Descargar 214.39 Kb.


Página14/14
Fecha de conversión24.10.2018
Tamaño214.39 Kb.

Descargar 214.39 Kb.

Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay


1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14
5. Conclusiones

Monta guardia y espera. Y nada hay de tan poderoso e invencible como cuando alguien, desde la muerte, monta guardia y espera.

Augusto Roa Bastos (1991:258)

Espero haber podido demostrar cuán contradictorio es el liberalismo impuesto al Paraguay después de la guerra de la Triple Alianza. Los "regeneradores", en nombre de la modernidad y del progreso condenan, por anticuados y por ser símbolos de "barbarie", todo lo que el Paraguay tenía de peculiar. Pretendían transformar el Paraguay en un país europeo en la América  como, al fin y al cabo, lo querían todos los representantes del pensamiento liberal latinoamericano , quienes casi siempre defendían la transposición acrítica del modelo francés a sus países. El anhelo de modernización y europeización se puede encontrar, particularmente, en la vida social de la clase dominante, que alcanza esplendores europeos. Se llega al extremo de adoptar, en las últimas décadas del siglo XIX, el uso de la larga levita, vestimenta masculina de etiqueta, más ancha y más larga que el frac, y del sombrero de ala que tanto asombró al mismo Sarmiento  incuestionablemente un "modernista" urbano convencido  en un país de calor ardiente; y por otra parte desterrar, por disposición oficial de principios del siglo XX, el uso de las vaporosas y blancas vestimentas de las mujeres del pueblo. La palabra "modernización" se convirtió en la clave de toda la vida nacional. (CARDOZO, s.f.: 311-312.)

Particularmente en cuanto a la mujer, espero haber demostrado que, históricamente, cumplió un rol extremadamente importante en la sociedad paraguaya, asumiendo funciones económicas y sociales bastante significativas  aunque, como en los demás países del continente , lejos de la vida política institucional. Ese rol, sin embargo, fue absolutamente ignorado por los "regeneradores", quienes tenían como modelo ideal para la mujer la compañera sumisa, pasiva, comprensiva y solícita, requisitos "propios de su sexo". Por otra parte, como "lo que habla nunca es la palabra, el discurso, sino toda la persona social" (en las palabras de Pierre Bourdieu, al advertir los que dan énfasis a la "fuerza locutoria" del discurso en el mismo discurso) (In ORTIZ, 1994: 167), hemos podido verificar que el "silencio" de la mujer paraguaya representaba una resistencia.

Es en esa nueva y difícil realidad que la mujer paraguaya común se verá obligada a moverse. Ella, que llora la muerte de un ser querido, casi siempre un padre, hermano o marido, dada su necesidad de supervivencia y en el intento de cumplir con las exigencias del nuevo orden, en muchos casos se ve obligada a tomar decisiones que ponen en riesgo su propia identidad social, como, por ejemplo, al casarse con un extranjero.

Silenciosa en el espacio público, hablante y preceptora en el espacio privado, es imposible, sin embargo, trazar con precisión su trayectoria en la posguerra. Contradictoriamente, se le destaca como la grande heroína de la "epopeya nacional", mientras que se le niega el derecho al único bien que le restó: su cultura tradicional. Los (des)caminos de dicha reconstrucción todavía están por investigarse y redescubrir. Espero haber contribuido a la profundización de la investigación sobre esa historia tan rica y tan particular, que puede echar algunas luces sobre variadas cuestiones ligadas al conocimiento historiográfico del siglo XIX en la región del Plata y en la América Latina en general.

Una de esas cuestiones fundamentales fue, en el Paraguay de la posguerra, a mi juicio, la de la adecuación o inadecuación de las ideas liberales en el continente, teniéndose en cuenta, principalmente, la realidad concreta del caudillismo. De hecho, los "regeneradores" tenían mucho más que ver de lo que ellos mismos podían darse cuenta, con los años de "tiranía y barbarie" que tan vehementemente condenaban. En este sentido, de poco o nada valieron las condenaciones sistemáticas de los voceros de la clase dominante, a través de los diarios, al modo de vida del paraguayo común y corriente, hasta el simple hecho de que la inmensa mayoría de la población era analfabeta. Tampoco surtieron efecto alguno los diferentes dispositivos legales que, en un vano intento de "civilizar" el país y, particularmente, la capital paraguaya, nunca tuvieron en consideración los rasgos de la cultura tradicional guaraní-paraguaya, siempre tratada como señal de "atraso" y de "ignorancia". Mientras tanto, condenaban y desmontaban la estructura agraria heredada de los "tiranos", basada en la propiedad estatal de la tierra, en nombre del nuevo orden liberal, promoviendo así la oligopolización de las antiguas tierras fiscales y estancias de la patria e impediendo el acceso a la tierra por parte del paraguayo común.

Otra cuestión fundamental es la persistencia del guaraní, quizás el único caso en el continente en que el idioma aborigen fue capaz de resistir a la lengua del colonizador, a punto de superarla de hecho, en términos absolutos, y sus implicaciones historiográficas. A pesar de todas las condenas y prohibiciones, aliadas a la absoluta incapacidad del Estado en promover el real acceso a la Educación pública, según los mismos preceptos liberales que pregonaban, los "regeneradores" fueron incapaces de imponer la lengua europea, "civilizada", vehículo, según sus defensores, de la cultura del progreso, de las luces, de la ilustración. Tal incapacidad llevó a que la clase dominante, más de un siglo después, se viera forzada a admitir el guaraní como segunda lengua oficial del país, reconociendo, con un atraso de más de 130 años, el peso de la cultura popular y de su idioma sobre la occidentalización forzada.

Pero la cuestión que pretendí haber sido la principal, la norteadora de mi investigación, de la que este artículo es apenas una breve muestra, fue la de las relaciones de género en el Paraguay antes, durante y después de la guerra de la Triple Alianza y sus implicaciones para el modelo de sociedad llevado a cabo en el país. En una sociedad en donde la mujer siempre tuvo un rol de fundamental importancia, aunque sin ningún acceso formal a la vida pública, a la política formal, parece que se le reservó, sin embargo, el rol de depositaria privilegiada de la cultura popular guaraní-paraguaya. En este sentido, poco importancia tiene el hecho de que los "regeneradores" trazasen para las mujeres en general, y para las mujeres del pueblo en particular, un modelo rígido  aunque muy a menudo bastante confuso  de comportamiento, según los patrones para el "bello sexo", constante en las pautas del liberalismo decimonónico. Parte significativa de la vida económica, basada, aun mucho tiempo después de la guerra, en la producción agrícola y en la economía informal y de pequeña monta, estuvo reservada a la mujer del pueblo. Y ello se dio no exactamente debido a la "pereza" u "holgazanería" de sus hombres, sino porque era imposible modificar por decreto un modelo económico y de relaciones sociales que combinaba la tradición guaraní y la violencia de la colonización. Mientras tanto, sin acceso a la Educación formal occidentalizante, que los mismos "regeneradores" pregonaban como indispensable a la transformación del país, parece que les tocó a ellas seguir suministrando a las futuras generaciones la Educación informal, doméstica, basada en la tradición oral y en los valores tradicionales.

Este trabajo es, en suma, una intento de presentar, teniendo como punto de apoyo principal la mujer de las clases populares, los movimientos de permanencia y transformación ocurridos en el Paraguay entre mediados de la década de 1860, en el desarollo de la guerra contra la Triple Alianza, y la posterior consolidación de un precario orden liberal en el país al cambio de siglo.

Evidentemente, sería ingenuo ocultar la victoria, aunque parcial, del orden liberal, más allá del golpe de Estado de 1904. Si me fuese permitido tejer juicios de valor sobre el Paraguay de hoy, apenas basados en la experiencia de 1865-1870 y en los años de "Regeneración" que le siguieron, mi posición sería la de lamentar que la alternativa a los gobiernos autoritarios de Francia y de los López, formalizada por los "regeneradores", fuese una combinación tan estrecha de ingenuidad y desprecio por la cultura popular que tanto los aproximó de la "tiranía" de la Primera República. Igualmente, lamentaría que la alternativa política a los "regeneradores" haya sido la de un conservadurismo que, tanto o más que los "tiranos" de la pre-guerra, vio en el autoritarismo y en la manipulación de los valores de la cultura popular, la fórmula para llevar el Paraguay a salir del caos y de la destrucción que dejó la guerra contra la Triple Alianza. Todavía hoy la sociedad paraguaya se mueve entre esas dos alternativas, sin que logre vislumbrar una tercera vía para acceder a las "maravillas" del mundo Occidental. En una época de crisis de las utopías igualitarias y de aparente consolidación de un orden mundial globalizante, esa cuestión se plantea como aun más preocupante.

Sea como sea, aunque al concluir mi trabajo, tengamos más problemas que soluciones, más dudas que certezas, considero mi tarea como realizada. Si, como resultado de mi esfuerzo de investigación ha sido posible responder apenas parcialmente a las cuestiones que me propuse a mí mismo y al lector, que sirvan como disculpa las palabras finales de la carta de Rosa Monzón, personaje de la novela Hijo de Hombre de Augusto Roa Bastos:

Creo que el principal valor de estas historias se radica en el testimonio que encierran. Aunque en mínima parte, su publicación quizás ayude a comprender  más que a un hombre  a este pueblo de América tan calumniado, que durante siglos ha oscilado sin descanso entre la rebeldía y la opresión, entre el oprobio de sus escarnecedores y la profecía de sus mártires... (BASTOS, 1965: 258)

BIBLIOGRAFIA:

Ardissone, Carlos José. Reflexiones sobre el Paraguay. Intercontinental, Asunción, 1994.

Bastos, Augusto Roa. El trueno entre las hojas. Losada, Buenos Aires, 1991.

Bastos, Augusto Roa. Filho do Homem. Civilização Brasileira, Rio de Janeiro, 1965.

Benítez, Luis G. Historia de la Educación Paraguaya. Comuneros, Asunción, 1981.

Borges, Urquiza Maria. "Modelando a mulher urbana (Correio Paulistano, 1850-1890)" in Silva, Zélia Lopes da (Ed.). Cultura histórica em debate. Editora de la UNESP, São Paulo, 1995.

Bourdieu, Pierre. "A economia das trocas lingüísticas" in Ortiz, Renato (Ed.). Pierre Bourdieu. Sociologia. Ática, São Paulo, 1994.

Bresciani, Maria Stella Martins. "A mulher e o espaço público" in Revista Brasileira de História: Jogos da Política - Imagens, Representações e Práticas . ANPUH/Marco Zero, São Paulo, 12(22):67-86, Mar.-Ago. 1991.

Bresciani, Maria Stella Martins. Londres e Paris no século XIX. Brasiliense, São Paulo, 1984.

Cardozo, Efraim. Apuntes de historia cultural del Paraguay. 3. ed. Universidad Católica "Nuestra Señora de la Asunción", Asunción, s.f.

Cardozo, Ramón Indalecio. Mi vida de ciudadano y maestro. El Lector, Asunción, 1991.

Castro (Carlos) Rey de. La clase rural paraguaya. Talleres Krauss, Asunción, 1903.

Certeau, Michel de. A invenção do cotidiano. Artes de fazer. Traducción de Ephraim Ferreira Alves. Vozes, Petrópolis, 1994.

Costa, Sylvia Maria da. Ego e Otro: una apreensão do corpo: o masculino e o feminino no discurso médico produzido nas teses da Faculdade de Medicina do Rio de Janeiro (1838-1887). Disertación de Maestrado. UFF/ICHF, Niterói, 1989.

Dahlquist, Juan R. "La mujer paraguaya de la residenta (Paraná, mayo de 1904)" in Dahlquist, Juan R. Páginas de un maestro: coleccion de artículos, conferencias y discursos. Talleres Gráficos del Estado, Asunción, 1912.

Dávalos, Serafina. Humanismo. Tesis presentada para optar al grado de Doctora en Derecho y Ciencias Sociales (Universidad Nacional/Facultad de Derecho y Ciencias Sociales). Jordan & Villamil, Asunción, 1907.

Decoud, Arsenio López. Álbum gráfico de la República del Paraguay 1811-1911. Talleres Gráficos de la Compañía General de Fósforos, Buenos Aires, 1911.

Delgado, Susy. Tesarái mboyve. Antes del olvido. Alcántara, Asunción, 1987.

Gay, Peter. A educação dos sentidos. Companhia das Letras, São Paulo, 1988.

Lustig, Wolf. Mba'éichapa oiko la guarani? Guaraní y jopara en el Paraguay. Mainz, octubre de 1995, inédito.

Pastor, Brígida. "Una feminista cubano-española: Gertrudis Gómez de Avellaneda ante la sociedad de su tiempo" in ACIS - Journal of the Association for Contemporaire Iberian Studies, 8(1): 57-62, Spring 1995.

Perrot, Michelle. "Poder dos homens, potência das mulheres? O exemplo do século XIX" in Cultura Vozes, 89(1):3-13, Jan.-Fev. 1996.

Potthast-Jutkeit, Barbara. "Paraíso de Mahoma" o "País de las mujeres"? El rol de la familia en la sociedad paraguaya del Siglo XIX. Traducción de Carmen Livieres de Mayntzhausen. Instituto Cultural Paraguayo-Alemán, Asunción, 1996.

Potthast-Jutkeit, Barbara. "Relaciones matrimoniales y extramaritales en Paraguay en el siglo XIX" in Cooney, Jerry C. & Whigham, Thomas L. (Eds.). El Paraguay bajo los López: ensayos de historia social y política. Centro Paraguayo de Estudios Sociológicos, Asunción, 1994.

Thompson, Edward Palmer. Historia social y antropología. Instituto Mora, México, 1994.

Warren, Harris Gaylord. Paraguay and the Triple Alliance War: the post-war decade, 1869-1878. University of Texas Press, Austin, 1978.


  • *Periodista y Doctor en Historia Cultural por la Universidade Federal Fluminense (Niterói, Río de Janeiro), en donde presentó la tesis A noite das kygua vera: a mulher e a reconstrução da identidade nacional paraguaia após a Guerra da Tríplice Aliança (1867-1904), en junio de 1998, de la que el Area Mujer del Centro de Documentación y Estudios, en Asunción, prepara una edición. Actualmente, es profesor de la Universidade Estácio de Sá y maestro de la enseñanza pública elemental de la municipalidad de Angra dos Reis (Rio de Janeiro). El presente artículo es un intento de condensación de los capítulos 6 ("O público e o privado no Paraguai do pós-guerra") y 7 ("Conclusões") de mi tesis.

Notas


1 Expresión que, en guaraní, la lengua de origen indígena de la mayor parte de la población paraguaya, significa "peineta dorada". Refiérese a las traviesas doradas que era costumbre de las mujeres del pueblo en general usar en los cabellos, para prender e igualmente adornar sus casi siempre largas melenas. Por antonomasia, dicha expresión se ha transformado en la denominación genérica de las mujeres del pueblo en el Paraguay.

2 "La mujer paraguaya". Cabichui, 1(66):1-2, 19/12/1867.

3 "La muger". El Centinela, 1(22):1, 19/09/1867.

4 "La muger". El Centinela, 1(22):1, 19/09/1867.

5 Por razones de seguridad, en consecuencia de una sucesión de derrotas ante los Aliados en la región estratégica de Humaitá, el mariscal López decidió, a comienzos del año 1868, por la evacuación prácticamente absoluta de la capital, Asunción, declarada por el presidente como "punto militar". Todo el aparato administrativo y el comando militar del país fueron transferidos al pueblo vecino de Luque, convertido en capital de la República. Con el abandono de Asunción y, pocos meses después, con la verdadera ola de procesos de presunta traición de varios de sus colaboradores, en el pueblo de San Fernando, en donde se ubicaron las tropas paraguayas por algunos meses, se formarían dos categorías de mujeres condenadas al éxodo: de un lado estaban las agraciadas, mujeres cuyos deudos estaban, al menos hasta aquella época, en buenos términos con López; de otro, estaban las traidoras, parientes de reos políticos, castigadas por las faltas cometidas por sus familiares o mismo por "crímenes" de amigos o gente conocida. Las traidoras que no fueron fusiladas después de haber pasado todo tipo de vejaciones y torturas, incluida la violación, se transformaron en destinadas, es decir, se las enviaron a la localidad de Yhú, y después a Espadín (hoy en territorio brasileño), cerca del encuentro de las cordilleras de Amambay y Mbaracayú, donde se instaló un campo de concentración para ellas. Las agraciadas, a su vez, transformadas en residentas, fueron condenadas a seguir al ejército paraguayo en su también via crucis, cruzando el país de sur a norte. Aunque la suerte de esos dos grupos no fuese muy distinta, es importante tener en cuenta que, salvo excepciones, corresponde en su mayor parte a las kygua vera la transformación en residentas, las que sin tener dónde morar, obligadas a abandonar sucesivas veces sus casas, aunque provisorias, desde las cercanías de Asunción hasta los pueblos de la campaña, siguen a sus maridos, hermanos, padres, hijos o algún otro pariente, sus únicas referencias después del caos en que se transformó la guerra. De otro lado, coinciden con las representantes de las "distinguidas familias asuncenas" las destinadas, casi siempre aparentadas - por más lejano que fuera dicho parentesco - con algún "conspirador". Es importante decir que aunque sin haber una rígida barrera entre el origen de clase de esas mujeres y su designación como residentas o destinadas, en el posguerra la posición que ocupan las mujeres según esa clasificación será fundamental para situarlas socialmente. Es verdad que existían de hecho relaciones familiares y afectivas interclases y que, de otro lado, no todos los miembros de la burguesía fueron considerados traidores - lo que, obviamente, sería extremamente absurdo - y ni todos los hombres del pueblo estuvieron exentos, a priori, de cualquier culpa. Por ello también era no poco común que se encuentren mujeres en cuyas familias pudieran ubicarse igualmente "bravos patriotas" y "viles traidores". Pero dichas excepciones apenas nos indican el caos de la guerra y, de una cierta manera, el grado de aislamiento en que ubicar a López, en consecuencia de sucesivas derrotas militares, escondiéndose detrás de una aparente convicción de la victoria y la violencia en consecuencia de dicha "certidumbre", su absoluta fragilidad.

6 Al paso que los gobiernos de Solano López y sus antecesores promovieron el uso de la lengua guaraní como legítima expresión de la "paraguaidad", hablar la lengua nativa en el posguerra podría significar la diferencia fundamental entre "civilización" o "barbarie".

7 Marco, María del Pilar Sinués de. "La Poesia del hogar doméstico". El Pueblo, 3(512):1, 21/08/1872.

8 Manó, José C. "Las señoras de la Asuncion y el Hospital Italiano". La Patria, 2(229):1, 05/02/1875.

9 Denominación del movimiento de reconstrucción liberal-conservador que se ha instaurado en el Paraguay del posguerra y asimismo del periódico que por un año (1869) fue el vocero del grupo.

10 Manó, José C. "Las señoras de la Asuncion y el Hospital Italiano". La Patria, 2(229):1, 05/02/1875.

11 "Las Señoras de naturaleza delicada". El Pueblo, 3(426):2, 04/05/1872. El mismo anuncio se lo hizo publicar también en El Orden y en La Patria, apareciendo en variadas fechas. Véase, por ejemplo, la edición 2(214):2, de 15/01/1875, de este último diario.

12 Sobre la construcción del imagen de hombre e de mujer en el discurso médico - que, al fin y al cabo, era el rasgo "científico" de sostenimiento de las tesis sobre la superioridad del género masculino sobre el femenino - ver COSTA (1989). Su trabajo, aunque lidie específicamente con el contexto brasileño, abre perspectivas al análisis de los papeles de género en el siglo XIX e los discursos que los justifican. Analizando las relaciones entre saber y poder en la normalización del comportamiento de la mujer e del hombre presente en las tesis defendidas por los doctorandos de la Facultad de Medicina de Río de Janeiro, Sylvia Costa demostra los límites entre lo "científico" e lo ideológico en el discurso médico de la época.

13 "Ridicula". La Libertad, 1(40):1, lunes, 27/04/1874.

14 Proceso contra Victoriano Ceballo y María de la Cruz Canteros, Archivo Nacional de Asunción, Sesión Judicial y Criminal (PY:ANA/SJC), carpeta 1507.

15 Especie de pan típico paraguayo, de origen guaraní, compuesto básicamente de polvillo y queso.

16 Vestido típico de origen guaraní.

17 La Regeneración, (95):2, 22/05/1870.

18 La Regeneración, (28):2, 12/12/1869.

19 La Regeneración, (38):2, 05/01/1870.

20 La Nación, (?):2, 29/01/1870.

21 La Regeneración, (61):3, 27/02/1870.

22 El Fénix, (?):2, 16/05/1873.

23 "Que se quite". La Reforma, 2(159):2, 18/04/1876.

24 "Se porta". La Reforma, 2(160):2, 19/04/1876.

25 El Pueblo, (168):2, 15/06/1871.

26 El Pueblo, (168):2, 15/06/1871.

27 El Pueblo, (323):2, 23/12/1871.

28 La Reforma, 2(111):2, 17/02/1876.

29 La Regeneración, (1):2, 01/10/1869.

30 "Un baile". La Libertad, (55):1-2, 16/05/1874. Sobre la trivialidad impuesta a las mujeres - y, en general, bien aceptada- es bastante significativo el desahogo de la escritora cubano-española Getrudis Gómez de Avellaneda, nacida en 1814 y fallecida en 1873. En su diario íntimo, ante la actitud crítica de sus familiares en cuanto a su vida afectiva, lamentaba: "[invidio] la suerte de esas mujeres que no sienten ni piensan; que comen, duermen, vegetan y a las cuales el mundo llama muchas veces mujeres sensatas." (Fuentes, Lorenzo Cruz de (Comp.). Getrudis Gómez de Avellaneda. Diario íntimo. Universal, Buenos Aires, 1945, apud PASTOR (1995:58).

31 La Regeneración, (46):2, 23/01/1870.

32 "Reunion parcial". El Centinela, 1(8):2, 13/06/1867.

33 "Mas sobre un día solemne". El Pueblo, 3(435):2, 17/05/1872.

34 En artículo de 03/10/1869, La Regeneración (3) registró el entusiasmo de las mujeres de Villa Rica con relación a la llegada de las tropas brasileñas a aquella ciudad: "No es posible referirle el entusiasmo, el agradecimiento y los aplausos con que fueron recibidos [...]. Las Señoritas y todas las de la Villa arrojaban guirnaldas de flores a sus salvadores ó mejor dicho, á sus nuevos mecias en su entrada triunfal".

35 No ha sido posible encontrar evidencias de esa práctica de "intercambio", pero la citan constantemente varios historiadores, memorialistas y autores de obras de ficción. Sea como sea, me parece que esta afirmación no llega a ser descabida, por las razones ya expuestas.

36 La Reforma, 2(125):2, 05/03/1876.

37 Denominación, respectivamente, de los partidistas de la Legión Paraguaya, movimiento nacido entre paraguayos opositores de Francisco Solano López en apoyo a Triple Alianza y que después de la guerra iban a disputar el poder con la complacencia tácita de los vencedores, y de los remanentes del ejército de López. Avanzado el proceso de reconstrucción del país en el posguerra, los primeros serían los fundadores del Partido Liberal y los últimos, de la Asociación Nacional Republicana, o Partido Colorado.

38 La autora menciona, en especial, el artículo El amor de la Quigua-Bera. El Pueblo, 22/10/1870, así como varios artículos del mismo diario bajo el título Silvia, que tenían como tema una kygua vera con ese nombre, probablemente un personaje ficticio, como prototipo de la paraguaya simple y decente.

39 El Comercio, 1(95):1, 29/07/1877.

40 En guaraní actual: tove katu. Dicha expresión incluye variados significados, entre ellos los de "puede que..., quizás" y de "no absolutamente, de manera ninguna", lo que depende de la situación en la que se la emplea.

41 En guaraní actual: che rohayhu: "te quiero".

42 En efecto, el poema está en jopara, mezcla bastante aleatoria entre vocablos, sintaxis y semántica guaraní y castellana, común entre las clases populares paraguayas, considerada por algunos investigadores como una tercera lengua híbrida. Según LUSTIG (1995), sin embargo, carece de sentido afirmarlo, visto que todavía no existe ninguna sistematización conocida para el jopara, además de que palabras y expresiones de las dos lenguas son intercambiables.

43 El Comercio, 1(83):2, 15/07/1877.

44 La Reforma, 2(117):2, 24/02/1876.

45 "Baile de máscaras". La Reforma, 2(118):2, 25/02/1876.

46 "Reunion". La Reforma, 2(142):2, 25/03/1876.

47 "Esta noche". La Reforma, 2(148):2, 02/04/1876.

48 "Teatro Nacional". La Reforma, 2(135):1, 17/03/1876.

49 "Bailes públicos". La Reforma, 2(111):2, 17/02/1876.

50 "No hay pero bailes". La Reforma, 2(149):2, 04/04/1876.

51 "Robo con fractura". La Reforma, 2(163):2, 22/04/1876.

52 "Pájaro gordo". La Reforma, 2(148):2, 02/04/1876.

53 "Lo temiamos". La Reforma, 2(154):2, 09/04/1876.

54 "Por ladrona". La Reforma, 2(163):2, 22/04/1876.

55 "Incorrejible". La Reforma, 2(228):2, 12/07/1876.

56 "Famosa ladrona". La Reforma, 2(?):2, 15/08/1876.

57 "Pelea mujeril". La Reforma, 2(146):2, 31/03/1876.

58 "Reyerta". La Reforma, 2(205):2, 11/06/1876.

59 "Ratera". La Reforma, 2(149):2, 04/04/1876.

60 "Pero presas". La Reforma, 2(146):1, 31/03/1876.

61 "Robo". La Reforma, 2(129):2, 10/03/1876.

62 "Estudios sociales". El Pueblo, 3(426):1, 04/05/1872.


1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14

Similar:

Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconEspacios geográficos multiculturales: la triple frontera entre argentina, brasil y paraguay lic. Prof. Sergio Páez Departamento de Geografía Instituto Superior “Antonio Ruiz de Montoya” Posadas – Misiones, Argentina resumen
Espacios geográficos multiculturales: la triple frontera entre argentina, brasil y paraguay
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconTitulo : la primera guerra mundial titulo 2: la segunda guerra mundial titulo 3: el comunismo 4
Involucró a todas las grandes potencias del mundo, que se alinearon en dos bandos enfrentados: por un lado, los Aliados de la Triple...
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconFortalecimiento a la economía popular: el rol de las finanzas populares como canal para democratizar el crédito
La economía popular en el ecuador: su dimensión y contribución a la economía naciona 5
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconPrograma de estudios
La Unidad Popular: Orígenes, gestión de gobierno y desenlace de una alianza política
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconIi campeonato de Catán en las Fiestas de Economía y empresa
Demostración de juegos de mesa a cargo de Nostromo Murcia en las Fiestas de Economía y Empresa
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconEmpoderamiento económico de las mujeres artesanas paraguayas en los departamentos de Central, Guairá y Cordillera
Olmedo-Barchello, Selva, Coordinadora del Grupo de Investigación en Economía Creativa y Desarrollo, Docente Investigadora, Dirección...
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconLa economía de los años 20. La crisis económica de posguerra
Alemania y Austria sufrieron las peores consecuencias, y la crisis se alargó hasta 1923, debido a los problemas políticos de posguerra...
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconLa triple exención contributiva: Navaja de doble filo Fulano de Tal Nota Introducción
Puerto Rico: Factors Contributing to the Debt Crisis and Potential Federal Actions to Address Them”. 1 A continuación, se presenta...
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay iconLas cartas de los caciques: alianzas y disputas en las Misiones del Paraguay tras la expulsión de los jesuitas
...
Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay icon“nombre de la alianza”
Alianza productiva para la cadena cacao-chocolate en los municipios de arauca, arauquita, saravena, fortúl y tame

Página principal
Contactos

    Página principal



Bailes y fiestas populares en la asunción en el posguerra de la triple alianza: mujer y resistencia popular en el paraguay

Descargar 214.39 Kb.