Descargar 95.2 Kb.


Página2/8
Fecha de conversión02.03.2019
Tamaño95.2 Kb.

Descargar 95.2 Kb.

Anton Pannekoek – La teoría del colapso del capitalismo


1   2   3   4   5   6   7   8

Marx y Rosa Luxemburgo

En la segunda parte de El Capital Marx lidió con las condiciones generales de la producción capitalista como un todo. En el caso abstracto de una producción capitalista pura toda la producción se lleva a cabo para el mercado, todos los productos son comprados y vendidos como mercancías. El valor de los medios de producción es traspasado al producto y un nuevo valor es añadido por el trabajo. Este nuevo valor se descompone en dos partes: el valor de la fuerza de trabajo, que es pagada en la forma de salarios y es usada por los obreros para comprar medios de subsistencia, y el restante, la plusvalía, que va para el capitalista. Donde la plusvalía se utiliza para medios de subsistencia o bienes de lujo entonces hay reproducción simple; donde una parte de ésta es acumulada como nuevo capital hay reproducción en una escala extendida.


Para que los capitalistas encuentren en el mercado los medios de producción que necesitan y para que los obreros hagan lo mismo con los medios de subsistencia, debe existir una proporción determinada entre las diversas ramas de la producción. Un matemático expresaría esto fácilmente en una fórmula algebraica. En vez de eso, Marx presenta ejemplos numéricos para expresar estas proporciones, inventando casos con cifras seleccionadas, para que sirvan de ilustración. Él distingue dos esferas, dos divisiones principales de la producción: la división de medios de producción (I) y la división de medios de consumo (II). En cada una de estas divisiones se transfiere al producto un valor dado de los medios de producción utilizados sin sufrir ningún cambio (capital constante, c); una parte del valor agregado se usa para pagar la fuerza de trabajo (capital variable, v), la otra parte constituye la plusvalía (p). Si se asume para el ejemplo numérico que el capital constante es cuatro veces más grande que el capital variable (una cifra que asciende con el progreso tecnológico) y que el plusvalor es igual al capital variable (esta proporción es determinada por la tasa de explotación), entonces, en el caso de la reproducción simple, las siguientes cifras cumplen las siguientes condiciones:



I

4000c+1000v+1000p

=6000(producto)

II

2000c+500v+500p

=3000(producto)

Cada una de estas líneas satisface las condiciones. Dado que la suma de v y p, que son utilizados como medios de consumo, es equivalente a la mitad de c, el valor de los medios de producción, la División II debe producir un valor igual a la mitad del producido en la División I. Entonces se encuentra la proporción exacta: los medios de producción producidos (6000) son la cantidad justa necesitada para el próximo periodo: 4000c para la División I y 2000c para la División II; y los medios de subsistencia producidos en la División II (3000) son exactamente lo que debe ser provisto a los obreros (1000+500) y a los capitalistas (1000+500).


Para ilustrar de una manera similar el caso de la acumulación de capital debe indicarse la parte de plusvalía destinada a la acumulación; esta parte se agrega al capital en el año siguiente (por razones de simplicidad se asume un periodo de producción de un año) de manera que en cada división se emplea un capital más grande. Asumiremos en nuestro ejemplo que la mitad de la plusvalía se acumula (y de esta manera se usa para nuevo c y v) y la otra mitad se consume (consumo, k). El cálculo de la proporción entre la División I y la División II se complica pero por supuesto puede encontrarse aun. Resulta que, dadas las asunciones, esta proporción es 11:4, como se muestra en las siguientes cifras:


I

4400c+1100v+1100p

(=550k+550acc (=440c+110v))

=6600

II

1600c+400v+400p

(=200k+200acc (=160c+40v))

=2400

Los capitalistas necesitan 4400+1600 para la renovación y 440+160 para la ampliación de sus medios de producción, y de hecho encuentran en el mercado 6600 en medios de producción. Los capitalistas necesitan 550+200 para su consumo, los obreros originales necesitan 1100+400 y los nuevos obreros 110+40 como medios de subsistencia; lo que sumado es igual a 2400 efectivamente producidos como medios de subsistencia. En el año siguiente todas las cifras se incrementan un 10 por ciento:




I

4840c+1210v+1210p

(=605k+484c+121v)

=7260

II

1760c+440v+440p

(=220k+176c +44v)

=2640

De esta manera la producción sigue incrementándose cada año en la misma proporción. Este es, por supuesto, un ejemplo grosamente simplificado. Podría hacerse más complicado, y por lo tanto más cercano a la realidad, si se asume que hay diferentes composiciones del capital (la proporción c:v) en las dos divisiones, o diferentes tasas de acumulación o si la proporción c:v crece gradualmente, de esta manera cambiando la proporción entre la División I y la División II cada año. En todos estos casos el cálculo se complica, pero siempre puede ser realizado, ya que una cifra desconocida –la proporción entre la División I y la División II- siempre puede ser calculada para satisfacer la condición de que oferta y demanda coincidan.


Pueden encontrarse ejemplos de esto en la literatura. En el mundo real, por supuesto, el equilibrio completo durante un periodo no existe; las mercancías son vendidas por dinero y el dinero es utilizado sólo después para comprar algo más de manera que se forman reservas que actúan como un tope. Y las mercancías se mantienen sin vender; y existe comercio con áreas no capitalistas. Pero el punto esencial e importante se ve claramente desde estos esquemas de reproducción: para que la producción se expanda y progrese sostenidamente deben existir determinadas proporciones entre los sectores productivos; en la práctica estas proporciones se logran aproximadamente; dependen de los siguientes factores: la composición orgánica del capital, la tasa de explotación, y la proporción de plusvalía que se acumula.
Marx no tuvo la oportunidad de proveer una presentación cuidadosamente preparada de estos ejemplos (ver la introducción de Engels al segundo volumen de El Capital). Esto es sin duda el motivo por el cual Rosa Luxemburgo creía haber descubierto aquí una omisión, un problema que Marx había pasado por alto y había dejado sin resolver y cuya solución ella había obtenido en su libro La Acumulación del Capital (1912). El problema que parecía haberse dejado abierto era que, si uno iba a comprar del otro más y más medios de producción y medios de subsistencia, esto se volvería un movimiento circular sin sentido del cual nada resultaría. La solución estaba en la aparición de compradores situados afuera del capitalismo, mercados externos cuya conquista sería, por lo tanto, una cuestión vital para el capitalismo. Esta sería la base económica del imperialismo.
Pero por lo que hemos dicho anteriormente es claro que Rosa Luxemburgo había cometido un error en este punto. En el esquema usado como ejemplo puede verse claramente que todos los productos son vendidos dentro del mismo capitalismo. No sólo se trae, en la forma física de medios de producción, la parte del valor transmitida (4400+1600), sino también los 440+160 que contienen la plusvalía acumulada por los capitalistas que desean empezar el próximo año con un total de 6600 de medios de producción. De la misma manera, los 110+40 de la plusvalía son de hecho cambiados por los obreros adicionales. Tiene sentido: producir, vender productos entre sí, consumir, producir más, es la esencia entera del capitalismo y por lo tanto la vida de los hombres en este modo de producción. Aquí no hay ningún problema que Marx haya pasado por alto.


1   2   3   4   5   6   7   8

Similar:

Anton Pannekoek – La teoría del colapso del capitalismo iconIndice artículos antón Costa, Ajuste de cuentas dentro del capitalismo
De la Dehesa, El rápido paso del círculo virtuoso al círculo vicioso en la economía norteamericana
Anton Pannekoek – La teoría del colapso del capitalismo iconCapitalismo ↓ solidario ― Teoría y estadística ―
La ganancia es el fundamento del capitalismo ―entendido como sistema del mérito económico
Anton Pannekoek – La teoría del colapso del capitalismo iconTítulo: codicia, regulación o capitalismo
El colapso bancario no obedece a desaciertos de política monetaria o a vaivenes de la confianza empresaria y los delitos financieros...
Anton Pannekoek – La teoría del colapso del capitalismo iconAdam Smith y Karl Marx dialogan sobre el desplome del actual capitalismo financiero
Karl. ¿Viste, viejo, que este chico, Joseph Stiglitz, anda diciendo por ahí que el colapso de Wall Street equivale al desplome del...
Anton Pannekoek – La teoría del colapso del capitalismo iconTeoría social
El autor critica la utilización del término capitalismo, por parte de algunas posturas teóricas. ¿Cuáles son esas críticas?
Anton Pannekoek – La teoría del colapso del capitalismo iconCapital real y capital especulativo
El bipr y la teoría de la conspiración para regresar del capitalismo al feudalismo
Anton Pannekoek – La teoría del colapso del capitalismo iconEl desarrollo del capitalismo en rusia
El problema que ahora nos plantea la teoría del mercado interior es el siguiente. Es sabido que el valor del producto, en la reproducción...
Anton Pannekoek – La teoría del colapso del capitalismo iconPosgrado en economia
Se analizarán los planteamientos del pensamiento fisiocrático, clásico, de Marx y otros autores marxistas. También se examinará la...
Anton Pannekoek – La teoría del colapso del capitalismo iconCapitalismo De Wikipedia
El trabajo "La riqueza de las naciones" le ganó a Adam Smith, el título de fundador intelectual del capitalismo
Anton Pannekoek – La teoría del colapso del capitalismo iconEn el horizonte de la crisis: teoría y crítica de la sociedad capitalista
SesióN 5: crisis del capitalismo y actualidad de la crítica de la economía política

Página principal
Contactos

    Página principal



Anton Pannekoek – La teoría del colapso del capitalismo

Descargar 95.2 Kb.