• Minería y mercado interno: marcos teóricos y conceptuales.

  • Descargar 66.18 Kb.


    Página1/8
    Fecha de conversión24.10.2018
    Tamaño66.18 Kb.

    Descargar 66.18 Kb.

    An, cccop, códice 48 (rolo 8, fotogramas 159 a 551)


      1   2   3   4   5   6   7   8




    Simposio 15: Minería y mercado en América Latina: Formas de financiamiento, trabajo y circulación, siglos XVII-XIX
    Circulación Monetaria del Oro y Formación del Mercado en Brasil, siglo XVIII.

    Angelo Alves Carrara

    Departamento de Historia

    Universidad Federal de Juiz de Fora

    carrara@ichl.ufjf.br
    Introducción: rasgos generales de la economía brasileña en los siglos XVII y XVIII.

    A lo largo del siglo XVII, la economía brasileña experimentó cambios muy amplios, que la prepararon para la profunda transformación del siglo XVIII. Esos cambios se aceleraron después del fin de la Unión Ibérica (1640), a consecuencia de un conjunto de medidas tomadas por la Corona portuguesa, en especial la conquista a los indios del valle del río São Francisco (1651-1694), la reconquista a los flamencos de las regiones productoras de azúcar del nordeste (1654) y la exploración de yacimientos minerales del interior después principalmente de 1674.
    Con ello, la ganadería, antes limitada a los ingenios, se extendió, valorizando las tierras interiores en las que era antieconómica la producción de azúcar. Como no era actividad que necesitaba de gran capital inicial, ofrecía condiciones a los que no disponían de recursos para invertir en las regiones productoras de azúcar. En la ganadería se desarrollaron relaciones de producción semejantes a las de la etapa final del feudalismo: el vaquero era jurídicamente libre y participaba del producto.

    La agromanufactura azucarera se desarrolló bajo el estímulo de condiciones favorables, aunque entrara en crisis en la segunda mitad del siglo XVII. Este cambio fue en gran medida determinado por la retracción del mercado consumidor europeo y por la competencia de la producción antillana.

    La penetración del valle amazónico y en Marañón fue impulsada por el extractivismo de las “drogas do sertão”, colectadas por esclavos indígenas. Con todo, el poblamiento regular tuvo para apoyarlo la producción de azúcar, la ganadería y la agricultura no organizada hacia la exportación.

    La explotación del oro de cauce en la capitanía de São Vicente (actual estado de São Paulo) y la expansión de la ganadería hacia al Plata, actuó como base a la tentativa de acceso terrestre al comercio con Buenos Aires y a los centros mineros del Virreinato del Perú. Ese intercambio, el comercio “perulero”, ya sucedía por vía marítima y articulaba Rio de Janeiro a Buenos Aires y constituyó uno de los determinantes para la fundación de la Nueva Colonia del Santísimo Sacramento (Uruguay), en 1680.

    La minería del oro y del diamante empezó a transformar el Centro Sur en área dominante desde los primeros años del siglo XVIII. A ella se subordinaron otros centros productores, principalmente azucareros y ganaderos. La formación de un sector de consumo interno en las capitanías de Minas Gerais, Goiás y Mato Grosso, aunque temporal, disminuyó la excesiva dependencia económica con relación a los mercados europeo, africano y porteño. Como efecto de esta hegemonía económica, la capital del Estado del Brasil fue transferida de Salvador a Rio de Janeiro, en 1763. Es exactamente esta coyuntura que estudia este texto.

    El desarrollo económico brasileño a lo largo del siglo XVIII fue sin duda notable: ya en las postrimerías de ese siglo el comercio entre Brasil y Portugal fue casi siempre favorable al Brasil. Entre 1796 y 1807, las exportaciones brasileñas fueron en promedio superiores a ₤ 3.000.000. En 1801 llegó a ₤ 4.104.770.

    1. Minería y mercado interno: marcos teóricos y conceptuales.

    Este escrito tiene el objetivo de cartografiar los efectos que produjo la extracción mineral sobre la agricultura, la ganadería y la circulación de mercancías en el interior de Brasil, desde finales del siglo XVII, cuando se inició la explotación de los más importantes yacimientos auríferos brasileños de Minas Gerais. Hacia 1744 casi todos habían sido ya descubiertos y en 1732 comenzó también ahí la explotación de diamantes. Aunque la mayor parte de la producción de oro y diamante se ubicaba en la capitanía de Minas, otras regiones muy alejadas lograron constituirse en centros mineros de considerable importancia (Cuiabá, las minas de Goiás, Jacobina y Río de Contas). Además de contribuir a un significativo desplazamiento de población por el interior del Imperio portugués, los centros mineros referidos se convirtieron en puntos de articulación importante entre áreas extensas de la colonia. Todo ello conllevó a un cambio profundo en la percepción del espacio, ya que las distancias inmensas y el desconocimiento de las regiones situadas en torno a los caminos y rutas de acceso a las minas dejaron de ser obstáculos para la ocupación de las tierras del interior (el “sertão”). Brasil empezó a ser dibujado en los mapas tal como lo conocemos hoy en día. Una de las consecuencias más notables fue el desplazamiento del puerto más importante de Brasil, Salvador, hacia Rio de Janeiro.



    En el periodo comprendido entre 1696 (fecha del descubrimiento de las “minas generales”) y 1808, el oro fue casi la única moneda que circuló al interior de la capitanía de Minas Gerais, ya fuera en polvo o como metal fundido. Pese a estar legitimada por la costumbre, la circulación del oro como dinero al interior de la capitanía obtuvo una sanción definitiva mediante la cédula real del 3 de diciembre de 1750, la cual prohibió el giro de cualquier moneda de oro dentro de Minas. Para las ventas al por mayor debían emplearse las barras, en tanto que para cualquier comercio al menudeo se estipulaba el uso del oro en polvo. Las monedas de plata y cobre provinciales acuñadas en las cecas de Bahía y Río de Janeiro se empleaban “para compra de las cosas que no admiten pesos de oro”. Al salir de Minas, el viajero no podía llevar oro sin licencia del intendente y del fiscal de la Casa de Fundición. De manera parecida se limitó a quinientas dracmas (1793 g) la cantidad de oro en polvo que cada persona podía tener sin que se viera obligada a quintar. Las reales cédulas del primero de septiembre y el 12 de octubre de 1808 prohibieron cualquier circulación del oro como dinero al interior de la capitanía, al tiempo que reglamentaron la factura de los billetes que lo substituirían. Una serie de cambios rápidos tuvo lugar a partir de entonces, entre los que destacaremos el aumento en las emisiones de moneda metálica. Dichos cambios ocurrieron al parejo de transformaciones económicas amplias y profundas, verificadas también desde 1808, por lo que no es conducente hablar aquí de meras modificaciones jurídicas. Dicha fecha puede ser tomada, por tanto, como el punto de inflexión más importante en la historiografía de Minas, ya que señala el final de la minería como actividad dominante y el comienzo de la expansión del cultivo del café y otros géneros agrícolas exportados desde Minas. También es de señalarse que entre 1808 y 1813 la producción total del oro se volvió equivalente a la agropecuaria de la capitanía, sin perder nunca más su importancia para esta última. En 1808 los 440,693 Kg. de oro del quinto correspondían a cerca de 746 contos de réis, mientras que los diezmos totales ascendían a una cifra cercana a los 350 contos. En 1813 la producción del oro cayó a poco más de 500 contos, un valor muy próximo al de la producción agraria. En 1814 el quinto rindió un tercio de menos del rendimiento de cien años antes (293,76 Kg.). La perturbación financiera de 1808, la ocupación de la zona de la Mata y del este de Minas desde 1813 con el establecimiento de una política de reducción de los indios de la región, la inclusión del “Triângulo Mineiro” al territorio de Minas en 1816, la rápida ocupación del valle del Paraíba y su inclusión en el complejo agro exportador cafetalero a partir de 1818, enmarcan el fin del “Siglo de Oro” en la mentalidad del siglo XIX. Desde entonces la capitanía –poco después provincia- de Minas Gerais parecía ser algo distinto de lo que había sido el siglo anterior.

    En consecuencia, aquí se asume la perspectiva teórica por la que el oro extraído y puesto en circulación en el interior de la capitanía de Minas, fuese en polvo o barras, actuó hasta 1808 como moneda:



    o mineiro pagava em ouro as mercadorias que adquiria nas áreas de mineraçao, ouro este que era remetido pelo comércio local às praças portuguesas em pagamentos das compras efetuadas. Sin duda, de esta forma fue que mais de quatro quintos da produçao aurífera fluiu para a Europa, exclusivamente através da corrente do comércio, lícito ou ilícito.1

    Pero hay algo que se debe subrayar: los cambios no acarrearon ningún perjuicio a las actividades económicas de la capitanía como un todo. Eso se debe a que tales transformaciones ocurrieron en un momento en que el oro no era más el factor que daba empuje a la economía. Para decirlo de acuerdo con las palabras del profesor Assadourian, la capitanía de Minas Gerais se hallaba ya en el estadio en que los “nuevos efectos” habían madurado. O más concretamente explicado: el primer efecto que el sector minero ocasionó sobre el conjunto de la economía colonial brasileña fue la disponibilidad de una enorme cantidad de moneda distribuida para un número de personas mucho mayor de lo que hasta entonces se había visto. Incapaces de abastecerse a sí mismos de artículos de primera necesidad, las unidades de producción esclavista del sector minero (y por ello la casi totalidad de la población de los pueblos), independientemente de alojar en su interior cultivos de subsistencia, requirieron de las unidades de producción esclavista del sector agrario aquellos productos que les faltaban.2 Con esto, parte del sector esclavista agrario invertebró una producción agrícola y pecuaria destinada a abastecer los géneros demandados por casi toda la población de los núcleos mineros. Todas las demás actividades dependientes de la minería comenzaron también a disminuir, lo que es muy visible en las curvas declinantes de la importación de mercancías, referidas al rendimiento de las entradas y las de la producción agrícola y pecuaria, que están dadas por los valores de los diezmos.3 Esta afirmación, válida para la capitanía de Minas Gerais en su conjunto, tiende con todo a ocultar las variantes regionales.

    Desde los primeros tiempos de su ocupación territorial, Minas Gerais se constituyó como un conjunto de regiones económicamente heterogéneas en las que se fijaron determinados patrones de agricultura y ganadería, y una estructura de propiedad rústica conforme a los movimientos regionales de la productividad de las vetas o de las demandas de los mercados exteriores a la capitanía (ganado bovino, cerdos y tabaco en el sur de Minas, algodón en Minas Novas, por ejemplo). Así, la decadencia propalada por la historiografía tradicional debe ser leída como un descenso en el nivel del comercio interno de la capitanía en virtud de la disminuida disponibilidad de moneda, esto es, de oro en polvo.4 En 1808, la producción agrícola y ganadera se hallaba ya sometida a las demandas de mercados consumidores ubicados fuera de la capitanía, principalmente en Rio de Janeiro. En las regiones de Minas, donde fue posible la implantación de una producción económica destinada al abasto de los núcleos exteriores a la capitanía, de nuevo la acompaña la esclavitud, la señal más significativa de vitalidad económica, en la medida en que la formación de planteles mayores o menores de esclavos se determinaba exactamente por la mayor o menor capacidad del mercado. Por ejemplo, la consolidación de la agricultura en el sur de Minas no fue afectada por el agotamiento de los yacimientos. Surgió de la posibilidad de abastecer un mercado cada vez más emergente: Río de Janeiro, que se había beneficiado a lo largo del siglo XVIII de su condición de puerto principal en el comercio con la región minera.



    Catálogo: Jornadas Internacionales Hist Econ -> CLADHE1 -> trabajos
    trabajos -> México y su economía política de la americanización
    trabajos -> La economía política del cambio tecnológico en la sociedad rural latinoamericana: Discurso y prácticas de la mecanización de L
    trabajos -> Que la mejora de los medios de transporte es una palanca fundamental para el crecimiento económico es algo harto conocido desd
    trabajos -> En resumidas cuentas, durante la década del ’30 y ’40 los hitos destacables en lo perteneciente a la planificación en nuestro país estuvieron marcados de cerca por la coyuntura internacional
    trabajos -> 1er Congreso Latinoamericano de Historia Económica
    trabajos -> Simposio 9 “Guerra y sociedad”
    trabajos -> Historia del Sistema Monetario en Argentina
    trabajos -> Simposio Fronteras en Latinoamérica del cladhe I – IV juhe
    trabajos -> Prebisch y la adhesión de la argentina al fmi: el plan de ajuste de 1955-57
    trabajos -> Francisco comíN
      1   2   3   4   5   6   7   8

    Similar:

    An, cccop, códice 48 (rolo 8, fotogramas 159 a 551) iconFolio áureo inicial de la Haggadah de Poblet (siglo XIV), códice identificado y descrito por el titular de este cv

    An, cccop, códice 48 (rolo 8, fotogramas 159 a 551) iconFormato europeo per IL curriculum vitae
    Numero civico, strada o piazza, codice postale, città, stato]Via S. Francesco a Ripa, 20. 00153 roma
    An, cccop, códice 48 (rolo 8, fotogramas 159 a 551) iconLext 2003\159 Legislación
    Decreto 136/2003, de 29 julio, establece la estructura orgánica de la Consejería de Economía y Trabajo
    An, cccop, códice 48 (rolo 8, fotogramas 159 a 551) iconCapital México-Tenochtitlán Idioma principal
    Primera página del códice, donde se muestra la alegoría fundacional de México-Tenochtitlan
    An, cccop, códice 48 (rolo 8, fotogramas 159 a 551) iconCompre trabajo argentino
    ...
    An, cccop, códice 48 (rolo 8, fotogramas 159 a 551) iconInstalaciones en edificios 309. 087 coste total más de 800. 000
    Za-551. Santa cristina de la polvorosa. Emisario y e. D. A. R. Coste total
    An, cccop, códice 48 (rolo 8, fotogramas 159 a 551) iconJornadas platenses de geografía XX jornadas de investigación y de enseñanza en geografíA
    Centro de Posgrado de la Universidad Nacional de La Plata Edificio Sergio Karakachoff, calle 8 Nº 551, entre y 7
    An, cccop, códice 48 (rolo 8, fotogramas 159 a 551) iconMinisterio de Hacienda Transparencia y Responsabilidad Fiscal para el Desarrollo
    Principales Autoridades","","",-1,-1,0,"index php?c=258"," self","","","","",0,0,0,0,1,"#cccccc",0,"","",3,3,0,0,"#ffffff","#000033","#ffffff","8pt...
    An, cccop, códice 48 (rolo 8, fotogramas 159 a 551) iconCiudadanos diputados
    Decreto, que aprueba la Iniciativa de Ley de Ingresos del Municipio de Jocotepec, Jalisco, para el ejercicio fiscal del año 011,...
    An, cccop, códice 48 (rolo 8, fotogramas 159 a 551) iconXoc-dzib el Sagrado Códice Maya de Fuego
    Aclaro que este trabajo no pretende ser la última palabra sobre los jeroglíficos mayas, sino un punto de vista diferente que ayude...

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    An, cccop, códice 48 (rolo 8, fotogramas 159 a 551)

    Descargar 66.18 Kb.