• Cristóbal Arteta Ripoll La violencia dictatorial del Cono Sur y sus heridas sin cicatriz
  • Las políticas públicas de las víctimas como preámbulo de la construcción de una cultura de paz en Colombia
  • Introducción

  • Descargar 0.53 Mb.


    Página1/41
    Fecha de conversión24.10.2018
    Tamaño0.53 Mb.

    Descargar 0.53 Mb.

    America latina: entre revoluciones y la búsqueda de la paz tabla de contenido


      1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   41



    AMERICA LATINA: ENTRE REVOLUCIONES Y LA BÚSQUEDA DE LA PAZ


    TABLA DE CONTENIDO

    1. Posconflicto y cultura de paz en Colombia………………………………..

    Raimundo Caviedes Hoyos, Cristobal Arteta Ripoll, Reynaldo Mora Mora



    1. Las revoluciones en América Latina ………………………….

    Cristóbal Arteta Ripoll


    1. La violencia dictatorial del Cono Sur y sus heridas sin cicatriz

    Mariela Avila

    IV . Educación y cultura de paz para el Caribe colombiano……………………………….

    Brenda Valero Díaz

    .


    1. Las políticas públicas de las víctimas como preámbulo de la construcción de una cultura de paz en Colombia

    Tatiana Lucia Zamora Polo



    Mauri Almanza Iglesias


    1. Construcción de ciudadanía en Colombia. 1991 - 2014.

    Autor: Gabriela Vélez Gallego.

    CAPITULO I

    POSCONFLICTO Y CULTURA DE PAZ EN COLOMBIA 1

    Raimundo Caviedes Hoyos2

    Cristobal Arteta Ripoll3

    Reynaldo Mora Mora4

    Introducción

    Aunque el tema de la paz y los acuerdos entre el gobierno y las distintas organizaciones al margen de la ley han tenido lugar en diferentes momentos históricos, siendo un hito en la historia reciente de Colombia, los esfuerzos realizados por el ex presidente Belisario Betancourt,- 1982-86- , son las conversaciones que desde hace 4 años comenzaron en la Habana entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas armadas revolucionarias (FARC), las que por distintas razones han suscitado mayores expectativas, oposiciones y discusiones alrededor del tema de la paz y el posconflicto, por ser esta guerrilla la de mayor antigüedad, mayor número de combatientes y mayor influencia en la población de determinadas zonas del país.

    Además, aunque son muchos los procesos de paz, tanto nacionales (M-19, Ejército popular de liberación, Quintín Lame, Partido revolucionario de los trabajadores y Corriente de renovación socialista ) como internacionales ( Angola, El Salvador, Fiyi, Filipinas, Guatemala, Irlanda, Nepal, Nicaragua, República de Macedonia, Ruanda, Sri Lanka y Sudáfrica), este proceso puede decirse que es diferente, ya que recoge los elementos positivos de estas experiencias y además incorpora elementos nuevos. En primer lugar, se ha puesto como eje central del proceso a las víctimas, no sólo para su reconocimiento sino también para resarcirlas. Elemento innovador, pero no único; también incluye verdad, justicia transicional, reformas y proyectos políticos, económicos y sociales, cese del fuego,

    dejación de armas (que no entrega, puesto que no se trata de una rendición), reintegración a la vida civil, referendo, entre otros.

    La firma de los acuerdos sería el inicio del posconflicto en Colombia, si pensáramos en éste atendiendo al significado del prefijo latino pos – detrás de o después de- o si presuponemos una historia dispuesta ordenadamente por acontecimientos que se suceden en forma lineal. Sin embargo la historia no es una secuencia temporal de causas y efectos, sino procesos sociales dialécticos donde el futuro ya se encuentra en germen en el presente. En otras palabras, el futuro se está dando en un proceso articulado de tiempos diferentes constituyéndose en un proyecto de construcción social, el cual “deviene en la transformación de una visión de futuro en una visión de la actividad práctica del presente”(Zemelman , 1989, pág. 87)

    Según Rettberg (2002), la experiencia internacional muestra que adelantarse a realizar acciones que tendrían que darse obligatoriamente en el período de posconflicto, como por ejemplo formas de resolución de conflictos no violentas y otras iniciativas de paz, crea la confianza necesaria para apresurar el fin de hostilidades; es por ello que se habla de la necesidad de demostraciones y gestos de paz por las partes en conflicto, tales como liberación de rehenes o suspensión del secuestro, por el lado de la insurgencia y del otro lado el cese bilateral del fuego o el desescalamiento del conflicto.

    La verdad es que correlativamente con las conversaciones en La Habana Cuba y antes de la firma de los primeros acuerdos realizados el 23 de junio de 2016, en varios lugares de Colombia ya se adelantaban acciones por parte de diferentes organizaciones, que podrían considerarse propias de un posconflicto, como por ejemplo el desminado; la cátedra de la paz; El observatorio Responsabilidad social empresarial, derechos humanos y construcción de paz, impulsado por la fundación ideas para la paz ; La ley de justicia y paz; el proyecto ¡Basta ya! del Centro de memoria histórica, entre otros.

    Las acciones antes mencionadas constituyen ejercicios para la construcción de paz, pero también prepararon el terreno e impulsaron la firma de los acuerdos para la terminación del conflicto. Podemos decir que la firma de los acuerdos es un punto de llegada, si tenemos en cuenta los esfuerzos realizados desde los primeros contactos con las Farc y los cuatro años que llevamos de conversaciones en la Habana, pero al mismo tiempo es un punto de partida para la construcción de paz. La firma de los acuerdos, significa, en este caso el cese de hostilidades en forma bilateral y esto quiere decir que por parte de las Farc, cesarán todas las acciones bélicas: Secuestros, amenazas, tomas de poblaciones, desplazamientos forzados, reclutamiento infantil y forzado, daños a la infraestructura eléctrica, entre otras. Y por parte del gobierno las persecuciones, bombardeos a campamentos, hostigamiento a integrantes de organizaciones sociales y comunitarias o falsos positivos.

    La construcción de paz, si bien tiene que ver con la terminación del conflicto no depende exclusivamente de ello, pero si puede preparar el terreno tanto para la firma de los acuerdos como para evitar un fracaso o una vuelta a las acciones bélicas, realizando acciones dirigidas a cambiar las situaciones por las que se originaron los conflictos o propensas en el momento a generarlos, ya que las condiciones no son estáticas sino que pueden cambiar de acuerdo a los contextos y a las circunstancias. Aunque para el caso actual aún están presentes en Colombia situaciones que dieron origen al conflicto y que de no corregirlas o intervenirlas solo con paliativos y no con reformas de fondo, lo más seguro es que se recaiga en formas de lucha violenta, aunque no se podría predecir qué formas organizativas asumiría.

    Todo lo anterior no quiere decir que se acabarán las conflictividades. Los conflictos son inherentes a la vida comunitaria, pero la firma de los acuerdos significa, entre otras cosas, que esos conflictos podrán resolverse por vías no violentas y para ello será necesario garantizar el cumplimiento de los acuerdos y realizar los cambios requeridos para que la vía de resolución violenta de conflictos no reaparezca, en otras palabras construir una cultura de paz.

    Al respecto sobre lo sucedido en Auschwitz, Fernández y Quevedo (2015) afirman que:

    Pensar que se trata de una tragedia del pasado, felizmente superada, es una ingenuidad. El campo de exterminio se liberó hace setenta años, pero las aberraciones que llevaron a Auschwitz aún siguen actuando. El nacionalismo, el antisemitismo y el desprecio y persecución de las minorías están vivas en muchos sitios. Pero, sobre todo, continúa presente la misma racionalidad enloquecida, puesta al servicio de diversas abstracciones (el Estado, la nación, el beneficio económico, la explotación despiadada de recursos, la cuenta de resultados), que actúa como una monstruosa maquinaria con vida propia, para la que los individuos no cuentan más que como materia prima de la que se alimenta. Una racionalidad que agota y destruye la naturaleza, mantiene en la pobreza a la mayor parte de la humanidad y sume en la ansiedad y la insatisfacción a los presuntos privilegiados de los países ricos. P.1

    ¿Significa esto que tenemos que esperar acontecimientos en el mundo similares a lo que sucedió en la segunda guerra mundial y especialmente al Holocausto? O ¿lo que estamos viviendo hoy son las consecuencias o manifestaciones de esas aberraciones como las llaman los autores antes mencionados? O, tiene que ver esta tercera guerra mundial vivida por etapas y escenarios elegidos producto de la permanencia de los nacionalismos, la homofobia, la xenofobia, o la aporofobia que siguen presentes en nuestro medio?

    Precisamente los acuerdos firmados el 23 de junio, incluyen tres puntos básicos :



    1. Cese al fuego y de hostilidades bilateral y Definitivo y Dejación de Armas”.

    2. Garantías de seguridad y lucha contra las organizaciones criminales responsables de homicidios y masacres o que atentan contra defensores de derechos humanos, movimientos sociales o movimientos políticos, incluyendo las organizaciones criminales que hayan sido denominadas como sucesoras del paramilitarismo y sus redes de apoyo, y la persecución de las conductas criminales que amenacen la implementación de los acuerdos y la construcción de la paz”.

    3. Refrendación”. (Red Voltaire, 2016) .

    Esta última para que los acuerdos tengan un carácter vinculante, una viabilidad jurídica y una legitimidad popular, de manera que hagan parte de la constitución y no dependan del gobierno del momento. Hasta el presente se ha convenido en un referendo constitucional.

    El segundo y tercer acuerdo, son los mecanismos que garantizarán la dejación efectiva y definitiva de las armas, pero para que ello pueda ser posible es necesario la construcción de una cultura de paz en todos los sectores de la sociedad: económicos, políticos y sociales. Es necesario la ampliación de la democracia; pasar de una democracia representativa a una participativa e incluyente, que garantice la tolerancia , igualdad jurídica y coexistencia pacífica de la diversidad de ideas, grupos étnicos, organizaciones comunitarias y de luchas reivindicativas, así como de comunidades diferentes, como la comunidad LGBT. Significa mayor democratización de la sociedad en todas las instituciones: Económicas, educativas, religiosas, sociales, deportivas, familiares, entre otras, lo que compromete a todas las personas y no solo al Estado: Empresarios, trabajadores, maestros, alumnos, padres y madres, hijos e hijas, sacerdotes, pastores y fieles, jueces y juezas, para cambiar nuestros comportamientos y costumbres.


      1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   41

    Similar:

    America latina: entre revoluciones y la búsqueda de la paz tabla de contenido iconPeriodo: III
    Analizo y describo algunas revoluciones en América Latina a lo largo del siglo XX
    America latina: entre revoluciones y la búsqueda de la paz tabla de contenido iconRelaciones entre América Latina y Japón
    Buenos días. Es un gran placer para mí hablar sobre “ Las Relaciones entre América Latina y Japón”. Ante todo quisiera agradecer...
    America latina: entre revoluciones y la búsqueda de la paz tabla de contenido iconPanorama de america latina
    Brasil, el continuo pero discreto crecimiento económico de Chile, los agresivos intentos de Argentina en la búsqueda de nuevos mercados...
    America latina: entre revoluciones y la búsqueda de la paz tabla de contenido icon¡¡Juntos!! Hacia una profundización sin límites de la Cooperación entre Japón y América Latina y el Caribe Los Tres Principios Rectores de la Política Japonesa hacia América Latina y el Caribe
    El Primer Ministro de Japón Sr. Shinzo Abe visitó Mexico, Trinidad y Tobago, Colombia, Chile y Brasil desde el 5 de julio hasta el...
    America latina: entre revoluciones y la búsqueda de la paz tabla de contenido iconTabla de contenido introduccion contenido estrategico
    Concejo Municipal de Barrancabermeja, esta cartera se permite ilustrar la ejecución de las actividades a mayo de 2017, inmersas en...
    America latina: entre revoluciones y la búsqueda de la paz tabla de contenido iconPoder Local: Prácticas y Saberes Propios Proceso de Sistematización de Experiencias de las co-partes de Desarrollo y Paz en América Latina
    El trueque como acción cultural que refuerza sentidos políticos locales y regionales
    America latina: entre revoluciones y la búsqueda de la paz tabla de contenido iconDe cuentas construcción de paz
    Paz en Colombia. En este Informe de Rendición de Cuentas encuentra aquellas que están directamente relacionadas con la implementación...
    America latina: entre revoluciones y la búsqueda de la paz tabla de contenido iconV congreso internacional sobre américa latina y el caribe
    Viejos y Nuevos escenarios a nivel global. El rol de América Latina en los inicios en el Siglo XXI: ¿Integración o Desarrollo?
    America latina: entre revoluciones y la búsqueda de la paz tabla de contenido iconSimposio: "La fiscalidad en América Latina: entre la progresividad y la regresión, entre los impuestos directos y los indirectos

    America latina: entre revoluciones y la búsqueda de la paz tabla de contenido iconContenido
    Bolivia y en particular en el Departamento de La Paz, y explicar porque el turismo, considerada una actividad socioeconómica de carácter...

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    America latina: entre revoluciones y la búsqueda de la paz tabla de contenido

    Descargar 0.53 Mb.