y aquí quiero hacer un paréntesis y referirme a la pobreza y en concreto a la pobreza infantil. Para nosotros es absolutamente inadmisible que en el debate sobre el estado de la nación que hace pocos días se hizo en el Congreso de los Diputados con el presidente del Gobierno, o en la misma presentación del ministro Montoro sobre la situación del país, no hubiera ni una palabra sobre la pobreza y en concreto sobre la pobreza infantil. Es decir, cualquier persona que oiga o vea el debate sobre el estado de la nación no sabrá en qué país está si simplemente escucha la intervención del presidente del Gobierno. Dicho de otra manera, un debate sobre el estado de la nación o un debate de presupuestos ¿no debería situar en primer término los déficits que tiene el Estado español y cómo hacerles frente? La pobreza infantil no existe para los presupuestos ni existe para el debate sobre el estado de la nación. Por tanto, nuestra primera consideración o elemento fundamental para el no es que desde el punto de vista social estos son, repito, unos presupuestos injustos.

En segundo lugar, son unos presupuestos ecológicamente insostenibles. Hace poco el senador Bruguera decía –coincido con él− que en el mundo hay dos grandes problemas: la pobreza y el cambio climático. Si ustedes ven cualquier debate general de Merkel, Obama, Hollande o Renzi comprobarán que todos ellos hablan en los debates importantes de estos dos temas, que por el contrario están absolutamente desaparecidos –son invisibles− en el discurso del presidente del Gobierno. Hace muy pocas semanas, la Agencia medioambiental de la Unión Europea hizo un informe sobre la situación del Estado español en relación con el cambio climático absolutamente demoledor contra el Gobierno y contra el actual comisario, señor Arias Cañete, demoledor, no solo en el sentido de decir que España no va a cumplir los objetivos en relación con el cambio climático, sino que ni siquiera está en la senda del cumplimiento de los objetivos. Evidentemente, si uno hace balance de las políticas medioambientales de estos cuatro años se le ocurren dos o tres iniciativas del Gobierno: la Ley de costas, que legalizó irregularidades e ilegalidades, y hace tres semanitas, la Ley de parques naturales, una ley que permite la actividad privada y la no protección de fondos naturales. Por tanto, el objetivo de medioambiente está absolutamente pendiente y que el Gobierno coloca siempre en segundo plano. He insistido varias veces en que es imposible ser ministro de Agricultura y ministro de Medio Ambiente. El señor Arias Cañete tuvo una política de agricultura –se puede discrepar de ello−, pero no tuvo ninguna política de medioambiente. Dicho de otra manera, percibe y sigue percibiendo el medioambiente como un freno, como un obstáculo para el desarrollo económico.

El tercer elemento importante es que desde el punto de vista territorial los presupuestos son recentralizadores. En general -digo en general-, la derecha en Europa en los países federales está aprovechando la crisis para recentralizar, y en España muy especialmente. Es decir, todas las leyes, todas las partidas presupuestarias tienen el objetivo final de recentralizar la política y la economía. Y, partiendo de ese punto de vista, quiero referirme al tema de Cataluña, sobre el que seguro que se puede hacer un discurso parecido desde otras comunidades autónomas, pero en el Estatuto de Autonomía de Cataluña hay toda una serie de preceptos que se incumplen por parte del Gobierno. Esto es grave siempre, pero lo es especialmente cuando estamos ante un Gobierno que nos dice veinte veces al día que hay que cumplir la ley. Pues el Gobierno del Partido Popular no cumple la ley desde el punto de vista de la relación económica con Cataluña ni desde el punto de vista de la necesidad de un nuevo sistema de financiación.

En la comisión bilateral de la anterior legislatura entre el Gobierno central y el Gobierno catalán, en la que tuve la suerte de estar presente, hubo acuerdos por parte de los dos Gobiernos mediante los que se decidía cómo se aplicarían las infraestructuras y qué cantidades en los años anteriores. Esto no se ha hecho. Como se ha dicho antes, y supongo que se dirá después, hay deudas y déficits del Gobierno del Estado español que incumplen los acuerdos con el Gobierno catalán.

También he de decir que estos presupuestos tienen una concepción uniformizadora y unitaria, no del Estado federal. Nosotros hemos presentado una serie de enmiendas en el sentido de darle un empujón al Estado de las autonomías hacia un Estado federal. He dicho también varias veces, y hoy lo repito, que el federalismo, el Estado federal, es un régimen de gobierno que rige prácticamente en el 55% de la población mundial. El 55% de la población mundial vive bajo regímenes federales, y de forma incomprensible España es el único país en el que determinados sectores –por ejemplo, el Partido Popular− consideran que un Estado federal es la balcanización, la ruptura o la fragmentación del Estado, cuando un Estado federal es, en definitiva, más fuerte porque nace de la voluntad de unir diversas peculiaridades de un Estado, en este caso del Estado español.

Para terminar me referiré a algunas cuestiones concretas relacionadas con dos o tres ministerios. En primer lugar, los gastos de Defensa. El presupuesto del Ministerio de Defensa es una farsa y una tomadura de pelo inconcebible. En estos cuatro años se han presupuestado partidas iniciales en el programa especial de armamento y en las ayudas a las intervenciones militares exteriores, entre los dos conceptos, de 20 millones de euros, que finalmente se han situado en los 1400 y 1500 millones de euros. Dicho de otra manera, la modificación de crédito presupuestario de estas dos partidas en Defensa es igual o superior a todo el presupuesto de Justicia de un año o a todas las inversiones del Estado en Cataluña durante un año, cosa absolutamente inconcebible. Y en un momento en que la competitividad del Estado español pasa fundamentalmente, a nuestro entender, por la innovación y por la investigación y el desarrollo, mientras que la I+D+i civil crece en un 4% la I+D+i militar lo hace en algo más del 40%.

Y en relación con la Justicia, creo que podemos afirmar, sin ningún género de dudas, que desde el inicio de la democracia es el aparato del Estado que menos se ha modernizado, por lo que en estos momentos requiere de una modernización y de más agilidad en sus trámites jurídicos. Pero vemos que las partidas están por debajo de las del ejercicio de 2011 y con un retraso fundamental. Por tanto, señoras y señores senadores, tenemos un problema en las políticas de austeridad, un problema que no solo nos está llevando a un sufrimiento -como decía Krugman, sufrimiento inútil, porque no sirven para nada-, sino que está configurando un nuevo tipo de sociedad donde la desigualdad, la precariedad y la falta de perspectivas están en el centro de esa estructura social.

Por estas razones votamos que no. Espero que ustedes tarde o temprano rectifiquen y lleven adelante políticas económicas y presupuestarias que tengan a las personas en el centro de sus objetivos para que la gente pueda hacer proyectos vitales, autónomos, y para que, en definitiva, sea feliz.

Nada más y muchas gracias. (Aplausos).
El señor PRESIDENTE: Gracias, senador Saura.

El Grupo Parlamentario Convergència i Unió ha presentado las enmiendas números 3260 a 3302, 3304 a 3344 y 3346 a 3873, así como la vuelta al texto remitido por el Congreso en lo modificado como consecuencia de las enmiendas incorporadas.

Para su defensa, tiene la palabra el senador Bel.
El señor BEL ACCENSI: Muchas gracias, presidente.

Señorías, buenas tardes. En primer lugar, si me lo permiten, haré una referencia al nuevo modelo de tramitación de los presupuestos en esta Cámara. (El señor vicepresidente, Lucas Giménez, ocupa la Presidencia). Apenas hace un año, cuando finalizó el trámite del presupuesto para el ejercicio 2014, nuestro grupo presentó una iniciativa para poder rectificar o mejorar la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado en esta Cámara. Fruto de esa iniciativa, todos los grupos acordamos un nuevo sistema de tramitación que se está aplicando para los presupuestos de 2015. Y aunque todavía faltan las votaciones de enmiendas, que serán la prueba de fuego que vamos a tener durante este Pleno, nuestro grupo ya hace una valoración muy positiva del sistema de tramitación. Entendemos que es en el Pleno donde se deben realizar los discursos y debates de más contenido político. Y en cuanto a las enmiendas, más allá de la defensa genérica que vamos a efectuar con un tiempo de quince minutos por grupo, se han fundamentado en la Comisión de Presupuestos. Por tanto, repito que podemos avanzar una valoración positiva. Y también me sumo a la felicitación de la presidenta a todos los que han participado en esta tramitación, en especial al letrado de la comisión, porque no ha sido fácil, máxime este primer año.

Dicho esto, voy a realizar de forma muy genérica la defensa de las enmiendas que, repito, ya fundamentamos en comisión, donde dejamos expuesta nuestra defensa. En el veto ya expliqué que estos eran unos presupuestos malos para los catalanes, malos para Cataluña y que no cumplían con Cataluña. Sobre la base de estas tres premisas, más allá de la tramitación, para intentar enmendarlos, para intentar mejorarlos, nuestro grupo presentó más de 600 enmiendas, concretamente 95 enmiendas al articulado y 519 enmiendas a las diferentes secciones del presupuesto. Obviamente, desde esta tribuna doy todas ellas por defendidas, pero me van a permitir que haga alguna defensa especial.

En cuanto al articulado, hay 95 enmiendas de las que un bloque muy importante va destinado a que se cumplan las obligaciones establecidas en relación con Cataluña. Hay un conjunto de enmiendas para intentar compensar el no cumplimiento de la disposición adicional tercera, fundamentada posteriormente en acuerdos de la comisión mixta en relación con las inversiones en Cataluña, pero no de 2014 ni para 2015, sino de 2013, 2012, 2011 y 2010. El incumplimiento es reiterado, y aunque el argumento es que hay una sentencia que dice que no es de obligado cumplimiento, la realidad es que el compromiso político que adquirieron estas Cámaras era cumplirlo. Por consiguiente, exigimos su cumplimiento o, si no, que alguien venga a Cataluña y manifieste claramente que no quieren cumplir la disposición adicional tercera del Estatuto de Cataluña.

Junto a estas enmiendas, presentamos otras para intentar compensar aquellas decisiones políticas de carácter jurídico que ha adoptado el Gobierno del Estado español con el objetivo de mermar los ingresos de las comunidades autónomas. Me refiero a incrementos del IVA o del IRPF que redundan exclusivamente en las arcas del Estado y no en las comunidades autónomas, decisiones en relación con el impuesto sobre transmisiones patrimoniales que reducen los ingresos de las comunidades autónomas, así como al famoso impuesto sobre depósitos bancarios, que no es compensado, al menos como debe ser, en el caso de Cataluña.

En esto se fundamentan buena parte de las 95 enmiendas formuladas al articulado. Pero hay que destacar algunas referentes a las tasas de reposición, pues, si bien es cierto que se han incrementado un 50% en determinados casos, entendemos que en investigación, desarrollo e innovación y en otros sectores no tendría que haber ningún tipo de limitación.

De todas formas, si me permiten, quiero realizar la defensa concreta de 2 enmiendas relativas a este apartado del articulado. La enmienda 3304 pretende facilitar el pago de las deudas con el Ministerio de Economía y Competitividad de los parques científicos y tecnológicos. Como ustedes deben saber, la difícil situación económica que estamos atravesando en el Estado español ha repercutido de forma muy seria en todos los promotores de parques científicos y tecnológicos que han visto afectada su capacidad de generación de ingresos. Además, a partir del 2014, se debe proceder a la devolución de una serie de préstamos que fueron concedidos en su momento, esencialmente a partir del año 2000, para diferentes convocatorias, a los que deben hacer frente los parques científicos en este momento, cuando no tienen ningún tipo de ingresos. En los Presupuestos Generales del Estado del 2011, 2012 y 2013 ya se permitió cierta moratoria, pero la situación actual a día de hoy, en el mes de diciembre de 2014, es que si no actuamos, si no tomamos decisiones respecto a una moratoria, y no a corto plazo, sino a medio y largo plazo -nosotros planteamos 20 años-, en el 2015 la mayor parte de estos parques científicos y tecnológicos van a suspender pagos, van a presentar concurso de acreedores. Y yo les pregunto a ustedes: ¿saben cuál va a ser la visión que van a tener los países europeos si la mayoría de parques científicos y tecnológicos en España presenta un concurso de acreedores? Debemos evitarlo, y está en nuestras manos hacerlo. Por lo tanto, les insto a que estudien con mucho cariño la enmienda 3304, que me consta que cuenta con el visto bueno de la Secretaría de Estado de Innovación y Desarrollo del Gobierno de España y del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Por tanto, les pido que la estudien con mucho cariño.

La enmienda 3308 hace referencia al pago de las deudas de la Seguridad Social con instituciones sanitarias cuya titularidad sea de administraciones públicas u organizaciones sin ánimo de lucro. Esta enmienda la hemos ido aprobando a lo largo de los últimos once años, dando una moratoria adicional durante este tiempo, así que simplemente les pedimos seguir operando igual que hemos hecho en los últimos once años con un Gobierno Popular, un Gobierno Socialista y ahora, otra vez, con un Gobierno Popular. Es razonable y necesario; si no, pondríamos en jaque a muchas instituciones sanitarias, algunas públicas y el resto de entidades sin ánimo de lucro.

En cuanto a las enmiendas formuladas a las secciones, hemos presentado 519, pero hasta ahora no hemos tenido mucha suerte; bueno, yo diría que no hemos tenido nada de suerte, porque no nos han aprobado ni una. Obviamente, no voy a defender cada una de estas enmiendas, pero sí voy a intentar contraargumentar el principal argumento que ustedes nos da para nos apoyarlas.

Dicen que contribuyen a no respetar el objetivo de déficit público. Y nosotros les tenemos que decir que eso no es verdad, porque todas ellas, todas estas enmiendas van acompañadas de sus correspondientes bajas; por tanto, el objetivo de déficit público se mantiene.

Otro dato fundamental: todas las enmiendas del Ministerio de Fomento, todas, las 167 enmiendas al Ministerio de Fomento que presenta CiU, más las 20 enmiendas de los diferentes organismos, entre ellos ADIF, que también presenta CiU, todas ellas sumadas ascienden a 1030 millones de euros. Si suman todas las enmiendas del Ministerio de Fomento, más ADIF, más todas las de las entidades gestoras del Ministerio de Fomento, más las inversiones territorializadas en Cataluña, todavía no alcanzan el 18,8% de las inversiones que deberían efectuar a través de los Presupuestos Generales del Estado en Cataluña. Por tanto, ni sumando todas las enmiendas, ni aunque nos aprobasen todas las enmiendas del Ministerio de Fomento más las de ADIF vamos a conseguir alcanzar el objetivo del 18,8%. Por tanto, entendemos que es razonable, entendemos que es factible, entendemos que es posible y entendemos que cumplirían con los pactos que tienen firmados con Cataluña.

No voy a nombrar todas las enmiendas, pero hay un conjunto que hace referencia a la N-230, tantos años reclamada en Lérida; la N-260, el eje vertebrador del Pirineo; también la A−27; la A-7 y algunas de compensación de autopistas mientras no se efectúen estas obras. Evidentemente, muchísimas en el ámbito ferroviario, ya incluidas también en las que he mencionado especialmente, pero hoy tengo que hacer referencia a una que, desgraciadamente, mantiene su actualidad: es la enmienda que presentamos pensando que ya se solventaría en 2014 y que hace referencia a las inversiones de ADIF en la estación de Girona y los compromisos con el municipio de Girona. Pues bien, esta enmienda mantiene toda su actualidad porque aunque se ha inundado dos veces la estación de Gerona todavía no ha sido solventada ni está garantizada esta actuación. Esta enmienda supone 3 millones de euros, no estamos hablando de unas grandes cantidades, no estamos hablando de algo que quebrante el presupuesto de ADIF y hoy es todavía más necesario.

También hemos presentado enmiendas a otras secciones y también voy a intentar contraargumentar el motivo por el cual ustedes no nos aprueban enmiendas. En la sección 18 hemos presentado 123 enmiendas, algunas, las más cuantiosas, obviamente referentes a educación, esencialmente a becas y a programas de becas, que además compensamos con alguna enmienda a la baja por la no aplicación de la LOMCE. Pero aquí quiero resaltar algunas enmiendas. Hemos presentado enmiendas, obviamente, como nos corresponde como grupo catalán, en relación con aportaciones a instituciones de Cataluña. ¿Y qué nos encontramos? Que nos dicen que no puede ser porque estas enmiendas generarían más déficit. Por ejemplo, hemos presentado 2, en las cuales tenemos un especial interés, en relación con el Gran Teatro del Liceo y a la Fundación del Gran Teatro del Liceo, concretamente, la 3454 y la 3458. Respuesta: no puede ser porque esto incrementaría el déficit. Y yo lo podría admitir si el Partido Popular no hubiese presentado la enmienda 470. En la enmienda 470 hay una dotación adicional de 300 000 euros para la Fundación Teatro Real, de 100 000 euros para la Fundación Palau de les Arts de la Comunitat Valenciana para su temporada, de 60 000 euros para la Fundación Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro.

Claro, esto no afecta al déficit; la Fundación Liceo sí que afecta al déficit. Hoy esto adquiere una especial relevancia, y se lo explicaré a sus señorías. Hoy el presidente del Tribunal de Cuentas ha presentado el informe en relación a la Fundación Teatro Real para el ejercicio 2012; y si ustedes se leen el informe, más allá de los incumplimientos en la contratación, más allá de los incumplimientos en varios procedimientos, como son salarios, etcétera, les va a sorprender que la Fundación Teatro Real genere un déficit de 6 millones de euros para 2012 debido a incumplimientos espectaculares en el presupuesto de ingresos. En Cataluña no se puede entender que digan no a las enmiendas de la Fundación Liceo, una fundación de la que también participa el Estado, y digan sí a la Fundación Teatro Real, a la Fundación Palau de les Arts de la Comunitat Valenciana, a la Real Academia Bellas Artes de San Fernando, etcétera. Por lo tanto, este es un ejemplo más -tenemos muchísimos- por los cuales ustedes tendrían que hacer algún gesto de cara a Cataluña en algunas de las enmiendas que hemos presentado.

Tenemos muchísimas otras enmiendas, muchas de carácter social, muchas para entidades de Cataluña que están haciendo un trabajo importante; y me van a permitir simplemente 15 segundos para defender una enmienda relativa a la Fundación Miquel Valls, una fundación que está trabajando en una enfermedad, ELA, que afecta duramente a muchísimas personas. Esta fundación está pasando unos momentos muy críticos, y de la misma manera que el año pasado entre todos aprobamos una pequeña dotación a través de una enmienda, también les pido que sean sensibles en relación con esta enmienda.

Muchísimas gracias. Me reservo el turno de portavoces para hacer un análisis del cuadro macroeconómico del que hemos oído hablar recientemente.


El señor VICEPRESIDENTE (Lucas Giménez): Gracias, señoría.

Por el Grupo Parlamentario Socialista, las enmiendas 2103 a 2216; 2219 a 2266; 2268 a 2271; 2273 a 3196; 3198 a 3259 y 3874 a 4036; así como la vuelta al texto remitido por el Congreso de los Diputados en lo modificado como consecuencia de las enmiendas incorporadas del Grupo Parlamentario Popular, excepto en lo modificado en las enmiendas 446, 648 y la transaccional 634.

Para su defensa, tiene la palabra el senador señor Manchado.
El señor MANCHADO LOZANO: Señorías, señor presidente, dando por defendidas las enmiendas, como ya hicimos en los distintos turnos en la Comisión de Presupuestos, voy a tratar de explicarles algunas de las razones por las que entendemos que deberían ustedes aceptar nuestras enmiendas. Posteriormente, el senador Varela abundará en algunas otras.

La principal razón que, desde mi punto de vista, hace que estos presupuestos no sean los adecuados y sean el colofón de cuatro años de políticas no adecuadas en este país es que inciden en uno de los errores básicos de la política presupuestaria y económica de este Gobierno, y es que no ha apostado en ningún momento de la legislatura por lo que se llaman políticas anticíclicas, y en algunos casos acíclicas, porque no deberían tener ciclo económico. Y 2 de ellas son fundamentales para establecer el futuro del país; precisamente cuando peor van las cosas es cuando más necesario es invertir en educación y en ciencia. Y eso es lo que han entendido todos aquellos países a los que la crisis ha zarandeado, pero menos, y el error que han cometido algunos países que fueron menos propensos a este tipo de políticas.

La primera política de las que les he hablado, que es la educación, es indudablemente una palanca potente de igualdad, y eso es algo muy importante, y sobre todo en estos momentos en que todas las cifras de desigualdad son abrumadoras; una desigualdad que viene fundamentalmente como un efecto de la crisis, pero también de las decisiones que se han tomado para salir de la crisis.

Por lo tanto, hoy más que nunca es necesaria la educación como igualdad pero hoy también más que nunca es necesaria la educación como arma de competitividad y de fortaleza económica, y estos presupuestos y sus políticas lo han ignorado y lo siguen haciendo. Países como Estados Unidos, Japón, Corea, los países nórdicos hace mucho tiempo que entendieron esto y hoy son más competitivos que nosotros, son más innovadores y están mejor posicionados para hacer frente a los ciclos económicos.

No es ir por el buen camino recortar 570 millones en educación desde 2011, un 20% del presupuesto global de educación. No es ir por el buen camino haber perdido 30 300 profesores en el sistema educativo español, universitario y no universitario, en dos años, desde 2012 a 2013. Señorías, en esta economía globalizada, un país que ignora la educación es un país condenado a tener salarios bajos, que expulsa a sus talentos y condenado a malvender su capital humano.

La segunda política anticíclica y acíclica es la referida a ciencia, investigación e innovación, que también ha sido ignorada por ustedes, sobre todo por las autoridades europeas de carácter conservador, que han puesto más el acento en ajustes y consolidaciones fiscales que en incrementar los apoyos a la investigación básica, a la aplicada, al desarrollo tecnológico y a la innovación empresarial. Y ustedes, hablando de innovación empresarial, han recortado en estos cuatro años el 66% en el CDTI, Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, y han provocado pérdidas de hasta 6000 personas en el sistema español de ciencia, innovación y tecnología. Esas políticas sobre educación, innovación y ciencia son claves para hablar de una verdadera y necesaria reindustrialización de nuestro país, basada en la generación y transferencia de conocimiento en campos como el de la energía, la tecnología, las ciencias de la salud, la oceanografía, la astrofísica, la nanociencia, campos en los que durante unos años hemos estado en el pelotón de los mejores.

Cualquier país innovador, por ejemplo, Estados Unidos, tiene cifras de crecimiento económico anual en las que la mitad vienen provocadas por la innovación basada en la investigación básica. En Estados Unidos la investigación básica la financia fundamentalmente el Estado federal. En Europa, en los países conservadores y, concretamente, en España nos consolamos con decir que nos basta el 2% del PIB, y con que el poder público aporte el 1,3%. Echamos la culpa al sector privado, lo que nos convierte en un país menos innovador y más débil. Pero a pesar de todo eso, no solamente es un problema de economía y competitividad. Es evidente que no apostar, como hacen estos presupuestos, por la educación y la ciencia es dilapidar talento joven y menos joven, dejar de lado la igualdad de oportunidades, olvidar que la investigación en salud mejora la vida de las personas y salva vidas y es ignorar que todas estas políticas incrementan el bienestar social, incluso el de quienes no pueden pagar la factura.

No sé si ustedes son capaces de imaginar cómo sería hoy una España en la que tuviéramos algunas de las grandes instalaciones científicas de Europa, algunas de esas que hemos perdido. Es algo que seguimos sin poder imaginar, eso será imposible. Son instalaciones que no valen más que 50 kilómetros de AVE. Sin embargo, no las sostiene un sistema fuerte, porque en los últimos cuatro años lo hemos abandonado. Y tal vez esta es la consecuencia más grave de todas estas políticas. Teníamos un sistema de ciencia e innovación que nos había permitido situarnos en el décimo puesto del mundo en publicaciones científicas, pero ustedes han conseguido que caigamos al puesto 17 en Europa en inversión en relación al porcentaje del PIB. Teníamos un sistema que aceptaba y atraía talento, pero desde que ustedes gobiernan hemos expulsado talento; lo hemos expulsado por razones económicas, evidentemente, porque se han ido a países donde había más dinero para investigar. Teníamos un sistema que, según la Ley de la ciencia que ustedes aprobaron, preveía completarlo con determinada normativa e instituciones, pero ustedes no han querido completar ese sistema, no han querido poner en marcha la agencia española de investigación, no han querido poner en marcha el estatuto de la empresa joven innovadora y no han querido poner en marcha el estatuto del personal investigador en formación. Teníamos un sistema en el que éramos líderes en nanociencia, por ejemplo, en investigación en renovables o en investigación biomédica, pero ustedes también lo han abandonado. Por lo tanto, han abandonado ustedes un sistema que nos impulsaba hacia una reindustrialización entendida no como el desmantelamiento de lo que hay sino como el cambio de políticas industriales, apostando por determinados sectores estratégicos, de forma consensuada entre todos; una reindustrialización que se basaba en producir aquello que investigábamos, en la fabricación de lo que nuestras universidades descubrían. Esa es la reindustrialización que asegura un futuro sostenible al país y la creación de puestos de empleo estables, y hasta que no hagamos esto, el crecimiento de este país no llevará aparejada la creación de empleo. Y de creación de empleo y de otro tipo de cuestiones les hablará a continuación mi compañero, el senador Varela.

Gracias. (Aplausos).
El señor VICEPRESIDENTE (Lucas Giménez): Gracias, señoría.

Tiene la palabra el senador Varela.


El señor VARELA SÁNCHEZ: Gracias, señor presidente.

Vamos a hablar algo de empleo. Hoy estamos presentando y defendiendo nuestras enmiendas para modificar los cuatro presupuestos triunfales del austericidio. Los tres precedentes han tenido un efecto demoledor sobre los derechos y sobre la protección de los trabajadores y estos, señorías, llevan el mismo camino.

Solo les daré dos o tres datos sobre estos presupuestos, que son bien evidentes: entre el año 2011 y los presupuestos que presenta el Gobierno para 2015 se ha pasado de 40 523 millones de euros de presupuesto en materia de empleo a 30 245 millones de euros; es decir, un 25% menos. Con eso, señorías, ya no habría mucho más que discutir sobre el esfuerzo y el compromiso del Gobierno con el empleo. Pero, además, esos presupuestos y ese recorte tienen efectos sobre las personas y, así, resulta que en políticas activas, el gasto por parado con respecto al año 2011 ha bajado de 1149 euros a 405 euros; es decir, el 64% y con un 58% en total de reducción sobre las políticas de empleo.

Lógicamente, señorías, nuestras enmiendas están destinadas a tratar de modificar esta cruenta situación: para políticas activas; para recuperar el servicio público de empleo que está siendo privatizado en estos presupuestos; y para la protección por desempleo, introduciendo una enmienda en el articulado, a una disposición adicional, que permita que se pueda cumplir la Constitución y que los parados de este país tengan derecho a estar protegidos, como la Constitución determina, una enmienda con un coste de 5000 millones de euros que, como dije ya en alguna ocasión, es la décima parte de lo que costó el rescate bancario.

Por todas esas razones, señorías, rechazamos estos presupuestos, por sus efectos corrosivos en el pasado y por sus previsibles efectos corrosivos en el futuro.

Señorías, me centraré en las tres áreas básicas que determinan estos presupuestos y la reforma laboral: los salarios, el empleo y la contratación, y las prestaciones y la protección. En todas ellas, señorías, el Gobierno ha alcanzado sus objetivos, y hay que reconocerlo y decirlo así. Ha alcanzado los objetivos que pretendía: la construcción de un modelo económico y social diseñado para modificar la distribución de la riqueza, para modificar la estructura laboral y para eliminar la protección de prestaciones como derechos subjetivos, pasándolas a beneficencia o al cargo de las comunidades. Su objetivo, el objetivo de este Gobierno, es bien evidente, ordenar nuestra sociedad en tres estratos bien diferenciados: una clase a la que defiende fundamentalmente el Partido Popular, los suyos, bien situada y con una mínima carga de lo público sobre sus espaldas; una clase media−baja a la que ordeñar fiscalmente y he dicho ordeñar y no ordenar; y un grupo, que representa a un cuarto de la población, constituido por los parados, los pensionistas con pensiones mínimas y aquellos que están sujetos a rentas de inserción, un grupo dependiente de las rentas mínimas, de la familia o de la caridad. Ese es el diseño social por el que está trabajando el Partido Popular desde el minuto uno en que llegó. Y así se las gasta este Gobierno.

Señorías, les doy algunos datos sobre el empleo, que son muy clarificadores. En el año 2008 empezó la crisis, y desde 2008 hasta el día de hoy hemos perdido empleo en España, con distintas intensidades en diferentes momentos, pero perdiendo empleo siempre. Entre los años 2008 y 2011, por cada empleo fijo que se perdía, se perdían 1,7 empleos temporales; es decir, la destrucción de empleo temporal doblaba a la destrucción del empleo fijo. Entre los años 2011 y 2014, por cada empleo temporal que se pierde, se pierden 1,9 empleos fijos; es decir, la destrucción de empleo fijo en este último período dobla a la destrucción de empleo temporal. La conclusión es bien sencilla, señorías: la reforma laboral ha invertido las cargas de los trabajadores, ha trasvasado los empleos fijos a empleos temporales.

Pues bien, con estos datos encima de la mesa, con una caída de salarios que supone un 10%, donde las rentas de los trabajadores pierden 46 000 millones en dos años y medio, mientras crecen en 16 000 millones las rentas de los empresarios llega el señor Rajoy desde allende los mares −porque aquí no hay bemoles para decirlo− y nos dice que en España se está produciendo un milagro. Un milagro económico, un milagro social y un milagro laboral, señorías. Y nos preguntamos: ¿será cierto que hay un milagro en España? ¿Se estará produciendo?

Pues sí, señorías, en España se está produciendo un milagro, porque un milagro es haber conseguido que, mientras se reducía en decenas de miles de millones el gasto público, en el mismo período, en el mismo tiempo, la deuda pública de España creciera casi 300 000 millones, el 28,9% de nuestro PIB, llevándonos a una deuda del 100%, y lo que era deuda privada de unos ahora es deuda pública de todos. Eso, señorías, es un milagro del señor Rajoy. Milagro es, señorías −mayor que el de los panes y los peces− que 280 000 empleos a tiempo total y estables se hayan convertido en 540 000 empleos a tiempo parcial y precarios, y que 1 500 000 empleos en tiempo equivalente a horas se hayan perdido en estos tres años. Crear al mismo tiempo empleo y destruir trabajo, horas y jornadas como está haciendo este Gobierno, eso, señorías, sin duda, es un milagro. Milagro es haber conseguido que las rentas salariales pierdan, como decía antes, casi 50 000 millones mientras los empresarios ganan 16 000. Que los pobres socorran a los ricos es un milagro del señor Rajoy. Y milagro –termino, señor presidente; gracias por su generosidad− es haber conseguido que mientras 2 millones de niños están en el umbral de la pobreza, mientras 1 millón de familias están sin ningún ingreso en este momento, mientras 3,5 millones de parados están sin ningún tipo de prestaciones, mientras esto sucede, aumentan en un 33% los millonarios en nuestro país. Esto es un milagro del Gobierno del señor Rajoy. (Aplausos).

Señorías, milagro es que con todo esto –en eso seguramente tendrá razón el señor Rajoy, y lo estará pensando cuando lo dice− el señor Rajoy siga sentado en el sillón de la Presidencia del Gobierno.

Muchas gracias. (Aplausos).
El señor VICEPRESIDENTE (Lucas Giménez): Gracias, senador Varela.

¿Turno en contra? (Pausa).

Tiene la palabra el senador Utrera.
El señor UTRERA MORA: Muchas gracias, señor presidente.

Estamos ya en la última de las tres etapas en las que hemos dividido el procedimiento presupuestario. Es una novedad, efectivamente −ya lo han apuntado algunos portavoces de los grupos parlamentarios−, es un procedimiento novedoso que en principio tiene una valoración positiva de todos los grupos parlamentarios, y también del nuestro. Quizá haya alguna cuestión que afinar o mejorar en el futuro, pero, desde luego, este procedimiento ha permitido aliviar un debate que se convertía en algo muy tedioso y además muy poco profundo a la hora de ir a los detalles, y convertirlo en otro que posibilita segregar, separar los debates de totalidad -de diferente nivel, más políticos, de valoración de la política presupuestaria general o política económica del Gobierno- del debate de las enmiendas, específicas y particulares, presentadas por los grupos parlamentarios. En ese sentido entendemos que el procedimiento refleja adecuadamente la forma de aproximarse a los Presupuestos Generales del Estado, que es un documento, como todos sabemos, muy complejo.

Por otro lado, en esta última fase del debate presupuestario de enmiendas vemos –lo ha apuntado una de las portavoces, concretamente la del Grupo Parlamentario Vasco− que, efectivamente, hay un acuerdo en el desacuerdo; es decir, todos los grupos de la oposición y prácticamente todos los senadores a título individual del Grupo Parlamentario Mixto han manifestado su oposición a los presupuestos, por unos motivos o por otros -vamos a entrar en algunos de esos motivos; en otros, no-. A este respecto sí me gustaría apuntar, y no lo hago como crítica sino como constatación de un hecho, que algunos senadores o senadoras que han presentado enmiendas no estuvieron en la comisión para defenderlas. Por tanto, no me extraña que aquí en el Pleno hayan hecho una defensa pormenorizada de las enmiendas que no defendieron en la Comisión de Presupuestos. Y claro, este procedimiento es mejor que el anterior, pero exige que estemos en la Comisión de Presupuestos para debatirlas allí y no tener que debatir ahora, enmienda a enmienda, cada una de las presentadas por los distintos grupos o senadores a título particular. Pero, ya digo, esto no es una crítica sino sencillamente algo que habrá que ir afinando en los próximos ejercicios presupuestarios.

Otra circunstancia que se da en los presupuestos para este año 2015 es el elevadísimo número de enmiendas, tanto a la totalidad -es decir, vetos generales y vetos a las secciones-, como enmiendas particulares, que superan las 4000, y el ansia de algunos grupos parlamentarios por enmendarlo todo. O sea, todo lo que podía ser enmendado ha sido enmendado: veto general, vetos a todas las secciones enmendables y 600, 700 u 800 enmiendas particulares. Y se ha presentado el debate en esta sesión como que hay un desarreglo total en los presupuestos, a no ser que se aprueben sus 4, 5, 6 u 8 enmiendas que ahora nos proponen como constitutivas de acuerdo, lo cual ciertamente es una forma rara de entender los desacuerdos y los acuerdos. Todos los grupos parlamentarios han presentado vetos a los Presupuestos Generales del Estado y han explicado la razón de sus vetos, y nosotros hemos explicado las razones por las cuales rechazábamos esos vetos, y ahora la presentación de enmiendas particulares, en número mayor o menor, no puede hacernos olvidar los vetos presentados previamente. Por tanto, entendemos que es poco sincero un debate en el que, aparte de algunas calificaciones en las que ahora entraré, sencillamente se viene a decir que no hay acuerdos, pero que los acuerdos serían posibles con unas pocas enmiendas que dieran satisfacción a los grupos que enmendaron con veto y que enmendaron todo lo posible y todo lo enmendable y que además han hecho discursos de oposición radical a los presupuestos para 2015 y a los presupuestos de la legislatura del Partido Popular.

No entendemos la posición de algunos portavoces que hablan de maltrato de los presupuestos a una región en concreto, o a varias. No entendemos que alguien califique estos presupuestos de agresivos contra nadie, contra una región en concreto. No entendemos que se considere que estos presupuestos son manifiestamente recurribles y rechazables y, por tanto, con enmiendas de totalidad porque la inversión por habitante queda por debajo de la inversión media por habitante, pero en realidad tampoco se alegan razones ni proyectos, excepto unos soterramientos de una fuente eléctrica en una isla, unos soterramientos que no los hay en prácticamente ningún lugar de España. Por lo tanto, muchas razones aquí esgrimidas no son más que una escenificación en un Pleno -que no se escenificó en la comisión de presupuestos-, escenificación que tiene el alcance que tiene, ciertamente la intención de esos grupos de rechazar los presupuestos, cualesquiera que sean las enmiendas que se hayan presentado después, que ciertamente serán rechazadas por la mayoría de esta Cámara.

Se habla incluso de ensañamiento. Otro portavoz que en este momento no está presente -y por tanto no citaré- habla de que estos presupuestos se ensañan. Observen que estamos aumentando el grado de intensidad de los adjetivos: del maltrato pasamos al agravio -por supuesto, presupuestos agresivos-, y seguimos con el ensañamiento con alguna región en concreto. Luego ya, más civilizadamente, se indica que no cumplen con una región, sencillamente -ya sabemos lo que eso significa-, y la guinda final nos la pone el Partido Socialista, cómo no, que nos puso en la situación en que nos hemos encontrado durante toda esta legislatura y cuyas penurias hemos intentado paliar -y no voy a reproducir un debate, que ya es de todos conocido, sobre la situación que nos encontramos-. Y hablan de auténtico austericidio, sin tampoco fundamentar ni concretar en qué consiste tal argumentación.

Por ser breve y concreto en una materia que exige más claridad que nunca -porque me da la impresión de que se ha incurrido en vicios, no ya de reflexión sino de concepción de lo que son los presupuestos generales de una institución, en este caso Presupuestos Generales del Estado, pero por analogía podríamos hablar de presupuestos de una comunidad autónoma o presupuestos de un ayuntamiento-, diré que a los presupuestos se les puede pedir lo que se les puede pedir y no se les debe acusar de lo que no se les debe acusar, y aquí hemos asistido, como digo, a un reto a ver quién ponía el adjetivo más descalificador sin aportar argumentos.

Yo agradezco la intervención de los portavoces -ha habido al menos 2- que han tratado de explicar sus enmiendas en un contexto razonable, y se les entiende bien; no nos han hecho una simple enumeración de exabruptos, de adjetivos; sencillamente nos han propuesto unas enmiendas que mi grupo ha valorado, seguimos valorando algunas de ellas, pero que vamos a rechazar en su gran mayoría, porque, como ya les hemos explicado varias veces, nosotros consideramos que estos presupuestos están ya bastante bien ahormados, responden a una política económica, la nuestra, la del Gobierno de España, la del Partido Popular, y creemos que estamos obteniendo buenos resultados, y eso es algo constatable, aunque comprobamos con estupor que algunos portavoces de grupos parlamentarios niegan sencillamente la evidencia de los datos, la niegan. Es decir, para algunos -estoy mirando al portavoz socialista- no hay recuperación en España, porque si la hubiera sería un espejismo basado en un desequilibrio, una especie de intercambio irónico, intercambio incluso cruel entre unos tipos de trabajadores y otros y unos tipos de crecimiento y otros. En fin, nosotros creemos que eso es negar la evidencia de que España está creciendo en momentos de dificultad, como está ocurriendo en la Unión Europea, que España está creando empleo -en el último año los datos de afiliación a la Seguridad Social reflejan 400 000 afiliados más-. Eso es crear empleo, podemos definirlo como destruir empleo, pero no será más que uno de los términos, otro más, de los desafortunados que se utilizan para reflejar u ocultar lo que la realidad nos dice. Las cosas son como son. La recuperación está en marcha, ya sabemos que a algunos no les gusta la recuperación, que no la quieren, que ni siquiera la contemplan como una posibilidad y prefieren mantener un discurso negativo, porque, efectivamente, hay muchos elementos que nos pueden llevar a pensar que todavía no ha sido superada la crisis, y creo que el Grupo Parlamentario Popular, que el Partido Popular, que el Gobierno del Partido Popular no han dicho que la crisis esté superada, lo que se ha dicho es que estamos en recuperación, lo cual es estrictamente cierto porque a partir de tres trimestres consecutivos de crecimiento económico una economía empieza a entrar en crecimiento. Este es un hecho estadístico y es una realidad que confirman los datos: estamos en crecimiento, estamos en recuperación, pero es que la crisis que se nos dejó es muy grave.

Por otro lado, la portavoz del Grupo Parlamentario Vasco ha hecho algunas reflexiones ciertamente extrañas; ha hablado de una desafección presupuestaria del Estado para con la comunidad autónoma vasca, y ha hecho una reflexión sorprendente sobre el acuerdo y el desacuerdo, sobre la necesidad de acuerdo y la penuria del desacuerdo; una reflexión política, yo diría más bien de filosofía política, que quizá no sea el momento adecuado para debatir cuando estamos hablando de presupuestos. Pero si me permite una observación le diré que nosotros también creemos en el acuerdo, creemos que es conveniente y que las decisiones tomadas con acuerdo tienen una mejor calidad que las adoptadas sin acuerdo, pero que un Gobierno tiene la necesidad y la obligación de gobernar y, por tanto, con acuerdo o sin acuerdo, hay que tomar decisiones, y estas son las decisiones que se han tomado en estos presupuestos, con el desacuerdo de todos, pero eso ya lo sabemos, el desacuerdo se produce y además en todo.

Como ya he dicho, varios grupos parlamentarios lo han enmendado todo, es decir, no están de acuerdo con lo que se está haciendo en materia de justicia, ni en materia de interior, ni en materia de fomento, ni en materia de educación, ni en materia de economía, es decir no están de acuerdo con la gestión financiera, con los funcionarios del Tesoro que están llevando a cabo esas magníficas emisiones de deuda pública a diez años por debajo del 2%. Es que hay gente que no está de acuerdo ni con eso. Por tanto, quienes lo han enmendado todo que no nos pidan después el acuerdo para 4 enmiendas en concreto, porque eso no es así, el discurso que están manteniendo es totalmente diferente. En fin, quiero tomar los elementos positivos de su forma de plantear el acuerdo o desacuerdo como una cuestión filosófica-política y, efectivamente, le doy la razón, es mejor el acuerdo que el desacuerdo, pero también he de decir que es mejor actuar que no actuar y que, por tanto, hay que actuar, si es con acuerdo, mejor, pero si es sin acuerdo, hay que actuar en cualquier caso.

Quiero centrarme en los principales elementos o reflexiones que los distintos portavoces han planteado en esta sesión.

La primera es que la disposición adicional tercera del Estatuto de Autonomía de Cataluña y disposiciones adicionales similares o asimilables de otros estatutos y el Régimen Económico Fiscal de Canarias han sido esencialmente enmarcados en dos sentencias del Tribunal Constitucional. Esto lo hemos explicado en comisión; quienes no estuvieron, no se enteraron, y por ello lo repetimos ahora en el Pleno, porque, estando o no en comisión, los portavoces lo han vuelto a repetir; lo dijeron en comisión y lo vuelven a decir en Pleno, por lo que he desestimado completamente la idea de convencer a nadie, y solo voy a reflejar los elementos esenciales de la cuestión.

Hay dos sentencias del Tribunal Constitucional, una dirigida específicamente al Estatuto de Cataluña y una segunda que se refiere a todos los demás estatutos en general que establecen preceptos de esta naturaleza, incluido el Régimen Económico y Fiscal de Canarias. En ellas se dice que estas disposiciones han de entenderse constitucionales siempre y cuando se interpreten de una determinada manera; y la manera en que tienen que interpretarse es -por decirlo quizá con poca precisión jurídica- como indicadores de posibles acuerdos, que si se concretan en comisiones mixtas tendrán validez jurídica, y si no, no la tendrán. Eso es lo que dice el Tribunal Constitucional, y así tienen que ser interpretadas, porque si no se interpretan de esa manera no serían constitucionales. Con lo cual, quien tenga capacidad de reflexionar que reflexione sobre ello y que se dirija al Tribunal Constitucional y le plantee sus dudas, pero no a nosotros. La disposición adicional tercera es lo que es y lo que el Tribunal Constitucional ha dicho que es, y es eso, tanto la disposición adicional tercera de Cataluña como las disposiciones adicionales similares del resto de estatutos, incluido el Régimen Económico y Fiscal de Canarias. Por tanto, se definen de esa manera, con ese alcance, y solamente con esa limitación pueden ser aceptados como normas establecidas para que, con una eficacia limitada, se alcancen acuerdos que los hagan efectivos, y si esos acuerdos no están, no están.

Al mismo tiempo, le he explicado, creo que al portavoz de CiU o al de Entesa, lo absurdo que resulta -que también se establece en la sentencia del Tribunal Constitucional- que por una ley orgánica -cualquiera que sea, estatutaria o no, cualquiera que sea- se pretenda condicionar la libertad de decisión del Parlamento de España, de la nación española, durante los próximos diez, quince, veinte o cincuenta años, aun cuando en un momento dado haya una mayoría que crea razonable lo irrazonable, que crea razonable que hay que incurrir en un determinado gasto de forma continua y con un compromiso para los próximos cincuenta años. Ese compromiso no tiene validez política, porque los Presupuestos Generales del Estado de cada año tienen que ser decididos cada año por el Parlamento de cada año, y eso es así, esa es su esencia, porque si no fuera así, con nuestra actual mayoría, nosotros podríamos dejar condicionados los Presupuestos Generales del Estado para los próximos veinte o treinta años sin posibilidad de que los parlamentos futuros, la composición futura del Parlamento de la nación española pudiera introducir modificaciones, o que los grupos de la oposición pudieran criticar al Gobierno que no cumple sus compromisos. Pues mire, sí cumplimos, cumplimos lo que hay que cumplir, es decir que los Presupuestos Generales del Estado debatan anualmente los programas de inversiones, de gasto corriente, de gasto de intereses, de deuda pública o cualquier otro gasto.

Segunda reflexión general dentro de las que se han planteado. Una de las fases con mayor carga demagógica que yo he oído en esta sesión, una demagogia exacerbada, es que se ha convertido deuda privada en deuda pública −argumento, además, muy querido por el Partido Socialista, por la izquierda socialista−, que se hacen públicas las pérdidas privadas. Bueno, pues ahora toma otra forma: se ha hecho deuda pública lo que era deuda privada, y se aprovecha para explicar el enorme volumen de deuda pública que, efectivamente, hay en España.

Mire usted, si hacemos una suma aritmética −que es la que hay que hacer, no la demagógica; la demagógica da resultados imprevisibles, la aritmética, no−, la deuda pública de España en estos momentos es igual a la deuda pública que había en el año 2011; más los programas de apoyo que la Unión Europea ha hecho para los países intervenidos y en los que todos los países de la Unión Europea hemos tenido que poner nuestra parte; más el programa de apoyo al sistema financiero español, por un importe de 40 millones, porque, por la forma en que se ha instrumentado, el MEDE ha exigido que pase por los títulos de deuda española para dar solvencia soberana a una operación que es esencialmente europea, de apoyo al sistema financiero. Pero, bueno, da igual, es deuda pública y, por tanto, eso es un sumando más; más el déficit público de estos tres o cuatro años, si incluimos 2015, el de estos presupuestos; más todos los programas y todo el endeudamiento necesario para pagar la deuda de las corporaciones locales y de las comunidades autónomas, deuda que habían metido en los cajones y que había que pagar, porque no la habían contabilizado, o si la habían contabilizado, no la habían pagado. Si ustedes suman todo eso, salen exactamente esos 30 puntos PIB, 300 000 millones de euros que ha sido necesario emitir de deuda pública. Díganme con qué no están de acuerdo ¿Con emitir deuda pública para pagar a proveedores? ¿Con emitir deuda pública para apoyar a países intervenidos en Europa? ¿Para emitir deuda pública obligados por el MEDE, el mecanismo europeo de intervención y de apoyo al sistema financiero español, que ha permitido que todos los españoles mantengan sus ahorros? Porque para eso se hizo la intervención y el apoyo bancario. ¿Con qué no están de acuerdo? ¿Qué es eso de hacer públicas las deudas privadas? Eso es pura demagogia, y no tiene ningún alcance. Ya vemos que algunos están metidos en un discurso prácticamente electoral y lo único que pretenden es generar confusión en torno a elementos que son básicamente conocidos o que pueden conocerse y que, desde luego, tienen una explicación.

Me van a permitir que concluya aquí. Hay más elementos en las intervenciones de los portavoces, que agradezco, en su mayor parte, por el tono que han mantenido, aunque no agradezco en modo alguno, porque es muy negativa, la forma de calificar ni la carrera de calificativos peyorativos que han aplicado.

Estos son unos presupuestos sin consenso -está claro que no hay consenso-, apoyados por el Grupo Parlamentario Popular; y en el Grupo Parlamentario Popular estamos orgullosos de apoyarlos. Creemos que son los que la economía española necesita, los que necesita España y que, por tanto, van a permitir continuar con la recuperación, que existe, por más que lo nieguen algunos, con una recuperación que está permitiendo estabilizar los grandes desequilibrios, el mayor de todos, sin duda alguna, es el desempleo. Se están produciendo avances importantes en el mercado de trabajo, en la contratación en España, ya sea a tiempo parcial o temporal. En cualquier caso, los contratos de trabajo buenos son. Estamos convencidos de que esta legislatura va a terminar, si no con unos resultados muy brillantes -que pensamos que no va a ser así-, sí con una situación en la que -y esto es lo más importante- la economía española, la sociedad española podrá afrontar el futuro con ciertas garantías de estabilidad y de solvencia. Cuando nosotros llegamos en 2011 nos enteramos, una vez que asumimos el Gobierno, del desfase del déficit público que había, nos enteramos de las facturas que había en el cajón y nos enteramos de los pagos pendientes, y en ese momento no había ninguna confianza en que se pudiera recuperar una situación que estamos recuperando. Por tanto, apoyamos los presupuestos y rechazamos todas las enmiendas, la inmensa mayoría, aunque es verdad que todavía estamos trabajando sobre algunas enmiendas, muy pocas -ya se lo adelanto-, sobre un elenco muy pequeño de enmiendas. Lo digo porque no quiero hacerles pensar que se van a aprobar. No, no. Ustedes actúen como si no se fuese a aprobar ninguna enmienda y sigan pensando que somos austericidas y los otros adjetivos que han utilizado. Pero sí estamos trabajando sobre algunas enmiendas en concreto.

Muchas gracias, señor presidente. (Aplausos).
El señor VICEPRESIDENTE (Lucas Giménez): Gracias, señoría.

Pasamos al turno de portavoces.

Por el Grupo Mixto, tiene la palabra el senador señor Unamunzaga.

Recuerdo al Grupo Mixto que tienen dieciocho minutos, a repartir entre todos.


El señor UNAMUNZAGA OSORO: Muchas gracias, presidente.

Señorías, hemos intentado presentar 13 enmiendas parciales, pero de un profundo carácter político y pedagógico, al estado de ingresos, y digo que hemos intentado porque eran enmiendas que pretendían resumir nuestra postura política sobre estos presupuestos y también sobre nuestra presencia en esta Cámara, 13 enmiendas que sí han podido ser debatidas en el Congreso de los Diputados, pero que, tal y como ocurrió el año pasado, no hemos podido debatir en el Senado, pero sí las voy a explicar someramente a continuación.

En estas enmiendas proponíamos una reducción en las aportaciones del cupo tanto en la Comunidad Autónoma del País Vasco como en la Comunidad Autónoma Foral de Navarra en la proporción que corresponde a unas estructuras del Estado que consideramos que nosotros no debemos mantener, y concretamente me estoy refiriendo a la Casa Real, al Ministerio de Defensa, al Ministerio de Asuntos Exteriores, al ministerio encargado de la seguridad ciudadana e instituciones penitenciarias, al Tribunal de Cuentas, al Tribunal Constitucional, al Consejo de Estado y al Consejo General del Poder Judicial. Estas enmiendas representan las reivindicaciones de nuestro derecho a la soberanía, de nuestro derecho a tener un Estado propio, de nuestro derecho a que la sociedad vasca pueda decidir libre, democrática y pacíficamente su futuro. La disminución de estas partidas la compensábamos con un incremento en diferentes partidas correspondientes a los ingresos del Estado. Estábamos hablando del impuesto sobre el capital, del impuesto sobre el patrimonio, del impuesto sobre sociedades y del impuesto sobre el valor añadido.

Con estas enmiendas, tal y como hemos defendido en nuestro veto, queremos poner el dedo en la llaga sobre los principales problemas estructurales del Estado español: la insuficiencia de los ingresos. El problema del Estado español no está en el gasto público, que ya está muy por debajo de la media de la Unión Europea, el problema sigue estando en los ingresos, que está todavía mucho más por debajo de la Unión Europea. Y si miramos la recaudación en los distintos impuestos en porcentaje sobre el producto interior bruto de cada uno de los Estados, vemos que en la recaudación del IVA el Estado español está el último de los Estados de la Unión Europea y vemos que la recaudación del impuesto sobre sociedades está en el puesto 23 o 24 de los 27 de la Unión Europea.

Estos datos dejan muy a las claras que son impuestos en los que claramente hay un fraude fiscal muy importante, y nosotros pensamos que frente a esta no recaudación, este no ingreso, esos más de 1157 millones de euros que proponemos en la reducción del cupo deben ir precisamente a reforzar el Estado de bienestar en Euskal Herria a través del gasto social, a reforzar el Estado de bienestar en vez de a sostener estructuras del Estado que no nos han reconocido ni como país ni como sociedad diferenciada, como las que citaba antes y que hemos intentado enmendar. Y queremos reforzar el Estado de bienestar dedicándole esos más de 1157 millones de euros, en vez de sostener estructuras del Estado que no son capaces de garantizar la igualdad de oportunidades ni la justicia social; estructuras que dedican todas sus energías a intentar impedir el derecho a decidir de Cataluña, de Euskal Herria, de Galicia en su día, cuando llegue, de las naciones -en una palabra- que están dentro del Estado español; estructuras que están dedicando todos sus esfuerzos a combatir el derecho a decidir, a combatir ese derecho democrático en vez de combatir los problemas estructurales del Estado español, que les están llevando a ser un Estado fallido desde el punto de vista económico, social y político. Esos problemas estructurales a los que me estoy refiriendo son, entre otros, el incremento de la pobreza, con ese componente especial de incremento de la pobreza infantil; las altas tasas de paro, sobre todo de paro juvenil, que también se sitúan a la cabeza de la Unión Europea, y esa lacra social que es el fraude fiscal, que es otra forma de corrupción.

Amaiur reivindica el derecho de Euskal Herria a gestionarse por sí misma y a ejercer su soberanía para lograr ser un país justo, un país en el que el Estado de bienestar esté garantizado, un país que contribuya a hacer una Unión Europea más justa, más equitativa y más libre también, en vez de reforzar esas estructuras del Estado que, como decía antes, están contribuyendo a que siga en ese camino que le lleva a ser un Estado fallido desde todos los puntos de vista. Desde la reivindicación que hacemos de la soberanía de Euskal Herria, de este futuro para nuestro país, también queremos ser solidarios con el Estado planteando la reflexión sobre sus problemas estructurales, como lo hicimos en el veto y como lo hacemos en estos momentos, para ver si ustedes son capaces de reaccionar y darles respuestas, aunque, tal y como les dije, me temo que no va a ser posible.




Catálogo: legis10 -> publicaciones -> borrador -> senado
senado -> Borrador de la sesión plenaria celebrada el martes, 8 de octubre de 2013-10-09
senado -> Borrador de la sesión de la comisión de asuntos iberoamericanos celebrada el miércoles, 22 de octubre de 2014
senado -> Borrador de la comisión de fomento celebrada el díA 26 de febrero de 2015
senado -> Borrador de la comisión de fomento celebrada el jueves 30 de abril de 2015
senado -> Borrador de la comisión de presupuestos celebrada el díA 23 de septiembre de 2015
senado -> Borrador de la comisión de despoblación del díA 13 de abril de 2015
senado -> Borrador de la sesión de la comisión de economía y competitividad celebrada el miércoles, 30 de octubre de 2013
senado -> Borrador de la sesión plenaria celebrada el miércoles, 6 de noviembre de 2013-11-07
senado -> Borrador de la sesión de la comisión de industria, energía y turismo, celebrada el lunes, 16 de junio de 2014
senado -> Borrador completo de la sesión plenaria celebrada el miércoles, 10 de julio de 2013
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

Similar:

Borrador de la sesión plenaria celebrada el martes, 9 de diciembre de 2014 iconBorrador de la sesión plenaria celebrada el martes, 9 de septiembre de 2014
El señor presidente: Excelentísimo señor don Salvador Sedó Alabart, ¿juráis o prometéis acatar la Constitución?
Borrador de la sesión plenaria celebrada el martes, 9 de diciembre de 2014 iconBorrador de la sesión plenaria celebrada el miércoles, 17 de diciembre de 2014
Moción por la que se insta al gobierno a evaluar las consecuencias para la industria de los resultados de la subasta de incentivos...
Borrador de la sesión plenaria celebrada el martes, 9 de diciembre de 2014 iconBorrador de la sesión plenaria celebrada el martes, 8 de octubre de 2013-10-09
El señor presidente: Procede el acatamiento a la Constitución del excelentísimo señor don José Vicente González Bethencourt
Borrador de la sesión plenaria celebrada el martes, 9 de diciembre de 2014 iconBorrador de la sesión plenaria celebrada el miércoles, 10 de septiembre de 2014
Moción por la que se insta al gobierno al desarrollo de determinadas medidas en materia de política monetaria
Borrador de la sesión plenaria celebrada el martes, 9 de diciembre de 2014 iconBorrador de la sesión de la comisión de presupuestos celebrada el miécoles, 3 de diciembre de 2014
La señora presidenta: Señorías, buenos días, se reanuda la sesión. Espero que hayan recuperado fuerzas
Borrador de la sesión plenaria celebrada el martes, 9 de diciembre de 2014 iconBorrador de la sesión de la comisión de economía y competitividad celebrada el lunes, 15 de diciembre de 2014
El señor presidente: Buenas tardes, señorías. Se abre la sesión. Gracias a todos por su presencia
Borrador de la sesión plenaria celebrada el martes, 9 de diciembre de 2014 iconBorrador de la sesión de la comisión de asuntos iberoamericanos celebrada el miércoles, 22 de octubre de 2014
En primer lugar, vamos a proceder a la aprobación del acta de la sesión anterior, celebrada el día 8 de octubre de 2014
Borrador de la sesión plenaria celebrada el martes, 9 de diciembre de 2014 iconBorrador de la sesión plenaria celebrada el miércoles, 6 de noviembre de 2013-11-07
Moción por la que se insta al gobierno a la adopción de determinadas medidas en materia de inversiones para cataluñA
Borrador de la sesión plenaria celebrada el martes, 9 de diciembre de 2014 iconBorrador de la sesión de la comisión de asuntos iberoamericanos celebrada el miércoles, 5 de noviembre de 2014
La señora vicepresidenta (Nicolás Martínez): Se abre la sesión. Buenos días, señorías
Borrador de la sesión plenaria celebrada el martes, 9 de diciembre de 2014 iconBorrador de la sesión plenaria celebrada el miércoles, 11 de febrero de 2015
Moción por la que se insta al gobierno a la adopción de determinadas medidas en materia de lucha contra la violencia en el deporte,...

Página principal
Contactos

    Página principal



Borrador de la sesión plenaria celebrada el martes, 9 de diciembre de 2014

Descargar 484.29 Kb.