• 2. ANÁLISIS GLOBAL. 2.1. La coyuntura económica.
  • Anexo número 1
  • 2.2. Los impuestos especiales en el sistema fiscal español.
  • 2.2.2. Análisis de la recaudación estatal por impuestos especiales, dentro de la recaudación impositiva.

  • Descargar 259.93 Kb.


    Página1/11
    Fecha de conversión29.03.2018
    Tamaño259.93 Kb.

    Descargar 259.93 Kb.

    Análisis global


      1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

    2011
    ANÁLISIS GLOBAL

    2

    Agencia Tributaria


    ÍNDICE

    2.2.2.1. Los impuestos especiales y la total recaudación impositiva. 10


    2. ANÁLISIS GLOBAL.

    2.1. La coyuntura económica.

    Es indudable que la recaudación por impuestos especiales, dado su carácter de impuestos sobre consumos específicos, está directamente afectada por la cantidad consumida de productos objeto de los impuestos especiales de fabricación y por el número de vehículos matriculados, en el caso del Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte.

    La evolución de estos consumos está, a su vez, también relacionada con la coyuntura económica en que se desarrolla el mercado de tales bienes y servicios. Esta coyuntura económica se puede conocer de forma cuantitativa analizando la evolución de los indicadores económicos que más directamente pueden influir en su demanda.

    En el Anexo número 1 se ha anotado la evolución, en los últimos años y trimestres de los que se dispone de información, de las tasas de variación, con respecto a los mismos períodos del año anterior, correspondientes al producto interior bruto, la demanda interna, el consumo privado, la matriculación de automóviles, el consumo de energía eléctrica, las ventas en grandes superficies, la tasa de paro y el índice general de precios al consumo.

    De la información contenida en este cuadro puede concluirse que la recesión que se inició a mediados de 2008, tuvo su continuidad en 2009, con especial virulencia en el primer semestre, para después ir perdiendo intensidad y finalizar el año con un descenso del PIB del 3,7%; en 2010 muestra una ligera caída del -0,1%, como consecuencia del efecto arrastre de la intensa contracción de 2009 y parece iniciar una cierta recuperación que se mantuvo hasta la primera mitad del año 2011, para posteriormente, debilitarse y reflejar una caída del PIB del 0,3% en el último trimestre y situar la tasa de crecimiento media anual en el 0,7%; todo ello, en medio del recrudecimiento de la crisis de la deuda soberana en la zona del euro.

    En efecto, las tensiones financieras que agitaron los mercados europeos a partir de mayo de 2010 afectaron a la economía española, fuertemente dependiente del ahorro exterior, que se tradujeron en un endurecimiento de las condiciones de financiación, particularmente acusado para el Tesoro y las entidades de crédito (El diferencial de la deuda soberana con respecto a la alemana llegó a situarse próximo a los 500 puntos por bono alemán a mediados de noviembre de 2011).

    La crisis ha generado un rápido deterioro de la situación del déficit público que se elevó hasta el 11,1% del PIB en 2009 desde un superávit del 1,9% en 2007 y un fuerte incremento de la deuda pública. Durante el año 2010, se inició una lenta trayectoria de recuperación de la actividad económica a la vez que se avanzaba en el ajuste de desequilibrios anteriores tales como el exceso de inversión inmobiliaria, la disminución de las necesidades de financiación exterior y la desinflación en costes laborales y precios finales, a los que vino a sumarse el inicio de la reducción del déficit público que cerró el año en el 9,2% del PIB, cumpliendo los objetivos del mismo fijados para 2010. El objetivo de déficit para 2011 se fijó en los PGE en el 6% del PIB con el fin de avanzar en el cumplimiento de compromisos adquiridos en el marco europeo, que finalmente se situó en el 8,9%, lo que supuso una desviación de 2,9 puntos. Por su parte la deuda pública aumentó en 7 puntos del PIB, hasta alcanzar el 68,5% del PIB.

    El ajuste de la demanda interna, que en 2009 había sido muy intenso, después de la profunda desaceleración que se produjo sobre todo en el primer semestre, se ha prolongado en 2010, aunque a un ritmo más atenuado del -1 por 100. En 2011 se redujo un 1,8% como consecuencia de una contribución negativa del gasto afectado por las adversas condiciones financieras, el deterioro de las perspectivas laborales y la pérdida del valor riqueza, aumentando las incertidumbre y el deterioro de la confianza.

    Asimismo, la inversión muestra una caída similar a la del año anterior, un -5,3%, frente al -6,3% de 2010, y muy inferior a la de 2009 que llegó a alcanzar una tasa interanual del -18%. La inversión residencial siguió mostrando una cierta debilidad como consecuencia de la estabilización de nuevas viviendas en niveles muy reducidos tanto por la atonía de la demanda como por la presencia de un significativo volumen de viviendas sin vender.

    El consumo privado, tras el avance del año anterior que creció un moderado 0,7%, registró un leve retroceso del -0,1%, con un comportamiento desfavorable en el último trimestre, como consecuencia de un deterioro significativo de los componentes principales de su demanda, como son la confianza, la renta, la riqueza y las condiciones financieras, afectando sobre todo a la adquisición de bienes duraderos.

    En la evolución de la inflación, por su parte, a lo largo de 2011, diferenciar dos períodos: en el primero, que se extendió hasta el mes de abril, tuvo lugar un repunte de la inflación hasta alcanzar el 3,8%; en el segundo, se ha venido registrando un descenso gradual de la tasa de variación interanual, hasta el 2,4%, en diciembre de 2011; todo ello como consecuencia de la moderación de los efectos de comparación del encarecimiento de los precios de los crudos y materias primas en los mercados internacionales y del incremento de los tipos del IVA en julio de 2010, que, explicarían, por si solos, 7 y 4 décimas de ralentización del índice general. La tasa de crecimiento medio anual del IPC durante 2011 se elevó al 3,2%, y la del mes de diciembre al 2,4%. La tendencia descendente de la inflación se apoyó también en el retroceso de los costes laborales unitarios que vienen observándose desde el inicio de 2010. El incremento de la inflación fue más intenso en España que en el conjunto de países de la zona del euro, siendo muy inferior a la media UEM (2,7%), como consecuencia, por un lado, del ajuste comparativamente más acentuado del gasto de las familias y, por otro, de la moderación más acusada de los costes laborales.

    El crecimiento español en 2011 mantuvo un diferencial negativo de 1,1 puntos porcentuales respecto de la zona del euro, frente a 1,9 puntos en 2010. Este perfil de la demanda final en algunos de sus componentes como son las exportaciones de bienes y servicios mostraron un notable dinamismo, aumentando a lo largo del año, con una elevación en el conjunto del año, un 9% en términos reales, frente a una tasa de crecimiento del 10% que tuvieron el año anterior, en línea con la depreciación del tipo de cambio del euro y del mayor crecimiento de los mercados de exportación, y en un contexto de cierta expansión de los mercados internacionales. Por el contrario, las importaciones de bienes y servicios, que en años anteriores habían mantenido una gran fortaleza, si exceptuamos el año 2009 en el que se redujeron un 17,9%, muestran un ligero descenso (del 0,1% en términos reales). Tanto las exportaciones como las importaciones moderaron su ritmo de crecimiento conforme avanzaba el año, de forma que la contribución del sector exterior al crecimiento del PIB comenzó a desacelerarse en los últimos meses del año, debido a la ralentización del comercio mundial. Con todo ello, la aportación de la demanda exterior neta al avance del producto interior bruto, contribuyó positivamente y de manera significativa, mitigando por cuarto año consecutivo el retroceso de la demanda interna (una aportación positiva de 2,5 pp, superior al 1% del año anterior), atenuando, de nuevo, el impacto negativo sobre la economía del gasto interno.

    Los otros componentes de la demanda: el consumo privado -bienes de consumo y vivienda- y la inversión en bienes de equipo muestran una cierta desaceleración en el cuarto trimestre del año; asimismo, el gasto en las Administraciones Públicas sufre una caída del 0,5% y rompe cierto dinamismo de años anteriores, y deja, por tanto, de proporcionar soporte al crecimiento.

    Es importante destacar cómo ha ido evolucionando el PIB (CNE-2000), a precios constantes, a lo largo de 2011, pasando de una tasa del 0,5% en el primer trimestre, al 0,5% en el segundo, 0,6% en el tercero, para finalizar en el último trimestre del año con una tasa del 0%. Este ritmo de crecimiento es inferior al registrado para el conjunto de la Eurozona, que ha sido del 2,4%, 1,6%, 1,3% y 0,6%, respectivamente, en cada uno de los trimestres del año 2011, y supone como promedio un diferencial de 1,1 puntos frente al de la Unión Monetaria y de 1,2 puntos respecto al conjunto de la Unión Europea (27). La previsión del Gobierno para el año 2011, de acuerdo con la actualización del Programa de Estabilidad 2009-2013, apuntaba a un crecimiento del 0,8 por 100.

    - La tasa de paro registrada en 2011 ha aumentado en 1,5 puntos porcentuales respecto de 2010, con un ritmo promedio del 2% de forma que la destrucción acumulada de puestos de trabajo desde el primer trimestre de 2008 ha superado los 2,8 millones.

    El empleo, por tanto, volvió a descender, por cuarto año consecutivo, mostrando un perfil trimestral negativo en el segundo semestre del año.

    La oferta de trabajo reaccionó al fuerte descenso del mercado laboral mostrando descensos de actividad en la segunda mitad del año que ralentizaron el crecimiento de la población activa hasta un crecimiento del 0,2%, similar al del ejercicio anterior, fruto de la estabilidad registrada tanto por la población, en la que contribuyó también las menores entradas netas de emigrantes, como por la tasa de actividad, y determinó un incremento de la tasa de paro hasta situarse en el cuarto trimestre en el 22,8% de la población activa, 2,5 puntos por encima de la de 2010, superando en 12,8 puntos porcentuales al promedio de la UE (27) y en 12,3 puntos al de la Eurozona, rompiendo desde el año 2008 el proceso de convergencia observado en los últimos años anteriores.

    El empleo en la construcción disminuyó cerca de un 14,6%, con un perfil de cierta moderación de los intensos descensos observados a principios de año -la excesiva concentración de recursos en el sector de la construcción ayuda a entender la intensa destrucción de empleo que ha experimentado la economía española-.

    - La notable caída del gasto privado durante la recesión de 2008 y 2009 y menos acusada en 2010, ha propiciado una cierta moderación de las presiones inflacionistas en la economía. A pesar de ello, la evolución del IPC a lo largo de 2010, se ha visto alterada por la trayectoria volátil de los precios de la energía, que experimentaron una fuerte desaceleración entre el verano de 2008 y mediados de 2009, así como su repunte posterior en 2010 consecuencia de la elevación de precios tanto energéticos como de las materias primas en los mercados internacionales, a lo que hay que unir la subida de tipos de IVA a partir de julio de 2010, cuya influencia tuvo su efecto en el repunte transitorio en los primeros meses de 2011, para posteriormente ralentizarse conforme se reducían los precios de la energía y se anulaban los efectos de la subida del IVA.

    - En general la intensidad del ritmo de crecimiento en el año 2011 responde tanto al menor ritmo de crecimiento del consumo privado como de la inversión en capital fijo, siendo en este último particularmente acentuado al verse afectado, además de por el tipo de cambio del euro (se depreció más de un 6% en términos nominales desde mayo de 2011, dentro de un contexto de alta volatilidad), por el impacto de confianza sobre las condiciones de financiación derivado de las tensiones financieras y desencadenadas por su crisis inmobiliaria que provocaron un cambio en la coyuntura.

    - La renta real disponible de los hogares, en términos nominales, se incrementó un 0,4%, frente al descenso del 2,4% del año anterior, impulsada, sobre todo, por el cambio de la política fiscal que moderó la aportación de las AAPP a la renta de los hogares, además, las rentas salariales aumentaron, pues la menor intensidad en la destrucción de empleo se vio contrarrestada por la mayor moderación salarial en el sector privado y el recorte de los salarios de los empleados públicos a lo que habría que añadir, finalmente, la pérdida de poder adquisitivo consecuencia del repunte de la inflación de los precios, de modo que los ingresos familiares descendieron un 2,7% en términos reales. El retroceso de la renta real superó al del consumo dando lugar a un descenso de la tasa de ahorro de los hogares, que al cierre del año 2011 se situó en el 11,6%, 7 pp inferior al máximo alcanzado en 2009.

    - Entre los distintos componentes del consumo, se ha podido observar que la adquisición de bienes duraderos que sufrió una fuerte contracción en 2008, cercana al 20%, suavizó algo su ritmo de descenso en 2009, gracias a los planes de ayuda a la compra de automóviles con bajo nivel de emisiones que impulsaron fuertemente las matriculaciones a partir de mayo, como así lo confirma la matriculación de turismos en el año 2009, que ha experimentado un descenso del 17,9% en el conjunto del año, frente a la caída registrada en 2008 del 28,1%. En el año 2010, la prorroga en el primer semestre del Plan 2000 E (plan de ayudas a la compra de automóviles), unido al efecto que tuvo la subida de tipos del IVA en el mes de julio, impulsaron un desplazamiento temporal de las decisiones de gasto en su adquisición que se concentraron en la primera mitad del año. En efecto, se puede observar cómo las tasas altamente positivas de la matriculación de los dos primeros trimestres del año llegan a hacerse negativas, hasta alcanzar un -29,3% en el cuarto y último trimestre del año que ha tenido su continuación en los dos primeros trimestres de 2011, con tasas negativas superiores al 26%, para, finalmente, diluirse en el segundo semestre, una vez absorbida la subida del IVA de 2010.

    - La evolución del consumo de energía eléctrica en el año 2011, refleja un descenso del 1,6%, frente al crecimiento del 3,3% del año anterior. En cuanto a las tarifas eléctricas, las Ordenes ITC/3553/2010, de 28 de diciembre (B.O.E. del 31 y Orden ITC/688/2011, de 30 de marzo (B.O.E. del 31), por la que se revisan las tarifas de acceso a partir de 1 de enero y 1 de abril de 2011 y las tarifas y primas de las instalaciones de régimen especial. Las tarifas de último recurso permanecieron inalteradas en el segundo y cuarto trimestre, que fueron los períodos con variación en el precio de sus respectivos peajes, y, por el contrario, subieron en el primero y tercero. Se situaron en los 17 Cts. Euro/kWh como promedio anual para la tarifa sin discriminación horaria, con un importe de la tarifa de acceso de 8,7 Cts. Euro/kWh, y de 10,5 Cts. Euro/kWh con discriminación horaria, con un importe de la tarifa de acceso de 4 Cts. Euro/kWh. Asimismo, las Resoluciones de 28 de diciembre de 2011 (B.O.E. del 30), 30 de marzo de 2011, 30 de junio y 29 de septiembre de la Dirección General de Política Energética y de Minas, establecen el coste de producción de energía eléctrica y fijan las tarifas de último recurso a aplicar en el primero, segundo, tercero y cuarto trimestre de 2011. Estas modificaciones del año aumentan la tarifa de último recurso (TUR) de media un 9,8%, un 0%, un 1,52% y un 0%, respectivamente, en cada trimestre, como resultado de las subastas, mientras que los peajes de acceso en baja tensión (con derecho a TUR) se elevaron un 10,27% en abril y se redujeron un 11,75% en octubre; los correspondientes en baja (sin derecho a TUR) se elevaron un 7% y 0%, respectivamente, en dichos meses; por último, los de alta tensión se elevaron un 2% en abril y se mantuvieron inalterados en octubre.

    La demanda de electricidad aunque está muy relacionada con la actividad económica, rompe desde el año 2006 lo que ha venido siendo habitual, crecer a ritmos superiores a los del PIB; si bien, hasta el año 1992 las tasas de esta demanda eran muy semejantes a las tasas de crecimiento reflejadas por este último, desde la crisis económica de los años 1992-1993, la demanda de energía eléctrica viene mostrando un crecimiento progresivamente más acentuado que el PIB, con una elasticidad cercana al 1,8% en los últimos nueve años, si exceptuamos 2002, 2006 y 2007, comportamiento que tiene su origen en las altas tasas de crecimiento que en los últimos años está teniendo el sector industrial, dado el mayor peso de éste en la demanda de energía eléctrica que en la determinación del PIB. El año 2011 se ha caracterizado por una hidraulicidad seca.

    La evolución de estos cuatro últimos indicadores es la que realmente permite esperar un crecimiento paralelo de las cuotas devengadas por la imposición indirecta en general y por los impuestos especiales en particular, como consecuencia del aumento/reducción del consumo de los bienes y prestaciones de servicios objeto de los mismos, que habrá ocasión de analizar con detenimiento a lo largo de este estudio.

    2.2. Los impuestos especiales en el sistema fiscal español.

    2.2.1. Novedades normativas aplicables en el año 2011.

    Por lo que respecta al conjunto de los impuestos especiales, o a varios de ellos, para el año 2011 se han adoptado las siguientes disposiciones:

    La Ley 39/2010, de 22 de diciembre (B.O.E. del 23), de Presupuestos Generales del Estado para el año 2011, en su Disposición adicional delimita las referencias a los Impuestos Especiales de Fabricación comprendidos en el artículo 2 de la Ley 38/1992, de 28 de diciembre a los Impuestos Especiales, excluyendo de los mismos la electricidad y el gas natural entregado a través de una red situada en el territorio de la Comunidad o de cualquier red conectada a dicha red.

    Ley 39/2010, de 22 de diciembre (B.O.E. del 23), de Presupuestos Generales del Estado para el año 2011. En su artículo 81 se modifica el artículo 59. Conceptos y definiciones del Impuesto sobre las Labores el Tabaco de la Ley 38/1992, de 28 de diciembre, de Impuestos Especiales.

    La Directiva 2011/64/UE del Consejo, de 21 de junio de 2011 (D.O.U.E.) L-176, de 5 de julio), relativa a la estructura y los tipos del impuesto especial que grava las labores del tabaco.

    La Decisión de ejecución de la Comisión, de 28 de julio de 2011(D.O.U.E.) L-197, de 29 de julio), relativa a la lista de datos estadísticos, referentes a la estructura y a los tipos del impuesto especial sobre el tabaco elaborado, que los Estados miembros deben facilitar de conformidad con las Directivas 92/79/CEE y 92/80/CEE del Consejo.

    El Real Decreto-Ley 13/2010, de 3 de diciembre (B.O.E. del 3), de actuaciones en el ámbito fiscal, laboral y liberalizadoras para fomentar la inversión y la creación de empleo. Con dicha fecha entraron en vigor los nuevos tipos impositivos, relativos al Impuesto sobre las Labores del tabaco, con el fin de contribuir a la política de impulso a la reducción del consumo, en particular por los jóvenes y también como respuesta a la caída que ha registrado la recaudación en el conjunto de la imposición respecto a los niveles inicialmente previstos en los Presupuestos Generales del Estado. Así, se modifica al artículo 60 de la Ley 38/1992, de 28 de diciembre, de impuestos especiales, mediante el cual se eleva el tipo de los cigarros y cigarritos que pasa del 14,5% al 15,8% del PVP; en el caso de los cigarrillos a tipo normal, se mantiene el tipo proporcional en el 57% y se eleva el específico que pasa del 10,20 euros/1000 cigarrillos a 12,7 euros. En el caso de los cigarrillos a los que resulta aplicable el epígrafe 5 -es decir, cuando la suma de las cuotas que resultarían de la aplicación de los tipos del epígrafe 2 (normal) sea inferior a la cuantía del tipo único establecido en este epígrafe-, estarán gravados al tipo único que pasa de los 91,3 euros/1000 cigarrillos a 116,9 euros que se aplica cuando la cajetilla cuesta menos de 3,66 euros frente a los 2,85 euros anteriores. En la picadura para liar, se mantiene el tipo proporcional del 41,5% y se eleva el tipo específico de 6 euros/kg a 8 euros/kg. Además, se eleva el del epígrafe 6, que pasa de 50 a 75 euros/kg, aplicado para aquellos casos en el que la suma de las cuotas que resultarían de la aplicación de los tipos normales (epígrafe 3) sea inferior a la cuantía del tipo único. En las demás labores del tabaco se eleva el tipo proporcional que pasa del 26% al 28,4% del PVP.

    La Orden EHA/2515/2010, de 24 de septiembre (B.O.E. del 29), por la que se modifica la Orden EHA/3929/2006, de 21 de diciembre, por la que se establece el procedimiento para la devolución parcial del Impuesto sobre hidrocarburos y de las cuotas correspondientes a la aplicación del tipo autonómico del Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos por consumo de gasóleo profesional, se aprueba determinado Código de Actividad y del Establecimiento, y se actualiza la referencia a un código de la nomenclatura combinada contenida en la Ley 38/1992, de 28 de diciembre, de Impuestos Especiales.

    La Orden EHA/2770/2010, de 26 de octubre (B.O.E. del 29), por la que se aprueba el modelo 521 “Relación Trimestral de Primeras Materias Entregadas” y se establecen el plazo y el procedimiento para su presentación.

    La Orden EHA/3363/2010, de 23 de diciembre (B.O.E. del 30), por la que se modifica la Orden EHA/3482/2007, de 20 de noviembre, por la que se aprueban determinados modelos, se refunden y actualizan diversas normas de gestión en relación con los Impuestos Especiales de Fabricación y con el Impuesto Minoristas de Determinados Hidrocarburos y se modifica la Orden EHA/1308/2005, de 11 de mayo, por la que se aprueba el modelo 380 de declaración del Impuesto sobre el Valor Añadido en operaciones asimiladas a importaciones, se determina el lugar, forma y plazo de presentación, así como las condiciones generales y el procedimiento para su presentación por medios telemáticos.

    La Orden EHA/3385/2010, de 23 de diciembre (B.O.E. del 31), por la que se aprueba el modelo 500 de acompañamiento y el modelo 501 de documento de acompañamiento de emergencia, y se dictan normas para su cumplimentación.

    La Orden EHA/3334/2010, de 16 de diciembre (B.O.E. del 27), por la que se aprueban los precios medios de venta aplicables en la gestión del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones e Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte.

    La Orden EHA/3345/2010, de 17 de diciembre (B.O.E. del 28), por la que se aprueba el modelo 513 “Impuesto sobre la Electricidad. Declaración anual de actividad” y se establece el plazo y procedimiento para su presentación.

    La Orden EHA/3363/2010, de 23 de diciembre (B.O.E. del 30), por la que se modifica la Orden EHA/3482/2007, de 20 de noviembre, por la que se aprueban determinados modelos, se refunden y actualizan diversas normas de gestión en relación con los Impuestos Especiales de Fabricación y con el Impuesto Minoristas de Determinados Hidrocarburos y se modifica la Orden EHA/1308/2005, de 11 de mayo, por la que se aprueba el modelo 380 de declaración del Impuesto sobre el Valor Añadido en operaciones asimiladas a importaciones, se determina el lugar, forma y plazo de presentación, así como las condiciones generales y el procedimiento para su presentación por medios telemáticos.

    La Orden EHA/3385/2010, de 23 de diciembre (B.O.E. del 31), por la que se aprueba el modelo 500 de acompañamiento y el modelo 501 de documento de acompañamiento de emergencia, y se dictan normas para su cumplimentación.

    La Orden EHA/2979/2011, de 2 de noviembre (B.O.E. del 5), por la que se modifica la Orden EHA/3929/2006, de 21 de diciembre, por la que se establece el procedimiento para la devolución parcial del Impuesto sobre Hidrocarburos y de las cuotas correspondientes a la aplicación del tipo autonómico del Impuesto sobre la Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos por consumo de gasóleo profesional, se aprueba determinado Código de Actividad y del Establecimiento, y se actualiza la referencia a un código de la nomenclatura combinada contenida en la Ley 38/1992, de 28 de diciembre, de Impuestos Especiales.

    2.2.2. Análisis de la recaudación estatal por impuestos especiales, dentro de la recaudación impositiva.



      1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

    Similar:

    Análisis global iconVi. Perspectivas para 2015-2016 Situación Global Primer trimestre 2015
    Bbva research dio a conocer su “Situación Global Primer trimestre 2015”, a continuación se presenta el Capítulo Editorial, el Capítulo...
    Análisis global iconOpep: eliminado el exceso global de petróleo 3
    Fondo Monetario Internacional (fmi) en su último análisis de la economía germana, donde señala que una mayor subida salarial contribuiría...
    Análisis global iconMinisterio de Economía, Planificación y Desarrollo Unidad Asesora de Análisis Económico y Social
    ...
    Análisis global iconUniversidad Central de Venezuela
    En éste material analizaremos cuáles son las fuentes de riqueza en la Era global continuando el planteamiento de la guía anterior...
    Análisis global iconEconomía internacional
    Además, por la extensión de su territorio y la dimensión de su población, que se traduce en un pib alto, a nivel global, ejerce una...
    Análisis global iconTrabajo Grupal Reputation Institute. Global Reptrak ¿Qué es The Global RepTrak® 100?
    Martín Jaramillo, Nicolás Proaño, Franco Ceide, Jorge Palacios, Santiago Paredes, Estafanía Burneo, Mario Monteverde, Mónica Grijalva,...
    Análisis global iconUniversidad autónoma de baja california facultad de contaduría y administración entorno Global de los Negocios
    Competencia: “Conocer la dinámica del entorno global de las empresas nacionales y transnacionales y su impacto en la vida económica,...
    Análisis global iconBancaria y económica ciudad de la Habana, 25 de junio del 2007 Año X no. 2518 sumario
    Por ejemplo, cuando el crecimiento económico global se desaceleraba en el 2001 y el 2002, el crecimiento de China ayudó en la estabilidad...
    Análisis global iconAberdeen Global – Select Euro High Yield Bond Fund Julio de 2017 Análisis del mercado
    La reducida liquidez del mercado y la escasez de noticias relacionadas con las empresas provocaron que el comportamiento del mercado...
    Análisis global iconModernizacion hacia la economia global
    Lo que los países pobres necesitan hacer no es dar un paso atrás hacia el populismo y el caciquismo, sino acelerar sus procesos de...