Descargar 88.21 Kb.


Página7/12
Fecha de conversión23.06.2018
Tamaño88.21 Kb.

Descargar 88.21 Kb.

Variedad dentro del utopismo


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12
Variedad dentro del utopismo. Si comparamos estas numerosas expre­siones de utopismo, nos asom­braremos ante sus grandes diferencias. Por tanto, cuan­do hablamos de una tradición utópica, lo unico que queremos decir es que, durante siglos, una serie de pensadores han dedicado parte de su atención a la idea de armonía. Con ello, no pretendemos afirmar que estos pensadores estuvieran de acuerdo sobre las prác­ticas e instituciones sociales más apropiadas para con­seguir la armonía o sobre pequeños detalles y porme­nores de la vida utópica. Estas divergencias se deben en parte al hecho de que, evidentemente, las condi­ciones del mundo real, que influye sobre el pensa­miento utópico por lo que respecta a sus proyectos de perfec­ción, no son constantes y, por tanto, esto tampoco pueden serlo. De especial importancia sol el nivel tecnológico y el estado del cono­cimiento cien tífico. A medida que estos cambian, revelando nueva posibilidades, cambia también la idea de perfección Por ejem­plo, la certeza de que se cuenta con abun dantes bienes materiales determi­nará la actitud utó pica frente a la satisfacción de las necesida­des huma nas. )Se tratará, en la sociedad perfecta, de limitar e número de estas para poder satisfacer las restantes o, por el con­trario, se permitirá que proliferen a suponerse que se dispone de los medios para satisfa cerlas? El objetivo de ambas posturas  pre­sentes la dos en la tradición utópica  es salvar el abismo entre lo que se necesita y lo que se tiene. Pero la forma de conseguirlo, en una sociedad hipotéticamente per fecta, dependerá de los supuestos económicos y tec nológicos de cada pensador utópi­co.
No son solo las condiciones del mundo real las que influyen en el pensamiento utópico y explican las gran­des diferencias existentes entre las descripciones de la sociedad perfecta. Las opiniones ante cuestiones tales como la posibilidad de que unas mejores condicio­nes de vida y unas técnicas educativas más perfectas sirvan para reformar la naturaleza humana, desempeñan tam­bién un importante papel a la hora de determinar las peculiaridades de una determinada versión de la socie­dad armónica. Si un escritor utópico piensa que cual­quier reforma social es impotente para suprimir las desigualda­des innatas entre los hombres, conseguirá la armonía a costa de establecer una rígida estratificación social y de restringir a unos pocos la autoridad discre­cional. Si, por el contrario, piensa que la importancia de las desigualdades innatas disminuirá ante el impul­so de las nuevas prácticas sociales y educativas, el pro­blema de la autoridad y de la ordenación social asumirá un aspecto muy diferente, en el que se perfilarán como sistemas posibles la demo­cracia total e incluso, quizá, el anarquismo. Por otra parte, la creencia de un escri­tor utópico en que la mejora de las condiciones sociales producirá una sociedad de acrisolada virtud, que la prac­tique casi sin esfuerzo, influirá de forma decisiva en la formula­ción de sus ideas. Para algunos escritores utópicos la naturaleza humana parece menos dócil que para otros.
Asimismo, las convicciones morales de los escritores inmersos en la corriente ut,ópica han sido muy diferen­tes entre sí, y, por consi­guiente, también lo han sido sus utopías. En la sociedad armónica, )se encauzarán las energías populares hacia los asuntos públicos o hacia intereses privados? )Qué proporciona mayor fe­licidad al hom­bre, una vida de trabajo o una vida de placeres? )Existe una sola definición de la Vida Buena en el seno de la Buena Sociedad, o debe aceptarse que, una vez suprimido de la sociedad el mal radical, cada hombre debe ser libre de utilizar como le plazca los recursos que le ofrece la sociedad utópica y de definir por sí mismo en qué consiste la Vida Buena? Es evi­dente que en la respuesta a estas preguntas hay un amplio margen de disensión, aun cuando todos los que disientan sean partidarios del utopismo.
Resumiendo, la historia del utopismo es el conjunto de los esfuer­zos por presentar una imagen de la socie­dad en que la armonía sea el valor dominante. En las diversas sociedades pueden variar las instituciones y los medios para conseguir la armonía, pero esta es siempre el objetivo común.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

Similar:

Anarquismo iconAnarquismo y utopía en el pensamiento de Luce Fabbri y Rafael Barrett
La resignación de los de abajo. El anarquismo como liberación de todo determinismo
Anarquismo iconRelación anarquismo – individuo
El anarquismo nace inherentemente individualista, dado que es un compendio de ideas filosóficas, éticas y políticas que persiguen,...
Anarquismo iconDefensa histórica del anarquismo revolucionario
Apoyar al bakuninismo principista es apostar al reagrupamiento del anarquismo revolucionario
Anarquismo iconHistoria del Mundo Contemporáneo II parte
El anarquismo es la única fuerza política de masas. Este es el gran problema. La única fuerza política capaz de movilizar a las masas...
Anarquismo iconAnarquismo como un programa de investigación progresivo en la economía política

Anarquismo iconAnarquismo en chile
Estado[2] e incluso para esa izquierda institucional y coqueta a la que le disgustan sobremanera aquellos “desbordes” e “indisciplinas”...
Anarquismo iconLa ideología anarquista Contraportada
Para completar históricamente ese cuadro, se expone brevemente el pensamiento de los clásicos del anarquismo: Proudhon, Bakunin,...
Anarquismo iconCriptomonedas y anarquismo: una nueva bandera libertaria
Hoy estos valores toman el rostro de Internet, blockchain y criptoanarquismo, como el movimiento anarquista de mayor repercusión...
Anarquismo iconIdentificacion de la asignatura
Seminario América Latina. El proyecto político-cultural del anarquismo y sus aportes en la configuración del movimiento obrero en...

Página principal
Contactos

    Página principal



Variedad dentro del utopismo

Descargar 88.21 Kb.