Descargar 1.37 Mb.


Página7/147
Fecha de conversión25.10.2018
Tamaño1.37 Mb.

Descargar 1.37 Mb.

ArgumentoS formulados por terceros


1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   147

Aspectos fácticos


            1. Los Estados Unidos argumentan que el amianto -tanto en forma de crisotilo como en las demás formas66- es una sustancia tóxica. En la terminología de los Estados Unidos es un "carcinógeno de la Clase A", es decir una sustancia cuyas propiedades carcinógenas se han probado de modo concluyente.67 El Programa Internacional de Seguridad de las Sustancias Químicas (IPCS) ha llegado a esa misma conclusión: "La exposición al amianto crisotilo aumenta los riesgos de amiantosis, cáncer de pulmón y mesotelioma en formas que dependen de la dosis".68 El informe del IPCS llega también a la siguiente conclusión: "Los grados comerciales de crisotilo se han puesto en relación con un aumento del riesgo de neumoconiosis, cáncer de pulmón y mesotelioma, en numerosos estudios de los trabajadores expuestos a ellos".69 Los Estados Unidos, en su reglamentación del amianto, dan el mismo trato al amianto crisotilo que a todas las demás formas reconocidas del amianto.70 Las conclusiones presentadas por Stayner y sus colaboradores71 vienen a apoyar la decisión de no distinguir entre el crisotilo y las demás formas del amianto. En su estudio se llegó a la conclusión de que es prudente ocuparse del crisotilo con el mismo nivel de precaución, virtualmente, que cuando se trata de las formas anfibólicas del amianto, habida cuenta de la pruebas de riesgos apreciables de cáncer de pulmón, del hecho de que los trabajadores están expuestos en general a una mezcla de fibras, y de la falta de pruebas concluyentes de la "hipótesis de los anfíboles".72 Landrigan proporciona una confirmación más reciente de la peligrosidad del crisotilo, y concluye, partiendo de un estudio epidemiológico llevado cabo en Quebec, que "no cabe duda de que el amianto crisotilo sigue siendo un carcinógeno para las personas".73 En cuanto a la exposición al amianto, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) declaró en 1976 que "no es posible actualmente determinar si existe un nivel de exposición [al amianto] de las personas por debajo del cual no se produzca un aumento del riesgo de cáncer".74 El IPCS confirmó esa conclusión concretamente con respecto al amianto crisotilo en 1998, declarando que "no se ha determinado un umbral de riesgo carcinógeno" por lo que respecta al amianto crisotilo.75 Eso significa que no se puede dar por supuesto que carece de riesgo toda exposición al amianto, por muy pequeña que sea. El Canadá pone en duda el enfoque científico de Francia e impugna la utilización de un "modelo lineal del riesgo". Los Estados Unidos no están de acuerdo con la crítica que hace el Canadá de la utilización por el INSERM de un modelo lineal de respuesta a la dosis para calcular los riesgos de cáncer. La utilización de tal modelo es perfectamente adecuada cuando se trata de calcular el riesgo de cáncer que ocasiona la exposición al amianto.

            2. Los Estados Unidos manifiestan que no están en condiciones de formular conclusiones definitivas acerca del proceso de reglamentación en Francia ni del fundamento fáctico del Decreto allí promulgado. Sin embargo, en términos generales, la toma de decisiones reglamentarias en materia de carcinógenos tiene dos elementos: la evaluación del riesgo y la gestión del riesgo. En la evaluación del riesgo se determinan las consecuencias perjudiciales de la exposición a agentes tóxicos para la salud. En la gestión del riesgo se tienen en cuenta, junto con esa evaluación, las directrices de la legislación aplicable, así como los factores socioeconómicos, técnicos, políticos y de otro tipo, para llegar a una decisión acerca de hasta qué punto es necesario regular la exposición a los agentes sospechosos de toxicidad en el futuro.76 La evaluación de los riesgos se lleva a cabo con independencia de la consideración de las consecuencias de las medidas reglamentarias.77 La evaluación del riesgo lleva consigo, entre otras cosas, una estimación cuantitativa y cualitativa de los riesgos que entraña la exposición a bajo nivel a los carcinógenos. Aunque es siempre preferible apoyarse en datos referentes a personas, es frecuente que no se disponga de estudios epidemiológicos, o que éstos no sean definitivos, sobre todo en cuanto a los niveles de exposición de que se trata en concreto, por lo cual no es posible basarse exclusivamente en ellos para evaluar los riesgos.78 Además, y dado que haría falta experimentar con miles de animales para alcanzar el grado de sensibilidad necesario para determinar efectos que no sean los de mayores dimensiones, no resulta práctico, en general, medir directamente mediante experimentos con animales los riesgos de la exposición a bajo nivel.79 Se han elaborado, por lo tanto, varios modelos matemáticos para extrapolar, partiendo de estudios de animales con grandes dosis, lo relativo a seres humanos con dosis bajas.80

            3. En los Estados Unidos se utilizan modelos o procedimientos lineales a bajas dosis cuando se cuenta con escasos datos y poca información, y cuando reina incertidumbre acerca del mecanismo de la actividad carcinógena.81 Aun cuando es posible que la experimentación lineal a bajas dosis no sea la adecuada para todas las evaluaciones de riesgos de cáncer, se utiliza por regla general en los Estados Unidos a falta de otra metodología. Esa metodología se apoya en estudios científicos y constituye un enfoque razonable de la protección en una situación de incertidumbre.82 La utilización de un modelo lineal es apropiada para llevar a cabo un cálculo cuantitativo de los riesgos que lleva consigo la exposición de bajo nivel al amianto, habida cuenta de que se ha observado que la respuesta es lineal en los estudios sobre lugares de trabajo. La adopción de ese enfoque por los Estados Unidos se debe, además, al hecho de que no se tiene un conocimiento perfecto de cómo causa enfermedades en los seres humanos el amianto.83 Al evaluar los riesgos del amianto, la EPA hace notar que "se dispone de pruebas directas del carácter lineal de la respuesta a la exposición al amianto, procedentes de siete estudios (dos de ellos en una misma fábrica), en los que se establece una comparación entre la mortalidad por cáncer de pulmón y el total acumulado de exposición al amianto en los lugares de trabajo"[se omiten las citas].84 De modo análogo, los reducidos datos que existen en cuanto al mesotelioma indican también una relación lineal.85 EL CIIC manifiesta lo siguiente: "se observó la existencia de una clara relación entre la dosis y la respuesta, con tasas crudas de mesoteliomas (casos/1.000 personas-año) que iban desde 0,15, para las exposiciones acumuladas de menos de 3.530 millones de partículas por metro cúbico-años, […] al 0,97 para las exposiciones acumuladas de más de 10.590 mpcm-años […]".86 Una vez determinados y definidos, mediante el proceso de evaluación de riesgos, los efectos perjudiciales del amianto, el paso siguiente consiste en formular las decisiones de gestión de riesgos. Una decisión en materia de gestión de riesgos, al mismo tiempo que tiene en cuenta las conclusiones científicas del proceso del proceso de evaluación del riesgo, entraña también una elección por parte del país acerca de si desea reglamentar un determinado agente tóxico y de hasta qué punto desea reglamentarlo. Esa es la fase en que el país elige las medidas y reglamentaciones que proporcionarán el nivel de protección que desea para la salud de su población.

            4. El Canadá se refiere, en su argumentación, a la reglamentación del amianto en los Estados Unidos. Visto que la descripción que allí se hace del enfoque de la reglamentación estadounidense es inexacta en aspectos sustanciales, los Estados Unidos proceden ahora a rectificarla. El enfoque de la reglamentación estadounidense comprende actualmente una combinación de diversas medidas de control, entre las que se cuentan prohibiciones y prácticas de trabajo que se prescriben. Ese enfoque lleva consigo la existencia de varias disposiciones legislativas complejas, algunas de las cuales exigen que se tenga en cuenta el costo, la viabilidad y otros factores, además de las salud de las personas. Casi todas las medidas de control se destinan a proteger a los trabajadores y a los ocupantes de edificios contra la exposición resultante del contacto con amianto en los productos instalados. Aun cuando el enfoque de Francia es diferente, está también justificada por las circunstancias esa diferencia de enfoque.

            5. El Canadá se refiere al reglamento adoptado por la EPA en 1989, en virtud del cual se prohíbe en el futuro la manufactura, la importación, la elaboración y la distribución comercial de amianto en casi todos los productos (denominado "el Reglamento de prohibición y eliminación gradual del amianto").87 Algunas de las afirmaciones del Canadá a ese respecto contienen errores de hecho. Según los Estados Unidos, el reglamento de prohibición y eliminación gradual del amianto fue anulado en parte y remitido de vuelta a la EPA por el Tribunal de Apelación del Quinto Circuito de los Estados Unidos, en el litigio entre la empresa Corrosion Proof Fittings y la Agencia de Protección del Medio Ambiente88, basándose en que, en opinión del Tribunal, la EPA no había tenido debidamente en cuenta las cuestiones de relación entre el costo y los beneficios. Al contrario de lo que afirma el Canadá en cuanto a que la EPA no había podido justificar la prohibición en términos científicos, y a que no había datos científicos que apoyasen la existencia de riesgos debidos al amianto, el Tribunal se mostró expresamente de acuerdo con el criterio científico de la EPA, al reconocer que "el amianto es un material tóxico y que la exposición al amianto en el trabajo puede dar lugar a mesotelioma, amiantosis y cáncer de pulmón".89 En realidad, la EPA dejó constancia en sus registros de preparación del reglamento, entre otras cosas, de varios estudios e informes científicos sobre los riesgos del amianto para la salud. Se cuentan entre esos estudios e informes los siguientes: la actualización de los riesgos para la salud del amianto transmitido por el aire90; el informe sobre el amianto del Grupo Asesor sobre Riesgos Crónicos a la Comisión de Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos91, Fibras amiantiformes: Riesgos para la salud no relacionados con el trabajo92; y "Exposición de breve duración al amianto en el trabajo y observación de larga duración".93 Se trató de esos estudios e informes en el preámbulo del Reglamento.94 El tribunal fundamentó su decisión en defectos procesales de la elaboración de la norma, y en su propia interpretación del nivel de equilibrio entre los riesgos y los beneficios aplicable, según la legislación de los Estados Unidos, a la promulgación de las normas reglamentarias de ese género, y no en desacuerdo alguno con las conclusiones de la EPA en cuanto a los riesgos del amianto para la salud. Tras la remisión judicial del reglamento, la EPA impuso una prohibición más limitada de los productos que contengan amianto, con inclusión de una prohibición de todo nuevo uso del amianto.95 Esa prohibición sigue vigente.

            6. Los Estados Unidos observan que el Canadá atribuye gran importancia al argumento de que el amianto encajado en una matriz de cemento no crea "riesgos apreciables".96 Sin embargo, la atención del Canadá a ese punto hace caso omiso de los riesgos que crean los productos de amianto a lo largo de su ciclo de vida. Los riesgos más importantes que resultan de la exposición al amianto provienen de la fabricación, instalación, reparación, retirada y eliminación del material, con inclusión de la eliminación de los productos que contienen amianto encajado en una matriz de cemento o de resina. Además, si bien el Canadá parece entender la preocupación de Francia por la protección de la salud en términos generales, parece también no estar conforme con la medida en que Francia debe ejercer esa protección. Al alegar que los pequeños riesgos equivalen a una ausencia de riesgo, el Canadá pone en tela de juicio, en su comunicación, la autoridad soberana de un Miembro de la OMC para determinar cuál es el nivel apropiado de protección de sus ciudadanos. Lo que el Canadá o los Estados Unidos juzgan protección adecuada en determinadas condiciones no tiene por qué ser precisamente lo que otros países deben adoptar. Dicho de otro modo, el Canadá admite que es aceptable la prohibición "de ciertos usos, cuando no se puede controlar en grado aceptable la exposición". Los Estados Unidos están de acuerdo con eso, pero sostienen que cabe a cada Miembro determinar cuál es el "grado aceptable". El Canadá indica que una de las aplicaciones comerciales más importantes del amianto es su utilización en los forros de los frenos y de los embragues, y, en forma de fibras hiladas, para el aislamiento de tejidos o cables. Con ocasión de su análisis de los "productos de fricción", entre los que se cuentan los forros de frenos y embragues, el Tribunal estadounidense que conoció del litigio entablado por Corrosion Proof Fittings admitió que "los trabajadores están expuestos al amianto durante la fabricación, la utilización, la reparación y la eliminación de esos productos" y que, en el Reglamento de prohibición y eliminación gradual del amianto, "la EPA demuestra que es grande la exposición de la población al amianto en esa esfera".97 El Tribunal concordó con la determinación de la EPA en el sentido de que los productos de fricción que contienen amianto crean un riesgo para la salud de las personas.98

            7. Con respecto al argumento del Canadá de que una importante aplicación comercial del amianto es su utilización como materia de refuerzo del cemento, los plásticos y el caucho, los Estados Unidos sostienen que, en el Reglamento de prohibición y eliminación gradual, la EPA hizo determinadas afirmaciones acerca de la exposición de los trabajadores a esos productos que no fueron cuestionadas por el tribunal en el litigio entablado por Corrosion Proof Fittings. La EPA afirmó que la fabricación, instalación, reparación y eliminación del fibrocemento, plano y ondulado, expone a los trabajadores al amianto.99 LA EPA afirmó igualmente que la fabricación e instalación de tuberías de fibrocemento abren "vías primarias de exposición" de los trabajadores al amianto de los productos, y que los trabajadores pueden estar expuestos también durante la retirada de tuberías de fibrocemento.100 Los Estados Unidos concuerdan, en general, con la afirmación del Canadá de que mientras el amianto se mantenga dentro de una matriz de cemento o de resina y no sea perturbado, es mínima la exposición a las fibras; pero esto sólo es así si la matriz se mantiene íntegra. Es mucho el amianto que se ha instalado en edificios de los Estados Unidos. Teniendo en cuenta el alto riesgo de la perturbación de esos materiales de construcción y el riesgo reducido que ofrecen los materiales de amianto intactos, la EPA ha emitido directrices que recomiendan el manejo sobre el terreno de los materiales que contienen amianto.101 Sin embargo, y lamentablemente, las matrices de cemento y de resina no se mantienen intactas. Dejando a un lado los escapes considerables que tienen lugar durante el proceso de fabricación102, puede haber otros, por ejemplo, durante la instalación (para la que hace falta cortar el material), y cuando se deteriora el material que encierra el amianto (el cemento, por ejemplo), por irse descascarando, agrietando o desmenuzando. También puede haber escapes de amianto cuando el material está seco y puede ser desmenuzado, o pulverizado por presión manual, o está sujeto a lijados, pulidos, cortes o erosión.103

            8. Los Estados Unidos afirman que las matrices de cemento en las que se encaja el amianto pueden sufrir un proceso natural de erosión o deterioro que dé lugar a escapes de fibras de amianto: "Los escapes de fibras de amianto de productos de utilización externa [como, por ejemplo, revestimientos aislantes de paredes] por la exposición a la intemperie pueden constituir una importante fuente externa de contaminación por amianto, que puede ser llevado o infiltrado al ambiente del edificio". Así se reconoce en el informe de 1991 del Health Effects Institute (Estudios sobre el Amianto), titulado Asbestos in Public and Commercial Buildings: A Literature Review and Synthesis of Current Knowledge.104 Como se indica en ese documento, los investigadores constataron que los productos de fibrocemento en placas desplazados por las aguas de los canalones a los pavimentos eran una importante fuente de crisotilo, el cual era llevado luego en el calzado o por el viento hasta las aulas.105 Se citaba también en ese informe una investigación en la que se encontró un aumento de la concentración en el aire ambiental en la proximidad de edificios con productos de fibrocemento en su exterior.106 Las simples actividades de mantenimiento de algún amianto encajado en una matriz pueden agitar la matriz y crear mayor exposición a las fibras de amianto. Así por ejemplo, según un estudio que llevó a cabo la EPA107 en 17 escuelas de Nueva Jersey, en las que se pulió mediante rociado un suelo de losetas de amianto, las concentraciones de amianto en el aire fueron unas cinco veces más elevadas que antes del rociado cuando se emplearon rociadoras de alta presión, mientras que con rociadoras de baja presión la concentración aumentó al doble. El promedio de concentración máxima de exposición ponderado para ocho horas de los trabajadores de mantenimiento fue de 0,093 f/cc. De manera análoga, el pulimento por rociado y la despegadura en húmedo, así como el pulimentado ultrarrápido y la despegadura en húmedo de las losetas de suelos de amianto pueden dar lugar a altos niveles de amianto transportado por el aire.108 En la segunda parte del estudio de Kominsky se demuestra que los procedimiento de pulimentación ultrarrápida y de despegadura en húmedo llevaron consigo para el personal de funcionamiento y de mantenimiento una concentración de exposición promedio máxima ponderada para ocho horas de 0,275 f/cc.109 También en el informe del Health Effects Institute (Estudios sobre el Amianto) se manifiesta que "el pulimentado, la despegadura con cera y otros tratamientos abrasivos pueden dar lugar a escapes de partículas de material de la superficie de las losetas del suelo".110

            9. El programa estadounidense de reglamentación del amianto se destina, en gran parte, a controlar la exposición al amianto que no está ya contenido en una matriz. La reglamentación estadounidense se ocupa de la renovación o demolición de edificios111 y de la determinación y manejo de material que contenga amianto en las escuelas.112 El Reglamento de la Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo (OHSA) del Departamento de Trabajo se ocupa de lo relativo a exposición de los trabajadores al amianto, con inclusión de la fabricación, instalación, retirada y cuidados, tareas en las que los trabajadores entran en contacto con material que contiene amianto. El reglamento ha establecido un límite de exposición tolerada y ha prescrito controles sobre muchas prácticas de trabajo, espacios cerrados, notificación de riesgos, adiestramiento, y prácticas médicas y de higiene industrial, con el fin de proteger a los trabajadores que están en contacto con el amianto y a los demás trabajadores que se encuentren en las cercanías. La ejecución y observancia de esa reglamentación exige una considerable asignación de recursos del sector público y del sector privado. El amianto, incluso cuando está encajado en cemento u otra matriz, no es insignificante. Según un análisis que llevó a cabo en 1991 el Health Effects Institute (Estudios sobre el Amianto)113, los porteros, cuidadores y trabajadores de mantenimiento expuestos en su ambiente al amianto a niveles de 0,1 f/ml (que es la tolerancia que permite el vigente reglamento de la OSHA) están sujetos a un mayor riesgo de muerte por cáncer, que es de 2 por 1.000. En ese mismo análisis se calcula que los ocupantes del edificio (escolares y oficinistas) expuestos a fibras de amianto en el aire procedentes de materiales que contienen amianto (muchos de los cuales habrán sido encajados, probablemente, en cemento o resina, como materiales de construcción) tienen, a lo largo de toda su vida, un riesgo de contraer cáncer, por esa exposición al amianto, que es de 4 a 60 por 1.000.000. Al contrario de lo que dice el Canadá, no es ese un riesgo equivalente a cero. Cada país debe determinar por sí mismo qué nivel de protección contra los riesgos de la exposición al amianto desea alcanzar, es decir, qué riesgo está dispuesto a aceptar para su población. No es de la incumbencia de ningún otro país decir a Francia que determinados riesgos son insignificantes para su población. Cabe señalar, por ejemplo, que los Estados Unidos reglamentan riesgos del orden de 1 en 100.000 (1 x 10-6) en algunos casos. El Canadá admite que "el principio de la utilización controlada significa que serían prohibidas algunas utilizaciones en las que no es posible controlar la exposición hasta un grado aceptable". De lo que se ha venido exponiendo se deduce que la exposición al amianto, aun cuando éste se encuentre en una matriz de cemento o resina, no puede ser controlada lo suficiente para eliminar por completo todo riesgo.

            10. Los Estados Unidos alegan que ambas partes han caracterizado mal los productos sustitutivos del amianto y los productos que contienen amianto. Algunos productos que actualmente contienen amianto pueden ser fabricados sin más que retirar el amianto, eliminando con ello toda sustitución del riesgo. Por otra parte se utilizan en el comercio actualmente muchas sustancias fibrosas como materiales destinados a reemplazar los productos que contienen amianto. Figuran entre estos las fibras artificiales minerales (que comprenden las fibras de vidrio, lanas de roca, lanas de escoria y fibras de cerámica refractaria), algunas fibras orgánicas (amida, carbono/grafito, poliolefina) y varias fibras minerales que se dan en estado natural, además del amianto (por ejemplo, la wollastonita, la sepiolita y la paligorskita). Los efectos que esas fibras que no son de amianto puedan tener en la salud han sido evaluados por la EPA114, el CIIC115 y el IPCS.116 Si bien existen unos cuantos datos acerca de los efectos de muchas de esas fibras, aquellos de que se dispone no indican que éstas sean tan tóxicas como el amianto crisotilo. Por ejemplo, no se ha visto en ningún caso que alguna de esas fibras causen enfermedades del aparato respiratorio malignas o benignas, semejantes a las relacionadas con la exposición de las personas al amianto. A diferencia de las fibras de amianto, esas fibras sustitutivas no se han clasificado como carcinógenas para los seres humanos o que se sepa que son carcinógenas para los seres humanos. La única fibra que se sabe que es más peligrosa que el amianto es la erionita. Sin embargo, no se tiene noticia de que la erionita se encuentra en el comercio en la actualidad.117

            11. Los Estados Unidos observan que el Canadá insiste una y otra vez en que la "utilización controlada" hará descender a niveles "imposibles de detectar" los riesgos que se atribuyen al amianto crisotilo. También compara los riesgos del amianto con los de otros productos y actividades, llegando a la conclusión de que hay muchos que crean más riesgos que el amianto. El Canadá exagera la eficacia de la "utilización controlada". Afirma el Canadá, por ejemplo, que cuando hace falta cortar materiales de cemento de crisotilo en el lugar de trabajo, "el empleo de herramientas que eliminan casi por completo las emisiones (sierras de baja velocidad con inyección de agua o dotadas de dispositivos de succión) y la máscara que se ponga el trabajador, garantizan su seguridad". La reglamentación estadounidense reconoce, en cambio, que en determinadas situaciones puede no bastar con la máscara y hace falta entonces un respirador artificial con suministro de aire, que es, evidentemente, más incómodo y más caro.118 Cuando un gobierno decide si prohibir un producto o controlar su uso, tiene que tomar en consideración los efectos que se prevé que van a tener sus prescripciones en la población. Además de que es obvio que eliminar "casi" los escapes de fibras de amianto no es lo mismo que eliminarlos, hay que admitir que no es realista prever una observancia al 100 por ciento de la "utilización controlada" del amianto, dado lo oneroso de algunas de las prácticas de trabajo de que se trata. Incluso las mejores prácticas de trabajo sólo son eficaces en la medida en que se apliquen en la realidad, y son prácticamente inevitables cuando se usan estos productos los accidentes, el empleo de técnicas inadecuadas y la no observancia a escala internacional.119

            12. Los Estados Unidos alegan que el Brasil ha hecho una serie de afirmaciones infundadas e inexactas acerca de la anterior prohibición por la Agencia de Protección del Medio Ambiente de los Estados Unidos de todas las formas de amianto y productos que contengan amianto en los Estados Unidos, y acerca de la decisión de un tribunal estadounidense con respecto a esa prohibición de la EPA. Claro está que el tribunal estadounidense no juzgó de la compatibilidad de la prohibición de la EPA con el Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio ni con el GATT. Se ocupó tan sólo de si la EPA había cumplido las prescripciones de equilibrio entre el riesgo y los beneficios que establece la Ley de control de las sustancias tóxicas de los Estados Unidos. La norma de relación entre el riesgo y los beneficios que se establece en esa Ley estadounidense no es pertinente para el cometido que ahora incumbe a este Grupo Especial, que es el de determinar si la prohibición del amianto impuesta por Francia es compatible con el Acuerdo sobre la OMC. Francia no adoptó como base de su prohibición ese tipo de equilibrio entre riesgo y beneficios. En primer lugar, el Brasil da una impresión equivocada de la decisión del tribunal estadounidense y de la situación que siguió a ésta, repitiendo los errores en que incurrió el Canadá. El tribunal confirmó en 1991 la determinación de la EPA de que "el amianto es un material tóxico y que la exposición al amianto en el trabajo puede dar lugar a mesotelioma, amiantosis y cáncer de pulmón". El tribunal no fundamentó su decisión en un desacuerdo con las conclusiones de la EPA acerca de los riesgos del amianto para la salud, sino en los defectos del procedimiento que siguió la EPA para formular su reglamentación, y en la interpretación por el propio tribunal del equilibrio entre riesgo y beneficio que exige la Ley de Control de las Sustancias Tóxicas. Por haber estado de acuerdo el tribunal con la EPA en cuanto a los efectos del amianto en la salud, no hizo falta que la EPA llevase a cabo, a raíz de la decisión del Tribunal, un "examen a fondo de los datos científicos y médicos", como base para autorizar o prohibir los productos que el Brasil ha enumerado. La EPA no hizo otra cosa, en cumplimiento de las instrucciones del tribunal, que determinar qué tipos de productos no se fabricaban, importaban o elaboraban ya cuando se dictó la prescripción. Por lo que a esos productos se refiere, se mantuvo la prohibición. La EPA prohibió también nuevos usos del amianto.120

            13. En segundo lugar, y al contrario de lo que alega el Brasil, los Estados Unidos no han determinado que la política de utilización controlada elimine de forma eficaz los riesgos para la salud que cabe atribuir al crisotilo en sus utilizaciones modernas. En tercer lugar, el Brasil resta importancia a los riesgos que crea el amianto, al hacer una cita, fuera de su contexto, del informe del Health Effects Institute de manera que no da idea exacta de lo que se dice en la correspondiente sección del informe del Instituto acerca de los modelos matemáticos.121 Los Estados Unidos se ocuparon de estas cuestiones como se deja indicado en el párrafo 4.40. Por último, y por lo que respecta a lo que dice el Brasil del Decreto promulgado por Francia, los Estados Unidos observan que el Brasil admite que el objetivo de ese Decreto -la protección de la salud de los trabajadores y del público- es un objetivo legítimo a tenor del párrafo 2 del artículo 2 del Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio. Los Estado Unidos concuerdan con el Brasil en ese punto, pero desean señalar también que Francia tiene derecho a fijar al nivel que juzgue adecuado la protección de la salud de los trabajadores y los consumidores franceses. Sin embargo, al aducir que no existe "concatenación racional" entre el Decreto de Francia y la protección de la salud, y manifestar que el Decreto no va a curar a los que ahora están enfermos, y que derogarlo no haría enfermar a los que ahora están sanos, el Brasil omite, por conveniencia propia, la función que cabe al Decreto en cuanto a prevenir la exposición y las enfermedades a que daría lugar esa exposición en el futuro.

      1. Catálogo: spanish -> tratop s -> dispu s
        dispu s -> Anexo b comunicaciones del Canadá
        dispu s -> Índice Página
        dispu s -> Comunidades Europeas y determinados estados miembros medidas que afectan al comercio de grandes aeronaves civiles
        dispu s -> Anexo a índice
        dispu s -> México medidas antidumping definitivas sobre la carne de bovino y el arroz
        dispu s -> Lista de cuadros y pruebas documentales
        dispu s -> México medidas antidumping definitivas sobre la carne de bovino y el arroz
        dispu s -> Los Grupos Especiales emiten los presentes informes en forma de un documento único que constituye dos informes distintos de los Grupos Especiales wt/DS412/R y wt/DS426/R
        dispu s -> Japón alega que el Programa de Automóviles Nacionales de febrero de 996 (véase la sección III. A) viola el párrafo del artículo I del gatt de 1994. Se exponen a continuación los argumentos del Japón
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   147

Similar:

ArgumentoS formulados por terceros iconLocacion de servicios de terceros de un contador publicos colegiado para la oficina de economia
Adjudicación de Menor Cuantía Nº 026-2007- “Locación de Servicios de Terceros: 01 Contador para la Of de Economía”
ArgumentoS formulados por terceros iconExamen Tipo
Evalúe empíricamente los hechos estilizados del crecimiento económico formulados por Kaldor, en términos de los planteamientos de...
ArgumentoS formulados por terceros iconEl sistema financiero cooperativo y su normatividad
Solamente las cooperativas financieras podrán prestar sus servicios a terceros no asociados
ArgumentoS formulados por terceros iconIva y la adaptacion de soportes plantares
Iva y la posible exención sobre las prestaciones de servicios de podología, realizadas por un podólogo en el ejercicio de su profesión,...
ArgumentoS formulados por terceros iconActivitat alumne/a data
La explicación más convincente sobre los efectos de la motivación en los individuos fueron formulados por el psicológo Abraham Maslow...
ArgumentoS formulados por terceros iconDepartamental
...
ArgumentoS formulados por terceros iconProcedimiento de coordinación de la docencia
Cb2: Que los estudiantes sepan aplicar sus conocimientos a su trabajo o vocación de una forma profesional y posean las competencias...
ArgumentoS formulados por terceros iconPresidente de la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados de la Nación
Ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, doctor Eduardo Moliné O´Connor, constituyendo domicilio especial a los fines...
ArgumentoS formulados por terceros iconPlan docente de la asignatura macroeconomía II
Cb2: Que los estudiantes sepan aplicar sus conocimientos a su trabajo o vocación de una forma profesional y posean las competencias...
ArgumentoS formulados por terceros iconCorto y largo plazo
Para ello se analizan los argumentos de la posición liberal en su forma más pura, tal como han sido expuestos por los representantes...

Página principal
Contactos

    Página principal



ArgumentoS formulados por terceros

Descargar 1.37 Mb.