Descargar 214.39 Kb.


Página6/14
Fecha de conversión24.10.2018
Tamaño214.39 Kb.

Descargar 214.39 Kb.

Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14
Agentes de la inmoralidad

Asi se puede llamar á una chusma de individuos de blusas coloradas, que persiguen las quyguas verás por las calles, practicando sin el menor respeto actos que la decencia manda callar.22

Es necesario tomar en consideración, sin embargo, como ya llamamos la atención anteriormente, que resultaba extremadamente difícil identificar hasta adónde iban los abusos de los hombres del pueblo y de los soldados brasileños y hasta qué punto hubo la connivencia de las mujeres. En otras palabras, estaban en juego padrones de moralidad distintos, con los cuales las élites eran muy poco tolerantes, dada la intransigencia que imponían el "progreso" y la "civilización". Para lograrlos era fundamental la represión. La Reforma, por ejemplo, denunciaba el escándalo propiciado por las mujeres que ocupaban un vagón de carga en las proximidades de la Aduana:



Hace muchìsimo tiempo que en la plazoleta de la Aduana hay un "wagon" vacio, que está sirviendo de guarida á los haraganes y mujerzuelas para cometer toda clase de escándalos.

Seria conveniente que los q' tienen á su cargo el referido "wagon" lo manden retirar y colocarlo en otro paraje mas conveniente.23

El día siguiente, el mismo diario comentaba elogiosamente la actitud de la policía con respecto a algunas mujeres:



Hace unos dias que le avisamos [al Comisario de la 2ª Sección de Policía de la capital] que en una esquina de la calle de 25 de Noviembre, una cuadra antes de llegar á la casa en que vive el general Resquin, se reunian una porcion de mujeres dando escándalos al vecindario: nos consta que inmediatamente el Sr. Rojas tomò las debidas determinaciones para que no se repitieron.

Es asi como debe proceder un buen empleado.24

El problema, de hecho, residía en que era inmensa la distancia entre las concepciones políticas y sociales de la élite paraguaya  aun así, en consecuencia, sus políticas públicas  y el pueblo, cuya miseria no tenía cómo aminorar y cuya lógica ni siquiera comprendían.



Se trata de organizar el país cimentando la obra en ejemplos modernos [...]. Pero [...] el pueblo [...] no ha tomado ninguna participación y sigue adoptando las mismas costumbres que en tiempo de la tiranía [...].

Se tiene una constitución, leyes liberales, método administrativo; y aun se contemplan por las calles escenas repulsivas á la moral social. Se observan hombres y mujeres en públicas manifestaciones [de] obscenas caricias. [...] Se observa que esos mismo seres profieren á voz de cuello obscenas palabras. Se observa, por fin que esa clase tercera de la sociedad, se encuentra en el mismo sitio donde la dejaron los tiranos.25

Necesario es registrar que la indignación de las élites en relación con el comportamiento de las clases populares en cuanto a la moral pública no se restringía a los escándalos vinculados a las relaciones sexuales. Les era absolutamente incomprensible una amplia gama de comportamientos que, desde el punto de vista de la clase dominante, eran incompatibles con la modernidad. En el mismo artículo arriba mencionado El Pueblo lista los objetos de su ojeriza:



Se observan criaturas de cinco y mas años completamente desnudos revolcándose entre la arena de la calle. Se observa que ciertas mujeres, enlodan las calles con inmundicias. Se observa que varios puntos céntricos de la ciudad convierten esas clases abandonadas en letrinas públicas.26

¿Cómo convivir con hábitos tan incivilizados? Para esos hombres, absolutamente desinformados sobre la realidad de su mismo país, del que muchos vivieron exiliados por varios años, era inconcebible que se mantuviesen en las calles de la capital hábitos tan primitivos como el de permitir que las niños anduvieran desnudos por los lugares públicos casi hasta la pubertad. Por ello, en variadas ediciones El Pueblo propuso reiteradamente que la policía distribuyera ropas a los niños y adolescentes con el objetivo de impedir que continuasen ofendiendo el pudor público. La campaña, sin embargo, parece no haber sido eficaz. Al final del año el diario publicó el siguiente comentario:



La desnudez

No sabemos por que se permite que muchachos d'ambos sexos anden escandalizando con su completa desnudez. Eso no es por miseria sino por una escandalosa costumbre. Muchos tienen su camisa debajo del brazo, y se revuelcan en la arena ostentando su repugnante desnudez.27

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

Similar:

Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconEspacios geográficos multiculturales: la triple frontera entre argentina, brasil y paraguay lic. Prof. Sergio Páez Departamento de Geografía Instituto Superior “Antonio Ruiz de Montoya” Posadas – Misiones, Argentina resumen
Espacios geográficos multiculturales: la triple frontera entre argentina, brasil y paraguay
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconTitulo : la primera guerra mundial titulo 2: la segunda guerra mundial titulo 3: el comunismo 4
Involucró a todas las grandes potencias del mundo, que se alinearon en dos bandos enfrentados: por un lado, los Aliados de la Triple...
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconFortalecimiento a la economía popular: el rol de las finanzas populares como canal para democratizar el crédito
La economía popular en el ecuador: su dimensión y contribución a la economía naciona 5
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconPrograma de estudios
La Unidad Popular: Orígenes, gestión de gobierno y desenlace de una alianza política
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconIi campeonato de Catán en las Fiestas de Economía y empresa
Demostración de juegos de mesa a cargo de Nostromo Murcia en las Fiestas de Economía y Empresa
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconEmpoderamiento económico de las mujeres artesanas paraguayas en los departamentos de Central, Guairá y Cordillera
Olmedo-Barchello, Selva, Coordinadora del Grupo de Investigación en Economía Creativa y Desarrollo, Docente Investigadora, Dirección...
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconLa economía de los años 20. La crisis económica de posguerra
Alemania y Austria sufrieron las peores consecuencias, y la crisis se alargó hasta 1923, debido a los problemas políticos de posguerra...
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconLa triple exención contributiva: Navaja de doble filo Fulano de Tal Nota Introducción
Puerto Rico: Factors Contributing to the Debt Crisis and Potential Federal Actions to Address Them”. 1 A continuación, se presenta...
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconLas cartas de los caciques: alianzas y disputas en las Misiones del Paraguay tras la expulsión de los jesuitas
...
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay icon“nombre de la alianza”
Alianza productiva para la cadena cacao-chocolate en los municipios de arauca, arauquita, saravena, fortúl y tame

Página principal
Contactos

    Página principal



Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay

Descargar 214.39 Kb.