Descargar 1.37 Mb.


Página1/147
Fecha de conversión25.10.2018
Tamaño1.37 Mb.

Descargar 1.37 Mb.

ArgumentoS formulados por terceros


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   147

WT/DS135/R
Página


  1. ARGUMENToS formulados por terceros

    1. Brasil

      1. Introducción


            1. El Brasil indica que en este procedimiento se impugna la compatibilidad con la OMC del Decreto del 1º de enero de 1997, en el que Francia prohíbe la fabricación, la elaboración, la venta y posesión para la venta, la importación, la exportación, la comercialización interna, la oferta y la cesión de todos los tipos de fibra de amianto y de cualquier producto que contenga amianto (denominado "el Decreto" o "la prohibición").1 Hay cuatro excepciones, muy limitadas, a esa prohibición, las cuales son de aplicación cuando no existen productos sustitutivos del crisotilo. Los productos sustitutivos que existen son, por lo general, más caros que los de crisotilo. Así pues, la prohibición sirve para crear una ventaja comercial a favor de los productos sustitutivos. A juicio del Brasil, una prohibición es la medida más restrictiva del comercio. Por consiguiente, es necesario someter al más riguroso escrutinio la justificación de las prohibiciones, sobre todo cuando se aplican a un país en desarrollo, como lo es el Brasil. La prohibición puso fin a las exportaciones de crisotilo sin contaminar del Brasil a Francia. Francia había importado del Brasil 1.100 y 1.500 toneladas métricas de crisotilo sin contaminar en 1994 y 1995, respectivamente. Desde que entró en vigor la prohibición, en 1997, Francia no ha importado ningún crisotilo del Brasil.

            2. Al modo de ver del Brasil, la importancia del presente procedimiento va más allá de lo que se refiere a la prohibición impuesta por Francia, y lo convierte en un asunto que crea precedente. Se trata de si se permitirá que otros Miembros de la OMC impongan prohibiciones, simplemente para complacer a la opinión pública, con respecto a productos de países en desarrollo que pueden ser utilizados sin riesgo con las debidas y comprobadas precauciones. En las economías modernas se utilizan centenares de productos que pueden ser peligrosos para la salud si se emplean mal, pero que no lo son si se emplean debidamente. El crisotilo sin contaminar es uno de ellos y, si se utiliza como es debido, no es peligroso para la salud. Entre los productos análogos a ese respecto figuran las fibras orgánicas, las fibras artificiales, el mercurio, el benceno, el amoníaco, los plaguicidas en casi todas sus formas, etc. Las sociedades reglamentan el uso de esos productos para hacer que sea inocuo y para proteger a los trabajadores que los manejan directamente y a la población en general a la que afecten de modo indirecto. Esa es también la manera adecuada de tratar el crisotilo. El crisotilo sin contaminar -la única fibra de amianto que se extrae en el Brasil y que el Brasil exporta  es la más inocua, con gran diferencia, de todas las fibras de amianto. Es, en especial, más inocua que los anfíboles, a los que se deben los actuales problemas médicos resultantes de su presencia en el pasado. Todo el amianto que el Brasil extrae, produce y exporta consiste en crisotilo sin contaminar. A ello se debe que los productos de crisotilo brasileños sean los más inocuos del mundo. Puede verse la explicación médica de que así sea en un reciente estudio sobre la biopersistencia, del que es autor el Dr. David S. Bernstein, experto en toxicología de las fibras (cuya pericia en esta materia recaban, por cierto, con frecuencia, las CE).2

            3. Sostiene el Brasil que la cuestión primordial en el presente procedimiento no es -como pretenden las CE- la de si el amianto puede ser peligroso para la salud humana. Puede serlo. Años de mal uso y empleo sin precauciones de la forma más peligrosa del amianto -los anfíboles- han ocasionado daños considerables a la salud. Todos los países, y el Brasil entre ellos, lamentan los daños que causó a la salud humana la exposición a los anfíboles que se producían y utilizaban a escala mundial en tiempos más tempranos del siglo XX. Brasil entiende perfectamente en qué se fundan las protestas de la opinión pública en muchos países (con inclusión del propio Brasil), que llevaron al Gobierno de Francia a encargar el informe del INSERM3 (estudio que se centra en los efectos que produjo en términos de salud la utilización en el pasado de amianto de anfíboles sin precauciones de seguridad). Francia impuso la prohibición al día siguiente de la publicación de ese informe. El informe había sido encargado y fue dado a conocer para dar "cobertura" científica a una decisión política que ya se había adoptado. Sin embargo, como puede demostrarse si se examina el informe, los problemas médicos relacionados con el amianto en Francia se deben a los usos que se dieron a éste en el pasado, sobre todo con el rociado de anfíboles pulverizados para hacer refractarias las edificaciones y hasta hace poco, los buques de guerra (revestimiento con fibras). Dado el largo período de incubación que transcurre entre la exposición a los anfíboles y la aparición de las enfermedades resultantes, los trabajadores que, hace 30 años, estuvieron sometidos a intensa exposición a los anfíboles, prácticamente sin protección alguna, sufren ahora graves problemas médicos. El informe del INSERM se basa en análisis de la condición médica de esos trabajadores. El informe no se centra en los datos resultantes de los estudios de la utilización moderna del crisotilo. El INSERM admite, además, que no le fue posible llegar a conclusiones "científicamente seguras", y que solamente puede presentar "medios de ayuda para el entendimiento", basados en "estimaciones plausibles, aunque inciertas".4 Sencillamente, el informe del INSERM no constituye una base adecuada para la prohibición.

            4. El Brasil manifiesta que entiende por completo el deseo -más aún, la necesidad- de que el Gobierno de Francia atienda a las preocupaciones de la población y a la protección de la salud pública. También entiende el Brasil el sentimiento de frustración que produce el no poder remediar, o por lo menos aliviar, las consecuencias médicas de la utilización en el pasado de anfíboles sin precauciones de seguridad, y el no poder tomar medidas para hacer cesar, o por lo menos hacer disminuir, la exposición a los amiantos anfibólicos que se encuentran ya incorporados por revestimiento con fibras en edificios franceses (puesto que las labores de remoción aumentan la exposición a esos amiantos). Sin embargo, cuando Francia aprobó el Acuerdo sobre la OMC se comprometió a no restringir el comercio con la simple finalidad de calmar los sentimientos de su población, por muy fuertes que éstos fuesen. El Brasil no puede aceptar que Francia adopte, por motivos políticos, una medida que i) no aliviará a quienes están ya enfermos por haber estado expuestos al amianto, y ii) no hará que el riesgo sea inferior a los niveles de protección que actualmente vienen garantizados por el uso moderno y controlado del crisotilo. Como manifestó recientemente la Comisión Europea:

[…] diversas organizaciones nacionales, incluido el Health and Safety Executive del Reino Unido, han calculado proyecciones muy inquietantes sobre el número de fallecimientos posiblemente atribuibles al amianto en las próximas décadas. Sin embargo, es importante observar que estas cifras se refieren a exposiciones en el pasado a tipos de amianto combinados, incluidas las fibras ya prohibidas. No sería adecuado basarse solamente en estas estadísticas para prohibir la comercialización y el uso del crisotilo, porque tal prohibición no haría disminuir el riesgo de exposición de los trabajadores al amianto ya instalado, ni reduciría el número de fallecimientos que se producen actualmente de resultas de la exposición al amianto en el pasado.5

            1. El amianto que se utiliza en la actualidad es o debe ser solamente el crisotilo, que la mayoría de los interesados, con inclusión del INSERM, convienen en que es más inocuo que otras formas de amianto. Además, esa utilización moderna se limita o debe limitarse a productos cuyas fibras estén incorporadas a un producto acabado de manera tal que no puedan escapar, como, por ejemplo, los productos de fibrocemento.6 Por esas razones, entre otras, la utilización moderna puede considerarse inocua, ya que lleva consigo niveles de exposición muy bajos (que muchas veces no exceden ni siquiera de los "naturales" en el aire ambiente). Se utiliza como pirorretardante, como refuerzo de materiales de fricción (frenos de camión, por ejemplo) y para la construcción de tuberías de cemento para el transporte de agua que son mucho más resistentes a la corrosión, el agrietamiento y la ruptura que la mayoría de las tuberías de cemento tradicionales. En la mayoría de sus aplicaciones, el crisotilo se emplea porque aumenta la seguridad del público y, por consiguiente, usar otros productos, menos eficaces, haría disminuir en muchas ocasiones esa seguridad. El empleo del crisotilo como pirorretardante no necesita explicación. Puede ser esclarecedor, en cambio, referirse a su utilización en materiales de fricción. El crisotilo se utiliza sobre todo en las guarniciones de los frenos de disco, frenos de tambor y zapatas de freno para camiones, con objeto de combatir el recalentamiento, con lo que se aumenta la fricción y la potencia de frenado. Es el producto preferido para esa utilización. Uno de los autores del estudio encargado por la EPA a la American Society of Mechanical Engineers (ASME) llega a la conclusión siguiente:

              1. "reemplazar o sustituir los forros de los frenos a base de amianto con forros que no sean de amianto crearía graves riesgos"; y

              2. "cabría prever, sin duda, que el aumento previsto de accidentes de carretera relacionados con derrapes restaría importancia a los beneficios que podrían obtenerse, en términos de salud, de la sustitución de las fibras".7

            1. El Brasil alega que los muchos aspectos beneficiosos del crisotilo para la salud pública -lo mucho que aporta a la sociedad en diversos países- no deben ser pasados por alto en el presente procedimiento como lo fueron cuando Francia decretó la prohibición. A juicio del Brasil, la cuestión primaria en este procedimiento es muy concreta: ¿hace falta una prohibición absoluta para proteger la salud pública o podría quedar ésta asegurada con una reglamentación de las utilizaciones modernas y controladas del crisotilo y los productos del crisotilo? La respuesta que dieron los países de las Américas que examinaron minuciosamente la cuestión, que van de norte a sur, del Canadá a los Estados Unidos y al Brasil, es que la salud pública puede quedar asegurada con la reglamentación de las utilizaciones modernas y controladas. Francia puede, claro está, tomar medidas encaminadas a proteger a sus ciudadanos y que efectivamente los protegen. La prohibición de que se trata, sin embargo, no responde ni siquiera a esa descripción tan generosa de la regla general prescrita en el Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio de la OMC. No debe permitirse que Francia, en respuesta a presiones de su población, imponga una prohibición de la importación y el uso moderno e inocuo del crisotilo. El hecho de que esa prohibición no alcance a las fibras artificiales producidas en Francia, que, según demuestran los datos científicos de que se dispone, crean mucho más peligro cuando no se controla su uso, y que no se ha demostrado que sean más inocuas, confirma que los fundamentos de la prohibición son políticos y económicos, pero no científicos ni médicos.

            2. Argumenta el Brasil que, en muchos aspectos, la actitud de Francia es idéntica a la adoptada en 1989 por la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA) de los Estados Unidos, cuando ésta prohibió el amianto en respuesta a la presión ejercida por la opinión pública. La EPA no pudo justificar su prohibición en términos científicos ante el Tribunal de Apelación del Quinto Circuito de los Estados Unidos, el cual, tras un prolongado procedimiento, ordenó a la EPA que revocase su decisión y admitiese públicamente que los productos modernos que contienen crisotilo encerrado en una matriz de cemento o de resina no causan peligro apreciable para la salud pública.8 (En la actualidad, si bien los anfíboles están prohibidos en los Estados Unidos, se permiten varios productos que contienen crisotilo no quebradizo, entre ellos los manufacturados en el Brasil y los que anteriormente se manufacturaban en Francia con crisotilo brasileño.) Es de lamentar que Francia haya adoptado una medida que restringe, sin necesidad y sin ninguna finalidad beneficiosa, el comercio internacional.

            3. El Brasil formula, con respecto a la prohibición, las siguientes alegaciones: 1) la prohibición es incompatible con el párrafo 2 del artículo 2 del Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio, puesto que crea obstáculos innecesarios al comercio internacional y restringe el comercio más de lo necesario; 2) la prohibición es incompatible con el artículo XI del Acuerdo general sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994 (el GATT de 1994), puesto que constituye una restricción cuantitativa no permitida en virtud de las excepciones consignadas en el párrafo 2 del artículo XI y en el artículo XX; 3) la prohibición es incompatible con el párrafo 8 del artículo 2 del Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio, puesto que se aplica al amianto, pero no a las fibras artificiales ni a los demás productos sustitutivos y, por lo tanto, cumple la función de un reglamento técnico que establece sin necesidad un diseño o unas características descriptivas; 4) la prohibición es incompatible con el párrafo 4 del artículo 2 del Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio, puesto que existen normas internacionales por lo que respecta al crisotilo y a los productos del crisotilo, y Francia debería haberlas utilizado; 5) la prohibición es incompatible con el párrafo 4 del artículo III del GATT de 1994 y con el párrafo 1 del artículo 2 del Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio (trato nacional), puesto que no se aplica a las fibras artificiales de producción nacional ni a los demás productos sustitutivos, que son productos similares al crisotilo; y 6) la prohibición es incompatible con el párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994 y con el párrafo 1 del artículo 2 del Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio (nación más favorecida), puesto que, en la medida en que prohíbe la importación de crisotilo y de productos de crisotilo, pero no la importación de productos sustitutivos similares, crea una discriminación indebida entre las importaciones.

      1. Catálogo: spanish -> tratop s -> dispu s
        dispu s -> Anexo b comunicaciones del Canadá
        dispu s -> Índice Página
        dispu s -> Comunidades Europeas y determinados estados miembros medidas que afectan al comercio de grandes aeronaves civiles
        dispu s -> Anexo a índice
        dispu s -> México medidas antidumping definitivas sobre la carne de bovino y el arroz
        dispu s -> Lista de cuadros y pruebas documentales
        dispu s -> México medidas antidumping definitivas sobre la carne de bovino y el arroz
        dispu s -> Los Grupos Especiales emiten los presentes informes en forma de un documento único que constituye dos informes distintos de los Grupos Especiales wt/DS412/R y wt/DS426/R
        dispu s -> Japón alega que el Programa de Automóviles Nacionales de febrero de 996 (véase la sección III. A) viola el párrafo del artículo I del gatt de 1994. Se exponen a continuación los argumentos del Japón
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   147

Similar:

ArgumentoS formulados por terceros iconLocacion de servicios de terceros de un contador publicos colegiado para la oficina de economia
Adjudicación de Menor Cuantía Nº 026-2007- “Locación de Servicios de Terceros: 01 Contador para la Of de Economía”
ArgumentoS formulados por terceros iconExamen Tipo
Evalúe empíricamente los hechos estilizados del crecimiento económico formulados por Kaldor, en términos de los planteamientos de...
ArgumentoS formulados por terceros iconEl sistema financiero cooperativo y su normatividad
Solamente las cooperativas financieras podrán prestar sus servicios a terceros no asociados
ArgumentoS formulados por terceros iconIva y la adaptacion de soportes plantares
Iva y la posible exención sobre las prestaciones de servicios de podología, realizadas por un podólogo en el ejercicio de su profesión,...
ArgumentoS formulados por terceros iconActivitat alumne/a data
La explicación más convincente sobre los efectos de la motivación en los individuos fueron formulados por el psicológo Abraham Maslow...
ArgumentoS formulados por terceros iconDepartamental
...
ArgumentoS formulados por terceros iconProcedimiento de coordinación de la docencia
Cb2: Que los estudiantes sepan aplicar sus conocimientos a su trabajo o vocación de una forma profesional y posean las competencias...
ArgumentoS formulados por terceros iconPresidente de la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados de la Nación
Ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, doctor Eduardo Moliné O´Connor, constituyendo domicilio especial a los fines...
ArgumentoS formulados por terceros iconPlan docente de la asignatura macroeconomía II
Cb2: Que los estudiantes sepan aplicar sus conocimientos a su trabajo o vocación de una forma profesional y posean las competencias...
ArgumentoS formulados por terceros iconCorto y largo plazo
Para ello se analizan los argumentos de la posición liberal en su forma más pura, tal como han sido expuestos por los representantes...

Página principal
Contactos

    Página principal



ArgumentoS formulados por terceros

Descargar 1.37 Mb.