Descargar 214.39 Kb.


Página2/14
Fecha de conversión24.10.2018
Tamaño214.39 Kb.

Descargar 214.39 Kb.

Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14
Enterada Rosa Peña de su retorno [de Clementina], le ofreció el puesto de preceptora, con un sueldo de 5 $ mensuales. La familia Carísimo Jovellanos, como todas las de la época, se hallaba en la más espantosa indigencia, pero las autoridades de ese gineceo de 19 miembros que formaban mi bisabuela y mis tías y que tenía su reducto en el viejo caserón de la calle de la Ribera [...] se negaron rotundamente a que mi abuela  15 años floridos , aceptase el cargo, por considerar indigno de una señorita de su calidad, salir todos los días de la casa. Cinco pesos, eran muchos, para la época, y para las apremiantes necesidades de la familia; las calles a recorrer eran solamente 7, los fondos de la casa de los Carísimo daban a lo que hoy es casa de la Independencia, pero se prefirió sufrir miseria a claudicar en los principios [...]. (ODDONE, 1970:14)

En el registro que hizo el educador Ramón Indalecio Cardozo de su madre y de su tía Balbina, quienes han sido las responsables de su educación fundamental, aparece un esbozo de ese conflicto. Cardozo provenía de una familia tradicional de Villa Rica empobrecida por las agruras de la guerra. A confiar en su registro, se nota en sus preceptoras el perfil de la mujer paraguaya idealizada, aunque agitado por las circunstancias.



Esta [su tía Balbina] era una mujer muy ilustrada para la época: leía correctamente y hablaba el español con toda perfección; pero no sabía escribir, pues en aquellos tiempos, antes de la guerra, no se les enseñaba a las niñas este arte "para que no se comunicasen con los novios". Mi madre, criada durante los azares de la guerra y en medio a las angustias económicas emergentes de aquella situación calamitosa, apenas recibió la educación del hogar. (CARDOZO, 1991:7)

Hacen falta algunas informaciones importantes en el testimonio de Cardozo, como, por ejemplo, si hablaban su madre y su tía o no el guaraní. Si lo hacían, es poco probable que admitiesen hacerlo delante de los hijos, pues sabían de las consecuencias del uso del guaraní para el prestigio social de la familia, ya agitado por las desgracias de la guerra6. Mientras tanto  y principalmente en la campaña , no saber el guaraní era sinónimo de alienación y aislamiento en relación a la comunidad.

Por otra parte, es falsa o, al menos es atribuirle demasiado valor, la información de que las niñas no aprendían a escribir para que no se comunicaran con sus novios (ODDONE, 1970:11). De hecho, es solamente en la posguerra que las mujeres tendrán acceso a la escuela. La primera Escuela de Niñas, dirigida por la maestra Asunción Escalada, se inauguró en noviembre de 1869. La primera previsión de gastos para la educación femenina es de 1874, cuando se destinan partidas para un "Colegio Nacional de señoritas de la Capital" y para 25 escuelas de niñas en el campo (DECOUD, 1911:274).

Aun así la educación femenina sólo pasa a ser obligatoria para niñas entre los 6 y los 14 años de edad en 1909, pero no es deber del Estado (BENÍTEZ, 1981:99). Además, la Escuela de Preceptoras, primera institución "destinada a despertar la vocación magisterial de las mujeres" (BENÍTEZ, 1981:121), fue organizada, apenas en 1890, por las hermanas Adela y Celsa Speratti. Sea como sea, las evidencias indican que la instrucción femenina, aunque siendo una de las muchas novedades liberales de la posguerra, aportó poca novedad a la relación entre los géneros. A la mujer se le debería instruir para mejor interpretar y poner en práctica las cuestiones "propias del bello sexo"; para ello bastaba con una ilustración, parcial.

Dicha forma de tratar la relación entre los géneros, todavía tan impregnada de valores culturales del antiguo régimen  con los que ni siquiera el primer liberalismo era capaz de romper , no era exclusiva del Paraguay o de la región del Plata. Parece haber sido característica al menos de toda la América Latina durante el siglo XIX (PASTOR, 1995: 57-62).

En Paraguay, en efecto, uno de los cuadros más interesantes sobre el rol femenino, lo trazó irónica pero no sorprendentemente una mujer, en las páginas del diario El Pueblo:



La poesía es la compañera inseparable de la mujer buena y la que embellece el hogar doméstico. Desgraciada la mujer que la desconoce, y desgraciado también el hombre que busca para compañera suya, una mujer prosaica, y materialista! [...]


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

Similar:

Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconEspacios geográficos multiculturales: la triple frontera entre argentina, brasil y paraguay lic. Prof. Sergio Páez Departamento de Geografía Instituto Superior “Antonio Ruiz de Montoya” Posadas – Misiones, Argentina resumen
Espacios geográficos multiculturales: la triple frontera entre argentina, brasil y paraguay
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconTitulo : la primera guerra mundial titulo 2: la segunda guerra mundial titulo 3: el comunismo 4
Involucró a todas las grandes potencias del mundo, que se alinearon en dos bandos enfrentados: por un lado, los Aliados de la Triple...
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconFortalecimiento a la economía popular: el rol de las finanzas populares como canal para democratizar el crédito
La economía popular en el ecuador: su dimensión y contribución a la economía naciona 5
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconPrograma de estudios
La Unidad Popular: Orígenes, gestión de gobierno y desenlace de una alianza política
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconIi campeonato de Catán en las Fiestas de Economía y empresa
Demostración de juegos de mesa a cargo de Nostromo Murcia en las Fiestas de Economía y Empresa
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconEmpoderamiento económico de las mujeres artesanas paraguayas en los departamentos de Central, Guairá y Cordillera
Olmedo-Barchello, Selva, Coordinadora del Grupo de Investigación en Economía Creativa y Desarrollo, Docente Investigadora, Dirección...
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconLa economía de los años 20. La crisis económica de posguerra
Alemania y Austria sufrieron las peores consecuencias, y la crisis se alargó hasta 1923, debido a los problemas políticos de posguerra...
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconLa triple exención contributiva: Navaja de doble filo Fulano de Tal Nota Introducción
Puerto Rico: Factors Contributing to the Debt Crisis and Potential Federal Actions to Address Them”. 1 A continuación, se presenta...
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconLas cartas de los caciques: alianzas y disputas en las Misiones del Paraguay tras la expulsión de los jesuitas
...
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay icon“nombre de la alianza”
Alianza productiva para la cadena cacao-chocolate en los municipios de arauca, arauquita, saravena, fortúl y tame

Página principal
Contactos

    Página principal



Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay

Descargar 214.39 Kb.